Prueba Mini Cooper S Power On, parte 2 de 2

Como decía al final de la 1ª parte, para disfrutar a fondo de este coche hay que irse a circuito o a carreteras adecuadas.

Carreteras solitarias donde el tráfico sencillamente no existe, ratoneras y con pendiente, una mezcla en la que el Mini Power On se mueve como pez en el agua. Como ya habíamos recorrido bastantes kilómetros hasta que llegamos a nuestro destino el coche ya se encontraba en una correcta temperatura para pasar a la acción. Lo primero fue comprobar la presión de las ruedas, aunque el manual dice que 2.3 es la presión adecuada para este coche y habiendo contrastado que la configuración que llevaba era más que correcta me decidí por dejar los 2.1 bar que ya tenían las cuatro ruedas.

La carretera tenía un buen asfalto, una condición esencial con este coche pues sino las pérdidas de motricidad lo penalizarían en exceso, por lo que procedimos a subir de vueltas. Aunque la zona roja comienza en 6000 y los leds (sí, los leds sirven para indicar cuando cambiar de marcha) parece que te invitan a cambiar demasiado pronto. Para apurar de verdad el motor hay que subir hasta las 6500 rpm, vueltas a las que los leds ya empiezan a volverse locos, pero eso no debe asustarnos.

En cuanto hemos cogido un poco de velocidad llegan las primeras curvas, por lo que tengo que pisar fuerte el pedal. La frenada es muy potente y el coche se detiene en muy pocos metros, hasta alcanzar una baja velocidad con la que negociar las primeras curvas. El coche gira sin balancearse y parece que el chasis no se queja. Pisamos a fondo hasta alcanzar las siguiente curva, una paella. Ahora alargamos la frenada un poco más y probamos a entrar más fuerte, sin problemas. El terreno empieza a bajar más acusadamente y las curvas se empiezan a enlazar. El Mini lejos de arrugarse despliega sus armas y cambia de apoyo sorprendentemente bien.

La dirección tiene un tacto duro y muy directo, por lo que cualquier insinuación al volante implica entrar con ganas en la curva. Que maravilla!! Además no es un coche subvirador, si apuras la frenada hasta comenzar el giro levanta la rueda con mucha facilidad, inscribiéndose en la trayectoria deseada. La disposición de los pedales es muy buena y permite hacer punta tacón con soltura, por lo que se puede apurar realmente la frenada sin miedo a algún inesperado bloqueo. De hecho el ABS funciona de maravilla en este coche y en seco no se muestra nada intrusivo. Cuando lo condujimos en la nieve inevitablemente saltaba cuando pisábamos con algo de fuerza, pero consigue detener el coche en poco espacio y sin perder la trayectoria.

El bastidor es perfecto, ni más ni menos. Es un coche duro, por supuesto, pero para ser tan efectivo no queda más remedio que adquirir un compromiso, pero aquí no los hay. En esta ocasión Mini ha decidido apostar por lo radical, y los badenes, bachesy rugosidades varias se filtran hasta nuestra espalda. Sin duda una mala opción para columnas sensibles. Pero no es problema de una excesiva dureza de la suspensión, parece. Según The Finch el problema viene del bajísimo perfil de los neumáticos, que penaliza la comodidad. Yo había pensado ya que quizá el coche fuera más equilibrado con 17″ que con 18″, que me parecía una medida excesiva. Sea como sea, cuando el asfalto se encuentra en buen estado el Mini no tiene excusas, tracciona muy bien y la puesta a punto deja claro que se ha hecho con mimo y con ganas de transmitir.

El “diferencial autoblocante” (entrecomillas, por supuesto) no es un auténtico diferencial sino que se trata de una metáfora electrónica  que actúa sobre los frenos del coche emulando la misión de un diferencial de deslizamiento limitado, y funciona bien. Pero no MUY bien. (Corrección: Sí es un diferencial mecánico de deslizamiento limitado, error mío.)Es correcto, quizá sea mejor que no equipar nada pero la realidad es que el Power On tiene un torrente de par a las ruedas delanteras que este invento no es capaz de controlar pues empuja con tanta fuerza que las ruedas prácticamente se despegan del suelo (cosas de la tracción delantera). Asímismo tampoco consigue gobernar del todo el tren delantero el control de tracción en línea recta. Aun con esto si se es comedido con el pedal del acelerador y se es capaz de ser progresivo y trazar con tiralíneas el límite de adherencia es muy alto y se puede llegar a ir muy rápido.

