Más Gallardos, ¡por favor!

Para algunos puristas, un Lamborghini no es un Lamborghini si no dispone de puertas que se abran hacia arriba (apertura en élitro) junto a un motor V12 que eclipse en potencia y sonido a cualquier Ferrari. El Gallardo no disfruta de ninguno de estos atributos, pero aun así sigue siendo un Lambo.

Un miembro de 8000vueltas, cuyo nombre no desvelaré, jamás se compraría un Gallardo por miedo a quedar en ridículo en el caso remoto de encontrarse en paralelo con un Murciélago en la primera línea de un semáforo. Razón tremendamente respetable, todo sea dicho. Pero, obviando esta hipotética situación, ¿qué tiene el Gallardo para que guste tanto? Muchísimas cosas. Para empezar: haber aguantado estoicamente el lanzamiento de dos nuevas generaciones de Ferraris V8 y no ser superado en potencia por estos; y no lo olvidéis, lleva en el mercado desde el 2003.

En 2003, Ferrari lanzó el 360 Challenge Stradale, pero sus generosos 425 cV y esqueléticos 1280 kg no fueron capaces de mejorar la relación peso/potencia del Gallardo. En 2004 lanzaron el F430 y en 2009, el 458 Italia: dos nuevas generaciones que supusieron grandes saltos en potencia y prestaciones respecto al modelo precedente, pero esta dura competencia no ha sido capaz de jubilarle. El Gallardo es un coche que está envejeciendo muy bien, y esto se valora mucho entre los compradores.

Vamos a intentar alejarnos del típico “show” que ofrece cualquier Lamborghini e intentemos pensar en lo que verdaderamente nos importa. ¿Es el Gallardo más gratificante que un Ferrari V8? Simplificando muchísimo la decisión y dejando un poco de lado las particularidades de cada uno de los chasis. Si a ti lo que te gusta es cambiar de marchas con embrague, el Gallardo te lo puedes comprar manual; y ahí Ferrari ha terminado por tirar la toalla con el 458 Italia. Si tienes claro que tu coche tiene que ser propulsión, tienes un pequeño problema debido a que el único Gallardo que te puedes comprar es el Valentino Balboni.

Nunca he prestado demasiada atención al Valentino Balboni porque siempre he pensado que es de esos coches que nunca voy a ver por la calle. A pesar de su innegable atracción, de diferenciarse de sus hermanos de gama por la tracción trasera y de ser una edición limitada a 250 unidades, corría el peligro de acabar en el olvido; podemos considerarlo el típico coche que acabaría embalsamado bajo las fundas de los coleccionistas de Lamborghinis y lejos de estar coloreando el asfalto de Nurburgring luchando entre 911 GT3s y 911 GT2s o M3 CSLs.

Sin embargo, hace unos días me llegó un email de Lamborghini en relación a la llegada del Aventador al nuevo concesionario de París. En él informaban de que, en la exposición, se emplazaría junto un Gallardo Spyder LP550-2. ¿Cómo? ¿Un Gallardo qué?

Todavía sigo dándome coscorrones contra todas las paredes que encuentro. Se vende un Gallardo 2WD que no es el Valentino Balboni y me entero ahora. ¿Cómo pude haberlo dejado pasar? Además, tanto está disponible tanto en versión coupé como descapotable.

Parecerá un error de bulto, por eso vamos a hacer un pequeño repaso a todos los Gallardo que se han comercializado hasta la fecha. Seguro que a ti también se te ha pasado alguno, es complicado acordarse de memoria de todas las versiones.

Versiones:

  • Gallardo (2003): primera serie con motor de 5.0 litros y 500 cV.
  • Gallardo SE (Special Edition, 2005): motor de 5.2 litros y 520 cV. Limitado a 250 unidades.
  • Gallardo Spyder: motor de 5.2 litros y 520 cV. Relaciones de cambio más cortas que el coupé y capot de fibra de carbono.
  • Gallardo Superleggera (2007): motor de 5.2 litros y 530 cV, peso reducido en 140 kg.
  • LP560-4 (2008): motor de 5.2 litros y 560 cV, inyección directa, compresión 12.5:1, colector de admisión de longitud variable, cilindros sin camisas y bloque y pistones de aluminio. peso reducido en 20 kg respecto al Gallardo de 2003.
  • LP560-4 Spyder (2008): estreno de la evolución de la caja de cambios E-gear: 40% más rápida y ¡thrust mode! incluído.
  • LP550-2 Valentino Balboni (2009): el Gallardo más loco, ¡por fin 2WD!

