Un paseo por Corea (del Sur)

Como bien sabrás por nuestras redes sociales, este verano hemos tenido la oportunidad de visitar una región bastante ignota: Corea (del Sur, obviamente). Si aún no perteneces a la comunidad de seguidores de 8000vueltas, te dejamos aquí nuestros links de Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn. ¿Y qué puede esperar uno de Corea?

Fotón de Road & Track sobre el artículo mencionado más adelante

En materia alimenticia, seguramente algo picante, unas bases de arrocito, buenos ingredientes, verdura hervida y licores variados. En cuanto a la población, gente amable pero reservada, orden, concierto, limpieza y tranquilidad. Y, en cuanto a coches, ni la más remota idea. Indagando por el vasto océano de Internet no pude rescatar prácticamente nada de información; apenas algo en Speedhunters (sorprendente ya que es la página perfecta para este tipo de cosas) y vagas menciones en algún que otro blog. Sin embargo, de nuestro querido Road & Track, pude sacar un contacto coreano a través del artículo de Mack Hogan sobre la escena “underground” en dicho país. Y así empezó todo…

Tras un viaje de nosecuantísimas horas, por fin aterrizo en Seúl donde me encontré con mi colega Gonzalo, quien había llegado en otro avión unos minutos antes. Desde ahí, el trayecto hasta el centro de la ciudad lleva casi una hora, en un tren que poco a poco va abocetando lo que será el contorno de una megalópolis asiática con un área metropolitana de 26 millones de personas (la quinta más grande del mundo). Una vez en la estación central, nos dirigimos andando al hotel arropados por una torrencial lluvia que actúa cual filtro grisáceo en nuestra mirada.

Con una buena exposición, siempre se sacan fotones

Por deformación profesional, y personal, siempre me fijo en los coches que me rodean, especialmente si me encuentro al otro lado del planeta; me juego la mano derecha a que si estás leyendo este blog te pasará lo mismo. Aquí mi primera impresión fue, ayudada por el triste clima, que todo se movía en una escala de grises, no solo en cuanto a colores sino en cuanto a la variedad del parque automovilístico, todo muy nuevo, pero muy soso.

El debate de los Supercars del futuro

No me considero precisamente un defensor del coche 100% eléctrico en general, como el lector recordará por mis polémicos artículos sobre La hipocresía del coche eléctrico Parte 1 y Parte 2. Dos años después de publicarlos (poco tiempo, lo sé) no creo que mis disertaciones ni sus fundamentos hayan quedado desfasados. Al contrario, si por aquel entonces había debate sobre los eléctricos, hoy considero que, al menos en parte, la balanza se ha inclinado a mi favor: el coche eléctrico no es el futuro de la automoción. Fin de la cita historia.

Un superdeportivo eléctrico cualquiera

No es más limpio (si alguien aún lo duda, que se lo haga mirar) y desde luego que tampoco es más rápido como herramienta para llegar de A a B en un determinado tiempo. De hecho, cuanto más largo es el tiempo de trayecto, más en evidencia queda el coche eléctrico. Tampoco es que las cuentas acompañen mucho, pues la recarga ya tampoco es un chollo y los eléctricos son de todo menos baratos en el momento de la adquisición. Por si fuera poco, ningún país está preparado para soportar la carga masiva de vehículos en domicilios particulares por la noche.

Pero vamos a centrarnos en la verdadera cuestión para mí, y para ti, querido lector de 8000vueltas, porque estoy seguro de que estas cosas pasarían a un segundo plano (¿a caso te importó alguna vez que tu deportivo gaste mucho, sea caro de mantener o tenga «poca» autonomía?) si el coche eléctrico pudiera proporcionar una cosa un poco más intangible: placer de conducción. ¡Emoción!

No hace falta mucho más

El trabajo consume tu tiempo, y la incesante necesidad social de no parar nunca, aunque sea sin motivo alguno, te agota y nubla tus objetivos vitales. La rutina te devora, te adormece por dentro, y casi llegas a olvidar por qué te gustaban tanto los coches, las motos, los aviones…la velocidad: ¡Te hacen sentir vivo! Te ponen los pelos de punta y consiguen que un escalofrío recorra tu espina dorsal. Despiertan en ti sentimientos de euforia y suben tu dopamina hasta niveles que ya quisieran muchos laboratorios clandestinos para sus «clientes».

Marcas, poneos las pilas

Con este fácil juego de palabras no queremos mostrar otra cosa que nuestro enfado con los fabricantes de automóviles, en especial, con aquellos que aún se atreven a decir que venden coches deportivos. Como parte de la redacción de 8000vueltas, estoy seguro de que me represento a mí […]

13 comentarios →

Últimas pruebas

Prueba Hyundai i20 N, un soplo de aire fresco

En una época en la que todos los coches son grandes, pesados, ecológicos y políticamente correctos llega Hyundai y nos trae el i20 N.

Prueba comparativa Golf GTI & R (Mk7-Mk8) Parte II: Sorpresa

Tras la introducción de los modelos que os hacíamos en la primera parte de esta comparativa, ahora tocaba ponerse a los mandos de las referencias germanas del mercado de compactos por excelencia. Perteneciendo todas las unidades (salvo el VW GTI Mk8, que era la unidad de prensa de […]

Prueba comparativa VW Golf GTI & Golf R (Mk7 y Mk8) Parte I: Polivalencia

Comparamos las últimas generaciones de Golf GTI y Golf R en un cara a cara con muchos caballos.