¿Qué Ferrari me compro?

Se me clavan sus pupilas, los acordes me apuñalan el esternón mientras el esponjoso cráneo no para de absorber estímulos a la vez que chorrea el exceso de ellos, total, no es más que un domingo por la tarde y mi cuerpo agotado no aguanta muchos más trotes.

El ritmo me recuerda al flamenco, no el que reposa en la marisma salina, sino el que discurre por nuestras venas peninsulares, pero más acelerado, como queriendo despegarse de las cuerdas.

Podría estar aquí toda una vida, imaginándome historias… Mucho ruido, pocas nueces, toca pagar, nada es real. A veces me encantaría escribir como un autor del Siglo de Oro , pero no nos engañemos, a fin de cuentas lo que quiero de verdad es un Ferrari.

No tengo dinero (lo más importante), ni una casa con garaje, ni siquiera expectativas de ello, pero aun así uno ha de estar prevenido, para lo bueno y lo malo. La falta de previsión representa una de las lagunas más importantes a la hora de tener que dirimir con asuntos vitales, ya sean empresariales, familiares o del ámbito que sea. Si no puedes anticiparte a lo que hace tu competencia, el mercado o la vida mismo, pronto empezarás a hacer aguas por algún lado.

No hace falta que seas una entidad del calibre de la OMS para que te suceda, a cualquiera de nosotros nos puede sorprender la tormenta. Pero, no pienses solo en las cosas negativas que te pueden afectar, aquí en 8000vueltas somos del grupo de los soñadores, imaginativos, ilusos o cualquier epíteto que quieras emplear. Por ello, también tenemos que estar listos para cualquier evento que nos alegre, por muy abrumador que sea porque ¿quién no ha soñado con ganar la Lotería?

Esto, como mínimo

Ganar el Euromillón le va a tocar a una persona entre casi 117 millones; eso sólo de los que juegan, claro que si no te acercas semanalmente a gastarte 2,5 €, entonces fijo que no te toca ni un céntimo. Si jugásemos 10 boletos del sorteo bisemanal, reduciremos las probabilidades a 1 entre 12 millones y si lo hacemos todas las semanas del año, entonces serán 1 entre 225.000 oportunidades aproximadamente. Podríamos seguir haciendo números toda la tarde, pero tengo cosas que hacer (mentira, estamos en 2021 y seguimos más o menos igual que en 2020, con demasiado tiempo libre en casa y pocas opciones de ocio).

¿Por qué no un Track Day con 8000vueltas el 21 de febrero en el Jarama?

Pero seamos previsores, y optimistas, adiós probabilidades, como si nos hubiese sonreído la Bruja de Oro o nos acunase Doña Manolita. Hay que dar por sentado que nos van a tocar, a ojo de buen cubero, 300.000 euros el finde que viene. Según Expansión, el salario medio en España a lo largo de 2019 fue de 27.537€ anuales que, repartidas en 12 pagas son 2.295€ mensuales y, tras impuestos, siendo benévolos nos quedan algo más de 1.700€.

Si, con suerte, consiguiéramos ahorrar un 50% (eso sin pagar por una vivienda, si no, nuestro ahorro, al igual que los límites en matemáticas, tendería a cero), estaremos hablando de 850€ mensuales. 300.000€ entonces nos supondrían 353 meses de ahorro, es decir, ¡29,4 añazos sin tomar una cervecita fresca!

Lo siento, pero me niego a aceptar el cruel destino del mundo estocástico; ese dinero me va a tocar sí o sí jugando a la Lotería.

Imagina que el dinero ya está en nuestro bolsillo, ahora toca ponerlo a disposición de nuestros sueños, pero, claro, surge otro dilema, más importante casi, considerando que mi alias en internet es “Indeciso”. Un rápido vistazo a la web del cavallino rampante nos muestra una exuberante variedad de modelos.

No es algo típico de la marca, que acostumbraba a ofrecer una gama más cercana a Morgan que a Mercedes. 12 modelos distintos, algunos sin posibilidad de pedirlos debido a su limitada producción, pero todos ellos con un carisma y carácter fuerte; me llevaría cualquiera de ellos al garaje, incluyendo al denostado heredero del California, el Portofino.

