Prueba Audi RS 4 Avant B9: Adiós V8, hola Turbos (y mucho más)

En 8000vueltas siempre intentamos que una prueba implique algo más que hacer un par de puertos de montaña y una sesión de fotos. Nos gusta recrearnos con el coche, como si este fuera de nuestra propiedad, y sentirnos como si los más de 100.000 € de este RS 4 hubieran salido de nuestro propio bolsillo. Solo así,  y durante una semana de prueba, somos capaces de percibir qué significa poseer la última berlina deportiva de la marca de los cuatro aros y, sobre todo, si está a la altura de lo que nosotros, los petrolheads, necesitamos. En definitiva, si nos lo compraríamos o no.

Audi RS4 - 8000vueltas_-9

Bajando al lúgubre garaje 8000vueltas, su silueta le delata y nos recuerda lo bien que Audi sabe aderezar con pasos de ruedas sobredimensionados, escapes “gordos” y grandes llantas su gama RS. A su lado aparcado, nuestro archiconocido RS 4 B7  mira con recelo como nuestros ojos se fijan con pasión en el nuevo B9. ¿Nos estaremos volviendo unos contemporáneos? No me atrevería a decir tanto, pero es que la “planta” que derrocha el B9 es simplemente sobrecogedora (aunque se postule enorme al lado del B7).

El RS4 ha sido siempre, tanto para periodistas como aficionados, el icono de la gama RS y así lo promulgaba Audi en sus anuncios publicitarios. Y es que contaba con el tamaño perfecto, la potencia perfecta, la conducción esperada y el diseño embriagador de sus abultadas curvas siempre bien camufladas bajo un esmoquin no siempre de colores discretos.

RS 2 en Nogaro Blue, RS 4 B5 en Misano Red, RS 4 B7 en Ibis White, RS 4 B8 en Hot Orange y RS 4 B9 en Nardo Grey

Al acercarnos al susodicho, los faros Matrix LED nos dan la bienvenida -el haz de intermitencia progresiva particularmente me apasiona-, y al abrir la puerta un gran logo de Audi Sport es proyectado en el suelo; un poquito de marketing supongo, pero me alegra saber que hay gente en Audi queriendo desarrollar una corriente al estilo BMW M Fan, así que bienvenida sea.

Hay marcas a las que incluso con los ojos cerrados podrías reconocer nada más sentarte en sus coches. Audi, y más concretamente los modelos RS, son uno de los mejores ejemplos de ello: tus manos caen sobre el suave volante de piel vuelta y la palanca de cambios como si estuvieran hechos a medida. Tu cuerpo queda perfectamente recogido en posición de ataque y con todo a la vista, desde la carretera hasta los mandos. Los asientos, en un precioso cuero negro con costuras romboidales en rojo son soberbios: compactos y quizás de los pocos baquets que no quitan mucho espacio en las plazas traseras.

Audi RS4 - 8000vueltas_-22

Audi RS4 - 8000vueltas_-29

Audi RS4 - 8000vueltas_-23

Audi RS4 - 8000vueltas_-25

Sólo la gran cantidad de botones en la consola y la incomprensible moda (que también otras marcas siguen) de “pegar una tablet” sobre el salpicadero empaña un diseño y ergonomía que incluso así, tenemos la sensación de que desprenden medio puntito más de calidad que su competencia más directa.

En cualquier caso, me impresiona tanto al nivel al que avanzan las novedades en el mundo tecnológico aplicado al automóvil, que casi me dan ganas de empezar a contarte todos los sistemas (algunos opcionales, claro está) que equipaba nuestra unidad de pruebas. No obstante, me voy a resistir – al fin y al cabo esto es 8000vueltas – y vamos a hablar de cosas más interesantes. Con todo este drama exterior e interior estamos deseando arrancarlo, ¡vamos allá!

Audi RS4 - 8000vueltas_-30

Si quieres diversión, Modo Dynamic 

“¿Está arrancado? -No estoy seguro”. Sentado en un RS 4 estaba esperando estremecerme al arrancarlo, pero el modo Comfort no ayuda mucho. No hay problema, lo apagamos, ponemos el modo Dynamic y ahora sí, por fin arranca como Dios manda. Un sonido brusco, gutural aunque algo artificial aderezado con los petardeos, invade el garaje. Se percibe como un sonido sin un tono en particular, lo bastante alto, pero muy “de laboratorio”. Veremos qué tal suena en movimiento.

