Blancpain Endurance Series. Parte 1: Viaje a Barcelona

Como ya sabe nuestro aclamado público, desde 8000vueltas intentamos organizar todos los años al menos un viaje para disfrutar de algún evento automovilístico de relevancia. Normalmente buscamos carreras de renombre en el viejo continente (aún no nos alcanza la billetera para irnos hasta Macao, Indianápolis o Bathurst). La verdad que es difícil lograr que todos los integrantes de 8000vueltas viajemos juntos, pero se intenta. De este modo, hemos ido a carreras como las 24 horas de Le Mans, 24 horas de Nürburgring o, más recientemente, al Gran Premio de Mónaco de Formula 1.

Sobre este último viaje no enlazamos nada ya que cualquier publicación que hubiésemos escrito no haría justicia a la experiencia vivida y además podría ser censurada incluso en los ambientes más sórdidos: fue un fin de semana que incluyó, entre otras muchas cosas, ver la clasificación desde la terraza del exclusivo Hotel L’Hermitage de Mónaco o la carrera desde el Hospitality de Red Bull Racing F1, aunque tengo que reconocer que los planes más atractivos ocurren siempre fuera de la pista. Obviamente, no podrán salir de mi boca los nombres de los implicados y por tanto no diré que coincidimos de fiesta con Button, Kvyat, Ericsson o Palmer… Confiad en mí, Mónaco es EL Grand Prix (con mayúsculas) si vas con el plan correcto.

Mónaco: nuestro viaje en una foto

Lo de Mónaco ya ha sido hace unos meses y, aunque la excusa para ir hasta allí era la Fórmula 1, la verdad es que fue un viaje más lifestyle que de olor a gasolina, con lo que me quedé con las ganas de un verdadero plan para quemados del automovilismo. Así que, no contentos con la F1, decidimos buscar algo que calmase nuestra sed de gasolina de 105 octanos y aceite Castrol RS.

Lo cierto es que en Europa hay bastantes opciones: F1, Rallies, WTCC, DTM… y eso sin contar otras modalidades como motos o camiones. Por cercanía, costes y prestigio, la opción estaba clara: Blancpain Endurance Series en Barcelona (29 de septiembre – 1 octubre)

BMW Z4 GT3. De los GT3 más bonitos de la década

BLANCPAIN GT SERIES

¿Por qué elegir esta carrera? Es sencillo y además los motivos son bien numerosos. En primer lugar, Barcelona es el circuito “cercano” más importante que tenemos los madrileños. Es verdad que el Jarama es ya un trazado mítico, que Ascari es precioso o que Portimao es impresionante; sin embargo, ningún de ellos acoge categorías del caché de las que acoge Barcelona. Las Blancpain GT Series no serán tan prestigiosas como el mundial de Formula 1 o el de WEC (Mundial de Resistencia), pero os puedo decir que la emoción que desprenden sus carreras es colosal.

Carreras con parrillas llenas, como en los mejores años de la competición en Europa

50 coches en pista, pilotos de alto nivel, sistema de balance de prestaciones (Balance of Performance o BOP) y circuitos con historia (Paul Ricard, Monza, Misano, Silverstone, Spa, Zolder, Nürburgring…) hacen de este campeonato uno de los más atractivos del panorama internacional. Es de destacar que no solo es atractivo para el espectador sino que también lo es para los equipos: costes contenidos por coche y por carrera, opción de incluir pilotos de pago en sus escuadras, gran repercusión en toda Europa y una igualdad extrema entre coches. Una combinación que también la convierten en un perfecto escaparate para las marcas.

Las Blancpain GT Series son el escaparate ideal para las marcas

Uno de sus puntos más llamativos y que mejor funciona a la hora de equiparar los distintos coches es el ya mencionado sistema BOP (Balance of Performance): una serie de test que se llevan a cabo en todos los vehículos a principio de temporada -por pilotos independientes- y que lastra los coches más rápidos para igualar las prestaciones (y por tanto el campeonato). Para llevar a cabo esta equiparación de los equipos, el promotor del campeonato (SRO, propiedad de Stefan Ratel, co fundador de las extintas BPR GT Series y anterior FIA GT Champisonship) pueden aplicar ventajas o restricciones sobre los coches: lastres, bridas sobre la admisión, limitación de presión de combustible, revoluciones por minuto, etc.

Ejemplo del BOP aplicado sobre distintos coches

Hay múltiples competiciones en las que se utiliza este sistema, lo que sucede es que en SRO son unos auténticos especialistas en aplicar esta arma de igualdad de forma eficaz; no como en las 24 horas de Le Mans 2016, donde hubo barra libre de atropellos al reglamento de la FIA y el ACO con Ford como principal beneficiado.

