Circuito de Lasarte, el pionero español

El circuito de Lasarte, no de La Sarthe. Aunque parezca paradójico, en España no tenemos nuestro propio circuito para las 24 horas de Le Mans, pero tuvimos -hace mucho años ya- un circuito urbano con ese nombre tan similar al de las pretigiosas 24 horas. Sobre él nos habla Xavi Hernández en una nueva colaboración en 8000vueltas, esta vez por parte de un lector/seguidor y a la vez competencia. Este artículo ya lo había publicado hace tiempo en su blog Zona Rápida.

Delarosa

Desconocía la historia del primer circuito “urbano” (escribo urbano entre comillas pues en realidad se trataban de núcleos rurales) que alojó un GP de España de monoplazas. Mucho antes que los circuitos barceloneses de Pedralbes y Montjuic. Un amigo me comentó no hará mucho tiempo sobre el antiguo circuito Guipuzcoano y decidí indagar un poco mas por mi cuenta. Por supuesto os haré participes de lo que he averiguado.

Vayamos al 28 de Octubre de 1923. En esa fecha se disputo el primer Gran Premio de España reconocido como tal en el circuito Catalán de Sitges-Terramar. De circuito tenia mas bien poco. Era una especie de ovalo peraltado de tan solo 2 km de longitud. Debemos tener en cuenta que fue el primer autódromo permanente diseñado en nuestro país, de ahí sus limitaciones. Su muerte vino dada dicen por fraudes de alguno de los propietarios y porque enseguida se quedo pequeño para las prestaciones de los bólidos.

En 1923 también hace su aparición La Gran Semana Automovilista de San Sebastian. Se corrió en Lasarte, hoy en día una urbe de cerca de 18.000 habitantes pero en aquellos años no tenia ayuntamiento propio y sus terrenos eran propiedad de la capital Donostiarra y otras localidades colindantes. No seria hasta 1986 cuando se le considera como un municipio.

 

El trazado aprovechaba carreteras locales con una longitud total de 18 km. En pleno apogeo de la “Belle epoque” , nació para convertirse en una atracción turística mas de las clases mas adineradas de toda Europa. En 1923 fue una acto mas de la II Feria de Muestras de Donostia. Se celebra en Julio para adelantar el veraneo en la capital Guipuzcoana. Según leemos en el articulo de Angel Elberdin ” Memorias de una pasión”:

La primera edición de aquellas luchas automovilísticas se materializó en seis carrera; autociclos, voiturettes, turismos, velocidad y motos con y sin sidecar. 82 pilotos , mas de 100 bólidos representando a 63 marcas europeas, desde Bugatti a Roland Pilain o Salmson, incluso las Harley Davidson frente a las Alcyon o las Douglas. De todos ellos el mas rapido resultó el Hispano suiza de Andre Dubonet que recorrió la décima vuelta de la prueba de turismos a 114 km/h de media.

 

Era la época en que los pilotos no competían por escuadras, lo hacían por países. Los pilotos de Francia competían bajo colores azules. Los ingleses optaron por el verde oliva, los alemanes llevaban carrocerías plateadas mientras que los italianos corrían bajo colores rojos. Desde un primer momento el publico guipuzcoano se apoderó del circuito asistiendo a las carreras en masa. En 1935 acudieron mas de 150.000 espectadores y se contabilizaron mas de 20.000 coches aparcados a las lindes del trazado. Eran tiempos de gran caballerosidad y valentía de los pilotos que nos han legado anécdotas tan increíbles como la protagonizada por el “hombre del bidón“.

