PRUEBA MINI GP 3: NO PARA TODO EL MUNDO

Siempre que llega un coche a la redacción es un gran día. Y si tiene dos asientos, más de 300 caballos y un alerón que bien podría servir de estantería en la Biblioteca Nacional, mejor.

Mini GP - 8000vueltas-154

Me encantan los coches, creo que como a todos vosotros. Y me imagino que al igual que a vosotros, cuanto más rápidos, mejor. ¿Quién no ha soñado con poder sentarse a los mandos de un Bugatti Veyron, un Ferrari 812 o un McLaren Speedtail y pisar el acelerador hasta hacer un agujero en el suelo del coche?

Esto, creo, no es la vida real. Al menos no la mía. Estos coches tan absurdamente potentes, rápidos y caros no son aprovechables en una carretera. No vas a poder pisar a fondo el acelerador más de 3 o 4 segundos seguidos y tienen tal capacidad de paso por curva, que llevarlos al 100% en un lugar donde hay tráfico es simplemente impensable.

Mini GP - 8000vueltas-101

No se si será la edad (atrás quedaron los inconscientes 20), o que realmente ya he asumido que Lamborghini no me va a llamar para probar un Aventador SVJ, pero para poder disfrutar un coche y entenderlo, necesito poder aprovecharlo. Necesito poder entrar en una curva creyendo que no podría haberlo hecho más rápido. Salir de esa misma curva pegándome al asiento y llegar a la siguiente con ganas de hacerlo mejor y sabiendo que puedo hacerlo.

Quizá antes me he ido a vehículos demasiado veloces. Me serviría igualmente como ejemplo un Porsche 911 997 turbo. ¿Qué se puede decir de coches así? ¿Qué corren mucho? Pues seguramente sea quedarse corto, porque salvo en circuito (y aún así hay que tener buenas manos) seguramente nunca lleguemos a entender lo rápido que pueden ir. Yo quiero entenderlo. Quiero ir rápido no solo porque el coche corra, sino porque lo hago correr.

Mini GP - 8000vueltas-102

Creo que no necesito conducir este coche para, más o menos, hacerme una idea de como va. Un MINI Cooper S un poco más duro y rápido. Perdón, un MINI Cooper S John Cooper Works (desde 36.000€, 231 cv) un poco más duro y rápido, ¿no? Ah, y 4 centímetros más ancho. Tampoco será para tanto ¿o sí? Venga, ya basta de prolegómenos. ¿Este MINI GP3 corre o no? Pues sí corre, sí. Anda muchísimo.

¿Y ya está? Pues no, además de ser un coche muy MUY rápido, transmite muchas sensaciones. Respecto a lo que decía sobre que sería un Cooper S vitaminado, no podía estar más equivocado. Este coche, no es que pida guerra, es que la da sin tú quererla.

Mini GP - 8000vueltas-104

Este coche es una montaña rusa, es tirarte por una cascada en kayak, es un concierto de música electrónica, es hacer puenting. Este coche es, en palabras más comerciales, toda una experiencia. Como podéis entender de mi anterior descripción, no a todo el mundo le gustan las montañas rusas o tirarse desde un puente atado a una cuerda. Pero al que le gusta… no lo cambiaría por nada.

¿Qué tenemos entre manos? Las cifras que ofrece este motor BMW B48 son 306 CV y 450 Nm de par, lo que le permiten, entre otras cosas, acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos o llevarnos hasta alcanzar los 265 km/h. Casi nada. Por compararlo con un modelo que todos conocemos, un mito como el BMW M3 E46 de 343 CV declaraba el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y una velocidad punta de 250 km/h (limitada electrónicamente).

Mini GP - 8000vueltas-109

Para lograr estas prestaciones, el MINI no es que haya ido al gimnasio, como comúnmente se suele decir. Es que se ha tirado todo el día en él. Si uno de los lemas de los Juegos Olímpicos es Citius, Altius, Fortius (más rápido, más alto, más fuerte), el del MINI podría ser: más bajo, más ancho, más… dejémoslo en que hay algo más.