Tras familiarizarnos con todos los elementos a través de la ciudad mientras esquivamos tímidamente todas las miradas de la calle (en efecto, es un “gira cuellos”, nuestra imagen proyectada en los escaparates lo confirma), nos ponemos a conducirlo “en serio”. 70 km de autopista a velocidades de Autobahn alemana son suficientes para saber que éste es su hábitat natural; engulle kilómetros por despecho, aunque de eso no teníamos nadie ninguna duda y es un placer también disfrutar realizando adelantamientos fulgurantes con la sensación de que el coche es capaz de recuperar velocidad en casi cualquier circunstancia gracias a sus 600 Nm de par desde 1900 rpm. Prestando atención a la experiencia acústica, lo cierto es que suena muy bonito. Olvídate de borboteos tipo V8 o subidas de régimen hasta 8000vueltas, pero el sonido mecánico es inconfundible: es un V6; el sonido de escape también: es turbo.

Audi RS4 - 8000vueltas_-19

Para autopista configuramos el coche con el modo Individual: suspensión Comfort, motor Dynamic y dirección…..Aquí tenemos grandes discrepancias, pues aunque precisa, carece de “tacto” hasta que vas al límite y es la rueda la que indica el límite de adherencia. Aunque es tremendamente rápida, casi como si llevaramos un coche de la mitad de peso y tamaño.

En contraposición a la revolución tecnológica a la que estamos sometidos en pleno siglo XXI, me sigue sorprendiendo que la parte dinámica se base en el mismo principio de hace más de 90 años (suspensiones de triángulos superpuestos o doble wishbone) y la motriz igual (el ciclo Otto se patentó en 1886). ¿O no?

Lo cierto es que el concepto es el mismo, pero sería comparar un muro de carga realizado en adobe con una obra arquitectónica de Frank Gehry. El principio físico fundamental es común, pero el salto en la calidad de la suspensión es notable incluso respecto al Audi R8 V10 que probamos el año pasado, tanto en versión Spyder como en Coupé. Especialmente en el modo más blando, en los R8 notabas como ante los badenes más abruptos la suspensión del coche era “todo muelle”, mientras que en el RS 4, en ese mismo modo Comfort, los movimientos de la carrocería están siempre bajo control. Selecciona el modo Dynamic y tendrás un chasis con una dureza y una puesta a punto mucho más deportiva de lo que hubieras podido imaginar.

Apoyos salvajes en modo Dynamic

No es ya que en seco sea ultra efectivo gracias a la gran cantidad de goma en contacto con el suelo, es que para la sesión de fotos tuve la suerte de que fuera en mojado. Volviendo a casa, ya tranquilo, no dejaba de pensar en la devastadora eficacia del coche. Estoy seguro de que muchos buenos deportivos, de esos que tienes de fondo de escritorio en tu ordenador, hubieran sido borrados del mapa de un plumazo en estas circunstancias. En nivel de efectividad y agarre es tan alto, que hasta en las fotos, en mojado, puede verse cómo se retuercen las ruedas debido a los fuertes apoyos a las que son sometidas.

Modo Individual con suspensión en modo Comfort tratando de conseguir algo más de feeling con la carretera mojada

Llevando hasta el límite al RS4, en condiciones de apoyo puro el tren delantero va tan sujeto que el subviraje solo aparece cuando en curvas lentas sacas a relucir los 450 cv mucho antes de lo que deberías; lo que los anglosajones llaman power understeer. En cualquier caso, de no ser por el sistema de tracción Quattro, del cual no notas apenas su funcionamiento aunque eres consciente de que ejerce de mano invisible que te catapulta de las curvas, sería imposible ir tan rápido.