Fernando de Vizcaya , gentelman driver español, corriendo con un Bugatti en la Semana Automovilística de 1924 de San Sebastian queda en la 4º posición final. La historia no tiene desperdicio. Como vemos en la imagen de arriba, hubo de correr desde la segunda vuelta con su mecánico el Sr. Miralles haciendo de “bomba humana de combustible” . A su Bugatti nº 22 se le perforó el tanque y al no poderlo repararlo en un plazo razonable opta por salir con su mecánico sosteniendo en alto un bidón de 10 litros conectado directamente con el carburador y de vez en cuando el mecánico había de soplar por su boca para apremiar la alimentación por gravedad. De esa manera y tras parar para reponer el bidón consiguen acabar los 300 km restantes en cinco extenuantes horas bajo una abundante lluvia. Épico, ¿no? Pues aun hay mas, logran la vuelta rápida en carrera a un promedio de 96,6 km/h. en la ultima vuelta en un desesperado intento de evitar el fuera de control. Tal esfuerzo mereció la pena pues el Príncipe de Asturias le felicitó en persona, el mismo Ettore Bugatti le concedió un premio a su esfuerzo de 1.000 ptas y la organización les obsequió con una medalla de oro.

Otra anécdota digna de mención sucede en las 12 horas de Turismos de 1925. Louis Charavel, francés, piloto de Bugatti sale de víspera de su casa de París para llegar tarde a la salida obstaculizado por la gran cantidad de publico asistente al evento. El director de carrera le permite participar. Avanzada la noche se percata de que el alemán Rudolf Caracciola (Mercedes Benz) tiene problemas en su neumático delantero izquierdo, desprovisto de recambio se prepara para la retirada cuando Charavel se detiene ante el asombro y la admiración del publico y le cede su rueda de repuesto.

Lamentablemente las prestaciones de los autos aumentaban pero no así la seguridad de los pilotos. Paul Torchy estrelló mortalmente su Delage contra un árbol en el trazado donostiarra. Se confirmaba pues el gafe del Nª 13. Dorsal que también llevaban Honel, Matthys y Massetti en el momento de su muerte. Al año siguiente la Federacion Internacional decretó la prohibición de ese numero en las competiciones de autos.

En 1926 el GP Internacional de España en categoría Formula Libre se traslada a Lasarte. Se celebraría hasta 1935. Pero la crisis económica de de finales de los años 20, el crack del 29 supuso un duro golpe para las competiciones automovilistas pues marcas prestigiosas como Delage, Mercedes-Benz, Bugatti, Maserati, Alfa Romeo decidieron abandonar la competición momentaneamente. Los pilotos optaron por buscar Bugattis para correr pues aunque no fueran monturas oficiales, la marca de los colores azules aun les garantizaba recambios mecánicos. La escasez de autos promovió la aparición de coches particulares como el “Donosti” creación de unos mecánicos de San Sebastián, híbrido entre un Hispano-Suiza y un Bugatti, con carrocería de aluminio pulido.

En 1928 sucedió un hecho insólito pues dos damas se inscriben en el GP. Jennki e Itier toman parte con un Bugatti pero la mecánica las traiciona y no pueden acabar la prueba.

La ultima edición de 1935 tuvo como ganador al germano Rudolf Caracciola sobre su bala de plata registrando una velocidad media de 164 km/h , tarda 3h y 9 minutos en recorrer los 520 km. Pero es Achille Varzi el recordman del circuito Vasco dejando la vuelta rápida en 173,8 km/h Para que nos hagamos idea de la rapidez de aquellos coches antiguos Hans Stuck (Auto Unión) obtuvo la punta mas elevada, nada mas y nada menos que 238 km/h al tercer paso por recta de meta. Nombres ilustres de la automoción europea dieron un gran prestigio al circuito de Lasarte aparte, de los ya mencionados tuvimos por estos lares a Ferdinand Porsche (entonces ingeniero de Auto Unión) , el piloto apodado “enamorado de la muerte” Rosemeyer o el mismo Ettore Bugatti. La falta de apoyo del consistorio Donostiarra y posteriormente la Guerra Civil española acabaron con los días gloriosos de carreras en Lasarte.

Tras el paréntesis bélico nacional y mundial los Grandes premios no volvieron a nuestro país hasta 1951. Para la ocasión se utilizo el circuito urbano de Pedralbes en Barcelona.

Como consuelo, deciros que aun es posible circular sobre algunas partes del trazado original, aunque lógicamente acondicionadas como carreteras abiertas al publico.