Aunque entiendo que el BOP tiene sus ventajas, en el fondo no acaba de convencerme: por un lado, ayuda indudablemente a darle emoción a las carreras, ya que los tiempos por vuelta de todos los coches son muy similares; por otro lado, si un equipo hace un excelente trabajo de desarrollo con el reglamento en la mano, se verá lastrado por todas las restricciones que se aplican, beneficiando así a los más rezagados. Es decir, el BOP aniquila de golpe el espíritu competitivo de los equipos (no así el de los pilotos).

Aparte, no es un método infalible, ya que tras cada carrera se siguen aplicando factores de corrección a los equipos más rápidos. Así, por ejemplo, Audi o Mercedes, que buscan conseguir mayor repercusión mediática en carreras como la de las 24 horas de Spa (la única de 24 horas del calendario Blancpain), bajan el rendimiento de sus coches en la cita anterior para que el BOP les beneficie de cara a la carrera belga.

Eau Rouge…

En cualquier caso, el campeonato vive en la actualidad una era dorada: con 11 marcas distintas, más de 40 coches y 100 pilotos por carrera, la emoción está servida. Entre estos pilotos, los españoles contamos con una nada despreciable representación:

  1. Albert Costa: Emil Frey Jaguar G3
  2. Daniel Juncadella: AKKA ASP Mercedes AMG GT3
  3. Miguel Molina: SMP Racing Ferrari 488 GT3
  4. Lucas Ordoñez: Motul RJN Nissan GT-R Nismo GT3
  5. Andy Soucek: M-Sport Bentley Continental GT3
  6. Miguel Toril: Black Falcon Mercedes AMG GT3

De izquierda a derecha: Miguel Toril, Miguel Molina, Antonio García, Albert Costa, Lucas Ordóñez, Andy Soucek, Dani Juncadella.

Ha habido más participaciones de españoles en el campeonato, como por ejemplo la del grandísimo Antonio García o la de Isaac Tutumlu, pero han sido muy puntuales. De hecho, el primero participó en la carrera de Paul Ricard en la que los españoles conseguimos un repóquer histórico: 1º Soucek, 2º Molina, 3º García, 4º Juncadella y 5º Ordóñez.

Este es otro de los motivos por los que queremos ir a Barcelona: el gran nivel de pilotos españoles que hay en el campeonato. Para más inri, Andy Soucek se juega el título de la categoría Endurance, momento que me sirve para introducir las distintas categorías dentro de las Blancpain así como unas breves pinceladas a modo de resumen:

Andy Soucek con el Bentley con el que compite en las Blancpain Endurance CUP

NORMATIVA

  • Coches: reservado a especificaciones GT3 con aplicación del Balance of Performance.
  • Pilotos: se les aplica la categorización implantada por la FIA. Es un poco largo de explicar, por lo que adjuntamos el link explicativo: http://www.fia.com/fia-driver-categorisation.
    • Platino
    • Oro
    • Plata
    • Bronce
  • Categorías
    • Según la distancia:
      • Sprint: carrera doble de 1 hora de duración cada una.
      • Endurance: carreras de 3, 6 ó 24 horas.
    • Según la clase de los pilotos
      • Profesional (PRO)
      • Profesional-Amateur (PRO-AM)
      • Amateur (AM)

Audi R8 LMS de WRT, coche PRO-AM

Tuve la suerte de poder asistir en 2015 a las 24 horas de Spa, carrera más importante del calendario Blancpain y la verdad es que fue una experiencia increíble. Es un viaje que recomiendo fervientemente a todo el mundo, no solo por la carrera en sí, sino por todo lo que la rodea (incluyendo Nürburgring a 1 hora). La cercanía con los pilotos y los equipos en este tipo de competiciones es enorme, nada que ver con la Fórmula 1 o demás circos alejados del verdadero amante del motorsport. El poder charlar con un piloto sobre sus inquietudes, sus motivaciones o simplemente sus sensaciones al volante es algo indescriptible, y es que no todos los días puedes hablar con Fisichella sobre los años dorados de Renault junto a Alonso o con Lucas Ordóñez sobre las mejoras que han introducido en su GT-R GT3 de cara a la carrera.

Como muestra del grado de emoción que se vive en una carrera de las Blancpain GT Series, dejamos aquí un vídeo-resumen épico. Por si fuera poco las carreras se retransmiten de modo gratuito por internet e incluso algunas se comentan en español a través de Eurosport.

Ahora que ya conocemos un poco mejor que son las Blancpain GT Series, es hora de pasar a la acción y contaros en qué consiste nuestro plan…

VIAJE A BARCELONA

Reunir a un grupo de buenos locos por los coches para un plan así parece fácil, pero realmente hay que hacer encaje de bolillos: unos tienen trabajo, otros compromisos y una gran mayoría dice estar pelada de “pasta” (aunque la realidad es que están amarrados por sus novias). Finalmente somos 5 los “elegidos” a vivir una nueva aventura de motor: número ideal para un viaje, ya que permite moverse en un único vehículo, reduciendo en gran medida los costes.

