Toyota Supra 1986-1993, GT a la americana

A veces una sentencia lapidaria sorprende hasta el extremo de que justifica una investigación consonante para establecerla, y es que L’Auto-Journal en su nº 19 del 1 de noviembre de 1993 presentaba al nuevo Toyota Supra con esta reflexión sobre el anterior Supra, el fabricado entre 1986 y 1993: “el Toyota Supra precedente era más bien un GT a la americana”, añadiendo que el nuevo no tiene nada que ver, pues será un GT para rivalizar con los mejores de Europa.

El Toyota Supra comenzó en 1979 derivando del Toyota Celica de la segunda generación y se le consideraba como la versión más motorizada de dicho Celica, siendo denominado este Celica de la segunda serie como Toyota Celica Supra cuando se le dotaba con motores de 6 cilindros de 2 y 2,8 l.

Se había presentado por vez primera un específico Toyota Supra en julio de 1981, que, sin embargo, seguía derivando del Celica..

El denominado Toyota Celica Supra, presentado en Europa en el Salón de Francfort de septiembre de 1981, era una de las tres versiones del Celica de la tercera serie que se vendía en tres versiones: Liftback, Coupé y Supra; éste, el Celica Supra, era más largo, más ancho y de superior batalla que los otros dos Celica y  difería también de ellos en su extremo delantero y en su exclusivo motor de 6 cilindros en línea de 2759 cc y 117 cv din.

En el Salón de Ginebra de marzo de 1986 se presentó su segunda generación, lo que fue una primicia mundial, siendo el único coche verdaderamente inédito presentado ese año en Ginebra. Derivaba ahora el Supra del cupé Toyota Soarer, y ya no era la versión potente del Celica, el cual se pasaba a la tracción delantera en su cuarta serie, presentada previamente en septiembre de 1985 en el Salón de Francfort.

El denominado por vez primera Toyota Supra, sin el añadido del nombre Celica, se ofrecía en Japón con motores de 6 cilindros de 2 y 3 litros, con potencias entre los 105 cv y los 230 cv de la versión 3.0 Turbo, si bien a Europa sólo vendría inicialmente la versión 3 l atmosférica de 204 cv, coche éste que llegó a España en muy pequeñas dosis a partir de octubre de 1986, fecha en la cual su importador, Nipauto, fue autorizado a importar por vez primera 80 Toyotas, en su mayoría Land Cruiser LJ y BJ, modelo con el que empezaron las ventas de Toyota en nuestro mercado, saliendo seguidamente a la venta los Toyota Celica, MR 2 y Supra, éste último al precio de 5.498.413 pesetas, tal como podía verse en la revista Motor 16 nº 160 del 15 de noviembre de 1986.

El Toyota Supra, en versión 3.0 i y 3.0 i Targa se vendió hasta diciembre de 1991 y en la revista nº 426 de Motor 16 del 21 de diciembre de 1991 aparecen en vez del Supra 3.0 i y 3.0 i Targa de 204 cv din, hasta entonces facturados en 6.512.898 y 6.828.289 pesetas, los ahora Toyota Supra Turbo 3.0 i y 3.0 i Turbo Targa, vendidos levemente más caros, en 6.576.593 y 6.893.118 pesetas.

 

Su importador presentaba a los primeros Toyota vendidos en la península con este eslogan: “Por fin”, añadiendo “no era normal que la primera marca japonesa y tercera mundial no estuviera presente en España”, siguiendo en estos términos “desde hoy ya es posible tener un Toyota” y terminando con esta sentencia”Toyota, la tecnología de la sencillez”, todo lo cual podían leer -con la ilustración de un Toyota Supra negro- los seguidores de muchas revistas españolas de actualidad y del motor, como también lo hacían los lectores del nº 783 de Cambio 16 de 1 de diciembre de 1986.

Mini rasso Supra 2008

Al Supra lo describían específicamente en estos términos sus importadores: “Un deportivo de alto rendimiento, cuya forma aerodinámica y altas prestaciones le convierten en uno de los GT más avanzados del mundo” y le acuñaban el siguiente eslogan “La técnica más avanzada, la línea más perfecta”.

 

Las características más notorias del Supra, según su catálogo español, eran éstas:

Motor delantero longitudinal de 6 cilindros en línea Twin Cam 24 válvulas de 2.954 cc (83×91), dotado de inyección electrónica, dando 203 cv a 6000 rpm ( los catalogos españoles insisten:203 cv) con un par máximo de 254 Nm a 4800 rpm.

