TRUCOS PARA MEJORAR EN CARRERA Y PARECER UN PILOTO DE VERDAD. Parte 2.

Es posible que no sepáis que entre los artículos que más debate ha provocado en 8000vueltas no habla de coches si no de motos. De motos de Enduro, de ser piloto amateur, de la vida en general… en un ácido tono de humor que hace que algunos no lo acaben de entender y lo tomen todo al pie de la letra. Lee la primera parte.

Así como la primera parte la recibí en un email en 2011, en esta ocasión ha sido el propio Rafa Torres el que se ha puesto en contacto con nosotros. Aprovechamos para agradecerle que comparta estos divertidos textos con nosotros y que nos haya contactado para enviarnos estas nuevas entregas, que provocarán risas, ira y dolor a partes iguales. Todo esto se puede aplicar a nuestros queridos cacharros, salidas de fin de semana, trackdays o rallys. Real como la vida misma.

226489_511749212200851_2013711312_n

EL ENDURO Y LAS MUJERES.

Llegó el momento de profundizar en la gestión de nuestras parejas y compatibilizarlas con el enduro. Que quede claro que hablaremos de una generalidad, y que podrá haber excepciones, aunque esta generalidad supera el 99%.

Lo primero que hemos de asumir es que a las mujeres no les gustan las motos. Y aquí tenemos la primera palabra clave: moto. Hagas lo que hagas sobre dos ruedas, tú “estarás con la moto”. Hagas trial, motocross, monte, cronos…tú estás “con la moto”. Más aún: te vayas a correr un regional, un nacional, un mundial. Te habrás ido “con la moto”, palabra que tomará carices sutiles y entonaciones de múltiples significados cuando se la diga a su madre, es decir, tu queridísima suegra: “no….no está. Está con la MOTOOOOOO”

Hay quien pretende cambiar esto, y trata de compartir la afición, hacerla aprender, transmitir emociones. ERROR.

Campeonato-Europeo-de-Enduro-2010-Portugal-Befurious.com

Esto se volverá en tu contra tarde o temprano y no la conseguirás aficionar. Se ve a algunos pilotos con sus chicas por las carreras; normalmente en la primera y última carrera a la que nos acompañan. Yo también pasé por ahí.
Cuando nuestro amor está en el padock, vamos por el monte concentrados, tratando de ser más rápidos para impresionarla; tiene significado ganar 10 puestos. Queremos ofrecer un éxito a nuestra dama. Sin embargo cuando llegamos a repostar, ya han visto pasar a montones de pilotos, no hay novedad, tienen frío, se aburren. Hay mucho ruido. Todas las motos son iguales, bueno no, algunas que tienen el tubo de escape gordo suenan más a lata.

Nos limpian las gafas con mala cara. Nos preguntan si falta mucho para volver. Que se va a meter en el coche. Que le dejes el móvil, que no tiene batería, que quiere hablar con su hermana…

No entendemos que no pueda disfrutar de algo tan emocionante y extremo como una carrera de enduro. Pero no lo hará nunca.

Yo la llevé.

Una vez.

Sufrí y me fajé para ser digno de su amor. 6 horas de tralla para dedicarle mi éxito, para fundirnos en un beso apasionado en el que estaría tan contenta que no le importaría mancharse un poco con mi sudor mezclado con fango, y tras separar nuestros labios, me miraría con orgullo diciendo: “sabía que lo conseguirías. Me haces taaaan feliz….”

Esto no pasó.

No me preguntó ni cómo quedé.

Y menos mal.

Campeonato-Europeo-de-Enduro-2010-Befurious.com

Bueno, aquí hay una excepción: las chicas de los pros, que precisamente están con ellos porque son pros. Pero no las trataremos, porque los pros no leen estas cosas; están siempre entrenando y ganando carreras por ahí. A nosotros no nos quieren por ser pilotos, tenedlo claro, pero NOS QUIEREN, que es lo importante.

Una vez aprendido que mejor no llevarlas a las carreras, tendremos que aprender a evitar que las consecuencias de las carreras se noten.

LOS MORATONES.

A veces nos caemos. Esto es inevitable. Tengamos 30, 40 o 50 años, nos caemos. Aunque dé igual quedar más adelante o más atrás, una vez que estamos en faena le arreamos. Y nos picamos con los colegas.
Y nos metemos galletones.

Salvo gravedad extrema, siempre es mejor QUE NO SEPAN QUE NOS HEMOS CAÍDO. Siempre.