  • LP570-4 Spyder Performante (2010): nueva ECU = 570 cV. Obsesión por el peso: Superleggera descapotable, frenos carbocerámicos y llantas ultraligeras (-13 kg).
  • LP570-4 Supperlegggera: el más ligero de todos. Ventanillas laterales, parte trasera de la carrocería y cubre motor de plástico. Dos tamaños de alerón disponibles.
  • LP570-4 Blancpain Edition: tapa del motor con branquias. Alerón y llantas estilo copa monomarca. Difusor, retrovisores e interior de carbono. Frenos carbocerámicos.
  • LP550-2: respuesta a la elevada demanda de Balbonis.
  • LP550-2 Spyder: ¡Balbonis descapotables!
  • LP570-4 Super Trofeo Stradale: el más hardcore. 150 unidades, alerón graduable desde el interior y opción de jaula antivuelco + arneses + extintor.
  • LP550-2 y LP560-4 Bicolore: nuevas combinaciones estéticas.
  • LP550-2 Tricolore: tributo al “150th Anniversario Unità d’Italia”. Combinación estética específica.

La guerra Gallardo vd. Ferrari V8 (omitimos al California)

Timeline

Guerra de potencia

Guerra potencia/peso

¿Hay un ganador claro? Desde luego el Ferrari no es… se puede ver que, cuando salió a la venta el Ferrari 458, Lamborghini tuvo que afinar las prestaciones del Gallardo; ¡vaya si lo consiguió! Parece que el Gallardo es el gran olvidado por la prensa en los últimos tiempos. No así por 8000vueltas, está entre nuestros favoritos (a pesar de que no hayamos podido probarlo aún).

Extra lap:

Como en 8000vueltas no nos gusta derrochar el dinero, si quieres comprarte un Gallardo, te recomendamos el más barato de la gama, el LP550-2.

Precios

  • V10 LP550-2 Coupé – 172.575 euros.
  • V10 LP550-2 Spyder – 198.461 euros.
  • V10 LP560-4 Coupe – 197.461 euros.
  • V10 LP560-4 Spyder – 217.843 euros.
  • V10 LP570-4 Superleggera Coupé – 232.844 euros.
  • V10 LP570-4 Super Trofeo Stradale Coupé – 251.030 euros.
  • V10 LP570-4 Performante Spyder – 242.800 euros.

Extra lap 2

Otro digno rival.

Prueba Porsche 997 GT2, especial prestaciones

 

Artículos relacionados

21 comentarios en “Más Gallardos, ¡por favor!”

  • Jordi

    9 de marzo de 2012 a las 16:43

    Es un gran coche. Estética atemporal, yo todavia veo el modelo de 2004 con grandes ojos, aunque no es fácil viendo las ilimitadas versiones posteriores.

    A mí no me gusta la idea de que sea tracción 4, eso está solventado con el 550-2, aunque eso me lleva a otra cuestión: El gallardo está diseñado como 4WD, quitándole la tracción delantera no se debe de notar extraño? se pierden gran parte de prestaciones y efectividad y tal pero el comportamiento del coche no se resiente por una parte?

    Dejando los números a un lado, siempre desde salió se le comparó con el 430 y siempre se ha dicho que el ferrari es mejor en casi todo (por lo que he leido en revistas vaya). En qualquier caso lleva unos 8 años y sigue aguantando el tipo como un campeón, aparte de la estética elegante pero agresiva que ofrece, en contraste con la estética “hortera” -no me lincheis- de los ferrari.

  • PeNeNauTa

    9 de marzo de 2012 a las 17:26

    Me encanta este coche.
    Muy ágil, rápido y pequeño. Para otro el murciélago.

  • drunken_clam

    9 de marzo de 2012 a las 19:13

    La pena del baby-lambo es que nunca se le ha dado mucho bombo (error de márketing de la marca).