Toyota Supra MKIII turbo

Suspensión delantera y trasera de doble brazo con estabilizadores.

Frenos delanteros y traseros de disco ventilados, posteriormente con ABS.

Transmisión de 5 velocidades.

Dirección asistida de cremallera y piñón.

Neumáticos de 225/50VR16-

Longitud de 4,620 metros, anchura de 1,745 metros y altura de 1,310 metros. Peso neto de 1555 kg.

 

La crítica especializada, Le Moniteur Automobile, probaba al Supra en su nº 854 de 21 de agosto de 1986 y sintetizaba así sus impresiones: “El Supra es completamente diferente a lo que uno se imagina al verlo. Se le creería deportivo y es muy burgués. Se le imagina glotón y brillante, pero va rápido (222 km/h de velocidad máxima y el kilómetro desde parado en 30 segundos), consume razonablemente poco (de 10 a 15 litros cada 100 km de media), pero es menos nervioso que los GTI. La suavidad de su suspensión hace prever un comportamiento inestable, pero es estable con un equilibrio raro y goza de una motricitad temible (más adelante se verá que otros colegas de la prensa no son tan benévolos). Se le cree exclusivo hasta el punto de no acoger más que a dos adultos; 4 personas se alojan con suficiente confort. Su equipo no carece de nada pero no es demasiado caro. No le falta más que el toque final, un estilo menos japonés, más personalidad”.

En detalle, los belgas de Le Moniteur Automobile definen su motor como súper burgués, a su consumo como sobrio, a su transmisión de briosa y dulce, a su dirección de eficaz y de discreta, a su estabilidad de buena para todos los conductores, a su confort de excelente y a su equipo lo tildan de abundante, como califican a su acabado de cuidadoso.

Las virtudes del Supra para Le Monituer Automobile serían, pues, su eficaz comportamiento, su motor más suave que potente, sus interesantes consumos, su dirección precisa y agradable, su equipo y su confort.

Sus defectos más flagrantes se referirían a sus decepcionantes aceleraciones, a sus frenos frágiles a altas velocidades, a sus faros ocultos sin posibilidad de emitir destellos rápidos y a su estilo interior demasiado japonés.

Toyota Supra MKIII turbo

Por su parte, y desde nuestra perspectiva, Motor 16, que lo prueba en su nº 248, se expresaba respecto al Supra en los siguientes términos:

El motor es suave y se desenvuelve bastante bien entre 1000 y 4500 rpm pero lo cuesta subir de vueltas y sus caballos acuden con lentitud procurando un rendimiento razonable (218,9 km/h de velocidad máxima, los 1000 metros desde parado en 29,5 segundos) más propio de una berlina de lujo que de un cupé de talante deportivo, con unos consumos que van de los 8,2 litros cada 100 km a 120 km/h a los 15 litros cada 100 km en conducción rápida o los 14,7 en ciudad.

Su comportamiento lo califican de “niño travieso” fuera de su terreno favorito, las carreteras en buen estado, sin inclinaciones de carrocería por su suspensión dura pero tendiendo a tirar de atrás

Los frenos, con ABS de serie, los consideran sin problemas, y la dirección, con volante regulable en altura y distancia, muy agradable.

El confort lo tildan de suficiente, con asientos delanteros excelentes, aire acondicionado y habitabilidad sólo de 2 más 2.

En síntesis, sus cualidades mecánicas y de comportamiento son aceptables para Motor 16, su línea es elegante y futurista ; se han cuidado los mínimos detalles y se dispone de un coche rápido y seguro que despertará envidias, figurando como sus mayores virtudes su suavidad de marcha, el fácil manejo de su cambio y su completo cuadro de mandos evaluados, siendo sus mayores defectos su suspensión dura, su motor perezoso y su pequeño maletero de 232 litros, donde va su rueda de repuesto, de emergencia.