Y si hay cardenales y moratones, que no los vean. Para esto, en la primera ducha a tu regreso estudia bien tu cuerpo. A veces los tenemos sin darnos cuenta, porque el cansancio y la adrenalina confunden los sentimientos de dolor.

Una vez localizados, estudia perspectivas ante el espejo para que no se vean. Medio lado, de frente.

Toalla a la cintura.

Toalla sobre los hombros.

Y finalmente, albornoz. Si no hay más remedio.

Aunque sea agosto. Mejor albornoz y que piense que estás loco a que piense que eres tonto y que aún no has madurado, y que te sigues cayendo de la moto a tu edad. Gilipollas.

Albornoz mejor. Estoy loco.

Y vigila, porque los hematomas van cambiando de posición conforme cae la sangre, y se pueden extender hasta límites insospechados. La postura que valía el lunes para entrar a vestirte mientras ella sigue en la cama, puede que no valga el miércoles.

Y ojo a los encuentros sexuales. Luz apagada. Mentalización previa. Habrá zonas en las que contactos leves nos puedan hacer daño, y hay que sufrir en silencio. No sea que nos acaricien el omóplato y demos un respingo hasta el techo. ..Esto no se perdona.

No se perdona…

Iván-Cervantes-Enduro-de-Valls-de-Torroella-2013-Befurious.com©

COMPORTAMIENTOS EXTRAÑOS

Determinados comportamientos del endurero son incomprensibles para el sexo femenino, y más en contraposición a nuestra actitud en la vida diaria.

Veamos: el filtro de la moto se ha de lavar con verdadero cariño. Varias veces; con agua, con Fairy, con disolvente. Aclararlo, dejarlo secar. Y una vez seco, revisar si ha quedado alguna mota, al trasluz. Esto es distinto a fregar platos. La intensidad con la que se limpia un filtro no es igual a la intensidad con la que se limpia un plato. Y no surgen con la misma facilidad. Es así. Y no trates de hacérselo entender.

A un íntimo amigo una vez, en reunión de parejas, su chica le dijo, tal cual:

– Oye, que yo también necesito que me limpien el filtro…

Bueno, esto no es exactamente lo mismo que lo de antes, pero como también sale el filtro, pues os lo he contado.

Otra cosa imposible de asimilar para ellas es que cuando vamos de carreras cambiamos el chip. Nos convertimos en Guerreros del Barro. En combatientes de la misma Compañía. En colegas hermanados. En socios.

enduro-erzberg-2011_1

Y podemos hacer la vista gorda en algunas concesiones a la hora de dormir que no haríamos ni locos en nuestra vida “normal”. No es la misma incomodidad la generada en casa de nuestros suegros por el hecho, por poner un ejemplo, de tener que dormir en una habitación pequeña, que la generada por dormir cuatro machotes en una habitación de 3 camas, si estamos de carreras.

Nos dirán:

– O sea que te quejas de ir a casa de mis padres porque la habitación es pequeña, y este fin de semana te metes con tres osos en una habitación de un hostal de mala muerte de 2 camas????

– Pues mira, sí.

Exactamente. Pero es que estamos de carreras. Y más aún. Somos capaces de meternos en una tienda de campaña. La primera noche no se duerme bien; pero la segunda si ya has montado en moto, caes como un bendito. Podrías dormir con otro hasta en el mismo saco, eso sí con el pijama puesto, que un hombre en la cama siempre es un hombre en la cama.

– Pero si no nos fuimos a aquel viaje porque no quisiste compartir habitación con mi hermano??!!! Y había camas para todos!! EN UN HOTEL DE 4 ESTRELLAS!!!!!!!

– Pues mira sí. Ya ves tú.

Cuál es la forma de reaccionar entonces??? No dando muchas explicaciones acerca del tema. Habitación doble y duermes con otro. Punto.

Tampoco cometas el error de dar demasiado pocas explicaciones, porque entonces SOSPECHAN. Y esto sí que no compensa nunca. Ahora bien, si la llevaste a una carrera (la primera y la última) no sospechará, porque habrá visto ya que donde nos llevan a correr no hay ni águilas. Que la posibilidad de ir a tomar una copa a la discoteca del pueblo y ligarse a una no es que sea remota, es que no existe. Primero, porque algunos llevamos más de 15 años sin ligar. Segundo porque no hay discoteca. No hay copa. Y muchas veces no hay ni pueblo.

sortida1

Y no hay ganas, coño, que estamos de carreras. A ver si estás a lo que hay que estar.

