Prueba Tesla Roadster Sport, en la vida real (Parte 2)

Pongámonos en movimiento, ¿qué nos permite hacer el Tesla? Desde luego correr mucho (unos 110 km/h), pero eso lo dejaremos para la última entrega, si el precio de la gasolina lo permite (Ah, no, ¿en qué estaríamos pensando?).

El Tesla es un coche que permite hacer cortos desplazamientos con tranquilidad, disfrutando del camino. Para mí, el entorno ideal para un coche como el Tesla Roadster es una ciudad residencial. Entiendo que su público ideal, por mucho que me duela, es el que quiere dejarse ver (y dando una imagen muy ecológica) sin que comprarse un Tesla le suponga económicamente un esfuerzo.

Un punto de inflexión para el comprador de un Tesla probablemente sea tener un garaje privado. Para tener un garaje propio una buena opción es vivir en un chalet. Para moverse por un entorno como una urbanización y sus alrededores el Tesla ofrece la ventaja del silencio, el techo descubierto, no tener marchas que cambiar y una autonomía más que suficiente para moverse durante todo el día en un radio bastante grande (tamaño provincia). Desde luego tiene sus inconvenientes -como la escasa autonomía y su poco apego a los badenes por su escasa altura- pero creo que es un coche idóneo para ir de paseo, acercarse al centro a hacer algunas compras o pasarse hasta el campo de golf.

Salimos de una de las mejores zonas de Madrid y nos metemos con el Tesla en la vorágine del tráfico, pero no demasiado ya que hoy es sábado noche: un buen día para ver como reacciona la gente ante el Tesla. Lejos de ser un desconocido, como el KTM X-Bow, el Tesla Roadster es un coche que alguna gente reconoce: ¡Mira, es el coche eléctrico!

Tenemos por delante mucho tiempo de disfrute, ya que la autonomía es de 350 kilómetros en condiciones óptimas. Si en vez de un uso normal pretendemos irnos a alguna carretera despejada y probar el Tesla sin contemplaciones la autonomía puede bajar de los 200 km. Es importante no quedarnos sin batería (el coche en todo momento nos mantiene informados de la autonomía restante) ya que esta se podría estropear y perderíamos la garantía.

En condiciones normales la batería tiene una duración de 7 años y unos 160.000 kilómetros. El coste de una batería nueva es de alrededor de 10.000€. Puede parecer mucho, pero cualquier deportivo que ofrezca esta aceleración superará con creces esta cifra con las operaciones de mantenimiento de 7 años o 160.000 km.

Para recargar la batería del Tesla tenemos 3 opciones (cito de km77, donde encontraréis más información sobre la batería):

Home Connector (240 V y 70 A) es el apropiado para instalarlo en un garaje. Cada hora de recarga da para recorrer unos 90 km. La carga completa de la batería se lleva a cabo en menos de 4 horas. (opcional, requiere instalación y cuesta 2.800€!!!)

Universal Mobile Connector (240 V y 32 A) está diseñado para poder transportarlo en el vehículo. Cada hora de carga hace posible recorrer unos 51 km. La carga completa tarda aproximadamente 6 horas. Lleva diferentes tipos de enchufes, para poder recargar el vehículo hasta en diez tomas de corriente distintas. (opcional, cuesta 1.400€)

Spare Mobile Connector Tesla recomienda utilizarlo como cargador de repuesto —por ejemplo si los otros fallan o no están disponibles— aunque es el que viene de serie con el vehículo —los dos más rápidos son opcionales—. Es el que menos espacio ocupa y el más lento. Con cada hora de carga se pueden recorrer unos 8 km. La carga completa de la batería se realiza en unas 30 horas.

En un futuro cercano es muy posible que tengamos disponible una batería que duplique la autonomía actual, con lo que estaríamos hablando de un radio de alcance realmente interesante. Podríamos hacer un viaje de Madrid a la costa y dejarlo enchufado toda la noche para volver a tener el coche plenamente operativo.

Existen además muchos puntos de recarga; en hoteles, por ejemplo. También hay plazas reservadas para la recarga de coche eléctricos en el centro de algunas ciudades.

La ciudad parece el escenario ideal para el coche eléctrico: recorridos cortos, numerosos puntos de recarga, condiciones de arranque/parada continua. Además en la ciudad, aunque al gobierno le parezca lo contrario, es donde más se puede valorar que un coche no emita gases por el tubo de escape. Otro punto a favor, sobre todo para los peatones, es el escaso ruido que emite.

Pero el Tesla no es un coche especialmente dirigido a la ciudad, ¿qué tal se moverá por ella?