Audi RS4 - 8000vueltas_-42

En cambios de apoyo más fuertes, la suspensión controla con precisión los movimientos de la carrocería a pesar de que la cifra de peso del conjunto no es poca (1790 Kg). Aunque no es donde se siente más cómodo – ni mucho menos- forzándolo puedes llegar a descolocarlo ligeramente de atrás… hasta que el ESP (desconectable) se encarga de recordarte que las velocidades a las que vas son ya cosa seria y que no es un coche para esos menesteres. En seco no hay reproche, pero en mojado a veces te sorprende la acción del ESP una vez que la cosa empieza a moverse más de la cuenta, pues el chasis y la dirección no son todo lo comunicativos que te gustarían.

Audi RS4 - 8000vueltas_-13

La trasera manda un mensaje claro: no intentes seguirme, no lo conseguirás

En cuestiones de efectividad toca hablar de su motor, que en efecto es efectividad pura pero de caracter alemán, es decir, no se le puede poner pega alguna, excepto que no enamora por lo que transmite, especialmente cuando recordamos a su antecesor, que equipaba el V8 atmosférico de 4.2 litros y 450 cv, capaz de subir hasta unas rabiosas 8250 rpm.

No cabe duda de que el nuevo propulsor, V6 biturbo de 2.9 litros y distribución variable, que también declara 450 cv – aunque empuja como si fueran unos cuantos más-, es mucho, mucho más rápido en cualquier circunstancia que el coche al que sustituye, pero no todo son frías cifras cuando hablamos de automóviles pasionales.

Audi RS4 - 8000vueltas_-37

V6 Biturbo en configuración Hot-V

Este propulsor, derivado del que monta el S4, tiene la particularidad de una configuración que se denomina “Hot-V” o “V Caliente” debido a que los turbos se encuentran dentro de la V que forman las dos bancadas de cilindros, con lo que se reduce considerablemente el retraso en la entrada del turbo (al encontrarse este mucho más cerca de los cuerpos de admisión). El resultado es que disponemos de una curva de par que se empeña en competir con la un motor eléctrico: 600 Nm desde 1900 rpm y hasta 5000, entregando la potencia máxima entre 5700 y 6700, lo que es bastante arriba y por tanto agradecemos una vez “metidos en faena”.

En marcha realmente sorprendente el empuje de locomotora, capaz de teletransportarte de curva a curva con velocidades puntas de pérdida de carné y sentencia de cárcel (si te lo propones. Nosotros siempre nos portamos bien). Todo ello escalonado a la perfección con la caja de 8 velocidades de convertidor de par (sí, no es de doble embrague), la cual es un mero instrumento para absorber el par y dártelo en cualquier circunstancia gracias al corto escalonado de la misma. Acelerar desde parado y sentir la violencia con la que arranca una ranchera de casi 1800 kilos y cuatro personas dentro te hará plantearte la concepción de la física y cuestionarle al mismo Newton si este nuevo RS 4 ha llegado a este mundo para ridiculizar deportivos. En el 0-100 para el crono en unos exiguos 4,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 ó 280 Km/h (como opción).

Audi RS4 - 8000vueltas_-46

El sistema de tracción integral Quattro, que gracias al paquete RS Dynamic de nuestra unidad (tren de rodaje Sport Plus, Dynamic Ride Control…) equipaba autoblocante trasero es tan efectivo que ni siquiera los 450 cv quemando gasolina a discreción son capaces de hacer perder adherencia al coche. En definitiva, el chasis – especialmente con el paquete RS Dynamic- es más deportivo que el motor, que no goza de una estirada frenética ni de un sonido con personalidad. Efectividad Made in Germany, lo que seguro que no es un problema para el cliente potencial de este coche.

Audi RS4 - 8000vueltas_-5

En cuanto a parar tanto peso y a tanta velocidad, para uso en carretera optaremos por los discos de acero. Da igual el ritmo, lo aguantan todo. Para circuito, seguramente necesitaremos los cerámicos, pero… ¿quién va a meter un RS 4 en circuito de forma habitual? Los cerca de 10.000 € que cuestan se nos hacen un poco cuesta arriba si te somos sinceros.