Otra cosa que es inaccesible para su entendimiento es que seamos capaces de pasar horas apretando tornillos a la moto, pero que no tengamos tan buena disposición para colgar cuadros. O mover muebles. O pintar paredes.
Además, con la mecánica de la moto no nos rendimos nunca. Luchamos. Cuando compites habitualmente llega el día en que te das cuenta de que te tienes que cambiar tú las ruedas. Si no, te arruinas.

Y los primeros cambios son muy duros.

Porque a cambiar ruedas se aprende cambiándolas. No viendo los vídeos de Youtube; que ahí lo hacen en un pliqui, eh?? pim pam pum, el mousse puesto. La realidad es otra, compañero.
Entonces apareces una noche en el salón, con las manos negras y ensangrentadas. Sudando como un pollo. Con la camiseta lista para la basura. Con manchas oscuras hasta en la frente.
Pero sonriente.
Porque tras dos horas y media de pelea en el garaje, has cambiado tu primera rueda tú solo. Si es mousse habrás hecho mucha fuerza. Si es cámara, habrás pinchado 4 ó 5. A mí me pasó esto con una parte importante de la familia de mi mujer a punto de cenar.

– Pero de dónde vienes???

Entonces, tu primera reacción será sonreír con autosuficiencia y decir:

– De cambiar la rueda de la moto…

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO. ERROR!!!. Quedarás como un imbécil.

Te mirarán con pena. Los cuñados con burla. Tu mujer se enfadará porque has quedado como un pichón: tanto estudiar, tanto aprender idiomas, tanto leer libros y luego te pegas tres horas para cambiar una rueda.

meo_010_team_ktm_2012_mondial_enduro

Pero esto no será lo peor. Lo peor es que te pregunten:

– Oye, y por qué no la llevas a que te la cambien, que llevas ahí toda la tarde sufriendo?? Que oíamos golpes de hierros y jadeos, que pensábamos que te estabas peleando con alguien???

Por qué no la llevas a que te la cambien?? Uf. Difícil pregunta.

Y difícil respuesta.

Podrías decir: porque soy piloto, y los pilotos nos cambiamos nuestras ruedas. NUEVO ERROR. Van a pensar en los de moto GP… que les ponen hasta las botas: Tú qué clase de piloto eres, mamón??

Podrías decir: “porque soy endurero y los Endureros”… no sigas:

– Un endurero?????? Eso qué es ¿????

No vayas por el tema del ahorro. En verdad no es representativo. No es defendible que nos vayamos a una carrera a 500 kilómetros, con lo que ello lleva conlleva, y que no nos duela el gasto lo más mínimo, y que luego nos pasemos una mañana limando una maneta. Una maneta pirata por supuesto, que vale 10 euros menos que la original, porque se nos ha doblado para poder volverla a poner en los entrenos.

Esto sólo lo entendemos nosotros.

ktm-690-enduro-r-rodando-2

Conclusión: mejor que no sepan cuándo hemos estado trabajando en la moto, cuánto tiempo y qué hemos hecho. Estas cosas se notan mucho en las uñas, así que conviene tener a mano el limpiador ese de talleres que es como bolitas de lija. Que te las deja bien suaves…

Como esto lo leerá alguna mujer porque están por todas partes (es mejor que no sepan nuestros secretos) quiero transcribiros la dedicatoria que hice, por el micrófono del speaker, cuando nos dieron el trofeo por equipos a los chicos de Mercado Actual Enduro Team . Dije esto:

“Queremos dedicar este trofeo a nuestras mujeres, que son las que de verdad hacen posible que seamos pilotos…”

Y había muchos testigos.

viaje salinas 21 agosto 2010 026

Otra entrega:

Avalancha de mensajes, privados, chat de facebook: Pues a mí mi mujer sí me apoya.

Bueno avalancha, algunos. Alguno que otro, vamos.

“A mí mi mujer sí me apoya” decís. Analicemos esto:

No confundir apoyo o fomento, porque nos deje que montemos en moto, con decisión práctica salida de la reflexión femenina.
En efecto, en la prehistoria el sexo dominante era el de más vigor físico. El cazador. El guerrero. Nosotros desarrollamos la fuerza, y ellas la astucia.
Hoy en día esto se sigue manteniendo, lo que ocurre es que en la sociedad actual la astucia es mucho más importante que la fuerza. Y ellas siguen siendo las astutas.

Nosotros los fuertes, muy bueno para las trialeras; inútil para resolver los problemas actuales. La informática ha hecho a todos los músculos igual de inútiles.