Para saber mas

Circuito de Lasarte

Memorias de una pasión

Ángel Elberdín

 

Artículos relacionados

20 comentarios en “Circuito de Lasarte, el pionero español”

  • Whiplash16v

    11 de abril de 2011 a las 06:11

    COJONES DE GRAN TAMAÑO PA CONDUCIR ESOS FIERROS!
    Wen articulo!

  • jarnu

    11 de abril de 2011 a las 08:56

    Sólo con los nombres de pilotos, monturas e ingenieron se ve la caché e importancia del evento. Yo he estado viviendo un tiempo por la zona y desconocía la historia. Creo que lo más cerca que les queda a los donostiarras ahora es Los Arcos, a caballo de Navarra y Logroño.

    No sé si me entristece más saber que hubo algo tan bonito de lo que no sabía nada o que la guerra y lo de después nos atrasó medio siglo siendo optimistas.

    Y ahora desparece el Jarama; y más lugares que quedarán sólo en fotos y libros donde nos refugiaremos lamentando tanto despropósito con nuestra pasión.

    Las anécdotas de caballerosidad si se daban mucho entonces. A ver si alguien se anima, ve la oportunidad y crea un evento de históricos que rememoren la cosa. El turismo de la zona lo agradecerá.

  • YoShImUrA

    11 de abril de 2011 a las 12:44

    Interesantísimo. El tema de los circuitos clásicos siempre me ha encantado. Muchísimas gracias por este gran artículo.

  • lander

    11 de abril de 2011 a las 12:57

    yo soy de san sebastian y la verdad que es una pena que se pierdan cosas asi. mil y una vueltas me he dado por esa zona.

    buen articulo muchas gracias

  • Uno que pasaba...

    12 de abril de 2011 a las 12:38

    Todos los días me toca transitar por algunas zonas que eran del circuito. De hecho soy de Andoain, y por ahí pasaba. Me ha dejado de un aire lo de 173 de media… en fin, cuadrados los tenían que tener.

    Precisamente el otro día pensaba sobre la semejanza entre La Sarthe y Lasarte, y la coincidencia de que ambos tuvieran su circuito…

    En Lasarte hay un bar con imágenes de carreras de época, y también las hay en el Hotel Txartel.

    En fin, gracias por el post. Ya llevaba tiempo con ganas de leer algo al respecto. Tuvo que ser en 8000 vueltas, cómo no :-)

  • Feo, Fuerte y Formal

    12 de abril de 2011 a las 23:26

    Qué grande el artículo! A veces no me creen cuando hablo del Circuito de Lasarte y de la importancia que tuvo en la época. Mi pueblo tiene cosas de las que hablar, como la banda de heavy-rock Ángeles del Infierno y su hito en la Historia de la música española, o las historias del Autódromo (bar y sala de conciertos durante los 70 y 80), de donde salieron a patadas bandas entonces desconocidas como Bon Jovi. Estas historias conviene que no se pierdan porque hacen que la gente sienta más complicidad hacia su pueblo, provincia, o país, y desde luego son mucho más bonitas que las tergiversaciones acerca de batallas y banderas.

  • Antonio

    14 de abril de 2011 a las 22:55

    En mi facultad de ingeniería en San Sebastián hay una colección de fotos de la época, alguna de las que has publicado, muchos proyectos de ingenieros pasan delante sin tener ni idea de toda la historia que hay detrás.

    Siempre que pasaba delante dedicaba unos segundos de mi pensamiento a esa época heróica en la que se forjó el futuro del automovilismo.

    Es un orgullo aún hoy en día ver el óvalo de Pedralves en pie. Visita obligada si te das una vuelta por la zona. Tantos proyectos de recuperación de de patrimonio y a nadie se le ocurre pensar en lo importante que sería recuperar aunque sólo fuera en parte estos lugares.

    Enhorabuena por el pedazo de blog que os currais.

  • mike

    17 de abril de 2011 a las 01:54
  • Antonio

    17 de abril de 2011 a las 15:07

    Corrijo el óvalo está en el circuito de Sitges no en el de Pedralves que era urbano… metedura de pata con colores incluidos… Sorry.

