Prueba Clio Sport F1 Team R27

3, 2, 1… No puedo evitar sonreir al ver el display del ascensor, no deja de ser una ironía que piense en una cuenta atrás justo antes de montarme en un coche con tanto pedigrí de carreras encima.

Sé perfectamente dónde  está aparcado, yo mismo lo dejé anoche allí; sin embargo, al llegar, un escalofrío recorre mi cuerpo. Algo ha cambiado: el aparcamiento está desierto y uno de los fluorescentes situado encima del coche no deja de apagarse y encenderse, las luces y sombras proyectadas sobre la musculosa carrocería dan un aspecto absolutamente dramático: ancho, bajo, anguloso.

Repaso mentalmente las cifras de potencia y aceleración mientras camino lentamente alrededor del coche rozando suavemente la carrocería con mi dedo índice. 200 caballos, cero a 100 en 6.9 segundos y lo mejor de todo: 8 minutos 47 segundos en Nurburgring Nordschleife, el más rápido de su categoría, con Grégory FARGIER al volante y por delante de coches como el Mini Cooper S, Corsa OPC, 207 RC, Focus ST o Civic Type R, que no son precisamente mancos.

Abro la puerta. Es ancha y pesada, lo que me hace recordar lo criticado que ha sido este coche por sus 1240 Kg de peso. Ya no es el superlightweight que fueron los anteriores Clio II, que rondaban los 1100 kg en orden de marcha.

Me siento en los buckets firmados por RECARO y el “chof” al cerrar la puerta es el inicio de un silencio largo, sosegado, nada que ver con la sensación de coche pequeño que me dio la última vez que subí a un Clio Sport 172, una de las primeras unidades. No se oyen ruidos en el exterior y los asientos te abrazan con ansia, suavemente pongo las manos en el grueso volante y acerco mis pies a los pedales de aluminio perforado.

Instintivamente, llevo mi mano a la palanca de cambio que encuentro sin mirar y juego un poco con ella: 6 velocidades, dura, de recorridos cortos y precisos. Ya sé todo lo que tengo que saber y ni siquiera he arrancado el coche; si es la mitad de bueno en marcha que parado, va a ponerse muy alto en mi top ten.

Ha llegado el momento, cojo aire y aguanto la respiración para escuchar mejor, giro la llave 1 punto y oigo el silbido de la bomba de gasolina, giro otro punto y el motor por fin cobra vida. Un sonido bronco mana de debajo de mis pies, aproximadamente de donde el elaborado colector de escape 4 en 1, el mismo que se utiliza para el Clio Cup de circuitos, se une con el tramo intermedio.

Bajo la ventanilla izquierda un par de centímetros y ahora es el sonido de la doble salida de escape petardeando ligeramente lo que escucho. Doy un ligero golpe de gas y el motor sube de vueltas, pero el sonido bronco desaparece para dar paso a uno más eléctrico y feo en torno a las 2500 rpm; la pregunta que obviaba una y otra vez en mi cabeza pugna ahora por salir con fuerza: ¿le falta “chicha” a este motor? Lo he leído decenas de veces, las unidades probadas eran masacradas en prestaciones puras por la competencia, los datos en banco de potencia siempre quedaban muy por debajo de lo declarado por el fabricante, que homologa la escandalosa cifra de 100 cv/litro.

Por otro lado, me tranquilizo al pensar en una cifra: 8 minutos y 47 segundos y también en lo serios que se han puesto en Renault Sport al trabajar en la puesta a punto del chasis: pinzas Brembo de 4 pistones, ahora en rojo, que muerden unos discos ventilados de 312 mm en el eje delantero y pinzas flotantes con discos de 300 mm de diámetro en el eje trasero. Además, el chasis cup, sobre la base del Clio Sport normal (si es que puede definirse un coche así como “normal”), rebaja la altura otros 7 mm, endurece muelles un 10% y amortiguadores en un 27 % delante y en un 30% detrás, monta ruedas de compuesto “blandito” en medida 215/45 R 17 sobre llantas de aleación ligera color antracita además de un difusor trasero que, según Renault, genera una carga aerodinámica de 30 kg a máxima velocidad.

Guardo el folleto en la guantera y me digo a mi mismo que la única forma de averiguar si este coche pasará a la historia como el mejor Mini GTI de la primera década del Siglo XXI o como uno más del montón, uno rápido, sí, pero no el mejor, es comprobarlo. Y de nuevo una sonrisa aparece en mi cara, pero esta vez es una sonrisa malvada; inserto la primera velocidad y sin ninguna prisa me dirijo hacia la salida del garaje, en mi cabeza un destino: mi puerto de montaña favorito.

No voy a decir que en ciudad es insufrible. No es un coche de carreras, pero es duro, no ha nacido para esto y los dos lo sabéis, por eso le perdonas los tirones a baja velocidad o que siempre salga de los semáforos apunto de calarse o quemando embrague. Siendo un 2 litros 16 válvulas de alto régimen de giro, a pesar de la distribución variable, no esperas demasiado a bajo régimen; pero es que por debajo de 1500 rpm el motor prácticamente sólo es capaz de moverse a sí mismo. A partir de 2500 y hasta 3500 rpm, es la zona buena para ir por ciudad, el sonido a este régimen de giro con cargas parciales de gas es sensacional: bronco, profundo, limpio.

Una de las cosas curiosas de este coche es la cartografía de inyección del motor, no te das cuenta hasta que lo has llevado bastantes Kilómetros. Sobre todo a bajo y medio régimen, con aproximadamente un 25% del recorrido del pedal del gas notas un empuje bastante considerable, mucho más del que esperas y entonces piensas: madre mía, con el otro 75% restante esto va a ir como un misil. Sin embargo, al hundir el pedal hasta el fondo hay poco más, y entonces se te queda cara de póquer. Sí, anda bien, pero…

De todas formas no todo van a ser cosas malas en ciudad. El coche es un auténtico rompecuellos, sobretodo si llegas a los sitios dando unos golpes de gas al reducir. Te conviertes en el centro de atención en los semáforos, y todo el mundo baja la ventanilla para preguntarte cuántos caballos tiene, si es el V6 o simplemente para levantar su pulgar o decirte: “Tío, ¿sabes el “p-e-p-i-n-o” que llevas?” –Sí bueno, ahora mismo iba a averiguarlo-.

Así que ya fuera de la ciudad, a unos 130 Km/h cerca de 4000 rpm, embrago para cambiar de 4ª a 5ª y descubro que no voy en 4ª, ¡voy en 6ª! Esto sí que es un desarrollo corto.

