Buggy Azel 1100, no todo es asfalto

Una vez más nuestro colaborador Juan Lasheras nos sorprende. Si bien había dejado claro que sabe, y mucho, de Turbos y diferenciales ahora se descuelga con una prueba. Pero no una prueba cualquiera, pues esto no está hecho para ir por la carretera (aunque también puede ir por ella).

Una prueba en la que deja más claro que nunca que no le gusta la velocidad, lo que le pasa es que está enfermo de ella. Una delicia de lectura.

Delarosa

Si cada vez que lees una prueba de 8000vueltas.com te mueres de envidia piensa que no sólo de superdeportivos vive el hombre. Con el buen tiempo las posibilidades se multiplican y en el mercado fructifican infinidad de alternativas para divertirse, y si de divertirse tras el volante se trata aquí tienes el arma definitiva: el Azel 1100, el vehículo de recreo matriculable más potente que se vende en España.

Actualmente se pueden encontrar en nuestro país bastantes vehículos de este tipo, desde los enfocados a un uso laboral, con sistemas de tracción incluso 8X8, hasta los enfocados a un uso más lúdico como puede ser este Azel 1100. La gama de cilindrada y potencia disponible es muy amplia, encontrando motores desde 125 c.c. que ofrecen unas prestaciones bastante modestas, hasta los tope de gama de diferentes marcas que rondan los 1100 c.c. pasando por los 180, 250, 350, 400, 500, 600 y 750 c.c. Las marcas más importantes  que podemos encontrar en nuestro territorio son: Bugato, Bugsbuggies, PGO, Polaris, Azel, Dorton o Dunax por citar algunas de las más vistas. Desafortunadamente también encontramos en nuestro país productos que no cumplen las expectativas en cuanto a calidad y servicios, son principalmente vehículos de origen chino que se venden a menor precio (no siempre) y que en la mayoría de las ocasiones se trata de copias de modelos europeos o estadounidenses pero cuyos procesos de fabricación y materiales empleados son de una calidad inferior. El resultado suelen ser tolerancias arbitrarias, problemas eléctricos abundantes, tornillería de muy baja calidad… y un largo etc. que dista mucho de los típicos problemas de juventud que pueden tener otras marcas con cierto renombre.

El Azel 1100 es lo que se conoce comúnmente como un Buggy, pero en este caso las cosas se ponen bastante serias; con apenas 400 Kg y casi 70 caballos de potencia (aunque los datos oficiales declaran 61 CV la unidad probada montaba línea de escape completa VIMESA y Kit de admisión directa en carbono GREEN) la relación peso potencia es prácticamente la misma que la de, por ejemplo, un VW Golf GTi de 200 Cv.

El chasis es un multitubular de acero muy elaborado, con suspensiones de doble triangulo superpuesto y rótulas Uniball, cuatro frenos de disco y motor situado en posición central trasera. Es interesante observar ciertos detalles de diseño sencillos pero efectivos como por ejemplo eslingas que van desde el chasis hasta los brazos de suspensión y cuya función es la de limitar el recorrido del amortiguador en extensión, por ejemplo en saltos, lo mismo para compresión, con tacos de teflón en el vástago del amortiguador para protegerlo en caso de hacer topes. Un conjunto sencillamente explosivo que hará las delicias de los más quemados exigentes.

El motor es un cuatro cilindros en línea colocado transversalmente, se trata más concretamente del tetracilindrico y 16 válvulas de origen Suzuki (código HH465Q-2E) que montaba en su día el Santana/Samurai de 1061 centímetros cúbicos. Azel distribuye el vehículo con un limitador a 20 Cv, necesario para la homologación ya que el propulsor no es precisamente de última generación y por tanto no cumple con las nuevas normas antipolución. No obstante unas sencillas modificaciones permiten obtener todo el potencial del motor.