Un cigüeñal reforzado, un turbo de mayor tamaño, pistones nuevos, vías ensanchadas, autoblocante mecánico, silentblocks más rígidos, nueva configuración de la geometría de la suspensión… me recuerda a cuando en el videojuego Gran Turismo comprabas todo lo que había en la tienda para poder ganar esa carrera que se te resistía. ¿Pero todo esto funciona o, continuando con el argumento del gimnasio es como si lo que quieres es montar en bicicleta, pero vas a trabajar los bíceps?

Mini GP - 8000vueltas-97

Mi compañero de 8000vueltas (y antes de eso amigo) Carlos, me entregó las llaves (él había ido a recogerlo) y sin decirme nada, me quiso decir muchas cosas. Un “ya me dirás qué tal” fue todo lo que hablamos. Al principio creí que me lo dijo por decir. No sabía que había tanto que comentar sobre este coche. Como decía al comienzo del artículo, estaba seguro de que era un JCW un poco más serio, pero poco más.

Como no puede ser de otra forma, comienzo a mirarlo por fuera. Hay veces que es difícil controlar a dónde van los ojos. En este caso fue imposible: ¡qué alerón! Ya que estaba en la parte trasera, observo las salidas de escape centrales, me agacho para ver el alcance del difusor pero… ¡Qué alerón! Hago como que me dirijo hacia la parte de delante, pero nada. Tengo que quedarme un rato más contemplando ese alerón.

Mini GP - 8000vueltas-95

No tengo que pensar en si me gusta o no. Me encanta. Me parece un elemento casi necesario en este tipo de coches y no se porqué no hay más marcas que se atrevan con semejante ¿macarrada podríamos decir? Quizá Mercedes con el A45, Porsche con el GT3…

Así como soy tan claro con lo que me gusta el alerón, lo soy con lo que me disgusta que la toma de aire del capó sea falsa. Entiendo que al ser en los MINI GP R53 funcional, la hayan querido mantener como elemento decorativo o seña de identidad, pero no. Al menos no para mí. Respecto al resto del exterior, el conjunto me gusta. Es un coche que se ve gordo, potente, llamativo.

Mini GP - 8000vueltas-96

Mucho se ha hablado de esos pasos de rueda ensanchados. Para nada me disgustan, es más, si estás comprando un coche especial como es este, esperas este tipo de elementos únicos. Y más si incluyen el número de tu unidad. Recordamos que la producción de este GP3 está limitada a 3.000 unidades de las cuales sólo 100 se destinan a España.

Abro la puerta y una sensación de calidad general se aprecia a primera vista. Si hace unas semanas probábamos el GR Yaris (la sobriedad hecha coche), aquí nos encontramos con la antítesis: negros brillantes, cromados, cueros, alcántara. No hace falta prestar atención para darte cuenta de que estás ante un coche premium. Lo digo por MINI en general. Todos los elementos que componen el interior son agradables al tacto y a la vista. Tampoco quiero decir que sea el summum del lujo, pero cumple con buena nota, desde luego por encima de la media en este segmento, y además en la versión GP con muchos detalles especiales (bordados, cinturones, anagramas…).

Mini GP - 8000vueltas-105

Hablando del interior, quiero hacer unas consideraciones que he sentido rodando. La visibilidad es muy buena. El parabrisas, tan vertical, el morro corto y las grandes ventanillas te permiten ver muy bien hacia delante y hacia los lados. La falta de asientos traseros hace que no existan reposacabezas que te limiten ver lo rápido que vas dejando los coches atrás.

Los botones para bajar y subir las ventanillas creo que están mal situados. El asiento no te permite accionarlos con el brazo pegado a la puerta como suele ser lo habitual, y creo que no era culpa de la postura de conducción. Sin duda una concesión al diseño en el que prima la estética sobre la funcionalidad.

El reposabrazos central también me pareció incómodo, sobre todo si estás haciendo uso del cambio de marchas (en este sentido, menos mal que no monta una transmisión manual). Salvo que vayas a hacer autovía sin tocar el cambio, lo mejor es subirlo y olvidarte de él. Por último, en los asientos eché en falta algo más de sujeción lateral. Creo que habría ayudado que fueran un poco más estrechos.