    Yo siempre lo he visto en un segmento inferior al último coupé de Ferrari, como los 911, Aston Martin V8, R8, etc., pero casi más por dimensiones que otra cosa, así que me ha sorprendido bastante encontrarme con que por motor, potencia y relación peso-potencia era en realidad superior.

    Siempre he tenido esa sensación, de que era un deportivo pequeño, siempre a la sombra de su hermano mayor. Una sensación que pasa también con otros modelos, como el Boxster.

    PD: Hacía tiempo que no pasaba por los comentarios, ¡pero es que un artículo de opinión de 8000vueltas no es un artículo sin gráficas!

  • drunken_clam

    9 de marzo de 2012 a las 20:26

    Podríamos discutir eso. Sabiendo que es un buen deportivo (o suponiendo), ¿por qué ha sido siempre uno de los grandes tapados del segmento?

    Ya por no compararlo más contra el Ferrari de turno, podemos ponerlo al lado del McLaren MC-12, el cual creo que también lo hace pequeño (por tamaño).

    Viendo la competencia la sensación que tengo es que los supercars comienzan con:
    – 911 Carrera S
    – Corvette GS
    – R8 V8
    – Vantage.

    Luego continúan con sus versiones vitaminadas (habitualmente):
    – 911 Turbo / GT3 RS 4.0
    – Corvette Z06.
    – R8 V10.
    – GT-R.

    Para acabar con los top del segmento:
    – 911 Turbo S / GT2 / GT2 RS.
    – Corvette ZR1.
    – Gallardo 570-4 / versiones especiales.
    – SLS AMG.
    – DBS.
    – 458 Italia.
    – MC-12.

    Y luego pasamos ya a los hipercars y a los supercars de edición limitada:
    – LP700-4.
    – 599 GTB.
    – Huayra.
    – LFA.
    – SL AMG.
    – Koenisseggsgssgrrssggsggsgs.
    – Todos los rarísimos y superexclusivos que se te ocurra.

    Viendo los top del segmento de los supercars a mí se me ocurren varias conclusiones:
    – Hay una diferencia notable entre prácticamente todos ellos, son difícilmente comparables uno a otro puesto que las características son bastante diferentes y cada uno tiene una personalidad muy marcada. Son más bien una recopilación de potencias y precios similares más que unos competidores pensados para luchar de tú a tú contra cada uno del resto.
    – Se puede incluir al 911 Turbo y no sólo al Turbo S en los top del segmento, pero Porsche llega arriba a base de muy buen saber hacer, a la tradición del Turbo y a versiones especiales que llegan a ser casi estirar demasiado la gama. El Turbo al lado de su competencia da a entender desde el primer vistazo aquello del “sapito aplastado” por sus dimensiones, los GT3/GT3 RS/GT3 RS 4.0 son supercars excelentes… para circuito, no para “posar” (¡mejor! Pero se ensombrecen ante la competencia), el GT2 no acaba de ganar tanto grip como para estar en el candelero ni salir debajo de la sombra de versión especial del Turbo y el GT2 RS es tan bruto, explosivo y limitado como un carro a cohetes, con lo bueno y lo malo que eso conlleva. Con el GT2 RS se vió la incapacidad de Porsche de competir en el segmento, viendo los pasos de Ferrari y McLaren. Puedes hacer una versión “mejor” que ellos (GT2 RS), pero siempre será una versión, lo que pesa a efectos de repercusión, márketing y ventas. Por ello los rumores de Porsche de un supercar de motor central por encima del 911 y por debajo del hipercar 918, un supercar que no tenga que dar cabida en la gama a un deportivo coupé rutero de ~350 cv, cuya versión Turbo no tenga que ser principalmente un buen rodador, con el motor situado en mejor posición y que admita algo más grande que un >>4.0 6 cil<<. Simplemente, el segmento sigue creciendo más de a lo que un 911 puede llegar con estas limitaciones que le encontramos. Aún así, el Turbo es y será la elección del segmento muchos, muchos.
    – Mercedes siempre a su manera. Beberly Hills, CA, cromado Dubai, narcotraficante turco o mafia rusa. Excesivo y ostentoso, tu producto no puede ser sólo más potencia incontrolable, refinamiento inaceptable, cromados y más cromados horteras y product placement de exclusividad a base de precio y precio. Ni el SLS AMG merece estar en ese grupo, ni el SL AMG.
    – Al Corvette le ocurre como al Turbo: un motor muy grande en una gama que tiene que dar cabida también a versiones muy inferiores, además de ser importado.
    – El DBS caso similar. Con razón se encuentra sólo mínimamente fuera de UK y sólo entre quienes quieren algo poco visto para intentar diferenciarse (¿?) a toda costa.