 

A efectos comparativos, L’Automobile, lo enfrentaba en marzo de 1987, recién llegado al mercado francés, con algunos de sus más caracterizados contendientes por precio y prestaciones, prefiriendo al confiable y caro Porsche 944 Turbo de 220 cv, eficaz y bien construido según ellos, o al liviano y brutal Alpine V 6 Turbo de 200 cv, realmente deportivo y relativamente asequible, y anteponiéndolo a un Nissan  300 ZX Turbo de 228 cv de muy grata sonoridad, muy bien equipado pero dotado de una defectuosa suspensión, al que consideran, al igual que al Supra de 204 cv atmosféricos, un deportivo americanizado, en este caso elegante y prudente pero carente de pimienta, aunque solo sea por su poco favorable relación peso-potencia de 7,8 Kg/cv, al lado delos 6,05 del Alpine o 6,22 del Porsche.

Más en concreto, L’Automobile (la revista amiga de Peugeot), reconoce el equilibrio general del Supra, su buena caja de velocidades rápida y precisa, su equipo abundante (cierre centralizado, cristales eléctricos, control de velocidad, volante ajustable, aire acondicionado) y su precio poco excesivo; le afea, por el contrario, sus prestaciones (219,9 km/h de velocidad máxima y los 1000 metros desde parado en 29,3 segundos),a las que califica de decepcionantes, culpando de ello a su alto peso y baja motricidad, así como también a su disponibilidad a bajo régimen, afirmando que como muchos 4 válvulas, sólo está realmente a gusto en alta.

Toyota Supra MKIII turbo

Sintetizando, la sentencia textual referida al Supra reza así según L’Automobile: “Si su precio es atractivo, el conjunto de sus prestaciones es mediano”.

Más en detalle, su 6 cilindros de 24 válvulas es reconocido como su aliciente más notorio sin que por ello le permita luchar plenamente con sus rivales, su tendencia es subviradora (otros no lo ven así), su posición de conducción es muy buena por reglajes de volante y asiento, y el coche resulta generalmente ágil y fácil de conducir.

Por su lado, los americanos, que se congratulaban de su precio poco excesivo, lo describían de este modo en Road Track: “mayoritariamente nuevo, muy evolucionado e incluso mejor que su predecesor”.

Más en concreto consideraban atractiva su carrocería, aunque menos que la de un RX 7, encontrándolo  sin la originalidad de su hermano el Celica. Añadían consideraciones poco gratas sobre su peso incrementado, cosa que repercutía en sus prestaciones, pero alababan su manejo, especialmente en curvas, donde resultaba muy predecible su comportamiento, y también se congratulaban de su confort de marcha y de sus frenos, aun carentes de ABS.

Toyota Supra MKIII turbo

El Toyota Supra de la, digamos, primera serie, el primer Toyota Supra a secas, sin parentesco Celica, se fabricó desde 1986 hasta 1993 y según datos de A-Z of cars 1980’s, o de Grahan Robson, la cifra de unidades fabricadas fue de 970.000, así como 407.950 de la versión Turbo, ésta construida entre 1989 y 1993.

 

 Bibliografía:

L’Automobile nº 489 por lo que se refiere a la aludida prueba comparativa del Supra y sus rivales.

Los Numéro Catalogue de la Revue Automobile Suisse de 1981, 1982 y 1986 fueron consultados, así como los catálogos  españoles del Celica Supra de 1980 y de 1983 y del Supra de 1987 para establecer la evolución del modelo, al igual que los nos 156,159, 160, 425 y 426 de Motor 16, todo ello por lo que se refiere a su llegada y a su presencia en nuestro mercado.

Road Track Sports and GT Cars 1987 y Motor 16 nº 248 son referencias por lo que toca a las mencionadas pruebas, así como Le Moniteur Automobile en sus nos 843 y 854.

Más información:

Toyota Reference

Escrito por Ramón Roca, patrono de la Fundación RACE.

Artículos relacionados

30 comentarios en “Toyota Supra 1986-1993, GT a la americana”

  • Ángel Martín

    18 de Julio de 2011 a las 11:44

    Muy buen artículo, pero encuentro un pequeño fallo, el motor básico de este modelo de Supra (A70) era el 1G-GE; es decir un 2 litros de 6 cilindros en línea que contaba con 155 CV. Y el motor tope fue el 1JZ-GTE de 280 caballos. Evidentemente hablo de motorizaciones sólo vendidas en japón, con lo cual es normal que no suenen. En resumen, los motores con los que contó el Supra A70 fueron los siguientes.

    1G-GE: 1998cc, 6 cilindros en línea, 24 válvulas, 155 CV (JDM).

    1G-GTE: 1998cc, 6 en línea, biturbo, 24 válvulas, 210 CV (JDM).