Tras tres horas seguidas de sobrecogedores puertos de montaña, aterrizamos en Torrelodones para degustar unas excelentes alubias rojas con perdiz y un rodaballo. No estamos ni por asomo cansados, pues somos jóvenes (de espíritu), pero estas mismas rutas con otros coches nos dejaban algo tocados. En la comida aprovechamos para intercambiar opiniones y hablar de su bastidor, su motor y también de ese u otro coche de pretensiones deportivas que intentó seguirnos, lo que inevitablemente nos lleva a hasta su competencia, coches que hemos probado a fondo en 8000vueltas: el M3 (no lo hay Touring), el Giulia QV (tampoco, pero para nosotros la mejor berlina en comportamiento) y el C63S AMG State.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio vs BMW M3 F80

Prueba Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

Mercedes C63 AMG S - 8000vueltas-5

Los duros rivales del RS4

La sensación que me llevo es que, como conjunto, es mejor producto que los otros, aunque es lógico, pues también es el más nuevo de todos. El M3 está ya algo desfasado y, a decir verdad, siempre hemos echado de menos la generación E90, de mejor carácter y motor atmosférico a pesar de ser bastante más lento que la actual, que es muy deportivo pero no tan “envolvente”. El Giulia QV tenía el mejor chasis con buen asfalto, mucha más potencia (510 cv) y era un coche muy pasional (cambio manual en opción), pero no puede competir contra el Audi en acabados, calidad o refinamiento (aunque un precio muy atractivo lo convierten en una opción real). El mercedes es quizá el que más se parezca por filosofía (a pesar de ser tracción trasera) y además ofrece algún caballo extra, pero como decíamos, el Audi nos parece un poquito mejor en todo. Eso sí, aunque partan de precios de tarifa parecidos, para equipar bien el RS 4 hay que gastar mucho dinero en el concesionario, una unidad Full Equiped deja una factura muy alta.

Audi RS4 - 8000vueltas_-11

Lo único que quizás no convence de este RS 4, es lo filtrado y lo “maquillado” que están todas las sensaciones y experiencias que hemos sentido al conducirlo. Aunque una vez más, para el cliente potencial de este tipo de vehículo, en ningún caso debe suponer un problema, pues para la vida diaria hay emocionas más que suficientes para disfrutar sin que te acabe cansando ni por aburrido ni por ruidoso o incómodo. Desde luego, a nosotros no se nos quitan las ganas de salir a conducirlo.

Audi RS4 - 8000vueltas_-48

Agarre masivo, empuje balístico y sonido de escape: no es mala combinación ¿verdad?

El resumen del coche podría ser el siguiente:

  • Motor sobresaliente por respuesta y consumos pero algo falto de caracter.
  • Chasis perfecto para el día a día y también para destrozar puertos de montaña, donde echamos de menos un poco más de comunicación de la dirección.
  • Suspensión perfecta en cualquier modo del DRC, incluso en los cambios de apoyo (con 1790 Kg declarados).
  • Efectividad pura. Pulveriza al 99% de los deportivos que encuentres en el 99% de las situaciones posibles (agua, seco, autovía, puerto de montaña). No lo compraríamos como opción sólo para circuito, aunque será igualmente ultra rápido. En ese caso, incluiríamos los frenos de carbono.
  • Tecnología abrumadora.
  • Opciones caras. Paquete RS Dynamic muy recomendable.
  • Calidad soberbia.
  • Diseño y ergonomía soberbios.

Audi RS4 - 8000vueltas_-34

Calidad, calidad y calidad en cada pequeño detalle

Como era de esperar este nuevo RS 4 muestra una nueva revolución tecnológica y una gran evolución en el apartado dinámico respecto a generaciones anteriores. Al fin y al cabo es, probablemente, el producto más redondo de la gama RS.  

A la pregunta de si me lo compraría, evidentemente he de ponerme en la situación de alguien con el poder adquisitivo para ello y la necesidad de una berlina deportiva de muy altas prestaciones al que no le importe (o necesite) que no sea tracción trasera o no disponga de cambio manual (lo cual nadie echará de menos), y en ese caso, la respuesta es rotundamente sí.

Fotografías de la prueba realizadas por Francisco Carvajal. Disponibles, como siempre, en nuestro Flickr.

