Velocidad, esa eterna perseguida

Hace un tiempo leí sobre un hilo en Reddit bajo un título que me cautivó. No sólo por su contenido automovilístico sino por otra afición mía: las matemáticas. Sí, es muy friki, dejad de hacerme bullying por favor. El título rezaba lo siguiente: “Si el coche más rápido producido cada año fuese puesto sobre una recta infinita, y conducido a su máxima velocidad indefinidamente ¿Qué coche iría en cabeza?”

Precioso.

¿Será este el más rápido?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es que el coche que liderase esta competición sería algo similar a un McLaren F1 o un Veyron con sus 380 o 400 km/h de punta; algo salvaje. Sin embargo, si nos estrujamos ligeramente la materia gris, nos damos cuenta de que cualquier cosa de los años 40 llevaría unos 70 años a velocidades cercanas a 250 km/h.

Os preguntaréis, ¿qué coche iría ganando? Hemos hecho un extensa búsqueda a través de varias fuentes para sacar las velocidades máximas desde la creación del automóvil (1886). Hay muchos años en los que, por diversas razones (guerras, situaciones políticas o económicas) no se superan las velocidades máximas de años precedentes, por lo que no aparece listado ningún vehículo en dichos años. Junto a la fecha hemos incluido el coche y su velocidad máxima y hemos indicado los kilómetros recorridos desde su año de producción.

A continuación los datos:

Como podéis comprobar, el bólido que va en cabeza es, ni más ni menos, el Duesenberg Model SJ con la minucia de casi 170 millones de km recorridos; casi nada. Según Reddit el coche que iría en cabeza es el Aston Martin DB4 GT, pero nosotros hemos encontrado el bólido yankee, que es quien realmente iría en cabeza. El valor de 201 km/h del Jaguar XK 120 no es una errata sino que sería la evolución lógica si eliminásemos el Duesenberg, por eso no hemos querido eliminarlo.

Duesenberg Model SJ

Es conveniente indicar que si además de la recta infinita, el tiempo también es infinito, el coche que estaría más lejos del origen sería el que tuviese una mayor velocidad punta, con independencia de su año de producción. O lo que es lo mismo, el Bugatti Chiron acabaría adelantando a todos los coches. Hablando del Chiron, hemos indicado en la tabla que su velocidad máxima es de “sólo” 420 km/h. Este dato es una verdad a medias ya que la propia marca indica que se podría llegar a los 455 km/h. Con 16 cilindros, 7.993 cm3 de cilindrada y 4 turbos parece hasta fácil.

Hemos analizado los resultados mediante Excel y sacamos conclusiones bastante curiosas. Si queréis saber el proceso os lo comentamos, pero sinceramente, no creo que os interese. Básicamente son tablas dinámicas y regresión lineal o cuadrática. Aquí está las predicciones al más puro estilo Nostradamus.

  • El Chiron no cogería la cabeza de carrera hasta el año 2514 aproximadamente, en donde adelantaría a su hermano el Bugatti Veyron.
  • El último adelantamiento sería justamente este, lo que indica que cada vez cuesta más aumentar la velocidad máxima.
  • El periodo de mayor estancamiento en se sitúa entre 1935 y 1955. Posible consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Recordamos en el artículo sobre el AVUS los esfuerzos previos que hizo el régimen Nazi por superar los récords absolutos de velocidad tanto con Mercedes como con Auto Union. Las inversiones se suprimieron al empezar el conflicto internacional.
  • Los 500 km/h para un coche de calle se alcanzarán en el año 2025.

A mi me parece espectacular, no sé a vosotros (unidad que acaba de batir un nuevo récord: 0-400-0 Km/h en 42 segundos)

Aún con 420 km/h, el neonato de Molsheim se ha convertido en el sueño erótico de las autoescuelas. No por poder dar clases a bordo de él sino por la cantidad de cursos de recuperación de puntos que iban a poder dar. Adjunto un breve recordatorio de cómo está nuestro podio de “Destructores de puntos”. Indicar en este punto que vamos a referirnos a una pérdida de puntos teórica calculada mediante una simple regla de tres, relacionando las velocidades de cada vehículo con los 120 km/h de velocidad máxima en nuestras carreteras para turismos. Obviamente cada vehículo (coche, camión…) y cada vía de circulación tienen su propia legislación, pero simplificamos las cosas con formato coche y autovía.