    7M-GE: 2954cc, 6 en línea, 24 válvulas, 204 CV (EUR, USA).

    7M-GTE: 2954cc, 6 en línea, turbo, 24 válvulas, 235 CV (EUR,USA).

    1JZ-GTE: 2492cc, 6 en línea, biturbo, 24 válvulas 280 CV (JDM).

    Ah, y hay alguna que otra errata suelta. Espero no parecer pedante, no digo nada de esto para ofender, al fin y al cabo ustedes son uno de mis blogs preferidos. Un saludo.

  • ramón roca maseda

    18 de Julio de 2011 a las 13:57

    Angel, en absoluto pareces pedante y, además, enriqueces el texto con tus precisiones sobre los motores que desarrollan lo que yo señalé.
    En cuanto a las erratas, te ruego que me las señales para revisar las fuentes.

  • Ángel Martín

    18 de Julio de 2011 a las 16:36

    Bueno, las erratas son poca cosa. Fallos en el texto en unidades de medida (CV en vez de Nm, justo encima de la sexta foto -la de los dos Supra rojo y blanco- y en la medida de la relación peso/potencia -cuando lo comparas con el Alpine y el Porsche-), y en el rango de potencia en el que se ofrecía (de 155 CV a 235 y posteriormente a 280). El resto está perfecto, como acostumbran ustedes en 8000vueltas. Muy buen post sobre este gran coche.

    PD: En mi primer comentario, el motor 3.0 Turbo (7M-GTE) se ofrecía también en Japón, fallo mío.

  • ramón roca maseda

    18 de Julio de 2011 a las 17:44

    Angel, las medidas de la relación peso-potencia, establecidas en kg/cv, están literalmente tomadas de la aludida prueba publicada en el n.489 de marzo de 1987 de L’Àutomobile, en su página 48, prueba firmada por J.C. Letrou, T. Emptas y B. Poirier.

    Angel, ha de quedar claro que discutir no es subirse por las paredes e insultar; discutir es confrontar – justo como hacemos tú y yo – y eso no ha de parecer mal y, por supuesto, nadie puede ver pedantería en un intento de establecer la verdad, intento que el autor de estas líneas agradece y fomenta.
    Un abrazo, Angel, y “si alguna vez ves que llevo una mancha”, dímelo, pues me harás un favor que yo te agradeceré.

  • tofu frito

    18 de Julio de 2011 a las 21:32

    Imagino que son cosas de la prensa europea de la época, por entonces todavía no hecha a los coches japoneses que, como quien dice, acababan de desembarcar en muchos mercados del viejo continente, pero es que veo hoy en día calificaciones peyorativas como “No le falta más que el toque final, un estilo menos japonés, más personalidad” y se me queda la boca abierta de par en par.

    ¿Es malo que un coche japonés tenga estilo y personalidad propiamente japoneses? A mí no me lo parece, pero claro, más de 20 años después y cansado de ver estos coches.

    No sé, me ha llamado bastante la atención el detalle.

    Muy buen artículo, como siempre. Seguid así! ; )

  • Jorge Azcoitia

    19 de Julio de 2011 a las 14:05

    Muy interesante, Ramón. Las cifras de ventas me parecen altísimas para un vehículo de este tipo, pero al ser ventas mundiales, y sobre todo si tenemos en cuenta el gran mercado norteamericano, parece más razonable.

    Gracias y un placer leer tus reportajes, sobre todo con los distintos puntos de vista de distintos probadores. Lo que me lleva a un pequeño apunte para siempre coger con un grado de suspicacia lo que digan algunos probadores (sin quitar mérito a muchos magníficos probadores-redactores que hay por ahí).

    Desde mi experiencia, muchas personas, probadores de revistas inclusive, a veces adolecen de una falta de espíritu crítico hacia sí mismos. Cuando a uno mismo se le acaba el “talento” conduciendo, es más fácil decir que el coche subvira (seguramente por querer obligar al coche a que gire más aplicando más grados de giro al volante, que es un error típico), o sobrevira, cuando esta situación se de probablemente en carreteras donde bien porque el firme bacheado hace que el coche no vaya asentado correctamente en las curvas o por poner otro ejemplo más típico, por una “tardía prudencia” del probador, levante el pedal del gas bruscamente y el coche pase un exceso de peso al tren delantero, ayudando a tener más direccionalidad y al aligerar el tren trasero, las ruedas traseras se salgan de la trayectoria, provocando ese sobreviraje.

