SEAT 1430 FU, una historia de deportivos (parte 1)

Para la gente más joven, los coches salidos de la fábrica de Martorell con el apellido CUPRA (y FR) son el máximo exponente en cuanto a deportividad, dinámica y prestaciones de SEAT. Pero, para la gente con algo más de experiencia (a veces unida a una mayor edad), los vehículos CUPRA y su filosofía no son ninguna novedad, sino más bien una reencarnación de la esencia deportiva propia de la marca antaño.

¿De qué estamos hablando? Pues bien, retrocedamos unas cuantas décadas…

Seat 1430 - Salvador Serviá, Montecarlo (1977)

En una época (’60 y principios de los ’70) en la que la economía española comienza definitivamente a despegar debido principalmente a una política económica aperturista y menos intervencionista por parte del régimen, la incipiente clase media española ya sabe lo que es comprarse su propio coche (su SEAT 600), pero aún no tiene capacidad suficiente para optar masivamente a marcas extranjeras, aún fuera de su alcance. Gracias a ello, la industria automovílistica autóctona vivía su particular época dorada. SIMCA, Barreiros y, sobre todo, SEAT (que durante estos años, hasta 1.980, iba de la mano de FIAT) campaban a sus anchas en el mercado nacional. Y, aunque pueda sorprender, era tal la actividad de SEAT por entonces que no sólo fabricaba vehículos polivalentes a un precio competitivo sino que sacaba al mercado versiones verdaderamente deportivas que, si bien hace 30 ó 40 años, podían llevar el apellido CUPRA holgadamente.

Fue en aquellos maravillosos años, exactamente en 1.969, cuando el SEAT 1430 salió al mercado con el éxito prácticamente asegurado y con un precio de 155.000 pesetas antes de impuestos. SEAT planteó este modelo desde un principio como una berlina de carácter deportivo y cierto aire exclusivo, por encima de otro modelo de la marca que ya gozaba de mucha popularidad por entonces: el SEAT 124. En poco tiempo el nuevo modelo se convirtió en todo un icono nacional, llegando a ser “coche del año” en 1.970.

SEAT 1430 FD-01

Seat 1430 FD-01 (1970)

El 1430 nació como una especie de coche hibrido, y me explico (que nadie se alarme): estaba basado en la plataforma del SEAT 124, y el interior se tomó de los FIAT 125 italianos. SEAT no sólo se dedicó a encajar las piezas de este puzle sino que diseñó una nueva parte delantera y trasera para el 1430, convirtiéndose su doble faro en señal de identidad. El motor que animaba a esta nueva criatura era también de origen FIAT. Se trataba de un motor gasolina con 1.438cc alimentado, por supuesto, por carburador (un Bressel-Weber 32 DHS de doble cuerpo) que rendía una potencia de 70cv y permitía alcanzar los 157Km/h de punta con la cuarta (y última) marcha engranada. También incorporó desde un principio servofreno, doble circuito y frenos de disco en las cuatro ruedas, todo un adelanto para una época en la que aún se comercializaban coches con los cuatro frenos de tambor. En una línea de diseño costumbrista y contraria a la proliferación de la tracción delantera en este tipo de vehículos por la época, nació con el motor en posición delantera longitudinal conectado a un arcaico eje rígido trasero, mermando sus capacidades deportivas; curiosamente, esta configuración de mucho peso delante propiciaba en su comportamiento reminiscencias de un tracción delantera. A pesar de ser la primera generación del 1430 (la menos evolucionada, pero también la más ligera: 925Kg en vacío), fue de las más utilizadas preparadas y utilizadas en la competición através de equipos privados.

Esta primera serie (código FD-01) se mantuvo a la venta hasta el año 1.971, cuando se presentó la segunda generación (FD-03). Aunque no presentaba ninguna novedad mecánica, sí presentaba novedades estéticas como por ejemplo los nuevos pilotos traseros o las nuevas defensas rematadas en goma y sin topes, algo muy de moda por la época. A su vez, aparece una nueva parrilla en negro mate (con un cromado periérico y otro que la cruza), constituyendo el mejor detalle para distinguir esta segunda serie.

