El color en movimiento: las mejores decoraciones de carreras

Hoy os traemos una nueva colaboración del ya habitual en 8000vueltas Carlos Soteras, que en esta ocasión se adentra en el mundo del color para desvelarnos el por qué de las decoraciones de los equipos de carreras e ilustrarnos con los mejores diseños “racing” de la historia de la competición. ¡Que aproveche!

Lasheras

Cuando uno ve por primera vez un coche, uno de los aspectos más llamativos es, sin duda, su color. Un color puede decir mucho acerca de él. Cuando un coche en particular sólo se ofrece en una paleta de colores llamativa, nos indicará que estamos ante un modelo juvenil, desenfadado o incluso deportivo y agresivo o que, al menos, intenta serlo. Una paleta de colores oscura nos transmitirá que estamos ante un coche cuyo caracter destila mayor seriedad, un coche menos pasional.

2014-lamborghini-huracan-promo-1

El color le otorga en muchos casos al coche una seña de su personalidad, teniendo que combinar (idealmente) con el propósito para el que fue diseñado. Todos podemos imaginarnos lo que sería un BMW serie 7 en rojo pasión o un Ferrari 599 GTO en rosa palo; algo así como un sinsentido.

001-rolls-royce-ghost-fab1

Lo dicho, un sinsentido…

El primer gran hito en la historia del color en el automovilismo se dio en las primigenias carreras automovilísticas. En ellas, al no existir una reglamentación sobre colores, los espectadores tenían verdaderos problemas a la hora de distinguir a sus pilotos, únicamente diferenciados por un número en el lateral. Fue entonces cuando la AIACR, ‘International Association of Recognized Automobile Clubs’ (los precursores de la actual FIA) dispuso que los coches debieran ir pintados según el color del país para el que competían.

1924-bugatti-type-35-prototype-race-racingBugatti Type 35 representando a su país vestido de azul

Los colores tuvieron entonces su origen en la Copa Gordon-Bennett cuya primera edición tuvo lugar en el año 1900 y cuyos participantes se agrupaban por países. A estos equipos les fueron asignados un color a cada uno: Azul a Francia, amarillo a Bélgica, blanco a Alemania y rojo a los Estados Unidos. El Reino Unido no se uniría hasta 1902 y, al tener todos los colores de su bandera cogidos, eligieron el verde para competir, aunque su tonalidad iría cambiando ligeramente a lo largo de los años. Italia, por ejemplo, no adoptó su famoso Rosso Corsa (rojo carrera) hasta 1907 en honor a un Itala que ganó la Pekín – París pintado de dicho color. Al parecer, Italia competía por entonces con una decoración de color negro. Algunos países como Japón o España usaron sus colores basándose en la bandera nacional, mientras que otros se basaron en preferencias personales.

image002

Aquí tenéis la lista de colores que cada país ha usado para competir en carreras de coches.

A partir de la década de 1920, los coches serían decorados no por su país de construcción sino por la nacionalidad del equipo para el que corriese. De este modo, un Ferrari compitiendo para un equipo británico debería ir pintado de verde, aunque fuese un coche italiano.

52-1956-ferrari-500-trc-1993-coys

68-talbot-lago-1994

Ferrari 500 TRC de Ecurie Nationale Belge que participó en las 24 horas de Le Mans de 1957 y Talbot – Lago T 26 C participante en los Grandes Premios desde 1948 a 1951. Ambos en su característico amarillo reservado para equipos belgas

No fue hasta Mayo de 1968 cuando los patrocinios fueron introducidos en el primer Gran Premio de Fórmula 1 a este lado del Atlántico; en Estados Unidos nos llevaban la delantera. Dicho hito fue llevado a cabo por el equipo Lotus en un Lotus 49 el cual apareció con los colores rojo, dorado y blanco: la decoración de Imperial Tobacco. Tal acontecimiento tuvo lugar durante el XIV Gran Premio de España celebrado en el Circuito del Jarama, carrera que además ganaría el equipo Lotus con Graham Hill al volante.

zp3jtks

Graham Hill con el Lotus 49 de Jim Clark en el GP de España 1968 en el circuito del Jarama

Es a partir de este punto donde empezamos a ver decoraciones tan míticas como las de Martini en Lancia, John Player Special en Lotus o Rothmans en Porsche. Decoraciones muchas de ellas actualmente prohibidas por aludir a marcas de tabaco o alcohol, como si por ver un anuncio nos fuesen a entrar unas ganas irremediables de beber o fumar.