Una vez en el interior del habitáculo, descubrimos que la palabra “interior” pierde completamente su significado ya que estamos tan expuestos como en una moto, y aunque no es obligatorio, el casco se convierte en tu mejor aliado para combatir los insectos que llegan como balas hasta ti o las piedras que son catapultadas por el tren delantero. Del cockpit sorprende la sencillez, no sobra nada aunque si faltan cosas, como por ejemplo un cuentavueltas, uno de los peros del vehículo. No es un gran problema ya que en el mercado auxiliar se puede encontrar absolutamente de todo para estos vehículos, pero por los casi 12000 € que cuesta ponerlo “en la calle” tampoco hubiera estado de más que viniera de serie. Por otro lado, vuelve a llamar la atención detalles tan “de carreras” como un extintor situado entre los dos asientos o un cortacorriente para la batería. Mención especial merecen los asientos, unos auténticos baquets con arneses de 4 puntos de anclaje que hacen que tu cuerpo quede literalmente soldado al coche. En general las cosas están en su sitio y las sensaciones son buenas, volante de cuero, algunos compartimentos blandos para guardar la documentación…son muestras del cuidado puesto en los detalles y en la fabricación.

Si piensas que con el Azel puedes pasar desapercibido simplemente olvídalo, es un auténtico engendro capaz de hacer desaparecer al resto de coches de la carretera, las sonrisas del los viandantes o los “Dale! Dale!” se repiten en cada semáforo y STOP, por lo que al final acabas saliendo de todos los sitios con largas  cruzadas y derrapadas para deleite de los espectadores…puro espectáculo.

Aparcar también es, cuanto menos, curioso. Las ruedas giran tan poco que en dónde con cualquier otro coche aparcas en un par de maniobras con el Azel son necesarias unas cuantas más, lo que unido a que, por supuesto, la dirección no sea asistida consigue que te ahorres ir al gimnasio esa semana. Pero lo que en parado es un infierno, en marcha es una bendición. La dirección, a falta de un adjetivo mejor, es ultra directa. Lo que es de gran ayuda cuando empezamos a hacer manos, lo que no tarda mucho llegar porque este coche invita a “jugar” mucho con el tren trasero.

En asfalto el comportamiento es bastante neutro. Entre el sonido de la admisión en tu oreja, el de escape en tu espalda y el viento pegando en tu cuerpo la sensación es de ir siempre a tope, incluso cuando vamos tranquilos y disfrutando de los increíbles paisajes que podemos encontrar gracias al concepto y el tipo de utilización que se le da a estos vehículos.

Descolocar la zaga para redondear las curvas es sencillo jugando con los pesos y mientras no frenemos en apoyo el “culo” no tratará de adelantarnos, en estrechas carreteras de montaña se encuentra en su salsa, en cambio las autopistas y autovías no son su hábitat natural. La velocidad máxima es de apenas 135 km/h y para arrancarle una frenada decente a los cuatro discos de freno tienes poco menos que subirte encima del peal central ya que no tiene servo. Tampoco  tiene ABS, ESP ni control de tracción así que los días de lluvia, dependiendo de tu nivel de pilotaje deberás elegir entre coger el autobús u homenajearte a ti mismo con un buen festival de drifting.

Pero cuando abandonas el asfalto es cuando empieza el auténtico recital de derrapadas, cruzadas y contravolantes, tan largas como quieras y en la marcha que te dé la gana, segunda, tercera o incluso cuarta. Diseñado específicamente para este propósito, por pistas y caminos de tierra es sencillamente imbatible, el bajo peso del conjunto unido a un motor con buenos medios y a las suspensiones regulables Ollé  que trabajan a la perfección, lo hacen intratable. Siempre, claro está, que no le busquemos las cosquillas ya que, no nos olvidemos, no deja de ser un vehículo de propulsión y no un 4×4. Aunque va durito y a veces se sufre bastante, a menos que se fuercen mucho las cosas las 4 ruedas permanecen la mayoría del tiempo en contacto con el suelo y para volcar, algo no demasiado complicado en otros Buggys hay que desmadrarse de verdad, tanto por el terreno por el que se circula como por los modos al volante.