*Ese dato es un misterio digno de Cuarto Milenio. Hay que llamar a la KGB para obtenerlo

¿8000vueltas? Que sean 14000 y 400 Km/h

Dicho esto, hay que recordar que a más de 191 km/h ya no habría sanción con puntos sino directamente retirada del carnet y juicio. Nosotros a lo largo del artículo vamos a hacer la equivalencia entre velocidad y pérdida de puntos para hacerlo más visual. En caso contrario habría que hacerlo con tiempo de cárcel, pero es algo muy feo.

Por cierto, ya que estamos en el tema carcelario, es importante recordar que un tipo a bordo de un GTR alcanzó los 276 km/h en una vía limitada a 90. ¿Héroe? ¿Asesino? ¿Nada de nada?

Volviendo al territorio de la velocidad (y no del delito), es justo empezar por los ejemplos que la naturaleza nos brinda. El reino animal es algo sorprendente y más aún cuando se siguen descubriendo nuevos hallazgos. El ejemplo más reciente ha sido el jamaicano Usain Bolt. Nacido en “Parroquia de Trelawny”, en pleno Caribe, Usain ha sido capaz de marcar el mejor registro de la historia de los 100 metros lisos. De ahí se puede deducir que también ha sido capaz de alcanzar la mayor velocidad posible para un ser humano por su propio pie.

El relámpago

Esto no llega a ser del todo cierto o, al menos, no es una condición necesaria el batir el registro de los 100 metros. Puede que otro corredor (torpe corredor) hiciese una salida espantosa y ya por mucha velocidad que alcanzase no llegase a batir a Bolt. Es decir, Bolt solo garantiza que es capaz de llevar una mejor velocidad media que el resto de atletas. A pesar de ello vamos a darle el beneficio de la duda y consideraremos que “Lightning Bolt” (rayo o relámpago en español) es efectivamente la persona capaz de alcanzar una mayor velocidad punta.

Si analizamos la carrera que le llevó al Olimpo del atletismo, en la que marcó un crono de 9.58 que le valió el récord del mundo, podemos hacernos una idea de su velocidad punta.

Recorrió 100 m en 9,58 s lo que supone 10,44 m/s (37,6 km/h) de velocidad media (recordemos que esta no es la máxima). Hay que considerar además que existe un tiempo de reacción y que Usain empieza parado, por lo que esta marca se puede mejorar bastante. Lo más cercano a esta situación ideal correspondería a una carrera de relevos: se empieza a bastante velocidad y además los tiempos individuales se cuentan desde que se coge el testigo.

De hecho el record del mundo es algo digno de un héroe griego, o de 4 más bien; Jamaica en Londres 2012, con un tiempo de 36.84 segundos, con 3 de sus integrantes batiendo lo que sería el récord del mundo de 100 metros lisos.

*La diferencia entre el total y el acumulado se debe a los decimales empleados

8.70, eso ya es otra liga. 41,4 km/h de media. Aun así hemos encontrado un mejor tiempo: Asafa Powell en el último relevo del 4 x 100 de Jamaica en Pekín 2008 hizo 8.68 (41,5 km/h). Siento ser pesado pero seguimos en velocidades medias. Para poder entrar en velocidades instantáneas y sin utilizar complejos programas de ordenador, lo más sencillo es dividir el recorrido de los 100 metros en sectores de 10 metros y estudiar ahí sus velocidades medias. Estas ya sí que se aproximarán mucho a la máxima teórica real debido a que podemos desechar tanto la salida (muy lenta) como la llegada (más cansado y tirándose sobre la línea de meta).

8,70 segundos (casi nada)

Basándonos en los datos de http://speedendurance.com/ sacamos la siguiente relación para los datos de Usain Bolt en Pekín 2008 en la que se marcó un tiempo de 9,69 segundos.

*tablas de http://datagenetics.com/blog/july32013/index.html

Si nos quedamos con el dato de velocidad máxima, que es de lo que va el artículo, 44 km/h es nuestro valor. CUARENTA Y CUATRO, parece poco pero piénsalo fríamente: es una salvajada.

