911 Turbo, el mejor Porsche 911

Quizá. Veámoslo.

En este momento la gama 911 de calle se compone de 15 variantes:

911 Carrera, 911 Carrera S, 911 Carrera Cabriolet, 911 Carrera S Cabriolet, 911 Carrera 4, 911 Carrera 4S, 911 Carrera 4 Cabriolet, 911 Carrera 4S Cabriolet, 911 Targa 4, 911 Targa 4S, 911 Turbo, 911 Turbo Cabriolet, 911 GT2, 911 GT3 y finalmente 911 GT3 RS

variantes-911-sml.jpg

Aparte quedan las variantes GT3Cup y GT3 RSR creadas exclusivamente para competir.

Cada una de ellas tiene sus características, aunque parten del mismo vehículo podemos ver diferencias sustanciales entre ellas.

Dejando también de lado las variantes cabrio vamos restrigiendo un poco más las posibilidades. Se trata de variantes lúdicas, de alto nivel prestacional, pero con una rigidez menor y un enfoque completamente distinto a los 911 cerrados. Ojo, no estoy poniendo en duda sus capacidades, pero hay que hacer notar la diferencia de pretensiones cuando un cliente se decanta por un modelo descapotable. Las sensaciones se multiplican, las prestaciones no.

El Targa es un modelo muy específico, con un perfil de cliente muy limitado: Disfrutan de un Porsche sin exprimirlo al 100%, pero saben lo que quieren y es un 911 muy apetecible. Es aplicable mi opinión anterior respecto a los cabrio.

Variantes con tracción total (4) o sólo al eje trasero. Depende del tipo de conducción y entorno del comprador. Cualquiera de estas configuraciones puede dar lo mejor de sí mismo, tanto en carretera como en circuito, dando gran satisfacción al conductor. Para la máxima deportividad está claro que la tracción trasera (y no pienso poner propulsión) puede proporcionar mayores sensaciones. Para la máxima efectividad en todo tipo de condiciones optaría por la tracción total.

Acotados los modelos según estas variables nos encontramos básicamente con tres grupos de 911:

  • Los Carrera: variantes de uso diario
  • Los GT: variantes deportivas
  • El Turbo

Las Carrera y Carrera S podrían ser consideradas como de acceso, el primer escalon al mundo 911. Mientras la variante Carrera se conforma con 325 Cv, la Carrera S sube hasta los 355 y puede montar un kit de motor que aumenta la potencia hasta los 381Cv. El Carrera me resulta un poco descafeinado (tanto de motor como estéticamente) pero un muy buen coche. Sin embargo el Carrera S ya denota cierta componente deportiva. Considero que debería ser suficiente para el común de los mortales: un buen deportivo, un coche especial y exclusivo. Bien acabado, fiable, prestacional y con una muy buena imagen. No necesitamos más.

Pero ¿Y si esto se nos queda corto? Mmm, entonces deberemos dar un salto cualitativo.

Por un lado está el tipo de cliente que necesita un automóvil más deportivo, para eso Porsche desarrolla los llamados GT. Tanto el GT2 como el GT3 son el summun de deportividad de la marca, el GT2 es el tope de gama deportiva Turbo, más potente, y el GT3 es el tope de gama deportiva atmosférica.

El Gt3 tiene como diana el cliente que quiere un Porsche deportivo de calle para usar esporadicamente en el circuito y el GT3 RS para el cliente que quiere un Porsche de circuito para uso ocasional por la vía pública.

Por otor lado está el cliente especialemente exigente que, sin embargo, no tiene ninguna intención de meter su 911 en un circuito. Lo quiere porque le gusta ese modelo y quiere más, quiere ese toque extra. Ese modelo diferenciador de todos los demas que, aún siendo tan especial, le permita equiparlo a su gusto.

El 911 Turbo es más cómodo, más discreto y más utilizable que cualquier 911 GT. Y sin embargo es mucho más rápido, exclusivo y deseable que cualquier Carrera. Cualquier poseedor de un Carrera o Carrera S cambiaría su 911 por un Turbo, pero no creo que una persona que tiene un GT3 (y sabe lo que se ha comprado) aceptara este cambio. Y sin embargo la diferencia de precio está a favor del GT3…

El 911 Turbo quizá sea el modelo más deseado de la gama 911. Entre los entendidos hay diversas vertientes (entres las que se encuentran los fans acérrimos de los GT, y que no estarán de acuerdo con esta afirmación), pero fuera del mundillo 911, fuera del mundo Porsche y en términos de la calle: Un 911 Turbo es el mejor Porsche que hay! (Personalmente preferiría un GT3, pero espero que se entienda a qué me estoy refiriendo)

La parte mala de todo esto es que son modelos que muchas veces acaban en manos de personas que no valoran, ni saben tratar, una máquina de estas categoría. Pues el 911 Turbo es un estandarte para la comunidad del postureo y acaba uno viendo como la fantástica cantante y actriz Victoria Beckham es agasajada por su marido con uno de los susodichos 997 Turbo. Tiene una componente “objeto de deseo” que no tienen los demás a los ojos del ciudadano de a pie.

Hasta esta generación los 911 Turbo han ofrecido siempre una potencia algo superior a sus rivales Ferrari equivalentes (993 Vs 355 o 996 Vs 360), sin embargo el 997 se ha quedado por debajo del 430. ¿Cual es la razón? Francamente no lo sé. Quizá en Porsche hayan preferido mejorar otros aspectos sin preocuparse por lo que hacía la competencia. O puede que el 3.6 bóxer de 6 cilindros haya dicho basta. La potencia puede ser superada, sin duda, y la cilindrada puede aumentar aunque no demasiado. Espero que los ingenieros de Porsche tengan todos los cabos bien atados para sucesivas generaciones, no me imagino este coche con un motor que no sea el flat6.