En principio su escasa altura supone un handicap para moverse con agilidad por ciudad, por su reducida visión hacia atrás. Lo cual tiene una grandiosa solución en el Tesla, con su descomunal aceleración no hay que preocuparse de los coches que están detrás, sino de los que se acercan por delante. En ciudad no ser cuidadoso con el pedal del acelerador se convierte en una aceleración que te catapulta hasta el siguiente  semáforo. En estas condiciones encontrar un coche más rápido que el Tesla es francamente complicado, se necesitan muchos caballos para superar al Tesla entre dos semáforos.

Pero si queremos ir a velocidades razonables por ciudad, o nos vemos obligados a ello, o por entornos por donde merezca la pena ir despacio encontramos otra peculiaridad del Tesla. Para callejear no hace falta practicamente usar el pedal del freno ya que al soltar el acelerador a bajas velocidades la retención utilizada para recargar energía provoca que el coche se pueda controlar perfectamente con el volante y el pedal del acelerador, salvo para detenernos completamente.

A la hora de aparcar tenemos como ayuda la cámara trasera, que resulta más que útil dada la escasa visibilidad trasera. En contra está la dirección, no asistida, que resulta un poco pesada para estas maniobras. Sin embargo es un precio que se paga con gusto cuando en carreteras viradas podemos disfrutar de una dirección tan directa y tan fiel a la carretera.

Además es un coche que llama la atención, mucho. El Tesla Roadster Sport en amarillo es un espectáculo a su paso.  Desde luego no deja indiferente a nadie y no es difícil que tras aparcarlo se monte un corrillo de curiosos alrededor. Si te gusta que te vean el Tesla es un coche a tener en cuenta.

Pero el Tesla Roadster es un deportivo y no es la ciudad en donde vamos a poder explotar su potencial. Carreteras más despejadas, curvas, una mañana de invierno… así sí se puede. Y es lo que nos queda por hacer, ponerlo a prueba, ahora sí, de verdad. Porque los deportivos no se están hechos para estar aparcados en la puerta de las discotecas, nos llevamos el Tesla Roadster de curvas.

Podéis ver las actualizaciones en el artículo de índice e introducción:

Tesla Roadster, llega el deportivo eléctrico

Si te interesan otras alternativas al motor de combustión tambíen puedes leer:

Lleno, por favor; pero ¿lleno de qué? (1 de 2)

Lleno, por favor; pero ¿lleno de qué? (2 de 2)

La primera galería de fotos en nuestro Flickr:

Artículos relacionados

15 comentarios en “Prueba Tesla Roadster Sport, en la vida real (Parte 2)”

  • Jaime

    27 de febrero de 2011 a las 22:40

    Habeis hecho que tenga ganas de probarlo, lo unicos electricos que he probado en mi vida, aparte de los carritos de caddy, dejaban muchoq ue desear, sin embargo, con este, parece que sera distinto…

    Enhorabuena

  • Borjal84

    28 de febrero de 2011 a las 00:57

    El interior es funcional, pero muy básico y no es un coche cómodo ni mucho menos.

  • drunken_clam

    28 de febrero de 2011 a las 01:43

    Me alegro que hayáis vuelto este año con tanta fuerza y entradas más frecuentes ;).

  • Pablo

    28 de febrero de 2011 a las 11:36

    Creo que me crucé ayer con vosotros y el Tesla cuando bajabais el Puerto de Galapagar sobre las 19.30 ;-D

    Aprovecho para felicitaros por el blog, que está entre mis lecturas obligatorias.

    Saludos.

  • Autor Staff

    delarosa

    28 de febrero de 2011 a las 12:46

    @Pablo

    Gracias, pero no éramos nosotros. Ya hemos finalizado la prueba del Tesla hace unos días.

    @drunken_clam
    Se hace lo que se puede. Gracias.

  • Martin

    28 de febrero de 2011 a las 15:50

    Hola a todos, os llevo leyendo desde hace mucho tiempo y en primer lugar quería felicitaros por vuestro estupendo blog. Este coche me parece una maravilla y pienso que en un futuro cercano con unas baterias más evolucionadas que proporcionen algo más de autonomía podría ser una alternativa muy válida para quien busque un segundo coche con el que divertirse.
    El caso es que pienso en el precio actual (y futuro) de la gasolina y en consecuencia como he pasado de utilizar mi coche (fiesta st).. al principio me divertía mucho con él, ahora cada vez que me quiero dar una alegría me duele pensar en la gasolina y ya, por norma general lo llevo más tranquilo que un jubilado.. por eso, pensar en un coche que no debe pasar por la gasolinera me parece un sueño hecho realidad, pero a su vez me lleva a una cuestión que me intriga bastante.. ¿cuánto dinero podría subir la factura de la luz dándole un uso normal al coche como pudiera ser 10 cargas completas al mes?
    muchas gracias ya segui asi!