Algún que otro coche para no aburrir al personal…

Si seguimos con el reino animal, la máxima velocidad sobre tierra le corresponde al guepardo (Acinonyx jubatus). Con sus 120 km/h es el líder indiscutible del reino terrestre. Es cierto que hay multitud de aves que alcanzan mayor velocidad, pero no es gracias a su esfuerzo sino a la ley de la gravedad. De hecho, el halcón peregrino es el ave más rápida y en general el miembro más rápido del reino animal con sus 389 km/h (según National Geographic TV). En aguas abiertas es el Marlín Negro quien se lleva la palma con sus 129 km/h.

Me gustaría mencionar también al murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis) mamífero más rápido del mundo con 160 km/h (más que el guepardo) y a la familia de los tabánidos con 145 km/h (sí, la conocida como “mosca de los co***es” de la hora de la siesta).

Lógicamente, una persona no perdería ningún punto por correr tan rápido. La pérdida de 1,5 puntos es una entelequia que empleamos para ilustrar de manera visual la velocidad que puede alcanzar un ser humano. Dicho esto, no me extrañaría que un futuro próximo, nuestros gobernantes nos impusieran multas por andar muy rápido. Todo bajo la premisa de nuestra seguridad y el “no podemos conducir por ti”.

¿pero esto no era una página de coches?

Pero, seamos honestos, la naturaleza está bien y todo lo que queráis, pero a nosotros nos gustan las cosas moldeadas por el mayor depredador de la historia: el hombre. Nos hemos tragado capítulos apasionantes de “Mega Construcciones”, batallas épicas de Dragsters y toda la saga de “A todo gas” como para que ahora nos gane una insignificante mosca. Así que vayamos a ver los números que nos deparan estos engendros mecánicos.

Dejando a un lado los coches que ya hemos visto al principio del artículo, nos queda todo lo demás (que es mucho). En este punto vamos, literalmente, a copiar lo que dicen nuestros amigos de la Wikipedia. Bueno, añadiremos cosas porque me he dado cuenta de que faltan datos muy jugosos.

Thrust SSC. Se ve serio. Low & Clean

*Premio DGT a la seguridad vial

*Máxima aceleración soportada por un ser humano: 40 G.

 Marca ACME (Trineo cohete más rápido jamás fabricado: Super Roadrunner)

Sonic Wind #1, el trineo cohete tripulado más rápido de la historia…

…¿similitudes?

*Sin éxito por el momento

Lockheed SR-71 Black Bird. No es la máquina más rápida jamás creada pero casi. De todos modos es que es DEMASIADO bonita

*No es una palabra inventada, EKRANOPLANO

¿Cómo no amar el comunismo? Adjunto nave robada a Han Solo. (Ekranoplano VVA-14)

Tras estos grandes hitos en el campo de la física, hemos de reseñar a los valientes que consiguieron alcanzar el que es, de momento, el récord para una nave tripulada. La tripulación del Apollo X; Thomas Stafford, John W. Young y Eugene Cernan consiguieron la mayor velocidad con respecto a la Tierra que jamás se ha conseguido por el ser humano: 39.896 km/h  esto supone, aproximadamente, unas 32 veces la velocidad del sonido y un 0,0037% de la velocidad de la luz. De ella hablaremos más adelante ya que, como veis, es ligeramente rápida. El record se batió el 26 de Mayo de 1969.

Cápsula de supervivencia del Apolo X entrando en la atmósfera terrestre

Sin embargo, el objeto más rápido construido por el hombre que hemos encontrado es la sonda Helios. La Helios fue construida y operada por la República Federal de Alemania y Estados Unidos a mediados de los años 1970. La misión de la sonda y la de su hermana homónima, fue el estudio de la influencia del Sol en el ambiente interplanetario. Tomando como referencia el Sol, las sondas alcanzaron en su perihelio más de 252.900 km/h. No sé si reír o llorar, ya que es unas 600 veces la velocidad de nuestro héroe el Bugatti Chiron, convertido ahora en una especie de torpe bulldog francés.

Todo esto está bien y lo que queráis. Velocidad llamativa, bonita, velocidad a la que miramos con incredulidad, velocidad atemporal, velocidad efímera, velocidad histórica… podéis ponerle el epíteto que queráis a la velocidad. Sin embargo, como ya espero que sepáis, no hay nada como ella: la luz. La luz es “algo” (no vamos a meternos en disquisiciones físico-cuánticas porque sabemos más bien poco) que destaca por su velocidad, entre otras cosas. Nada en este Universo y bajo estas leyes que nos rigen puede moverse tan rápido.