A 4000 rpm más o menos hay un bache en la curva de par y la respuesta en marchas largas es muy pobre. Cuanto más alto de vueltas vas, mejor se siente; por eso al final acabas yendo en la zona problemática del tacómetro, imagínate: “Verá agente, es que iba practicando una conducción eficiente, sí, sí, en torno a par máximo (5500rpm), que es dónde el consumo especifico es menor, ¿qué quiere que yo le haga si eso son 180 km/h?”.

A alta velocidad se nota tanto la dureza de la suspensión que en un par de baches, literalmente, el culo se me ha despegado del asiento. Aunque tengo que reconocer que me encanta cómo se comporta en curvones largos de autopista. Incluso con badenes, en apoyo y yendo fuerte de verdad, el límite de adherencia es tan alto y el coche va tan pegado al suelo que empiezas a descubrir curvas donde con otros coches sólo hay rectas.

Siendo sinceros: de momento este coche es todo lo que no quiero para autopista o ciuidad… y entonces, todo cambia.

Ya fuera de la autopista, el camión que va delante se desvía; menos mal, porque por debajo de 6000 rpm el motor es bastante pobre y para adelantar tienes que bajar hasta tres marchas. Ante mí aparecen casi 40 km de puerto de montaña de asfalto negro, abrasivo, ancho, de curva media y rápida al principio y lenta más adelante, sin tráfico, de una mañana soleada y fría, entre cañones y desfiladeros boscosos, donde el sonido del propulsor a tope de vueltas retumbará a cientos de metros.

Doy un golpe de gas e inserto la segunda. Lentamente hundo el acelerador de tal modo que llega a tope del recorrido cuando el motor está en torno a 5500 rpm y entonces, ahora sí y por primera vez, sabes dónde se habían metido los 200 Cv, uno de tras de otro durante 2000 rpm épicas, in crescendo hasta un abrupto corte de inyección en 7500 rpm, con un sonido puramente de carreras, agudo, casi japonés. Es entonces cuando recuerdas por qué te gustan tanto los motores atmosféricos.

Sigues subiendo marchas, aprovechando hasta la última revolución del motor ayudado por el indicador de cambio, con movimientos rápidos y precisos. En dirección a la primera curva, frenas duro y el pedal, con las pastillas de freno todavía frías después de tanta autopista, tiene un tacto extraño y parece que no vas a entrar en curva; bajas dos haciendo punta-tacón (ahora que vas fuerte sí se puede hacer bien) y te tiras a la primera curva, una enlazada izquierda-izquierda de radio creciente, con mucho peralte. Notas la aceleración lateral, vas muy cerca del límite pero no hay atisbo de subviraje, y no lo habrá en toda la mañana si haces las cosas bien, siempre con una puntita de gas en apoyo que ayude a descargar el morro. Sales acelerando muy duro y, a pesar de ir en marchas cortas, tracciona bien; metes tercera y te tiras a la segunda parte de la enlazada. Sigues en apoyo y vas a llegar al corte, así que metes cuarta todavía con mucho volante y el coche no hace ningún extraño. El ESP puede irse de vacaciones, aquí todo está bajo control.

Sigo empujando duro y ahora los frenos, ya a temperatura, empiezan a trabajar de verdad. El pedal tiene bastante recorrido al principio y encuentras justo después mucha potencia, de modo que cuesta un poco acostumbrarse; pero al final, siempre que respetes las leyes de la física, te paran donde tu quieres. Además, el ABS está muy bien puesto a punto y, antes de que llegue a funcionar, puedes incluso jugar en ese punto de adherencia del neumático en el que lo oyes chillar en frenada, aunque entonces tendrás que soltar la mano derecha del volante y pulsar el botón de la señal de intermitentes de emergencia porque se activan si detecta deceleraciones bruscas.

Frenar sin el volante recto a alta velocidad es una experiencia, como poco, preocupante: este coche parece tener algo más de reparto de frenada en el eje trasero de lo normal que, unido a la corta batalla y a la rápida dirección, hacen que a veces te encuentres haciendo correcciones de volante importantes en situaciones algo comprometidas.

En curva lenta la zaga ayuda mucho a redondear las curvas. Ahueca en apoyo y tendrás ese puntito de deslizamiento que hace que casi tengas que contravolantear un poco; aunque para estos menesteres es mejor desconectar el ESP, sobre todo si vas a rodar en circuito, pero tampoco es obligatorio ya que siempre permite un poco de juego antes de “cortar”.

En cualquier caso, en carretera abierta es mejor no tentar la suerte y, aunque es cierto que te permite entrar frenando hasta muy adentro, se puede ir igual de rápido haciendo una conducción mas tradicional.

La dirección es bastante rápida y justo antes de superar el límite de adherencia del tren delantero, para lo que hay que ir bastante pasado, te avisa de que no andas lejos de empezar a tener subviraje. Pero cuando lo hace, no llega de forma suave y no notando cómo la rueda exterior llega al límite, sino que al ir durito de suspensiones arrastras las dos ruedas fuera de la linea escogida; aunque basta levantar el pie del gas o tocar el freno para cargar peso delante y las cosas vuelven a su sitio.

Tomo un respiro en una recta refrigerando motor y frenos, y pienso que después de tan solo unos pocos kilómetros ya podría dar media vuelta e irme a casa. Y lo haría sabiendo que el motor sea el de un saxo 1.1 por debajo de 5500 rpm, que los interiores crujan con los baches y que no baja de 10 Litros a los 100 ni queriendo; pero para lo que ha sido diseñado, es decir, para arrancarle la cabeza a cualquier deportivo que duplique o triplique los ventitantos mil Euros que cuesta, para hacerte llegar a casa dolorido pero con una sonrisa de oreja a oreja, te lo aseguro, cumple con creces. Carne de cañón de funda de garaje y domingos soleados.

Viene a mi mente la primera frase que leí sobre este coche, fue en Agosto de 2006, en la revista EVO y rezaba así: “Si Porsche hubiera fabricado alguna vez un hot hatch, sería exactamente como este: un motor despiadado, fino, en un chasis y con unos frenos 100% dosificables y que nunca te abandonan, una mejora en todos y cada uno de los aspectos del anterior Clio Sport 182″.

Nada es para siempre, y menos en el mundo del automóvil. La fabricación de este modelo finalizó hace unos meses pero permíteme una sugerencia: coge aire y recuerda este nombre: Renault Clio Sport F1 Team R27.

