Gracias Fernando

A pesar de que te hayas despedido y la vorágine haya pasado ya, una palabra sigue instalada en mi cabeza (y en mi corazón): Gracias. Sí, gracias Fernando por todos estos buenos momentos, por las hazañas, las gestas y, por qué no decirlo, por todo lo malo que hemos sufrido juntos. Paralelamente al concepto de comensalismo en el mundo animal, en el que uno de los intervinientes en una interacción biológica obtiene un beneficio, mientras que el otro no se perjudica ni se beneficia, lo mismo me ha sucedido contigo; me he emocionado gracias a ti sin que tu hayas recibido nada a cambio.

Gracias Fernando

Epítetos como valiente, luchador, fiero, inteligente, dominador o bravo son algunos de los empleados por tus adversarios y compañeros para definirte. Sin embargo, la palabra que más me acerca a ti es gracias. Y lo es por una sencilla razón: habrás hecho mucho por ti, pero lo que has hecho por lo demás es indescriptible. Hemos sido multitud los que por tu culpa hemos madrugado, sufrido y hasta llorado; ahora bien, todos los buenos instantes sepultaron cual losa de mármol todo aquello. De todos los que empezamos gracias a ti, solo unos pocos seguiremos, pero no podré echar en cara a los demás que abandonen el barco; cuando uno sigue a un capitán como tú, es normal perder la ilusión cuando es la mala fortuna la que se pone al timón.

La fortuna no siempre te ha acompañado a lo largo de los últimos años

Como ves, los nombres propios y los números brillan por su ausencia en este artículo, porque cuando uno pone su corazón al servicio de alguien, todo lo racional sobra. En cualquier caso, tanto los medios de comunicación, como el circo en el que te mueves o, sencillamente, tu histórico equipo, te han brindado el mejor homenaje que te podían hacer. Sé de muchos que han derramado un mar de lágrimas saladas; a mí me tocó hace unos años. Fue en aquella carrera en la que los astros se alinearon y acabaste soltando toda la rabia en el podio, delante de tu gente, abrazado a nuestra bandera. Ahí volviste a conseguir lo imposible, que me emocionase por alguien a quien no he visto en mi vida excepto unos breves minutos en un parque cuando aún eras un joven adolescente y yo un niño sin uso de razón.

He tenido la suerte de vivir una de las mejores generaciones de pilotos de la historia, comparable a aquellas cuyos representantes han poblado las paredes y los sueños de todo tipo de aficionados. El estar en esa lista me llena de orgullo y satisfacción como diría aquel, y espero que a ti también te ocurra. He contemplado con mis propios ojos hazañas imposibles, milagros convertidos en hechos y epopeyas dignas de un héroe griego. Es posible que, como en la noche de los tres magos venidos desde lejos, las personas vemos cosas que no existen, ¿quién no ha visto a un camello en el pasillo o un hombre con capa y barba depositar un regalo bajo el árbol? Quizás contigo me haya sucedido lo mismo, seguramente una persona más objetiva tuviese una visión distinta a la mía, pero ¿eso qué más da? Lo que he disfrutado viéndote no me lo va a arrebatar nadie.

La Marea Azul

Aunque vas a seguir dando mucho que hablar en el mundo de la competición, lo cierto es que abandonas la cúspide del mismo. Yo mismo he criticado en infinidad de veces esta competición, pero no puedo negar su condición de estrella de las cuatro ruedas. Ojalá vengan mejores tiempos y, quien sabe, vuelvas a poner tu talento y agallas al servicio de alguna prestigiosa marca. Hasta entonces, solo puedo desearte la mejor de las suertes. Como bien han elegido de hashtag en tu competición favorita por tu despedida #GraciasFernando.

EXTRA LAP

Aunque las grandes leyendas no necesitan números ni personas que las justifiquen, también es cierto que ayudan en esta tarea.

