Historias de un Hachi Roku californiano, primeras evoluciones

Sin ánimo de excusarme, os diré que es muy complicado hacer una prueba de mi propio coche. Y no ya por ser objetivo con algo que evidentemente lo aprecias porque es tuyo; es que hasta ahora he estado (y sigo) descubriendo “capas”, etapas. El coche ha experimentado distintas evoluciones que le he ido haciendo desde que duerme en mi garaje y poco o nada tiene que ver de cómo era a cómo es.

Para empezar, el coche me llegó con una monta de neumáticos que no era la de serie, con una suspensión y geometría que no me gustaba cómo iba reglada y unos cuantos detalles más. Pero mejor vayamos por partes.

El Toyota Corolla GT-S, nombre comercial en EEUU de mi querido “Hachi”, tiene una potencia de 112 CV a 6600 RPM y un par de 132 Nm a 4800 RPM de serie. Es de esperar que en un coche con 25 años estas cifras se hayan ido diluyendo. Por suerte, contamos con ciertas mejoras que hagan igualar y tal vez hasta superar (no por mucho) esas cifras: colectores de escape TRD (Toyota Racing Development o, para los profanos, la gama de accesorios deportivos oficial como pueda ser Nismo en Nissan, M en BMW, etc), escape HKS Hi-Power (el modelo de escape más deportivo de una de las mejores marcas de piezas aftermarket de Japón) y unos árboles de levas con mayor cruce, pero muy “utilizables” para un uso de calle, de 264 en admisión y 272 en escape, también de HKS. Por último, y para cerrar el apartado de mejoras en la cadena de tracción, monta un diferencial autoblocante de láminas (bastante agresivo para calle, pero mucho más efectivo yendo rápido) de la marca Kaaz del tipo 1,5.

El chasis tiene también algunas mejoras como una barra de torretas delantera (necesaria, pues la carrocería de serie no es muy rígida), y principalmente la suspensión con muelles delanteros H&R, los traseros sospecho que son de TRD; amortiguadores Tokico HTS (en el mundillo de los AE86, de lo mejor que puedes montar, junto al set de TRD) de recorrido corto (también conocidos como “short stroke”). Otras mejoras incluyen las pletinas para dar caída (camber plates) al tren delantero de la marca japonesa TEIN, barra Panhard ajustable de T3 (Techno Toy Tuning, preparadores de renombre del AE86 en los EEUU) y varios casquillos de poliuretano en el tren trasero en lugar de los de goma de serie, que dan algo más de precisión en general.

En cuanto a mejoras en el apartado de frenos, monta pastillas y discos deportivos (los que puso el antiguo dueño y cuya marca desconozco, pero aguantan bastante bien el trato duro). Los latiguillos metálicos que traía cuando lo compré estaban fugando y, para colmo, las juntas internas de la bomba de freno estaban en las últimas, así que cambié ambos, montando siete (sí, lleva siete) tramos de Goodridge, la bomba nueva y un alternador que también había dicho basta.

 

No os asustéis, los coches antiguos siempre van a necesitar más tiempo y dinero que un coche nuevo; y no os engañéis, que les pasa a todos, por muy bien que os digan que están. Y de todas formas, ya me gustaría ver a muchos coches de hoy día funcionando así de bien en 25 años.

Por último, cuando lo compré, traía las llantas del Celica Supra de segunda generación (el último Supra que era un derivado del Celica), que son de 14 pulgadas de diámetro, al igual que las de serie, siendo el ancho mayor (de 6 a 7 pulgadas). Las gomas que traía (para los curiosos, 195/55R14) estaban en los testigos. Como la medida no me gustaba cómo iba, decidí hacerme con un set “para calle” y dejar estas llantas para tandas; acabé montando en estas llantas unos neumáticos de segunda mano en buen estado de 185/60R14 por cuatro duros para poder abusar de ellas sin miramientos. No era la medida de serie (195/60R14), pero es bastante parecida y así conseguía tener un desarrollo algo más corto.

