Formula D Long Beach, el espectáculo del drift

El otro día os hicimos una introducción a la Formula D, para poneros los dientes largos y daros a conocer, si alguno no lo conocía, esta competición de drift americana. Hoy os traemos la segunda parte, con la crónica de la espectacular prueba de Long Beach.

Normalmente se suele dejar el resultado de la prueba para el final y mantener el suspense, terminando con un redoble de percusión, pero no, la victoria de “JTP” Justin Pawlak en su Mustang patrocinado por Falken no fue ni mucho menos lo más importante que ocurrió el pasado sábado en las calles de Long Beach.

El circuito estaba hasta la bandera, era la primera vez en la historia del campeonato que se agotaron las entradas. De hecho, sacaron algunos tickets a última hora para estar en “pelousse” (en algunas zonas de césped debajo de las gradas) para acomodar la incesante demanda. Las calles de Long Beach estaban a reventar y la competición, después de ver a los 32 primeros clasificados ayer, pintaba muy emocionante.

La nota predominante del día fue un sol de justicia y una temperatura anormalmente alta de 29ºC. Un calor que, junto a la humedad hicieron el evento bastante duro de llevar para todo el mundo a medida que el calor nos iba desgastando. Era de esos días que por mucho que te hidratases, siempre ibas a tener esa sensación de pesadez, sed constante, piel expuesta al sol algo quemada y ropa algo húmeda.

Por suerte, por la mañana aun estábamos bastante descansados y una larga cola de entrada no nos desanimaba a la entrada al paddock. Una vez dentro repasamos los stands ya que muchos no estaban todavía montados el viernes y muchos otros habían traído más material promocional en forma de pegatinas, llaveros, espectaculares modelos en uniforme corporativo, etc.

Empezaba la mañana con rondas de calentamiento en las que los pilotos salían en parejas para hacer los últimos retoques de su puesta a punto en condiciones similares a las de carrera antes de que empezase la prueba. Los pequeños roces y reparaciones desenfrenadas en el paddock de última hora eran una buena medida del nivel de tensión que había empezado a subir incesantemente a cada minuto que nos acercábamos a la hora cero.

A medida que los pilotos terminaban de preparar sus coches dio comienzo la eliminatoria de los 32 primeros clasificados del día de ayer. De entre las bajas más notables, además de los accidentes sin consecuencias de los Silvias de Matt Field y Robbie Nishida, fue la de Vaughn Gittin Jr con su Mustang con publicidad de Falken y Monster, que después de casi “enroscarse” y hacer un trompo en la primera curva de derechas, perdió su concentración completamente cometiendo otro grave error al embestir el muro con la trasera enfrente de los jueces en el segundo clipping point (punto de contacto al que los pilotos han de acercarse lo máximo posible sin golpearlo).

 

Y a pesar de hacer una segunda pasada casi perfecta siempre acosando a su rival y hacer una de las mejores persecuciones del día, los jueces no tuvieron piedad de sus errores en la primera, dando por terminada su participación en Long Beach. Y una vez más Gittin sale de Long Beach de manera prematura (el año pasado no llegó ni a clasificarse en el top 32 por un accidente).

Otro de los que se quedaron en esta ronda de eliminatorias fue el simpático y siempre espectacular Joon Maeng. Por muy espectaculares que sean los rotativos, tanto por su sonido como por la valía de sus pilotos, está claro que en esta disciplina parten con cierta desventaja frente a los motores tipo Otto convencionales, sobre todo de los V8.

Por último, el terrible accidente del escuálido  irlandés “D-Mac” Darren McNamara nos dejó a todos con el corazón en un puño, temiendo por unos eternos instantes por su salud. Al final se redujo a un poco de cojera en el tobillo y una carrocería magullada de su antes impoluto Saturn Sky (Opel GT en Europa) que seguramente irá directa al desguace. Más tarde, nos encontramos de frente con “D-Mac” en el paddock y le preguntamos por su estado de salud, pero nos tranquilizó haciéndonos saber que se encontraba mejor.

