AMG, unas siglas extraordinarias

Extraordinario: 1. adj. Fuera del orden o regla natural o común.

En este caso la regla natural se llama Mercedes. Dentro de los segmentos del mercado donde se involucra, Mercedes tiene la fama de que sus vehículos destacan por su comodidad, su calidad de acabados y su valor de representación. Mercedes es por tanto una marca Premium. Y, según mi opinión, sus modelos son un poco aburridos por lo general. Y es una pena porque la tracción trasera podría dar mucho juego, pero su desmesurado peso (en gran parte provocado por innecesarios accesorios que nada tienen que ver con la conducción), sus conservadores reglajes (dirección con mucho avance, suspensiones poco enérgicas…) y su imagen conservadora no ayudan a que los Mercedes sean coches de sensaciones; sino todo lo contrario: muchos de ellos son habitáculos en los que se viaja muy comodamente, pero completamente aislados del exterior y, lo que es peor, de las sensaciones de la carretera y del resto del vehículo.

Esta es más o menos la idea: Discreto, clásico…un poco inerte, la verdad.

Pero, ¿es eso malo? No, no lo es. Sus cifras de ventas demuestran que Mercedes tiene un perfil de clientes muy definido y fiel, pero tambien poco “sport”. Sin embargo no todos los Mercedes son aburridos tanques, como siempre hay excepciones. La responsable de que estas lujosos automóviles se transformen en máquinas de diversión es la división AMG…

El que quiera saber la historia de AMG que se lea la wikipedia, en 8000vueltas vamos a hablar del comienzo. Un comienzo que no fue tal, pues en realidad la historia empieza con el Mercedes 300 SEL 6.3, una discretísima berlina que hacía hace 40 años 6.5 sg de 0 a 100. Creo que con esto ya lo hemos dicho todo, no? Pues no, este vídeo os dará una idea más clara de lo que estamos hablando.

Seguro que ahora más de uno ya comienza a entender por que estamos hablando de un Mercedes en 8000vueltas, y alguno aun más avispado se imaginará que está pasando en nuestra redacción, pero habrá que esperar. Me gustaría extenderme, pero lo mejor que puedo hacer es enviaros a Piel de Toro para que leais la fantástica prueba que AutoSport hizo en 1968. A partir de este modelo se desarrollo la primera versión AMG, aunque no estaba destinada a la calle, sino a los circuitos.

El primer AMG fue el 300 SEL 6.8, o más bien fue el momento en el que las cosas se pusieron serias. Mercedes quería competir, pues llevaba sin hacerlo oficialmente 15 años ya. Para ello modificó el 300 para correr en las 24 horas de Spa-Francorchamps de 1967. De los 250 caballos iniciales se estiró hasta los 370 con algunas modificaciones como aumentar el diámetro de los cilindros (para llegar a 6800cc), mejora de la admisión y de la lubricación. El resultado, sin embargo, fue un completo desastre en competición pues los más de 1700kg del 300 SEL hacían que las esfuerazos que sufrían los elementos del coche fueran demasiado elevados.

No fue hasta el año siguiente, 1971, cuando AMG entró en en toda esta historia y pasó a la acción. Partiendo del poco competitivo mastodonte de Mercedes creó un coche complétamente diferente que proto empezaría a dar que hablar entre sus competidores. Se sospechaba que Mercedes quería otra oportunidad para su 300SEL, pero que no quería arriesgar su credibilidad y quedar de nuevo en entredicho como el año anterior, lo que explicaría la entrada de AMG con apoyo “encubierto” de la marca.

Aunque hay contradicciones. Teóricamente partían con un modesto capital, pues compraron un 6.3 que había pertenecido a un médico y que había sido siniestrado (por 9500 Marcos alemanes, un precio menor a un tercio del valor del coche nuevo, 32000 Marcos ) el coche que se presentó a las 24 horas de Spa tenía un valor estimado de 120.000 Marcos, un presupuesto muy alto para  un coche de escudería privada por aquel tiempo.

24 h de spa de 1964. Donde tambien corría un Mercedes 300.

La primera vez que el coche rodó en circuito las cosas no fueron demsiado bien. Era las primera prueba del coche, en Hockenheim. Y el piloto Helmut Kelleners tuvo un aparatoso accidente en el que destrozó el coche. Debió quedar tan dañado que al llegar al box dijo: “Aquí tienes la llave, tírala, no la vas a volver a necesitar“. Además de tener que rehacer el coche, en AMG se dieron cuenta de que tenían que conseguir un tercer piloto para la carrera de Spa, ya que Kelleners ya no era muy bien recibido. Los pilotos seleccionado inicialmente no podían correr, y tras una frenética búsqueda fueron finalmente Hans Heyer and Clemens Schickentanz los encargados de conducir este elefante en la carrera de 24 horas.

La adaptación no era fácil, ya que se trataba de un coche muy pesado, a pesar de que AMG había logrado rebajar su peso hasta los 1635 kg. Acostumbrarse a ir rápido con él si destrozar las ruedas, quemar los frenos y mantener un consumo mínimamente aceptable era todo un reto, por lo que los pilotos tuvieron que entrenarse específicamente con este coche.