Aún quedan muchos Kilómetros por delante, así que sonrío, bajo tres y empiezo otra vez…

Todas las fotos en nuestro Flickr:

Clio

Artículos relacionados

60 comentarios en “Prueba Clio Sport F1 Team R27”

  • rmensar

    9 de noviembre de 2009 a las 14:59

    INCREIBLE REPORTAJE

    cada dia me gusta mas leeros!

    por cierto, la foto de la antena, es en la estacion ESA de villafranca del castillo?

    un saludo!

  • rmensar

    9 de noviembre de 2009 a las 15:00

    INCREIBLE!

    cada dia me gusta mas leeros, me han dado ganas de comprarme un clio sport.

    por cierto la foto de la antena, es en la estacion ESA, en villafranca del castillo no?

    un saludo!

  • jmt46

    9 de noviembre de 2009 a las 15:29

    buenisimas las fotos como siempre!! jaja en los tuneles de la M30 ni retocando la foto da sensacion de velocidad jaja.
    el coche me encanta el unico renault que me compraria alctualmente!

  • FJF

    9 de noviembre de 2009 a las 15:46

    Simplemente GRACIAS.

  • Txema

    9 de noviembre de 2009 a las 16:00

    Lasheras eres un crack!

  • Staff

    Carlos Alonso

    9 de noviembre de 2009 a las 16:11

    Y yo que te digo que no te haya comentado ya sobre el coche. Cada vez que lo veo me arrepiento de no tenerlo en mi garaje. Tenemos unos gustos tanto sobre coches como de conducción muy semejante, y estos gustos sobre un utilitario se resumen en un Clio Sport.

    Las fotos preciosas, mereció la pena todo el tiempo invertido en hacerlas, probando una y otra vez hasta que salía la foto esperada. Fue un día especial ¿verdad?;).

    Un abrazo!

    PD: el trueque sigue en pie y ahora más que nunca jeje

  • Autor Staff

    Lasheras

    9 de noviembre de 2009 a las 16:15

    Lo fue, hubo muchas emociones ese día: la selección de pilotos, el eslalom… :), yo ya os veía con cara de cansados pero no podía irme, no podíamos irnos! no con esa cámara que hace milagros y estos modelos tan fotogénicos…y divertidos.

  • jarnu

    9 de noviembre de 2009 a las 16:38

    Conseguís emocionar hasta a un incondicional de otro tipo de vehículos como yo -de configuración mecánica, quiero decir-.

    Excelente texto y fotos. Si la prensa escrita, cualquiera, consiguiera comunicar una décima parte de lo que lográis vosotros…

    Felicidades y gracias.

    Añado: hay más objetividad -o verismo, calidad, concreción, rotundidad o sensualidad- en vuestras palabras, más información productiva, sin ambajes o frías tablas y cifras, que cualquier texto actual que busquemos.

    Seguid y no lo dejéis.

  • Jonatan

    9 de noviembre de 2009 a las 16:43

    Gracias lasheras, leerlo ha sido como si fuera montado en el coche. Todavía no he tenido oportunidad de probarlo, pero ¿es tan baja la respuesta del motor por debajo de 5500rpm como dices?

  • diegof1

    9 de noviembre de 2009 a las 16:59

    que me vas a contar si tengo uno .saludos diegof1

  • Autor Staff

    Lasheras

    9 de noviembre de 2009 a las 17:37

    @jonatan

    A ver, tan baja tan baja. No. Al final es un motor atmosférico, apretado y 16v, lo que pasa es que como declara casi 200 cv pues esperas mucho, y en efecto, corre, pero lo hace a su manera, poco a poco hasta que despega en torno a las 5500. A lo que me refiero es que si estás un poco despistado, en marchas largas, un diesel moderno de 130/140 cv pues te puede dar un sustito hasta que, o bajas marchas, o esperas a estar en la zona buena.
    Tampoco es que sea horrible de conducir en marchas largas, el motor es muy elástico y puedes ir en 6º a 2500 vueltas muy bien, ahora, si en esa situación le pisas a fondo, pues ya puedes esperar sentado.

  • Borjal84

    10 de noviembre de 2009 a las 00:16

    Bajar de 10l baja seguro a velocidades legales.
    Pero muy bueno el reportaje.

  • RatON

    10 de noviembre de 2009 a las 00:24

    Ahhh, pero esa impagable sensación de poder al “reducir tres” no la tienen la mayoría de los coches que circulan.

    Por cierto, me sorprende alguna foto, qué cámara usáis?

  • neich_clarke

    10 de noviembre de 2009 a las 00:31

    solo leyendo el artículo dan ganas de bajar a comprar uno….
    bueno supongo que en el anterior post (clio/civic) no leiste mi pregunta Lasheras, y sin ánimo de ser pesado la cuelgo nuevamente, tengo pensado comprar un evo ix de segunda mano y quería saber si crees que por carretera de montaña es capaz de superar al clio, yo pienso que sí, espero tu respuesta, que tendré muy en cuenta porque cada vez que veo un nuevo post voy de copiloto con vosotros, un saludo y seguid así.

    extra lap: si ya de paso puedo saber tu opinión general sobre el Evo lo agradeceré doblemente

  • Autor Staff

    Lasheras

    10 de noviembre de 2009 a las 01:11

    @neich_clarke

    Pesado? En absoluto, es que no lo había visto.

    Bueno, je je je, es una buena pregunta. Vamos a ver, no he tenido la oportunidad de probar un EVO, y en los que he ido de copiloto eran de las primeras y radicales versiones V y VI. Sin hacer de esto un ladrillazo y resumiendo.

    Si pusieras a los dos coches en el círculo de adherencia, probablemente las diferencias serían mínimas, con ambos coches rondando un G de aceleración lateral, esta situación, de apoyo y velocidad constante, es muy dificil que se de en carretera abierta, pero podríamos decir que en curva pura, sin transitorios (ni aceleración ni frenada) el Clio y el EVO estarían en condiciones, más o menos, de igualdad.

    Por otro lado, en un slalom, a similar capacidad de generar aceleración lateral cuanto más ligero sea el coche más rapido se realizan los cambios de apoyo ya que las inercias son menores, aquí, desde un punto de vista lógico, que no real, ya te digo que no tengo datos ni he probado un EVO, desde un punto de vista físico, el clio tendría cierta ventaja, pero de nuevo nos encontramos con que en carretera abierta es dificil encontrar enlazadas que te hagan exprimir la agilidad y el chasis hasta este punto.