A la hora de frenar es la ausencia de cualquier ayuda la responsable de que se tenga un tacto excepcional y podamos decelerar siempre al límite del bloqueo. Aunque la caja de 5 velocidades es de recorridos largos y  tan imprecisa que a veces no sabes si la relación escogida ha engranado, una vez superada la incertidumbre inicial los cambios pueden hacerse bastante rápido. Además podemos realizar la maniobra de punta tacón porque la disposición de los pedales y la dureza del freno lo permiten.

Debido al reparto de pesos, muy descargada la parte delantera, el comportamiento es algo subvirador, así que se conduce descolocándolo a la entrada de las curvas. Lo habitual sería hacerlo mediante el freno de mano pero la posición está mal resuelta y es muy difícil accionarlo en marcha debido a las grandes orejas de los asientos y más difícil es aún si llevamos acompañante ya que el espacio entre ambos es mínimo. Por tanto la forma de llevarlo es dejando las sutilezas a un lado, reduciendo marchas de forma agresiva y soltando el embrague como si quemara. Así, sin anestesia ni nada, es como se consigue descolocar la zaga a la entrada de la curva y una vez en este punto tan solo queda destrozar el pedal del gas contra el suelo del habitáculo y apuntar con el volante a la salida de la curva, de esta forma, y a pesar de no montar un diferencial de deslizamiento limitado conseguiremos salir catapultados con las mejores derrapadas que puedas imaginar, simplemente épico.

En definitiva, el coche más transparente y visceral que puedas imaginar, pura física concentrada en un volante y tres pedales y carne de cañón de funda de garaje. Un vehículo para escaparte el fin de semana, descargar adrenalina e ir el lunes a trabajar en un insípido TDi, pero eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja.

Artículos relacionados

31 comentarios en “Buggy Azel 1100, no todo es asfalto”

  • Joxemik

    6 de octubre de 2008 a las 02:57

    Que cacharro mas guapo! mira que soy un enamorado de los caterham y lotus pero esto es algo para el salvajismo mas descarrilado, me ha encantado!!

  • Lordvader

    6 de octubre de 2008 a las 09:07

    Tiene que ser un cacharro muy divertido, hace unos meses en la finca de un colega nos lo pasamos de muerte con un buggy de 250, así que este tiene que ser la bomba.

  • hunaudieres

    6 de octubre de 2008 a las 11:50

    sencillo y divertido, ¿se puede pedir algo más? ah si, tener uno en el garaje de casa.

  • Marcos Pérez

    6 de octubre de 2008 a las 12:38

    Hola a todos, lo primero quisiera dar las gracias a Juan Lasheras y al equipo de 8000 vueltas por este fantastico reportaje de mi Azel 1100, he disfrutado tanto leiendo como conduciendo el buggy, poco mas puedo añadir sobre el tema, solo decir que las imprecisiones y las marchas largas se terminaran esta misma semana, ya que voy a montar un grupo corto ademas de otras modificaciones, que van ha hacer que el buggy sea mucho mas radical y divertido, la verdad es que es una maquina increible ya que te permite descargar grandes dosis de adrenalina sin necesidad de circular a altas velocidades o tener unas dotes de conduccion de piloto de formula uno, aunque si es cierto que para disfrutarlo al maximo hay que tener ciertas nociones de lo que es un traccion trasera sin controles….

    Un saludo!!!

  • Staff

    delarosa

    6 de octubre de 2008 a las 18:47

    @Marcos
    Las gracias te las tenemos que dar nosotros a tí, pues has hecho posible que Juan haga una prueba tan especial. Eso sí, ten cuidado que cualquier día aparecemos por La Rioja los demás para problarlo, con la pinta que tiene iría mañana mismo!

