Open Classic Series. Parte 1, debutamos en regularidad

Y por los pelos, ya que el día se presentaba con ciertos nubarrones. Nubes de lluvia, que amenazaban con aguarnos la fiesta. Como os contamos el pasado martes, este sábado daba comienzo una nueva competición de regularidad, en la que las facilidades para participar eran las máximas posibles. Ganas no nos faltaban y teníamos que conseguir todo lo necesario: coche, piloto, copiloto (conocido como navegante en estas pruebas) y 2 cascos. En principio parecía sencillo, pero empezamos a mover la maquinaria el martes y estábamos a contrarreloj.

Necesitábamos encontrar un coche que cumpliera con los siguientes requisitos: vehículo anterior a 1983, con papeles e itv al día. Desde el principio se hicieron una serie de excepciones para fomentar la participación, como detallamos en la presentación de las Open Classic Series. Finalmente encontramos un coche disponible que reunía las características y la esencia de la competición, pero que no estaba contemplado: un Vokswagen Scirocco GLX 1.8 16v. Basándonos en la admisión del Golf GTi II (con el que comparte marca, época, motor y algunas cosillas más), era lógico que la organización nos diera su aprobación. Una vez concedida comenzamos la puesta a punto: frenos OK, aceite OK, ruedas OK. El resto del coche había sido revisado hacía pocas semanas en un taller de confianza, por lo que estaba todo a punto, sólo a falta de las “pinturas de guerra”. El resultado final fue este:

open-classic-scirocco

Piloto, copiloto y sus respectivos cascos tampoco parecían ser problema. Yo mismo me disponía a pilotar, pero El primo clásico de The Finch se ofreció a conducir, por lo que no pudimos poner pegas. Lo que no sabíamos es que a pesar del parentesco no había rodado en el circuito; por lo que tendríamos que empezar desde cero. Dado que además era el propietario de nuestro espectacular Scirocco pensamos que sería la mejor combinación, pues sería un experimento en toda regla: primera incursión del coche en pista, piloto novel y primera participación en una prueba de regularidad. Todo un reto en el que tendríamos que aprender todos juntos.

Como yo sí conocía bien el circuito adopté el papel de copiloto/navegante, consistente en llevar las referencias de tiempo en los distintos sectores del circuito, con el objetivo de igualar el tiempo en nuestras vueltas y conseguir ser lo más regulares posible. Algo que, a priori, parecía sencillo; pero que después no lo sería tanto.

Quedamos a las 10h de la mañana en la gasolinera más próxima al circuito, pues teníamos que limpiar bien el coche, ponerle la pintura de guerra, hinchar las ruedas con las presiones para circuito (2.6 delante/2.4 detrás) y echar sólo la gasolina necesaria para rodar. Entre unas cosas y otras, ya era la hora de acercarse al punto de reunión.

Aunque nuestra intención inicial era cubrir las Ecoseries y después participar en el Open teníamos mucho trabajo por delante antes de salir a pista. Mientras estábamos realizando la inscripción, la lluvia apareció en el circuito y todos nos temimos lo peor. Fijándonos el algunos coche que venían calzados con semi-slicks, nos alegramos de nuestro escaso presupuesto. Nos dieron el dorsal número 60 (aunque para la próxima les pediremos el nº 8000, a ver si nos los dan).

También estuvimos mirando cómo se habían preparado los demás para afrontar la regularidad. Mientras nosotros, y algunos otros, contábamos con un cronómetro básico (que finalmente utilizamos para mirar la hora y utilizamos el del própio móvil que permite contar vueltas) otros participantes venían realmente equipados. Llegué a contar 6 cronómetros colocados en el salpicadero de algún vehículo. Algunos montaban también Terratrip y artilugios similares para controlar su regularidad.