    Y hasta aqúi, el Clio, suponiendo un puerto de montaña sin rectas, y con muchas enlazadas, podría aguantar al EVO (hay un video de un Clio siguiendo a un focus RS de los nuevos que corrobora esta teoría).

    Por otro lado, en cuanto haya la más minima recta, el EVO le sacará al Clio muuuuuuuuuchos metros, porque el motor es una bestialidad, y en cuanto caiga una gota de agua, directamente el Clio puede darse la vuelta e irse a casa, no porque sea peligroso, sino porque no hay nada tan efectivo cómo 4 neumáticos arañando el suelo para salir hacia adelante cuando no hay mucha adherencia.

    Mi opinion personal? Bueno, ya sabes, para gustos los colores. efectividad pura: EVO, Impreza…son increibles, si buscas diversión, a lo mejor te gusta más un tracción trasera. Objetivamente. El Evo es un cochazo. No le des más vueltas a eso. No conozco a nadie a quien le haya defraudado. Y para el día a día siguen siendo aceptables a pesar de ser lo que son: Coches de rally matriculables.

    Seguro que alguien puede añadir alguna cosa más, o simplemente no estar deacuerdo. Espero que te haya servido de ayuda.

    Salu2.

  • nachetetm

    10 de noviembre de 2009 a las 05:14

    Sois tan buenos describiendo los coches, que os puedo asegurar que el motor del Clio me ha dejado un regusto amargo. Esperaba algo más “redondo”. De hecho, voy a cometer un sacrilegio para vosotros, pero da la sensación que lo que el clio está pidiendo es un turbito como el de su hermano mayor para poder sacarle al chasis todo lo que puede dar de si.
    El caso es que no le veo razón de ser al Clio. Uno se compra un utilitario (o compacto) deportivo normalmente porque va corto de pelas y necesita un todo en uno, coche para diario y bala de fin de semana. Si resulta que este coche no cumple bien la tarea cotidiana y es mejor como segundo coche para los findes, creo que se me ocurren opciones más interesantes para tener en el garage y darme una vuelta los domingos (por ejemplo, un mazda mx5).

  • Staff

    delarosa

    10 de noviembre de 2009 a las 10:24

    @RatON
    Pues normalmente una Canon EOS 30D, pero en este caso también se han hecho algunas con una Olympus de bolsillo de lo más normalita.

    @nachetem
    Pues, ¿qué quieres que te diga? Efectivamente, tienes toda la razón, o casi. Para el día a día con el Clio hace falta tener un “espíritu joven”, sin duda, pero no es malo. Sólo requiere estar mentalizado.
    Tener este coche en el garaje como segundo coche para darse una vuelta los domingos también tiene su razón de ser; el MX-5 antepone el placer de conducción a cualquier otra cosa, el Clio antepone la efectividad. Cualquiera de los 2 es muy válido para disfrutar, pero en cada uno prima un aspecto de la conducción deportiva.
    Volvemos a lo de siempre: los coches efectivos no tienen por que ser divertidos ni los coches divertidos son necesariamente efectivos. Eso no quita que ir aprovechando la quinta esencia del Clio no sea de lo más divertido que pueda haber.
    Un coche divertido es un MG B de los años 60, aunque no es de lo más rápido…

    Saludos

  • Jaime

    10 de noviembre de 2009 a las 13:56

    Es un placer leer entradas como las vuestras para los aficionados a este arte que son los vehículos de cuatro ruedas.

    Hay personas a las que agradan los coches y, más o menos, entienden y argumentan sus gustos, y, después estamos a los que nos apasionan y vivimos, respiramos y hasta nos emocionamos cuando vemos, escuchamos o conducimos alguna ‘obra’ especial.

    A mí personalmente me habéis ‘llegado’ con lo escrito, más si cabe que soy el feliz propietario de un Clio Sport ‘normal’ de diciembre de 2007. Además, he de deciros que estoy de acuerdo en todos y cada punto de los comentados.

    Es algo diferente a lo que se oferta por norma en la actualidad y que no todo el mundo sabe entender, porque, es cierto, que hay que sacrificar algunos detalles de confort y acabados, que cuando llega el fin de semana se te olvidan y que el bolilla compensa con creces.

    Levantarte casi a la misma hora de un día de trabajo para aprovechar la mañana e ir a tomar cafelito y pincho a algún pueblo situado en algún puerto de montaña no tiene precio y que, hasta ahora, sólo el Mini 1.300 Cooper que también mimo en mi garaje había conseguido para corregirle alguna pérdida de aceite o pulir sus detalles cromados.

    Tengo la mala suerte de ser de Valladolid, para lo que a un aficionado a los rallyes y la conducción en montaña eso supone, y los ‘enlaces’ hasta la ‘salida’ del tramo son tediosos. Tramos de autovía que aprovechas para intentar hacer una conducción ‘eficiente’ para después comprobar que no has logrado bajar de los 9 litros ‘acariciando’ el pedal de la derecha.

    Cuando intentas descubrir en que banda del cuentarrevoluciones te aturde un poco menos los oídos, y compruebas que a partir de 152 km/h hace menos ruido que un Mercedes S pero que a velocidad legal no oyes ni a AC/DC a tope en el ‘escueto’ radio cd de serie, te hace espetarle –serás cabroncete’!!!–

    Una vez llegas a tus ‘tramos’, cambia la cosa. Vaya si cambia. No es necesario volar ni jugarse el tipo, ni el de los demás, para disfrutar del RS. Trazar las curvas, jugar con el cambio, subir y bajar marchas mucho más de lo necesario por el puro placer que la caja de origen Nissan proporciona. Todos sabemos lo que un buen cambio japonés significa en placer y agrado de uso. Aunque este tiene matices puesto que los recorridos son algo largos y, si no te aplicas con el pedal de embrague, a veces perezosillo. Comparando con Vag´s, bmw’s y demás fiebres mercadotécnicas germanas, una maravilla y nada tiene que ver con los denostados y esponjosos cambios franceses habituales.

    El punta-tacón, como bien dices, sólo a buen ritmo, de hacerlo yendo suave corres el riesgo de que el motor ni se inmute por ir descargado de par o que te dejes los piños en el suave y grueso aro de su volante por despertar a los ‘Brembos’ de manera innecesaria. El aullido una vez que supera las 5.500 es para sentirlo y vivirlo, los cambios de apoyo, lo ‘bruto’ que es cuando provocas el chasis, como se tiene, y el consumo a ‘ritmo’ y sin contemplaciones del muy cabroncete, otra vez, sube un litro, litro y medio en comparación con la conducción tipo HíbridoToyotaPriusiana.

