BMW M6, alta velocidad alemana

Recuerdo la primera vez que viajé en un tren de alta velocidad. Fue hace muchos años, en un TGV francés. Estaba emocionado con la idea de viajar a 300 km/h, parecía -en aquel momento- cosa de ciencia ficción en nuestro país. Curiosamente, en aquella época, en España se viajaba a 200 km/h por autopista con bastante frecuencia, ¡qué escándalo! 20 años después, en España, es bastante habitual poder viajar a 300 km/h en AVE, sin embargo hay que tener cuidado con pasar de 130-140 en los viajes en coche ya que la DGT está constantemente velando por nuestra seguridad, con el radar en una mano y un datáfono en la otra. En Francia están aun peor con los radares.

BMW M6

Pero hay un país en el que la velocidad no es un delito, parece ser que allí la gente no se muere por ir a 200 km/h, o a 300 km/h. Gracias a las Autobahn alemanas existen coches que de otro modo se habrían extinguido, coches hechos pensando en la velocidad, en los viajes exprés. Si vas a hacer un coche pensando en que circule a 250km/h, o más, durante kilómetros y kilómetros ya puedes tomarte su diseño en serio, nada puede fallar. Gracias a las autobahn existen coches como el BMW M6.

BMW M6

El BMW M6 es un coupé 2+2 con un V8 biturbo de 560cv. Entiendo que pueda parecer insuficiente para la mayoría, acostumbrados a viajar a 120 km/h, por ese motivo BMW ha puesto a nuestra disposición el BMW M6 Competition Package, con 600cv, una cifra mucho más razonable. Además de este aumento de potencia tiene unos desarrollos ligeramente más cortos y equipa de serie llantas de 20″, en lugar de las de 19″ del M6 normal. No sé si esto justifica una diferencia de 12.000€ entre uno y otro, un 8% más (162.000€, más opciones, frente a 150.000€)

BMW M6

Lo primero que puede pensar alguien cuando ve que hablamos de un BMW M de 600cv es que debe ser un deportivo increíble para disfrutar en un circuito. No lo sé, pero lo dudo mucho porque pesa 1.925kg. Es muy poco razonable utilizar un coche de ese peso para entrar a circuito. Estoy seguro de que cumpliría sin problemas en ese apartado (uno de los coches que más me ha sorprendido en circuito ha sido el BMW X6 M, disfruté como un niño pequeño con él) pero no es el objetivo que tenían en mente en BMW cuando hicieron el pliego de condiciones de este coche. Así que olvidaos de cruzadas imposibles, cambios de apoyo, apuradas de frenada y cambios de marcha al límite de vueltas, hoy no vamos a hablar de eso.

BMW M6

Si este coche está hecho para viajar, vamos a viajar con él pero vamos a hacerlo bien. Hemos hecho 1.500 km de autopistas y nacionales para ver que tal se viaja en la primera clase de BMW. Decidí irme a Galicia, mi tierra natal, para saber si podría competir en tiempo con el tren de alta velocidad. Pensé en una carrera épica contra el tren de alta velocidad Madrid-Santiago de Compostela. Exactamente 600km, que imaginé viajando a ritmos imposibles para competir con la alta velocidad española, tendría que calcular la autonomía y la penalización por parar a repostar en algún punto del camino. Siempre había tenido ganas de hacer una comparativa así y esta era mi oportunidad.

BMW M6

Me meto en la web de Renfe y veo que el tren más rápido es un Alvia de la serie 730 de Renfe, un Talgo que puede llegar a una punta de 250 km/h, parece un digno rival para el M6, una batalla justa y con un resultado difícil de pronosticar. Aunque tengo que fijarme en el tiempo de trayecto para descubrir que le lleva 5 horas llegar de Madrid a Santiago, ¡5 horas!. ¿Esto es la alta velocidad en 2016? Creo que me puedo desviar para ir a comer con unos amigos a Salamanca y aun así me daría tiempo, apenas son 40 kilómetros más. Así quizá se pusiera interesante la comparativa. Dicho y hecho, hago una llamada y organizamos una comida, tendrá que ser breve, sólo puedo parar una hora. Si aprovecho para comer y repostar tampoco pierdo tanto tiempo.