    Un saludo

  • Marcos Pérez

    6 de octubre de 2008 a las 19:36

    Jejeje, pues oye delarosa, por mi parte encantado, estareis en vuestra casa, ademas el bicho ya estara con el grupo corto, y en un futuro no descarto una preparacion de unos 120cv, con esta ya seria atomico, jejeje, como para darle un mal rato a un m3 despistado en un 0-100, jejeje, pero eso mas adelante,

    Estaria muy bien que hicieseis una de esas pruebas con algun pepinito de esos que probais, Madrid-La Rioja y asi intercambiamos maquinas, jejeje…..

    Un saludo y seguir asi con esta pagina que me encanta!!!

  • Ndres

    6 de octubre de 2008 a las 20:55

    Jeje, veo que te lo has pasado bien Juan.

    Pues imagínate un chasis de calidad como el del Azel con un motor de litro de motocicleta rondando los 180cv y con cambio secuencial…

    Son buggies como los que utilizan en el Race of Champions y son lo más parecido a un Ariel Atom todoterreno. A uno de ésos tengo yo ganas de echarle la zarpa algún día.

    Un saludo!

  • Juan Lasheras

    6 de octubre de 2008 a las 21:41

    Señores, que grandes ideas. Tengo que decir por cierto, que conozco una ruta Madrid-Logroño que consiste en 360 km de carreteras de curvas de todo tipo, con asfalto negro muy adherente y sin absolutamente nada de tráfico que en 8000vueltas estais obligados a hacer, para culminar con unas buenas patatas a la riojana y unas chuletillas de cordero. No se acepta un no por respuesta. Ya lo iremos gestando: quizá algún aniversario o una fecha especial?

    Salu2 a tod@s

  • Staff

    Raúl

    6 de octubre de 2008 a las 22:19

    @Juan Lasheras: Y por dónde les recomiendas venir hasta La Rioja? Llevan mucho tiempo invitados, pero nunca se dignan!

  • Juan Lasheras

    6 de octubre de 2008 a las 23:41

    Ja ja ja, es verdad!!! Ya ni me acordaba de que somos paisanos.
    Para empezar, entre la A1 (Burgos) y la A2, iremos por esta última, que nos dará la posiblidad de atravesar el puerto de Piqueras que une Soria y La Rioja, antes de esto, iremos por la comarcal que une Guadalajara con Soria, pasando por Almazán.

    Rápido, sencillo, precioso, despejado y sin radares, un regalo para aquellos a los que nos gusta conducir, y tardo practicamente lo mismo que por la autovía: recta, aburrida, atestada de coches y radares…

    Salu2

  • Ndres

    7 de octubre de 2008 a las 18:51

    Me apunto a la ruta 8000vueltas!

  • Luis Gatón

    7 de octubre de 2008 a las 20:28

    Pues si que tiene que molar ese pepinillo, si… yo únicamente he probado uno matriculable de esos de 250cc y la verdad es que sólo podías disfrutar de él una vez que lo habías lanzado y jugando con los pesos, porque lo que es salidas y cruzadas “a base de gas” olvídate :-)
    Por cierto esa ruta que dices tu la he hecho alguna vez, pero siguiendo luego por La Guardia hasta Vitoria ¡¡Espectacular!!

    Saludosss

  • Staff

    delarosa

    7 de octubre de 2008 a las 23:34

    @Raul, Juan Lasheras
    Con el próximo V8 gordo que pillemos sería perfecto!
    Si no es posible a lo mejor es con un flat-6.

    @Ndres
    Dalo por hecho ;)

    @Luis Gatón
    Cuanto bueno, la “competencia” por aquí. En serio, me alegro de que nos leais de vez en cuando. Si os gusta 8000 es un orgullo para nosotros. Por cierto, a tí o a tu hermano (o a los dos si estais por Madrid) le debo una caña por una maqueta fantástica de un Clio V6 de Michelin!