Por cierto, en la web tienen un apartado llamado Modelos del Pasado en los que puedes conocer TODOS sus coches desde el primero allá en 1947 (ojo no confundir con la efeméride de su fundación en 1939). Volviendo a la gama actual tendremos como elección:

812 Superfast: V12 que según la marca es “el Ferrari de carretera más potente y rápido jamás construido (con la excepción, por supuesto, de las series especiales limitadas de 12 cilindros con motor central trasero).”

812 GTS: la vuelta del último descapotable con motor V12 delantero tras 50 años.

SF90 Stradale: El primer V8 híbrido de la marca con casi 1000 cv.

SF90 Spider: lo mismo pero descapotable.

F8 Tributo: El V8 Turbo más potente de la historia y que rinde Tributo (de ahí el nombre) a dicha gama de motores V8.

F8 Spider: lo mismo pero descapotable.

488 Pista: V8 turbo pero con el acabado más deportivo sobre la base del anterior modelo. Auténtico «track toy».

488 Pista Spider: lo mismo pero descapotable.

Roma: Coupé 2+2 para recorrerte la Toscana (o la Alcarria).

Portofino M: Spider 2+2 para recorrerte la costa californiana (o la almeriense).

Monza SP1: cuando tienes demasiado dinero y cualquiera de los anteriores no es suficiente (o ya los tienes todos).

Monza SP2: lo mismo, pero si tienes pareja (este es biplaza).

Viendo esto, y considerando la gran variedad de modelos que han salido de Maranello, aún tenemos que hacer un exhaustivo filtrado para elegir el Ferrari del cual quiero sus llaves, y además, para complicar la ecuación, vamos a meter también coches clásicos o que ya no están en producción. Nadie dijo que tuviera que gastarlo en un coche nuevo…

Por cierto, sé que os estaréis preguntando por otras marcas legendarias como Porsche o Lamborghini, pero ya tuve esa discusión con la almohada y consideré que tendré que ir a por ellos en otra vida; no puedo ganar tantos Euromillones. Volviendo con los filtros o las preguntas que han de ser respondidas, aquí tenemos los tamices que hemos de emplear.

Uso ¿Pista o calle?

Voy a empezar por el cribado más fácil para mí, respuesta sencilla: 95% calle, 5% pista. Con estos números, es fácil obviar cualquier coche no homologado para transitar por cualquier carretera europea. Está claro que la esencia de Ferrari nace y se fundamenta en los circuitos más famosos del mundo pero considero que cualquier Ferrari actual podría hacer un más que digno papel en Spa, Monza o el mismísimo Jarama.

Veredicto: road legal.

Motor ¿8 o 12 cilindros?

Aunque Ferrari ha construido motores con otras arquitecturas (principalmente para sus coches de carreras), lo que nos vamos a encontrar en el mercado son las 8 o 12 macetas. Cierto es que dentro de la docena, por ejemplo, hay varias familias de motores (Colombo, Lampredi, Forghieri, Tipo F140…) con sus características específicas siendo el ángulo entre bancadas el más notable. Ángulos de 180 grados (comúnmente conocido como bóxer, aunque no siempre es lo mismo) no serán descartados pero apenas hay aplicaciones reales, siendo excepciones un 512 BB o la familia Testarossa de los 80.

Por ello, habrá que elegir entre las arquitecturas en V (V8 o V12). El pequeño de los dos pesará y consumirá menos que su hermano mayor, sin embargo, también tendrá menor potencia y será menos “especial” a fin de cuentas.

V12 6.5 L

A pesar de las discrepancias entre ellos, el factor diferencial será, sin duda, el sonido. Creo que, en este caso, aunque la docena de cilindros pueda sonar más cercana a las trompetas celestiales, un V8 de Ferrari va a seguir atravesando tus oídos cual cántico etéreo, por lo que no pondré objeciones en este aspecto.

Veredicto: tablas; V8 o V12 son orquestas válidas.

Otra de motor ¿turbo o atmosférico?

Aquí no estoy entre dos aguas como la pregunta anterior pero tampoco me sitúo en el opuesto; podríamos hablar aquí de un 60-40 en favor de la mecánica sin aspiración forzada. Entiendo que, para un no iniciado en la materia, un motor turbo es más lógico debido a su mayor rendimiento a igualdad de otros factores a excepción de un ligero incremento del peso y una reducción en cuanto a la fiabilidad (por el mero hecho de tener más componentes, y por tanto más piezas susceptibles de fallo, sin que ello quiera decir que un Turbo siempre sea menos fiable que un atmosférico).