Para el top 16 se hizo un descanso de hora y media para comer, en el que aprovechamos para repasar de nuevo algunos stands, ver más chicas espectaculares, coger souvenirs de los patrocinadores y charlar con algunos pilotos. Entre ellos, el encantador Joon Maeng, que a pesar de haber sido derrotado prematuramente, mostraba una sonrisa de oreja a oreja y se tomaba literalmente minutos hablando, firmando autógrafos y haciéndose fotos con cualquier aficionado que se le acercase. Me postro ante la actitud de este deportista y que sirva de ejemplo para la ingente cantidad de divos que hay en el mundo del motor.

En el paddock, además de los pilotos y las famosas chicas de promoción, a poco que estemos atentos podemos encontrarnos personajes famosos del mundo de la automoción, como el carismático presentador Matt Farah, que con su programa en el canal @DRIVE por fin parece que tendremos de manera más o menos constante haciendo videos de lo que más le gusta, conducir coches preparados a toda velocidad. No os lo perdáis, ninguno de sus videos tienen desperdicio. Por cierto, ¿alguien se ha fijado en los curiosos tatuajes que gasta en sus gemelos?

Por fin a las tres de la tarde dio comienzo la ceremonia previa al Top 16. Segundos antes de que terminase el himno nacional, cantado en directo por una preciosa voz femenina, con todas las gradas en pie y la mano en el corazón a modo de respeto, los clasificados hicieron acto de aparición ceremoniosamente en fila de a dos a ritmo de golpes de gas en sus potentes motores de carreras.

Después de presentar a los finalistas, todos los coches fueron saliendo a cada cual con mayor dosis de humo de caucho y un público enloquecido, culminando en más de un par de coches haciendo donuts en parejas, con los coches enfrentados entre sí. Nadie como los americanos para presentar un espectáculo.

Para el top 16 perdimos a Kyle Mohan y su RX8 púrpura (el rotativo mejor clasificado del evento), que en uno de sus acercamientos a los clipping points había literalmente sesgado parte de su alerón trasero. Queda fuera de toda duda el alto nivel al que está este campeonato.

También perdimos a Conrad Grunewald y su Camaro del patrocinador Hankook, el Scion (Toyota para el mercado joven en EEUU) Tc del Noruego Fredric Aasbo y Toshiki Yoshioka, otro de los japoneses emigrados de las series D1. La batalla de Yoshioka en su Silvia S15 blanco contra Forsberg estuvo muy peleada, teniendo al público emocionado y clamando por una repetición (“one more time”) para desempatar.

Otros de los que cayeron en esta primera ronda fue Ryan Tuerck que después de una estelar ronda de clasificación, fue eliminado por Matt Powers por ser demasiado conservador.

A continuación os detallamos los finalistas para disputar los “Great 8” (“los 8 Grandes”):

Un sorprendente Kenneth Moen con su Nissan 350Z del equipo privado de Lutz Performance colándose entre los finalistas.

Tyler McQuarrie en su Camaro esponsorizado por las cámaras de video GoPro siempre siendo un valor seguro.

Rhys Millen, un veterano de las carreras en el único coche coreano, el Hyundai Genesis Coupe.

Chris “The Force” Forsberg, el campeón de 2009, de los más espectaculares de toda la parrilla, con su Nissan 370Z con muchísimo ángulo y siempre generando más humo que la mayoría de sus rivales.

Matt Powers sorprendiendo a todos con su Silvia del equipo Need For Speed, ya que terminaron el coche a las cuatro de la madrugada de la noche del jueves al viernes.

Daijiro Yoshihara, el vigente campeón con su Silvia S13 del equipo America’s/Discount Tire.

“JTP” Justin Pawlak, compañero de Gittin Jr. en el llamativo Mustang verde y azul del equipo Falken.

Daigo Saito, el campeón de la Formula Drift Asia 2011,

(Saito llegaba a los octavos con su impresionante ballena negra mate, el Lexus SC430/Soarer con motor de seis cilindros en línea de 3.4l, sobrealimentado por un único turbo que daba la desorbitada cifra 1200 caballos).

Por último, el nuevo Scion FR-S (Toyota GT86 en el resto del mundo) del equipo oficial preparado por Greddy de Ken Gushi.

Gushi quedaría fuera en la primera ronda de octavos después de un roce en el muro del segundo clipping point en la lucha contra el campeón Dai Yoshihara. Como resultado después de la primera prueba, a Ken y su equipo les queda un buen sabor de boca, habiendo mejorado en cada pasada, y llegar más lejos en el evento de lo que esperaban con un coche completamente nuevo. Se espera mucho de este coche en el futuro y seguro que no tardamos mucho en ver más participantes en la Formula D que el del equipo oficial.