Sepang International Circuit, Sepang, Kuala Lumpur, Malaysia. Saturday 29 March 2014. The rear of the Williams FW36 Mercedes. Photo: Glenn Dunbar/Williams F1. ref: Digital Image _W2Q5255

mp4-2c-prost-86

6409ca88d0de08f0d0d72cfedf08f658

1081651234_ec2c0e2e68_o

Decoraciones míticas, hoy consideradas políticamente incorrectas por promocionar bebidas alcohólicas o tabaco

También surgieron combinaciones de colores según las distintas escuderías que han perdurado hasta nuestros días: Ecurie Ecosse, Gulf Racing Team… Algunos de estos equipos se homenajean mediante detalles diversos en coches actuales, como por ejemplo la línea azul que atraviesa el Ferrari 458 Speciale en honor a NART (North American Racing Team).

image008

NART dominó en mundo del automovilismo a principios de los años 60, este es el reciente homenaje que les brindaron por parte de la casa Ferrari.

Ford GT40 Concept.

Gulf, una de las decoraciones más míticas sin duda

stratos_0

…Alitalia…

porsche-934-jagermeister-livery-rennsport

tumblr_m0xghc5xio1qapwfro1_1280

…Jägermeister, que siempre me hizo dudar a quién le quedaba mejor, si a Porsche o a BMW.

Muchos de estos patrocinios se han quedado grabados en la retina de los aficionados al haber supuesto esos coches un hito en la historia del automovilismo. ¿Quién no ha soñado con estas decoraciones para su coche de diario? Aquí unos ejemplos:

castrol-gt86-02

911_martini_front

img_7806

2560_3000

ece8e46dd8af7198d9efd2a360035c6e-1

audi-s3-sedan-rotiform-dus-audi-henderson-574

O, ¿por qué no?, volver a ver esas míticas decoraciones en los coches de carreras de hoy en día.

12767952_225599497786614_88533-56d4863b006ac

alfa_romeo_155_2-5_v6_ti_dtm_15

12776882_225599487786615_11139-56d485ea50019

bmw-m3-dtm-e30-03

12788729_225599484453282_28805-56d486223c46c

autowp-ru_renault_laguna_btcc_2

12810241_225599444453286_70124-56d4862fd65b4-1

mercedes-benz_190e-evolution-ii_dtm

12809861_225599477786616_13182-56d489824526d

vauxhall_vectra_btcc_3

12789741_225599471119950_12957-56d485e319a8d

16-9

12773321_225599421119955_10628-56d4864b20cf6

24 Std. Nuerburgring 20./21.06.1987 Ludwig/Niedzwidz/Soper Ford Sierra RS 500

Los colores han tenido siempre un halo místico a su alrededor. Tenemos desde el falso mito de que todos los Ford T eran negros (historia que se sigue contando en las mejores escuelas de diseño automovilístico del mundo) hasta la importancia y simbología que se le da a las distintas combinaciones de colores actualmente en las carreras.

Recordemos, por ejemplo, que en esta penúltima edición de las 24 horas de Le Mans el equipo Porsche empleó 3 combinaciones distintas expresamente estudiadas por su equipo de marketing para darle una mayor publicidad a su equipo. Así, el LMP1 con el número 17 fue pintado en color rojo, homenajeando al Porsche 917 KH que logró la primera de las 18 victorias absolutas en la carrera gala. El número 18 hace alusión, mediante el color negro, al Porsche 918 Spyder que logró el récord en Nürburgring parando el crono en 6 minutos y 57 segundos. Y, por último, el número 19 fue decorado en blanco, color tradicional de Porsche en sus coches de competición.

2015-porsche-liveries-at-le-mans-03

Otros buenos ejemplos en donde el color se ha convertido en objeto de estudio por parte de los publicistas son el del Porsche 917/20 “Pink Pig” de 1971 o la colección de “Art Cars” de BMW, cuyas carrocerías han sido diseñadas por artistas como Roy Lichtenstein, Andy Warhol o Jeff Koons.

f0b418943a102f0b996f4760af260e24

Porsche 917/20 “Pink Pig”

p90143564-bmw-art-car-by-andy-warhol-bmw-m1-group-4-racing-version-1979-at-the-paris-photo-los-angeles-at-para-2000px

BMW M1 Art Car de Andy Warhol

01-bmw-art-car-1975-30-csl-calder-04_1600x1190

BMW 3.0 CSL de Alexander Calder
a5f546536853c2e28a3ff98393a21b91BMW M3 Coupe Art Car de Sandro Chia

06.06.-13.06.2010 Le Mans (FR), Andy Priaulx (GB), Dirk Müller (DE), Dirk Werner (DE), No 79, Team BMW Motorsport, BMW M3 GT2 Art Car designed by Jeff Koons, 2010 Le Mans 24 Hours (LM24). This image is Copyright free for editorial use © BMW AG

M3 GT2 Art Car de J. Koons. Le Mans 24h 2010. El último Art Car en competir.