Al poco de buscar unas llantas para calle, me hice con unas llantas de “panel de abeja” de 13 pulgadas (aquí, en el paraíso de las llantas de más de 20” como es EEUU, encontrar unas en esta medida fue un golpe de suerte) de la marca Riken que se ajustan muy bien a la época del coche. Como dato curioso, tanto en Japón como en Europa y en EEUU en la versión básica (SR5), una de las montas de serie era 185/70R13. Y esa es exactamente la que le puse.

A muchos os parecerá mucho perfil, pero con la cantidad de baches que hay en las carreteras californianas y el reducido recorrido de mi suspensión, la verdad es que el cambio fue a mucho mejor para el uso a diario.

Por fin llegó el primer trackday en “Streets of Willow”, que es el circuito “Club” de Willow Springs. Tal y como me daba la sensación sólo llevándolo por la calle, el coche transmite al volante todo lo que pasa en las ruedas delanteras. La postura de conducción es bastante buena, el asiento en sí es cómodo y no tan alto como los que suelen llevar los coches hoy día. Pero bien por diseño o porque la espuma de la banqueta está deformada del tiempo, y a pesar de que puedo regular la inclinación de la misma, suelo ir resbalándome hacia delante y tengo que reincorporarme cada cierto tiempo. El respaldo tiene apoyo lumbar (hinchable) y el agarre lateral es muy bueno para un coche de calle, ya que tiene una ruleta para que los cojines laterales vayan aproximándose y agarrándonos por las dorsales. Por desgracia, su diseño no es perfecto y a veces llevarlos muy “cerrados” puede hacer que el cojín lateral se quede con forma convexa, provocando el efecto contrario del esperado, empujándote fuera del asiento. Por último, tiene un reposacabezas con poco recorrido de regulación y sólo en altura, pero que en mi caso concreto descanso la cabeza justo encima de él, recogiéndome toda la nuca en la curvatura donde termina. No estoy seguro de ir muy protegido con las cervicales en caso de ser embestido por detrás, pero desde luego es bastante descansado para conducir.

Ya en circuito, y al igual que en las primeras impresiones que tuve, me da que el coche es ágil pero algo nervioso y me cuesta llevarlo recto cuando intento ir a por tiempos. A pesar de haber estado jugando con los reglajes de dureza de los amortiguadores, aún no estoy muy a gusto y hay mucho que trabajar, pero sé que la base es buena: está sano de chasis y motor, y sobre todo, después de habérmelo pasado como un enano, me voy muy contento a casa, especialmente satisfecho al ver que aguanta el trato duro sin pestañear a pesar de su edad.

Una tanda del primer trackday, un pequeño intento de seguir a un EVO X por unas pocas vueltas. A partir del 4:41.

Una de las tareas que más disfruto de mi coche es tenerlo limpio, aunque un día fui más allá y me dio por limpiar el motor, ya que estaba lleno de suciedad acumulada que, por lo que costaba sacarlo, parecía llevar ahí desde hace un cuarto de siglo, literalmente. Una tarde entera de trabajo dio este resultado.

Conociendo cada vez a mejor el coche, pero aún sin entenderme del todo con su peculiar comportamiento, decido que quiero cambiar la geometría del tren delantero y de paso comprobar si la barra Panhard del tren trasero está bien regulada (no podemos hacer más reglajes detrás).

Hasta ahora llevaba aproximadamente las especificaciones dadas por el fabricante que eran de -0.8º de caída, 2º de avance y una convergencia desconocida. Con estos reglajes el coche era relativamente “seguro” y facilón, pero una vez lo descolocabas se quería “enroscar” de manera abrupta y además se frenaba rápidamente yendo de lado, en vez de dejarte alargar el derrape en una bonita cruzada controlada. Estaba claro que así no podría hacer drift cómodamente y ni tampoco aprovechar bien el coche intentando ir rápido “por el sitio”.