He pasado de puntillas por la gran seña de identidad del interior de este GP3: ¡la falta de asientos traseros! Es algo que mucha gente seguramente no se espere. ¿Cómo que no tiene asientos? te preguntarán. Quizá se crean que te refieres a que son muy pequeños. Pero no, no hay. En este coche, ¿para qué? Lo único que hay es una barra de refuerzo de color rojo a juego con el resto de detalles y con las iniciales GP en los laterales. No se necesita más.

Mini GP - 8000vueltas-187

Me está dando la sensación de que me estoy extendiendo y no llego a contar lo que creo que habéis venido a leer: cómo va el coche, ¿qué se siente al conducirlo?, ¿es tan rápido como su imagen sugiere?, ¿me gustaría tenerlo en el garaje?

Vamos por partes. Nada mas accionar el botón de encendido, un intenso sonido grave invade el habitáculo por un instante. Cambio de marchas en D y salimos. Al soltar el pedal del freno, el coche sale como un disparo. Te hace un 0-10 km/h cada vez que sales de parado. Esto, que puede parecer divertido, el día que fui a la oficina con él no me resultó tanto. Primeros metros recorridos y lo siguiente que notas es que los muelles deben estar hechos de granito y los amortiguadores de hormigón: ¡qué suspensión tan dura! Hago la misma consideración que antes. Puede ser divertido, el día que fui a trabajar con él no lo fue tanto.

Mini GP - 8000vueltas-94

Una de las dudas que tenía era si este coche, como otros deportivos, serviría para el día a día. Bueno, pues aquí depende de en qué consista tu actividad diría. En mi caso, que hago 60 km para ir y volver al trabajo por carretera y centro de Madrid, no me gustaría tener que cogerlo. Este, como tantos otros puntos, puede ser subjetivo. Hablo de mi experiencia, pero creo que no es un coche cómodo.

Pero bueno, no toda la prueba ha sido estar bajando y subiendo las ventanillas y yendo al trabajo. Ahora ya no me coge de nuevas. Ya se que el coche es duro y que acelera mucho. Vamos a ver qué tal es para lo que creo que ha nacido. Mentalizado de ir a pasar un buen rato y de exprimir el coche como solo en 8000vueltas hacemos, me monto en el MINI GP rumbo a un tramo de carretera cercano a mi casa y que conozco bien.

Mini GP - 8000vueltas-119

No salgo a matar desde del principio. Hay que ir conociendo las reacciones del coche para ir ganando confianza. Para poder ir rápido, hay que saber lo que tienes entre manos: cómo frena, tacto de la dirección, cómo trabaja la suspensión, cuándo y cómo se descoloca el coche al acelerar… Todo esto, o eres piloto o solo el tiempo y los kilómetros te lo dan. Otra de las lecciones, que pueden parecer básicas, pero que aprendí hace tiempo es que para poder ir rápido necesitas referencias. Es por ello por lo que prefiero comenzar en territorio conocido.

Ahora sí, con algunas curvas y frenadas ya hechas, enfilo mi tramo favorito como si tuviera que arañar 3 segundos al crono para ganar el Campeonato del Mundo de Rallies. Clavo el freno, dirijo las manos hacia donde apuntan mis ojos, mantengo el acelerador a mitad de recorrido pasando por la curva como si fuera pegado a ella, ya veo el final, acelero y… ¡algo ha pasado en el volante! Un movimiento brusco me ha descolocado el coche por un instante. ¿habrá sido un bache? Algo habría notado gracias a la dura suspensión…

Mini GP - 8000vueltas-153

Sin tampoco darle muchas más vueltas me dirijo a la siguiente curva. Han pasado no más de 3 segundos entre una y otra (este coche corre mucho y las rectas desaparacen por arte de magia). De nuevo apunto, disparo y… otra vez a la salida un latigazo de la dirección. Ya había leído acerca del MINI y de estas reacciones de la dirección en la prueba de contacto que mi compañero Delarosa hizo del coche hace unos meses, pero no me lo esperaba tan acentuado, la verdad.