  • arribi

    3 de mayo de 2011 a las 19:37

    yo también soy de Andoain. ya sabía que había habido carreras de coches por esta zona, pero no sabía que eran tan prestigiosas.

    por cierto, en el bar txitibar de Andoain también hay fotos de estas carreras, una de ellas es la que mostráis en blanco y negro comparándola con la de color (o una muy parecida).

  • Xantidonosti

    16 de mayo de 2011 a las 00:41

    Soy de Lasarte y quiero deciros que por increible que parezca, el antiguo circuito sigue casi inalterable a pesar de todas las carreteras que se han construido desde entonces. Incluso buena parte del arbolado plantado entonces a los lados del circuito sigue hoy luciendo un hermoso porte de casi 90 años (especialmente entre Andoain, Lasarte y Hernani). Así hoy en día se pueden recorrer los 18 kilómetros del circuito por el trazado original, aunque la velocidad está limitada a 80 km/h.

  • Javier

    13 de junio de 2011 a las 11:47

    El sábado pasado comí con mi abuela, que solo tiene 95 años.
    Al terminar fui un momento a la televisión para ver la salida de las 24 horas de LeMans y al hilo del tema le comenté que hubo una competición similar en un circuito casi homónimo cerca de San Sebastián.
    Y mi abuela me contó una historia que desconicía: Su padre, mi bisabuelo, acudió con el hermano mayor de mi abuela en su Harley con sidecar a una de las primeras ediciones de esta carrera. Se colocaron en un banco cercano a la pista, mientras el hermano de mi abuela, que debía contar unos diez años de edad, apuntaba en una hoja el paso de los participantes. En un momento dado, y debido a la gran cantidad de público, el banco cedió provocándole rotura de tibia y peroné al chaval. Vamos, que el día se torció del todo.
    Lo curioso es que mi abuela recuerda haber leido en aquella hoja marcas nombres como Maserati… Las conversaciones que tengo con mi abuela no son normales.

  • Staff

    delarosa

    13 de junio de 2011 a las 12:54

    @Javier
    Efectivamente, es una conversación atípica. No obstante es una curiosa anécdota, gracias por compartirla.

  • xabi

    26 de julio de 2011 a las 19:53

    no estaria mal,organizar una carrera de clasicos en el mismo trazado.todavia es posible.muy bueno el articulo.

  • dabafe

    17 de octubre de 2011 a las 23:51

    la verdad es que el articulo muy bueno, me gustaria poderme documetar mas y no se donde hacerlo,otra idea como muy bien a dicho hacer una clasica con con los coches de esa epoca en adelante, seria una buena idea para no perder la historia que habia en esta zona, muchas gracias por este gran articulo

  • Tired Out: Spain’s Abandoned Sitges-Terramar Racetrack | WebUrbanist

    12 de febrero de 2012 a las 20:01

    […] to the world Grand Prix calendar for the first time since 1913. Races were held on July 25th at the Circuito Lasarte near San Sebastián and on October 28th at Sitges-Terramar. The latter event was promoted via […]

  • Tired Out: Spain’s Abandoned Sitges-Terramar Racetrack | iPhone – Mania

    12 de febrero de 2012 a las 20:51

    […] to the world Grand Prix calendar for the first time since 1913. Races were held on July 25th at the Circuito Lasarte near San Sebastián and on October 28th at Sitges-Terramar. The latter event was promoted via […]

  • Anónimo

    11 de abril de 2013 a las 00:33

    […] […]

  • La Fórmula 1 en Pedralbes – 8000vueltas.com

    14 de noviembre de 2014 a las 01:55

    […] hace tiempo nos maravilló con un artículo sobre otro circuito urbano español: Circuito de Lasarte, el pionero español. Podéis leer más artículos suyos en su fantástico blog Zona […]

  • Circuiti mondiali – Lasterketa Burua

    2 de febrero de 2017 a las 16:29

    […] tracciato seguiva quasi interamente il circuito automobilistico del luogo (mappa). Le salite erano poco più che strappi, con l’ultima a circa 5 km dal traguardo. La […]

Deja un comentario