    Da gusto llevar a un amigo que te pide que subas un poco el paso por curva y ver su cabeza de lado a lado y su sonrisa nerviosa!!! Piensa que vas a fondo y el Clio va tan tranquilo, tan asentado, que tú tienes que fingir un poco de tensión. Es de esos coches buenos y nobles, que un conductor medio-alto como pueda ser yo, parece un piloto con licencia federativa.

    Me enamoré de él cuando vi el prototipo y pensé, que lástima, nunca se atreverán a sacar algo así. Me equivoqué, era Renault, y siempre dentro de su gama de cafeteras funcionales hay un huequecillo para los locos de Dieppe.

    Probé Golf GTi, que maquinón, pero cuando yo tenga 65 años (ahora 29) seguramente sea igual y será una edad más prudente para hacerme con uno. El Mini Cooper, muy divertido pero le faltan, al menos 30 caballos. El Cooper S, ya no tiene el compresor del R 53 con ese gemido que recuerda al ruido del arrastre de la transmisión de mi Cooper 1300. Además, los turbos, acusan demasiado algún despiste de mantenimiento. Por cierto, que precio el del Cooper S!!! Y en el conce no saben ni lo que es la opción del autoblocante, mejor el juego de luces de colores para el interior, donde va a parar!! Venga hombre!! Seamos serios.

    Veía algún RS por la calle, de muy ciento en viento, y me quedaba embobado, que anchura, que aletas, que frenacos, que llantas tan de carreras, y sobre todo, sólo lo estoy mirando yo.
    Nadie más en la calle sabía que eso no era un Clio dci!! Que pocos saben apreciarlo. La gente me pregunta, con lo que tú eres para los coches, cómo te has cogido un Clio? Es espacioso, el mantenimiento no es caro, quería algo que me llevase y me trajese, les contesto. JA, JA, JA y JA. Si alguien me pregunta que por qué me he comprado un simple Clio como en el que están montados, es mejor no meterse en detalles, no lo van a entender, a que vosotros sí??

    Un saludo y disculpad. Como ya dije me he emocionado.

  • Autor Staff

    Lasheras

    10 de noviembre de 2009 a las 14:33

    @jaime

    Cuanta razón, amigo, cuanta razón. Yo ya ni discuto. Sí, un clio, un coche muy normalito.

  • neich_clarke

    10 de noviembre de 2009 a las 14:53

    muxisimas gracias por la respuesta, la tengo muy en cuenta, y bueno en cuanto se calme un poco la cosa y me desprenda de mi actual cafetera, sin dudarlo me tiro a por el EVO, y bueno solo decirte que espero que no lo pruebes antes de que me lo compre porque entonces mi espera seria insoportable, un saludo y gracias otra vez

  • sergio-vtec

    10 de noviembre de 2009 a las 15:40

    muy buena prueba!!siempre transmitiendonos la pasion a traves de vuestras palabras,es un placer,uno cierra los ojos y tiene la sensacion de estar probandolo uno mismo!!!

    pero hay una cosa que me choca,sin acritud,se trata de un modelo atmosferico,como es logico y normal si quieres sacarle todo el jugo tendras que llevarlo alto de vueltas,entonces no entiendo vuestra critica a que esta muerto por debajo de 5500rpm,para empujar desde abajo motor turbo…..

    nose si me explico,por ejemplo a diferencia de un type-r,nose,que es como un 1.9diesel sin turbo empujando??(consume menos asi,no??

    creeis que el clio 182,tiene mas nervio?

    un saludo!!lo bordais!!!

  • Autor Staff

    Lasheras

    10 de noviembre de 2009 a las 16:59

    @sergio-vtec

    No es que sea una crítica, es más bien una característica que hay que destacar. Además, es cierto que respecto a otros coches, un civic Type R, por ejemplo, siendo el clio más ligero y con un motor de carrera larga debería tener más bajos y medios, y no los tiene.

  • nachetetm

    10 de noviembre de 2009 a las 19:21

    @delarosa, que te puedo contar que ya no sepas de lo difícil que es encontrar un coche para llevar a diario, que te saque una sonrisa cuando se lo pides y que además, no te suponga que el banco te declare persona “non grata”. Pues el caso es que existe. Y cuando lo encuentro, me doy cuenta que no tengo una puñetera carretera para sacarle provecho. No se si he comentado alguna vez que yo vivo en USA desde hace año y medio. Aquí venden una versión cuatro puertas del Civic Type-R (con autoblocante, por supuesto) que es perfecta para que la novia piense que compras el coche con la cabeza y no con el corazón (ya me entiendes). El precio del seguro es de risa y la gasolina bastante más barata. Peeeero luego resulta que no tienes una puñetera carretera con curvas en muchísimos kms a la redonda (de hecho, no tengo ni idea de donde puede haber una), y te encuentras con que, por una vez que das con el coche “para todo”, te da lo mismo tener un K20 bajo el capó que un 1.9 diesel. Supongo que esa situación me está aburguesando, y dentro de nada preferiré una pesada berlina a un rabioso GTI, aunque espero que eso nunca ocurra.

  • Pablo rasta

    10 de noviembre de 2009 a las 19:44

    lasheras, sin palabras.

  • serio

    11 de noviembre de 2009 a las 00:27

    articulos de lujo siempre se encuentran por aqui

  • sergio-vtec

    11 de noviembre de 2009 a las 14:09

    @lasheras
    gracias por la aclaracion!tal vez puede que sea que este coche,por cumplir la norma euro4 en tema de emisiones,este demasiado castrado a nivel de gases,seguro que este coche con una linea mas racing sin catalizar gana muchos enteros,mas nervio,nose….suposiciones mias!!
    un saludo!!

  • Autor Staff

    Lasheras

    11 de noviembre de 2009 a las 16:34

    @sergio-vtec

    Pues es esa precisamente la impresión que da, sobre todo en frío, con muchos tirones producidos por la centralita que va “gestionando” para que las emisiones no se desmadren.

  • 599

    11 de noviembre de 2009 a las 18:32

    …….y comenta ¿los asientos son cómodos, buen apoyo lumbar? ¿es válido para conductores un poquito altos?

