Prueba Abarth 500 en circuito, a medida

A medida, si escoges el circuito adecuado. Puede que las interminables rectas de Le Mans se te hagan pesadas en el 500, que los pianos de Nürburgring sean demasiado altos o incluso que el Jarama se haga demasiado cuesta arriba. Pero cada coche tiene su sitio y el de la mayoría no está en los circuitos.

El sitio del Abarth 500 está en la ciudad, callejeando y aparcándolo delante de los sitios más chulos, ¿o no? Pues… no, el Abarth 500 tiene mucho que decir en lugares más interesantes, como una carretera de montaña o un circuito. La diversión puede ser mucha, porque este coche está pensado para ser conducido rápido. Pero hay que encontrar el sitio adecuado. En este caso el circuito escogido fue el de Kotarr, en Aranda de Duero.

En la configuración elegida para ese día, este circuito nos ofrece 15 curvas en aproximadamente 1900 metros, lo que lo convierte en un circuito ratonero, muy apto para coches muy ágiles y que permite divertirse en coches con una potencia moderada: el Abarth 500.

Largo KartingVariante utilizada para la prueba del 500 Abarth

Llegamos al circuito y nos recibe la organización, hay algunos coches rodando ya en pista. Desde los boxes no es posible ver el circuito completo, aunque ofrece una buena panorámica. La variedad de curvas presagian una tarde de diversión; para ser un circuito mediano tiene curvas de todo tipo, incluso un par de rápidas que podrían a prueba al chasis del 500. Curvas de radio variable y dos chicanes a la entrada y a la salida de la recta de meta que ponen en apuros a más de uno.

Salimos a pista y hacemos unas vueltas de toma de contacto: conocer las curvas y que los componentes del coche entre en temperatura de trabajo es esencial para poder ir rápido. Me sorprende la variedad de trazadas que presenta alguna de las curvas y los desniveles que hay en la parte alta (ojo, no os esperéis Eau Rouge), suficientes para descolocar el coche si frenamos muy tarde.

Ya habíamos hablado de las sensaciones que daba el Abarth 500 al volante cuando simplemente nos desplazábamos. Cuando tratamos de ir rápido, algunas sensaciones mejoran y otras empeoran.

Empezamos a subir el ritmo y el motor se muestra suficiente, nada más. Suficiente es un atributo positivo, estamos hablando de un coche de 135 caballos en un circuito, con un motor que permite pasárselo bien. Con 160 (kit SS), 180 (Tributo Ferrari) o 200 (Asseto Corse) esto ya será otra historia, pero no me decepcionó en absoluto. A partir de 2500 vueltas empieza a notarse cómo el soplido del turbo empuja, y empuja y empuja. Pero también se nota el peso del coche: esto no es un Saxo VTS ni un 106 Rallye. Este coche se siente más pesado, con otro caracter y, desde luego, más perezoso. Yo le pondría 15 o 20 caballos más, pero parece ser que en Abarth alguien ya ha pensado en eso.

Cuando tomamos alguna curva a alta velocidad, me pregunto si toda esa aerodinámica estará  aportando algo a la dinámica del vehículo, ya sabéis: nuevo frontal, alerón trasero, difusor… yo creo que no, pero le da un aspecto fantástico. ¿Qué más lleva este coche? Pues más anchura, que sí da la impresión de resultar útil y ruedas más grandes. O sea: más goma en el asfalto y un aumento de la anchura con respecto a la, ya de por sí, corta batalla.

Nos dirigimos a la primera curva, a la que llegamos en la zona roja en tercera (porque en este circuito sólo se usan la 2ª y la 3ª, ¿para qué más?). Freno fuerte, reduzco una marcha y sigo frenando para tirarme hacia la derecha en una paella de 180º; la frenada de los pequeños Brembo es muy potente, de sobra para el 500. Paso de 3ª a 2ª haciendo punta-tacón, ya que los pedales están perfectamente colocados para eso y me tiro hacia la curva con mucha precisión gracias a la buena puesta a punto del chasis, que me informa de a dónde va el coche en cada momento. ¿Todo perfecto? No.