    Un gran saludo a todos!

    Extra comentario lap:
    Esto parece un blog de andar por casa, ya nos conocemos todos los que escribimos!!

  • Pep

    8 de octubre de 2008 a las 15:59

    Qué reportaje tan interesante! La verdad es que desconocía casi por completo cómo funcionaba y las características de este bicho. Creo que es el primer artículo que leo sobre este buggy y me ha sorprendido para bien.

    Enhorabuena por el reportaje y por la página en general. Saludos

  • Staff

    delarosa

    8 de octubre de 2008 a las 19:33

    @Pep
    Casualidad o no, conocí 18pulgadas ayer por la noche!
    Lo dicho, la blogosfera es cada vez más pequeña!

    Saludos

  • Luis Gaton

    9 de octubre de 2008 a las 15:13

    Como no os voy a leer! 8000vueltas es una fuente increible de datos y curiosidades históricas…por no hablar de las pruebas que hacéis de vez en cuando :-)
    Algunos nos tenemos que “conformar” con coches del día a día, jeje

    Saludoss

  • Jefe

    10 de octubre de 2008 a las 15:12

    Pues ya es casualidad ya…la blogosfera se esta volviendo globitosfera

  • carlos

    15 de octubre de 2008 a las 11:06

    Buenas enora buena al equipo de 8000 vueltas la verdad que es un buen reportaje. yo llevo 3 semanas con el y la verdad es que teneis razon en todo. en tres semanas y 500 KM ya he tenido que hacer unas pequeñas reformas ya que las marchas son muy largas, se calienta mucho, y el alineado que biene no es el adecuado. Pero por lo demas es un diablo por pista y una locura en carretera en mojado. Me gustaria saber si hay cerca de pamplona alguien que tenga alguno para ir con el por todos los montes cercanos. Un saludo ya os ire contando reformas

  • Marcos Pérez

    21 de octubre de 2008 a las 23:50

    Hola Carlos, yo soy de Logroño, no sueles entrar en todobuggy.com o en buggymania.net, yo suelo frecuentar esos foros y es la mejor forma de estar al dia de todas las modificaciones de estos aparatos, el mio esta sufriendo ahora mismo un cambio radical, tanto de motor y chasis como de estetica, en un par de semanas espero que este terminado, si te pasa por los foros que te digo mi nick es Remolino y veras en el apatado de azel un hilo de mi bicho,

    Un saludo!!!

  • mark

    18 de diciembre de 2008 a las 01:32

    tengo un azel 1100 y me gustaria meterle un grupo corto y prepararlo de motor donde podria hacerlo? sabeis de sitios yo soy de madrid. mi mail es neomarcos10@hotmail.com muchisimas gracias

  • 8000vueltas.com cumple dos años - 8000vueltas.com

    30 de marzo de 2009 a las 21:07

    […] año hemos probado: Bugatti Veyron, BMW M3,Mercedes C63 AMG, MINI Cooper Power On, Golf R32 DSG, Buggy Azel 1100, Porsche Cayman, Boxster 50 aniversario, 911 Carrera S PDK (y también en circuito), Porsche 911 […]

  • spoonrc

    2 de mayo de 2009 a las 09:48

    Hola muy buenas poseo un buggy motor 150c.c. de 4t. y me gustaria saber como puedo potenciarlo ya que es automatico y no alcanza mas de 60 – 70km/h (ni cuesta abajo)…Ya he probado a cambiarle el escape y nada…alguna solucion??? si pueden responederme a mi email mejor glufer@hotmail.com
    Saludos a todos..