    Veo ahí al Gallardo con los mismos problemas que el 911 Turbo. No tiene versiones inferiores, pero se le vé notablemente más pequeño que el MC-12 o el 458 Italia, además de que tiene demasiadas versiones que confunden a quien no sea fan acérrimo (hasta a 8000vueltas y a todos nosotros ;-)), y todo eso pesa como hemos dicho en popularidad, reconocimiento y márketing.

    Creo que el próximo Gallardo debería compartir plataforma con el nuevo supercar de Porsche (cuya plataforma se dice que Porsche diseñará para el grupo), crecer en tamaño y disminuir su número de versiones: se pueden tener versiones limitadas en equipamiento, colores y como conmemoración, pero tanta evolución poquito a poco en potencia, motores, cajas de cambio, etc. es más propia de quien se tiene que actualizar constantemente porque su producto no se mantiene contra la competencia, está bastante anticuado (como sucede) o sólo puedes diferenciarte a base de ediciones limitadas superexclusivísimas, sin llegar nunca a la ridiculez del Pagani Zonda.

    Éste Gallardo ha sido un experimento de Lambo ya que el Murciélago habia despegado ya notablemente frente a Ferrari, VAG necesitaba rentabilizar la marca y aumentar su calidad, a la vez que durar tanto como para usar la plataforma también para el Audi R8 y dar tiempo a la integración con Porsche y que ésta desarrolle la nueva plataforma. Creo que el experimento ha sido bastante satisfactorio y que no lo renovaran antes del 458 Italia y el MC-12 ha sido sólo un descuadre de fechas por estas razones del grupo. Seguro que la nueva versión nos sorprenderá a todos y será de nuevo un buen contendiente, sólo que con sensación de ser más grande y con más personalidad (espero).

  • SergioJM

    9 de marzo de 2012 a las 20:41

    Para mi como diseño me parece mas logrado que el Murcielago. Atmosferico, muchas RPM , Manual , Traccion , Trasera , Italo-Alemán. Que mas se puede pedir???
    Está en mis TOP 5 antes que el 458.
    La edicion Balboni es la mejor! Pero como ya no me la puedo comprar me quedo con LP550-2 Coupe.

    El que tiene Ferrari es porque no le alcanzo el dinero para el Lamborghini jeje

  • Gis

    9 de marzo de 2012 a las 21:03

    Jamás pensé que había tantas versiones del gallardo.

    Una vez más, gran artículo.

    Que peso tiene el 2wd? Y cuanto menos respecto a este el superleggera?

  • drunken_clam

    9 de marzo de 2012 a las 21:12

    En otro orden de cosas, pero relacionado, el nuevo supercar de VAG (Porsche, Lamborghini, Audi) dejará lugar debajo de él para un posible “R4″/”R6″ de Audi que continúe la escala hasta el R8 desde el TT, permitiendo que éste no crezca y siga siendo tan ágil y teniendo otro coupé para enfrentarse a los más dinámicos del segmento y crecer para ser tan buen rutero a la vez como los nuevos SLK y Z4, que han crecido notablemente hasta ocupar la posición de deportivo medio.

    Éste coupé medio de VAG podría dar cabida a un nuevo Cayman que creciera y se diferenciara notablemente del Boxster si se quisiera, llegando a los 350 cv que supusiera la alternativa deportiva Porsche en esas potencias frente a un 911 más rutero y GT, escalón inferior al deportivo Carrera S y sus 400 cv.

    El papelón quedaría para Audi, por cómo resuelve su gama de deportivos desde los ~400 cv hasta los ~600 cv que deberán tener los próximos “Gallardo II” y Porsche “medium-engined supercar”, gama que Lamborghini no tendrá y Porsche resolverá con el 911 991 desde el Carrera S al Turbo / GT2.

