Visitando el Classic Auto 2012 de Madrid

Al   llegar al Classica Auto Madrid 2012,  un vistazo entre los clásicos muestra ejemplares dignos de consideración, como un Seat 1430.

El Seat 1430 es uno de los Seat de más grato recuerdo. Tantos como 255.400 fueron los 1430 fabricados para nuestro consumo y también para la exportación desde abril del año en que Seat fabricó su automóvil 1 millón o su 600 que hacía el número 500.000, del año 1969, fabricación que duró hasta septiembre de 1975. Ese año la nueva gama 124, que incluía el 124 Especial, pues así se bautizaba al renovado 1430, debería haber sido presentado en el Salón de París de octubre de 1975, lo que no ocurrió, pues los fusilamientos de aquellos días y el juicio de Burgos no ponían a España muy de moda.

A la vista de este 1430 anterior a septiembre de 1971, mes  en el cual se modificó su parrilla, parachoques y luces traseras, apareciendo también las características rejillas evacuadoras de aire detrás de la puerta trasera, uno recuerda este Seat 1430 que Autopista había calificado en mayo de 1969 como “el coche más completo de España para quien desee una berlina de 4 o 5 plazas” (había quien decía que Autopista le tenía demasiada simpatía al 1430…), y lo recuerda como un rápido y cuidado turismo cuyo motor de 1438 cc daba 70 cv, cosa que en las carreteras de aquellos días le ponía por delante de un MG 1300, de un R 8 TS, de un Mini 1275 C o de un Seat 1500.

Hay que añadir que el 1430 era la versión española del Fiat 124 S, presentado en el Salón de Turín de 1968, versión cuya estética habíamos modificado aquí añadiéndole detalles del Fiat 125 S, como el adorno lateral en flecha, y versión cuya suspensión buscaba más el confort que el 124 S, lo que le valió reparos sobre su estabilidad.

Dentro del recinto, llama rápidamente la atención uno de los Z 102 vivos, un inmortal Pegaso pintado en un bello azul y tratado con predominancia de su faceta de deportivo elegante y lujoso. Este ejemplar  carrozado por Touring es considerado -por algunos- como el más bello de los Pegaso Z, que no es poco decir.

Siguiendo la visita, es preciso presentar nuestros respetos ante un coche señero, ante la obra maestra de Ferdinand Piech, el Audi Quattro, esta vez vestido deportivamente y presto para correr y ganar.

En el bajo encontramos la oferta más interesante del Classic Auto, pues los 7.600 euros pedidos por semejante monumento contrastaban con los 13.000 con los que lo valoran en el nº 275 de la revista Rétroviseur. Tal monumento de potencia y tecnología era uno de los 7380 Mercedes 450 SEL 6.9 fabricados entre 1975 y 1980. En otras palabras el primer coche del mundo comercializado con ABS desde 1979, o lo que es lo mismo, la berlina de viaje de los grandes de la fórmula 1 de aquellos días, quienes apreciaban los 286 cv din que daba su V 8 de 6834 cc y quienes podían pagar su precio, que equivalía al de un Porsche 911 Turbo 3300.

Cerca de tan caracterizado Mercedes se exhibía otro monumento, éste de solo 3,05 metros de largo. Nos referimos al padre de todos los utilitarios actuales, con su gran espacio habitable para 4 personas y su equipaje, su motor transversal y su tracción delantera. Hablamos naturalmente de un Mini, en esta caso un de Austin Seven.

Como se trata de un Austin Seven automático, estamos ante un coche fabricado entre octubre de 1965 y octubre de 1967, fecha la primera en la cual apareció la versión automática del Mini y fecha la segunda en la que se presentó la serie MK II, con diferente parrilla delantera, acompañando la versión 1000 a la única versión inicial, la versión 850, en el mercado este 850, como Austin Seven o Morris Mini Minor, desde agosto de 1959.

