M3 cabrio, ¿M3?

A propósito del artículo: El último M3 cabrio

Algunos coches son especiales. Ya sea por su limitada producción, su corta existencia, sus características únicas o su injustificable existencia.

M3 cabrio

El M3 cabrio, en todas sus variantes pertenece al último grupo. En su versión E46 que es la que hemos probado más que nunca. Esta afirmación la justifican todos y cada uno de sus 343 Cv, su diferencial autoblocante, su tarado se suspensiones y, como opción en la unidad probada, el cambio secuencial más rápido del mercado (cuando salió al menos), el SMG II. Un compendio de soluciones técnicas que tienen como fin último hacer que el BMW M3 coupé sea uno de los coches más efectivos que existen y un tracción trasera divertido como pocos. Todo esto se completa con un chasis excepcionalmente rígido que nos permite volar por el asfalto. Quítele el techo y disfrutará de un sin sentido mayúsculo: pérdida de rigidez, seguridad pasiva, etc.

M3 cabrio

¿Son estas razones suficientes para declinar su compra?


Quien sabe, lo que está claro es que es un coche diferente. Se trata de un, en este caso oscuro, objeto de deseo. Si bien las prestaciones se ven empañadas por unas décimas menos es una buena compra, discutible para muchos, pero una buena compra. El problema es que es otro coche diferente. Olvídate de arañar décimas en el próximo track-day y ponte las gafas de sol para pasear tranquilamente por la costa de camino al club nautico. Serás el hombre o mujer más feliz del mundo, al menos entre un semáforo en rojo y el siguiente.

M3 cabrio

Bienvenido al cielo…

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de decantarse por uno o por otro es su sonido. El M3 suena a lata, tanto en su aspecto positivo como negativo (si es que tiene positivo). Ese chirrido metálico penetrante bien merece escucharse con la radio apagada (¿para qué llevará radio?) y las ventanillas abiertas, ahora bien, si puedes completar la tarea quitándole el techo entero…no lo dudes, ese es el sonido que buscas. Quizá mi lado macarra se imponga a la hora de tomar decisiones con los coches, pero deslizar el coche sin capota se convierte en un ejercicio de agudeza auditiva para discernir todos esos sonidos que llegan hasta nuestros oídos, envuelto en la tormenta perfecta que se forma a tus espaldas (y en tus propias narices) se adereza el rugido (chirrido) del motor con otro chirrido, el de las ruedas haciendo surcos en el asfalto. Este arado urbano se convierte en tarea fácil, si pulsamos los botones adecuados, pues un toque de acelerador en pleno apoyo despega la trasera de la trayectoria (no así el conjunto) que acompañado de un adecuado contravolante nos lleva al summun del “pilotaje” hasta que nuestro pie ordene la vuelta a la linearidad de la trayectoria con un seco, pero controlable, coletazo que nos recuerda que estamos jugando al límite de lo razonable.

M3 cabrio

Este apéndice (“alerón”) está ahí por algo…

Límite al cual es fácil llegar, pues el límite de lo razonable está muy lejos, lejísimos, del límite de este coche, al que pocas y afortunadas personas con aspiraciones a piloto podrán llegar. Pero no es eso lo que buscamos, por lo menos yo. Y es que, como ya ha dicho Juan, algunos no consideran al M3 cabrio un verdadero M3. Y es cierto que no lo es, cabrio: Más show y menos eficacia, exactamente lo opuesto a la filosofía M. Como muestra, un botón, el 0-100: 5.5 sg frente al 5.2 sg del coupe. Aparte de su mayor peso juega en su contra su mayor resistencia aerodinámica.

M3 cabrio

Otro problema, escoger una tapicería a la altura de este cabrio

Pero es un coche que adoro, es especial, único, sin sentido (nos gustan los coches especiales, raros, por lo que sin sentido es un atributo positivo) pero a la vez con un sentido claro: ser un objeto de deseo. Codiciado, deseado y girando cabezas al pasar. En eso da en el blanco, eclipsando a coches de mucho más porte por su espectacularidad con la capota guardada. Y si hundimos el pie en el pedal…

M3 cabrio

Disfrute sin igual, llueva o haga sol

Eso sí, en BMW se guardan bien las espaldas, no pueden permitir que un cliente quede insatisfecho con las posibilidades de su automóvil. Prueba de ello es que cuidan todos los detalles para que sus ocupantes olviden las inclemencias de conducir un descapotable en determinadas circunstancias. Paravientos trasero (con excelente visibilidad) que protege de las turbulencias a velocidades descabelladas para la vía pública, arcos de seguridad camuflados para mantener la estética del cabrio, techo duro con lindezas como las luces de cortesía…un sinfín de gadgets de gran utilidad (y necesidad como los arcos de seguridad) que le dan más versatilidad aún a este 4 plazas de lujo. Y digo 4, no 2+2 pues en ese espacio extra del que disponemos podríamos hacer un viaje largo si nuestra talla no excede del 1.90, o llevar una cantidad considerable de equipaje adicional si viajamos solamente dos personas puesto que el maletero es notablemente menor que en la versión coupe a causa del lugar ocupado por la capota plegada.

M3 cabrio

Paravientos, más comodidad ante el viento a cambio de dos miserables plazas

M3 cabrio

Ofrece una visibilidad más que correcta hacia atrás

M3 cabrio

Los asientos traseros esconden un seguro de vida, esencial

M3 cabrio

El lugar capota, bien solucionado pues no resta demasiado espacio

Y respondiendo a mi propia pregunta: M3 cabrio, ¿M3? No, M3 Cabrio!

Decididamente lo quiero Cabrio, y Coupe también. Ah, y los 2 en negro!!

Placer por encima de todo

Ficha técnica M3 E46 cabrio:

m3-cabrio-prestaciones.jpg

Y por supuesto la galería con todas las fotos:

m3-cabrio-mix.jpg

Artículos relacionados

3 comentarios en “M3 cabrio, ¿M3?”

  • yo

    17 de Mayo de 2008 a las 16:02

    El M3 es potencia en estado puro el mio lo pongo a 270km/h y flipo el coche es de lo mejor es muy comodo y confortable y me encanta darle acelerones suena genial

  • RCO

    7 de Diciembre de 2013 a las 10:53

    Tengo uno exactamente igual al de las fotos, pero con llantas CSL y frenos Ap Racing, buen artículo y muy real. Vendo de un M E46 coupé y no lo cambio por este descapotable, da mucha más versatilidad y partiendo de la base que ni coupé ni cabrio lo quiero para destriparlo en trakdays, esas décimas de diferencia son suplidas con creces por su estética y la experiencia sin igual de conducir y sentir ese 6 cilindros a cielo descubierto.

    Un saludo

  • Carlos

    17 de Septiembre de 2015 a las 19:42

    Lo que no me ha quedado claro es si os gusta o no os gusta el sonido del M3…..Creo que el autor se contradice al respecto….

    A mi personalmente no me gusta nada el sonido que tiene, suena a chatarra. Y eso que el M3 E-46 es el M3 que mas me gusta, junto con el E-30.

Deja un comentario