Prueba Mazda Miata, eternamente joven

Esta puede ser la primera prueba de entre muchas, veamos si gusta. La primera es del Mazda Miata y viene firmado por Dani Serrano, de Fuelwasters. Unas pruebas diferentes, de coches actuales que ni siquiera son actuales (y por tanto, de poco interés comercial), pero siempre en el corazón de los aficionados. Coches con algunos años a la espalda pero que todavía no son clásicos legalmente. Son los clásicos instantaneos que, muchas veces, sólo los más obsesionados con los coches llegamos a apreciar mientras su precio cae en picado. Seguramente, a ti que estás leyendo estas líneas, te sonará exagerado, puesto que son coches de sobra conocidos… pero es que leer 8000vueltas ya no es de aficionado a los coches… ¡es de quemado!

Delarosa

Me acerco al parking donde me espera el mítico Mazda Miata (versión USA del MX-5) de primera generación, y rápidamente lo identifico por su diminuto tamaño junto a cualquiera de los demás coches que le rodean. Ya desde el primer momento, y aún a 50 metros de él, nos deja las cosas claras: Es EL deportivo de juguete.

Abrimos sus diminutas manecillas de puerta, y literalmente nos “tiramos” en su interior, más bajo de lo que parece, tratando de no golpearnos con su bajo techo, la ventanilla o el volante. Una vez en su interior, como somos de talla media-pequeña, no estamos mal del todo, y realmente tenemos espacio para movernos e incluso apoyar ambos brazos en una posición de conducción muy clásica y natural.

Giramos la llave y nos sorprende una sacudida longitudinal de su motor y un bramido ronco. El escape no está picado, es que todos los Miatas de serie incorporaban un escape con salida de generoso calibre para hacer un sonido más “retro”. Nos reservamos la opinión para después.

Bueno, su motor ha despertado, los faros se levantan en la punta del morro dando esa imagen de deportivo antiguo en miniatura, sólo podemos sonreir, y esa sonrisa se convierte en carcajada cuando engranamos la primera con un rudo movimiento de brazo y un sonoro “clank”. Soltamos embrague y el juguete empieza a moverse. La gente nos mira, y nosotros les miramos a ellos, unos 30cm más abajo de lo que solemos mirarlos en nuestro coche de diario. Ya estamos mentalizados para empezar el show: desabrochamos la cremallera de la luneta, quitamos los dos cierres del parabrisas, y abrimos la capota. Unos 5 segundos hemos tardado en completar la operación. La luz inunda la cabina y todos los objetos, ahora cualquiera puede mirarnos desde ahí arriba y verlo todo… parar junto a un autobús es como estar en un escaparate lleno de curiosos.


Salimos de la ciudad, y por carretera nos dirigimos a un terreno retorcido donde esta pequeñez se sienta más a gusto. Llaman la atención los brillantes bajos y medios de su motor, que unidos a sus marchas cortitas hace que podamos jugar con su delicioso y directísimo cambio una y otra vez. Podemos subir marchas a 2.500 rpm y tener fuerza de sobra para circular con soltura por la mayoría de los recorridos. En autopista no es una excepción, y es que su 5ª es corta también, vamos a 120 kmh rondando las 4.000 rpm… y con insinuar el pedal derecho podemos adelantar con facilidad.

Pero nos gusta el riesgo, y bajamos una marcha, aceleramos sin compasión, y la aguja sube con alegría. Y cuando pasamos las 5.500 rpm el sonido cambia repentinamente, de ronco-clásico a agudo cohete metálico. Todo el que lo comprueba se ríe, es realmente sorprendente, pero el filtro de aire deportivo que monta esta unidad en concreto, le da ese plus de gracia. No anda más, no corre más, pero suena mejor (el caudalímetro de los Miatas NA 1.6 no lee caudal de aire por encima de las 6.000 rpm y por lo tanto no gana nada de potencia, aunque corte inyección a 7.500 rpm).