Reitero, lo que sí es inmejorable es la dirección, pues transmite cada rugosidad del asfalto y cada piedra que pisen las ruedas. Eso sí, no es un coche “fácil” de llevar por ese motivo. Cuando una rueda entra en un pequeño bache la dirección sigue la tendencia de la rueda, por lo que conviene conducir con firmeza.  Prohibido terminantemente soltar las manos del volante!! (aunque esto debería ser evitado SIEMPRE en todos los coches). Pero en este obliga a llevar una cierta “tensión”. Lejos de ser un problema una vez te acostumbras agradeces que sea tan directa, porque es la clave para ir rápido, más rápido que nadie en las curvas más lentas. Una auténtica delicia, y realmente aquí se marca las distancias con otros “deportivos” de 400 kg más. La clave es el peso señores!

He leido en algunos sitios que un defecto del coche era que los frenos se agotaban, pero no estoy en absoluto de acuerdo. Me ha parecido que no perdían fuelle por mucho que se le exigiera, aunque puede ser que en circuito sea otra historia. Mi impresión, por el momento, es que el equipo de frenos es una maravilla.

De hecho ese no es el principal problema del coche, su problema es otro, y se llama John Cooper Works. Es cierto que si le incorporas los 3 kits al Mini tendrás un coche, sinó único, espectacular. Tanto que un JCW sin extras parecerá poca cosa al lado de esta maravilla. Lo que también es cierto es que un Mini JCW es 2000 € más barato que un Power On full (ver la tabla y el desglose abajo). Y desde luego yo tengo claro lo que me compraría por ese dinero: Un Mini JCW con 2000 € de equipamiento.

Por lo demás, y hasta que me enteré de lo que costaba este coche, estaba convencido de que mi próximo coche podría ser un Mini Cooper S con Kit Power ON, pero no es así. A mayores el Power ON lleva mucho mucho carbono, llantas de 18″ y los asientos. Y quizá alguna cosa más. Lo que no tiene el Power ON son los más de 130 caballos/litro del JCW…y eso es mucha garra (casi casi como un 911 Turbo por un 20% de su precio).

Lo que sí tengo claro es que el que tenga un Cooper S en su garaje ya está tardando en ponerle cualquiera de estos kits y combinarlos como quiera para tener un coche realmente especial y efectivo.

Y el mejor sitio para ponerlos es el concesionario MINI Madrid de la AV. de Burgos, al que le agradecemos su colaboración para la elaboración de esta prueba, y donde podréis ver este pequeño misil de cerca para convenceros, si no lo estais ya, de que esta es una opción muy a tener en cuenta.

Por cierto…alguien nos presta un Renault Clio Sport para una comparativa??? Señores de Renault, espero que estén leyéndonos.

Todas las fotos en nuestro Flickr:

No dejéis de leer la primera parte:

Prueba Mini Cooper S Power On, parte 1 de 2

Extra Lap

A continuación tenéis los precios de los kits y la ficha técnica del Mini Cooper S Power ON realizado por Canalmotor:

Kits y combinaciones
Power On 3.484 €
Dress Up 4.496 €
Carbon Fibre 1.743 €
Power On + Dress Up 7.648 €
Dress Up + Carbon Fibre 5.973 €
Carbon Fibre + Power On 4.996 €
Power On + Dress Up + Carbon Fibre 8.870 €