    No digo que fuera el caso de estos probadores, pero no deja de sorprenderme que cada probador obtenga reacciones tan distintas del que supuestamente debería de ser el mismo coche. Si bien las condiciones de la prueba y del coche, especialmente el desgaste y la marca y modelo de los neumáticos, influyen en estos factores muchísimo más de lo que la gente puede llegar a imaginarse.

  • Lasheras

    19 de Julio de 2011 a las 17:28

    Ramón,

    Como siempre un lujo poder leerte. Este Toyota es sin duda uno de esos coches que ves por la calle y nunca terminas de saber si a pesar de ser “todo un Supra”, merecería un lugar especial en tu garaje.

    Gracias.

    Juan.

  • ramón roca maseda

    19 de Julio de 2011 a las 19:00

    Totu frito, tienes toda la razón, concuerdo contigo en que el estilo japonés no es peyorativo, al contrario.
    Te añado un secreto: admiro a Japón pues no me merece otra cosa un país con su filosofía, su respeto a las tradiciones, su altísima tecnología, sus favorabilísimos indicadores socio-sanitarios, etc.

    Jorge, también suscribo tus apreciaciones sobre las pruebas de coches y te añado tres cosas:
    1. Por increible que pueda parecer te diré que conoci a algún periodista del motor que, a mi modo de ver, no tiene especial afición al automóvil.
    2. La revista L’Automobile, en mi casa desde 1950, he dejado de comprarla pues en cualquier prueba el mejor siempre es un Peugeot.
    3. No te cuento los números que he tenido que hacer para seguir recibiendo en mi casa la revista belga, que aquí han dejado de importar, Le Moniteur Automobile, revista cuyos periodistas aman el automóvil y revista que, desde 1984, no consigo saber cual es su marca favorita.

    Lasheras, lo has dicho muy bien: no sabría decir si yo querría, o no, tener un Supra en mi garage.

    Gracias por vuestros comentarios, hoy tuve un día malo, pero desde que leí vuestras frases agradables salió el sol.

  • pablo

    20 de Julio de 2011 a las 10:09

    yo por estetica el americano (el ultimo modelo,no ando muy puesto en este coche) quizá tendría un hueco…pero, es la estetica suficiente razón?

  • Javier Costas

    21 de Julio de 2011 a las 16:51

    Hola Ramón.

    Buena investigación en lo relativo a revistas, pero me ha parecido un artículo un poco cojo en general respecto al coche en sí, y la versión Turbo, que era claramente mejor que la atmosférica, se menciona solo de pasada. Soy dueño de un Turbo y es otro cantar. Las relaciones de cambio no eran demasiado cortas, lo cual mantiene los consumos a niveles razonables aunque no es un coche de aceleraciones explosivas. El turbocompresor CT-26 tarda un poco en coger inercia, es muy grande, pero cuando entra de verdad, se nota mucho en el respaldo del asiento. 0-100 km/h en poco más de 6 segundos y 245 km/h de punta son prestaciones muy respetables incluso hoy.

    No sé si GT a la americana es un apelativo justo, porque los GT americanos de la época tenían más fama de barqueros, más ineficientes y menos deportivos. Desde luego Europa no estaba acostumbrada a coches como este, luego ha ido cambiando. Diría que lo de GT a la americana tiene más que ver con su sorprendente similitud con el Pontiac Firebird TransAm de esa época.

    Añade a tu lista de defectos los problemas que dan la junta de la culata y la refrigeración con el paso del tiempo, eso no sale en las revistas pero son datos fácilmente localizables. Es muy noble de reacciones, complicado que subvire, y el sobreviraje lo avisa con tiempo y es muy fácil de controlar, incluso con amortiguadores viejos.

    Saludos.

  • Stradale33

    21 de Julio de 2011 a las 22:33

    @tofu frito
    Coincido con tu reacción: que sorpresa ver una frase tan dura respecto a los coches japoneses. Bien es cierto que este coche siempre ha destacado por su falta de deportividad respecto a la competencia, lo que no lo hacía malo ni mucho menos, pero es un cordero con piel de lobo.