De hecho, al frenar con intensidad, lo primero que notas es que el culo hace un zig zag un poco inquietante, pero sólo es cuestión de acostumbrarse -y de frenar 2 metros antes por si acaso-, y al poco tiempo te das cuenta de que han saltado los 4 intermitentes. ¿Habré roto algo? No, simplemente has frenado bien, con decisión. Una gran idea de Fiat, un avisador para cuando frenas como deberías hacerlo en circuito, ¡fantástico! O quizá sea un defecto y el 500 active los intermitentes interpretando que has hecho una frenada de emergencia. En cualquier caso, ¡demasiada electrónica!

Una vez que nos acostumbramos a llevar “acompañantes”, en cada curva lenta todo va bien, siempre y cuando no entremos pasados, porque es bastante morrón. En curva rápida ya es otra historia, la trasera se insinua con facilidad y hace falta apretar fuerte los dientes cuando te subes a un piano y te escupe con la trasera avisando que vas cerca del límite. Efectivamente, hace falta corregir muy frecuentemente en curvas rápidas (de esto hablábamos antes, poca batalla) y en los cambios de apoyo lo encuentro un poco perezoso. No porque no lo haga bien, pero podría ser más rápido. Es muy posible que con la llanta de 16″ tuviese ese punto que busco, aunque esto es cuestión de gustos: las llantas de 17″ dan una imagen muy llamativa y el apoyo da mucha confianza.

La suspensión me pareció muy bien puesta a punto en este coche, me sentí muy compenetrado con él según iba avanzando y tomando las curvas más rápido. No hacen falta 500 caballos para pasárselo bien, ¡qué alegría para mi bolsillo!

Seguimos dando vueltas un buen rato, aunque dejábamos “respirar” al coche cada 5 o 6 vueltas, y en todo ese tiempo los frenos no dieron señales de agotamiento, aunque Kotarr no es un circuito muy exigente con los frenos. Lo que sí empezó a dar señales de agotamiento fueron mis rodillas, especialmente la derecha, de ir apoyandola constantemente para sujetarme. Los asientos, a pesar de ser muy bonitos, no cumplen con su función cuando queremos ir rápido, pues apenas recogen el cuerpo y te mueves de lado a lado. Los asientos opcionales Abarth Corse de Sabelt se me antonjan obligatorios (no los he probado, pero con lo espectaculares que son que agarren o no casi carece de importancia).

Sabelt Abarth 500

Deberían ser de serie!!

Tras haber descartado desconectar el botón Sport decidí probar qué pasaba al desconectar el TTC. Desastre, simplemente desastre. En las curvas lentas el empuje desaparecía, la adherencia de la que antes hacía gala ahora se convertía en un ancla en el asfalto, el coche se quedaba totalmente muerto al entrar el control de tracción de manera sistemática. No sé si en hielo pudiera ser de utilidad, pero en asfalto seco el TTC ha de ir encendido siempre.

Poco nos quedaba que probar ya, estaba oscureciendo y había sido una prueba muy intensa. El Abarth 500 no había dado síntomas de debilidad: frenos OK, suspensiones OK, motor OK, pilotos KO. Me ha sorprendido mucho, salvo detalles aburguesados, lo rápido que se puede ir con un utilitario urbano bien puesto a punto. Tiene un buen compromiso entre comodidad y deportividad, salvo por la combinación suspensiones/badenes. El que algo quiere…

Como  hablábamos al principio, cada coche tiene su lugar y habíamos escogido el adecuado: ratonero, curvas de todo tipo, enlazadas rápidas… algún coche con 50 caballos más se habría llevado una sorpresita. En los puertos de montaña más estrechos también tiene un lugar prioritario y ahí podría llegar a ser muy muy difícil de batir. ¿Lo veremos en la próxima parte?

Set completo de fotos en nuestro Flickr:

500 Mix

Leer más:

Prueba Abarth 500, piccola furia italiana

Agradecimientos:

Circuito de Kotarr

Artículos relacionados

20 comentarios en “Prueba Abarth 500 en circuito, a medida”

  • Samuel

    1 de diciembre de 2009 a las 17:45

    ¿No usaste los guantes en el circuito? Se me hace raro verte en las fotos de la primera parte de la prueba con ellos puestos y sin embargo aquí no.

    Eso, y el casco, claro.