Posiblemente lo mejor del Mazda sea su caja de cambios: longitudinal, y perfectamente acoplada de la palanca a los engranajes, sin varillajes ni cables de desplazamiento. Con la mano actuamos directamente sobre la caja. De ahí su tacto rápido, honesto, corto, duro, ruidoso, y tremendamente divertido: rozas el acelerador y ves la diminuta palanca moverse hacia un lado, sonríes, y ves que la gente alrededor te mira con cara rara…

Llegamos al mundo de las curvas, y aquí las debilidades y fortalezas del pequeño Mazda brillan de inmediato: El coche con el equipo de serie frena mal. Es claramente insuficiente por cantidad y calidad, si bien resisten el calor con buena nota. En 1994 Mazda introdujo el motor 1.8 con una mejora de los frenos que pedía a gritos. Por desgracia, cuando terminamos de frenar y hacemos lo contrario, nos damos cuenta de que el motor de 115cv se queda muy corto, y frustra bastante pisar a fondo, oír ese sonido precioso, pero ver que el coche no nos pega contra el asiento, y que cualquier TDi de la zona nos puede dejar en ridículo si no vamos enlazando curvas. Es aquí donde una vez más el motor 1.8 de más de 130 cv solucionaba la papeleta de una manera más notable de la que puede parecer sobre el papel. Una diferencia que unida a su diferencial autoblocante (del que el 1.6 carece) hace que el coche pueda salir de las curvas cruzado (reacción que en nuestro 1.6 no se va a producir por encima de 1ª).

Pero también ofrece muchos puntos fuertes interesantes fuera de su atractivo estético y el aura de “juguete clásico” que envuelve al MX-5. Su velocidad de paso por curva es magnífica, incluso con todo el chasis de serie y sus ruedas de 185. La suspensión no es incómoda del todo, pero permite cambiar de apoyos con franqueza, seguridad y rapidez, convirtiendo las rotondas en ejercicios de pedal más que de volante. Es un coche tremendamente bien balanceado, con un reparto de pesos casi perfecto, y un centro de gravedad muy bajo. Su suspensión independiente en las 4 ruedas, y la buena anchura, le dan una estabilidad más que suficiente para su escaso motor. Es fácil cogerle el son al coche, y rodar rápido por las curvas con él, su límite es muy neutral (subviraje-sobreviraje controlados y previsibles), y transmite enorme confianza. Una dirección asistida (opcional) aún más rápida que la convencional cierra el círculo de los mandos del coche, con nota sobresaliente.


Ahora ya tenemos una visión bastante completa de este icono nipón, que los británicos han llegado a adoptar como propio (Jeremy Clarkson included). Se trata de recrear por última vez el concepto de deportivo clásico en miniatura, atmosférico, propulsión, y con lo justo para disfrutar. Los japoneses llamaron a este concepto Jimba-Ittai (significa “el jinete y el caballo son una sola cosa”, término que no se utilizaba desde la época de los samurais), pero los ingleses llevan haciendo cosas parecidas mucho tiempo, y tal vez este Miata sea el mejor homenaje a mitos como el MG B, el Triumph Spitfire o el más evidente Lotus Elan.

Podemos asegurar que pasear a cielo abierto disfrutando de la montaña, es casi tan placentero como empaparse de la noche madrileña y sus luces 360º, llegando a desear no encontrar sitio para aparcar, y seguir rodando por la Castellana con un brazo colgando de la puerta.

La idea de volver a lo sencillo para conseguir el éxito nace en 1976, cuando el periodista del motor Bob Hall conoce a Kenichi Yamamoto, jefe de i+D de Mazda en aquel entonces. Hall les habló de la necesidad de volver a crear un roadster puro al estilo inglés, “con la sensación del viento en el pelo y los bichos en los dientes”, un deportivo purista con peso pluma y precio asequible a todo el mundo. Pocos años después fichó por Mazda US, y dio comienzo al proyecto. La aventura se convirtió en una competición entre Mazda Japón y Mazda USA. El equipo yanqui presentó un diseño de esquema tradicional motor delantero y propulsión trasera, mientras que los nipones se inclinaban por un sencillo “todo adelante” (wrong Wheel drive) o un motor central con propulsión, pues ambas combinaciones les permitían una mayor sencillez mecánica, usando sus motores transversales. Finalmente y por suerte, gana la opción convencional, y en 1989 ve la luz el primer Mazda MX-5 en el salón del automóvil de Chicago, con un motor 1.6 16v de 115cv, proveniente del 323 de rallyes con las modificaciones pertinentes.