BMW M6

Yendo desde Madrid a una media de 143,3 km/h tardo una hora y media en llegar a Salamanca. Nos reciben en La Tahona de la abuela, donde nos esperan con un menú para la ocasión: todo listo para comer y seguir el viaje.

Arrancamos con los entrantes, donde destaca el “Mítico 911”, Turrón de foie micuit en aceleración, con frenazo de regaliz, y acabamos con un “Atún de la dehesa”, que resulta ser tataky de lomo de vaca. Todo riquísimo.

BMW M6

Como en 1 hora, y en 10 minutos más he repostado 32 litros de gasolina de 98. Todavía me quedan 2 horas y 20 minutos para recorrer los 425 km que separa Salamanca de Santiago de compostela a una media de 182,1km/h, en un coche pensado para velocidades de crucero de 250km/h se me antoja un viaje incluso tranquilo. Afortunadamente hay 60km de nacional entre Montamarta y Mombuey, este tramo nos bajará de manera significativa la media, así que salimos de Salamanca haciendo un Lauch Control, no hay tiempo que perder.

BMW M6

Quizá te preguntes qué se siente exprimiendo a fondo un coche de 600cv desde parado. No hay palabras o vídeo para describirlo, la sensación de aceleración es salvaje. Es de los pocos momentos en los que este coche se sale de la línea de máximo confort y comodidad para sus pasajeros, muchas montañas rusas son menos emocionantes que un launch control en un M6. Si en algunos coches notas como las ruedas pierden adherencia, en el M6 sientes como estás despellejando las gomas sin piedad. Puede que el coche aguante 10 launch control consecutivos, de los neumáticos ya no estoy tan seguro. Pero lo mejor no es el arranque, lo mejor es el momento en el que las ruedas vuelven a tener el 100% de adherencia y notas el efecto tirachinas de este coche, una aceleración que te hace un agujero en el estómago. Pocos coches provocan una sensación así, por ejemplo un 911 turbo. El descomunal par desde bajas vueltas es algo con lo que ningún atmosférico puede competir.

BMW M6

Pero no te preocupes, no hace falta gastar embragues como un loco para disfrutar de esta sensación, puedes pisar a fondo en 2ª y tener una sensación de aceleración de otra galaxia, ¡incluso en 3ª y 4ª marcha!. En 4ª te pones a más de 200km/h y sigue empujando como una auténtica bestia, hasta llegar al limitador de velocidad. Pero no me refiero al limitador electrónico del coche, que corta la aceleración a 250km/h (opcionalmente 305), sino al verdadero limitador: la carretera. Hay más aceleración disponible que carreteras para aprovecharla, es verdaderamente difícil pasar más de 10 segundos a fondo en el M6, si no levanto en lugar de a Santiago voy a aparecer en Finisterre, la sensación de poder al volante de este coche es asombrosa.

BMW M6

Llego a Montamarta y se acaba la autopista. Me gusta muchísimo viajar por carreteras nacionales pero a veces el viaje por nacional es demasiado lento en comparación y la lógica me lleva a la autopista, error. Cuando vuelvo a conducir por nacional me doy cuenta de lo bonito que es conducir, de los paisajes que nos rodean y no vemos desde la autopista, vivimos con demasiada prisa y nos perdemos el encanto del camino. Este tramo es especialmente bonito, atraviesas una presa con una vistas estupendas y hay una zona de curvas que la hacen muy divertida. En estas curvas el M6 demuestra la diferencia de chasis entre un serie 6 o un clase S, ese plus que te da un chasis bien afinado. El coche no balancea y con el botón M ponemos los ajustes deportivos a nuestro gusto, donde otros coches empiezan a mostrar sus carencias y se vuelven torpes con un coche así encontramos una nueva fuente de diversión.

Me encuentro algo de tráfico lento pero con 600 cv no tengo ningún problema para adelantar en cuanto la carretera lo permite. Aunque limitadas a 100, estas carreteras permiten ritmos un 50% más rápidos si no hay tráfico.