  • Staff

    JMJ

    28 de febrero de 2011 a las 16:18

    El coche en amarillo y acabados en carbono es sencillamente espectacular.

    Delarosa, muy bien descritas las condiciones sociales y urbanas en las que se desenvuelve perfectamente el Tesla Roadster.

    El precio de la batería es, sin duda, irrisorio comparado con el mantenimiento de un coche de combustión interna con estas prestaciones.

    ¡Un saludo!

  • Autor Staff

    delarosa

    28 de febrero de 2011 a las 16:36

    @Martin
    Si no recuerdo mal, creo que habíamos calculado la recarga completa entorno a 8€, por lo que a día de hoy nos saldrían unos 80€ las 10 recargas.

    Con una autonomía media de 300 km (que la encuentro muy factible) nos daría para realizar 3000km por 80€ (aunque ten en cuenta que no podemos descargar la batería del todo).

    NOTA: [Si lo hacemos en plan teórico y suponiendo 17.4 kwh/100km y un coste por Kwh de 0,115€ para como usuarios domésticos (pequeños consumidores) nos saldrían los 3000km por 60€. Pero estaríamos suponiendo condiciones ideales.]

    Ahora veamos las alternativas suponiendo el precio de la gasolina de 95 a 1,30€ (precio medio a día 28 de Febrero de 2011):

    – Toyota Prius (el híbrido más popular ahora mismo): 152€
    – Audi TT-S (deportivo con una potencia similar): 312€
    – Lotus Elise SC (deportivo en el que se ha basado el Tesla): 331.5€
    – Caterham 7 (200 Cv, deportivo con similar aceleración): 448.5€

    podemos seguir con comparativas (todas ellas absurdas) durante horas. La economía de consumo del Tesla es imbatible por cualquier vehículo no eléctrico, aunque su coste de adquisición sea muy elevado.

    Saludos

  • Martin

    28 de febrero de 2011 a las 17:05

    @delarosa
    Muchas gracias por tu respuesta, la verdad que viendo los datos que has escrito está claro que es imbatible en ese apartado como tu bien dices, y realmente, aunque para adquirir un coche de este precio la cuenta bancaria no debe ser un problema, si que es cierto también, que una vez comprado, el hecho de no llenar un depósito cada vez que quieras salir a disfrutar debe ser muy gratificante y seguramente te empuje a sacarlo de paseo mucho más que cualquier otro deportivo de combustión interna, casi como si volvieses a ser un niño y cargases tu coche de mando nada más quedarse sin bateria…
    Por el tema medioambiental está claro que la energía siempre tiene que venir de un sitio u otro, y aunque la electricidad que llega a tu casa no provenga de un molino de viento siempre será más ecológica la energía de una central nuclear que el uso del petróleo, y donde de verdad destaca este coche es en el hecho que no emite ningún tipo de residuo por donde pasa, algo que si es muy importante hoy en día con el aumento creciente del smog en las ciudades.
    Un saludo y felicidades otra vez por el blog.

  • Borjal84

    1 de marzo de 2011 a las 02:13

    Delarosa, ahora si ponemos el precio de partida toda comparativa pasa a ser el absurdo el comprar el Tesla:

    Tesla (100,000 km)->95.000€
    Audi TTS(100,000 km)->66.000€
    Tesla Sport (100,000 km)->115.000€
    Porsche Carrera (100,000 km)->110.000€

    La conclusión es que nadie se compra el Tesla porque sea rentable económicamente el ahorro sino por tener algo diferente.

  • Autor Staff

    delarosa

    1 de marzo de 2011 a las 11:12

    @Borjal84
    No entiendo es que tengas que rebatir cada comentario, parece que no te has leido el artículo o que te haya molestado algo de lo dicho.
    Si lo lees detenidamente podrás ver como nadie discute lo que argumentas. Voy a tratar de darte mi visión del tema en base a lo que ya he escrito, a ver sin podemos conciliar opiniones.

    Me autocito de mi segundo comentario:
    “podemos seguir con comparativas (todas ellas absurdas) durante horas. La economía de consumo del Tesla es imbatible por cualquier vehículo no eléctrico, aunque su coste de adquisición sea muy elevado.”