Como yo desconocía el funcionamiento de este tipo de pruebas, os pongo un breve fragmento explicativo extraido del reglamento de la prueba:

4- DESARROLLO DE LA PRUEBA

A- El principio básico de las pruebas será la repetición de un determinado tiempo, bien el que resulte de dar una vuelta completa al circuito o bien el que resulte del cronometraje desde el paso por meta hasta un punto intermedio del circuito, tiempo que deberá repetirse desde ese punto hasta el paso por meta al completar la vuelta.

B- A cada clase se le adjudicará unos tiempos máximo y mínimos por vuelta, penalizándose el exceso o el defecto en más de un segundo con la descalificación en la manga. Rodar más de una vuelta por debajo del tiempo mínimo supondrá la descalificación automática de la prueba, la negación de la inscripción en pruebas posteriores y la pérdida de puntos acumulados hasta el ese momento.


Estrenábamos montura, piloto y climatología; por lo que no teníamos ni idea de que tiempo se podría hacer en el Jarama con el Scirocco. El grupo C3 (hasta 2000 cc) tenía como tiempos mínimo y máximo 2:30 y 3:30 respectivamente (3:50 con lluvia). Además, en el circuito se había montado una “chicane” antes de la bajada a Bugatti que consistía en un pasillo de unos 80 metros con una entrada/salida que eran realmente 2 chicanes que había que sortear realmente despacio. El motivo: el ruido, ya que es la zona más sensible por su cercanía a las casas.

Con todo esto, rodar en tiempos adecuados se mostraba todo un reto. Como ya se acercaba el mediodía y empezaba a llover con intensidad nos fuimos a comer. Con unos bocadillos en la mano le explicamos a The Classic Finch las trazadas y los pormenores de las reviradas curvas del Jarama: No te subas a los pianos con lluvia, toma Pegaso a fondo, en Bugatti frena antes y bájala acelerando, etc. Se lo explicamos de principio a fin para llegar con los deberes hechos a final de recta.

Tras la comida, regresamos al paddock, luciendo ya el sol. Tuvo lugar el briefing, donde nos explicaron todo lo necesario para correr: “Portaos bien”, “Máximo 60 km/h” y “Circulad por la derecha”. Además, nos dieron unos consejos para medir tiempos de vuelta, para respetar al que iba delante, para no obstaculizar a los más rápido, etc. Una completa explicación para que no hubiera malos entendidos después. La jornada se dividió en dos grupos: el verde y el blanco.

El nuestro era el grupo blanco, el que saldría en segundo lugar. Nos tocaba esperar de nuevo, y ya empezaba a hacer calor. Fuera el abrigo, fuera el jersey, y ya estábamos en camiseta de manga corta. Con tanta adrenalina por la espera, ya no hizo frío en toda la tarde. Nos indican que el grupo blanco debe ir a pasar las pruebas de ruido, allá vamos. Llegamos, 80 dB: perfecto, al parque cerrado.

Allí nos esperarían unos inagotables 15 minutos.  Cuando había que salir hacia el pit lane para formar, horror! El coche no arranca! El coche se había quedado sin batería y había que empujar (a lo cual nos ayudaron 2 amigos/rivales que pilotaban un Golf II GTi): unos metros y en marcha de nuevo! En esos momentos el cielo estaba despejado y la pista seca pero mi pulso seguía acelerado. Una vez más a esperar en el acceso al pit lane, y nos hacen pasar al final del mismo, donde otros larguísimos 10 minutos han de pasar, ahora más entretenidos viendo cómo llegan a final de recta los coches del grupo verde.

Continuará con la Parte 2, en la pista, muy  pronto en 8000vueltas.com

Artículos relacionados

15 comentarios en “Open Classic Series. Parte 1, debutamos en regularidad”

  • Carlos

    19 de Abril de 2009 a las 21:52

    Un dia increible, lo que mas recuerdo es la reunion en nuestro motorhome, la cafeteria del circuito, explicando el circuito a The Classic Finch, que paso de no saber nada del mismo a ser un experto!

  • drunken_clam

    19 de Abril de 2009 a las 22:57

    Curiosa competeción, no conocía estas carreras de regularidad, ¡esperando la segunda parte!