Ficha Técnica
Motor Cilindrada 1.598
Cilindros 4 en línea
Potencia Máxima 192/6.000
Par Máximo 250/1.750
Transmisión Caja de Cambios manual de 6 velocidades
Tracción delantera
Suspensión Delantera Independiente. McPherson. Triángulo inferior. Amortiguadores, muelles y estabilizadora.
Trasera Independiente. Multibrazo. Amortiguadores, muelles y estabilizadora
Dimensiones Longitud 3.714
Anchura 1.683
Altura 1.407
Distancia entre Ejes 2.467
Alimentación Tipo de Alimentación inyección directa turbo e intercooler
Peso Peso en marcha 1.205 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 235 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,8 s
Consumos(l/100) Urbano 7,5
Extraurbano 4,8
Combinado 5,8
Precio Precio 32.824 €

Otras Lecturas:

Canalmotor

Mini JCW en Terra

Km77

Otros artículos en 8000vueltas:

Diferenciales de deslizamiento limitado, una visión general (1 de 2)

Light, la última tendencia

Artículos relacionados

27 comentarios en “Prueba Mini Cooper S Power On, parte 2 de 2”

  • Carlos

    29 de diciembre de 2008 a las 11:47

    Muy buena prueba del perrito meon, esquina (curva) que ve ahi levanta la pata para dejar su huella.

    En cuanto te montas en un coche con una direccion asi ya sabes perfectamente hacia donde va dirigida su filosofia, es un coche para disfrutar sintiendo muy de cerca el asfalto.

    Un saludo

  • Staff

    JMJ

    29 de diciembre de 2008 a las 14:44

    Buen reportaje, delarosa!

    Hay que ver la facilidad que tiene para levantar rueda al tomar una curva, al más puro estilo Renault Clio Sport Cup.

    Respecto al equipo de frenos, añadiría que incorpora discos ventilados y perforados del mismo diámetro en el tren delantero; lo que, además de una supuesta mejora de rendimiento, mejora la cuidada y explícita estética racing. Las pinzas no cambian.

    En cuanto al motor, no hemos tenido la posibilidad de probarlo en condiciones de calor extremo para comprobar si los problemas de pérdida de rendimiento por temperatura presentes en la versión anterior (Mini Cooper S R53), que equipaba compresor volumétrico en vez de turbocompresor como la actual (Mini Cooper S R56). Esta pérdida de rendimiento era provocada por la situación del intercooler. Éste se montaba encima de la culata (al estilo Subaru) y era refrigerado por el aire procedente de la entrada de aire presente en el capó. En días de mucho calor, el reducido espacio existente en el vano-motor y la elevada temperatura del aire y motor hacían imposible una adecuada refrigeración del aire de admisión. En la versión actual, el problema se ha solucionado montando el intercooler en el frontal, dejando inservible la entrada de aire del capó, que se ha mantenido por razones puramente estéticas.

    ¿Qué medida de cubiertas montaba?

    Saludos!

  • Peter

    29 de diciembre de 2008 a las 18:47

    Tremendo reportaje, mi enhorabuena
    Una puntualización…el que monta el “diferencial autoblocante” electrónico es el JCW. El Cooper S lo monta mecánico, y por tanto, este Power on también.

  • Prueba Mini Cooper S Power On, parte 1 de 2 - 8000vueltas.com

    29 de diciembre de 2008 a las 19:49

    […] « El atractivo de lo básico Prueba Mini Cooper S Power On, parte 2 de 2 […]

  • Autor Staff

    delarosa

    29 de diciembre de 2008 a las 20:05

    @Carlos
    Ciert, el coche levanta la rueda con facilidad, pero se agradece porque entra en cualquier curva mientras haya algo de adherencia.

    @JMJ
    No lo recuerdo, cuando pueda lo miraré (estoy de vacaciones, aunque no puedo evitar entrar a ver esto de cuando en cuando)

    @Peter
    Pues tienes toda la razón, pensaba que era al revés pero paradójicamente es el JCW el que monta el apaño electrónico. El diferencial autoblocante es una opción para el Cooper S (y nada cara, 203€. Aunque cuando salió el nuevo modelo costaba sólo 150€) Aunque debe tener un tarado muy suave pues era bastante sencillo llegar al límite de su efectividad.
    Gracias por el apunte!