Entonces ¿por qué escoger la aspiración natural? Aquí somos unos quemados y ya lo sabéis, pero si te acabas de incorporar la respuesta es sencilla: línea roja más lejana en el tacómetro unido a un aullido pavoroso que te incinera el pabellón auditivo. Aquí la piel de gallina tiene un peso decisivo sobre otras cuestiones. Dicho esto, un F40, 488 Pista, California T o un 208 GTB Turbo se habrán de quedar por el camino; víctimas colaterales.

Veredicto: buen turbo, mejor atmosférico.

Caja de cambios ¿manual o automática?

Buf, otro dolor de cabeza. Sí, ya sé que eres el más quemado y que si hubiera un coche con 5 pedales lo comprarías, pero date cuenta de que, descartando la caja de cambios automática, estás obviando casi cualquier coche moderno. Entre coches de menos de 20 años aún podríamos encontrar frescor manual tipo 360 Modena, 575 M Maranello o un 599 GTB (a precio desorbitado) por lo que aún hay alternativa, pero es que desde 2012, con el vilipendiado California como canto de cisne no hay nada que tenga el conjunto palanca + rejilla en la transmisión.

Otra cosa es que vayamos a visitar a nuestros amigos de Eagsatx que, bajo su proyecto Gatedsix, te convierten autos tan apetecibles como un 430 a manual por la módica cantidad de 20.000€ o un 599 GTO por una cantidad que no será tan módica seguro. Dejaremos este último ejercicio de artesanía del S.XXI para youtubers aburridos que no tienen novedades de las que hablar.

Veredicto: quiero manual, aunque este sería mi filtrado menos exhaustivo.

Interior ¿Biplaza o 2+2?

Y seguimos para bingo indecisión. En general, en la gama de Ferrari encontramos coches de dos plazas lo cual sigue la lógica de buscar un mayor disfrute a costa de priorizar comodidad y lujo. Llevar a mi amigo o la novia en el asiento del copiloto es todo lo que necesitamos hasta que paras en un semáforo y ves a otras dos chavalas que te llevarías encantado, pero, claro, 3 en el asiento del copiloto ya serían multitud (aparte de la bronca conyugal).

En verdad no es solo eso, un biplaza limita el potencial de uso del producto, así como el disfrute disponible; llevar a 4 amigos por la Autobahn con un V12 aullando tiene que ser toda una experiencia. ¡Compartir es vivir! Por cierto, si os preguntáis por el número de puertas que queremos, Ferrari nunca ha ofrecido más de 2 (no contamos el maletero) a excepción de la berlina Ferrari Pinin de 1980, aunque se quedó en un mero prototipo.

Veredicto: más de lo mismo, me gustan todas (monoplaza no, que eso es para los modelos de carreras).

Carrocería ¿coupé o cabrio?

Mira macho, esto ya no es ni filtrar ni nada, es hablar de todos los Ferraris habidos y por haber, me valdría cualquiera. ¿Qué el coupé es más bonito, pesa menos y tiene mayor rigidez y mejora en 3 décimas el tiempo por vuelta en Fiorano? Pues mira, sí, ¿y qué? En el cabrio te ven la jeta en el barrio y encima puedes disfrutar del sol en la calva y las melodías del motor en tu oído al nivel de las trompetas de Jericó. ¿Entonces qué hago?

Observar el motor con la admisión lacada en rojo, elementos recubiertos de fibra de carbono e incluso una ligera iluminación del vano motor a través de un cristal de policarbonato (no todos los cabrios lo llevan) con hendiduras para la refrigeración es algo tan pornográfico que valdría la pena prescindir de ir descapotado por poder verlo diariamente cuando bajes al garaje para darle un beso de buenas noches antes de irte a dormir.

Pero con el cabrio las percepciones sensoriales se maximizan: más ruido, más luz, más viento… imposible decidirme. Quizás podría descartar los tipo “targa” ya que no son ni lo uno ni lo otro; están como Bunbury: «Entre dos tierras». Total, un 355 GTS (targa) ya lo tienes en coupé y cabrio así que las opciones no se restringen demasiado.