  • aceuve

    2 de agosto de 2009 a las 13:25

    Increible prueba, es la primera prueba seria que he visto de un buggy de estas caracteristicas. Gracias. Por cierto, ¿habeis visto el secma f16? tiene muy buna pinta

  • GASSS

    27 de septiembre de 2009 a las 13:19

    Hola Salud – os a todos, como me gusta esta prueba, cada vez que la leo. Es la mejor inyeccion que tengo antes de salir con el mio, como se describe esa manera de llevarlo, os lo aseguro: Es tan Real!!! ,aparte de que el reportaje, ya te explica el resto de sensaciones.
    Asi, que Mas las que uno viva con el suyo, o en su casa (como se suele decir)y en este campo: -Es la maquina legal, mas divertida y mas segura, que he provado en mi vida, y he probado variosss….y si te pones y le adaptas un conjunto de servofreno, (como ha hecho el Amigo Marcos con el que veis en el reportaje),pues ya ni te cuento… Porque tiene mucha nobleza, y te invita a divertirte, asi escrito en mayusculas, con toda la seguridad que ese verbo necesita para que sea eso…Diversion!!si yo ya lo escribo muchas veces:
    -¡¡ QUE LA VIDA BENDIGA ESTA MAQUINA !!! Y el dia que cayo en mis manos, por el presente y por todos los recuerdos de los que me esta llenando.

    p.d: -Disculpenme, es que acabo de llegar de ruta y no controlo mi emocion.

    Dale a Ese pepino..Remolino!!!!

  • medussa

    27 de septiembre de 2009 a las 19:24

    Ohhh si señores.
    El dia que me puse al volante de mi Azel me cambiaron los fines de semana jejeeje,,, y tambien las tardes despues de salir del curro. Me encanta revisar todas sus piezas para prepararlo para el sabado o domingo. Es un maquinon. Cuando le cojes el tranquillo disfrutas como un enano es pura adrenalina. No se puede explicar con palabras,,, hay que probarlo!!!!
    Saludos a Remolino y Gasss.
    Medussa.

  • david

    29 de noviembre de 2009 a las 14:14

    hola buenas a todos, el reportaje me a encantado, es increible el bicho este, yo vengo del mundo del quad, i en unas 3 semanas tengo mi azel 1100, i apenas duermo jejejeje, en principio lo saco completamente de serie, solo con un tubo leovince que me a recomendado el de la tienda, os agradeceria cualkier cosilla que deveria tener en cuenta el primer dia k lo tenga, o si el tubo este no es el adecuado para este, o cual le deveria poner, muchas gracias de antemano, os dejo mi direccion por si kisierais contestame gracias. elgarrido_@hotmail.com ya os mantendre informados el dia que lo tenga, un saludo

  • jose

    25 de octubre de 2010 a las 08:42

    no compreis ninguno, pues una vez vendido te ves abandonado porque no podras repararlo una vez tenga una averia, no encontraras piezas solo podras reparar algunas cositas sencillas pero una vez sea algo serio solo servira para que los insectos puedan dormir en el

  • Fernando

    7 de marzo de 2011 a las 21:29

    Podrín decirme si es obligatorio el uso del casco en un Azel1100 con matrícula standard de coche?
    No encuentro nada de ste tema en internet.

  • jose javier garcia delgado

    22 de diciembre de 2011 a las 09:45

    ME HE COMPRADO UN BUGGI AZEL 110CC Y ESTOY PREOCUPADO POR LOS RUEDAS YA QUE SON MUY EXTREMAS , MI PREGUNTA ES PUEDE AFECTAR AL EJE DE TRASMISION Y PODRIA LLEGAR HA PARTIRSE.
    TENDRIA QUE CAMBIAR LAS RUEDAS Y COLOCAR RUDAS MENOS EXTREMAS.

  • juan

    17 de septiembre de 2015 a las 21:20

    donde puedo conseguir uno ?
    y a que precios

  • ÉXITOS Y FRACASOS DE LOS 4X4 - La Ruta del Quad

    12 de marzo de 2016 a las 15:33

    […] Aquí os dejo un link de lo que os comentaba: 8000vueltas.com/2008/10/05/buggy-azel-1100-no-todo-es-asfalto […]

Deja un comentario