Siguiendo nuestro recorrido, nos llamó la atención un imponente coupé de ville al que prácticamente todos los coches expuestos trataban con un respetuoso y admirativo Usted.

Tan excelentísimo automóvil era un muy aristocrático e imponente Hispano Suiza H 6 B del año 1927carrozado en forma de muy sofisticado landaulet, el equivalente actual a un Maybach 62 o a un Rolls Royce Phantom. Tal referente, fabricado en unas 2200 unidades entre 1919 y 1934, se movía hasta los casi 150 km/h gracias a su 6 cilindros de 7982 cc del que salían 150 cv de raza total. La primera unidad había sido para el abuelo de nuestro Rey, para Alfonso XIII, y a ella le siguieron unidades para gente tan caracterizada como André Citroen; existe una leyenda urbana según la cual D. Andrés decía que él era Citroen pero que su coche era un Hispano Suiza.

Cerca del monumental  Hispano Suiza, nos miraba una adivinanza que decía:

¿Hay algún Jaguar que no sea verdaderamente elegante y bello?

>

Antes de que pudiéramos pensar en un XJS, un raro 420 con sus líneas desproporcionadas nos planteó la duda, dado que su mezcla de S y MK 10 nos parece impropia de la consabida exquisitez a la que nos acostumbraron las carrocerías de los Jaguar.

Pero no se apenen los jaguaristas -entre los que militamos-, ya que cerca se exhibía un ejemplar del que es casi con toda seguridad la más bella berlina deportiva de todos los tiempos, o sea un  Jaguar MK II, no sabemos si uno de los 25.173 MK II 2.4, o uno de los 28.666 MK II 3.4, o bien uno de los extraordinarios 30.141 MK II 3.8, todos ellos fabricados entre septiembre de 1959 y septiembre de 1967. De cualquier manera, su gratísima presencia fue un excelente pretexto para reflexionar sobre la belleza poderosa de un XK 120, la majestad de un MK VII, la elegancia intemporal de un XJ 6 o el acierto estético absoluto del incalificable E de la primera serie, dada su belleza total.

Un Ferrari, un Ferrari 250 GT 2+2 -sin su motor original- nos sugirió otra adivinanza:

¿Podría considerarse al 250 GT 2+2, presentado en Le Mans en junio de 1960, como  el más bello de los Ferrari?

Dejamos a gusto del lector la coincidencia con quien escribe sobre la belleza de esta escultura de Pininfarina de la que se fabricaron 970 unidades hasta que en enero de 1964 le sustituyó el 330 GT, también un Ferrari de 4 plazas, cosa que no todos valoran, el cual superaba los 240 cv del V 12 de 2953 cc, potencia que le llevaba hasta los 225 km/h  con las aceleraciones más que aceptables, proporcionadas por una relación peso/potencia cifrada en 5 Kg/Cv.

Dado que la historia también erige monumentos en el recuerdo y en la vida,  uno de los 15 millones de unidades del coche que motorizó al mundo, un Ford T impecable, mereció nuestro respetuoso saludo, máxime por tratarse del producto inicial de la fabricación en cadena que, a escala mundial, inauguró Henry Ford en abril de 1913 en sus factorías de Highland Park.

Su 4 cilindros de 2895 cc que daba 20 cv a 1800 rpm era todo menos ridículo, pues movió a 15.176.888 unidades, la última de las cuales, tras el cese de la versión turismo el 31 de mayo de 1927, se fabricó el 4 de agosto de 1941, terminando una larga carrera iniciada en octubre de 1908.

Y hablar de Ford es hablar de USA y nada más USA que una lujosa berlina digna de un dictador de república bananera, aunque también de gente muy respetable,  un Cadillac de 1958, repleto de cromo, uno de los 12900 Cadillac 60 S fabricados en 1958, dentro del total de 125.501 Cadillac construidos en ese año de 1958. El 60 S con sus 2250 kg de peso, disponía, gracias a su V 8 de 5972 cc, de 287 cv sae que le permitían moverse con cierta soltura, especialmente en largas autopistas rectas donde no hicieran mucha falta los frenos.