Seat 1430 FD-03

Como curiosidad, en estos momentos (1970) SEAT irrumpió en el mundo de la competición creando la Fórmula Nacional (conocida posteriormente como Fórmula 1430) disputándose la primera temporada del campeonato en el año 1.971. Se trataba de monoplazas que contaban con el motor del SEAT 1430 y la caja de cambios del SEAT 600 con el fin de emplear una configuración de motor central trasero y tracción posterior. El resto del coche corría a cargo de diferentes constructores (como Selex) bajo unas estrictas limitaciones. La primera carrera se disputó con 27 inscritos en el circuito del Jarama generando buena acogida y repercusión mediática. Por esta fórmula pasaron personajes ilustres como Emilio de Villota o Salvador Cañellas. Además, esta fórmula fue el germen para la creación en 1.971 de un departamento de Vehículos Especiales en la Zona Franca de Barcelona, convirtiéndose posteriormente en el departamento de SEAT Sport que hoy conocemos. Le siguieron la creación de otras competiciones nacionales superiores como la SEAT 1600.

Formula 1430

En 1.973, dentro de la segunda serie, aparecen los 1430 “potenciados” como versión evolucionada de los 1430 FD-03 y manteniendo su precio. Éstos fueron utilizados a menudo para la competición y presentaban mejoras mecánicas, pero no estéticas. Se introdujo una nueva culata con la que se ganaban 5cv, llegando a los 75cv, y se podía elegir entre dos tipos de carburador de 32mm: el Bressel-Weber y el Solex. Además, se optimizó el sistema de refrigeración sustituyendo el ventilador accionado mediante correa por un electroventilador y practicando unas nuevas aberturas de aireación directamente en la carrocería bajo la parrilla.

Seat 1430 FD-03 potenciado

Modificaciones

Las modificaciones sobre las versiones básicas del 1430 fueron realizadas de forma totalmente extraoficial y sus propósitos eran totalmente dispares: desde ahorrar combustible en su uso como taxi a obtener mayores prestaciones.

Quizás, uno de los primeros casos de sobrealimentación de España se dio en un 1.430 de la primera serie adquirido por el piloto Leopoldo Pérez Villamil en 1.969. Con la vista puesta directamente en los rallys, se intentó obtener del catorce treinta unas prestaciones superiores instalando un compresor de tipo Roots acoplado mediante un embrague eletro-magnético (como los últimos modelos con compresor de Mercedes). Los resultados no debieron de ser todo lo satisfactorios que se esperaba, pues no se volvió a modificar de este modo ningún otro 1430.

Con la vista puesta en el bolsillo, en la economía, empresas ajenas a SEAT ofertaron desde un principio la dieselización del 1430 montando motores diesel bien SAVA (1.500cc y 44cv) o bien Perkins (1.767cc y 46cv). Los consumos eran sumamente contenidos (en ciudad, 7,8 litros frente a los 12,1 litros del 1430 gasolina), pero las prestaciones eran las mínimas para poder circular. Por estas razones, casi todos estos 1430 dieselizados fueron empleados como taxis. Los problemas no acababan ahí: el motor rondaba los 200Kg de peso y era tal la intensidad de las vibraciones que era necesario reforzar el bastidor en la zona del eje delantero para que no aparecieran grietas.

1430 diesel taxi

Ya a finales de 1.970 Movi ofrecía una preparación privada y de calle para el 1430. Dicha preparación (Stage 90, como se denominaba) únicamente incluía modificaciones leves en la culata: ensanche y pulido de conductos de adimisión y escape así como modificación del asiento de las válvulas. Todo ello con el fin de mejorar el flujo de gases y, de ese modo, aumentar la potencia hasta los 90cv a 6.000rpm (en vez de a 5.400rpm). La velocidad aumenta ostensiblemente hasta los 163Km/h. ¿El precio? Pues 19.000 pesetas de la época, es decir, una octava parte del precio del coche. Adicionalmente, se podían encargar modificaciones en la suspensión con amortiguadores Koni (8.500pts), llantes de 5,5×13 en aluminio (14.000pts), volante (2.700pts),…