    Saludos

  • Juan Lasheras

    29 de diciembre de 2008 a las 22:27

    Seguro que los de Ranault os están oyendo, y si no a lo malo malo un alma caritativa podría ceder temporalmente el suyo para una compartiva-prueba de 8000vueltas.com : )

    Salu2 y Feliz Navidad.

    P.D: Como siempre, vaya fotos…

  • Peter

    30 de diciembre de 2008 a las 01:14

    Delarosa, tal vez la unidad que probasteis no lo montaba?

  • Autor Staff

    delarosa

    30 de diciembre de 2008 a las 19:34

    @Peter
    Sí, sí llevaba. De no ser así no sé si podríamos haber tomado una sola curva acelerando, y no encontré el coche para nada subvirador.
    Aunque visto lo visto cualquiera asegura nada…
    Lo que no sé es que tipo de diferencial monta, alguna idea?

    @Juan Lasheras
    A ver si algún alma caritativa de esas nos presta un Clio, a ver.

    Saludos

  • Juan Lasheras

    30 de diciembre de 2008 a las 22:13

    A ver, en teoría el cooper S monta un diferencial de deslizamiento limitado mecánico tipo Torsen tarado al 30% mientras que el JCW monta un “diferencial electrónico” que actúa sólo mediante el ABS frenando la rueda que patina y que puede llegar (al ser electrónico el porcentaje es variable) hasta un bloqueo del 50%.

    En la revista Autopista de esta semana prueban el JCW y hablan precisamente de los distintos diferenciales montados en las distintas versiones.

    Salu2.

    Juan

  • Ndres

    31 de diciembre de 2008 a las 01:56

    @JMJ

    Aquí tienes todas las llantas que puede levar el Mini y sus correspondientes neumáticos:

    http://www.libraryofmotoring.info/miniwheelguide.html

    En nuestro caso unas modelo R109 Double-Spoke de 18″ con sus correspondientes Dunlop SP Sport 01 DSST Run-flat en medida 205/40R-18. De ahí la sequedad del chasis al pasar sobre pequeños resaltos, unos neumáticos run-flat de tan bajo perfil son una bomba para las cervicales.

    Un saludo!

  • nachetetm

    1 de enero de 2009 a las 01:59

    Excelente prueba, ¡como siempre!
    No acabo de entender el marketing de este coche. ¿Porqué es más caro que un JCW? ¿Es para los que se compran el Cooper S y luego se dan cuenta que les falta más chicha, y claro, ahi toca soltar la guita?

  • 599

    3 de enero de 2009 a las 22:58

    El precio me parece un robo, pero donde haya mujeres y chicos de la moda fashion que lo compren, me parece bien. Con solo gastar la mitad, tienes un fiesta st de 150 cv tan rápido como el mini de la prueba, y tan estable y divertido como el mini.
    Por cierto, espero con ansia el futuro nuevo fiesta st.

  • Carlos

    4 de enero de 2009 a las 13:25

    Yo creo 599 que el que esta dispuesto a comprar este mini ni se le pasa por la cabeza el fiesta st, y al reves igual. Por otro lado en cuanto a las prestaciones entre este mini y el fiesta st hay una diferencia notable, para nada es el fiesta st tan rapido como el mini en prestaciones puras.

    Un saludo

  • jmt46

    4 de enero de 2009 a las 15:06

    599 hay un mundo entre un ford fiesta st y este mini Power on…. el fiesta no esta a la altura ni es tan divertido como este coche… no hay color ni en diversion, potencia ni en calidad….

  • Juan Lasheras

    4 de enero de 2009 a las 17:05

    En mi opinion no hay comparacion posible, por poco mas de 15000 € tienes un ST, que, todo hay que decirlo, es un coche muy respetable, rápido y muy muy divertido, capaz de dar “sustos” a coches más grandes. Por otro lado un Mini es un “mini”, 60 cv más y el doble de precio, está en otra liga en todos los aspectos. Por lo que cuesta este mini tienes un ST, concretamente el Focus ST, ahora entonces es para pensarselo, porque es un coche mucho más practico, aunque claro, no es un Mini.

    salu2

  • Ndres

    4 de enero de 2009 a las 20:47

    Pues no sé yo Juan, porque aunque el Power On me parece carísimo, el Cooper Works me parece más razonable frente a un Focus ST, desde luego es más juguetón el Mini. Y me he divertido mucho más con el Mini que con el Fiesta, que para mi gusto va demasiado sujeto de atrás y es un poco más subvirador. Muy buenas sensaciones con el Fiesta de todas maneras, aunque parece que le faltan 15cv y al Mini lo contrario, da la sensación de tener 15 más.