El proyecto, altamente controvertido, con sus formas llenas de curvas, chocaban con una moda de enormes aristas, lo que le hizo convertirse en un clásico instantáneo por su inconfundible personalidad (aún podemos encontrar en el Museo de Arte Moderno de Nueva York un faro trasero de Miata expuesto como icono del diseño industrial contemporáneo). Muestra de ello es la presente generación de este modelo vuelve a imitar los rasgos típicos del original, con los retrovisores de bola, el capot abombado, las ópticas delanteras, y sus inconfundibles pilotos traseros. Ya que tienen el descapotable más vendido de la historia, qué menos que aprovechar el mito.

Pero, ¿es un Mx-5 o es un Miata? Existe mucha confusión con este tema, cuando en realidad es sencillo: Para Europa siempre ha sido Mazda MX-5. En Japón no era Mazda, era Eunos (intento de marca Premium al estilo de Lexus) Roadster; y en Estados Unidos era Mazda Miata. La última generación de la saga se ha unificado en el más conocido MX-5 para todo el mundo. Las diferencias entre estos modelos son mínimas. Nuestra unidad es un genuino Miata americano de 1990, y apenas se distingue por la chapa de la zaga, su portamatrículas, el marcador en millas y la ausencia de intermitentes laterales. El Mazda no llevaba emblema delantero, y en su lugar lucía una pegatina con las letras “MAZDA” en un lado del parachoques frontal. En el caso del Eunos Roadster, ostentaba unas chapitas con el emblema de Eunos, y en la trasera un emblema idéntico al de “Miata” pero con las letras “Roadster”. Obviamente todos ellos eran para mercado japonés, con volante a la derecha.

Conduciendo no deja de tener cierto encanto mirar el contador en millas, la velocidad en MPH, y alardear de la chapa original de “Miata” que muchos añaden a sus MX-5. Un vecino del garaje me comenta ese detalle entusiasmado, “¿es un Miata de verdad o es un MX-5?” En realidad da lo mismo, no se cotizan ni mejor ni peor, pero no deja de tener cierto encanto por el mito y la exclusividad.

Ya en el mundo real, metiendo el coche en el parking, y maniobrando en espacios ridículos con generosos ángulos, cambiando mucho (quizás abusando) de 1ª a marcha atrás, y disfrutando por última vez de su deliciosa caja de cambios, apagamos el motor y tardamos un segundo en quitarnos de la cabeza su último “brum-pop” y el eco retumbando en las paredes del garaje.

En resumen: Es un coche de capricho, que utilizado a diario puede ser un suplicio por su escasez de espacio, ausencia de huecos para guardar hasta la cartera, y completa inundación de ruidos en su interior. Para que pase de ser un coche de paseos a un deportivo considerable, hay que invertir muchos euros, si bien el mercado de piezas es riquísimo para este modelo. En cambio la versión 1.8 de 1994 parece solucionar todas sus carencias: Notable aumento de potencia y par, eje trasero reforzado, autoblocante, frenos mayores, y para colmo, mayor practicidad con elevalunas eléctrico y aire acondicionado. La diferencia vale más la pena de lo que parece.

¿Querías un coche estilo retro, con un concepto tradicional descarado? El Miata dice “toma dos tazas”.

Firmado: Dani Serrano, Fuelwasters, un quemado.

El resto de las fotos en nuestro Flickr:

Artículos relacionados

37 comentarios en “Prueba Mazda Miata, eternamente joven”

  • Ferrari512TR

    28 de junio de 2010 a las 01:40

    No ha estado mal el articulo, aunque yo hubiese empezado con otro coche, algo del tipo GTI. Con el tema de los clásicos que introdujisteis hace poco, creo que deberias hablar de algunos mas deportivos.
    Saludos.

