Fin del Salón de Detroit

Pues sí, en mi opinión ya pueden darlo por terminado. No tengo especial interés en el resto de novedades que se vayan a presentar, puesto que Porsche ha dado la campanada. Otra vez.

Acaba de ser desvelado el 918 RSR, un prototipo basado en el 918 Spyder y enfocado a ser el estandarte de la tecnología híbrida de Porsche. Los colores y el dorsal que luce en las fotos de prensa rinden homenaje al Porsche 917, que tantos triunfos ha brindado a la marca. El azul “liquid metal chrome” y el naranja “hybrid” evocan a los míticos 917 Gulf, y el número 22 hace referencia al 917 Martini que inició la cuenta de victorias de Porsche en las 24 Horas de Le Mans.

Lamentablemente el RSR tiene pocos visos de llegar a la producción como tal y de reverdecer laureles en competición, puesto que su condición de híbrido y la configuración de éste sistema, que dota al Porsche de tracción total, le vetan la entrada a la gran mayoría de categorías actuales. No podría participar en Le Mans, ni en FIA GT1, ni en las ALMS, quizá tan sólo en las 24 Horas de Nürburgring podríamos contemplar su esbelta silueta.

Las especificaciones técnicas son cuanto menos interesantes. Como en el GT3 R Hybrid, el tren delantero acoge dos motores eléctricos de 75kW cada uno, y como en el 918 Spyder, su chasis de plástico reforzado con fibra de carbono acoge el mismo V8 de 3.4 litros que se desarrolló para el RS Spyder de competición. La potencia combinada asciende a 767cv, más que suficientes para derretir el asfalto, gestionados por una caja secuencial derivada de la unidad montada en el RS Spyder.

El sistema híbrido es capaz de distribuir la potencia de los dos motores delanteros independientemente y en función de diversas condiciones para que la tracción sea máxima. A diferencia del 918 Spyder, que disponía de una serie de baterías detrás de los asientos, el RSR equipa un acumulador cinético que anula el asiento del pasajero, pero que proporciona hasta 150kW a los motores eléctricos bajo demanda del piloto. Una alternativa interesante a la tecnología diesel que se ha impuesto en las carreras de resistencia, desde luego, aunque nos faltan más datos para corroborar que el peso que pueda añadir el sistema híbrido salga rentable comparándolo con las prestaciones del RSR. Sería también interesante saber hasta qué punto el efecto giroscópico producido por el giro del volante acumulador podría provocar reacciones parásitas sobre el chasis. De momento, nos damos por satisfechos con el comienzo del 2011.

Más decoraciones (de mentira, claro):

Extra lap

Ferrari, tiene ahora la pelota en su tejado. A ver que responden. Aunque tienen la mitad del trabajo hecho, y por alguien ajeno a la casa:

Artículos relacionados

7 comentarios en “Fin del Salón de Detroit”

  • Javier

    11 de enero de 2011 a las 14:39

    El acumulador cinético que ocupa el lugar del copiloto es lo más parecido que he visto a un condensador de fluzo…

    Dejando las coñas, no se lo que daría por desentrañar los misterios de toda la tecnología que atesora esta joya. A ver si hay suerte y lo podemos ver en acción en alguna carrera.

  • Staff

    delarosa

    11 de enero de 2011 a las 14:44

    @Javier
    Eso mismo dije yo.

  • Txemaart

    11 de enero de 2011 a las 22:40

    Pues como se le vaya la mano al piloto a “la pierna de la acompañante” va a tener una sensación hipereléctrica xD (se va a poner a 10.000)

  • jarnu

    12 de enero de 2011 a las 06:56

    Se las verá en las 24 horas de Nurburg contra el coche de Glikenhaus, al parecer (tal como ponéis ya en la foto/render).

    También se oye algo, más tenue, acerca de la ACO y tener una ‘estrella’ invitada en Le Mans si viene promocionando la tecnología híbrida. No sería nada oficial sino una ‘invitación’.

    Hagamos apuestas. Por lo pronto, y sin saber nada más que la nota de prensa, y el objeto con ruedas aquí presente, llevo dos días tonto viéndolo como la cosa más bonita, tal cual es ahora, que ha parido asfalto alguno en una eternidad de tiempo. Tiene, por aspecto, la estampa de la inmortalidad de los pósters de la adolescencia.

    Bien por Porsche, pero que muy bien. (Y parece pequeño, bajito pero concentrado, una hermosura)

  • Jorge

    12 de enero de 2011 a las 10:24

    @Javier Encontré algo sobre la tecnología de este coche en Gizmodo

    http://www.gizmodo.es/2011/01/11/porsche-quiere-que-lleves-un-sistema-turbo-de-copiloto.html

  • drunken_clam

    12 de enero de 2011 a las 20:24

    Espero que tenga un modelo de producción, y que no sea híbrido.

    Sería un buen “Carrera GT 2”, además la estética es increible.

  • Javier

    15 de enero de 2011 a las 13:40

    @Jorge: Muchas gracias por el enlace, ahora se un poco más. Quien tuviera medios y tiempo para hacerse uno artesanal que encaje en el hueco de la rueda de repuesto… Por soñar que no quede.

Deja un comentario