Montmeló, templo de la velocidad

El evento de las Blancpain empieza este mismo viernes 29 de septiembre a primera hora de la mañana y se prolonga hasta el domingo 1 de octubre a las 6 de la tarde. A lo largo del fin de semana hay numerosas competiciones: F4 francesa, Porsche Carrera Cup,  Cto. Europeo de GT4 y, por supuesto, las Blancpain GT Series. Nuestro viaje comenzará el mismo día 29, llegando a Barcelona sobre la hora de la cena. El recorrido se hará -como no puede ser de otra forma- por carretera y además lo haremos a los mandos de un coche muy especial…

Con motivo del 50 Aniversario de AMG y dado que tienen varios AMG GT3 oficiales inscritos en el campeonato, hemos pedido a Mercedes un C63S AMG State para volar bajo hasta tierras catalanas. Por supuesto, prometemos publicar un prueba de cómo va este misil germano de 510 cv. 

Transporte especial 8000vueltas

Una vez allí, y tras una intensa búsqueda previa, decidimos escoger un alojamiento que se encontraba literalmente en el agua. Me explico: tras mirar el mapa de la ciudad, vimos varias señales que apuntaban al mar; pensamos que se trataría de un error, pero tras investigar un poco descubrimos que en la ciudad condal podemos encontrar algo así como “Barcohoteles”.

Obviamente, tras este descubrimiento, descartamos cualquier otro tipo de alojamiento. Aquí podemos tener algo más de flexibilidad en cuanto a horarios nocturnos, darnos una vuelta por las playas cercanas (pagando un extra) o simplemente disfrutar de un plan diferente. Al final el objetivo es siempre el mismo: vivir experiencias únicas combinando una logística que nos permita exprimir el fin de semana al máximo.

Nuestro centro de operaciones para el fin de semana de las Blancpain GT Series en Barcelona

Teniendo cerrado el grupo de gente, el transporte hasta Barcelona, el alojamiento y las acreditaciones para acceder al Circuito de Catalunya solo nos queda decidir qué hacer con el tiempo restante del fin de semana, es decir, el tiempo de ocio.

Barcelona tiene un rango enorme de opciones turísticas así que no será complicado pasarlo bien pero, en cualquier caso, si alguno de nuestros lectores tiene sugerencias jugosas, desde 8000vueltas somos todo oídos. Muchas gracias por adelantado.

Actualizaremos con una segunda y tercera parte con entrevistas y crónica del evento y prueba del C63 AMG State.

Stay Tuned!

 

Artículos relacionados

4 comentarios en “Blancpain Endurance Series. Parte 1: Viaje a Barcelona”

  • Borjita88

    29 de Septiembre de 2017 a las 11:41

    Que maldita envidia, sana eh! Pasadlo bien chicos!

  • ToniExup

    29 de Septiembre de 2017 a las 18:01

    Aprovechemos camaradas estos últimos días que nos quedan de gasolina y rosas, porque los políticos, todos ellos y sus esbirros: los políticamente correctos, están haciéndonos la cama.

    Toda esta chusma nos está cerrando el grifo de la gasolina, ahora lo “cool” son carreras de cualquier engendro eléctrico con pilas, y restringir o directamente prohibir el tráfico a los motores de combustión.

    Lo siento, pero se me afloja el esfinter cuando veo las carreras de fórmula E (no he sido capaz de ver más de tres vueltas) el sonido es penoso, las reacciones del coche, más aún. Hay mejores alternativas a los eléctricos.

    Cuando sólo queden carreras de engendros eléctricos, será cuando deje de ir a ver carreras a los circuitos, mientras tanto, nos vemos el sábado en Montmeló.

    Por cierto: os invitaría a venir a casa a los que bajáis de Madrid ( vivo a 1,5 Km del circuito), pero tras hablarlo con mi mujer, no os voy a hacer el ofrecimiento. ja,ja,ja.

    Un saludo y quememos toda la gasolina que sea posible.

  • arribi

    1 de Octubre de 2017 a las 13:50

    Envidia es la palabra que me viene a la cabeza, sobre todo porque cierto miembro de ese grupo selecto no deja de mandar fotos a cierto grupo de WhatsApp para ponernos los dientes largos. Odio a ese miembro. Él sabe quién es.

    PD: Aclaro que lo del odio es broma, no vaya a ser que se líe la cosa XD.

  • Mario

    4 de Octubre de 2017 a las 07:49

    Hola, cuando publiquéis la prueba del C63 podéis compararlo con el C63 del 2008 que habéis probado hace un tiempo, sería interesante ver las diferencias, sensaciones del nuevo motor biturbo frente al anterior atmosférico, sensaciones en la dirección, chasis.. etc
    Un saludo

Deja un comentario