BMW M6

Vuelvo a la autovía, qué remedio si queremos cumplir en este caso con el horario planificado. No hay apenas coches y seguimos el itinerario previsto. El sol ya está bajando y en poco tiempo se pondrá en el horizonte, aunque llegaremos a nuestro destino bastante antes de que se haga de noche. Aun nos queda un tramo muy interesante de nuestro trayecto, la AP-53: una autopista que conecta Santiago con Ourense: buen asfalto, poquísimo tráfico y unos curvones que quitan el hipo. Si quieres exprimir un buen chasis y muchos caballos este puede ser un buen sitio para hacerlo. El M6 destaca aquí de nuevo porque tiene lo mejor de dos mundos: una comodidad rutera de primer nivel (aunque ensombrecido solamente por el ruido de los neumáticos) y un chasis con una puesta a punto que permite disfrutar de la conducción deportiva. Donde mejor se encuentra este coche es en las zonas rápidas (aunque no defrauda en puertos de montaña), curvas para hacer en 4ª, 5ª, 6ª o 7ª, a este motor le da igual, la respuesta es siempre abrumadora.

BMW M6

Recuerdo una época en la que se hablaba de los coches de 400cv como algo estratosférico y los 500cv como una cifra medio de ensueño. Eran algo pornográfico, reservado a superdportivos monstruosos con motores de 12 cilindros y las incomodades propias de los supercars de motores centrales, consumiendo media refinería cada 100 km. Pues hoy, no ha pasado tanto, viajamos con 600cv totalmente domesticados, silenciosos cuando se requiere, comedidos -a veces- con el consumo y cómodos para viajar. Recuerdo cuando se hablaban de potencias suficientes para cualquier mortal y este M6 me recuerda a esas revistas de cuando era niño. Podría ser un coche fantástico con 200 caballos menos, aunque entonces sería un M4, pero poder disfrutar de algo así es un lujo. Me siento afortunado de poder hacer un viaje en un coche tan increíble.

BMW M6

Aun así hay algunos detalles que no me convencieron del M6, como el poco espacio para las piernas en las plazas traseras en un coche de casi 5 metros, juraría que en el M4 se va más cómodo. Pero, sinceramente, ¿a quién le importa?

Seguramente te estés preguntando si llegué antes o después que el tren pero ya sabes la respuesta: si quieres llegas antes, mucho antes. Tú eres dueño de tus puntos, cada uno sabe lo que tiene que hacer. La gran ventaja del tren es que puedes ir trabajando, leyendo o viendo una película. y llegas más descansado.

BMW M6

La gran ventaja del M6 es que vas en primera clase luxeplusspecial. No hay tren en el mundo que lleve el cuero de un M6. ni un equipo de música surround High End Bang & Olufsen (1200 W, 16 canales y 16 altavoces), una opción de más de 6.000€ (por poco más te compras un Ford Ka 1.2 completo). Estoy de acuerdo en que se puede vivir sin ello pero también se puede vivir sin un M6 de 600cv y eso no quita que, si te lo puedes permitir, no merezca la pena darse un gustazo semejante. Las cotas de lujo a bordo de este coche están en otra dimensión, hasta un punto en el que te das cuenta de que quizá no estés apreciando suficientemente la increíble calidad que BMW está poniendo a tu disposición. Piensa que es poco probable que tengas un sofá en casa con una piel de esta calidad, o un equipo de música que suene así. Son lujos que te tienes que parar a pensar para ser consciente de lo que significas.

BMW M6

Y hay otra ventaja. Pero es una ventaja que todavía requiere tener el gusto más educado, al alcance de unos pocos sibaritas. Aquellos que saben que hay un placer oculto en conducir. Un grupo de seres extraños que no asocia la conducción a una rutinaria tarea más, como planchar o poner el lavavajillas. Aquellos que cuando piensan en conducir no se imaginan yendo al trabajo sino perdidos en una carretera, disfrutando con cierta cara de perturbado. Gente como tú, como yo… que saben que hay vida más allá del monovolumen con pantallas en los reposacabezas traseros. Hay que celebrar que se sigan haciendo coches así, que son, al final, un homenaje a todos los que entendemos que el automóvil es pasión, es arte, es libertad, es progreso y que, sin miedo a exagerar, provoca incluso felicidad.