    Un saludo!

  • 599

    5 de enero de 2009 a las 14:49

    Todas opiniones son muy respetables. No hay que “despreciar” la calidad de un fiesta st.
    Y en cuanto a la fiabilidad de motores, los turbo como el mini s creo que es mas delicado y requiere mas cuidados de mantenimiento

  • jmt46

    5 de enero de 2009 a las 15:42

    tienes el cooper s si queires con menos potencia. y mas fiable,si lo prefieres. El ST cuesta exactamente 16.625 euros… 16000 eruos mas de lejos de los 15.000 que deciais… aun asi eso se paga, pagas lo que cuesta con la mala calidad de los materiales… yo cuando me monte en un Ford Focus nuevo de hace 4 dias me quede… los elevalunas traseros no eran electricos, no digo mas…
    Aun asi me sigo quedando con un MINI muy personalizable y que podria poner en apuros en un puerto de montaña a un scuderia que ya es decir…

  • antonio

    9 de enero de 2009 a las 17:42

    siempre hay gente que se molesta porque el mini es muy caro y
    .. como si la pasta fuera de ellos
    el que se compra un mini no lo compara en numeros con un vw gti o clio, es un capricho real el mini¡¡¡¡

    lo que me quedo en la cabeza si me pueden aclarar es lo de la porencia ya real y declarada de los 3 motores
    el del s 175 cv declara — real dicen cerca de 200 cv
    cual serian las del jwc de 211 cv declaradas y real

    saludos

  • Carlos

    9 de enero de 2009 a las 23:22

    Antonio sobre lo de la potencia declarada y real… eso puede ser un debate eterno jejeje, lo unico que esta claro es que hay una legislacion vigente en la cual los motores tienen un margen de + – 3% o 5%, la cifra exacta no la recuerdo pero es una de las dos, todo lo que salga de ahi…. no es legal. Entonces que es lo que pasa? pues que los bancos no miden la potencia como lo hacen las marcas al homologar, que los bancos pueden ser algo generosos con las cifras, etc, sin olvidar que mas de un coche de prensa, sobre todo los que son turbos suelen venir algo retocados para dar mejores prestaciones…un poco de marketing no viene nada mal. Esto no quita que por ejemplo dos coches con el mismo motor uno pueda ser ligeramente mas rapido, pero no la diferencia de los 20-30 cv que suelen dar de mas los coches con motor turbo en los bancos.
    Un saludo

  • gasis

    12 de enero de 2009 a las 20:49

    Excelente prueba.
    Creo que un rival muy respetable de éste coche y del JCW será el futuro Alfa Romeo Mito GTA. Si pudieseis probarlo sería fascinante una comparativa de ambos a cuchillo en circuito.

    Saludos.

  • RAMON BONTENPINI

    6 de marzo de 2009 a las 11:11

    QE DRIA PONERME EN CONTACTO CON juan lasheras savio.eres de san andreu?
    me parece qe nos conocemos.
    saludos

  • alexander

    7 de marzo de 2009 a las 21:11

    para serles sinceros me compre un mini cooper s de 163cv 2002 y llantas de 19″ cual kit me recomiendan para darle mas potecia y cuando lo haga quedaria mas potente que un jwc arreglado. Ademas are mi comentario personal a las comparaciones con el st (el mini es un BMW ) gracias y hasta luego

  • Pablo M.

    6 de abril de 2009 a las 23:50

    no se como ira el mini de chasis, pero he sido afortunado dandome una vuelta en el clio del señor lasheras y la verdad el chasis del clio es INCREIBLEEEEEEEEEEEEEEE, sublime.