Con la confianza un poco mermada continúo enlazando curvas y volviendo a encontrar el ritmo que había salido a buscar. Como he dicho antes, hay veces que necesitas tiempo para habituarte a algo. En este caso ya lo sé, ya sé que a la salida de las curvas desatando los 306 CV y 450 Nm dirigidos al eje delantero, unidos al radical tarado del diferencial autoblocante -necesario para pasar al suelo toda la potencia sin pérdidas de tracción- hace que suframos un inevitable «Torque Steer».

Mini GP - 8000vueltas-172

No es la situación ideal, pero ahora por lo menos ya nos conocemos. Es igual que la caja de cambios de convertidor de par de 8 velocidades. No es instantánea, pero no puedes frustrarte porque no cambie en el milisegundo en el que has tocado la leva de reducir marcha. Únicamente tienes que acostumbrarte a reducir un segundo antes de lo que lo harías con una caja de doble embrague y ya está.

El problema aquí no es en realidad la propia caja y sus limitaciones en conducción deportiva, sino que se trata de un error de concepto: tratándose de un coche tan radical, ¿por qué no optar por una caja manual que mejore aún más la experiencia de un coche tan especial o una de doble embrague mucho más rápida y efectiva en conducción deportiva?

Mini GP - 8000vueltas-183

Continué conduciendo hasta acabar realmente cansado y es entonces cuando lo comprendí: este no es un coche para todo. No es un coche, como dije antes, para el día a día. Podría serlo, pero no. Sería como ir con el mono de piloto a hacer la compra de la semana. ¿Podrías hacerlo? Sí pero resultaría un poco extraño. Hay coches mejores para eso.

Este es un coche que no se anda con medias tintas. Cuando sales con él sabes que vas a lo que vas. No existe el ir a dar una vuelta o un paseo. Su suspensión te va a recordar cada metro que recorras que no está ahí para que vayas contemplando el paisaje.

Mini GP - 8000vueltas-155

El otro día, viendo un programa de atletismo, uno de los entrevistados dijo que el que es atleta, lo es 24 horas. La alimentación, el ocio, el dormir, los planes de entrenamiento… todo está enfocado a conseguir el mejor rendimiento. Un corredor de maratones, una gimnasta rítmica o un saltador de altura no se detienen a contemplar las nubes pasar. Van a lo que van. A darlo absolutamente todo. Y así es como te quedas después de haber ido a recorrer unas carreteras con el MINI GP, vacío.

No se me ocurriría decir que esto es un coche de carreras. El que se ha montado en uno sabe que por muy radical que sea un coche de calle, nunca va a ser como uno exclusivamente de circuito o rally. Pero sí podría decir que la esencia es esa. Un coche diseñado para correr y nada más. Para ser directo, contundente, incluso violento. Un coche pensando en que siempre tengas algo que contar a la vuelta de tu salida. Un coche para el que sabe lo que quiere.

Mini GP - 8000vueltas-6

Como puntos fuertes hay que destacar su motor, que empuja con una rabia inusitada -sobre todo a medio régimen, porque «arriba» es más lineal- y que va a juego con un chasis extremo en cuanto a reacciones y velocidad de paso por curva. Como contras, la ausencia de una caja de cambios manual o una automática a juego con el resto del conjunto.

Por otro lado, su precio, desde los 46.000€, no puede hacer que no se me pasen otras opciones por la cabeza. Por otro lado, recordemos que un VW Golf GTI (245 cv) o un BMW 128ti (265 cv), ambos mucho menos rápidos y especiales, pero mucho más «usables», parten de cerca de 43.000€…

Mini GP - 8000vueltas-99

He estado dándole muchas vueltas a esto, porque es un coche que me gusta, pero no termino de saber si querría tenerlo en mi garaje. Me habría encantado poder ir en «mi» MINI GP3 a las últimas 8000vueltas experiences MICHELIN, pero también sé que el lunes se me habrían quitado las ganas de ir a la oficina con él.