Para las semifinales hubo una dura lucha y esta se dejaba ver en forma de mucha carnaza de fibra (de carbono y de vidrio) y trapecios doblados de los participantes, sucediéndose accidentes leves constantemente y dejando a los espectadores exhaustos de tanto esperar al sol.

Cuando por fin se terminaron las reparaciones de gracia que se otorgan por cinco minutos a aquél piloto que los solicite, sólo Yoshihara, un sorprendente Saito en su primera prueba norteamericana, Powers y Pawlak sobrevivirían para disputarse el triunfo absoluto.

Powers fue el primero en caer, seguido de Saito. Ambos lucharon encarecidamente por el último escalón del podio. Al final el japonés se llevaría el gato al agua, dejando a Powers en el siempre odiado cuarto lugar, pero contento, después de un fin de semana complicado en el que apenas tuvo tiempo de probar y preparar su coche.

Por último, la victoria absoluta entre el campeón del año pasado, Yoshihara, y JTP, el compañero de equipo de Vaugh Gittin Jr. resultaba en ser una de las menos interesantes del día, y no por la falta de emoción en sí, si no porque los espectadores estaban ya agotados y tan pronto como ambos coches hicieron su segunda pasada, cantidades ingentes de aficionados huyeron en masa de las gradas para volver al frío aire acondicionado de sus coches.

Tal fue la estampida de gente que salía del circuito que hasta la megafonía  preguntaba si acaso la gente quería saber el resultado antes de irse. Finalmente, JTP fue proclamado por los jueces como el ganador de las calles de Long Beach.

Nosotros, después del primer evento de Formula D tenemos claro que sólo queremos una cosa: que llegue el próximo evento cuanto antes. Este deporte, aunque algunos no lo consideren como tal, hay que verlo para entenderlo y sobre todo, disfrutarlo. Nada te prepara para emocionarte tanto viendo dos coches compitiendo pero que no corren contra el crono. Si tenéis ocasión, id a verlo: es puro espectáculo, puro Formula Drift.

 

Extra Lap

Os adjuntamos información para que tengáis todos los datos. Aquí tenéis el árbol de las eliminatorias y resultados finales: http://www.formulad.com/schedule/results/long-beach-results-2012.php

Aquí tenéis un par de videos a modo de resumen:

http://vimeo.com/40205663

Este último hecho por Ford Racing que nos deja con las mejores tomas de los Ford de Gittin y Pawlak, claro:

Y para los que quieran repasar el evento en detalle, aquí están los videos de cada una de las rondas:

http://www.twitch.tv/driftstream/videos

Os recomiendo también que veáis la última ronda de Vaugh Gittin Jr. por su espectacular y agresivo estilo:

Si os habéis quedado con ganas de mejores fotos (uno hace lo que puede sin pase de prensa y con un modesto 18-55mm y cero nociones de edición y postprocesado de fotos) os recomiendo ver las increíbles fotos del artículo de Stance Nation, tanto de las rondas clasificatorias como del evento completo.

 

Extra Lap 2

Entre los stands pudimos ver por primera vez en vivo uno de los famosísimos Porsche 911 preparados por Nakai San de RAUH WELT, concretamente, el primero que hizo en EEUU, apodado “Hoonigan”. Aquí os dejamos algunas fotos que tomamos y  la historia de este coche en Eurotuner.com

Extra Lap 3

Adivinad quién tuvo la suerte de rodar (tranquilamente) por la pista el jueves y tiró un par de fotos de su propio coche…

Artículos relacionados

12 comentarios en “Formula D Long Beach, el espectáculo del drift”

  • Angel Martín

    12 de abril de 2012 a las 21:10

    Muy buen reportaje Jorge, muy completo y bien ilustrado. Una pregunta, ¿en estos eventos, los aficionados tienen la posibilidad de hablar cara a cara con los pilotos y observar los garajes de cerca?, es que da la sensación de ser un deporte mucho más cercano al público no como otros, por ejemplo la Fórmula 1.

    Felicidades de nuevo por el post.

