Martini Legends parte 3, el Jarama

El sábado y el domingo continuaba la exposición en el Retiro, pero el sitio donde había que estar era el Circuito del Jarama. Llegamos el sábado por la mañana, y ya por la carretera se adivinaba un ambiente especial. Martini se había preocupado en decorar todo el circuito con enormes carteles y un generoso número de banderas, como hacía tiempo que no veía.

Durante el día del sábado no hubo una gran afluencia de público, por lo que la gente que estuvo allí pudo acercarse a los coches y disfrutarlos muy de cerca. Todos los boxes estaban abiertos, aunque no accesibles obviamente, y con todo a la vista. Lo que me pareció una estupenda iniciativa comparado con lo que se suele hacer en otras competiciones que es cerrar el box con paredes que no permiten ver nada de lo que pasa en el interior.

En el circuito teníamos a nuestra disposición los Formula 1 clásicos, las brutales barquetas de la Orwell Cup y los Euroboss. En resumen, había prácticamente de todo. Desde un Ligier que había sido pilotado por Jackie Stewart hasta un Super Aguri V10 de 2007.

Las barquetas de la Orwell Supersportscup, como ya ha dicho alguien que sabe mucho, hacían temblar el suelo cuando arrancaban sus V8s y V12s. Impresionaba ver las enormes trompetas de admisión que coronaban su parte trasera, y los rudimentarios sistemas de acceso que tenían para los pilotos. Desde luego, era otra era del automovilismo. Motores sin limites, más de 8 litros de cilindrada y, como mínimo 700 caballos (y hasta 1000 llegaron a superar) para algunos (Mc Laren M8D), mientras que otro como el Matra Simca que se conformaban p. ej. con un 3 litros V12 de menos potencia pero contenían su peso hasta menos de los 700 kg. Hasta llegar al Chevron B19, con sólo 1998 cc.  formando una extraña pero divertida mezcla de épocas y reglamentos en la pista.

Sus pilotos y propietarios sin duda son de una élite que está disfrutando el summun de la mayoría de los aficionados al motor. Baquetas de los 60s y 70s, Fórmula 1 históricos…que más se puede pedir? Desde luego son hobbies que sólo pueden estar en la cabeza de algún excéntrico millonario, pero que debemos de agradecer que alguien siga sacando estos coches a correr, pues sería una pena que se pudriesen en un museo, o peor aun, en casa de algún millonario en su colección privada sin ver la luz del día.

La competición no son imágenes solamente, son sonidos, olores…sensaciones que se volvieron a despertar en el Jarama tras muchos años de inactividad a ese nivel. Para mí era una experiencia nueva, pues nunca había podido disfrutar de unos vehículos tan extraordinarios, y exclusivos.

Sorprende la sensación de sencillez que emanan estos coches de carreras. Dos mecánicos se bastan para desmontar y montar el coche poniéndolo a punto de un día para otro. Los motores de los Formula 1 separados del chasis eran legión el sábado por la noche, para ser revisados de cara a la carrera del domingo.

Un “ingeniero” o sabio de las carreras que conozca los trucos de estos coches (ya sean monoplazas o barquetas) para la puesta a punto y a correr. Y entrecomillo ingeniero porque no hace falta estudiar ingeniería para hacer el set-up de un coche, un mecánico con inquietudes y algo de experiencia puede ser más que suficiente.

Los chasis quedaban al desnudo y se podía ver al piloto entre un  amasijo de hierros con una inquietante sensación de fragilidad, a veces da un poco de angustia ver donde llevaban metidas las piernas. Y pensar que apenas llevaban un casco en aquellas épocas! Ni mono inífugo, ni habitáculo indeformable ni  nada de nada. Correr era cosa de hombres (o de locos), pero la gente que sigue corriendo con estas máquinas siguen siendo un puñado de locos. De locos por el automovilismo!

Pero no sólo de brutales coches en plena competición se nutrió el evento del Jarama, pues también hubo varios vehículos que dieron vueltas de exhibición. Otras cosas que pudimos ver rodando en el Jarama fueron estas:

Un Porsche 936 rodando!!

Y había otras cosas que no rodaban, algunas porque no podían y otras lamentablemente porque no había piloto a la vista, pero también merecía la pena verlas:

Y, como no, como colofón las chicas Martini. Había muchas más pero con el nivel de coches que había se me olvidó hacerles más fotos. La próxima vez será:

Y todas las demás fotos en nuestro Flickr:

Índice de artículos de las Martini Legends:

1. Ferrari California, presentación de alta graduación

2. Martini Legends en el Retiro, competición!

3. Martini Legends parte 3, el Jarama

Extra Lap:

Tandas Ferrari en el Jarama y una nutrida galería de casi todos los modelos que por allí circularon. Aprovechando la concentración Ferrari celebrada con motivo del 20º aniversario del Club Ferrari España se unieron un numeroso grupo de Ferrari de varias épocas (aunque la gran mayoría de los últimos 20 años). Tras estar expuestos durante gran parte de la tarde del sábado para deleite de los espectadores del paddock salieron a rodar al circuito: 2 vueltas de exhibición seguidas de tandas libres para quien lo deseara.

La mayoría de los modelos eran los V8 Ferrari 360 Modena y 430 en sus múltiples variantes, a resaltar las exclusivas y poco visibles Challenge Stradale (2 uds) y Scuderia (1 ud). También estaban presentes algunos V8s más antiguos, como varios 308, 328, 348 y 355 (sin duda mi favorito) y un V12 como el 456 GTA. Los V12 más modernos, 612 Scaglieti y 599 Fiorano estaban representados con varias unidades. Aunque los que realmente llamaron la atención fueron un Ferrari 330, un Ferrari 365 GTB Daytona y un Ferrari 512 M (también estaban presentes dos Ferrari 512 TR, mucho  menos difíciles de ver), todos modelos muy raros y con un componente de exclusividad que hacía parecer comunes a todos los demás.