Seguramente esto sea una cuestión de prioridades. Alguien más quemado que yo a lo mejor no tiene estas dudas. Otras personas pueden pensar que por la factura del MINI GP prefieren un compacto sencillito (20-25.000 €) para diario/viajar y un MX-5 usado (uno de nuestros coches favoritos) para divertirse, pero claro, en ningún caso estarás hablando de coches que pueden dejar tirados al 95% de los «deportivos» que circulan por nuestras carreteras si te pones serio con el acelerador…No metamos en la ecuación cosas más antiguas porque entonces entramos en territorio Lotus Elise/Exige, KTM X-Bow, etc. Aunque no creo que vayan destinados al mismo tipo de cliente potencial.

Mini GP - 8000vueltas-107

Pero para 8000vueltas, el verdadero rival de este coche si lo que buscas es algo muy, muy deportivo y único, no es desde luego el Toyota GR Yaris (lee nuestra prueba de este coche aquí), porque es mucho más sobrio y menos emocionante (además de ser 4×4), si no un coche que a nosotros personalmente nos tiene enamorados: el Hyundai i30 N Project C, que igualmente es una versión especial limitada a 600 unidades para todo el mundo (3000 el MINI) y que siendo honestos, es adrenalina pura sin tachas de ningún tipo. Aunque claro, no es un MINI y no tiene ese alerón espectacular o esas aletas ensanchadas, y habrá gente para la que eso es importante.

Para disfrutar este coche te tiene que ir mucho la marcha. O, y esto es una opinión, deberías tener otro coche en el garaje. Es un coche rápido, muy rápido, muy duro, que no te da un respiro. Cada momento dentro de él te recuerda en lo que estás montado. No te deja olvidar que estás en un MINI GP3, un compacto biplaza de 306 CV diseñado para ir al ataque en todo momento.

Mini GP - 8000vueltas-162

Me he quedado con ganas de probarlo en circuito, porque estoy seguro que se siente más cómodo que en una carretera convencional y creo que la sensación habría sido gratamente diferente. La dirección intuyo que habría sido más benévola al tener más espacio en la pista que en una carretera y la suspensión no pegaría tantos toques de atención como baches hay en el asfalto.

Hablando de quedarse con ganas, no sé si esta foto os aumentará las vuestras de leer lo que vendrá próximamente…

Mini GP - 8000vueltas-29

Fotografías realizadas por Francisco Carvajal. Toda la galería disponible en nuestro Flickr

Artículos relacionados

14 comentarios en “PRUEBA MINI GP 3: NO PARA TODO EL MUNDO”

  • Chuky

    18 de junio de 2021 a las 11:02

    Buen artículo. Tengo un GP3 hace casi un año y es tal y como lo describes. Yo lo uso como coche de diario además de para ocio/tramos y no me molesta su concepto «radical». De hecho es el coche más «racional» que tengo, por eso pongo lo de «radical» entre comillas porque es un concepto muy personal (para mi no lo es, aunque todo el mundo que se sube me dice lo contrario).

    En carreteras MUY rotas no es viable ir al límite con él ya que vas «saltando» y pegando bandazos con la dirección, pero cuando te acostumbras a su conducción, para mi, es de lo más divertido y eficaz que he conducido nunca. Es válido en todo tipo de trazados (lentos y rapidos). Puedes ir por carretera sinuosa y estrecha de montaña ( con buen asfalto, ojo) o quitarle las pegatinas a deportivos más grandes en carreteras con curvas de casi 200km/h. Hay MUY pocos coches que permitan esa dualidad de uso en trazados tan diferentes y mantener esa eficacia.

    A cambio, lo que has dicho, estar atentos al volante y sus reacciones un tanto «bruscas».

  • Alez

    18 de junio de 2021 a las 12:34

    Tengo que decir que, aunque me encanta ver que las marcas siguen sacando coches especiales, y que viendo como está el mercado no me parece un precio disparatado, creo que el concepto «Mini» está totalmente agotado. Si bien el primer MINI (R53) me parece que dió en el clavo en cuanto a diseño, tamaño, prestaciones, etc y puede que el R56 terminara de mejorar lo presente.

    Pero desde hace años estos coches son auténticos monstruos (hay algunos MINIs que son más grandes que una berlina media) y la escalada de potencia es tal que luego nos vemos con problemas como el que sufre este coche con la dirección (en España no ha sido muy criticado, pero fuera lo han puesto a parir). Este coche con 250 cv-260 cv y cambio manual sería seguro más divertido y mejor coche.