  • Iván

    28 de junio de 2010 a las 01:51

    Después de venderme el NC solo faltaba leeros este artículo para ponerme más largos los dientes…:-(.

  • sergio-vtec

    28 de junio de 2010 a las 11:58

    que bueno!!
    coincido totalmente con vosotros,hay clasicos que todavia no tienen el titulo como tal,pero que para quemados como nosotros siempre lo seran!!

    el tema del escape,a que ruido te refieres?

    ya que habeis abierto este tipo de pruebas os voy a pedir una que me hace especial ilusion,ya que fue un coche que me tenia enamorado desde niño y lo logre tener pero no me duro mucho,es el Volkswagen Corrado un clasico sin serlo que me pone los pelos punta….

    por cierto,mas ideas:

    honda crx y crx del sol,gti mk2-mk3,safrane biturbo…etc,etc….

    esos coches de los 90,que ha muchos nos gustan….

    un saludo a todos y seguir asi,es un gusto leeros!!!!!

  • Txema

    28 de junio de 2010 a las 12:21

    Bien! Me encanta este tipo de pruebas, coches con los que luego te pasas por segundamano haciendo cuentas para ver como puedes conseguirlo.
    Para mi no podiais empezar con mejor coche para estrenar estas pruebas.

  • José Manuel

    28 de junio de 2010 a las 17:42

    Soy propietario de un magnífico Miata (americano) del ´91, con casi 250.000 Km a sus espaldas, y desde luego, este juguetito no me da más que satisfacciones, no he disfrutado más en mi vida con un coche como con este. Aun siendo consciente de su pequeña carencia de potencia, es una miniatura de deportivo para fardar más y de manera más sencilla que con un BMW o cualquier roadster de mayor gama que el Miata.

    Mi enhorabuena por el artículo, me ha “recordado” lo mucho que aprecio a mi pequeñajo :D

    Saludos!

  • juan

    28 de junio de 2010 a las 19:08

    Me encanta….es una de las cosas que tengo apuntadas antes de morir!!comprarme uno de estos, pero me gustaria un NB(2ªgeneracion)aunque los faros escamoteables me pierden

  • Tocino

    28 de junio de 2010 a las 22:24

    Enhorabuena por el artículo que, esperamos, se conviertan en habituales; revivir los coches dorados de cuando la mayoría de los de por aqui no podíamos acceder a ellos, por edad y, por tanto, por recursos económicos, es placentero a la vez que práctico.

    Llevo tiempo detrás de uno y me habeis aclarado que he de concentrar mi búsqueda en un 1.8

    Ráfagas!

  • Jaime

    29 de junio de 2010 a las 00:04

    Si empezáis a hacer pruebas de clásicos, doy mi voto para la prueba de un Clio Williams. Uno de los coches de mis sueños!
    Un saludo.

  • Whiplash16v

    29 de junio de 2010 a las 01:42

    Coincido con Jaime para el Clio Williams y ojo con las prestaciones del 1.8 por ke me gustaría compararlo con un Ibiza GTI de la epoca, Golf, MX3, Civic VTi, FTO, 106 Rallie, VTS, etc…
    Saludos!

  • PIÑA

    29 de junio de 2010 a las 03:14

    Precioso, siempre me ha encantado el concepto del Miata…pero para mi, sin duda, me gusta el NB: mejores frenos, mejor comportamiento dinámico…pero sin ser un coche moderno como el NC.