  • Autor Staff

    Lasheras

    11 de noviembre de 2009 a las 21:27

    @599

    Sí, muy buena sujeción lateral, lumbar quízá se echa en falta un pelo después de un viaje largo. Y sí, una persona alta va sin ningún problema, yo mido algo más de 1,80 y me sobra bastante espacio hasta el techo por ejemplo.

  • ARTURO RS

    12 de noviembre de 2009 a las 18:06

    dado que el tema es el coche que se probó , y da la casualidad de que yo tengo el mismo de la prueba voy a dar mi opinion tanto del coche como de las razones para comprarlo.

    como dice la prueba , es un coche al que hay que adaptarse , y cambiar el chip….

    cuando lo saque del conce , percibi ese empuje contundente hasta las 4000 rpm…y cuando pasados los kilometros lo exprimi un poco..tambien note ese bache entre 4000 , y 5500 ,y como no tambien el tiron a partir de ahi….

    asi es el coche , y asi anda , y hay que acostumbrarse…si vas tranquilo te permita hacer maniobras y adelantamientos como si de un coche de 80 cv se tratara , y cuando quieres ir rapido tambien , el problema es cuando quieres un termino medio , y es que no lo hay..o lo subes como minimo hasta 6000 rpm…o no notas nada..es decir a partir de 5500…y hasta 7500 tira siempre y da igual la marcha..incluso en sexta a 210 notas que sigue tirando si hundes mas el pie.

    eso en cuanto a motor…el resto lo resumiria como el mejor coche de su categoria , y muy por encima de muchos de categorias superiores..tipo bmw y cosas así….sencillamente el agarre que tiene , siempre que hagas las cosas bien…al principio me asustaba , de lo rapido que puede ir..sin deslizar..y aun deslizando…..es que no le entra ni el esp

    frenos..mas de lo mismo solo tiene una peculiaridad..el asistente de frenada que si no conoces el coche te sorprende.

    cambio…al principio algo duro ahora perfecto

    estetica…no creo que haya mucha gente que diga que es feo!!!

    el resto habitabilidad y esas cosas..para mi son secundarias….

    solo deciros que ando con una silla de bebe , asi que fijaos lo que me importa a mi que sea de 3 puertas….

    para mas inri resulta que para ir a la compra es mejor que cualquiera de su categoria , por el maletero..

    y por ultimo me decidi por el clio y no por el otro candidato(207 rc)..por el motor…..un atmosferico puedes llegar de darle caña , apagarlo y encenderlo a los 5 minutos sin miedo al turbo…

    y ademas para mi es mejor un 2000 con 200cv , que un 1.6 con 190….no soy mecanico pero creo que sufre mas el 1.6..y ademas…..no se si sera asi o no pero en estos motores me fio mas de renault que de psa..aunque sea motor bmw.

    …lo que esta claro es lo que la prueba dice..

    por ej lo de hundir el pie a 4000 rpm y no notar nada..resulta que el otro dia llevava detras un tdi e hice la misma prueba….y nada ..reduje una marcha y nada..no me despegaba al tdi….!!!bueno pues una mas…pase de sexta a cuarta…adios muy buenas…ni tdi ni nada!!!

    esto es el clio f1

    saludos!!

  • Carlos B.

    12 de noviembre de 2009 a las 23:41

    Juan,

    Estupendo articulo. Cada vez que veo un ClioSport me acuerdo de ese día. Hasta las mil haciendo fotos con cara de zombies pero ninguno queriamos irnos… Ha merecido la pena, insisto, buen articulo.

    Un abrazo!

  • Luis O.

    16 de noviembre de 2009 a las 13:41

    Fantástica prueba, igual que la de la comparativa con el Type-R.

    Yo acabo de estrenar un CRS 200 con chasis cup y estoy muy contento con el chasis, pero del motor esperaba un poco más. Me da la sensación que anda menos que mi anterior coche, un Xsara VTS 167. Todavía no paso de 6000rpm (tiene menos de 2000kms) y espero que la impresión mejore cuando ya lo pueda estirar hasta el corte. ¿Crees que es normal esto o me es que me ha tocado una unidad un poco floja en cuanto al motor?

    Saludos y muchas gracias.

  • Staff

    delarosa

    16 de noviembre de 2009 a las 13:50

    @Luis O.
    Cuando aparezca Lasheras por aquí te confirmará que esa sensación la han tenido todos los dueños del Clio Sport. De todos modos los motores atmosféricos necesitan mucho kilómetros para dar todo lo que tienen.
    Como te digo, él te ilustrará mejor ya que tiene la experiencia de este mismo coche.

    Saludos

  • Jaime

    16 de noviembre de 2009 a las 19:27

    @Luis O.

    Luis, como bien te dice delarosa, creo que, más o menos, todos hemos tenido esa sensación al principio con el RS.

    Casi nos divorciamos

    Yo, concretamente, puedo decirte que con cuando el coche tenía 25.000 y después de mimarle en cada puesta en marcha en frío, cambiándole el aceite mucho antes de lo recomendado por el fabricante y de un rodaje ‘de libro’ y demás freakadas estuve a punto de venderlo desesperado porque seguía teniendo la sensación de que la potencia anunciada no aparecía por ninguna parte.

    Empezamos a entendernos

    A partir de ahí, poco a poco, fue yendo a más y, ahora, con casi 50.000 kilómetros te aseguro que se ha convertido en algo mucho más serio y con lo que sí estoy muy satisfecho, tanto en sonido como en capacidad de subir de vueltas, aceleración mucho mejor, recuperación, bueno, en esto último nada, pero bueno, es cuestión de bajar un par de marchas y aplastar el pedal de la derecha. El coche tiene que estirar y tú hacerte a él, que como bien dice Lasheras en su articulazo, es un coche algo atípico.

    Antes subirlo a 6.000-7.000 vueltas parecía carecer de sentido, frustrante, únicamente servía para ver como se encendía el testigo de cambio de marcha y poco más.

    Ten un poco-bastande de paciencia, son motores atmosféricos, robustos y necesitan mucho kilómetros para dar lo mejor de sí.

    Hace poco hablando con un amigo que tiene un Williams, que en esencia es el abuelo de los nuestros y comparten filosofía, me enseñaba los datos de la potencia entregada en banco, con 213.000 kms el willy estaba dando 153 cvs, 3 más que de origen, lo que te de una idea de lo que puedes disfrutar si ahora tienes un poco de calma.

    Nos enamoramos

    Por cierto, he de añadir que yo no he tenido que meterle en el taller para nada que no fueran las revisiones obligatortias.

    Un saludo

  • Luis O.