  • Mileston

    18 de junio de 2021 a las 12:41

    Para ser honestos con el mini, el Project C ya no está a la venta (yo tengo uno, comprado hace unos meses en concesionario) y si bien el precio de tarifa eran 51.000 €, la marca te hacía 6.000 € de descuento. En mi caso, al concesionario se le atragantó un poco el coche y lo saqué todavía más barato. Estuve valorando tanto el Yaris como este Mini y al final me quedé con el Hyundai por todo lo que había leído sobre él. A día de hoy estoy convencido de que fue una compra maestra.

    Quizá no tenga el caché de un mini GP, y quizá el valor de reventa en un futuro no sea tan alto como en un coche de marca premium (o sí…) pero lo que está claro es que a nivel diversión, creo que es una bomba y que tanto este Mini como el Yaris no pueden competir con él en este sentido.

    Yo lo tengo muy claro, tardaré mucho en venderlo.

  • nachetetm

    18 de junio de 2021 a las 17:11

    Muy buena prueba, como siempre, y me ha encantado la última foto. Poner a los minis «modernos» uno detrás de otro resalta muy bien los cambios entre generaciones, y cómo han crecido de tamaño.

    Me muero de ganas de probar uno de estos compactos atómicos, porque todo el mundo habla maravillas de ellos y yo no acabo de asimilar totalmente el concepto. Si vas a tener un coche sin asientos traseros, que además será segundo (o tercer) coche, ¿porqué no comprar un verdadero deportivo, con su propulsión, su reparto de pesos correctamente distribuido y bien pensado, sus suspensiones pensadas para ser un deportivo, etc… Se que me equivoco, que me estoy perdiendo algo, y me encantaría averiguarlo.

    Ps: El convertidor de par y el «torque steer» me parecen un despropósito. Una caja manual o doble embrague, y un suavizado de las reacciones de la dirección serían muy deseables.

  • Borja

    18 de junio de 2021 a las 21:05

    Este coche para mi es un despropósito con esa caja de cambios. Dentro del grupo tienen cajas mejor adaptadas a coches deportivos. He visto 3 personas por la zona que lo tienen y es un coche llamativo por el exterior, pero después no deja de ser un Mini sin asientos traseros con un motor más potente, en mi opinión un Yaris es más rápido, más barato (mucho peor acabado) y más divertido.

  • PanchoSalas

    19 de junio de 2021 a las 05:02

    Gracias por la prueba! Es impresionante lo rico que es leerlos!! de vez en cuando leo otras revistas online y la redacción es en todas iguales. Les falta esa pasión y emoción que tienen ustedes.

    Respecto de los Mini en general, siempre me han llamado la atención. El concepto de «bajo peso», agilidad, dinamismo, diversión y lo juvenil que significan. Concuerdo con otros lectores respecto del crecimiento exponencial de sus tamaños al punto de ver unos «countryman» que de «Mini» no tienen mucho, más bien deberían llamarse «Maxi».

    Este Mini GP es lo más radical que podría encontrarse en la marca. GP se me antoja a «Gran Premio, o Grand Prix», claramente su enfoque es radical, no puede ser menos. No sé si pudiese pedirle al Mini GP que me sirva para ir cómodo por una avenida del centro de la ciudad, con sus lomos de toro y hoyos varios por deterioro del pavimento. Es un Mini para ir derechamente a un TrackDay.

    En cuanto a su mecánica, siento que es lo mismo que le pasa a todos los autos de tracción delantera por sobre los 250hp: Arranques con exceso de patinaje en el tren delantero, reparto de pesos demasiado desigual, conducción cargada al subviraje y en el caso de este Mini, el latigazo del volante. Concuerdo con que hay un par aspectos imperdonables para un auto de tanta potencia y un apellido «GP»: Falta de una tracción integral para transmitir con eficiencia la potencia al piso y transmisión de convertidor de par.

    Espero puedan probarlo en circuito y compararlo con otros deportivos! ese es su hábitat más natural, veremos si se merece ese Gran Premio.