    @Whiplash16v

    Como forofo empedernido qeu soy de Honda, en tema prestaciones/litro, creo qeu Honda se lleva la palma con sus 100CV/litro y fiabilidad más que demostrada. Un saludo :D

    PD.: Ya sabeis, si os decidis por más pruebas de este tipo, mi CRX está a vuestra entera disposición

  • dSerrano

    29 de junio de 2010 a las 09:33

    Muchas gracias al equipo de 8000vueltas por facilitarme esta prueba, ha sido un placer trabajar así estando entre amigos.
    El resultado de la sesión de fotos es excelente!
    A ver si va cundiendo el ejemplo, gusta la sección, y se van publicando más pruebas de clásicos instantáneos. ¡Hay un mundo de coches desde finales de los 80 por catar! Joyitas alemanas, japonesas, francesas, italianas, inglesas…

  • Taiman81

    29 de junio de 2010 a las 11:41

    Muy buen articulo, la narrativa describe casi a la perfeccion lo que significa tener un miata, mx5, eunos roadster o como quieras llamarlo. Como notas, el modelo americano (motor 1.6 hasta el 93, 1.8 a partir del 94) monto diferencial viscoso opcional que cambio a ser de tipo torsen en el 95-96, lo mismo que AA o DA desde que empezó a comercializarse. Ha sido el roadster mas vendido de la historia y aun hoy sigue consiguiendo premios. Es un coche ligero, con un reparto de pesos PERFECTO 50/50, cosa de la que se han preocupado los ingenieros de mazda de mantener a lo largo de los años y las versiones.
    Y una cosa curiosa: Con el diseño del nuevo NC, mazda NO quiso mejorar el agarre, queria que siguiese siendo un coche divertido :D

  • Begargo

    29 de junio de 2010 a las 12:34

    Enhorabuena, buenisima prueba.

    Me biene fenomenal. Porque es uno de los coches que tengo como posible compra en un par de años. Ya tengo claro que buscaria un 1.8.

    El que me pirraria que probarais es un Elise S1, ya que es uno de mis sueños. Y por ahora esta el primero de la lista, me gusta tanto que me lo pipllaria en el Reino Unido, con volante a la derecha, sin ningun prejuicio.

    Seguir asi.

  • dSerrano

    29 de junio de 2010 a las 15:56

    Veo que hay verdaderos conocedores del Miata entre los lectores. Una prueba más de que se trata de un coche de culto, con millones de seguidores en todo el mundo.

    Muchos os habéis animado a ir por un 1.8, y dejadme puntualizar que si bien la mejora es notable, la diferencia de precio es bastante abultada, y puede sobrepasar la linea de ser “un coche asequible” a un “por ese precio me compro más coche”. Cada uno con su propio criterio, que pruebe, haga números y decida. En mi caso, el 1.6 de 115cv merece la pena por unos 4000 euros, los de 90cv no los compraria por falta de motor, pero los 1.8 se me van de presupuesto habiendo otros modelos tambien apetecibles por el mismo precio.

    Lo que esta claro el que tener un Miata parece algo casi “vocacional”, y si de verdad te gusta, todos sus defectos se sufren con gusto y emoción. A las fotos me remito.

  • nachetetm

    29 de junio de 2010 a las 20:05

    Muy buena esta nueva sección. Os superáis cada día.

    Debo reconocer que los MX5 nunca fueron santo de mi devoción. Me parecían excesivamente pequeños, y la estética no me convencía. Pero he aquí que probé un NC y ahora mismo está el número 1 en la lista de mi futuro coche. A raíz de eso he empezado a apreciar las versiones anteriores, especialmente esta, la primera de todas. Vuestra prueba es la guinda a mi reciente interés por el MX5, no podía venir en mejor momento.

  • fede

    29 de junio de 2010 a las 20:19

    este coche es hermosos y conun turbo como tengo yo que eleva al potencia desde 200 hasta 240cv te comes a cualquiera.

  • juan luis

    30 de junio de 2010 a las 06:01

    Hola cómo están.

