GP de Francia, Ferrari se impone

Se calienta aun más el mundial. La Scuderia no se dejó avasallar. Ferrari ha contestado al doblete de BMW en Canadá rotundamente al conseguir lo mismo en Magny-Cours. Los coches rojos no han tenido respuesta, en parte por las penalizaciones a McLaren que les quitaron cualquier posibilidad de victoria.

En principio la carrera ya pintaba fácil para los Ferrari, pero entre las previsiones de lluvia de dirección de carrera y que Kovalainen diera su vuelta para colocar el coche en parrilla con neumáticos intermedios, hacía temer cualquier cosa.

Para variar las previsiones no se cumplieron y, a pesar de los problemas, Ferrari tuvo una carrera plácida.

En la salida, Kimi y Massa respetaron sus posiciones de clasificación y no tuvieron ningún problema en aguantar a un Alonso que salía desde la parte limpia. Normal que no tuvieran ningún problema porque Alonso, y ya van 2 GP consecutivos, salió bastante mal, y le pasaron Trulli y Kubica.

El polaco salió con tantas ganas que intentó pasar a Trulli, pero en una de las maniobras, dejó un hueco que aprovechó Alonso para recuperar una de las plazas perdidas. Por entonces, Hamilton iba como un tiro recuperando posiciones como si estuviera adelantando a doblados. Iba tan atacado que incluso se llegó a tocar con su compañero de equipo en una apurada de frenada. Llegaron a saltar algunos trozos de a saber qué McLaren.

Para la vuelta 10, era extraño ver cómo apenas teníamos imágenes del trío de cabeza. Massa seguía a tiro de vista de Kimi, y Trulli aguantaba desde la distancia el ritmo de los Ferrari con menos de 1 segundo de pérdida por vuelta. Entonces, dirección de carrera decida sancionar con un stop&go a Lewis Hamilton por “saltarse” una enlazada. Lewis iba tan agresivo en las primeras vueltas que adelantando por el exterior a Vettel, tuvo que controvolantear para aguantar el McLaren, cosa que le llevó a salirse de la trazada y acortar. Al menos discutible, pero Hamilton tuvo que penalizar. Sin duda hasta el momento era el foco de la carrera, ¡llevaba sin exagerar el 95% de la cuota televisiva! A partir de entonces, carrera acabada.

Señores, que esto es un negocio!

Kimi iba marcando vuelta rápida en cada vuelta mientras iba quemando combustible y aumentando distancias con todos. Iba a parar primero antes que su compañero e hizo los deberes para que Massa no le inquietara en la parada de boxes. El primero en parar fue Alonso, que sacrificó autonomía en carrera por tener un buen puesto de parrilla. Su idea era engancharse al ritmo Ferrari en la primera parte, pero el tiro le salió por la culata. Al parar tan pronto la 1º y 2º vez, se fue retrasando en la clasificación hasta hundirse en esos puestos que tanto odia. Hasta la estrategia de Piquet resultó ser mucho mejor.

Tras esa primera parada, Alonso hizo unas vueltas lentísimas, 4 segundos más lentas que la cabeza que iba descargada, y perdió cualquier posibilidad de podium. Fue adelantado por los BMW y Webber (le recuperó el puesto tras un tremendo sobreviraje en la salida de la última curva).

Después de las primeras paradas, y tras predicciones de lluvia inminentes que cómo no no se cumplían, Kimi bajó el ritmo. Tenía el escape roto y había perdido potencia. En las curvas iba muy fuerte, pero en recta le falta gas. Rodaba 2,5 segundos más lento que su ritmo fuerte, y no puso problemas a Massa para que tomara su relevo al comando de la carrera.

En la vuelta 40 Rosberg paró por primera vez. Con la línea blanca borrada en su delantero izquierdo, dio una lección de cómo aguantar más de la mitad de carrera con neumáticos blandos. Tras él, empezaba el carrusel de segundas paradas. Otra vez paró Alonso el primero, lo que nos brindó un maravilloso espectáculo al ver la diferencia de trayectorias de un Alonso cargado con blandos, y un Hamilton descargado con duros. Lastima que el realizador no le hubiera dado más importancia.

Lo mejor de las segundas paradas fue ver a un Kovalainen reactivado. Empezó a rodar como nadie y se abalanzó a por el podium. En BMW se siguen preguntando cómo le llegaron a pasar con tanta facilidad, y se fue directo a por Trulli. El italiano llevaba una carrera de 10. Sacando un 110% del Toyota, estaba 3º a pocas vueltas del final, pero se le venía el infierno encima con Kovalainen y Kubica llenando sus pequeños retrovisores. A 5 vueltas para el final Kubica pensando en cómo había llegado a ser líder del campeonato dio por bueno el 5º puesto.

El italiano tardó en adaptarse a las gotas que cayeron en el circuito (sí, finalmente cayeron) y su puesto corrió realmente peligro. Heikki le estuvo midiendo muy bien. Le enseñaba el morro, pero no hacía cosas raras para provocar fallos en Jarno, le estaba simplemente estudiando. A 2 vueltas para el final, llegó el ataque serio. Kovalainen no lo intentó en la curva 5, sino que intentó pasarle por fuera, en el mismo lugar donde Hamilton fue sancionado. Iba tan fuerte que llegó a ponerse en paralelo, pero con Jarno en el sitio bueno, era imposible, tras un gran forcejeo, Trulli subió al podium en una carrera excelente.

Kimi llegó a meta tras un amago de parada definitiva, pero el Ferrari aguantó para firmar un doblete que sabe a gloria, porque ahora son ellos los que dominan el campeonato (Massa), les ganaron la moral a Kubica, y también a Hamilton, que tras colocarse líder, lleva 3 carreras fuera de los puntos.

Artículos relacionados

2 comentarios en “GP de Francia, Ferrari se impone”

  • Staff

    JMJ

    27 de junio de 2008 a las 17:42

    Bravo por Trulli y por Toyota, ya era hora.

  • Sergio Alvarez

    27 de junio de 2008 a las 23:55

    Como siempre, una de las mejores crónicas de los GP. En 8000vueltas se nota el conocimiento de la competición, vaya que si se nota. Muy buen papel el de Trulli y su Toyota, hacía mucho que una escudería a priori no muy competitiva conseguía mantener tan bien el tipo.

    En 12 Cilindros nos alegramos que os guste nuestro blog. De momento lo tenemos parado por tema de exámenes universitarios, pero en poco más de una semana volverá a renacer ;)

    Un saludo!

Deja un comentario