    @Javier Costa
    “Buena investigación en lo relativo a revistas, pero me ha parecido un artículo un poco cojo en general respecto al coche en sí”

    Sorprenden frases como estas vieno la escasa bibliografía que hay de este coche en Internet. En vez de agradecer que alguien se tome la molestia de recuperar toda esa información y ponerla on-line a disposición de todos has decidido comenzar tu comentario de un modo que parece prepotente, y es una lástima porque después aportas algunos datos menos relevantes pero interesantes al fin y al cabo.

    Creo que todos deberíamos pararnos a pensar el trabajo que lleva hacer un artículo así, dudo que fuésemos capaces de llegar a este nivel.

  • jesus

    21 de Julio de 2011 a las 22:35

    hola,gracias por publicar todos estos datos,tengo un supra de 1988 en perfecto estado,lo uso los fines de semana,estoy enamorado de este coche,no lo cambio por nada y tenia ganas de conocer algo sobre este coche y su historia en españa y opiniones de la prensa,me ha sido de gran ayuda,alguien sabe donde puedo adkirir el libro de mantenimiento de este coche?gracias y un saludo a todos los aficionados al motor y en concreto a este(para mi)gran coche

  • ramón roca maseda

    22 de Julio de 2011 a las 11:13

    Javier, stradale y Jesús, gracias por vuestros comentarios.

    Añado que si en este mundo uno sólo pudiera hablar de lo que le es tangible, desaprovechando el saber de los demás, ¿ cómo podríamos los médicos tratar enfermedades que no padecimos ?, pues como lo hacemos: recurriendo a los textos donde está el saber fruto del estudio y de la experiencia de los otros.
    Digo esto porque si en revistas del prestigio como las mencionadas se dice que es GT a la americana…pues será que es un GT a la americana y si tal cosa extraña – como me extrañó a mí – uno a va a su biblioteca y profundiza y concluye en lo “supraescrito”, pues tal es lo publicado en las referencias mentadas.

    Jesús, no veo otra forma de conseguir tu libro si no es en Ebay

  • jesus

    22 de Julio de 2011 a las 12:03

    muchas gracias Ramon,lo intentare por ebay,y bueno,os comento,mi supra es el 3.0i atmosferico matriculado en 1988,y realmente todo lo que he leido parece cierto,su motor de gran cilindrada y poco caballaje se asemeja a los motores americanos,su consumo elevado y mas al precio de los carburantes hoy dia,pero aun asi,cuando me pongo a los mandos de ese coche me transmite algo que ningun coche actual a conseguido transmitirme,no sera el coche mas veloz,ni el coche mas economico de mantener,pero me despierta una sonrisa cuando entro a mi garaje y lo veo,solo se puede entender si tienes uno.Ya lo tengo como clasico,paga 130euros de seguro,y solo lo utilizo los fines de semana,concentraciones de clasicos y algun viajecito k otro,asik para mi leer este articulo a sido de gran agrado,nuevamente te doy las gracias Ramon,me a encantado,un saludo desde almeria

  • ramón roca maseda

    22 de Julio de 2011 a las 20:03

    Jesús, asumo cuanto dices de tu Supra, especialmente el uso que le das, a la par racional y emocional y, sinceramente, no creo que haya muchos deportivos, de línea y de prestaciones, que transmitan tanto con tanta seguridad y fiabilidad.
    Gracias a ti, Jesús, por que creo que “has conseguido que tu coche te quiera”…….y lo digo muy en serio.

    PD. Esto va por todos, ya dije más veces que todos los coches – como los perros – van al cielo.
    O si lo veis demasiado romántico – que no lo es – los coches dan enormes satisfaciones a quienes gustan de los coches.No tengo bibliografía sobre esto, pero no todo necesita tener una referencia.

    STRADALE, gracias por valorar mi trabajo pues con leerte me animas a seguir.

  • Panoramadelmotor

    26 de Julio de 2011 a las 16:12

    Preciosa la versión Targa, creo que segun esta el mercado se puede encontrar una unidad a buen precio, creo que se puede convertir en un clásico interesante

    Enhorabuena por el Articulo esta muy cuidado y muy bien documentado como muchas veces que he leido el blog siendo un espejo para bloggers aficionados como puede ser mi caso

  • ramón roca maseda

    28 de Julio de 2011 a las 09:02

    Panoramadelmotor, muchas gracias por vuestras palabras, que recompensan a tope mi trabajo.

  • tori-torito

    14 de Agosto de 2011 a las 22:40

    Ramón,

    Es la primera vez que posteo en 8000 vueltas.
    Excelente artículo, como todos los que publicas.