Veredicto: coupé o cabrio misma delicia son.

Antigüedad ¿de qué época?

Aunque me vayáis a matar, intentaría coger algo relativamente reciente, de las 2 últimas décadas posiblemente. ¿Motivos? Fundamentalmente, hay menos de dónde elegir cuanto más atrás te remontes en el tiempo. Autoscout me dice que entre los 60 y los 80 hay en venta en Europa 214 coches, mientras que en este nuevo milenio hay 2725.

En cuanto a precios, podemos encontrar de todo en ambas eras (digamos la era antigua y la moderna). Un 208 Dino GT4 de 1975 lo adquieres desde 45.000€ y un 365 GTB/4 Daytona de 1971 por 3 cuartos de millón y, de modo homólogo, 612 Scaglietti de 2005 por 60.000€ o un LaFerrari por 2 «milloncejos».

Sin haber investigado mucho sobre el tema, pero fiándonos de la gente de motor&wheels, es más caro mantener un Ferrari antiguo que uno nuevo. Como ejemplo (en EEUU), el cambio de aceites de un 355 Berlinetta son unos 1.000$, 800$ para un 360 Modena y 500$ para el 430. Me creo estos números: por un lado las cosas antiguas van entrando en desuso por lo que las piezas de repuesto se encarecen, por otro lado, aunque los coches antiguos tienen menos componentes que puedan fallar, lo normal es que toque cambiarlos por la edad mientras que en los nuevos no es necesario aún.

Como ejemplos de precios (en dólares), tiramos de lo que nos dicen desde motor&wheels:

Vemos una cierta tendencia a incrementar precios de mantenimiento conforme a la antigüedad (y a los cilindros) pero, en cualquier caso, va a ser un importantísimo desembolso económico en el cual no habrá excepción posible a la norma.

Veredicto: Hola coche moderno. Adiós, Miami Vice y Alain Delon.

Color ¿qué tono de rojo?

Sí, habéis leído bien, ROJO. “Ya, pero es que un Ferrari en negro es precioso”, “me encantan los Ferrari en amarillo” … típicas frases que todos (incluyéndome a mí) hemos dicho. Y encima son ciertas, pero el tema es que eso es válido sólo para segundos o terceros Ferraris; creo que el primero (o al menos uno de tu colección) ha de ser rojo.

¿Por qué? Fácil, el rojo es el color por excelencia no solo para los de Maranello sino para los coches italianos, conté los motivos aquí en su día, aunque nuestros colegas de Drivetribe tienen otra explicación. Si Enzo Ferrari se enamoró de dicho color cuando era un crío, nosotros, en su honor, habremos de seguir sus pasos.

Realmente no fue cualquier rojo, fue el Rosso Corsa que engalana la bandera de Italia aunque aquí sería un poco más flexible y me valdrían también otras tonalidades de rojo, especialmente aquellas más oscuras recordando al cereza tipo Rosso Magma, Fuoco o Monza.

Por fin me he decidido por un aspecto del coche y, es más, tengo también el interior: negro (Nero o Charcoal técnicamente). Sí, el típico cuero beige es quizá más habitual pero nunca me ha convencido. Veo demasiado estándar la combinación Rosso Corsa – Beige Tradizione. Tampoco es que me esté configurando un Bianco Avus sobre Blu Sterling así que le podré dar salida al coche el día que me canse de él.

Resultado de imagen de Ferrari Bianco azzurro
Combinaciones imposibles que nos encantan

Aunque ya sabéis la elección para mi primer Ferrari, el segundo podría ser perfectamente Blu Flugplatz sobre Tobacco y para el tercero un Nero Daytona sobre Bordeaux y, así, todo el día…

Veredicto: Rosso Corsa sobre Charcoal.

Gama ¿estándar o ediciones especiales?

Puff, me estoy cansando de esta indecisión ¿Vale el desembolso económico extra por ponerle un apellido al coche, 30 cv más y algún kg menos? Posiblemente no, pero puestos a conducir algo especial, ¿por qué no especial de verdad? Ademas, como norma general estos coches mantienen su valor mucho mejor, algo que podría justificar el desembolso inicial.