Bibliografía consultada

  • Para el relato muy, muy personal de una manifestación clásica como ésta, con opiniones muy subjetivas y susceptibles de discusión,  las referencias bibliográficas también son exigibles.
  • En lo que atañe al Seat 1430, mi libro Nuestro Seat fue la referencia.
  • Por lo que se refiere al imponente Mercedes 450 SEL 6.9, los datos proceden de Deutsche Autos de W. Oswald.
  • Por lo que toca a los Jaguar y al Austin Seven, la información procede de Serge Bellu, de su Toutes les voitures de monde, années 60.
  • Las cifras relativas al Cadillac de 1958 están tomadas de American Cars 1945-1975 y del Numéro Catalogue 1958 de la Revue Automobile, así como las del Ford T, en este caso de American Cars 1805-1942.
  • Lo relativo al coche más importante del siglo XX, el Ford T, y a uno de los coches más importantes del siglo pasado, el monumental Hispano suiza H 6 B, procede de Voitures d’autrefois de L’Auto-Journal.

Escrito por Ramón Roca, patrono de la Fundación RACE.

Artículos relacionados

16 comentarios en “Visitando el Classic Auto 2012 de Madrid”

  • David Pérez

    5 de marzo de 2012 a las 19:07

    Buen trabajo, gracias por la información y a lo mejor podrias poner unas fotos de los coches funebres.

  • marco sanchez esparza

    6 de marzo de 2012 a las 00:17

    cierto es que el jaguar es la berlina deportiva mas bella de todos los tiempos lo jag de hoy nomas no….

  • Staff

    delarosa

    6 de marzo de 2012 a las 03:01

    Ramón, que recuerdos de nuestra primera visita juntos al Classic Auto. De hecho, la que me inspiró a ofrecerte este artículo.
    Recuerdo que me mostraste el coche más importante del Salon y que yo no lo había siquiera visto: un Cord del 29, el primer coche de tracción delantera.

    También recuerdo que nos explicaste la importancia del Citröen DS, que se mostraba justo al lado de un Traction Avant (que a pesar de haber coexistido el DS parecía una nave espacial a su lado).

    Lástima que en esta ocasión no haya podido ir.

    Saludos

  • Jorge Azcoitia

    6 de marzo de 2012 a las 11:26

    Eres un romántico, Ramón. Y consigues contagiarnos a todos tu pasión hasta en coches que normalmente ni habría parado la vista más que unos pocos segundos. Muchas gracias por abrirme los ojos.

  • etreintero pamplona

    6 de marzo de 2012 a las 13:09

    Desde luego, sobre gustos no hay nada escrito. A mí, el Jaguar XJS me parece uno de los coches más “elegantes y bellos” que he visto; más aún hoy en día, por el hecho de estar relativamente baratos, pues creo que la ostentación siempre riñe algo con la elegancia. Tal vez haya sido juzgado demasiado duramente por haber sustituído al E, pero los más jóvenes nunca vimos un problema en ello.

    Saludos

  • ramón roca maseda

    6 de marzo de 2012 a las 18:57

    Ante todop, gracias por vuestros comentarios.
    David,me desagrada sumamente esa tendencia – que seguro que tú no tienes – de asociar coches con muerte; para mí el amigo automóvil es vida y si no que le pregunten a las ambulancias. Así pues, propongo si acaso una exhibición de ambulancias.
    Marco, hablaríamos largo y tendido de la belleza – enorme e intemporal – de los Jaguar.
    Treintero, coincido contigo que al sucesor del inconmesurable E lo primero que le iban a decir es lo que le dijeron.
    Oscar, tu amigo Juan y “tu amigo yo” no dejaron de decir en el Salon Classic que a ver cuando acababa esa Panamericana en la que te inscribieron, cual 911-993.
    Jorge, conocí a muchos sicólogos peores que tú pues ni me conoces y ya sabes que soy un romántico……y aciertas plenamente.