BMW M6

Extra lap

Aunque siempre nos hablen de lo peligrosísima que es la velocidad la realidad es bien diferente, la mayoría de accidentes se producen en carreteras secundarias de doble sentido. Además es tremendamente desinformativo no hablar nunca de las condiciones de la vía y especialmente del conductor y vehículo.

Esta prueba es una narración ficticia basada, si cabe, en algún que otro hecho real. En realidad la comida se alargó varias horas y el viaje fue a 120 km/h de marcador, guiados por el control de velocidad. Respetando las distancias de seguridad y sin violar ninguna norma de tráfico, acelerando despacito para no emitir más CO2 de lo debido con un coche de 600cv. Incluso me tuve que detener a devolver a su sitio un nido de gorriones que se había caído.

BMW M6

Extra lap 2

A modo de curiosidad científica: el viaje de vuelta lo hicimos a 125 km/h de marcador (120km/h reales aproximadamente) y el consumo fue de 9,8l/100. Toda una proeza con un coche V8 de 600cv y casi 2.000kg.

BMW M6

Artículos relacionados

17 comentarios en “BMW M6, alta velocidad alemana”

  • Kanz

    27 de octubre de 2016 a las 22:09

    Acabo de leer la prueba, y no salgo de mi incredulidad. No sé si he leído la prueba de un M6, de un sillón con ruedas o de un Home Cinema de 600 cv. He tenido que hacer scroll para reconocer al autor de esta prueba, y he tenido que mirar varias veces para ver si estaba leyendo la web de 8000 vueltas o la revista Altagama.

    Esperaba bastante más, la verdad.

  • Andy_Cupra

    27 de octubre de 2016 a las 23:51

    Espectacular, qué pasada de bonito que es, he cerrado los ojos y me he puesto en la piel del narrador visualizando todo lo redactado. Fantástico, qué máquina. Gracias.-

  • PATABRAVA

    27 de octubre de 2016 a las 23:59

    Amigo Kanz… a ver si lo que te decepciona es el M6 y no la magnífica prueba de 8000v…

    Lo digo porque en mi opinión se transmite en todo momento qué, cómo y para qué es un M6 actual.
    No es un deportivo. Si algo se le puede achacar a 8000v por esta prueba es precisamente por haber probado un coche que se sale de su filosofía usual, pero no por dejar de ser fiel a la verdad y a la información.

  • Kanz

    28 de octubre de 2016 a las 07:28

    Hola, PATABRAVA.

    No creo que me decepcione el coche en sí, aunque bueno, nunca he tenido la oportunidad de probar uno ni de conducir un “cacharro” de potencia similar.

    Sin embargo, a lo que me refiero con mi comentario es a que (o al menos así me lo parece) hace no mucho, esperaba con ansia la siguiente entrada de 8000 vueltas porque transmitían otro tipo de sensaciones al probar un coche, insisto en que ha llegado un momento que no sabía si hablaban de un M6 o de un salón de casa con los sofás, el home cinema y eso.

    Saludos ;)

  • indeciso

    28 de octubre de 2016 a las 09:43

    Está claro que hay opiniones para todos los gustos, lo digo por Kanz, a mi personalmente me ha encantado la prueba.

    No creo que haya que exprimir a fondo este tipo de coches para poder degustarlos. Un buen GT es algo que cualquier quemado del automovilismo desea.

    Un saludo

  • Autor Staff

    delarosa

    28 de octubre de 2016 a las 12:36

    @Kanz
    No es malo que tu percepción sea “no sabía si hablaban de un M6 o de un salón de casa con los sofás, el home cinema y eso.” porque eso es lo que más me ha llamado la atención del coche: la calidad percibida en materia de confort.