Otra gran leyenda, aún sumida en el misticismo y la ambigüedad, es aquella que cuenta como se llegó a denominar “flechas de plata” a los Mercedes en los albores del siglo XX. Cuenta dicha leyenda que dichos coches, en 1934 antes de una carrera en Nürburgring, pesaron en la báscula 1 kilo más de lo que deberían (750 kilos). Ante dicho contratiempo, el director de carreras de Mercedes, el señor Alfred Neubauer, decidió lijar la superficie del coche, eliminando la pintura y rebajando de este modo el kilo sobrante. Al quedar expuesta la carrocería de aluminio, el color plateado se hizo visible, solamente tapado por los respectivos dorsales. El dominio de dichos Mercedes en las sucesivas carreras (Mellaha, Lasarte, Mónaco, AVUS…) les hizo consolidar dicho apodo que ha trascendido hasta nuestros días.

mercedes-silver-arrow-w25

Nosotros, en caso de duda, preferimos creernos estas historias porque el automovilismo tiene así más magia y, ya que le dedicamos tiempo a él, que sea tiempo dedicado en algo bello y lleno de gestos humanos, no de decisiones frías y sin corazón.

Como hemos visto, entre los colores que se asocian directamente a una marca o país tenemos algunos verdaderamente icónicos. Por ejemplo, el British Racing Green anteriormente mencionado es ese verde oscuro con más de 110 años de antigüedad tan propio de coches británicos como Aston Martin o Jaguar; el Rosso Corsa es aquel empleado en coches italianos como Ferrari o Alfa Romeo y el Bleu de France es el que más nos encajaría en marcas como Bugatti.

image003

El famoso “British Racing Green” de los coches ingleses

image020

Rosso Corsa de las máquinas de Il commendatore

A otras marcas no las podemos asociar tan claramente con un color, sin embargo, hay modelos suyos en los que un color es el predominante, un seña de identidad, como la de los modelos CUPRA de Seat, los Subaru Impreza STI, el Lamborghini Diablo, el McLaren F1 GTR o el NSX-R…

seat_ibiza-cupra-r-2001_r3

9bb2c9176e59d6f0d6fed201485cf6ad

597be3f65e92fc6d23b874f23a84cd08

image021

honda-nsx-r09-1024

Y para ti ¿cuál es tu decoración favorita? ¿Qué otros coches tienen colores míticos?

EXTRA LAP

Hay una marca, sin embargo, que me tiene un poco más desconcertado: BMW. Creo que la marca alemana está asociada al color azul pero no de un modo histórico como Lamborghini al amarillo o McLaren al naranja. En mi opinión, esta sociedad BMW-Azul se debe a la maravillosa y extensísima gama de azules que ha ido apareciendo a lo largo de los años.

Pero esto lo discutiremos en el siguiente artículo…

EXTRA LAP 2

Hace tiempo, publicábamos una colección de artículos enfocados a coches por colores, no te olvides de echarles un vistazo.

Coches Rojos

Coches Azules

Coches Azules 2

Coches Amarillos

Coches verdes

Artículos relacionados

11 comentarios en “El color en movimiento: las mejores decoraciones de carreras”

  • Malakun

    30 de septiembre de 2016 a las 16:46

    Me encanta el artículo. Realmente me encanta que se hable de los colores de los coches. Qué decir de todas esas decoraciones míticas que se han puesto… esas que se te quedan grabadas en la retina y, aunque quieras trasladarla a otro modelo, no queda bien. Aunque algunas directamente da igual dónde las pongas, quedan bien… la de Gulf es de mis favoritas, es un contraste que te se ve igual de bien en un LMP1 que en un GT40. Lástima que otras ya no podamos verlas como antes por la prohibición de cierta publicidad.

    De las que no se han mencionado me voy a quedar con una que es mítica pero no por bonita, si no por lo que fue. De hecho me puse a buscar el coche a escala en una tienda especializada y que no lo encontrábamos, ni si quiera el dependiente. Al final mi novia dió con él porque la caja representaba los mismos colores, llamativos y feos, pero ahí estaban. Se trata del 787B naranja y verde de Renown. Ese tercer coche que no llevaba los colores oficiales y que acabó ganando…

  • Lázaro

    2 de octubre de 2016 a las 18:23

    Que buen artículo sí señor!!
    Hay veces en las que uno sabe que las cosas son de una determinada forma, pero creemos que es por que si, como es el caso, que tan bien has explicado, de los colores de coches de carreras. Muy curioso el origen de esos colores y muy bien contado!

    Y muy grandes todas esas decoraciones finales que has puesto! A ver con que nos deleitas en ese siguiente artículo de colores de BMW!

    Un abrazo y a seguir así!

  • D. Torregrosa (AlbaRacing)

    2 de octubre de 2016 a las 22:42

    Hola!!!