    16 de noviembre de 2009 a las 19:50

    Jaime, Delarosa, gracias por vuestras respuestas.

    Mi sensación es justo esa, que le falta rabia para buscar la zona roja, casi dan ganas de cambiar a una marcha más larga. Y aunque no es un coche para autopista, quizá por la mala aerodinámica, tampoco se mueve bien a velocidades altas. En cambio la zona media del motor (3000-4000 rpm) me ha sorprendido. Empuja mucho y el sonido también es más sugerente que en alta. En esto parece que sí se nota el incremento del 20% de par que dice Renault que se gana en el CRS tras el restyling.

    Habrá que esperar a que pasen los kilómetros y, mientras tanto, disfrutar del chasis, que hay que reconocer que tiene una capacidad de agarre y de diversión espectacular. Además, es cierto que el ESP deja bastante libertad para jugar con la parte de atrás. Una pasada.

  • Manuel

    25 de noviembre de 2009 a las 13:41

    Muchas gracias. Me ha encantado el artículo.

    Tengo el 172cv… creo que este, al pesar más y estar mejor insonorizado no será tan radicall ¿verdad?

    He encontrado una web todos los que tengáis un Renault que os puede venir bien. http://www.renaultsiempredamas.com
    Dejando el email te puedes ganar 200€. Suerte

    Saludos!!

  • ARTURO RS

    11 de diciembre de 2009 a las 02:15

    BUENO COMENTANDO lo que se viene diciendo hacia el final lo de que si anda o no , es cierto que cada vez anda mas…pero yo la primera exprimida se la meti a los 2500 kilometros y si pegaba tiron ya a las 5500 como debe ser..le ha cambiado 3 veces el aceite con 12500 que tiene ahora y cada vez va a mejor , y en cada cambio parece que anda mas..

    claro que yo le pongo unos delos mejores 0w40 del mercado , y siendo este aceite como es un sae 40 bajo pues algo mas tambien anda..pero bueno…

    mi cuñada tiene un ranault y aun desperto a los 25.000 claro que ella no le da caña pero los renault son asi…y del agarre que voy a contar….

    hago curvas a 180 que ni me las creo….no se va ni un pelo….el otro dia detras de un sirocco tsi me corto cuarta en una curva y ni con el cambio de marcha deslizo….desde luego creo que tardaran en sacar un deportivo que vaya tan bien en comportamiento como este clio sport f1

    saludos a todos los poseedores del clio y no venderlo quecada dia notareis que anda mas….
    tambien es cierto que el rodaje fue en carretra y a 130 que es como mejor se le hace el rodaje al motor , ya que a esa velocidad el aceite trabaja mejor limpiando las impurezas y adaptando las piezas unas a otras..quizas por eso yo nunca note esa desilusion a partir de las 5500….tambien es cierto que el coche anda mas si se pisa progresivamente..solo atope cuando pasa delas 5500…
    saludos a todos

  • ARTURO RS

    11 de diciembre de 2009 a las 02:16

    se me olvidaba ..la gasolina mejor la de 98

  • fernando

    17 de diciembre de 2009 a las 23:44

    estos anuncios publicitarios nos demuestran cada dia lo bien que se ajustan a la realidad y a las nececidades de cada uno los modelos renault son para mi gusto uno o el mejor coche

  • Perte

    8 de enero de 2010 a las 22:52

    Es el primer reportaje que leo completo de esta página y me ha gustado mucho tu prosa.
    Volveré.

  • Historia Renault Sport. 3ª Parte. - 8000vueltas.com

    11 de febrero de 2010 a las 09:48

    [...] presente, de Renault Sport un coche que ya pasó por 8000vueltas -  del que recomendamos leer la prueba – y que está a medio camino entre el pasado y el presente. Es el Clio Sport III Fase I, es [...]

  • 8000vueltas.com cumple tres años - 8000vueltas.com

    17 de marzo de 2010 a las 01:24

    [...] deportivos de los compactos: pequeños, ágiles y capaces de hacer sentir el espíritu 8000vueltas: Renault Clio Sport y Honda Civic [...]

  • Resurrección, regreso al pasado sobre cuatro ruedas - 8000vueltas.com

    13 de julio de 2011 a las 00:17

    [...] se puede cambiar uno de los mejores tracción delantera deportivos de todos los tiempos (sí, el Clio Sport F1 Team sale – ¿para siempre?- del garaje de 8000vueltas) para dejar hueco  a una berlina, más o menos [...]

  • Carrera hasta los 100 - 8000vueltas.com

    24 de octubre de 2011 a las 10:09

    [...] Renault Clio Sport [...]

  • zaca

    19 de agosto de 2012 a las 18:57

    Si llegas a limpiar los cristales lo bordas.

  • Prueba Audi A1 Quattro, ¿matagigantes? – 8000vueltas.com

    25 de enero de 2013 a las 13:04

    [...] velocidades hay coches más rápidos y en curvas lentas, no es tan ágil como un Clio RS. Pero en los tramos medios el coche se deja colocar bien en las frenadas y sale como un [...]

  • Daniel

    26 de agosto de 2013 a las 17:56

    Este coche es sólo para circuito,lo he probado y en la vida real es insufrible, no tiene nada de bajos ni medios y tienes que hacer mucho uso del cambio, en un carril de aceleración hasta las furgonetas me pasa por encima y adelantar es imposible , tienes que bajarle dos marchas por lo menos y estrujarle a tope, para entonces ya te ha pasado todo dios, esto hasta el corsa 1.4 de mi hermano le da mil vueltas y ni te digo mi 1.4 tsi. Si, si sé que hay que llevarlo por encima de 4500 rpm, pero mantenerlo continuamente ahí es estresante para el día a día, un 206 GTI que tuve era mucho mejor también en bajos, ¡es que este coche simplemente no tiene bajos!, no sé me pareció un pedo. Justo después cojí un Ibiza TDI 130 y madre mía menuda diferencia, eso si que es un cañón.

  • Manuel

    29 de agosto de 2013 a las 13:22

    @Daniel
    Recuerdo que mi Focus 2.0 16v 130cv tenía unos desarrollos muy largos y pasaba lo mismo. Para hacer adelantamientos o cuando subía pendientes pronunciadas tenía que ir muy revolucionado. Lo cual está muy bien cuando uno va a hacer curvas, pero es verdad que “no es plan” para el día a día .

  • Arturo rs

    8 de septiembre de 2013 a las 10:29

    Daniel chico, pues no sabes llevarlo

    No hay que mantenerlo por encima de 4500 para el dia a dia, a no ser que andes adelantando a todo dios.