  • jmt46

    20 de Abril de 2009 a las 00:25

    precioso el scirocco!! algunos de los coches de las fotos son posteriores al 83 como los e30… esos no corrieron??

  • mCharly

    20 de Abril de 2009 a las 00:44

    Esta chulisimo el scirocco!
    Seguro q les chorreasteis!

  • Juanako

    20 de Abril de 2009 a las 02:26

    Ese Scirocco!!! Quedo esperando la segunda parte jeje Un Saludo

  • Autor Staff

    delarosa

    20 de Abril de 2009 a las 08:37

    @jmt46
    Se admitían excepciones en caso de ser coches singulares o que fueran de interés para la competición. Nuestro Scirocco sin ir más lejos es de 1987.

    Saludos

  • jmt46

    20 de Abril de 2009 a las 18:33

    gracias delarosa! ya vi que el scirocco es de segunda generacion pero no pense que era tan joven… de la epoca del corrado casi!
    Por que se llevan las luces con cinta aislante cruzada??

  • Open Classic Club

    20 de Abril de 2009 a las 19:30

    ¡Que crónica tan interesante!
    Con tan buenos aficionados como vosotros participando en estos “Meetings” ya nos damos por satisfechos en el “OPEN CLASSIC CLUB”.
    Y si alguien se anima, repetiremos esto dentro de unas semanas en el CIRCUITO DE GUADIX(Granada) el próximo 16/05/2009 y de nuevo tras el verano en el JARAMA el 19/09/2009.
    Muchas gracias por venir, de todas formas os dejo mi E-Mail y nuestra WEB, donde os espero para cualquier consulta que querais hacernos.
    Saludos.
    Mariano de la Parte
    delapartecancho@yahoo.es
    http://www.openclassicseries.com

  • Autor Staff

    delarosa

    20 de Abril de 2009 a las 23:41

    @jmt46
    Pues sí, aunque salió esta versión en el 86 el Mk.II se fabricó desde 1982. Y no pienses que se trata de un coche lento: 138 caballos (a 6300 rpm) para tan solo 970 kg, lo que le permite hacer el 0-100 cerca de los 8 segundos, y con una punta superior a los 200 km/h. Capaz de pasarle por encima a la mayoría de coches de la “generación CO2”, que pesan más de 1300 kg.
    La cinta en los faros ha sido un guiño a los antiguos coches de competición, aunque el motivo por el que lo hacían no lo sé. Quizá para proteger el faro de posibles impactos, o para evitar que se salieran del soporte. No lo sé. Se nos ocurrió sobre la marcha y así se quedó.

    Un anuncio de la época: Scirocco 1985

    Saludos

  • drunken_clam

    21 de Abril de 2009 a las 01:05

    @Delarosa: Tengo entendido que los faros con la cinta americana en cruz, típico de coches “de calle” en competición, ya sea circuito o subidas de rallies, es para que en caso de choque no caigan los cristales y queden en la pista/subida.

  • jmt46

    22 de Abril de 2009 a las 19:38

    no si ya imagino delarosa que lento no es un amigo mio tuvo un GTI II 138cv y un III 115cv y corrian una barbaridad!!
    tiene bastante sentido lo que dice drunken_dam…

  • NIPO

    23 de Abril de 2009 a las 01:50

    Precioso ese bólido que os agenciasteis! A leer la carrera!

  • Álvaro

    6 de Junio de 2009 a las 01:13

    Este mensaje es para el dueño de este bicharraco. Yo tengo un GTX 8v rojo, y creo que esta noche me has dado una buena lijada en la M40. Si has sido tu pasate por el club scirocco, si no tambien, seras bienvenido.

    Un saludo

  • Álvaro

    6 de Junio de 2009 a las 01:15
  • Open Classic Series, 2º aventura - 8000vueltas.com

    1 de Octubre de 2009 a las 10:45

    […] ganas de volver. Tras la primera participación de the Classic Finch allá por el mes de abril, las Open Classic Series volvían al Jarama y no […]

Deja un comentario