Así que no confundamos astucia con apoyo, porque lo que hacen es dejar que nos vayamos con la moto PORQUE NOS VAMOS A IR DE TODAS FORMAS.

Hagan lo que hagan y digan lo que digan. A que sí?

ktm_125exc_enduro_2011_009

De este modo, la cosa fluye con tranquilidad, la presión se sostiene, las fuerzas se equilibran, hasta que un buen día discutiendo por ejemplo de quién lleva al niño a la función de Navidad surge de lo más profundo la frase eterna:

– Y LUEGO ESTÁ LA PUTA MOTO, QUE AQUÍ VIVIMOS TODOS PARA LA PUTA MOTO…

Entonces tú te quedas a cuadros, descolocado…las primeras veces. Cuando esto ya ha pasado 100 veces no te sorprende. Pero en esa confusión inicial se tiende a razonar:

– Pero si decías que me apoyabas…

ERROR.

Aquí se entra en un remolino, en una espiral destructiva:

– Y QUÉ ME ESTÁS DICIENDO, QUE NO TE APOYO??
– No, no. Pero ahora me lo estás echando en cara..
– QUÉ??? VERÁS….

Y entonces te suelta una retaíla de las 50 salidas que has hecho en los dos últimos años. Se acuerda de carreras, sitios y anécdotas que ya estaban enterradas en tu primitivo fondo de recuerdos…

Joder, ahí estuve?? Esa es en la que llovió tanto?? Si esa no se la dije, no??? buah, esa es en la que rompí la moto.

No sabe cómo has quedado, de qué marca es tu traje, ni siquiera tu moto, pero sabe que el 15 de noviembre del año 98 te fuiste a correr a Villablino un fin de semana que además venían de visita tus padres…

Acojonante. Pero cierto.

Por tanto, cuando tu chica diga cualquier frase en la que de algún modo se introduzcan los vocablos “puta moto” un buen piloto lo que hace es cambiar de tema inmediatamente, no embestir por ahí. Cambio surrealista si es necesario.

– No seas así mujer, oye cuándo te dan las vacaciones?
– No digas eso, cómo está tu madre?
– No te pongas de esa manera, cuándo le dan las notas a los niños?

Preguntas con respuesta. Básico. Sin pudor. No dejes que la moto entre en las discusiones. Jamás. Sólo traerá problemas. Y has de tener una batería de preguntas tipo preparada porque puede que intente un retorno a la “puta moto” varias veces, y necesites cuatro o cinco para salir del atolladero.

salida-amigos-arco

Y si hay alguien más presente, jamás lo metas en la discusión para que haga de juez. Si hay otra persona sólo puede pertenecer a uno de estos dos grupos:

1.- Hace enduro.
2.- No hace enduro.

Si hace enduro, ella despachará al único juez que te podría ayudar cruelmente:

– Mira tú te callas que eres otro gilipollas, con la puta moto.

Ya está. Ventaja eliminada.

Si pertenece al grupo 2, le va a dar la razón a tu mujer aunque seas capaz de argumentar como Perry Mason. Los que no montan en moto empatizan siempre, repito, siempre, con los que no montan en moto. Aunque sea tu padre esa tercera persona, se posicionará de inmediato al lado del sentido común, de la responsabilidad, de la madurez, de la sensatez de los que no se rebozan en el barro y van saltando piedras como nosotros.

Tú sueltas tu frase escapatoria, “qué bien te sienta ese vestido cuando te enfadas, dónde lo compraste?”, y reculas. Desvío de atención. Que no piensen furiosas ni un segundo en esta afición magnífica que tenemos. Aunque no lo creas, actuar de esta manera te acerca desde ese momento al monte futuro.

Y si no lo entiendes da igual. Tú hazme caso y punto.

enduro-womans

EL SACRIFICIO POSTERIOR AL DESFOGUE.

Algo con lo que debemos tener un cuidado exquisito es con ocultar la resaca post enduro. Si llegas cansado, te jodes. Si llegas dolorido, te jodes. Si llegas durmiéndote por las esquinas, te jodes.

Sonrisa de oreja a oreja. Vitalidad. Besos. Caricias (ojo moratones y partes dañadas, ver capítulo anterior), etc.

Yo baño a los niños.
Yo hago la cena.
Yo bajo la basura.

Incluso:
Yo pongo la lavadora (aunque esto a muchos no os dejan porque el único programa que sabéis usar es el de lavar el equipo; y lo ponéis como si fuera lana porque no queréis que se deteriore. Vamos hombre. A fuego. 90 grados, que brille, que no pasa nada).