Artículos relacionados

17 comentarios en “Prueba Audi RS 4 Avant B9: Adiós V8, hola Turbos (y mucho más)”

  • nachetetm

    7 de noviembre de 2018 a las 23:04

    Es curioso, pero estoy tan desconectado de la actualidad automovilística que ya no se ni porqué generación va el A4. Dicho esto, reconozco que el RS4 nuevo tiene una pinta imponente, pero me sorprende que en 8000 vueltas prefiráis el RS4 al Giulia ¡por los acabados! Y además llamáis “deportivo” al RS4 ¡Nos estamos aburguesando! :-D
    No se que me pasa, pero sólo me parecen atractivos tres coches actuales: MX5, Alpine, 4C. No entiendo la necesidad de tener 450 Cv en una ranchera , y encima pierde la gracia que tenía antes con el motor V8. Seguro que venden muchos, pero el atractivo de los RS originales para mí se ha perdido. Si me hiciera falta una berlina sería la Giulia, me parece mucho más “especial”.

  • indeciso

    8 de noviembre de 2018 a las 01:31

    Muy muy buen texto.
    Espectacular la foto de todos los avant. Imposible decidirme por uno.

  • Hj

    8 de noviembre de 2018 a las 11:31

    Unas conclusiones propias de Centímetros cúbicos, o algo que otro programa de esos al uso.

    La verdad que la calidad del artículo es buena, pero los contenidos… no sé. Es posible que sea de los artículos de 8000 vueltas menos carismáticos que he leido (anda, que coincidencia, ¡se trata de un coche igual de poco carismático!).

  • Autor Staff

    Lasheras

    8 de noviembre de 2018 a las 11:40

    @nachetetm

    Coincidimos contigo en que el Giulia QV es un coche más especial. De hecho, hasta que hemos probado este RS4 Avant, lo teníamos (al menos yo) como “la berlina deportiva definitiva”.

    Hoy en día, tal como indicamos en el texto, el RS4 lo supera en todo lo valorable de forma objetiva (excepto prestaciones). El Audi tampoco puede competir en “sensaciones”, donde el Giulia QV es poco menos que una obra de arte (también con sus fallos, como todos).

    No obstante, a la pregunta del artículo de “si me lo compraría o no”, nos hemos querido poner en el lugar de alguien que busca ese tipo de coche, y la realidad es que para ese perfil de cliente, el Audi está a un nivel altísimo.

    Para los que nuestros coches favoritos pueden ser algo más del estilo del MX-5, BRZ, Elise, 4C, etc. -en definitiva coches más centrados en las sensaciones-, quizá no sería nuestra primera opción, pero la realidad es que el coche es un misil sin carencias grandes, salvo las emocionales, y así hemos querido reflejarlo.

    En cuanto a lo de la potencia, es cierto que no hacen falta 450 cv para el día a día, pero te aseguro que cuando los tienes, no quieres vivir sin ellos.

    Esperamos haber aclarado tus dudas.

    Un saludo y gracias por comentar, es un placer leer también vuestros puntos de vista.

  • Back to basics

    8 de noviembre de 2018 a las 14:25

    Leo recientemente que el Gobierno pretende reducir la velocidad de 100 a 90 en vías secundarias… Eso significa que, lamentablemente, estas máquinas no tienen demasiado sentido en nuestro país, con dirigentes empeñados en restringir las libertades básicas y dar la espalda al progreso. Consuela pensar que 1.800 kgs serán siempre demasiados y que a nivel dinámico existen opciones mucho más económicas que nos harán disfrutar de la conducción incluso a velocidades anormalmente reducidas, como son las reglamentarias.