    Gracias por hacernos ver con “objetividad” lo que fue/es este modelo, y sobre todo por el extensísimo curro a la hora de buscar información profesional.

    Deberías ser el ejemplo de muchos vende-humo

  • ramón roca maseda

    15 de Agosto de 2011 a las 14:35

    Gracias a ti por valorar nuestro trabajo, al que seguirán otros por que hay gente como tú que los aprecia.

  • Enrique

    24 de Septiembre de 2011 a las 15:16

    Querido Ramón:

    Muchas gracias por la información -ya te contarán para qué me es útil- pero desde luego me hace ver las cosas con más objetividad.
    Un abrazo

    PD:
    Hilas fino ;)
    “Por increible que pueda parecer te diré que conoci a algún periodista del motor que, a mi modo de ver, no tiene especial afición al automóvil”

  • luis gonzalez pereira

    2 de Octubre de 2011 a las 17:27

    Hola,soy luis un chico de galicia,ahora mismo tengo 3 toyotas,2 atmosfericos y uno turbo y deciros que es un coche con el que me caía la baba cada vez que lo veia en suiza en los compra-ventas pero su precio era muy elevado,ahora tengo estos 3 porque tengo que restaurar uno o dos y me haran falta piezas,muy bueno este blog,enhorabuena.

  • Mayra Marin

    2 de Enero de 2012 a las 20:07

    buenas tardes señores.
    por favor busco repuestos para toyota celica supra del año 1982 6 cilindros en linea, 2800cm cubicos a inyeccion
    los repuestos que busco son:
    1 arbol de levas de admision
    1 arbol de levas de escape
    6 inyectores
    gracias por ayudarnos

  • Gustavo

    13 de Marzo de 2013 a las 17:07

    Tengo la posibilidad de comprar un supra 3.0 atmosferico con103.000 km
    Que problemas dan y que deberia revisar

  • Fito

    14 de Marzo de 2013 a las 01:40

    Buenas noches Gustavo, mi nombre es Fito y soy propietario de un supra mk3 turbo targa….lo mas que te recomiendo es que te pases por el foro de SUPRACLUB y ahí encontrarás todas las dudas que se te puedan ocurrir, ya que es muy completo y te pueden ayudar con mucha más facilidad. Saludos

  • fernando

    29 de Octubre de 2013 a las 02:59

    una plegunta yo tengo un celica sup`la 3.0 pero no se que caballaje me de con un turbo de 16 liblas

  • El blog de Javier Costas » Le debo una disculpa a Ramón Roca Maseda, y desde hace tres años

    16 de Abril de 2014 a las 12:23

    […] es un día de esos en la que me la envaino, porque es lo justo. He leído de nuevo un artículo de 8000 vueltas en el que hablaban de mi coche, el Toyota Supra de tercera generación, en el que aporté un comentario como tantos otros. Eso […]

  • Rodolfo

    4 de Enero de 2015 a las 21:50

    hola , me llamo Rodolfo Perez , y me ha encantado el articulo , sobre todo por que de este modelo no hay mucha informacion. Yo Tengo un Toyota 3.0 i turbo Targa desde hace 15 años y mi comentario personal es que es un coche hecho con mucha calidad en los materiales utilizados , es fiable y en estos años que lo tengo he tenido solo una incidencia con una bobina de la bujia y en estos momentos que estoy cambiando el kit de embrague. Actualmente mi toyota tiene 128000 km. El mantenimiento es sencillo como cualquier otro vehiculo y los costes asequibles. yo lo tengo en mi garaje como algo especial. Un saludo

  • juan carlos

    30 de Mayo de 2015 a las 13:27

    Hola quiero comprar un supra y necesitosaber cuanto consume y problenas que dan es del años1998atmosferico y me da un poco de miedo la verdad es que lo ge probao y me encanta y es mi capricho y tengo miedo a que me engañen

  • Javier Bayas

    6 de Julio de 2016 a las 02:59

    Necesito por favor los faros traseros para el celica 86 y los direccionales delanteros gracias

  • j carlos

    15 de Julio de 2017 a las 20:51

    Hola socios tengo un supra atmosferico mejor dicho un piazo de joya motor 3000 7mge. muy contento y caprichoso con el y mimado . solo quiero saber como limpiais vosotros el salpicadero del coche para sacar brillo sin afectar a los materiales.gracias amigoa

Deja un comentario