También:

Yo pongo el lavaplatos. (aquí habéis visto que va de puta madre para lavar los cascos Airoh? Que no se les puede quitar la espuma de dentro).

En fin, de lo que se trata es de conseguir que asocien la moto con un beneficio posterior, de modo que exista recompensa a esas ausencias en los crudos días de invierno. Me seguís?? Sutil eh?

Cuando un día está alegre, cenando con amigos y tal y dice:

– Pues la verdad es que cuando Rafa se va con la moto, luego vuelve relajado, contento, de mejor humor…

Ahí sabemos que estamos CONSIGUIENDO NUESTRO OBJETIVO, que alcanza el sumun cuando logramos que piensen (esto nunca lo dicen):

“Al fin y al cabo, creo que lo de la moto mejora nuestra relación…”

Reflexionad sobre esto. Es difícil de entender, lo sé. En psicología se llamará algo así como “Teoría de Smith de la conversión del sacrificio”, no lo sé, pero lo he inventado yo, y si me haces caso, créeme que te harás un gran favor…

14575_377204402373789_946573542_n

EL ENDURO, LAS MUJERES Y LA VIDA SOCIAL.

El tiempo ha transcurrido lentamente, nos hemos ido haciendo mayores, conjugamos una vida paralela normal y otra de piloto. Más o menos.

No nos hemos hecho famosos, no ganamos carreras, pero nos obsesionamos, y somos pilotos.

Susurran a nuestras espaldas: “mira, mira el de las motos…”. Somos objeto de confidencias: “pero que se va con sus amigos a las montañas, aunque llueva, nieve, hiele…!”

Tenemos 30, 40, 50, años y seguimos en la brecha. Igual que siempre. Dándole más vueltas a los cambios de moto que a los cambios de coche, de casa, de trabajo, de novia…

Bien: cómo sobrevivir en un entorno tan hostil???

Primer principio, ya comentado con anterioridad: Un piloto es un piloto siempre, menos en su casa, lugar en el que están hartos de los pilotos.

Supongamos la clásica cena de parejas, con una amiga íntima de tu chica, que trae a su flamante novio, con ese con el que aún no acabas de cuajar, con el que mides las distancias… Él te dice:

– Oye, y tú montas en moto, no? Me ha dicho Maripuri…
– Sí, sí.
– Y vas a carreras y todo, qué interesante…

STOP! PELIGRO. Tú primera tentación será entregarte:

– Sí, tío, el otro día estuve en Cuenca, en una carrera infernal, con un huevo de trialeras, y escalones, y pozas, Y SALTOS, Y BAJADAS, Y SUBIDAS YYY…

NO. No caigas en la trampa; les da igual. Son ajenos. No lo entienden. Tu amada volverá a poner esa triste sonrisa de… “siempre lo mismo, menos mal que Maripuri ya nos conoce y no me tengo que avergonzar…”.

El nuevo novio pensará…”Joder!! Este tío está jodidamente loco!!!” y tendrá un subidón de seguridad porque él es normal…

Y tú te sorprenderás al rato hablando de troncos caídos, de raíces húmedas, de roderas rotas, con los ojos brillando, mientras que los demás esperan incómodos a que termines de hacer el ridículo…

Volvemos entonces a la pregunta:

– Y vas a carreras y compites??

Tú sueltas otro monosílabo y un adorno corto:

– Sí, sí, hacemos lo que podemos…

ktm-enduro-motorcycle_095439

Y pones cara: no quiero hablar de eso, es como el trabajo de bombero, a los demás les apasiona, pero a mí me cansa, estoy por encima… Aquí entonces, de manera irreversible, viene la siguiente pregunta:

– Oye, y la moto influye mucho?? La tuya es buena? Tú qué moto tienes???

STOP!!! ES OTRA TRAMPA. Esto es lo que te sale de dentro:

– Ahora tengo una Husaberg, que es como una KTM con los plásticos azules; antes una Husqvarna y entre medias una GasGas. Ahora estoy supercontento, porque he vuelto al 2 tiempos, con 4 tiempos era más rápido pero me cansaba más, y la horquilla es de cartucho cerrado….

Hablando muy rápido, aprovechando esa ventana que te abren en la pared de un frontón para soltar tu rollo… Verás: la gente no sabe lo que es cartucho cerrado, ni siquiera horquillas, ni que los motores son de 2, 3, 4 o 5 tiempos. Ni lo que significa. Y tú no lo expliques!!! No digas el clásico:

– La 2t es más ligera y más rabiosa, la 4t tracciona mejor…

Te contestarán:

– Oh! Sí! Qué interesante!!!- y se darán una patada por debajo de la mesa.