Así como ver y oir a tantos Ferraris en circuito es una experiencia poco común y muy apetecible también es justo reconocer que como tandas fueron bastante aburridas, apenas había algunos modelos que fueran a un buen ritmo. A destacar el 430 decorado de Stinger y un 355 que hacía a los Modena parecer lentos (realmente iban lentos). Un F430 GTB (creo) decorado de páginas amarillas dio la nota de color e interés para que los aficionados siguieran las tandas con algo más que entusiasmo.

Comprendo que a casi nadie le apetece arriesgarse a tener algún problema con su Ferrari, pero es que están hecho para eso, para disfrutarlos sobre el circuito. Y no para disfrutar Martinis en el VIP. Así lo veo yo al menos.

Eché en falta también algún Ferrari exclusivo de verdad, como algún F40/F50/288 GTO o incluso un Enzo. Una lástima que no tuvieran alguno, aunque sólo estuviera de exposición. Aun así siempre es una experiencia ver a todas estas joyas y no sobra agradecer a sus dueños que se hayan tomado la molestia de acudir al circuito para el disfrute de todos. Y otra cosa que nunca me cansaré de remarcar del Club Ferrari, lo bien cuidados que tiene todas sus máquinas, así da gusto!.

Todas las fotos en este set:

Y foto de despedida:

Artículos relacionados

5 comentarios en “Martini Legends parte 3, el Jarama”

  • 599

    30 de Octubre de 2008 a las 12:25

    Magnifico reportaje. El mundo ferrari es mucho glamour, bonita estetica, potencia, y el color rojo del nuevo California.
    A ver cuando viene algo por aqui a la isla de Mallorca. Hay un circuito que de vez en cuando hace competiciones pero no veo esas máquinas de las fotos.
    Por cierto, hubo una jornada de puertas abiertas del racc, ¿verdad? Vinieron muchos clubs de mini, 600, y otras antiguallas.

  • Ndres

    30 de Octubre de 2008 a las 19:40

    Ese McLaren M8C morado de John Grant es el que más me llamó la atención por el sonido, las enormes trompetas de admisión, y el ritmo que le llevó a la victoria en la 2ª carrera de la Orwell. Suerte que andábais por el box para verlo en detalle en vuestras fotos.

    El señor Piper fué el que incomprensiblemente aparcó su barqueta junto a la barrera de Farina, dejándose parte del frontal en el camino.

    Las tandas del Ferrari Club me dejaron con un sabor de boca agridulce por lo que comentas, se echaron en falta modelos en pista y el ritmo en la mayoría de los casos era de paseo. Por otra parte, pude ver y oír el 365 GTB (precioso sonido), un nuevísimo 430 Scuderia, y los V12 (me sorprendió lo bajito que suenan, aunque comparado con un 360 Challenge, cualquier motor suena poco).

    Delarosa, si tu favorito es el 355 gris, compartimos gustos, tenía un sonido muy peculiar, para mi gusto mejor que los V8 modernos (seguramente no llevara el escape original), y no iba precisamente despacio.

    Un saludo!

  • Staff

    JMJ

    30 de Octubre de 2008 a las 21:10

    El 355 del que habláis, como te puede decir delarosa, parecía que iba a escape libre al ralentí. Era un auténtico espectáculo el sonido de ese coche

    Las barquetas V8 sonaban brutalmente, sobre todo cuando retenían. Aunque me quedo con el sonido y reducciones de la barqueta Matra.

    Por otra parte, me sorprendió que las barquetas pequeñas (con motor de 2 litros y unos 240cv) casi seguían el ritmo de las que llevaban motor de camión. Supongo que es cosa de que el Jarama es bastante revirado. En un circuito más abierta, debe de haber más diferencia.

  • Autor Staff

    delarosa

    31 de Octubre de 2008 a las 09:42

    @599
    Buen nick!! De esas jornadas del racc que comentas no sabemos nada. Lo siento.

    @Ndres
    Espero que la próxima vez nos coordinemos mejor, sería un placer que hubieras podido estar dentro porque esta vez valía la pena. Estos coches ponen los pelos de punta, y verlos de cerca y comprobar lo artesanal del asunto te hace preguntarte muchas cosas.
    Otro tema, ese 355 era espectacular. El color que tiene es único, y dudo que vuelva a ver un 355 en ese gris. El sonido, como apunta JMJ, es para volverse loco (Escape Tubi Style tal vez?). A mí, al ralentí, me sonaba a…..barco. Como esas motoras de grandes motores que van a escape libre. Ese borboteo parecía demasiado grave para un Ferrari, pero cuando subía de vueltas era el coche que mejor sonaba. De todos modos había otros 355 que demostraban que el sonido de su V8 era mejor que el de los Modena y 430 (salvo alguna gloriosa excepción llamada Scuderia).
    Como dijo Juan: “Si tuviera el dinero me compraría un 355, pero no para usarlo, lo guadaría durante años. Este coche va a ser un clásico”. Y, a mi parecer, tiene toda la razón. Es el V8 atmosférico (sino alguién me dirá el 288 GTO y el F40) más especial que ha sacado Ferrari nunca.
    Mi elección, la más clásica (en un 355), Ferrari 355 GTS amarillo con la parrila trasera Challenge negra.

    Saludos

  • jorge

    23 de Noviembre de 2008 a las 18:03

    yo soy el rubio del daitona amarilo y me da igual q no me creais

Deja un comentario