    1. Cuando yo digo que son absurdas estoy contemplando la diferencia entre esos coches (no digo que sean absurdas porque el Tesla gana a todos, eso sería una tontería ya que el Tesla tiene otras limitaciones, y muy importantes). Ningún coche eléctrico es competencia para un coche de gasolina pues sus compradores buscan cosas distintas.
    2. Hablo de “economía de consumo”, no digo que sea la opción más económica en general. De todos modos en esos cálculos no has tenido en cuenta el mantenimiento de un motor de gasolina ni has incluido ningún coche que pueda rivalizar en prestaciones al Tesla Roadster (aceleración, en velocidad punta el Tesla se queda muy atrás).
    3. Ya digo que su coste de adquisición es muy elevado.

    Creo que no distingues el target que tiene el Tesla Roadster y lo juzgas con términos de coche de combustión tradicional, fíjate en lo que digo en el segundo párrafo del artículo:
    “Entiendo que su público ideal, por mucho que me duela, es el que quiere dejarse ver (y dando una imagen muy ecológica) sin que comprarse un Tesla le suponga económicamente un esfuerzo.”

    Estás de acuerdo las cosas que ya hemos dicho pero dándole, a mi entender, una óptica inadecuada.
    No ganamos nada hablando bien del Tesla si no nos parece un buen coche, lo único que puedo conseguir es hacer perder credibilidad a 8000vueltas. Sin embargo, a pesar de las fuertes limitaciones del Tesla, creo que estamos ante un punto y aparte en el mundo del automóvil.

    De todos modos falta una parte de la prueba, en la que estarán las conclusiones. A ver qué te parecen.

  • Borjal84

    1 de marzo de 2011 a las 22:43

    Me he leído todo el artículo y me parece muy bueno e interesante.
    Estoy de acuerdo en que es un coche innovador que ninguna marca se había atrevido a lanzar y que además, con sus limitaciones, es un buen coche, aunque creo que el modelo nuevo de Tesla, les puede dar muchas más ventas, por tratarse de un coche mucho más utilizable.
    En cuánto a consumo el eléctrico juega en otra liga, está claro, pero por ejemplo ahora en días fríos si usas la calefacción la autonomía se reduce en torno al 25-30% y con el aire acondicionado también.
    No pienses que sólo hago comentarios por fastidiar, ni mucho menos ya que la página me gusta y me parece que hace unas pruebas y artículos de lo más interesante en castellano que hay en internet además con mucha variedad de contenidos y anemos para leer.

  • Tesla Roadster, llega el deportivo eléctrico - 8000vueltas.com

    2 de marzo de 2011 a las 12:50

    […] Prueba Tesla Roadster Sport, en la vida real (Parte 2)  12 Borjal84, delarosa, Borjal84, Martin, delarosa, JMJ, Martin, delarosa […] […]

  • Anónimo

    3 de marzo de 2011 a las 03:31

    […] Aqui la respuesta al avistamiento: lo estan probando en 8000 vueltas. Prueba Tesla Roadster Sport, en la vida real (Parte 2) – 8000vueltas.com Deben vivir por la zona, porque no es la primera vez que les veo con algun pepinazo al ir o volver […]

  • Iván

    9 de marzo de 2011 a las 12:09

    Los comentarios de Borja84 me resultan, al menos en cuanto a este coche, bastante desafortunados. Parece que intentes tirar por los suelos todos y cada uno de los aspectos de este coche; y alguno podrá creer lo que vas escribiendo. Yo no.

    Que tengas una pérdida del 25% o 30% de la autonomía por usar el aire…por favor, menuda exageración. Incluso a temperaturas muy bajas el coche se comporta perfectamente, y los asientos calefactados son eficaces y consumen MUY POCO, por no decir que es un consumo irrisorio. Para el calor no queda otra que tirar del aire frío, pero aún así creo que tus cifras distan y mucho de la realidad, aunque depende mucho de las condiciones (qué temperatura hay en el habitáculo y a qué temperatura esperamos que llegue; durante cuánto tiempo tenemos el aire encendido y a qué velocidad (no es lo mismo circular a 110Km/h durante dos horas con el aire, que hacerlo a 50Km/h durante cuatro horas…).

    Y otro apunte acerca de la “amortización” o precio del coche. Tener en cuenta que el precio del petróleo no es lineal -al alza-, también así el de la electricidad, pero por mucho que subiera el cambio no sería sustancial, y ya no digamos si generamos nuestra propia electricidad -otra inversión a largo plazo-.

    Más ventajas económicas están en los impuestos -por lo menos en ciudades grandes como Madrid o Barcelona se reducen por lo menos en un 75%, cuando no al 100%- y ventajas como aparcamiento gratuito en algunas zonas, etc.

    También sumaría el precio de las revisiones, que son más sencillas en vehículos eléctricos al no tener que cambiar filtros y aceites (o no tantos), pero me temo que en ese aspecto el Roadster no destacaría.

    Saludos.

Deja un comentario