Tristemente lo que tendrás que hacer en ese momento es usar un punto de giro, y romper la conversación por nuevos derroteros. Veamos te dicen:

– Oye, y la moto influye mucho?? La tuya es buena? Tú qué moto tienes???

Y tú:

– Ahora tengo una nueva; me estoy adaptando. Oye, y tú a qué te dedicas? Haces algún deporte??

Y ZAS!! Tu princesa te mira con ojos orgullosos, te sonríe con la boca cerrada, y puedes leer en su mente: “HA MADURADO!! HA MADURADO!!! MI MADRE ESTABA EQUIVOCADA!!!!”

Es duro; pero créeme es lo mejor para esa noche, para tu vida, y lo más importante, para tu carrera de piloto…Saca las motos de tu entorno social normal…

Un último matiz: si la cena se prolonga, bebes unos vivos, unas copas, estás a gusto, la lengua se suelta…. No vuelvas al tema! No lo hagas…

– Joder, pues el otro día, en Galicia, en una extrema, lloviendo, después de tres horas de carrera brrrvjqevntjH YBJHTMJH

No! Estás peor que al principio. Y borracho. Desastre.

No lo olvides.

04-enduro-branky-2011

Ahora estudiaremos una situación que se acaba por dar siempre en la vida de un endurero: cuando le presentas a tu mujer a otros amigos pilotos, también con sus mujeres.

Cuando la vida avanza, tienes hijos, compromisos sociales, laborales, poco a poco vas compartiendo menos tiempo con los colegas.
Excepto con unos: los compañeros de carreras.
En efecto, no habrás pasado tanto tiempo con un tío como con ellos: 6, 10, 12, 14 horas en coche en un fin de semana. Más otras 20 horas en la habitación del hotel.
Acaba siendo peña de la que lo sabes todo, TODO.
Porque además antes te relacionabas en un bar, bebías, bailabas… Ahora no, ahora estás encerrado, estás sereno, no hay salida.

Y estás obligado, porque no hay tantos gilipollas dispuestos a pasarse 6, 10, 12, 14 horas en el coche un fin de semana para ir a pasar frío, a tragar polvo, a revolcarse por el suelo, a tragar barro… a sufrir. Y pagando.

Los que hay los tienes que aprovechar, y el que te toca, te toca.

Pero te acabas haciendo amigo.

Y surgen amistades sinceras.

Y entonces dices:

– Margarita, verás este fin de semana vamos a quedar con mi amigo Jabalí, y su mujer, que es un encanto.
– Bien! Ya sabes lo que me gusta conocer a gente…

http://moteritas.blogspot.com

Tú realmente a la mujer de Jabalí no la conoces, sólo te la has cruzado en el garaje de tu colega, con las manos negras, sudando porque estás cambiando una rueda y has tenido esta conversación:

Jabalí:

– Mira mi amor es el Piloto.

Tú:
– Hola encantado!!

Ella:
– Qué? De mecánicos??

Tú:
– Sí, hemos asaltado tu casa. Oye, no te doy un beso que mira cómo estoy…

Jabalí:

– Sí, mi amor, ahora subo que estamos acabando…

Ya no la vuelves a ver, porque lo que “estábamos acabando” se ha prolongado otras 3 horas por el puto Mousse que no entraba, el tornillo que no salía o el retén del eslabón que no encajaba. Ya todos duermen, en casa de Jabalí y en su barrio. Y en el tuyo. Y en el mundo entero…Bueno, la cuestión es que sabemos que la mujer de Jabalí es encantadora, y así lo transmitimos y ya estamos en el restaurante.

4

Lo primero es superar el shock de ver a tu compinche fuera del ambiente habitual, sin marcas de aceites en la camiseta, aseado, perfumado… La sensación es algo así como que la magia se ha acabado…no te rindas! Esta es tu oportunidad de demostrar a Margarita que en las motos hay gente normal, y de que por lo menos te ha servido para conocer a gente útil, válida, sensata…

Bien, es inevitable que se hagan breves referencias a las carreras y tal; desvía el tema. Habla de ellas, de temas de actualidad, de cine, de lo que quieras menos de motos.