    Sin duda el Mazda MX-5 es un gran coche que por su cualidades dinámicas y las sensaciones que genera en aquellos que tienen el placer de conducirlo, se ha convertido en el coche más vendido de un segmento el cual estaba agonizando antes de que este simpático coche nipón llegara al mercado, un segmento del cual es líder hoy así tenga rivales más potentes y tecnológicos, pero sigue ahí por esa simplicidad que deriva en una deportividad que es inigualable y sinceramente inexplicable algo que muy pocos coches de su segmento pueden igualar . Por eso Es de apreciar que se hagan pruebas sobre este tipo de coches ya que nos dan una información muy valiosa para aquellos que gustamos e investigamos sobre el automóvil y todo lo que lo rodea, ya que para apreciar o que tenemos hoy en día debemos conocer el pasado, así que es interesante ver que se prueben este tipo de coches; lo que sin dudas no es tarea fácil ya que conseguir el modelo que se busca para la prueba debe ser seguramente una labor muy extenuante y compleja, sin mencionar que se debe conseguir un coche las condiciones más propicias para usarlo para una prueba de este estilo, es por esto que desde mi punto de vista personal este tipo de pruebas son realmente valiosas e importantes.

    Ya que cuando se prueba un modelo así siempre aparecen sentimientos encontrados y situaciones anecdóticas como por ejemplo; las reacciones de los propietarios de coches del mismo modelo al que se está probando, personas que alguna vez tuvieron uno, que tienen un modelo similar esperando ser restaurado en su garaje o aquellos que siempre desearon tener uno en algún momento de sus vidas y por algún motivo no pudieron, de ahí nacen muchas historias que se pueden contara atreves de esta herramienta de comunicación que son los comentarios. por ello creo que sería muy positivo para este Blog que se sigan realizando este tipo de pruebas con coches clásicos y coches que aunque aun no son clásicos inevitablemente están llamados a serlo. En conclusión, mis más sinceras felicitaciones por el reportaje y ojala en el futuro veamos más de este tipo Test en este Blog.

    Muchas gracias por leer éste comentario.

  • Xavih

    30 de junio de 2010 a las 11:06

    Mi felicitación por esta iniciativa de hacernos rememorar leyendas del motor. Me ha llamado la atención en tu articulo que te ruborizaras ante la potencia de los TDI, no lo hagas, yo cuanto mas conduzco mi actual “petrolero” mas hecho de menos mis anteriores coches; Sierra y Golf, por cierto mi voto para que estos aparezcan en la sección, en sus versiones mas deportivas es decir “Cosworth o VR6”.Saludos.

  • Scuare

    30 de junio de 2010 a las 22:04

    Genial el artículo!! Espero que no sea el último.

    Un saludo a todos ^^

  • cHiTo

    21 de julio de 2010 a las 09:39

    Hola;

    Mi felicitación a este artículo, es de mucha ayuda en mi caso.
    Déjenme contarles que de hecho estoy esperando solo un par de meses mas para comprar un Miata, con lo que leí de su articulo y con otros comentarios que me han informado estoy seguro de comprar un mod. 94 – 96. Mi única curiosidad es la capota… he visto tanto como “hard top” o como simples y de la misma forma me encantan los 2. Me gustaría usar la “hard top” cuando estoy en la ciudad, por seguridad y la capota simple cuando viaje al área rural es posible que se pueda hacer uso de ambas únicamente quitando una y agregando la otra, o es diferente la adaptación que trae cada carro…?

    Agradecería su mas pronta respuesta, ya que es muy importante para mi.
    Me despido, gracias.

  • Staff

    delarosa

    21 de julio de 2010 a las 10:03

    @cHiTo
    Puedes utilizar una u otra según tus necesidades. Todos los Miatas vienen preparados para ambas capotas, no hay ninguna diferencia de fabricación.
    Lo que sugieres de hard-top en ciudad y lona en viajes rurales es perfectamente factible.

    Saludos y enhorabuena por la compra.

  • JUANJO

    10 de agosto de 2010 a las 15:26

    NO SE LO QUE PASA….. EN UNA SEMANA ME HAN PARADO DOS VECES POR LA
    CALLE, CIRCULANDO TRANQUILAMENTE, PARA COMPRARME EL NB 1.8 TOURING VERDE
    NO ME VEO CAPAZ DE VIVIR SIN ESTE COCECITO EN EL GARAJE.
    ¿ COMO LO HARA LA POBRE GENTE QUE NO LO TIENE ?????