No es una imagen muy científica pero aquí se habla de coches y esto son las 24 horas de Nürburgring

La velocidad de la luz en el vacío es una constante universal que vale 299.792.458 m/s ó 1.079.252.848,8 km/h. Es cierto que puede ir más lenta, pero nunca más rápido, ni ella ni nada en este Universo. Así que, como podéis ver, aún nos queda mucho para parecernos a la perdedora suprema de puntos.

 La sonda Helios I y lo más parecido a un fotón

Si nos consiguiese hacer una foto el Pegasus de la Guardia Civil (metafísicamente hablando) perderíamos casi 36.000.000 de puntos. Nada que unos cuantos Euros y un par de amiguetes en la Administración no solucionen…Será la naturaleza humana y su afán de superación, será la capacidad para no rendirse nunca ante los retos, para explorar los límites de la física anteponiendo todo lo demás, lo que nos recuerda tanto la celebre frase:

Si todo parece bajo control, es que no estás yendo lo suficientemente rápido

Mario Andretti

Una foto de un coche para recordar que estáis en 8000vueltas y no en Muy Interesante o QUO (y porque cualquier excusa es buena para admirar un buen Lambo de la vieja escuela)

 

Extra Lap

¿Dónde están las Voyagers?

Existe un curioso enlace que muestra en tiempo real a cuanta distancia de la Tierra se encuentran las sondas Voyager.

La Voyager 1 se encuentra a unos 21.000 millones de km de distancia mientras que la Voyager 2 “sólo” ha recorrido unos 17.000 millones de km. Mientras redacto estos datos, los kilómetros no paran de ascender. Es lógico, la sondas se desplazan a unos 62.136 km/h o unos 17,2 kilómetros por segundo.

Al lado de estos datos cualquier coche palidece. Ni siquiera el Thrust SSC (vehículo terrestre más rápido jamás construido) puede compararse. Este llegó a los 1.228 km/h, solamente un 2% de la velocidad de la Voyager I. Además recordar que la Voyager lleva esa velocidad de modo constante, no es un dato puntual como el bólido pilotado por Andy Green. Cosas que tiene la ausencia de rozamiento…

A continuación el enlace:

http://voyager.jpl.nasa.gov/where/

 

Bibliografía

  1. https://np.reddit.com/r/cars/comments/2l30a5/if_the_fastest_vehicle_produced_each_year_was_put/
  2. http://www.alltime-athletics.com/m4x100ok.htm
  3. http://speedendurance.com/
  4. http://datagenetics.com/blog/july32013/index.html
  5. https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_vehicle_speed_records

 

Artículos relacionados

11 comentarios en “Velocidad, esa eterna perseguida”

  • Daniel

    14 de Septiembre de 2017 a las 01:34

    Me gustaría añadieras al Pegaso z que en 1953 mantuvo durante un kilómetro la velocidad de 245km/h lo que le convierte en el bronce de tu clasificación con 137.450.880.
    Los cálculos son con el móvil y fruto del insomnio, puede que estén mal, te incluido 16 años bisiestos a bote pronto etc…
    Un saludo.

    Pd: no es por corregir sino por incluir un referente nacional.

  • dani

    14 de Septiembre de 2017 a las 15:02

    Estupendisimo articulo. Me ha encantado. Yo tenia en mente un sledgehammer corvette que creo que por los 90 ya pasaba de 400 km/h. Seria interesante saber que en posición quedaría. Me encantaba aquella maquina… Gracias!!!

  • Domenec

    14 de Septiembre de 2017 a las 16:55

    Joder! A mi llámame friki también, porque me ha parecido super interesante!

  • MIGUEL

    14 de Septiembre de 2017 a las 19:43

    Este articulo es una ida de olla genial,enhorabuena.
    p.d.lo del camion sera sin limitador y casi me parece poco.