A la media hora, ellas ya pegarán la hebra. Las tías siempre encuentran cosas en común aunque no tengan nada que ver… Ahí tendrás la tentación de establecer una conversación paralela con Jabalí…

– Buah tío, creo que con el aceite nuevo el cambio no va tan fino…
– Ya te lo dije, que eso de que todos los aceites son iguales es un truño..

Oh! Qué error. Qué error!!.

Primero porque ella pensará que le has llevado a esa nueva pareja para dar rienda suelta a tu verdadera pasión.

Segundo, y mucho peor: porque corres el riesgo de que intime con la mujer de tu amigo, y empatice, y se desahoguen, y SE DEN LA RAZÓN:

– Es que estoy harta, de que desaparezca un viernes y vuelva el domingo destrozado.
– No hay nada más importante que la PUTA moto.
– No podemos comprar un sofá, eso sí, el otro día se fueron nada menos que a Huelva a una carrerita…
– Y es que vuelve a casa, y otra vez en Internet a las motos y la madre que las parió…

Oh! Terror… esa despedida entre ellas es:

– En fin, Margarita, que te doy la razón, que los tontos estos de la moto no tienen remedio. Que te comprendo perfectamente. Que ya sabía yo que esto no podía ser de otra forma en los matrimonios de sus amiguitos de las carreritas…

Has perdido. Volverás en silencio. Horror.

Nuevamente, cuando conectes a tus amigos de las motos con tu pareja, no seas piloto.

Vendrá mejor para tu historia de amor, tu futuro próximo, tu vida, y lo que es más importante, tu carrera como piloto…

Aunque ahora seas joven y no lo veas claro, hazme caso. Yo te ayudo a sobrevivir como piloto, y no lo olvides nunca… el entorno es hostil.

Rafa Torres, “El Piloto” (de Enduro)

transporte_moto_enduro_1

Artículos relacionados

19 comentarios en “TRUCOS PARA MEJORAR EN CARRERA Y PARECER UN PILOTO DE VERDAD. Parte 2.”

  • arribi

    7 de enero de 2015 a las 18:50

    jajajajajajajajaja. ¡qué grande! y lo mejor es que es aplicable a los coches (de hecho me he sentido muy identificado)

  • Indeciso

    7 de enero de 2015 a las 19:16

    Este tío es un genio y punto.
    Qué gustazo leer cosas de estas políticamente incorrectas!

  • PATABRAVA

    8 de enero de 2015 a las 20:18

    Señor RAFA TORRES (así en mayúsculas), es usted el Miguel Angel Buonarroti de los pilotos.
    Combinar de manera tan sabia dotes psicológicas con la habilidad de hacer un texto tan divertido es digno de admirar. Me he reido tanto como aprendido. Y lo pero es que probablemente lo comience a poner en práctica…

    La cosa es que yo de estas cosas paso, en realidad tampoco me gusta demasiado el mundo del motor…Por cierto, ¿tu a qué te dedicas?

    ….¡¡¡VOYYYYCARIÑOOOOO!!!…

  • SANTIAGO MD

    8 de enero de 2015 a las 21:14

    Qué razón tienen esas palabras!
    Felicidades!

  • maurici

    8 de enero de 2015 a las 21:23

    Y si nada de todo esto funciona… te jodes. La proxima vez… pasas a fondo.

    Un genio Sr Torres. Y encima los cocheros… salvo el barro… nos escudamos en lo mismo.

  • Storm

    8 de enero de 2015 a las 23:07

    Menudas risas!
    Estamos tronaos!
    Ja, ja, ja!!!

  • Dani

    9 de enero de 2015 a las 02:30

    Cuanta verdad.

    Y algo muy importante, esto es aplicable a cualquier otra afición,( relojes cine, playmobil, helicopteros, simuladores, comics, escalada, piscina etc, etc, etc….)

    Es un texto universal.

  • Ka2000

    9 de enero de 2015 a las 14:21

    Joder.. Hacia tiempo que no me reia tanto ;)

    Buenisimo!!

  • Aitor

    11 de enero de 2015 a las 10:39

    Sr. Torres. ¡Maldito sea! Hasta hace unos segundos yo era tan feliz con el “apoyo” de mi mujer…

  • Jose Gamir

    11 de enero de 2015 a las 13:11

    Soberbio! Además sale mi ktm 690 en una foto y todo!! Aunque yo estoy aún estudiando la posibilidad de las carreras pero por lo menos ya fui en noviembre a ver el enduro de requena! A ver si hay suerte y este año puedo participar en alguna carrera…

    PD: La Honda crf es mi favorita!! (mierda, creo que ya he quedado de mariquita xD)

  • Staff

    Lasheras

    11 de enero de 2015 a las 15:31

    Fantástico artículo.