Ejemplo práctico: 360 Modena vs 360 Challenge Stradale. Mientras que el modelo normal salió en 1999 su homólogo más radical para la calle saldría 4 años después e incorporaría ciertas modificaciones: 25 cv extra, respuesta optimizada de acelerador y dirección, aligerado en 110 kg gracias a frenos cerámicos, componentes más livianos o pérdida de insonorización. Todo eso se traducía en una mejora de 3,5 segundos a lo largo del circuito de Fiorano.

Muy bonito y muy exclusivo, con solo 1.288 unidades frente a las más de 16.000 del modelo normal (8.800 del coupé y 7.565 del spider). El modelo normal venían a ser unos 150.000€ de la época, 159.000€ para el spider mientras que el CS subía hasta los 188.000€, es decir, aproximadamente un 25% más. Implementando la inflación en nuestros cálculos, suponiendo que compraste en 2003, estaríamos hablando de gastar hoy en día casi 200.000€ y 250.000€ respectivamente.

360 Modena CS. Muy especial

Echando un vistazo a Autoscout, la media de los CS está en unos 175.000€ pero los normales rondan los 70.000€ (10.000 arriba o abajo). Viendo esto te das cuenta de que compensa pagar más por unas siglas especiales. Sucede lo contrario con el mercado de coches usados, quizá quieras una versión especial y pero el precio te tira para atrás.

Aunque aquí se plantea otro problema. Puede ser que quieras una versión especial comprada nueva, pero que Ferrari no te considere a ti un cliente lo bastante especial, o con bastantes Ferraris en tu haber para asignarte uno….Recordemos que Ferrari tiene más demanda que producción.

Resultado de imagen de jesulin ferrari
¿Te suena esta historia de Jesulín?

Veredicto: ir a por los modelos especiales siempre y cuando mantengan el mismo (o menor) sobreprecio original que el modelo de base.

En resumidas cuentas, y tras hacer alarde de mis indecisiones, aquí debajo tenéis el resumen de la elección para Ferraris de menos de 2 décadas de antigüedad, en rojo sobre negro y, lo más importante, una unidad que me entrase en presupuesto.

Nota 1: El año indicado es el comienzo de producción (sacado de la web de Ferrari).
Nota 2: Hemos diferenciado entre coupé (cerrado) y descapotable (abierto), nada de Targa o Barchetta u otra carrocería.
Nota 3: Lo mismo con las plazas; 1 (monoplaza), 2 (biplaza), 4 (2+2), aunque esta última se podría matizar entre las 4 plazas puras y el concepto 2+2
Nota 4: Los modelos indicados como «Manual» es posible que diesen también la opción de automático en el catálogo, pero no al revés, los que pone «Automático» sólo se podían elegir así.

Y la respuesta final es: Ferrari 550 Barchetta Pininfarina o Ferrari Superamerica, dos pesos pesados, dos leyendas. Veamos qué nos ofrece el mercado para cerrar este artículo y dejaos soñar con vuestro cavallino favorito. En Autoscout los precios empiezan en 350.000€ para el primero. Aquí uno con 10.000 km en Rosso Corsa sobre Beige que nos podría hacer la papeleta aunque se excede del presupuesto.

Del segundo directamente ni hemos encontrado a la venta ya que solo se hicieron 43 con la caja manual para todo el planeta; bueno, sí, hay uno abandonado en China. Entonces, ¿con cuál nos quedamos si no nos da para ninguno de los anteriores? Con las características que queremos y, similares al 550 Barchetta Pininfarina y Superamerica, la respuesta será 550 Maranello o su evolución, el 575 M Maranello: V12, atmosféricos, manuales y especiales en cierto modo (no todos los coches los pone a punto Michael Schumacher); como dirían los ingleses, ticks all the boxes.

Y tú, ¿cuál te quedas?

Extra Lap

Y si te ha tocado la lotería (o no), pero tienes un deportivo de altas prestaciones y quieres rodar en circuito, solo puede ser en los eventos 8000vueltas, como la Presentación de Temporada del próximo domingo 21 de febrero.

El Domingo 21 de febrero tendrá lugar la Presentación de Temporada 8000vueltas en el Circuito del Jarama. El horario será de 10:00 a 14:00 horas.