Seat 1430 FD-01 Movi

Allá por 1.971, con el encargo por parte de la Escudería Repsol (Repesa por aquel entonces) de encontrar un coche de fabricación nacional con la mejor relación peso/potencia para competir en el Campeonato de España de Rallyes, los talleres Juncosa (calle Mallorca, Barcelona) se decantaron por el estiloso SEAT 124 Sport Coupé 1600. Los resultados fueron agridulces, pues el coche mejoró mucho con la preparación y corría, pero aún seguía siendo torpe, pesado y poco competitivo en un campeonato plagado de fierecillas como los Alpine A110 o los SIMCA 1000. Por ello, no se demoraron y ese mismo verano optaron por volcar sus esfuerzos en modificar y evolucionar el 1430 FD-01 (más ligero aún que el 124 SC), al que se le montaría el motor 1600cc de doble árbol de levas del 124 SC en lugar del más pequeño y limitado motor original del catorce treinta. De hecho, se convirtió en el primer 1430 en montar un motor de doble árbol y 1600cc, toda una premonición de las versiones que SEAT estaba preparando para la calle. El 1430 Juncosa, pilotado por el propio Manuel Juncosa y Salvador Serviá, cosechó grandes éxitos desde su alumbramiento. Ya ese mismo año, 1.971, ocupó el tercer lugar de la general del Campeonato de España de Rallyes. El coche llegó a alcanzar los 158cv de potencia con un peso de 900Kg (¡5,63Kg/cv!) y como curiosidad la preparación de chasis, suspensiones,… exceptuando el motor rondaba las 130.000 pesetas.

Seat 1430 1600 Juncosa

Hasta ahora, nos hemos dedicado a hablar exlusivamente de las versiones básicas del 1430 así como de pequeñas preparaciones privadas. Si el reportaje acabase aquí, podríamos pensar que se trata en efecto de uno de los emblemas de SEAT, un automóvil de cierta distinción con buenas prestaciones (para la época). Pero hay mucho más, exactamente será eso lo que desarrollemos en la segunda parte, las versiones deportivas de este modelo ya de por sí deportivo y de sus incursiones en los rallies.

Extralap: para muchos (y para mí el primero) es invevitable al hablar de este modelo recordar el ejemplar casposamente tuenado que Torrente empleaba para apatrullar la ciudad, todo un icono del cine español para bien o para mal. En cierto foro se afirma haberlo localizado medio abandonado en un parking de Barcelona con casi todos sus gadgets intactos.

Seat 1430 Torrente

SEAT 1430, el Fary y Torrente forman un equipo inseparable cada noche a la hora de entrar en servicio para apatrullar las peligrosas calles madrileñas.

Artículos relacionados

25 comentarios en “SEAT 1430 FU, una historia de deportivos (parte 1)”

  • juegos de estrategia

    1 de septiembre de 2009 a las 17:10

    me recuerda a las peliculas de fernando esteso jeje

  • dieguitofernandez

    1 de septiembre de 2009 a las 18:23

    Muy buena nota! Aca en argentina estaba el 125 de Fiat, que a buenas y primeras parece ser igual, al menos por fuera, solo que me parece que siempre vino con el motor de doble arbol de levas a la cabeza, toda una novedad para su epoca. Siempre se caracterizo por ser muy rapido, pero tambien gastador.

    Saludos!

  • LaChivile

    1 de septiembre de 2009 a las 19:58

    Escuchar un buen 1430 con motor 1.800 y una admisión directa es música para los oidos; la pena es que cada vez corren menos en clásicos.

  • nachetetm

    1 de septiembre de 2009 a las 23:44

    Sois unos cracks, de verdad.

  • drunken_clam

    2 de septiembre de 2009 a las 01:21

    La historia de Seat que no conocemos los fans de hoy en día. Y mira que a cualquier entendido de clásicos le encantan los 1400 y siguientes.