De cualquier manera un 911 Turbo siempre será El Turbo.

Y para que no se diga que en 8000vueltas no somos navideños aquí os dejamos nuestro regalito, más fotos del 911 Turbo. Para que no os quejéis!!

911-turbo-mix-2.jpg

Extra lap: Para hacer más especial todavía el 911 Turbo ha salido al mercado un Aerokit (bastante discreto, por cierto) a principios de diciembre. El pack consta de un nuevo alerón trasero y supuestas modificaciones en el delantero (aunque parece que simplemente se han limitado a pintarlo del color de la carrocería. Francamente no nos parece que sea ni bonito, aunque desconozco su efectividad a alta velocidad. Su coste es de 4500€ como opción de fábrica (4100€ + montaje si lo compramos a posteriori). Las fotos y más información aquí.

Más información:

Porsche España

Artículos relacionados

14 comentarios en “911 Turbo, el mejor Porsche 911”

  • Mr. Driver

    24 de Diciembre de 2007 a las 20:55

    Muchas gracias, todo un buen regalo de navidad, preciosas fotos.

    Me ha gustado mucho el reportaje que le habéis hecho por una sencilla razón, hablar del 911 dentro de la esfera del 911 y no en relación con otros deportivos, porque el 911 no tiene semejantes.

  • Topham

    24 de Diciembre de 2007 a las 21:46

    Perdonad mi ignorancia pero, ¿la segunda foto está tomada en Robledo?

    Genial blog.

    Un saludo, Ricardo

  • Juan

    25 de Diciembre de 2007 a las 01:31

    Efectivamente Topham!

    La segunda foto es de allí. Nos pareció una buena ir hasta allí tanto por el escenario como por la carretera para probar el coche!

    Un saludo

  • Topham

    25 de Diciembre de 2007 a las 12:21

    Me resultaba familiar porque un tío mío trabaja allí y una vez me llevó a ver la estación…

    ¡Gracias por la info!

    ¡Feliz navidad!

  • Ndres

    25 de Diciembre de 2007 a las 17:26

    Felicidades de nuevo por la calidad de las fotos, delarosa.

    Dos detalles que me han gustado:
    Fotografiar el coche junto al emblema de la NASA (alguna relación hay, no?) y las pruebas de aerodinámica en el túnel de viento/lavadero.

    P.D.: Yo soy de la liga GT también, pero los Turbo merecen mi respeto con creces.

  • x-ternon

    27 de Diciembre de 2007 a las 13:20

    Yo no sabría que decir, es cierto que para mi de pequeño el 911 turbo era “lo más”, pero hoy en día no sabría decirte, ya que para correr el GT3 me gustaría más, y si es para uso “normal”, creo que preferiría sacrificar las prestaciones por el Targa, total tengo desde hace unos días un MR2 que al lado de estos es de juguete y no le he podido exprimir todavía y tampoco tengo claro que sea capaz de exprimirlo como se merece

  • Borjal84

    27 de Diciembre de 2007 a las 14:29

    Un gran reportaje de Porsche como siempre.

  • Lordvader

    29 de Diciembre de 2007 a las 19:51

    De lo mejorcito que he leido en mucho tiempo, excelente articulo.

  • FOROS MOTEROS

    14 de Abril de 2008 a las 21:05

    Muy buen artículo.

    Un saludo de un futuro cliente de Porsche ;-)

  • Gabriel Gustavo Rodriguez Topham

    16 de Abril de 2008 a las 20:53

    Soy de Argentina y he visto muchos buenos autos, pero el 911 turbo me parece genial, muy buena nota, saludos

  • DonkeyG5

    25 de Junio de 2008 a las 20:02

    Considero que debería ser suficiente para el común de los mortales: un buen deportivo, un coche especial y exclusivo.

    Me parece que tu visión de la realidad está un tanto distorsionada… la realidad es que cualquier Porsche, desde el Boxster al Carrera GT son coches que vienen grandes a todos los mortales. Tanto en prestaciones como en precio.

    Y por cierto, el mejor Porsche que hay pero de lejos, lejos, es el Porsche Carrera GT.

  • Autor Staff

    delarosa

    25 de Junio de 2008 a las 22:20

    @DonkeyG5
    “Y por cierto, el mejor Porsche que hay pero de lejos, lejos, es el Porsche Carrera GT.”
    Sí, por eso el título del artículo es:
    911 Turbo, el mejor Porsche 911.
    Por lo demás cada uno que opine lo que quiera. Si te ha gustado el artículo me alegro.
    Saludos

  • sebastian serrano

    20 de Junio de 2009 a las 02:25

    porsche es la mejor marca de todas, ya que desde que empezo ha sacado al mercado los carros mas bonitos de la historia incluso mejor que ferrari

  • Sebas

    30 de Junio de 2014 a las 06:58

    No soy un experto, y de hecho mi comentario es una especie de opinión/pregunta, esperando que alguno de ustedes me complete/confirme/expanda/corrija la idea.

    Siempre he tenido el prejuicio que un Turbo Cabrio no tiene mucho sentido, como si se están mezclando dos cosas incompatibles donde ambos lados pierden parte de su escencia. Para un Cabrio la opción DEBE(ría) ser un Carrera ¿no?, es el grupo que se adapta perfecto al perfil de un usuario que busca más sensanciones y suficientes prestaciones -pero sin tenerlas en exceso para desperdiciarse- (claro, hablando de los 911, sin contar a los Boxster).
    Por supuesto, en Coupé sí se tiene todo de donde elegir.

    PD: excelente artículo, me ha aclarado mucho el enredo que tenía con todas esas variantes que, salvo la diferencia en números, muchas no tenía muy claro cuál era su razón de ser.

Deja un comentario