  • J.Miguel Quintana

    6 de marzo de 2012 a las 19:22

    Gracias, maestro, por esta crónica de tu visita al Classic Auto, tan diferente de las muchas que hemos leído en otros medios, copiadas del dossier de prensa.
    Ahora que hemos aprendido tanto sobre esos coches que mencionas, es una lástima que no podamos repetir la visita para verlos con otros ojos.
    Saludos

  • pavofrio

    6 de marzo de 2012 a las 22:35

    Muy buen trabajo y magnificas fotos!

    Por supuesto el Pegaso Z-102 es de otro mundo, ese color le sienta como un guante, y las gomas con el borde blanco me parecen sublimes.

    El Hispano Suiza lleva en venta algún tiempo por el compra-venta de vehículos clásicos Francisco Pueche (http://www.finecars.cc/en/detail/car/111699/index.html?no_cache=1&ret=63)

    Pues en mi opinión el 420 es mucho más bello, mas “barroco” con los pasos traseros medio carenados. Si lo miras de frente parece un Daimler…

    Muy poco conocidos y valorados esos MK X/420…

    Y qué bonito el 250 GT 2+2, toda la serie 250 es superior, no hay nada igual… Yo no podría elegir, hay tantos!

    Un saludo!

  • Juan Lasheras

    6 de marzo de 2012 a las 23:37

    Qué maravilla de artículo! Ameno y divertido hasta para los profanos.

    Un saludo.

  • Angel Martín

    7 de marzo de 2012 a las 04:46

    Fantástico artículo Ramón, un buen homenaje a los “abuelos” que se atrevieron a marcar tendencia en la época. Preciosos nuestros amigos de toda la vida. Me encantaría poder haber ido y sentarme a escuchar todas historias que nos tienen que contar.

  • Javier

    7 de marzo de 2012 a las 20:08

    Don Ramón, en nombre de los que no pudimos pasarnos por allí, muchas gracias por el relato y las instantaneas.

  • ramón roca maseda

    8 de marzo de 2012 a las 10:24

    Quintana, Pavofrio ( ¡ ay esos 420 de estética controvertida ! ), Lasheras, Angel y Javier: con seguidores así uno va a donde haga falta.
    Lo que se podía hecer era quedar todos de acuerdo para una visita conjunta el próximo año. Ya hablaremos.

  • JaimeRS

    8 de marzo de 2012 a las 11:52

    Y si bien está ver los clásicos expuestos, mejor está verlo corriendo por la sierra abulense. Este fin de semana Rally of Spain, con Carlitos y Toño Sainz y otros 80 inscritos procedentes de Italia, Alemania, Portugal, Finlandia, Austria, etc…

    Nos vemos en las cunetas!!

  • pavofrio

    10 de marzo de 2012 a las 15:19

    Te tomamos la palabra para la visita conjunta!

    Un saludo!

    Pd: Y la gente de Barcelona, tambien se podria hacer una conjunta para los eventos “gordos”, Montjuic, Auto-Retro, Barcelona-Sitges…

    Ahi queda dicho!

  • Andrew Vickerman

    13 de marzo de 2012 a las 18:28

    El problema de estos artículos es que nunca sabes qué seleccionar… Junto al 250 GT se ve un magnífico 512tr azul, pero es que a su lado había, por lo que tengo entendido, un Countach… perdón, countach (con minúscula, como pone el coche) 25 Anniversario negro espectacular.

    ¿Ese Mercedes sigue en venta? Maldita sea, que tenga que pillarme ese coche en venta ahora que se da un factor positivo (lo puedo pagar y mantener), junto con otro negativo (vivo en Birmania). Qué maravilla, un 450 6.9…

  • Psicólogos en Móstoles

    5 de abril de 2012 a las 15:48

    ufff, no puedo pensar ni en olerlo, aunque sería mi sueño poder comprarlo…

Deja un comentario