    Este es de esos artículos… ¿cómo decirlo? me gustan porque están “por encima” del automovilismo, en el sentido de que a cualquiera que lo lea le parecerá maravilloso (cuanto ni menos a los locos de los coches como nosotros) Al fin y al cabo, esto es un pedacito de historia muy chula.

    Nos regaláis tan buenos artículos que empiezo a tener la necesidad de pagaros una caña, tapa incluida, cuando os vea (que, espero, sea algún dia) =D

    Me gustaría poner un granito de arena con otra deco tan chula como resultona (con estas aportaciones podríamos no parar!) como es la del Belga Team en rojo y blanco.

    Un abrazo!!!

  • arribi

    3 de octubre de 2016 a las 19:31

    Como no sé por dónde empezar y voy a tocar tantos palos distintos voy a seguir el orden de la entrada.

    Me encanta ese verde de los Lamborghini, sobre todo en los modelos “pequeños” (Gallardo y Huracan). No soy muy de verdes, pero me parece que ese en concreto encaja a la perfección con lo que pretende el coche.

    Sobre la publicidad en el automovilismo hay una cosa que me choca mucho. ¿Cómo se prohíbe la publicidad del tabaco y se permite la del alcohol cuando éste es completamente incompatible con la conducción? ¿Qué nos pasa con lo políticamente correcto? Si pudiera, firmaría para que volviese la publicidad de las tabaqueras a los coches (y no, no fumo, de hecho soy bastante beligerante con este tema, pero dudo que la gente fume más por la publicidad de los coches).

    Sobre trasladar las antiguas decoraciones a los modelos modernos equivalentes, si bien es un guiño que me gusta (y mucho), no es menos cierto que hace deslucir el coche moderno, al menos en mi opinión, por carecer del encanto del original y ser una “copia”.

    Contradiciendo un poco (o mucho lo anterior), para mí, el Impreza STi tiene que ser sí o sí azul, con llantas doradas y con “aleronaco”. Vale, llamarás muchísimo la atención, pero es que es EL color (o LA combinación de colores).

    @Malakun, discrepo contigo en lo de considerar la combinación de colores del 787B de fea, para mí es bonita, y no solo por lo que representa. Se ve que para gustos, colores… y nunca mejor dicho ;-)

  • ramon

    4 de octubre de 2016 a las 10:51

    Muy interesante cuanto cuentas.
    Por mi parte añado que me fijo mucho en el color con el que presenta cada fabricante a sus coches, tanto en las presentaciones como en las portadas de los catálogos.
    En los catálogos me llama la atención que en algunos se reitera un color concreto y, tb, que no aparece ningún coche fotografiado en determinados colores.
    Ello es para mí la prueba de que el fabricante, el departamento de estilo…y los de marketing consideran que tal color le sienta o no a tal coche.
    Igualmente la moda y los arquetipos y los tópicos ponen en solfa, o al contrario, ciertos tonos, de tal modo que ello influye en las ventas y, asi es que antes era moda lo que ahora no lo es y viciversa.
    En resumen:”aunque la mona se vista de seda…, “, es decir que un Jaguar E siempre será guapo y un Hyundai Matrix no tanto.

  • Storm

    5 de octubre de 2016 a las 11:29

    Toyota GT-86 y Porsche (Martini) son PRECIOSOS.

  • Jesús Almenara

    9 de octubre de 2016 a las 23:36

    Como propietario de un BMW 528i E39 en color Biarritzblau, me muero de ganas de leer ese artículo sobre BMWs azules.

    Este me ha encantado!

  • BMW en Automotor Dursan

    31 de octubre de 2016 a las 11:42

    Somos especialistas en BMW , felicidades por tu excelente articulo.

  • CastellV8

    7 de noviembre de 2016 a las 16:07

    Felicidades por este artículo, os ha quedado genial.
    El tema de la decoración en los coches de competición es digno de una enciclopedia, y cada cual tendrá sus preferidos por motivos seguramente muy diversos.
    El podio de mis preferidas sería: John Player Special (me encantaban esos dorados sobre negro), Porsche-Gulf y McLaren-Honda Marlboro. Pero esa lista puede cambiar haciendo memoria.
    En cuanto a la foto del Ferrari 458 con la franja azul, prefiero la combinación azul y amarillo de los 512 Sunoco.
    Saludos.

  • El color en movimiento. Parte 2: BMW Blau – 8000vueltas.com

    23 de noviembre de 2016 a las 10:28

    […] ya os adelantábamos en el artículo anterior, El color en movimiento: las mejores decoraciones de carreras, el color azul en BMW es algo que siempre me ha llamado la atención. Quizá […]

  • Manu R.

    3 de enero de 2017 a las 12:25

    Es muy interesante como la pintura de un coche puede transmitir tanto, como las marcas las emplean para identificar su imagen o sus coches más deportivos. La pintura en los coches es como la decoración de casas propia de cada pais.

Deja un comentario