    PD: Espero con muchas ganas la prueba del Hachiroku.

  • Jorge Azcoitia

    12 de abril de 2012 a las 22:03

    Ángel, muchas gracias, estoy bastante liado últimamente, pero en cuanto pueda me pondré con la prueba. Habrá mucho material gráfico así que preparad las palomitas ;)
    Respecto a tu pregunta, así es, pásate por el artículo que escribí hace unos días de la ronda de clasificación y ahí cuento un poco más acerca de como funciona este deporte: http://8000vueltas.com/2012/04/08/formula-d-long-beach-arranca-la-temporada-de-drifting-en-america

  • topspeed

    12 de abril de 2012 a las 23:21

    Vaya nivelazo de coches, pero creo que se dejan mas en mujeres que en coches. Hay algunas con unos air-bags que quitan el hipo.

    Estaría bien ver algo parecido por España, pero aquí estarían solo los pilotos y los mecánicos, porque lamentablemente la gente pasa de ir a estas cosas, pero pienso que animando los “alrededores” de la carrera en si animaría un poco mas a la gente a asistir.

    P.D: Estupendo el reportaje, he ido viendo muchas fotos de este evento a través del tweeter de Motor Mavens y ahora con vuestro reportaje es casi como si hubiera estado allí.

  • Staff

    delarosa

    13 de abril de 2012 a las 00:31

    @topspeed
    Discrepo en una cosa: la gente pasa, sí, pero sólo en parte. Los eventos que se promocionan adecuadamente se llenan. Por ejempo: las carreras de camiones, las Martini Legends o el Jarama Vintage Festival.
    En el otro extremo están carreras como las 6 horas de resistencia del Jarama, que es interesantísimo, pero que no se publicita nada y está vacio.
    Es cierto que apenas hay cultura del motor, pero los eventos que se promocionan funcionan algo más que la mayoría, que no se promocionan NADA.
    Desde luego, haciendo un evento con “animadoras”, stands de merchandishing, actividades alternativas resulta mucho más apetecible.

    En mi humilde opinión, of course.

    Saludos

  • Tomeu

    13 de abril de 2012 a las 18:08

    Simplemente enhorabuna

  • topspeed

    13 de abril de 2012 a las 20:48

    @delarosa
    Si tienes mucha razón y eso es peor todavía porque son ellos mismos los que se tiran piedras a su propio tejado, porque si hubiera mayor afluencia de público les sería mas fácil encontrar patrocinadores.

    Se debería hacer algo por aumentar la cultura automovilística en este país y en eso debemos ser todos los que participemos, los medios de comunicación, los organizadores y por supuesto el público.

  • Alex

    14 de abril de 2012 a las 10:17

    Quien diga que a aumentado ams fotos de coches que de chicas..miente

  • Fran

    17 de abril de 2012 a las 11:49

    Topspeed, aqui en españa hemos empezado hace nada con el tema.
    En breve tendremos la primera prueba de este año ;)
    pasate por http://www.drift.es

    El problema es que si ya es complicado encontrar patrocinadores, en este momento de crisis económica no se moja nadie :(
    Pero llevamos desde 2009 organizando el certamen, y cada vez pinta mejor.
    Poco a poco, ya sabemos como funcionan las cosas en este país.

  • Staff

    delarosa

    17 de abril de 2012 a las 11:59

    @Fran
    Gracias por la información, mucha suerte con el campeonato de este año.

  • Storm

    17 de abril de 2012 a las 17:13

    Espectacular! Y éso que el drifting no me hace mucho tilín…

  • Historias de un Hachi Roku californiano, primeras evoluciones - 8000vueltas.com

    2 de mayo de 2012 a las 10:49

    […] Unas pocas fotos de la presentación en exclusiva para los miembros del grupo Imports@UCI del nuevo Scion FR-S preparado por Greddy que vimos debutar hace dos semanas en las calles de Long Beach. […]

  • Hachi Roku: Bailando bajo la lluvia. Los números no lo son todo. – 8000vueltas.com

    29 de abril de 2013 a las 09:50

    […] en uno de los grupos de drift, vi que detrás de mí estaban los coches de drift de Matt Field (piloto de Formula D al que ya mencionamos hace un año) y de Jeff Wolfson (drifter de la categoría semiprofesional […]

Deja un comentario