  • christian

    25 de septiembre de 2010 a las 04:54

    TENGO UN MIATA CON 179.000 MILLAS Y ESTA BARBARO EL MOTOR, UN CHICHE, LO QUISE DESDE QUE ESTABA 0KM.-. EL UNICO PROBLEMA ES QUE ES DEMASIADO BAJO Y EN BS AS ES UN PROBLEMA. MUY BUENA NOTA

  • 325mPamplona

    2 de marzo de 2011 a las 21:24

    Siempre ando comiéndoles la cabeza a mis amigos e incluso a mi novia para que se compren este coche. Si no necesitase asientos traseros, tal vez tendría uno en vez de mi e30. No esperaba menos de esta revista que el que tuvierais los mismos sentimientos hacia él. Me ha hecho mucha gracia comprobarlo.

  • skew

    9 de agosto de 2011 a las 02:32

    Despues de 3 años emperrado con el miata;y despues de una busqueda sosegada alrededor de un año, encontré a mi pequeño!!..un bonito mx5 nb2 1.8 sportive del 2003…para el que no lo sepa 147 cv, distribucion variable, y…tachan autoblocante lsd tipo torsen…

    Despues de un año conduciendolo y trasteando con el…puedo decir que sin lugar a dudas a alcanzado lo ke esperaba de el, si bien se echa de menos algo mas de “chicha” en ocasiones…por lo demas es estupendo.(si al atardecer sale algo de feshhkete..pos nada mejor ke apretar un boton y et voila la zona lumbar bien calentita y como pegues una celeron te puedes hasta kemar el posadero de la espalda…pero sagradece..

    Volviendo al tema potencia; mi sueño era el mismo modelo pero la version mazdaspeed un 1.8 litros turboalimentado de 167 cv…pero en españa no he visto ni uno…y traerlo de los “yuesei” un pastizal. Despues de mucho pensar y pensar en meterle chicha he llegadoa la conclusion que para que? es absurdo gastarse unos 8000 euros en modificaciones ( que e slo ke mas menos costo el coche entero) en sacarle rendimiento hasta los 170 o 180 cv, pero sin seguro de que no rompera, por eso ahroa mismo estoy barajando la posibilidad de darle alegria pero sin desfalco…digamos colectores..catalizador deportivo( ya que los supresores estan jodidos de llevar pa los señores itv. quitar el intermedio por un tubito recto y el tramo final que ya lleva el pequeño, esto sumado a un filtro mas permisivo con la entrada de aire freshkete gracias a uan cavidad pensada en el vano motor solo apra esto y un tubito con rejilla ke recoje este aire justod etras de la aprrilla central inferior. Quizas con estos pequeños cambios consiga algo mas de brio…pero como tampoco soy mechanico no apostaria mi mano.

    pd: sorry porla parrafada,pero es sacar el tema miata y podria apsarme horas,dias,semanas…etc.

  • José Luis C.

    30 de octubre de 2011 a las 22:07

    Estoy de acuerdo en lo referente a las mejoras a fv del 1.8, pero desde luego, si lo q se quiere es tener un AUTENTICO roadster clasico, nada como el primitivo MK1 el autentico MIATA , esto es el 1.6 de 115 cv, ademas el americano (como el mio del 90) tiene A/A + D/A; el actual NC, está muy bien, pero todo son “controles y botoncitos”, todo electronica………enfin lo dicho el “sabor autentico”es el MIATA, saludos.

  • DaniPalma

    11 de noviembre de 2012 a las 11:42

    ¿Cual es más divertido?
    -Toyota MR2 aw11 vs Mazda Miata na
    -Toyota MR2 zzw30 vs Mazda MX-5 1.8 nb
    Los toyota son más rápidos pero… ¿y las sensaciones?.