  • 599

    1 de diciembre de 2009 a las 22:47

    ¿y el casco?
    ¿os dejan conducir sin casco?
    el ritmo seria solo alegre

  • josemi

    1 de diciembre de 2009 a las 22:53

    No entiendo la parte del TTC ¿es un control de traccion?

  • Autor Staff

    delarosa

    1 de diciembre de 2009 a las 23:50

    Por partes:

    @Samuel
    A ver, una cosa son las fotos y otra es el probarlo. Los guantes a veces no tienen buen tacto con según que volante, en este caso me resultaba algo resbaladizo.

    @599
    Ten en cuenta que una de las ventajas de rodar en Kotarr es que no se alcanzan grandes velocidades y eso minimiza mucho el riesgo. En cualquier circuito puedes rodar sin casco si lo cierra para ti o si se trata de un curso de conducción o similar. El casco sólo te lo suelen exigir en eventos públicos y esto no era una competición.

    @josemi
    El TTC es el Torque Transfer Control. Se trata de un sistema que actúa como un diferencial electrónico para mejorar el reparto de par a las ruedas como lo haría un diferencial de deslizamiento limitado.

    Saludos

  • Juan Lasheras

    2 de diciembre de 2009 a las 01:46

    El coche estéticamente me encanta la verdad, igual no para mí, que no es mi estilo, pero tendrá su publico. Y dinámicamente es un juguetito, lo de la frenada…en el mío pasaba lo mismo al principio, ahora con 20 mil km o ya no lo hace o simplemente me he acostumbrado.

    saludos.

  • drunken_clam

    2 de diciembre de 2009 a las 02:15

    Vaya, veo lo que pensaba desde un principio, no es un coche para mí. Pero como dice Lasheras, tendrá su público.

  • HoScO

    2 de diciembre de 2009 a las 13:26

    Pues me sumo, no es para mi, a mi me va mas algo mas grande como un Mini, aunque mucho mas caro, claro está… no entra en mis planes un coche de ese segmento pero a la hora de la verdad es posible que el sobrecoste de un Mini no compensase las diferencias, y este tiene un punto de radicalidad que ni un JCW tiene a mi gusto. habria que irse ya a un GP de esos aligerados y tan poco practicos en donde el Fiat empezaria a ser mas comodo y practico… quien sabe…

    PD: Me encantan las llantas del kit, No se cuanto pueden salir sueltas, pero me da la sensacion de que el precio del kit es un poco alto. Por 2500€ diria que le pones la suspension que quieras, las llantas que quieras y le haces una reprogramacion en el sitio que quieras, y los resultados seran mas a tu gusto. Los discos ya se los cambiarás cuando se gasten no?

    Muy bonito y buena prueba como siempre. Quizas se ve menos entusiasmo por parte del publico pero claro, no es un 458 Italia…. teneis que entenderlo… jejeje.

    Un saludo y gracias una vez mas ;)

    PD: Mi padre tiene un Smart for four que tiene en el sonido algo parecido. es un 1.3 y a bajas vueltas suena de maravilla (con escape Brabus que montaban opcionalmente de fabrica), pero cuando aceleras el sonido del motor tapa el del escape y este no es tan bonito. Es una pena.

  • HoScO

    2 de diciembre de 2009 a las 13:31

    AA, olvide una cosa. Tambien estoy con vosotros en el tema de los asientos. Me parece ridiculo la estetica que tienen ya que no hay mas que verlos para darse cuenta de que no van a agarrar apenas un pelin mas que los de serie, y esto en un coche que lleva un escorpión del tamaño de una cabeza humana en el capó no parece muy logico.

    Me da la sensacion de que aun falta por salir una version que traiga esos asientos de serie, un escape mas radical, una suspension de serie, frenos, los asientos y todas esas cosas a las que este coche casi llega le falta el casi.