  • 2 campeonatos del mundo
  • 3 subcampeonatos del mundo
  • 1899 Puntos
  • 312 Grandes Premios
  • 32 Victorias
  • 97 Podios
  • 22 Poles
  • 23 Vueltas rápidas

TRIBUTE LAP

Algunos de sus momentos más reseñables:

Adaptadores en los pedales para poder conducir. Una pasión y un talento innato desde que con 3 años empezó a competir

4 veces campeón de España de Karting y subcampeón de Europa en su primer año de participación en 1998

Su primer monoplaza, el Euro Open Movistar by Nissan (1999)

Ganador de las Euro Open Movistar by Nissan en su debut (1999)

El premio por ganar las Euro Open Movistar: su primer Test en un F1, con Minardi, en Jerez en 1999

En 2000 da el salto a la Formula 3000 y en su primer año termina 4º subiendo a lo más alto del podio en la última carrera.

Ganar o ganar. Solo así se llega a la F1

2001. Fichaje por Minardi. En su debut en la F1, en clasificación “le mete” 2.6 segundos (!) a su compañero de equipo

En la 4ª cita de la temporada (Imola), supera en clasificación a los 2 Benetton con un coche que no era ni rápido ni fiable

2002. Fichaje por Renault (Trulli, Alonso, Button)

Primera victoria: Hungaroring 2003

Primer accidente grave. Brasil 2003

Batiendo al Kaiser en pista en 2005

Campeón del Mundo en 2005

Victoria en 4 carreras consecutivas de 2006

Lucha encarnizada otro año más con El Kaiser

Y nueva corona en 2006

Fichaje por McLaren en 2007. Un sueño que se convirtió en pesadilla

Buen ambiente entre compañeros de equipo

Vuelta a Renault en 2008

Lo único por lo que dió que hablar Renault en 2008-2009: el Crashgate de N. Piquet

Fichaje por Ferrari en 2010

Vuelta a lo más alto del podio con La Scuderia…

…pero perdiendo el Mundial en favor de Vettel gracias a un un Vitaly Petrov “pagado” por Renault (suminstrador de motores para Red Bull)

Subcampeonatos del Mundo en 2010, 2012 y 2013 tras Vettel a los mandos de un Red Bull imbatible

2014. Última carrera de Alonso con La Scuderia

2015. Fichaje por un “prometedor” McLaren-Honda 

Que resultó ser uno de los peores coches de toda la parrilla durante 3 años (2015-2018)

Forzando al español a conducir siempre al límite de sus posibilidades y de las del coche (Australia 2016)

Carreras en solitario sin posibilidad de luchar por el podium

Problemas mecánicos

Y demasiado tiempo sin un coche rápido

Fans incondicionales

Hungría 2017, una imagen graciosa que representa una realidad muy diferente durante 2 años

La posibilidad de un nuevo reto de la mano de McLaren sin dejar la F1

Las 500 millas de Indianápolis. 2017. Rookie del año

Motor Renault para 2018, pero sin resultados en pista

Donde ni la buena suerte ni las prestaciones acompañan un año más en la F1

Pero que le permite de nuevo centrarse en otros proyectos

Como ganar las 24 horas de Le Mans 2018 destrozando a la competencia y a sus propios compañeros de equipo “crono en mano”  

La gran despedida: 3 coches, 3 campeones, 1 adiós

Abu Dhabi 2018, última carrera de Formula 1. O no.

Hasta pronto

#GraciasFernando

Artículos relacionados

6 comentarios en “Gracias Fernando”

  • Gerson Vargas

    5 de diciembre de 2018 a las 01:46

    Pueden ser más claros cuando dicen que Petrov fue pagado por Red Bull?

  • Deivid Torrepower

    5 de diciembre de 2018 a las 14:51

    Ya tanto que GRACIAS!