Por supuesto, el evento contará con todos los ingredientes del ADN 8000vueltas: los mejores deportivos, el mínimo ratio de coches rodando al mismo tiempo -solo 20- y el mejor ambiente tanto dentro como fuera de la pista. 

Para la ocasión se podrá elegir entre 2 modalidades:

  • 2 horas de Open Pit Lane – 295€ 
  • 4 horas de Open Pit Lane – 495€ 

Para inscribirte a una cita tan especial, puedes hacerlo a través del siguiente formulario on line. ¡Corre y no te quedes sin tu plaza!

FORMULARIO INSCRIPCION PRESENTACIÓN DE TEMPORADA 8000VUELTAS 2021

Para cualquier aclaración o pregunta puedes escribirnos a experiences@8000vueltas.com.

Artículos relacionados

10 comentarios en “¿Qué Ferrari me compro?”

  • nachetetm

    10 de febrero de 2021 a las 19:03

    Para mí, en la historia reciente de Ferrari destacan dos coches por encima del resto:
    – El 355 GTS con cambio manual. Es el coche más bello que ha hecho Ferrari en muchos años, tiene la calidad de los modernos, suena de fábula, ¿he dicho que es el más bello que ha hecho Ferrari en los últimos 30 años?
    – El Speciale. El canto de sirena de los V8 atmosféricos. El Italia será una piedra de toque de Ferrari en el futuro, y el Speciale es irrepetible. Si diera con un Aperta ya explotaría de felicidad.

    Tercero, y ya a una distancia, un 550/575 Barchetta o Superamerica. Debido a la rareza, un 550 coupé también me haría feliz, es el segundo coche más bello que ha hecho Ferrari en los últimos 30 años (benditos años 90)

    Pero yo los compraría en azul. Ya se que es un crimen, pero el azul Tour de France me parece insuperable.

  • Pyruslav

    11 de febrero de 2021 a las 04:01

    Por partes:

    1. En un descapotable la gente escucha lo que tu estas escuchando, y se te ve la coronilla con alopecia incipiente.

    2. El P540 Superfast Aperta no es feo, es sencillamente diferente, cuesta un poco asimilarlo.

    C. En general, todos son una mierda. Cara, lujosa, hermosa, rapida y sonora, pero mierda.

    IV. Es absolutamente imposible elegir solo uno y mantener esa eleccion en el tiempo.

    Dicho lo cual, F355 Berlinetta manual de cualquier color y con cualquier interior, primera serie sin airbag. Eso hoy, ahora. Esperen quince minutos y les digo otro.

  • Nico

    11 de febrero de 2021 a las 16:42

    No era Alain Delon que actuaba en Miami Vice!!!

  • Jordi

    11 de febrero de 2021 a las 23:58

    Buenas noches,

    Yo siempre he dicho que me conformaría con un sencillo 308Gts, me encanta, es el 288 Gto de los pobres…

    De los otros, un V12 cabrio, y por concepto, aunque sea turbo y V8, el F40, tributo a lo que era un Ferrari, un coche de carreras que podía ir por la calle.

    Y como no… cualquiera de competición pura, para disfrutarlo en circuitos, como debe ser!

    Ciao

  • Staff

    Lasheras

    12 de febrero de 2021 a las 08:51

    ¡Gran artículo Sotes!

    A medida que iba leyendo y «pasando por el embudo» (las conclusiones y las elecciones son en mi opinión totalmente acertadas), íbamos llegando a los mismos resultados.

    Sí, es cierto que si me toca el Euromillón me compro un F50 negro, como el de la 2ª foto del artículo sin pensármelo. Quizá podría cambiarlo por un carrera GT, pero esa es otra historia…

    Siendo realistas, y con mentalidad de «pobre», el único ganador posible para mi es efectivamente el 550 Maranello. Lo tiene todo: bellísimo, V12, manual… me parece un coche de un gusto exquisito y que se va a poner a precios atómicos en los próximos años.

    El mío sería sin embargo en color exterior gris oscuro (los grises resaltan especialmente bien las curvas de su carrocería) y con interior negro, o mejor aún burdeos. Clásico y elegante, como un gran GT debería ser.