    Saludos!

  • Lázaro

    19 de junio de 2021 a las 20:42

    @Chuky: cuando he empezado a leer que tenías un GP3 me he echado a temblar, a ver si pensabas que estaba totalmente equivocado en mi opinión, pero veo que coincidimos.

    @Alez: estoy completamente de acuerdo con el planteamiento de 260cv y cambio manual. Creo que en esta ocasión, menos habría sido más. Pero quizás el planteamiento del coche fue destacar por potencia. Algo que en cierto modo lo hace ser también más exclusivo, que creo que en última instancia es lo que busca este coche.

    @Mileston: no te puedes hacer una idea de la de tiempo que le hemos dedicado a esa conversación.

    @PanchoSalas: exacto, es un coche para ir al ataque siempre! Me alegro de que se note la pasión que tenemos aquí, porque es mucha!!

  • Scf1998

    22 de junio de 2021 a las 12:17

    Un coche de más de 300cv y 300nm de par en las rudas delanteras es la mayor tontería que se puede hacer y creo que Mini o BMW está más que capacitada para hacer algo muchísimo mejor…. No se si será por el tema de compartir plataforma o por el tema de respetar la herencia de mini (me inclino mas a por un tema de pasta) pero si a este coche le pasas a propulsión o inclusive a 4×4 con mayor reparto atrás te quedaría un autentico bombazo!
    Odio eterno a los coches modernos

  • Descartes

    22 de junio de 2021 a las 13:55

    En primer lugar, enhorabuena por el artículo, estáis que os salís con tantas pruebas; que el ritmo no pare.

    Dicho esto, y entendiendo vuestra postura «neutral» hacia los coches de prensa, he de decir que es uno de los peores coches que he probado en mi vida y, sin duda, el más decepcionante debido a la inmejorable estirpe a la que pertenece.
    Me explico.

    Por fuera el coche destaca por sus formas poco convencionales, con un alerón de dudoso efecto en sus prestaciones técnicas (dudo que valga para algo útil, al igual que la entrada falsa que comenta el autor), unos pasos de rueda ensanchados a base de unos trozos rectangulares de fibra de carbono (?), llantas heredadas del GP1 y GP2 y una Union Jack en los faros traseros (este punto sí que agrada). En cualquier caso, esta parte estética es más subjetiva y, personalmente, tiene un pase (7/10 siendo generosos). Por dentro más de lo mismo, un interior bonito pero creo que escaso para un coche de semejante factura.

    Ahora bien, el problema viene cuando lo conduces. Para empezar, si te compras un coche en el que se priman las sensaciones ¿a qué viene una caja automática? Si fuese la mejor de la historia aún, pero es una caja lamentable. Lenta para subir y bajar, con una sensación horrible entre marchas (como si no quisieran entrar) y sin obedecer en algunos de los cambios que le exigimos.

    ¿El motor? un bluff de kilo y medio. Corre en el rango medio, sí, pero ¿y el resto? Abajo nada, que se podría suplir con constantes kick-off o cambios de marcha, y arriba un desinfle como el te provoca Morata en cuanto le pasan el balón; ni siquiera suena gordo en plena batalla. El tarado de la suspension es duro, pero no esperes recibir por ello unas mejores sensaciones sobre lo que ocurre en el asfalto. No, para ello tienes la peor dirección que he probado en mi vida. Os juro que cuando lo probé pensé que el coche estaba roto.

    Una cosa es el Torque Steer, que efectivamente es la influencia del motor sobre la dirección, especialmente en aceleración en curva, y otra cosa es esto. Los latigazos que te mete la dirección son completamente injustificados y no tienen ni relación con el absurdo par a medio régimen ni con la superficie asfáltica. Ridículo. Parece que vas conduciendo un poni desbocado que sigue un camino errático para librarse de ti.

    No he probado el Yaris GR pero, efectivamente, al lado de este sin sentido, será aburrido. Quizás yendo de paseo o con tu abuela haciendo el Col de Turini el coche sea más agradable pero desde luego que para ir a fondo por un buen tramo de curvas entrelazadas es un 0/10.

