American Cars

Coches Americanos: nunca he sido un gran fan de ellos. Ni siquiera soy capaz de distinguir los modelos más representativos de las principales marcas en los años 50 y 60, quizá conozca algunos de los 80 y 90 – sólo deportivos – y en general, no me gustan. Suspensiones blandas en los deportivos y muy blandas en los turismos, configuraciones actuales arcaicas, incluso ballestas en muchas ocasiones hasta no hace mucho, tamaños y pesos absolutamente desorbitados, motores de mucha cilindrada y poca potencia con consumos, por decirlo de forma suave, abultados. Comportamientos “flojitos”, cambios automáticos, frenos “justos”. Es decir, básicamente todo lo que hace que un coche no me guste.

Si piensas igual que yo, quizá te reconcilies con la industria automovilística del otro lado del charco después de ver la selección de fotos que hemos preparado, si después de verlas no suspiras por un Yenko, un Cuda, un Camaro o un Charger tienes escarcha en las venas. Yo, definitivamente, quiero uno.


Extra Lap (Por Delarosa)

Yo tampoco soy un amante de los coches americanos, pero este post ha resultado inspirador. He elegido este de Exotic Auto Restoration:

Artículos relacionados

16 comentarios en “American Cars”

  • Whiplash16v

    18 de enero de 2011 a las 21:00

    Autos muy “lindos”

  • nachetetm

    18 de enero de 2011 a las 21:16

    Al igual que vosotros, yo tampoco tengo gran querencia por los coches americanos, exceptuando ciertos muscles clásicos, como el Challenger HEMI o los Mustang Shelby y los Boss. Pero como bien demuestra Delarosa, hay excelentes excepciones en cuanto a deportivos. El Shelby cobra daytona coupe es un buen ejemplo, pero personalmente creo que este es todavía mejor…

    http://www.sportscardigest.com/wp-content/uploads/1968-ford-gt40-mk-ii-chassis-1076-main-2.jpg

  • mmmm

    18 de enero de 2011 a las 23:18

    No os engañéis, ahí lo único bonito es el fotógrafo que ha hecho esas impresionantes instantáneas… Le da por hacer las fotos a un Fiat Multipla y hasta yo quiero uno! (Jeje tampoco soy amante de los americanos)

  • Tobal

    18 de enero de 2011 a las 23:33

    Mi abuelo tenía un Caprice Classic de 1973,7400cc y 375HP.La radio de fábrica traía hasta ecualizador.

    Es el único estadounidense al que le tengo cariño real.Recalco,estadounidense, porque yo también soy americano…

  • corsaria

    19 de enero de 2011 a las 00:48

    Yo me quedo con un italo-americano: De Tomaso Pantera. :P

  • Whiplash16v

    19 de enero de 2011 a las 03:43

    Tremenda la imagen ke ofrece nachetetm y coincído con Tobal.

  • xavih

    19 de enero de 2011 a las 11:35

    Creo que habéis sido un poco injusto con ellos. En su momento los Muscle cars tenían puntos a favor como la arquitectura de los motores, normalmente escandalosos V8, propulsión trasera a “pelo”, imagen macarra, robustez mecánica, multitud de equipamiento que en Europa no existia y precios relativamente asequibles. Pero fueron victimas de la crisis del petroleo de los 70 y de las severas normas americanas sobre velocidad en carretera que los impidieron evolucionar. Para mi un Corvette, un Mustang o un AMC javelin son coches de personalidad tremenda. Por cierto hará un tiempo escribí una entrada sobre ello, si queréis echarle una ojeada podéis encontrarlo en

    http://zona-rapida.blogspot.com/2010/05/muscle-cars.html

  • ramón roca maseda

    19 de enero de 2011 a las 12:56

    Comparto absolutamente la presentación y las conclusiones sobre los americanos….pero me encantan, me ancantaban hasta los 70. A partir de ahí las mecánicas involucionaron y los estilistas se quedaron sin inspiración.
    ……pero no olvideis que el término HAIGA – que viene de “deme el mejor que haiga”, como decimos los gallegos cuando no pudimos ir mucho a la escuela – se refería generalmente a coches americanos de los 40 y de los 50 que los indianos – después de trabajar mucho, mucho, mucho – traían cuando volvían a su tierra, antes que Hitler Castro les expropiara a muchos de ellos el fruto de su trabajo, haiga incluido.
    Más aún, he de deciros que L’Autojournal probaba el Cadillac de 1952, lo definía como el coche de lujo más rápido y confortable de su tiempo y sólo se quejaba de sus frenos y de que no había entonces neumáticos capaces de soportar su peso y su potencia por lo que el imponente Cadillac de 1952, una especie de Maserati Quattrporte, tendía a los reventones en exceso.
    Ya os contaré más cosas de haigas…..
    Mientras tanto, buscad los siguientes haigas y a ver qué os parecen:
    Packard Clipper de 1941
    Buick de 1946
    Studebaker Starliner de 1947
    Hudson de 1949
    Cadillac de 1950
    Pontiac de 1951
    Lincoln de 1952
    Studebaker Starliner de 1953
    De Soto de 1954
    Chevrolet de 1955
    Lincoln de 1956
    Plymouth de 1957
    Chevrolet de 1958
    Ford Thunderbird de 1959