  • Jose Luis

    8 de noviembre de 2018 a las 14:25

    Pues yo he probado el mismo RS4 en concreto hace unos meses (gracias Audi) y estaba convencido de que nunca iba a leer un artículo de este coche diciendo lo que verdaderamente es de una manera tan elegante….. mi enhorabuena a Lasheras por haberlo hecho puesto que otros medios han decidido felarlo de sobremanera (haciendo mas evidente sus puntos flojos)

    Mi resumen; “Tan carente de sensaciones que gracias a un envoltorio soberbio lo pasarías por alto”

    De todas maneras, entiendo que algún lector os tilde de blandengues, pero al RS4 analizado de una manera objetiva es INTACHABLE en todos los aspectos. Y mas allá que lo diga un medio reputado como 8000vueltas o yo, tenéis una muestra de ello son todas las pruebas que puedes leer de medios Ingleses, Alemanes y Franceses donde alaban el nuevo comportamiento del chasis y que es un abismo respecto anteriores RS`s y así realmente se percibe tras el volante

    Decir que es un mal coche por que no es atmosférico, manual y carente de sensaciones, si me parecería obsceno por otro lado. Puesto que la tipología de cliente actual y el mercado NO lo compraría….. nosotros solo somos un pequeño reducto de la automoción NO influyente los que valoramos algo mas allá de una careta bonita… y la cual me temo que tenemos los días contados gracias a las políticas europeas, así que acostumbraros a leer pruebas de este estilo con los coches que vayan viniendo con la nueva EURO 6C/D o la futura 7

  • Deivid Torrepower

    8 de noviembre de 2018 a las 14:48

    También me quedo como si me faltase un poco de chispa, aunque esto es algo que me ocurre con AUDI en general. Me parece una marca / coche para quien le guste ir rápido pero sin tener que sentir el límite.

    A parte, me resulta curiosa la herencia del tunning 10 años después: Enormes ‘entradas’ de aire que son puro atrezzo, mas falsas que un duro de madera, llantas desproporcionadas con ruedas sobredimensionadas o lucecitas por todos los lados. Evidente resulta que no es lo mismo los apaños que el mecánico de barrio ponía con mejor o peor suerte en los coches que aquel entonces pululaban por ciudades y polígonos que lo que hay detrás de una marca con profesionales del diseño, pero ahí está.

    También me resulta curioso la percepción que se tiene de las marcas. Si te presentas con un Alfa eres un despiadado petrolhead pero con el AUDI, de estética marcadamente macarra (y porque el del artículo es en un discreto Gris) es que es un cochazo.

    Con todo, y coincido con #Lasheras, de estar en posición de adquirir un bicho de estos muy seguramente esta sería una opción muy a tener en cuenta, pues tanto te vale para ir al trabajo, como para hacer la compra, hacerte un viaje Cádiz – Barcelona – Lugo a lo que quieras y sin terminar destrozado como practicar por tu puerto de montaña favorito con un muy alto nivel de sensaciones.

  • Autor Staff

    Lasheras

    8 de noviembre de 2018 a las 17:20

    @ Back to basics

    Efectivamente, la opción de un coche poco potente y con “poco” agarre es, ha sido y será una de las mejores formas de divertirse sin mucho riesgo ni para tu salud ni para tu bolsillo. Creo que en 8000vueltas siempre hemos sido muy coches como los BRZ/GT 86, MX-5, S2000, Clio Sport, etc precisamente por esa razón.

    Por otro lado, los límites de velocidad siempre han estado ahí y eso no nos ha impedido disfrutar a fondo todo tipo de coches…

    @José Luis

    Me temo que estás en lo cierto acerca de la evolución de los coches, cada vez tendremos más efectividad y eficiencia y menos pasión, incluso en los automóviles más pasionales… Aunque afortunadamente aún quedan coches MUY buenos. A la próxima prueba 8000vueltas me remito (y no doy más pistas).

    @Deivid Torrepower

    Volvemos a coincidir en que no hay necesidad de tantas tomas de aire falsas y llantas gigantes (en general, no particularmente de este coche, que entendemos que necesita ciertas medidas para albergar frenos y refrigerar la mecánica, etc). Personalmente añoro la simpleza de las líneas puras que tan sólo se rigen por la verdadera función de cada objeto.

    Modas lo llaman, como todo, pasará y lo echaremos de menos.

  • Roberto Merino

    8 de noviembre de 2018 a las 17:29

    Entiendo que cada prueba se hace en un momento tanto temporal, climatológico e incluso personal diferente y que, por tanto, las partes subjetivas pueden variar ligeramente de la realidad hacia un lado o hacia otro, pero releyendo la prueba del Giulia QV (uno de mis favoritos de todos los tiempos) no puedo dejar de pensar que sí, que este Audi es “mejor”, pero tal como están escritas las pruebas, no lo compraría por delante del Alfa en la vida.