  • Whiplash16v

    2 de septiembre de 2009 a las 10:10

    Hola muchachos!
    Muy wena la nota y la mostrare a la gente de acá.
    Tengo muchos amigos fanaticos de la marca Fiat ke es como se comercializó ese vehiculo aquí.
    Vendiendo una cantidad enorme de autos para aquellos años.
    Mi amigo Juan José Vita se mandó a armar un arenero o no se como lo denominan ustedes (Salta dunas, buggy, etc) con el motor de ese auto y una pequeña preparacion para aumentar su potencia hasta los 150hp.
    Saludos desde Bahia Blanca.
    Buenos Aires.
    Argentina!
    See you

  • WOOZE

    2 de septiembre de 2009 a las 22:38

    Excelente reportaje sobre el “catorce treinta”.
    Espero con impaciencia la segunda parte.
    ¿Y si poneis imágenes técnicas de sus motores y chásis?
    Gracias y seguid así.

  • xavih

    3 de septiembre de 2009 a las 08:38

    En la primera foto el tio que esta agachado detras del pretil, ¿ No es el Eugenio, el de…saben aquel k diuu..?
    Igual era un fanatico de los rallys..Ja, ja

  • Bitter V10

    3 de septiembre de 2009 a las 11:26

    Que recuerdos tan gratos.

    Mi padre tenía un 1430 y ese coche era la envídia del barrio. (Moratalaz, Madrid. 1974)

    Era de color verde, con la tapicería en crema, y unos brillantes tapacubos con el logo de SEAT en rojo.

    Lo que mejor recuerdo es el tácto del “tirador” para abrir la puerta… me encantaba el “click” que hacía al liberarse el gatillo.

    Que tonterías acabamos recordando, ¿verdad?

  • Fran

    3 de septiembre de 2009 a las 12:02

    Que buenos recuerdos me trae este coche, y sobre todo en las películas que ha sido indiscutido protagonista, como el Torete o yo el Vaquilla, pero para mí la mejor película que ha participado este maravilloso automóvil es en la inigualable Torrente con esa primera escena patrullando por Madrid

  • Staff

    JMJ

    3 de septiembre de 2009 a las 12:55

    Buen artículo, Carlos!

    Desde luego que no marcaron ningún hito técnico a nivel mundial, pero el 124 (sobre todo el Pamplona) y el 1430 supusieron un gran paso al frente para Seat.

    La verdad es que estos coches chuparon más cámara durante los años 70 que el mismísimo Manolo Escobar. Son modelos carismáticos y no me extraña que en Moratalaz su propietario fuera partiendo la pana con él.

    Saludos

  • 599

    8 de septiembre de 2009 a las 10:43

    mi padre tuvo uno, alla por los tiempos del hombrecillo bigotudo, un autentico 1430,(sin direccion asistida) con carburador doble que a 160 km/h consumia como un ferrari. Hubo otras versiones un 1600 y un 1800 aun mas tragonas.

  • aristarcotolo

    10 de septiembre de 2009 a las 16:16

    Vaya tiempos. Recuerdo que ya entrados en los 80, un amigo compró uno ya viejísimo pero más limpio que una patena, y cuando salíamos de marcha nos pedía dos gambas (200 pesetas) a cada uno para la gasolina, que ya gastaba ya.
    Saludos.

  • SEAT 1430 FU, una historia de deportivos (parte 2) - 8000vueltas.com

    14 de septiembre de 2009 a las 02:54

    [...] la primera parte de este homenaje al 1430 ya abordamos en nacimiento del modelo así como las sucesivas actualizaciones del modelo básico y [...]

  • ruben

    18 de octubre de 2009 a las 14:01

    Despues de ser el feliz propietario de 4 seat 1430, ahora tengo 2, uno normal que estoy preparando a tope para correr (motor 2000 con doble carburacion, barras, etc) y otro modelo ranchera. 6 años en los que nunca me he quedado tirado, o si paraba que no hubiese solucion sin llamar grua, viendo a cientos de coches nuevos en la cuneta. ese es el seat 1430, inmortal, indestructible. Nuestro coche nacional nunca igualado en rallyes, y que por desgracia, nunca lo será. Fué lo mas grande en la competición, y durante 6 años, en España ganaba un coche español de fabrica y marca española con piloto español, todo un hito. felicidades por el articulo.

  • Puertas Abiertas del Jarama 2009, locura total en la pista - 8000vueltas.com

    25 de octubre de 2009 a las 23:28

    [...] infiltrado en el grupo), Renault 5, 8 , 10 y 11 (algún Maxi Turbo impresionante), Seat 124 Sport, 1430, Porsches de todas la épocas, Deltonas, BMW M’s, los siempre espectaculares Cosworth, etc, etc. [...]