Después de un par de llamadas para averiguar el mejor sitio para hacer el paralelo por la zona, me hablaron de West End Alignment, en la ciudad de Gardena. Tuve que pedir cita porque este señor, Darin Nishimura, está tan solicitado que has de esperar literalmente semanas a que tenga hueco para atenderte. Y cuando por fin lo llevé me resultó curiosa a la vez que familiar la manera que tiene de trabajar. Darin es el dueño y él mismo es el que hace los paralelos. Además, habla contigo preguntándote para saber exactamente lo que quieres y cómo lo va a conseguir. Es un tipo muy serio y, aunque no le gusta nada perder el tiempo, es un auténtico apasionado como demuestran los coches que tiene y lo que le encanta conversar de casi todo lo que os podáis imaginar del espectro del mundo del motor. Un tipo muy interesante. En ciertos aspectos, además de tener origen japonés, su manera de proceder me recuerda ligeramente al carismático Nakai-san, posiblemente el preparador de 911 de refrigeración por aire más popular hoy día.

Aquí tenemos al propio Darin en su Honda Civic EF, preparado con mimo y poniendo en apuros a M3, Subarus y lo que le pongan por delante.

Mis necesidades para el coche eran complejas en los detalles porque el coche tenía que ser usable para la calle junto con un equilibrio fácilmente ajustable y variable para poder jugar con el subviraje o sobreviraje a mi voluntad en plena curva; pero la idea es sencilla en lo principal: quiero un coche divertido. Cuando hicimos el ajuste lo hicimos conmigo sentado para que el coche dé esos valores en las condiciones que se va a usar. A pesar de que me recomendó empezar probando con una caída de -2º, me pareció algo excesivo para un coche con uso de calle. Así que finalmente lo ajustamos con los siguientes valores: caída aumentada a -1.5º, avance a 4º y convergencia prácticamente a 0. Según el coche tocó suelo el mecánico me dijo: “Sal a darte una vuelta y me dices si ha quedado bien”. Asombrado por su confianza (no iba de parte de nadie, ni nos conocíamos), salgo en pleno aguacero. Giro en un cruce a izquierdas y dando un pelo más de gas del que sé que debería, la trasera, antes nerviosa en el momento de perder agarre, desliza con suavidad y continúo haciendo el giro de 90º con un punto de contra volante sin siquiera tener que hacer una sola corrección. Parecía otro coche. ¡Qué pasada! No podía esperar a probarlo de nuevo en circuito.

CONTINUARÁ…

Extra Lap

No todo son circuitos. Disfrutar de un paseo por la noche con tu coche tiene un encanto único y aquí no lo es menos. Este video es un homenaje a mi película preferida del año (y seguramente en mi top diez de toda la historia), Drive, de Ryan Gosling.

Extra Lap 2

Unas pocas fotos de la presentación en exclusiva para los miembros del grupo Imports@UCI del nuevo Scion FR-S preparado por Greddy que vimos debutar hace dos semanas en las calles de Long Beach.

 

Artículos relacionados

20 comentarios en “Historias de un Hachi Roku californiano, primeras evoluciones”

  • topspeed

    1 de mayo de 2012 a las 23:50

    Que envidia, como te odio, quiero tu coche y quiero vivir donde vives. Mi sueño incumplido es vivir en USA, adoro la cultura del automóvil que hay por allí.
    El coche suena genial y lo estás dejando muy muy bonito.

  • Enzo60

    2 de mayo de 2012 a las 00:12

    Me produces una terrible sensacion de envidia. ¬¬

    Good proyect. Good car.

  • SQL

    2 de mayo de 2012 a las 01:29

    Bonita historia y bonitos videos (desde que vi drive inmediatamente me descargue ese tema que parece estar hecho ex profeso para paseos melancolicos de conductores nocturnos.)

    Por cierto, aviso a navegantes aunque igual pasa solo desde mi smartphone, no puedo visualizar los videos embebidos, a mi me aparecen como imagenes, creo… Y hablando de videos ¿Llevas piña desmontable para el volante como Mr. Bean? :D Medio se intuye viendo la intro del bonito video del paseo de noche.