    Me he reido muchísimo y son todo verdades como puños :)

    Enhorabuena!

    Salu2

  • Dani Mcgiver

    12 de enero de 2015 a las 12:07

    A mi se me junta todo:
    Soy mecanico de todo lo que me pongan por delante (coches, motos, camiones, bicis, barcos de vela…)
    Adoro los deportes del motor…
    Pero lo que mas practico es MTB, y sí, la frase que mas usa mi mujer es “…joder con la ‘puta’ bici…”
    Pero a partir de hoy, gracias de corazón por los consejos, voy a torear de valiente…
    Jajaajajajajajajaj

  • Begargo

    13 de enero de 2015 a las 12:53

    ¡Que manera de reir! Magnifico articulo.

    Yo hace tiempo que desarrolle similar táctica con el plasticoche, cuando vuelvo de un tramo o circuitejo, aunque no pueda con mi alma soy el Alter Ego de Superman, abres la puerta con el pecho hinchado, sonrisa en ristre, voz cantarina ¡Hola Familia! e instantáneamente te sueltan un ¡Hueles a sudor, gasolina y rueda quemada!… corriendo a la ducha y al cubo de la ropa sucia para eliminar todo recuerdo del subconsciente marital. A partir de ahí eres la maquina de la cocina, lavadora, friegaplatos y de salir a dar un estupendo paseo en esta tarde de Domingo, aunque apenas puedas mantenerte en pie.

    Y lo de las cenas con gente que no le interesa una mierda los coches igual:
    – ¿Me han dicho que tienes un deportivo?
    – Buah, un cacharro inmundo para dar paseillos… ¡Ah! Veo que tienes un monovolumen espectacular (y te dedicas a vanagloriar su electrodoméstico para desviar la atención) XD

    ¡Que duro es esto de ser raro!

  • kekis

    15 de enero de 2015 a las 12:14

    La espera ha merecido la pena, felicidades por el articulo…me quito el sombrero

  • ramón

    16 de enero de 2015 a las 16:17

    Rafa, no soy motero, pero teneis todas mis simpatías.
    Enhorabuena por contar tus cosas con tanta gracia y con tanta verdad

  • Roberto

    19 de enero de 2015 a las 19:22

    ¡PLAS, PLAS, PLAS!
    Señor PILOTO Rafa Torres, mi más sincero agradecimiento por su genial artículo. Muchas, muchas gracias por la “jartá” de reír que me he pegado.
    No recuerdo pasármelo tan bien leyendo desde que leí hace tiempo la primera parte (aún resuena en mis oídos lo de “¡Yo soy Espartaco!”).
    Personalmente aún no tengo mi “sportscar”, pero guardaré sus consejos como oro en paño.

  • veritocalm

    26 de enero de 2015 a las 11:07

    gran articulo :) esas motos que aparecen las chicas, para que altura son? ando buscando de ese estilo :)

  • Trucos para mejorar en carrera y parecer un piloto de verdad – 8000vueltas.com

    24 de febrero de 2015 a las 13:07

    […] Si te has quedado con ganas de más aquí tienes la nueva entrega:  Trucos para mejorar en carrera y parecer un piloto de verdad, parte 2 […]

  • tio moi

    20 de diciembre de 2017 a las 17:06

    visto asi leido… pues de fuera el ajeno le parece obsesivo… a mi y todo me ha resultado familiar y cansino jeje… eso de cuando te dan la oportunidad sueltas toda tu ilusion y el otro te ve un poco piradillo se ve mejor de fuera… a mi k soy motero me resulta familiar… videos de motos… rutas… otras monturas k siempre deseo y me gasto los modestos ingresos en las motos, si motos… y el coche sigue siendo el mismo y la ropa de la calle hace la tira k no compro, pero capricho de ropa para la moto siempre… a mi me pasa cuando escucho en los bares de montaña a los cichos de la bici o corredores… k si barritas energeticas, k si aminoacidos, k si el sendero de los cojones de llobera, k si el garmin noseke modelo, viciados, monotematicos, obsesivos… antes hacia culturismo y estaba enganchado y tomaba de todo un poco y solo me importaba el gym y los colegas del gym con su prees de banca… en resumen gente con gente y marikita con su pariente… los tuyos k compartes aficion te pueden entender… de fuera lo k se sale de lo k llaman normal… pues…

Deja un comentario