Supercars de los 80 y 90, los cromos de nuestra infancia

Con motivo del excepcional artículo que Ramón Roca nos regalaba la semana pasada acerca del Bugatti EB 110, por primera vez en muchos años era de nuevo consciente de la cantidad de deportivos y superdeportivos que hubo en los años 80 y 90, época en la que las colecciones de cromos estaban -no sé si los niños aún juegan a estas cosas- en pleno auge.

¿Qué quemado no recuerda estas colecciones?

Supongo que las de fútbol eran las más habituales, pero algunos pequeños frikis nos decantábamos por otras alternativas, como las colecciones de coches o de aviones, ambas a las que les dediqué extensos recursos y tiempo en la época y que incluso puede que llegara a terminar (ya no lo recuerdo y desgraciadamente todo se fue hace años a la basura).

En cualquier caso, me recuerdo a mí mismo como una especie de enciclopedia sobre marcas, modelos, cifras de potencia o velocidad máxima. Incluso hoy en día, tengo bastante más claras las cifras de aquellos deportivos que las de los supercars de ahora. Supongo que aquellos coches que empapelaban la pared de mi habitación todavía tienen un significado especial.

Bugatti EB110. Superlativo hasta lo irreal

En los anales de la máxima aristocracia del automóvil, donde la genealogía y la opulencia rayan a la mayor altura, marcas como -a modo de ejemplo y sin ser exhaustivos- Duesenberg, Hispano Suiza, Ferrari, Rolls Royce, Bentley, Mercedes o Bugatti son ilustres referencias de obligada mención.

Tanta es la magia y el aura de estas firmas, que las que todavía viven evocan -tan solo con su nombre- cualidades míticas; por su parte, aquellas que están en el recuerdo parecen estar pidiendo una resurrección, por más que cuando esta se produce, los nuevos productos resultan ser -las más de las veces- tan excesivos, que realmente distan de revelarse útiles en la circulación actual y viables en el tiempo en el que vivimos.

Este fue el caso de Bugatti en su primera resurrección.

Bugatti era la obra de un milanés nacido el 15 de septiembre de 1881, quien veinte años después demostraba precozmente su ingenio, vendiendo la licencia de fabricación de un coche concebido por él a la firma De Dietrich. Luego, tras trabajar para Mathis y para Deutz, se instalaba Ettore Bugatti en Molsheim en 1909, donde todavía sería contratado en 1911 por Peugeot para fabricar su modelo Bebe, tipo 19, y donde lanzaría en 1924 su más mítico modelo, el 35.

El retorno del rey (emérito): Fernando Alonso

FA, Fernando Alonso. Hace unos días nos sorprendía la noticia de que Fernando Alonso volverá a la F1 en 2021 de la mano de Renault. Por supuesto, todos los medios generalistas se hacían eco de la noticia como una buena nueva navideña, pero pocos se paraban a analizar […]

8 comentarios →

BMW 750 E32. Conozca la perfección

Al empezar a documentar el relato sobre el BMW 750, lo primero que hago es buscar su catálogo de presentación, el cual resulta ser un documento publicitario que destaca sobre los otros 454 catálogos de BMW de los que yo dispongo. Sobresale ese catálogo de enero de 1988 […]

8 comentarios →

Prueba BMW i8 Roadster. La despedida

Hace tan solo unas semanas (en abril de 2020) terminaba la producción del BMW i8: era algo que tenía que suceder en algún momento, parte de la vida comercial de un producto. La cuestión es que el i8 es hoy en día tan vigente a nivel mecánico, tecnológico […]

9 comentarios →

Últimas pruebas

Prueba BMW i8 Roadster. La despedida

Hace tan solo unas semanas (en abril de 2020) terminaba la producción del BMW i8: era algo que tenía que suceder en algún momento, parte de la vida comercial de un producto. La cuestión es que el i8 es hoy en día tan vigente a nivel mecánico, tecnológico […]

Prueba BMW M8 Competition. La Teoría de la Relatividad.

Tras esta prueba subyacen dos ideas sobre el mundo del automóvil actual y sobre BMW en particular. Creo haber dicho ya en muchas ocasiones que a día de hoy es difícil (aunque no imposible) encontrar un coche «malo» y que la mayoría de las ocasiones en las que […]

Prueba BMW M2 Competition «M Performance»

El M2 es un viejo conocido para nosotros pero no por ello deja de gustarnos. Hemos tenido la ocasión de probarlo en su primera iteración, con 370 cv, en versión automática (aquí), y en versión manual (aquí). Después pudimos probar la versión «M Performance» también con cambio manual […]