  • ramon

    16 de Septiembre de 2017 a las 06:41

    Todo en esta vida es limitado pues limitado es el ser humano.
    Con todo, un automóvil, pues hablamos de automóviles, es mucho más que algo que corre, de modo que, siguiendo con el automóvil, encuentro mucho más interesante la carrera de la seguridad, la de la habitabilidad, la del rendimiento energético, la de la eficiencia, la de la estética o la de la inserción de nuestro amigo en las condiciones de circulación de cada momento y la de su consideración favorable -no cabe otra- por parte de la humanidad a la que sirve.
    En cuanto al escrito, mi admiración y aplauso por càlculos tan brillantes y esclarecedores.
    Siempre queda lo que nos une: nuestro gran afecto por el automóvil.

  • Paco

    16 de Septiembre de 2017 a las 08:27

    ” Nada en este Universo y bajo estas leyes que nos rigen puede moverse tan rápido.”

    Falso. Todas las perturbaciones de campos cuánticos (el campo electromagnético incluido con su fotón) que no tienen masa viajan obligatoriamente a la velocidad de la luz (que sólo se llama así porque fue la primera “cosa” que se encontró que tenía una velocidad máxima, debería llamarse velocidad máxima del universo o algo similar).

    Las ondas gravitacionales, por ejemplo, viajan a la velocidad de la luz.

  • PATABRAVA

    17 de Septiembre de 2017 a las 18:54

    La filosofía de esta página casa por supuesto con la del nombre de la misma, y aunque haya motores que rebasan esa barrera de revoluciones por minuto, ya da idea suficiente de su esencia. Además de que está claro que el límite tecnológico siempre está para batirse.

    Lo digo por hacer un paralelismo al sentido mismo de la velocidad, indispensable para desplazarse pero que para los lectores de este blog es una magnitud que va más allá de la física.

    Aunque podamos elegir ir de Madrid a Barcelona a 300 km/h tomando un cubalibre en el AVE, si somos asiduos aquí es porque esperamos que nos narren esa misma distancia a menos* velocidad y más disfrute.

    *Porque la premisa es siempre el cumplimiento de la legislación vigente, señor agente ;)

    Magnífico y original artículo, aunque la velocidad de los jamaicanos incluido Bolt habrá que ponerla en cuarentena si se desea conceptuarla como “humana”.

  • Autor Staff

    Carlos Soteras

    17 de Septiembre de 2017 a las 22:58

    @Daniel: gran apunte. Sé que Pegaso y Jaguar mantuvieron una rivalidad encarnizada por batir el récord de velocidad pero no la cifra que habían alcanzado.

    @dani: Sí, al parecer alcanzó los 400 km/h pero no lo puedo considerar un coche de calle al uso, como el resto de la lista. Gracias en cualquier caso por tu comentario.

    @Paco: me expresé mal; quería decir que NADA puede ir MÁS rápido que la luz. Hay “fenómenos” que, efectivamente, se mueven a la velocidad de la luz.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

  • Gis

    17 de Septiembre de 2017 a las 23:18

    Joder, me he quedado de piedra con el artículo. Buenísimo!

    Original, instructivo y divertido.

    Un 10!

  • arribi

    19 de Septiembre de 2017 a las 18:09

    Muy interesante el artículo. Como todos aquí, soy fan de la velocidad (al menos sobre 4 ruedas), aunque a partir de cierto punto empieza a “darme igual” y solo me interesa por temas de ingeniería, como me pasa con el Veyron o su descendiente directo, el Chiron: coches que no me dicen nada en lo estético ni me emocionan, salvo por todo lo que hay detrás para conseguir las cifras que consiguen (y no hablo de precios). Eso sí, supongo que el sentir un 0-420km/h en un coche debe ser una experiencia difícil de olvidar.

  • Deivid Torrepower

    21 de Septiembre de 2017 a las 10:14

    Como seguidor acérrimo de la web no puedo dejar de dar mi mas sincera enhorabuena a @Carlos Soteras por esta genial entrega. Quizás sea el artículo que mas me ha impresionado de todos los del mundo del motor… y es el que menos habla de coches.

    Claro que, me sacan al Thrust y Black Bird y me toca mucho la fibra sensible. Con esto me declaro fan de la velocidad pura, llegando a sentir mas curiosidad por los coches Time Attack que por los propios que compiten bajo un reglamento.

    Enhorabuena!! no cambiéis!

Deja un comentario