  • carlos

    13 de noviembre de 2009 a las 00:49

    xavit el que esta detras del pretil no se si sera eugenio pero el que conduce el 1430 era el de Pals o sea Salvador Servia y en cuanto a que el 1430 consumia mucho es falso pues con 8 litros y medio a los cien le podias dar toda la caña del mundo pues com no habia limitacion de velocidad llegabas a los 160 Km/h
    lo que si es cierto es que habia que vigilarle muy de cerca las puestas a punto reglajes bujias platinos
    Yo lo tuve desde 1971 hasta 1984 y al verdad es que lo disfrute mucho

  • jucan69

    26 de junio de 2010 a las 19:37

    Mi padre tuvo un 1430, que compro nuevo en el 74 creo, y menos el color que era beige ( a mi me gustaba el azul oscuro), me gustaba todo de ese coche, sonido, prestaciones y comodidad para su epoca.
    Le hizo un monton de km. y nunca le dejó tirado en los seis o siete años que lo tuvo. Y una anecdota , despues lo cambio por un renault 18 nuevo , y a los dos dias de tenerlo, mi padre volvio al concesionario para pedirle explicaciones al vendedor sobre lo que le ocurria a su coche , puesto que a el le parecia que no corria.Porsupuesto no le ocurria nada , el coche era asi… no tenia el nervio del 1430.

  • benny

    8 de julio de 2010 a las 09:03

    hola yo tengo un fu 1600 es de mayo del 73, es de los primeros con doble arbol de levas? y cuantos se fabricaron de este modelo’ gracias

  • El Chato

    20 de septiembre de 2010 a las 21:55

    Hola estupendo reportaje del seat 1430, yo tuve uno del año 1971 bifaro que le herede de mi padre cuando me saque el carne alla en el año 1996, que tiempos aquellos el coche tenia sus 25 años pero estaba nuevo con 140000 km yo le haria unos 10000 km nunca se quedo tirado, ni dio un problema ,nada más que satisfaciones, inmejorable vehículo antes dequitarle le puse a 160 km por hora
    nunca se le toco el motor toda una maravilla.Muchas felicidades por el reportaje

  • Alex

    5 de febrero de 2012 a las 22:08

    Hola. me presento, me llamo Alex y vivo a medias entre España y los paises sovieticos.
    Suelo pasar largas temporadas, y estoy pensando en comprarme un coche.
    aqui se ven miles de 124’s y de 1430’s creo que aun se siguen fabricando, con elevalunas electricos y todo.

    quiero comprarme un coche, barato, evidentemente un 1430 de competicion seria la ostia, pero como lo quiero barato lo que me gustaria seria comprarmelo amarillo y ponerle la pegatina de Penelope )) y quizas irme a España con el a reirme un rato.

    sabeis que modelo es el mas parecido de los Lada?

    me imagino que la rejilla y alguna cosa cambiara, pero por ebay las venden. seria cuestion de que encajaran. ))

    saludos

  • antonio

    1 de noviembre de 2012 a las 12:36

    como que sin novedad mecanica,la seguna serie era el potenciado con 75cv,por favor carlos no equivocar a los lectores,pasa igual que el que escribe sobre el alfa 33 que falla

  • antonio

    1 de noviembre de 2012 a las 12:40

    carlos si que tiene ciferencias mecanicas ,paso de 70 a 75cv

  • Gasthaus bei Hans - 24 Stunden offen! : Seite 710 : italeri1947 - Hans’ Hitparade von Autos, die keiner wollte

    18 de abril de 2014 a las 21:55

    […] Hier noch eine weitere Parallele: Seat 1430 […]

  • Rafaela

    23 de septiembre de 2014 a las 00:30

    Hola chicos y chicas: Entre los años 1978 y2002 tuve 3 coches SEAT. Elprimero fue ei 850, despues el 1430 y el ultimo el 131 Supermirafiori 1600 .Por tanto en 24 años de los tres , ninguno me dejo nunca tirada. Desde el 2004 tengo un Hyundai Accent y he tenido suerte, tambien me ha salido bueno. Saludos.

Deja un comentario