    Si son coches pasionales, que lo sean de verdad. No creo que el Alfa (un Maserati/Ferrari camuflado) pueda ser mucho peor que el Audi en todo lo demás.

    Enhorabuena por el artículo, aunque el coche no me convence, fotos y texto están a un gran nivel.

  • Txaspi

    8 de noviembre de 2018 a las 19:41

    Intentando ser breve… A mí el artículo me ha parecido muy acertado y ha plasmado muy bien la filosofía del coche (no lo he conducido, lo deduzco por múltiples pruebas leídas de otros RS4 y competidores y por haber “copilotado” alguno).

    Aunque me considero buen conductor, con conocimientos, experiencia, con empatía, respeto al resto de vehículos y control del vehículo a velocidades adecuadas (que no legales) o situaciones de peligro, yo soy, como dicen ahora, un muñones para llevar un coche constantemente a su límite. Por ello aunque me encanten los M3 (sobretodo los viejos), Giulias QV o coches de carácter más deportivo, yo sí me compraría (si pudiera) este RS4.

    Y por si no ha quedado claro, me lo compraría porque es un coche que puedes ir muy rápido, con mucha seguridad, mucho margen de error y aún y todo lejos de su límite. Si tuviera “más manos”, supiera llevar los coches a su límite en cada curva, muy rápido y con seguridad, por supuesto elegiría otras opciones más radicales y que transmitieran muchas más sensaciones.

    Enhorabuena a todos miembros del equipo de 8000 vueltas por vuestro magnífico trabajo y por hacernos disfrutar tanto con vuestras pruebas y artículos.

  • Jor

    8 de noviembre de 2018 a las 22:58

    Buena máquina,

    Pero la veo un poco desproporcionada para nuestras carreteras y sus límites, así que de poderlo comprar, creo que optaría por la versión familiar normal de A4, y con el resto, pues un Morgan, Caterham… O algo más sencillo como el Miata para disfrutar de la conducción.

    Y personalmente, no me gustan tan vitaminados, los prefiero más sencillos, más camuflados tipo sleeper, no tan tunning como este, aunque entiendo que por razones técnicas necesiten esas aletas…

  • Staff

    Carlos Soteras

    8 de noviembre de 2018 a las 23:11

    Veo que concuerdo con bastantes comentarios.
    Ahi va el mio.

    No entiendo como el coche puede ser mejor que sus rivales cuando tiene:
    – Traccion: total. Infinitamente mas aburrida que la trasera de TODOS sus rivales.
    – Motor V6 Turbo: el BMW y el Alfa Romeo tienen el mismo pero este ultimo con mas potencia. El AMG es V8 Biturbo con mas potencia. Por tanto, tambien pierde en este aspecto con 2 de sus 3 rivales.
    – Sonido: Por lo que leo tambien pierde con TODOS sus rivales, especialmente con el AMG.
    – Cambio automatico: En el BMW y en el Alfa es una opcion. Pierde con 2 de los 3 rivales.
    – Estetica: Me parece el mas bonito (junto al Alfa), ahi si que le doy la palma. Sin embargo lo veo menos exclusivo que el italiano y puede que incluso con el AMG. Tambien es cierto que no es el coche mas radical que te puedes comprar en este aspecto.
    – Precio: En la media.

    Sera el mas efectivo de todos pero, desde cuando ha sido esto el requisito que mas interesa en 8000vueltas?
    Muy seguramente yo tambien me lo acabaria comprando antes que sus rivales, pero por otros motivos.

    En cualquier caso, el articulo esta redactado de un modo brillante y las fotos son espectaculares. En eso seguis siendo fieles a vuestra misma linea editorial; aquella que os ha diferenciado del resto en los ultimos 12 aNos.

    *Disculpad las faltas de ortografia, es lo que tiene el teclado ingles.