    Mi segunda opción sería un F355 en cualquiera de sus variantes siempre que sea manual, sin embargo, creo que estos ya empiezan a tener cierta edad y mantenimientos costosos, pero vamos, que no le iba a hacer ascos. Puede ser , como han indicado más arriba, el Ferrari más bonito de los últimos 30 años. Éste sí debería ser rojo, aunque aceptaría un amarillo.

    Salu2!

  • Pabloide

    12 de febrero de 2021 a las 20:04

    Si me tocan los millones, por lo que cuesta un barchetta (mentalidad de pobre) me pillaba un 550 manual, en Grigio Ferro o Giallo Scuderia con interior Charcoal, un 355 GTS o Spider manual en Verde Pino sobre Cuoio y remato con un F430 Challenge en Rosso Corsa con las bbs en dorado y un remolque fardon para llevarlo al Jarama en todos los eventos que organicéis… digo todos. Ah, y me hacía todos los cursos posibles hasta saber desmontarlos y montarlos con los ojos cerrados (vida de jubileta quemado). Ah y me pillo otros tres nueveonces varios, algún BMW M, Bentley y Aston… qué bonito es subirse al columpio.

    Gracias por el artículo!

  • Deivid Torrepower

    12 de febrero de 2021 a las 22:14

    Estas idas de pelota son, sencilla y deliciosamente, sublimes. Quiero mas, necesito mas.

    Bajo mi modo de ver y aprecio hacia esa máquina, me sorprende tal depreciación del 550 Maranello. Si me preguntaran antes de leeros, hubiera firmado no menos de doscientas mil castañas por una unidad de dudosa procedencia y el medio kilo de billetes por una perita en dulce. En fin, bien para mí porque, por lo que cuesta un, a saber, X5 cualquiera, me podré pillar un COCHAZO. Apuntado queda para cuando mi economía ande un poco mas liberada.

    Aunque ahora que he mirado los 355 y re-leído vuestro artículo no sé yo si podría elegir sólo uno.

    Per, pero, pero, en el caso de disponer de una solvencia tal, que el dinero ni tan siquiera fuera una preocupación y me comprara los coches con el mismo desdén que adquiero mis queridos slots, tengo claro como el agua del asilo que un F-40 «chutado» por encima de los 600cv y con aires de versión LM tendría siempre a mi disposición para cuando quisiera gozarlo.

    Lo que no tendría discusión, y de hecho sería el primer descarte en mi chek-list, es que siempre sería en rojo (en interior ya me da un poco igual que sea beige, negro… menos los Sabelt del F40, que siempre son rojos)

  • Andy71BMW330Ci

    14 de febrero de 2021 a las 13:20

    Lo he disfrutado… Entre tantas posibilidades pero sobre todo con dinero, mi elección sería un Ferrari GTC4Lusso con su maravilloso V12 y casi 700 cv, su amplio espacio interior y su buen maletero. Vivo solo y desde siempre me han fascinado los cupés (mi coche de diario) y las berlinas, un GTC4Lusso en Rosso Corsa con su buen maletero , su sonido orgásmico, su gran planta de casi 5 metros de largo y 2 de ancho, con una buena compañía y muchos kms por devorar, sería mi fascinante elección. Casi sin maletero (un poquito), me decantaría por un Ferrari 458 Italia Speciale, con su gran V8 atmosférico y aullido demoledor. Fantástico.-

  • Andy71BMWCi

    14 de febrero de 2021 a las 17:06

    En mi caso, mi elección sería un Ferrari GTC4Lusso, rosso corsa (por supuesto), con ese V12 de sonido orgásmico, con un gran y espacioso interior al igual que su buen maletero (desde siempre me han encantado los cupés y las berlinas con grandes maleteros en ambos casos). Su gran estampa de casi 5 metros de longitud y 2 metros de ancho, una buena compañía y muchos kms para devorar y genial. Mi otra elección con un V8, sería el Ferrari 458 Italia Speciale, con su gran aullido y fantásticas prestaciones.-

  • Raúl

    16 de febrero de 2021 a las 17:24

    Uffff, difícil decisión.
    Para mi sería el patito feo, un DIno 246 Gt de 1969.
    Puesto algo actual un Portofino M, para mis manos, aún me sobraría coche….
    Ir recorriendo la costa descapotado con la parienta y de tanto en tanto, llevar a los peques detrás para que disfruten a cielo abierto.

Deja un comentario