    Esde coche es todo lo contrario a un tdi

    Si quieres ir rapido con el pues reduces y ya esta, y si no tienes ganas pues te compras otro coche, pero este es asi, y para mi de estresante nada de nada, todo lo contrario, ademas mientras no lo pases de 4000 rpm hace bastante poco ruido para ser el coche que es, y para andar normal no necesitas pasarlo de 4000 rpm.

    Si nos ponemos asi puedo decir que los turbodiesel son una basura por que cuando quieres zurrarle de verdad no andan, pero se a lo que me atengo.

    Igualmente si no sabes, o no quieres llevar el coche como hay que hacerlo, pues tan sencillo como no comprar uno.

  • Zaca

    10 de septiembre de 2013 a las 22:35

    Como todo. Yo vendi hace un mes mi r27 con mucha pena. El articulo habla de un coche radical y cierto es. Ahora tengo mi petrolero para funcionar dia a dia, anda que no me a dado alegrias (el clio). Lo malo del coche es que muchos se pican y te comen el culo o hacen gilipolleces. Atras dejo el recuerdo de un focus st piñandose en una glorieta por creerse que pisaba igual que el r27. Si mal no recuerdo e visto 4 piñazos de elementos que se creian los mas quemados de la gasolina,r32,focus st, astra opc y lexus. Todos bastante mas caros que el clio r27 y bajo el punto de vista de la mayoria, mejores coches. El motor acompaña al chasis pero no es ni mucho menos imbatible , muchos coches en rectas le dan pal pelo,pero para hacer rectas compraria un coche mas confortable, el sonido es bonito los primeros tantosmil kilometros, luego cansa. Yo soy partidario de clasificar segun su función y el r27 es radical, para una marcha mas confortable y mejor acabado,hablando de GTI´S compraria un golf gti, cupras , minis y demas del segmento, los dejo para el que los quiera, ninguno de ellos llevado al extremo le sigue. El paso por curva la frenada el reparto de pesos y demas , son simplemente DEMOLEDORES!!! PD la tapiceria es una basura y el servicio postventa de renault lo sigue. pagas chasis frenos y motor. Me estare haciendo mayor?. Proximo coche nuevo, un passat o si puedo, un mercedes. Un saludo.

  • Arturo rs

    13 de septiembre de 2013 a las 15:31

    Zaca, tienes toda la razon, ese piñazo tambien lo vivi yo con un ibiza comiendme el culo en una rotonda ultra deslizante, cuando me doy cuenta haciendo el contravolante y miro por el retrivisor, el ibiza paso de un lado a otro de la rotonda todo descontrolado, fue impresionante como respondio el clio, un coche super duro (para ser de serie) y aun asi lloviendo y en una rotonda con gasoil respondio impresionante.

    Es literalmente tal como lo dices, compras frenos, chasis y motor, (los baquetas tampoco estan mal), lo demas es un utilitario normal y corriente, pero precisamente en eso que compras es en lo que estaba harto de trastear en otros coches, con este fue comprar y usar, nada que mejorar.

    Y desde luego las rectas, nunca fue algo que me emocionase, tan solo oirlo rugir es lo bueno, peroooo, despues de un tramo de curvas tienes una sonrisa que no la sacas hasta que te vas a la cama, y lo que es mas, estarias todo el dia dandole a esos tramos, o a ese circuito, por que ademas cuanto mas le das, mas pide, es como si te dijese dame mas y mas y mas, y cada vez va mejor.

    jajajaja, cierto muchos se pican y hacen el gilipollas, pero cuando el pique es en serio no hay tu tia, a poco que se sepa llevar este clio, es un monstruo de las curvas, y mas vale tener 20 kilomtros hora mas de punta por que los pocos metros que un coche que ande mas le saque en una recta, el clio los come en las curvas y pone en apuros a cualquier coche que corra un poco mas.

    La primera vez que comprobe esto, llegue a casa y no sabia que decir, ni que pensar, solo pense, !!menuda maquina!!

  • Zaca

    13 de septiembre de 2013 a las 22:31

    JAJAJAJA. Hay que tener un R27 para hablar de el. No basta con verlo. Y tampoco dejarse llevar por las emociones y ser imparcial.

  • Arturo rs

    16 de septiembre de 2013 a las 23:13

    No se en que sentido lo dices

  • Zaca

    17 de septiembre de 2013 a las 22:19

    En que aparenta menos de lo que ofrece, pero no es perfecto.

  • Arturo rs

    6 de noviembre de 2013 a las 23:53

    ahh, ok, cierto, no es perfecto, pero estoy enamorado de el, sentir cada ondulacion de la carretera, lo pegado que va,y como responde, para mi eso no tiene precio, y sin tener que andar rompiendome la cabeza con piezas que deen mas rendimiento. Si acaso una mejor respuesta entre 4000 y 5500 que es donde esta muerto, aunque lo normal es, o no pasar de 4000, o no bajar de 5500 xdd

  • MINI GP, uno de esos coches especiales. – 8000vueltas.com

    10 de febrero de 2014 a las 17:55

    […] de libro. Es más, es el mejor delantera que he probado en años, incluso mejor que el Clio Sport 197 y eso es decir mucho. Muchos se aferrarán a la pureza del motor atmosférico pero la […]

  • arturo

    17 de febrero de 2014 a las 16:50

    ya pero eso es una preparacion, o en su caso con la diferencia entre ambos casi te haces un clio r3 para correr, asi cualquiera es mejor

  • arturo

    17 de febrero de 2014 a las 17:10

    y encima slicks, y no tienen la decencia de ponerle un diferencial mecanico !!vaya caca ese mini!! por ese dinero hay coches mucho mejores

  • Peugeot 208 GTI, un heredero en entredicho – 8000vueltas.com

    3 de junio de 2014 a las 00:17

    […] mucho más deportivos. Quizá en la vida real sea más rápido que un Clio Sport F1, no lo sé con certeza, pero lo que sí se es que no lo vas a disfrutar tanto, es otra […]

  • Prueba Subaru BRZ, a la vieja usanza

    28 de agosto de 2014 a las 12:18

    […] par de 205 Nm de 6400 a 6600 rpm, una cifra bastante baja. Incluso inferior al par declarado por el Renault Clio Sport, este a menos vueltas (5400 rpm), con un motor similar. Sin embargo, permite, con una sexta mucho […]

Deja un comentario