  • Abuelo

    9 de noviembre de 2018 a las 18:45

    Soy afortunado poseedor de un V6 biturbo pero de hace casi 20 años y puedo decir sin temor a equivocarme qué un motor de estas características te hace sonreír constantemente si bien no lo estiras de vueltas como el V8, es un motor es impresionante.
    Este Rs4 hace justicia al gran artículo y aunque sea menos divertido o transmita menos que otros supercoches, no dudaría un segundo en comprarlo, de poder hacerlo.

  • Borja

    9 de noviembre de 2018 a las 20:33

    Estoy bastante de acuerdo con el artículo, salvo cuando empiezas diciendo que: “y durante una semana de prueba, somos capaces de percibir qué significa poseer la última berlina deportiva de la marca de los cuatro aros”.
    El RS4 no es una berlina, ojalá lo hiciesen en formato berlina y no solo Avant, ya que así me pensaría mucho su compra.

  • ToniExup

    9 de noviembre de 2018 a las 22:32

    Buenas noches.

    Con permiso, yo también quiero dar mi opinión sobre el coche y la prueba.
    Para mí ha sido una prueba divertida de leer y que me ha transmitido cómo sería probar el coche, sin hacerlo físicamente. Por cierto: veo que hay gente que critica su comportamiento, y curiosamente no lo han probado, yo lo reconozco, mi sensibilidad al volante no llega a tanto.

    En cuanto al coche, ¿que hay de malo en que un coche sea de una efectividad máxima y puedas ir a toda castaña con él, sin que quiera matarte?
    Fs que falta personalidad, diversión y no sé qué cosas más… Pues hombre, a juzgar por las fotos del coche en pleno apoyo en curva y con los neumáticos rascando las aletas, yo creo que muy aburrido no deberías estar el afortunado probador, ¡y con el suelo mojado!

    ¡Pero es que hay más! Resulta que el coche sólo tiene ¡450cv! Pero si la mayoría de los conductores difícilmente sabemos gestionar más de 200cv con solvencia.

    Creo que hay cierta injusticia con ciertas marcas y coches, y este es un ejemplo. A mi sí que me gustaría probarlo.
    Esto es sólo mi opinión.

    Un saludo a todos

  • ToniExup

    10 de noviembre de 2018 a las 11:43

    Olvidé un último comentario, y es que con el actual nivel que alcanzan los coches, no existe un coche malo, si no una compra equivocada.

    Un saludo.

  • dicacamo

    10 de noviembre de 2018 a las 15:35

    Me vais a perdonar, pero con este articulo creo que os habeis salido de vuestro modus operandi y habeis pecado fuertemente de conservadores. Creo sinceramente que el lector medio de 8000vueltas no espera leer que un coche es genial porque “objetivamente es bueno en todo y esta muy bien hecho” aunque tenga menos alma que un ramillete de apios.

    Desde mi punto de vista, si tuviera que comparar los audi deportivos actuales con algo fuera del automovil seria con un condon: los condones son/parecen geniales porque implican sexo, seguridad, efectividad, “tecnologia”, confianza, comodidad… pero el condon en si mismo es algo frio, carente de alma. Por eso los quemados amamos los back to basics, porque son sexo a pelo y nada mas. Que si, que cuando piensas en hacerlo en el asiento de atras de un coche, con poca luz, en una postura incomoda que te jodera la espalda 2 dias etc casi da hasta pereza. Pero cuando LO HACES, a pesar de todo, tocas la gloria.

    A mi el anterior RS6 me cambio totalmente la percepcion de la fisica en terminos de aceleracion y agarre. Da pánico. Pero esa sensacion de avanzar como un disparo, la adrenalina, etc. la tengo en el dragon kahn, o en moto, o jugandomela en MTB en un descenso que le queda grande a mi habilidad. Sin embargo poner pie en tierra tras pasar un puerto diluviando en un MX5 ND en la que cada error de percepcion, o de punta tacon, de input de volante o freno te hace tambalearte dentro de ese fragil equilibrio entre vosotros (coche y tu) y la carretera… me deja una sensacion que solo encuentro haciendo lo mismo con otro coche similar.

    Todo se reduce a dos opciones: mirar a la muerte a 10metros tras un film transparente o mirarla a 1 metro tras un cristal blindado. Lo segundo esta muy bien, pero solo lo primero me hace temblar

Deja un comentario