  • JUANCHO DE PARQUE DEL PLATA URUGUAY

    19 de enero de 2011 a las 13:43

    Quienes escriben y dan explicaciones que no tienen “agarradera”.-Hay epocas y tiempos distintos, y suerte a aquellos que lo pudimos disfrutar y vivir a pleno.- Hoy las cosas ya son mas que distintas, ya que los monstruos aquellos americanos que estabamos acostumbrados a ver, hoy ya no estan practicamente en las calles.- Era lo que habia.- Hoy las cosas han variado tanto que hasta los mismos coches “grandes” alemanes – franceses, no estan.- Creo que todo se va hacia el tipo de auto mediano, y siempre buscando la economia, ya que la gasolina y el gas oil cada dia se esta poniendo mas caro.- Por eso es indudable que en pocos meses ya veremos andar electricos.- En las exposocoopnes de autos cada dia se ven mas los expositores con este nuevo vehiculo.- Falta encontrar unas baterias mas livianas y de mayor autonomia.- Falta poco,…..

  • Lasheras

    19 de enero de 2011 a las 17:16

    Ramón,

    me alegro de que hayas comentedo, estaba esperando tu veredicto ya que ha sido una osadía por mi parte meterme en el terreno de los cásicos, y como siempre, nos has aportado ese punto de información que te abre nuevas puertas hacia este maravilloso mundo que son los clásicos de los 50 de E.E.U.U. Muchas gracias.

    Como elección personal después de ver tu lista yo me quedaría con un Pontiac Chieftain Deluxe Coupe de 1951, claro que mis elección es más estética que otra cosa.

    Por otro lado, ya de otra época, siempre me ha encantado el llamativo Plymouth Superbird del 70, en verde lima o en naranja.

    Salu2

  • stygyan

    19 de enero de 2011 a las 22:10

    De tu escrito calculo que un coche americano es como una Miss Universo: muy atractiva a la vista, pero en cuanto a equipamiento interno…

  • PIÑA

    20 de enero de 2011 a las 04:43

    Es obvio que en España (desconozco la cultura automovilista en Europa como para incluirlos) los coches americanos son unos completos desconocidos, seguramente los americanos tampoco sepan que es un R8 Gordini…pero la vision que tenemos aqui de esos coches, exceptuando a los pocos privilegiados que conozcan el tema, es ver un Mustang y decir: Eleanor…(cuanto daño hace la gran pantalla…).

    Lo vemos solo como un coche enorme, tragón y chulo. Me encantaría saber más de su historia. Su motores no es el tipo de motor que me gusta, pero he de reconocer que un V8 con unos cilindros del tamaño de una botella de Coca-Cola debe cuanto menos impresionar.

    Sus cajas de cambios con convertidor de par no eran lo más eficiente…ni el convertidor ni las lentas cajas de trenes epicicloidales.

    Sus chasis y todo lo que ello engloba, como decis, no tienen fama de ser algo del otro mundo…¡si muchos no llevaban ni diferencial atrás!

    Asi que no, no me gustan, eso si, se me rompe el cuello si veo uno…su estética es imponente, no cabe la menor duda, pero no es el tipo de coche que me atrae.

    Un saludo!

  • Fernando Alvarez

    20 de enero de 2011 a las 07:13

    Hola Lasheras:

    Si bien todos los calificativos que empleaste para los coches estadounidenses son correctos para modelos de una determinada época, no hay que meterlos a todos en la misma bolsa. Aún así, conducir un Mustang Boss de 1971 con el pie derecho más pesado que de la cuenta es una muy grata experiencia. Me ha tocado vivirlo y lo puedo asegurar.

    Hoy en día los coches estadounidenses evolucionaron y no son lo que acostumbraban ser. Los únicos que siguen la tendencia de motores enormes y un peso descomunal son algunos SUV de lujo. Para los demás, el cambio fue muy lento pero inexorable al darse de que EEUU no es una burbuja como lo era hace 40 o 50 años atrás (ni tampoco su economía, que sufre como la de cualquier otro país) y que los nuevos hábitos de consumo y el costo de su gasolina demandan coches de estilo más europeo o japonés e incluso los primeros pininos con motores diésel.

    Un saludo

  • Para los amantes de los coches americanos.

    20 de enero de 2011 a las 14:50

    […] los amantes de los coches americanos. American Cars Comparto las primeras lineas del autor del articulo, en lo referente a los coches americanos ando […]

  • tall

    21 de enero de 2011 a las 12:55

    Atencion con las wheelie bars del GTO( foto Nº 20). No se ve bien, pero debe llevar unos rodillos ahi detrás, para necesitarlas…

  • Cristobal

    30 de enero de 2011 a las 02:57

    Ojo con algo:

    Esas maquinas americanas son mucho mas confiables que los autos europeos y asiaticos, con esos V8 jamas tendrias problemas de torque (par) que a mi juicio es mas importante que los HP o CV.

Deja un comentario