    Para ello, Audi (o VAG) puede optar por:
    – Un R8 II que evolucione un poco respecto al actual y siga ligeramente por debajo del Gallardo con los V8 y V10 actuales y unas potencias de 450 cv para el V8 y 570 cv para el V10, teniendo un “R4″/”R6″ con motor central desde los ~350 cv hasta los ~400 cv pudiendo montar un L4 o V6, y dejando al TT como coupé-compacto, incluso con un posible TT-RS de 350 cv solapándose con un R4 de similar potencia más comodón y rutero.
    El problema es que el “R4″/”R6″ quedaría muy limitado por los 350 cv del TT inferior y 450 cv del R8 II superior, y que el nuevo Porsche y Gallardo de ~600 cv estén basados en la misma plataforma que un Audi de 450 cv podría dañar su imagen. Lo bueno es que podría también usar sólo un motor, el V8 y su ligereza y downsizing, en versiones atmosférica (V8 450 cv del RS5) y bi-turbo (V8 TFSI 525/580 cv del S8), lo que también dejaría más espacio por arriba al Gallardo y Porsche.

    – Un R8 II que olvide de su gama un motor inferior y quede al nivel del Gallardo II y Porsche con sus ~600 cv, compitiendo de tú a tú no sólo con los más bajos del segmento como ahora sino contra el MC-12 y 458 Italia. Para ello el nuevo “R4″/”R6″, dejando espacio por debajo para una gama del TT III completa y consistente con sus 350 cv máximos, ocuparía un lugar similar no al Porsche Cayman sino al 911 desde el Carrera S al Turbo (desde los ~400 cv a los ~550). El problema será el compartir una plataforma donde Audi querrá tener por fin un V8 TFSI biturbo de esa potencia, Lamborghini un V10 italiano metálico y Porsche un V8 de su legado de competición.

  • borjal84

    9 de marzo de 2012 a las 21:40

    La gracia de los Lamborghini respeto a los Ferraris es justo la tracción 4, que hace que sea fácil de conducir en todas las circunstancias y para todos los conductores. Es mucho más fácil ir rápido en un Gallardo que en un F458 y se disfruta igual.

  • ezk8

    9 de marzo de 2012 a las 23:12

    Es uno de los coches que más me gusta… personalmente me quedo con la primera versión, los “alerones, deflectores, spoilers” o como se llamen las piezas que sobresalen bajo las tomas de aire delanteras de la “segunda” serie.

    por cierto, se os olvida una versión, el Nera. ¿O no se considera una versión…? ¿Por cierto el Nera era sólo una edición especial sólo en pintura o modificaba algo en mecánica?

    gracias y seguid así!!!

  • marco sanchez esparza

    9 de marzo de 2012 a las 23:17

    jamas olvidare el rugido del gallardo amarillo que vi cuando llegue al puerto de veracruz… un hecho por demas insolito, y que despues de 7 años no he vuelto a ver…algun dia escuchare el sonido de un v12 italiano??? quien sabe…dichosos uds. amigos europeos que les parece aburrido ver un porsche 911, cuando aqui lo mas que se ven son los boxter o cayman o los tt, saludos desde Mexico lindo y querido.. donde para tener una de estas bellezas debes ser heredero de fortunas pasadas, o corrupto, o narcotraficante…llegar a tener un gti es producto de muchisimo esfuerzo.. pero a final de cuentas…que chula es la pasion automotriz que nos hace soñar y luchar por alcanzar nuestros sueños no???

  • Sr.Espada

    10 de marzo de 2012 a las 02:48

    A mi es un coche que siempre me ha gustado cada vez que lo he alquilado (serie pre LP) y no por nada en especial sino por el conjunto.
    No creo que haya que comerse tanto la cabeza, la fórmula es muy fácil y efectiva :

    Se siente Potencia al pisar + Potencia al conducir en límites muy altos con control + Potencia al oído + Potencia a la vista PERO con una practicidad , versatilidad y comodidad que no eran muy habituales cuando salió. El segmento ha cambiado mucho en este sentido en una década (ahora el Italia ofrece el mejor compromiso, a mi gusto).