    Para nada queriendo sacar punta, pero en la foto del motor se aprecia como este se nota algo inclinado hacia el lado izquierdo, seguramente lo sabras ya pero bueno. Si no tiene un motivo necesario quizas lo mas seguro es un taquito de motor, entretenimiento. Y dejar el vano limpito siempre son ventajas a parte de que todo luzca mas, de nuevo te entretienes, aprovechas a revisar el estado general de todo y todo queda mas facilitado para cualquier futura reparacion.

    Un saludo!

  • FMM

    2 de mayo de 2012 a las 01:58

    Indudablemente el perfil ( 70 ) es quizás un poco alto, pero a cambio ganas en un comportamiento más noble y predecible. Por cierto, el motor suena genial.

  • Yunnan

    2 de mayo de 2012 a las 13:42

    Y para colmo ya no te podemos decir que estudies!!

  • Alex ITF

    2 de mayo de 2012 a las 15:21

    Como me ha gustado esta entrada Jorge!
    Es de esperar un artículo que, como mínimo, que se pueda calificar de exquisito en esta página, pero intentar describir uno de TUS coches (en todos los sentidos) paso a paso las evoluciones realizadas y las sensaciones percibidas tras cada una de ellas en tus experiencias,además de la historia de cada una,la entrada a los circuitos a aprovechar el tiempo de verdad,aprovecharlo haciendo lo que más te gusta!!… es jugar con nuestras ilusiones y hacernos fantasear en cumplir tu aventura,o o en mi caso mi sueño, de poder hacer lo propio cada uno con SU coche particular, ese que solo entendemos nosotros porque nos encanta,que cuando imaginas que lo tienes te crea incertidumbre del grado de satisfaccion y disfrute que puedes alcanzar cuando finalmente lo consigas y pases con el momentos inolvidables.
    Enhorabuena de verdad, y que sepas que todo este pasteleo lo has provocado tu al contravolantear tras deslizar saliendo del taller para testar la inclinacin y el avance de la suspensión!
    Ese momento en el que te crees el fockin amo por jugar con tu máquina a voluntad es indescriptible ;)
    Saludos.

  • Storm

    2 de mayo de 2012 a las 17:28

    Bien! Haciendo las cosas poco a poco y con cabeza!
    Un buen alineado no vende nada en el ambiente truñero (mejor cambiar mil piezas de fabricantes careros) pero es uno de los primeros y más lógicos pasos (junto con unas cubiertas en condiciones).
    A la espera del resultado!
    P.D: Definitivamente, tengo que ver Drive.

  • Jorge Azcoitia

    2 de mayo de 2012 a las 17:43

    ¡Gracias a todos por los comentarios! Así da gusto =)
    @SQL, el motor va así inclinado a propósito en la mayoría de coches para que lo que se conoce como la “chupona” (ya veo las bromas venir) esté siempre recibiendo aceite y en el resto del motor el aceite que va circulando por él tienda a caer a ese punto. Está estudiado para que sea así. Yo también lo pregunté en su día y no hay que preocuparse. ;)
    @FMM, estoy seguro que si os diera un paseo con la monta que traía antes en 14 y ahora, más de uno me pediría volver a 13. No ya por lo seco en los baches, es que el coche se comporta de manera mucho más natural cuando lo llevas al límite (ojo, no he dicho que sea más “aburrido”, si no al revés, ¡te deja sacar mejor partido a todo!).

  • Staff

    Lasheras

    2 de mayo de 2012 a las 21:15

    Menudo pedazo de artículo. Me ha encantado.

    Muy muy fresco, un punto de vista distinto al que estamos habituados. Y el video del trackday…cuando lo he visto he pensado:¡¡¡más de 20 minutos!!! y al final se me ha hecho hasta corto; contravolantes, punta tacón…y con lo bien que suena el 86…Lo dicho, me ha encantado.

  • Ceci

    3 de mayo de 2012 a las 09:56

    Que gozada de coche… Por suerte pude probar un Levin hace 1 par de añitos y sencillamente me encanta. Por cierto ¿no te planteas hacerle en un futuro un swap al 4AGE 20v?