Desde luego que con todas estas incertidumbres y su falta de experiencia no eran los favoritos. Pero las 24 horas de Spa son una carrera especial, y no siempre se cumplen las teoría vaticinadas. El AMG corrió como un reloj, y contra todo pronóstico acabó segundo tras el Ford Capri RS2600, y primero de su categoría, por lo que este coche y AMG se convirtieron en la sensación del año 71, y con el paso de los años en leyenda. Participarón en ese año en otras 7 carreras con dispares resultados. Corrió las 4 horas de Le Mans (sí, 4 horas) y dejó la impresionante punta de 285 km/h en la recta de Hunaudieres, mientras que sus rivales no superaron los 277 km/h, lo que da una idea del potencial de esta preparación de AMG. Aunque desgraciadamente no tuvo tiempo de hacer mucho más. 1971 le vió nacer, pero también fue el canto del cisne de este modelo que parecía que el destino quería hacer desaparecer de las pistas (o al menos la federación) ya que a partir de enero de 1972 se prohibían los motores de más de 5 litros de cilindrada. Y con esta norma dejó de correr uno de los coches de carreras más impactantes en su tiempo.

Una pena porque AMG sabía hacer unos motores de mucha más cilindrada realmente únicos…

Por supuesto que podía acabar aquí, pero este coche no llega con verlo en fotos. Es una de esas máquinas legendarias que se han mimado y siguen entre nosotros. Aunque ya en calidad de clásico y haciendo aparición solamente en carreras de regularidad, concursos de belleza y similares. En estos dos vídeos, muy parecidos todo sea dicho, podemos escuchar el mítico 6.8, que parece que lo acaben de sacar de la fábrica. Un sonido grave y resonante, pero redondo a fin de cuentas, que os va a encantar.

Basado en el artículo de la revista Auto Motor und Sport 17/1973 escrito por Helmut Luckner.

Recordando…40 años de AMG en imágenes, en Motorpasión

Bibliografía

Wikipedia

MB Enthusiast’s Pages

Extra Lap

Cuando uno se interesa sobre lo que escribe y se pone a buscar un poco acaba agradeciendo infinitamente la existencia de Internet. Hoy he encontrado un vídeo que me ha puesto los pelos de punta, uno de esos vídeos que son para ver en una pantalla de cine. Un retrato de otra época, en la que la competición era más especial que nunca. (Es largo pero vale la pena)

Visionado obligatorio!!

Ojo a detalles como el Citröen-Maserati que competía en aquella época (2:11). Amen de los Alfas, Fords, y sin olvidar a la armada americana: Mustangs y Camaros.

Artículos relacionados

7 comentarios en “AMG, unas siglas extraordinarias”

  • Ndres

    26 de julio de 2008 a las 21:17

    Mi enhorabuena por lo bien que documentáis los artículos, sobretodo gráficamente. La foto desde lo alto de Eau Rouge de las 24H de Spa es buenísima.

    Personalmente, aunque me tira más la ///M, los AMG siempre me han llamado la atención por lo bien que esconden sus cualidades. Por fuera es una simple berlina (aunque cada vez son más llamativos) pero por dentro es una obra de ingeniería muy bien puesta a punto, y los motores son eternos. El 300 SEL debía ser una mala bestia, muy diferente a la versión de partida.

    Que será lo próximo que nos tenéis preparado…

    Un saludo!

  • Sergio Alvarez

    27 de julio de 2008 a las 12:49

    ¿Y qué me dices del 450 SEL 6.9 del corto C’Etait un Rendez-vous? Ahora mismo no recuerdo que fuera desarrollado por AMG, pero lo cierto es que los Mercedes de altas prestaciones siempre han tenido algo mágico.

    Mi enhorabuena por el post, como siempre muy currado. Siempre he sido un aficionado a AMG y el vídeo de Spa es realmente un documento histórico de gran valor.

    Un saludo!

  • Juan Lasheras

    29 de julio de 2008 a las 10:36

    Con la profesionalidad que caracteriza a 8000vueltas, solo me puedo quitar el sombrero. Enhorabuena.

    Salu2

  • Lordvader

    5 de agosto de 2008 a las 23:48

    Brutalmente precioso. Tengo que confesar que no conocía este modelo. El que recuerdo del estilo es el 450 SEL 6.9, creo que lo apodaban “El martillo”.

  • Jesus

    14 de agosto de 2008 a las 16:29

    hola! Mi tio tiene un C30 CDI AMG, creo que es el unico AMG diesel pero he buscado en Internet sobre esta maquina y no encuentro casi nada, solamente imagenes. Me podriais poner algun post sobre esto o enviarme un mail por favor? os lo agradeceria mucho. Bueno a parte de esto enhorabuena por la pagina web

  • Leon

    6 de agosto de 2009 a las 21:59

    CREO QUE LOS INGENIEROS QUE DISEÑAN Y HACEN LOS MOTORES AMG AL IGUALES QUE LOS QUE TRABAJAN EN MERCEDES Y LOS DISEÑAN SON LAS MISMAS PERSONAS QUE DEVERIAN TRABAJAR PARA LA NASA, SON OBRAS UNICAS DE INGENIERIA LOS MERCEDES, Y MAS AUN LOS AMG

  • delatte

    11 de febrero de 2010 a las 16:53

    Hello,
    i am a Lancia fan; in the 1964 24H of Spa, were 6 Lancia racing ; can you help me in where & how to find that -and- other photos of the Lancia in that race.
    thank you in advance,JC.

Deja un comentario