    En cuanto al fiesta st, no menosprecies un coche como los de antes, pequeñito, atmosferico y jugueton (menos turbo por favor) y a unprecio bastante adsequible, una persona que quiere lo que se puede vulgarmente llamar un “pekeño pepino”, su primera mirada sera un fiesta st, y recordemos que ford, no tendra los ajustes, ni materiales de un mini pero los chasis son de lo mejorcito que hay

  • Tote

    19 de octubre de 2009 a las 18:03

    Veo que te has preguntado incluso dos veces porque alguien no querria comprarse un works. la respuesta es sencilla. olvida el power on y calcula el precio de un un Cooper S al que se le hace una sencilla preparacion (o si lo prefieres una profunda peparacion que incluya cambio de turbo y todo) y sumalo a la falta de autoblocante mecanico. y sabras porque alguien no querria tal cosa.

    Para mi los asientos son perfectos. aunque esto puede ser una cuestion de talla y de gustos. piensa que muchos tenemos que usar el coche tambien para llevar a los niños al cole… jejeje

    Me encanto este coche, la verdad. es divertidisimo, y tiene mucha mas capacidad de traccion de la que podia imaginar. me sorprendio muy gratamente a pesar de los comentarios que habia oido de el.

    Un saludo y enhorabuena por el articulo y las fotos como siempre.

    PD: Que no os quede pena por no probarlo en circuito. estos coches (a mi gusto) son atletas urbanos y es en ésta donde se disfruta cada segundo. Las carreteras con curvas lentas tambien son su fuerte pero el 90% del tiempo lo pasara en la ciudad y por tanto es para mi donde mas exijo en el comportamiento de un coche de este tipo. y este coche brilla ahí…

    Aun asi me queda la duda (no he podido probarlo) de como funcionara el “autoblocante” electronico, ya que si hiciese bien su trabajo hay que recordar que ahorra peso. (Claro, que esto puede ser negativo a la hora de transmitir toda la potencia desde sus ruedas delanteras al suelo…)

  • Autor Staff

    delarosa

    19 de octubre de 2009 a las 18:57

    @Tote
    Gracias por tus comentarios de estos días, no creas que se quedan sin leer.
    Respecto a esta prueba:
    sobre lo del diferencial me parece que ya tiene peso suficiente en el eje delantero, aunque si por algún motivo tuviese que aumentarlo sería para poner un diferencial autoblocante. En ningún caso un “diferencial electrónico” puede funcionar igual que un autoblocante mecánico. Pero esto ya es otra historia.
    Aunque no lo hemos sacado como una prueba independiente he podido probar el JCW Clubman en un tramo de montaña y el JCW en circuito con slicks. En circuito me impresionó lo rápido que se podía ir con él gracias a su portentoso motor, parece mentira que sea un 1.6. Lo que sucede es que tampoco puedo dar un veredicto porque me falta adaptación a los slicks. Mucho grip, demasiado para mí cuando sobrepasas el límite, y velocidades de paso por curva insospechadas.
    El Cooper Challenge ya es otra historia, con él si que se adapta uno rápido a los slicks y a todo lo demás!! Que maravilla de coche.

    Gracias de nuevo por comentar y colaborar en 8000vueltas. Disfruto mucho cuando alguien rescata algún artículo antiguo porque me lo vuelvo a leer, y me gusta leernos!!! jajaja, aunque sea por ver que hemos mejorado, afortunadamente.

    Saludos!!

  • carmen

    27 de enero de 2010 a las 14:19

    hola este es mi segundo cooperS, este último es del 2007 y he tenido varios problemas con lluvia,en seco funciona de muerte pero me ha realizado varios acuaplaaning,estamos en la duda de si es un problema del blocaje de diferencial,la verdad he tenido varios sustos con mucha “suerte” y nadie nos sabe decir la causa,así que muy a mi pesar voy a tener que renunciar a mi mini ya que dudo que se necuentre una explicacíon a semejante problema

    carmen

Deja un comentario