    O eso o te compras el coche para desmontar la mitad de las piezas y guardarlas en cajas lo cual queda muy racing y es muy nostalgico pero sinceramente antieconomico… para que quiero yo todo eso en cajas en lugar de en billetes en mi bolsillo? mi no entender…

  • Autor Staff

    delarosa

    2 de diciembre de 2009 a las 23:49

    @Hosco
    Se ve menos entusiasmo, aunque es un gran coche y la prueba está trabajado como nunca ¿que vamos a tener que hacer para motivaros, un porche con 500 caballos?
    Os tenemos muy mal acostumbrados…

  • FINCH

    3 de diciembre de 2009 a las 12:30

    @Delarosa, no estaría mal lo del porsche, en fin si os portais bien…

  • HoScO

    3 de diciembre de 2009 a las 13:42

    yo prefiero uno de 435 xDD pero desdeluego no lo hago ascos a uno de 500. y con que caja?

    Creo que hay menos entusiasmo porque es un coche digamos normal, y estaba muy alto el nivel ultimamente pero se ha notado un salto en la calidad del reportaje fotografico sobretodo. Ademas una prueba en ciudad y otra en circuito. no se puede pedir mas… bueno si, un Porsche de 500 cv… :P

  • Jaime

    3 de diciembre de 2009 a las 21:25

    Suscribo lo del Porsche de los 435 CV aspirados!!

  • Txema

    4 de diciembre de 2009 a las 00:51

    A ver las pruebas de misiles estan bien, pero probar algo más mundano que siendo realistas quizás podamos tener algun día en el garaje yo lo veo más cercano

  • Txema

    4 de diciembre de 2009 a las 01:04

    Por si no os acaba de convencer mirar esta preparación
    http://es.autoblog.com/2009/09/11/todo-un-capricho-abarth-500-monza-by-romeo-ferraris/

  • Abuelo

    4 de diciembre de 2009 a las 15:08

    pienso igual en relacion a las llantas de 16 y a ese coche fijo le sobran algunos kilitos, aun asi, es un babeo.
    …hicisteis la prueba en circuito todo el tiempo estando dos dentro del coche?

    primer comentario aqui aunque os leo desde hace tiempo, un saludo a todos, seguid asi, pues la prensa del motor desde hace tiempo me parece mas publicidad que otra cosa
    aupa 8000 vueltas!! xD

  • HoScO

    4 de diciembre de 2009 a las 16:14

    Pues no me comvence… eso de que haya 10 es como cuando sale una nueva version del veiron que viene siendo lo mismo pero pintado de otro color. venderan 10 y cuando esten vendidos sacaran uno nuevo en rojo. xDD

    En fin, que sigue teniendo los mismos asientos de serie. 260 cv me parecen muchos, el autoblocante electronico que yo sepa ya lo tiene este, asi que aparte de tunning no veo que realmente mejore los puntos deviles que yo le veo. que son simplemente un coste excesivo derivado de tener que comprar el famoso kit aparte en lugar de pedirlo de fabrica, y unos asientos opcionales que deberian venir de serie. claro, que seguro que los que trae tienen buena venta si los otros hay que comprarlos aparte…

    Un saludo, y no dejeis de probar coches “normales”, que seguro que aunque a muchos no les motive para contestar si que tienen lecturas como las demas pruebas.

    Saludos ;)

  • nachetetm

    5 de diciembre de 2009 a las 02:03

    Mi voto para el porsche de 435 Cv, y para los otros modelos mas mundanos. Queremos verlo todo en 8000 vueltas.

  • Autor Staff

    delarosa

    5 de diciembre de 2009 a las 02:44

    @Abuelo
    Pues sí, en el circuito estuvimos en todo momento dos personas en el coche, siempre puedes ir comentando las impresiones.
    Ya habíamos tenido oportunidad de probarlo sólo con piloto y además alguno de los copilotos son monitores de conducción que nos ayudaron a aprovechar el circuito ya que era la primera vez que rodábamos en él.

    Al resto:
    Paciencia, se hará lo que se pueda. Pero pedís mucho!

    Saludos

  • Abuelo

    6 de diciembre de 2009 a las 19:31

    ook. mil gracias

  • Abarth Vs ¿…?, el duelo que todos esperábamos - 8000vueltas.com

    11 de diciembre de 2009 a las 09:50

    […] Abarth nos había dejado una espinita que nos queríamos quitar. Su chasis nos había convencido en circuito, pero la combinación de su batalla corta, neumáticos con buen nivel de agarre, y peso contenido […]

Deja un comentario