  • amancio

    30 de julio de 2013 a las 01:46

    Conste que yo solo he probado el na 1800,durante poco rato y con el mal rollo de tener al dueño apretando la moqueta con el pie a poco que le diese un poco de vidilla, pero no me parecio un coche duro para nada. Es justo lo que buscamos muchos, pero al final el que quiera un verdadero deportivo va a acabar retocando el coche asi que puede no merecer la pena buscar la mejor unidad a la venta porque las cobran, y mucho. Eso si, la fama del coche esta bien justificada porque, a poco que lo conduzcas, te das cuenta pronto de que es un coche muy bien hecho. Parece que no es para tanto hasta que llegas a una curva y ves lo bien y lo limpio que pasa como si nada cuando en otros coches mas ligeros incluso, ya deberias estar “apoyando” rueda. No correra mucho, pero es un coche para conducir y trazar “al gusto”. A mi se me quedaron las ganas que no veas…

  • MARCELO

    19 de febrero de 2014 a las 21:12

    POR FAVOR ESTOY A PUNTO DE COMPRARME UN MIATA 1992 (AUTOMATICA) SOLO PARA FIN DE SEMANAS 1.6 QUE OPINAN, O ME ESPERO POR UNA TRANSMICION MANUAL ?

  • amancio

    21 de febrero de 2014 a las 18:51

    SI. Ni se te ocurra comprar el automatico. Aun suponiendo que no lo quieres para buscarle las cosquillas en cada curva compra el manual. No tiene mucho motor y el automatico se te va a hacer algo incomodo. El manual es muy suave y no cuesta nada hacer un cambio. Si no es por el motor no sabes ni que has metido. Para mi que no lo tuve como propietario es muy preciso aunque demasiado suave incluso, pero veras o habras visto que los que lo han tenido o los probadores “objetivos” cuentan maravillas del cambio manual.

  • amancio

    21 de febrero de 2014 a las 19:00

    Ah, y como es un coche alegre y facilon, como este bien de amortiguadores lo de buscarle las cosquillas aunque sea un poco es cuestion de tiempo. Va provocando el mamoncete..

  • Prueba Subaru BRZ, extra lap

    28 de agosto de 2014 a las 00:24

    […] mejores. Los cambios que más me han gustado de todos los coches que hemos probado han sido los del Mazda MX-5 y Honda S2000 (no he podido probar ni el del NSX ni el del Carrera GT, como estaréis imaginando). […]

  • Bastian Collao Valdivia

    29 de agosto de 2015 a las 22:38

    Amigos, desde pequeño queria tener un miata. hace un año aproximadamente me lo compre. puede que muchas personas digan que es un vehiculo pequeño con poco espacio en la maleta… bueno nunca lo han conducido. es Agil, con un centro de gravedad a centimetros del piso con potencia en curvas que no te brindara cualquier vehiculo convencional, lo que puede entregarte la caja shortshift, me declaro un amante de los vehiculos japoneses si quieres potencia conduce un STI, si quieres confort aspirado un honda, si quieres durabilidad un trueno. si quieres todas en una un miata jajaj !

  • Prueba Mazda MX-5 ND 2.0: El roadster, el Mito. – 8000vueltas.com

    14 de junio de 2016 a las 09:18

    […] de Chicago, bajo el nombre de Mazda Expermiental 5,  lo que hoy se conoce como el MX5 NA, al que siguieron las generaciones NB (1997), NC (2005) y la actual ND. Tras estos más de 25 […]

  • Previo 24 horas Ascari 15 y 16 Octubre 2016: la preparación – 8000vueltas.com

    10 de octubre de 2016 a las 11:23

    […] de opciones de preparación por muy poco dinero. También son muy a valorar los MX5 NA: ligeros, equilibrados y lo bastante duros como para “comerse” 24 horas a tope sin […]

  • RIKITITO

    18 de junio de 2017 a las 04:13

    TENGO UN NC1 DEL 2OO9 TECHO DURO.ARREBATACAPAS DE NOCHE Y DESCAPOTADO ES TOPE

  • omar garcia

    16 de agosto de 2017 a las 03:35

    Lo mas fascinante de este vehiculo son los niños, que lo ven como un juguete.

Deja un comentario