    Enhorabuena y a disfrutarlo (que veo que lo estás haciendo y mucho)

  • Fran

    3 de mayo de 2012 a las 10:36

    Muy bueno!
    La verdad es que ese coche pide a gritos un dueño que lo entienda y lo quiera bien.
    Pena que sean tan complicados de encontrar en condiciones.

    Por cierto, pones que el diferencial Kaaz lo llevas tarado al 1,5, eso es el tipo de diferencial.
    Si dices que es agresivo para calle lo llevarás al 80% o 60% como poco.
    Esos diferenciales funcionan muy bien la verdad.

    Sigue dandole!

  • Angel Martín

    3 de mayo de 2012 a las 15:17

    Felicidades Jorge, porque apasionante es la palabra que más se adapta a este último post que has escrito. Se nota que le vas cogiendo cariño al coche, y eso se ve en el cuidado de los detalles. Poco a poco se irá fomentando esa relación entre coche y conductor, pero cuidado; porque puede que antes de lo esperado llegue el momento en el que prácticamente te obsesiones con él. Es lo que tiene el Hachiroku, ese “algo” que hace que a los ojos del correcto propietario sea EL COCHE.

    Una entrada sencillamente increíble, 10/10.

    Un saludo.

  • omega

    4 de mayo de 2012 a las 05:13

    muy buena la entrada, una pena que sea tan dificil encontrar un ae86 por la peninsula exceptuando en portugal que se puede ver alguno en segundamano, aunque tampoco nos podemos quejar ya que tenemos grandes europeos como el clio williams o de esa concepción el 318is e30 aunque para mi mucho mas falto de exclusividad y caracter que el hachi roku. un saludo y a seguir cuidandolo

  • Jorge Azcoitia

    4 de mayo de 2012 a las 19:04

    @Ceci, no, la verdad es que siempre he querido conservar el 16v. Sobre todo de cara a que son más agradecidos con las preparaciones… ¡y es el motor original del coche!

    @Fran, muchas gracias por la nota del diferenciall, ya está corregido. No tengo excusa. A propósito, recientemente cambié la valvulina que llevaba y ahora es bastante más suave. Me pregunto cuál llevaría antes porque la que llevo ahora no es moco de pavo tampoco, pero bloquea mucho más suave, especialmente en los cruces por la calle, donde antes salía escuchando literalmente trompicones.

    @Angel, desgraciadamente es demasiado tarde para mí y ya me ha obsesionado completamente.

    A vosotros y al resto, muchísimas gracias por los comentarios. Siempre se agradece mucho leer cosas así. Espero que la próxima entrega os guste más aun.

  • HJAA555

    5 de mayo de 2012 a las 21:06

    excelente articulo! excelente coche, y el video del homenaje a Drive, espectacular!!

  • S2000_Europe

    7 de mayo de 2012 a las 16:36

    Un articulo genial! Para cuando un video homenaje a Initial D? ;)

  • Panoramadelmotor

    7 de mayo de 2012 a las 21:02

    Preciosa foto con el FT86, con unas llantas Watanabe quedaría de fabula

    Un saludo

  • Fran

    8 de mayo de 2012 a las 09:06

    Buenas Jorge

    Pues una de dos, o la valvulina vieja estaba ya MUY vieja (aunque dudo que sea eso, ya que esos diferenciales requieren un cambio muy frecuente de esta)

    O simplemente no era la que tenía que llevar por tener especificaciones diferentes.
    Hay quien usa un aceite específico y quien usa la valvulina normal junto a un aditivo.

    Si dices que ahora va más suave pues genial ^^ a disfrutarlo!

    Un saludo.

  • luis daniel

    8 de junio de 2012 a las 00:04

    hola si yo viviese en eeu seguramente me decantaria por un civic eg o ek para montarle un k20 y turbarlo a tope ajajajaja pero como esto es españa y se rien de nosotros, pues no podre acerlo

  • Poniendo a punto el Hachi Roku – 8000vueltas.com

    28 de enero de 2013 a las 12:49

    [...] meses que no hablamos del pequeño Hachi Roku y sus aventuras en California. Ha habido muchas novedades, e incluso se ha tirado una buena temporada parado, pero volvemos con [...]

Deja un comentario