    Vamos a ser sinceros , no es un coche “de machotes´´ pero eso no significa que sea un coche dulce como leo en algunos comentarios . Si se le provoca responde con reacciones “desde atrás´´ pero no llega al punto de hacerlo de una manera que te haga sentir incómodo o que te incite a desconfiar del coche. Muchos esto lo ven como un defecto , a mi me parece una ventaja en el mundo real con un coche de potencia considerable. Además, cualquiera que no esté acostumbrado a este tipo de coches (y que no frecuente el pilotaje) no podrá apreciar ese tipo de detalles negativos y le parecerá el coche perfecto.

    Un Ferrari 355 Challenge estaría en las antípodas , correcto , pero también lo estaría con respecto a un F 458 Italia en muchos aspectos.

    El Italia es un coche que también conozco bien. No tanto como el Gallardo pero lo suficiente para sacar conclusiones entre uno y otro.
    La primera idea que me viene a la mente del Italia es “precisión´´ , es una precisión conectada al conductor con algunos filtros que no se hacen evidentes en la conducción normal-fuerte y las ayudas conectadas (aun en niveles poco permisivos) . Es un coche que impone mucho respeto por el nivel tan alto que es capaz de asimilar sin perder la compostura , en este sentido y aunque parezca incoherente , no se parece al Gallardo: ambos transmiten confianza pero en el Italia nunca desaparece la sensación de que el coche guarda mucho más de lo que tienes.
    De alguna forma toda la confianza que te aporta la magnífica puesta a punto del coche te hace ser consciente de que (en mi caso) no le llegas ni a la suela del zapato pero , de alguna forma, no llegas a un estado de “confianza ciega´´ en el coche . Sabes que no puedes perderle el respeto porque te puede responder con cierto carácter que es mejor no sacar… No es fácil hacerlo en conducción deportiva eficaz (yo no pude) si no es por un error de conducción, hay que tener muchas manos para jugar de tú a tú con el Italia y eso es lo que me encanta de él. Sirve para el experto y para el aficionado.

    Así es que ,lo siento pero no puedo estar de acuerdo con borjal84 , en un Italia se va rápido de forma muy sencilla y se disfruta mucho más que un Gallardo pre LP (el LP no lo probé ). Para colmo, si quieres, con la suspensión en el modo más confortable tienes coche para todo (es realmente impresionante lo bien conseguida que está). Y , si se quiere, siempre tienes una “cara oscura´´ si tienes lo que hay que tener (manos y un par de …) para desconectar las ayudas y disfrutar del gran trabajo de puesta a punto del coche.

    Comparando el Gallardo con un 997 Turbo MKI , el 911 es mucho más directo en todos los sentidos : tacto de dirección, suspensión… y eso lo hace más delicado si se va lo suficientemente rápido.
    Con esto no quiero decir que el Turbo sea un animal desbocado, es un coche “dócil´´ y noble hasta llegado cierto límite por más que se le provoque pero eso no quita que deje de mantenerte al tanto de muchos matices que en el Gallardo pasan algo más desapercibidos.
    En este sentido es una cuestión de gustos y sensibilidad de cada cual.
    Si se intentar ir rápido de verdad en el 911 , la cosa se pone más interesante porque te pide mucho más juego con él y te pone a prueba con sus “tics´´.

    Dinámicamente si que se acusan diferencias evidentes en circunstancias como las variaciones de trayectoria en curva , las correcciones de velocidad en apoyo , la capacidad de frenada y la capacidad de tracción al salir de una curva. El 911 es más sensible a las dos primeras y superior en las dos segundas de una forma apreciable.
    Eso no significa que podamos encontrarnos fuera de lugar con el Gallardo, puede dar tanto juego como el 997 pero con sus matices propios. En mis manos la diferencia no sería lo suficientemente clara como para sentir que uno sea claramente superior a otro. Son coches fantásticos pero el 997 da la sensación de ser más rápido porque el coche te “dice´´ más cosas y te pide que estés más al tanto.

    Eso sí : el Italia (para mi gusto) es hoy por hoy la referencia .