    No sé que diría la revista Altagama de este coche pero sí sé lo que dirían otras: “máquina de derrapaje controlado”, “misil tierra-tierra”, “exprimimos los 600cv del M6 en circuito”… el problema es que ningún propietario en su sano juicio haría algo así porque es absurdo usar un M6 en pista, salvo que seas periodista y te de igual destrozarlo, aunque eso no te cuenta nada relevante de este coche.

    Lo que no te contarán en ningún lado es el tipo de viaje que puedes hacer con un coche así: medias de más de 180, cruceros de 200-220… y además te diga los tramos donde se podría hacer.

    Dicho esto, tomo nota para la siguiente -que creo que será el M2 manual-. no hablaré del maletero :)

  • ToniExup

    28 de octubre de 2016 a las 13:16

    Me ha gustado mucho la perspectiva desde la que has probado el coche, creo que es la más acertada tratándose de un “Panzer” de casi 2 toneladas de peso.

    Desde luego es de los últimos coches que me compraría con un presupuesto de 150 mil Leuros, pero justo es reconocer , que es bonito, refinado y tiene un motoraco de 600 caballos.

    Con respecto a España y los límites de velocidad, no hay nada que hacer.
    Como todo lo que está en manos de políticos, sean éstos del signo que sean, tan sólo es un instrumento electoral más, importándoles una higa nuestra seguridad, o nuestra libertad de poder circular a una velocidad en la que hacerlo con los coches actuales a 250 km/h es lo mismo que fue hacerlo a 120 km/h con los coches de hace 40/50 años.

    Me da la risa cuando oigo a esos charlatanes, vendedores de crecepelo, decir que los radares son para nuestra seguridad y resulta que el 90 % de ellos están colocados en zonas como por ejemplo: rectas interminables en bajada en las que no existe ningún tipo de peligro para nadie.

    Poned esos radares en los cientos de puntos negros que hay en España y puede que empiece ha creerlo.

    Un saludo.

  • divadv14

    28 de octubre de 2016 a las 14:38

    Según la DGT el 23% de los accidentes o muertes, no recuerdo esto último, estan correlaciónados con la velocidad inadecuada.

    Es decir el 77% no tienen que ver con la velocidad.

    De ese 23 % hablan de correlación, es decir que no sólo incidió la velocidad.

    Y además dicen de velocidad inadecada, t ambiente en ese 23% están los de velocidad inadecuada por debajo.

    Ese 77% debe ser ,digo yo, poco relevante por que no se a que se refieren o ¿es que todos iban borractos?

    Que obligen a los fabricantes a poner un detector de alcoholemia y si no arranca el coche. Que quiten los espejos de cortesía de los parasoles. Pongan una mampara entre el conductor y el resto de los ocupantes. Un sensor antisueño, contra distracciones si dejas de mirar a donde debes. …

    Pero nada de una señalizacion correcta en la carretera! Ni que pinten las líneas bien! Nada de quitar puntos negros! Con poner un cartel vale! Nada de prohibir fumar! Nada de cambiar cedas por stop! Ni ampliar incorporaciones ridículas!

    La culpa es por ir al 131 km/h en una autopista!

  • Sr Mango

    28 de octubre de 2016 a las 18:51

    Lo más curioso es que se puedan hacer medias de menos de diez litros con un trasto de dos toneladas y 600 cv…

    Son las mismas medias que saco en modo hypermiler con el 205 gt 1.4 carburado de mi abuelo, que son 850kg para 83cv… cómo cambian los tiempos.

    En cuanto a la prueba, me parece la forma adecuada de probar un GT, y bien contada.

    El coche, no creo que pueda ni quiera comprarlo nunca. Cada día que pasa miro más el peso y menos la potencia… será porque cada día pienso más en dos ruedas que en cuatro.

  • Angel M

    28 de octubre de 2016 a las 23:58

    Hola amigos, muy buena la prueba, como siempre.
    Completamente deacuerdo con lo comentado sobre la injusta criminalización de la velocidad que hay en este país.
    Aunque la narración sea una ficción ;) quizás sería mejor que no apareciese la matrícula en las fotos.