    Para mí, F. Alonso ha conseguido algo tan grande como intangible: conseguir levantar la afición por el automovilísmo en un país como España que, salvo por el binomio L. Moya y C. Sainz, apenas tenía cultura automovilística.

    Al igual que Moya / Sainz, ha conseguido que su nombre esté por encima de sus títulos. Casi nada y teniendo en cuenta precisamente eso, que hace escasos años aquí los petrolheads eran mucho mas raros que ahora. (No todo tiempo pasado fue mejor)

    Tenía un “pero” con Alonso y es que su punto flojo ha sido una serie de erróneas decisiones a la hora de fichar que le han impedido sumar mas títulos. Digo que ‘tenía’ porque en el momento supe que se subiría a un Indy Car me dejó claro que a él le van los retos y, como ya dije sobre Dan Gurney, profeso plena admiración y respeto por los pilotos multidisciplinares. Porque si ya con una o varias coronas en una disciplina eres un Dios, hacerlo en varías es algo así como ser Zeus.

    Saludos!!

    P.D.: Me ha gustado mas el Extra Lap que el artículo en sí ;-)

  • Autor Staff

    Carlos Soteras

    5 de diciembre de 2018 a las 20:10

    Disculpa Gerson, nos faltaron las comillas.
    Petrov hizo lo que tenia que hacer.

  • Carlos

    6 de diciembre de 2018 a las 03:46

    Enorme piloto, uno de los 10 mejores deportistas españoles de la historia sin duda y un orgullo para todos los españoles.

    Lo de Petrov, lo de siempre con ALO, eso sí. Cuando gana es mérito suyo y cuando pierde es de los demás. El Red Bull imbatible de Vettel, que si Ron Dennis es muy malo, la estrategia de Ferrari… y si Petrov hubiera ido pagado sin comillas… qué más da? Igual que si lo mereció vs Schumi esos dos años, si no eres capaz de pasar a Petrov en 40 vueltas en la carrera decisiva igual no mereces ser campeón. Pero no hace falta excusas ni denigrar a Petrov. Se dice y punto.

  • arribi

    6 de diciembre de 2018 a las 09:31

    “Lo de Petrov, lo de siempre con ALO, eso sí. Cuando gana es mérito suyo y cuando pierde es de los demás. El Red Bull imbatible de Vettel, que si Ron Dennis es muy malo, la estrategia de Ferrari… y si Petrov hubiera ido pagado sin comillas… qué más da? Igual que si lo mereció vs Schumi esos dos años, si no eres capaz de pasar a Petrov en 40 vueltas en la carrera decisiva igual no mereces ser campeón. Pero no hace falta excusas ni denigrar a Petrov. Se dice y punto.”

    Completamente de acuerdo. Que Alonso es un grandísimo piloto no lo puede negar nadie, pero no hace falta menospreciar a otros para ensalzarlo, porque ni siquiera es necesario (de hecho, creo que es contraproducente hacerlo).

    Reconozco que Alonso no es alguien que me “caiga bien”, aunque la culpa es de Lobato, no del piloto. Eso no me impide reconocer el magnífico trabajo que hizo en Le Mans, por ejemplo. Es uno de los mejores del mundo, no hay duda, aunque catalogarlo como el mejor, no ya de la historia, sino de la actualidad, lo veo aventurado (hay otros grandes, como un tal Loeb).

    Dicho esto, está claro que la F1 va a notar su marcha, sobre todo en España, pues muchos se irán como llegaron, con él.

  • Back to basics

    10 de diciembre de 2018 a las 21:02

    Magnífico piloto, pero la F-1, y más aún la actual, siempre se ha movido en un ambiente donde no sólo cuenta la valía y Fernando tiene un temperamento muy marcado. Ello ha significado que casi nunca pudiera contar con el mejor coche. A destacar su adelantamiento a Schumacher en la 130R (2005). Maniobras así valen por todos los campeonatos que puedan ganar pilotos más sumisos tipo Vettel.

Deja un comentario