    Encantado de saludarles.

  • nachetetm

    10 de marzo de 2012 a las 11:03

    A mi siempre me ha gustado más el Gallardo que el Murciélago, de la misma forma que me gustan más las Berlinettas V8 que los GT V12 de Ferrari. Más pequeños, de potencia más “controlable”, más ligeros y ágiles, creo que representan la máxima deportividad de cada marca.

    En cuanto a la comparación con los V8 de Maranello, es posible que los Lambo hayan sido siempre más potentes; pero yo sólo pienso en F. Alonso ganando el título 17avo para Ferrari. Eso desencadenaría la aparición de un Ferrari 458 Scuderia Spider 17M (hasta el nombre sería orgásmico), y todas las alarmas empiezan a sonar: las de mi cabeza, y las de mi banco cada vez que paso por la puerta. Pienso que si me aplican una quita como la de Grecia, quizá pueda disfrutarlo.

    Pd: Sr. Espada, su comentario es magistral. Un saludo, como siempre.

  • Sr.Espada

    10 de marzo de 2012 a las 14:02

    A mi también me gustan más los “pequeños´´ nachetetm , van más con la idea de deportividad que espero encontrar en un coche de ese tipo. Y por cierto, no tengo ni idea de lo que harán con el Italia en un futuro pero hoy por hoy ya sobra coche en todos los sentidos…Lo que salga de ahí va a ser digno de recordar.

    Al respecto , tengo auténtica curiosidad por MP4-12 C después de leer tanto en tantos sitios…

    El Balboni solo lo vi de lejos rodando por Ascari hará cosa de un año en un evento durante la Luxury Weekend. Todo lo que pude ver del piloto español que lo llevaba era una sonrisa de oreja a oreja ;).

    Encantado de saludarle.

  • José Antonio

    10 de marzo de 2012 a las 17:13

    Hace unas semanas tuve la oportunidad de conducir un Audi S6, que equipa el mismo motor V10 5,2 litros, pero uno con inyección directa y otro con indirecta.
    Tal y como empujaba con esos casi 100cv menos el S6, puedo imaginarme los andares del Gallardo, más ligero, más aerodinámico y seguramente con desarrollos más rápidos en el Lambo.
    Una delicia.

  • Egea

    10 de marzo de 2012 a las 21:04

    Gallardo siempre. Antes que muchos Ferraris, por supuesto.

    El colmo ya será con el futuro (e hipotético) Gallardo Spyder Performante Balboni J STS.

    Vamos; descapotable, sin parabrisas y estética máxima, con todas las características del Superleggera (y el STS) y tracción trasera.

  • PIÑA

    12 de marzo de 2012 a las 02:03

    Creo que cuando hablais de Porsche se os ha pasado a todo que existe el Carrera GT, algo, a mi juicio, extraordinario.

    Respecto al Gallardo, es cierto que se le ha dado muy poco bombo, de hecho, he visto más Ferraris por la calle que Lambos en general, muchos más. Quizá porque Ferrari es el primer coche que se compra una persona que quiere un deportivo y no tiene mucha idea.

    Un saludo!

  • Staff

    delarosa

    12 de marzo de 2012 a las 05:52

    @PIÑA
    Hombre, el Carrera GT no ha sido nunca rival del Gallardo. Juega en otra liga de precios y exclusividad.

  • Juan

    13 de marzo de 2012 a las 11:36

    @ Gis

    El LP550-2 pesa 1380kg.

    El Superleggera pesa sólo 40kg menos. Esto refuerza la recomendación de 8000vueltas de ir a por el LP550-2. Es 2WD, y además tiene la virtud de ser casi tan ligero como un Superleggera, que cuesta 60.000€ más.

    Un saludo

  • Gallardos.

    20 de marzo de 2012 a las 21:19

    [...] [...]

  • El garaje de los Hamilton, Duncan Hamilton - 8000vueltas.com

    16 de abril de 2012 a las 19:56

    [...] Lamborghini Gallardo LP560-2 GT2 (2010). Ganador del Campeonato Británico de GT2. [...]

  • Audi Plus. - Pit Stop

    8 de enero de 2013 a las 21:20

    [...] [...]

Deja un comentario