    Saludos

  • Sensato

    31 de octubre de 2016 a las 10:55

    Los límites de velocidad están más orientados a la seguridad de “los otros” que al conductor que se siente seguro a 250Km/h.

    Entiendo límites más altos de 120 en autovías y autopistas, pero no en otro tipo de vías, al igual que entendería castigos mucho más duros por no circular por el carril de la derecha o no mantener la distancia de seguridad con el coche que nos precede.

    Circular por una carretera no es pilotar en un circuito y las normas deben velar por la buena convivencia de coches, motos, bicis, peatones,… ojalá la ley fuese más “sensata”, tendríamos límites más altos en autovías y autopistas y mejores condicioens para peatones y ciclistas en ciudades.

    En cuanto al coche y la prueba me limitaré a calificarlas de irracionales para no caer en descalificaciones.

  • Deivid Torrepower

    31 de octubre de 2016 a las 11:43

    Lo que me gusta de 8000 vueltas es que tenéis el don de probar cada coche en su justa medida, por y para lo que es, siempre desde la perspectiva de un amante de las cuatro ruedas.

    A la entrada también esperé un test en circuito, sin embargo me ha sorprendido gratamente el giro de los acontecimientos hacia un uso del coche, acertadísimo, que en ninguna otro lado he visto jamás (y van muchos años devorando revistas y blogs sobre el mundo del motor)

    Sobre el coche… irreprochable, sobre todo ahora que tiene esos 40 cv mas de potencia que, efectivamente, le hacían mucha falta XD.

    Otrora, como fan radical de los deportivos mas deportivos de la deportividad, no encontraba sentido a este tipo de GT. No obstante, cuando se trata de ir desde Cádiz hasta la Coruña, a nadie le viene mal hacerlo en un sofá de 600 cv. Sobre todo porque en estos viajes anodinos uno quiere hacerlos gastando el menor tiempo posible y llegar a destino con las mejores condiciones físicas.

    Hacerlo a una media de 200km/h supondría un ahorro de recursos personales importantísimo. Lástima, mi gozo en un pozo. Porque nuestra red de autovías y autopistas no tan mala, es burdo que en el siglo XXI la velocidad sea así de baja como es ahora.

    Saludos!

  • ramon

    31 de octubre de 2016 a las 16:50

    Después de leer la prueba y sus comentarios saco tres conclusiones:
    1
    Que el M 6 goza de las virtudes que me imaginaba y que sufre los defectos que le suponía.
    2
    Que, por gran fortuna, los verdaderos aficionados y conocedores del automóvil saben que la velocidad -salvo que sea inadecuada- no es el enemigo.
    3
    Que el automóvil es una respuesta habitable a la necesidad de moverse del ser humano ( en este caso una respuesta muy sonora).

  • Alejandro

    31 de octubre de 2016 a las 17:18

    Pr Galicia por suerte estamos bien surtidos de tramos de nacionales ,secundarias y autopistas.Por ejemplo: la AG 54 no se queda atrás con la AG 53(salvo por ser más corta) de momento no está muy poblada de radares, firme nuevo y transito casi inexistente .
    La prueba y forma de contarla sublime, como de costumbre pero no es un coche que tendría(mucho peso).

  • Kodiak

    3 de noviembre de 2016 a las 21:06

    Mi coche deseado. Aunque estoy mas que contento con mi mimado 328i E46 Touring, me gustaría que el M6 fuera mi próximo coche. Enhorabuena por el reportaje.

  • carlosAMG

    3 de noviembre de 2016 a las 21:32

    Muy buena prueba,me ha gustado que se haya salido de la habitual,sois unos cracks!

    pd:ultimamente veo que muchos de los redactores de publicaciones del motor digitales de España sois gallegos,cuando vengais por Coruña con aparatos asi avisad :P

  • Prueba Audi R8 V10 PLUS en circuito: asalto al poder. – 8000vueltas.com

    24 de noviembre de 2016 a las 14:00

    […] poco, Delarosa “demostraba” en la prueba del BMW M6 Competition Package que podía batir tranquilamente a un Alvia en la ruta Madrid-Santiago de Compostela; un […]

Deja un comentario