    Confío en que los que se hayan comprado el coche lo disfruten más de lo que yo lo hice cuando tuve ocasión de probarlo, seguro que hay jugo por exprimir en alguna parte.

  • Staff

    delarosa

    22 de junio de 2021 a las 14:07

    Mi MINI GP favorito (sin probar el GP1) es el GP2. Lo era y lo sigue siendo.
    El GP3, como ya comenté en la presentación, no me cautivó. Me pareció un coche difícil de conducir rápido, con el que no conectas como conductor. No te transmite información del coche.

    Espero tener oportunidad de probarlo alguna otra vez y descubrir con calma sus cualidades. Está claro que las tiene, en muchos aspectos, pero en la pura conducción me parece que no estaban brillando como deberían. Me encantaría tener uno para todos los días: es llamativo, emocionante y especial. Lo que no tengo tan claro es si lo querría como juguete de fin de semana. Y un MINI GP, en mi opinión, tiene que darte eso.

    Saludos

  • Jose Luis

    23 de junio de 2021 a las 16:16

    Enhorabuena por el artículo, como siempre fotones e interesante!

    Pues iba a comentar algo pero es que coincido en cada una de las palabras de Descartes y con lo que ha sentido Lázaro al volante, que yo he tenido al suerte de probarlo y no podría decir otra cosa

    Que el GP2 es y será el rey de estas versiones no me cabe duda, como dice Delarosa era un coche magnifico de conducir y emocionante como el que más. Veo además por los valores que tienen los Mini´s R56 que van a ser la generación mas buscada ya que en cualquiera de las motorizaciones interesantes casi igualan los precios usados vs los F56

    Que ganas del siguiente con todas las generaciones juntas! Saludos!

  • Roberto Merino

    24 de junio de 2021 a las 16:04

    Veo que este coche despierta bastante polémica, así que voy a romper una lanza en su favor.

    A diferencia de muchos de vosotros, ni lo tengo ni lo he probado, pero estoy seguro de que el coche tienes dos problemas fundamentales:

    El primero, como bien disecciona el artículo, es una caja de cambios que no se corresponde con la filosofía del coche. Nada que objetar aquí.

    El segundo, creo que es más subjetivo y estoy seguro de que con tiempo es un coche que «te llena» de satisfacción. Quizá sea un coche muy radical, aunque también es posible (y quizá más sensato pensarlo) que lo que pasa es que es un coche que para sacarle partido necesita a alguien con unas manos por encima de la media, y si no las tienes, te asusta, te lleva el a tí y te va dando lecciones todo el rato…

    Ale, ahí queda eso y que cada uno se lo tome como pueda…

  • Lázaro

    25 de junio de 2021 a las 14:11

    Hola @Roberto, entiendo bien tu planteamiento y añado otra pregunta: ¿requiere manos porque manejar un coche con esas características (peso, potencia, tracción, etc.) así las debería requerir o bien porque, en cierto sentido, está mal planteado y por eso es necesario un plus de saber conducir para poder exprimirlo sintiendo que dominas el coche? en cualquier caso, coincido en que sí es necesario tener más manos de lo normal.

    Lo que dices podría comprarlo con los ojos cerrados de coches que juegan en otra liga. llevar un GT2 al límite creo que está al alcance de muy pocas personas. llevar un coche así al límite o al menos cerca de él creo que no debería ser tan complicado y más cuando parece que hay otras marcas que están consiguiendo poner las cosas más fáciles.

    Luego está el otro punto de vista: hay personas a las que les gustan los retos y luchar consiguiéndolos, he oido que hay gente que sale a correr antes de ir al trabajo. Este coche puede ser un 10 para ellos.

    un abrazo!

  • Prueba comparativa de la saga MINI GP, parte I: mitología – 8000vueltas.com

    21 de julio de 2021 a las 15:57

    […] a la historia de este modelo, poco que añadir que no sepáis ya gracias a la gran prueba a fondo a la que nuestro compi Fernando Lázaro lo sometió. Perteneciente a la tercera generación del modelo (F55/56/57) desde que la marca fue […]

Deja un comentario