Seat 124 Sport 1600 (1970-1972)

2º artículo de nuestro ilustre colaborador Ramón Roca. Esta vez sacando a relucir su lado más sport, encarnado en uno de los coches más bellos que ha salido de nuestras fábricas.

Delarosa

Pongámonos en contexto:

Seat en los años 60 venía vendiendo -con grandes listas de espera de más de un año y  sin derecho ni a elegir color- al menos la mitad de cuantos automóviles se matriculaban en España, automóviles que en más de un 95 % eran de fabricación nacional, pues las importaciones de coches sólo eran libres en Ceuta, Melilla y Canarias.

Seat ofrecía al comenzar los 60 una exigua gama a base de su modesto y eficaz 600 y su amplio y elegante 1400 C, luego 1500.

Línea(Seat 124 Sport Coupe)

Como la distancia entre ellos era grande, Seat  -que entonces fabricaba con licencia Fiat- españolizó ese 600 en grande que era el Fiat 850, lanzando el Seat 850; luego, como había demanda para más, amplió su gama desde abril de 1968 con un coche que ofrecía las prestaciones y la habitabilidad del elegante 1500, pero con un tamaño más recortado y con unas líneas más actuales: el Seat 124, versión española del Fiat 124, éste a la venta desde abril de 1966 en los países de la Europa de los seis.

Así como Seat había desarrollado todas las posibilidades del 850 ofreciendo, igual que Fiat, un coupé, un spider y, además, unas versiones de 4 puertas exclusivas de Seat, con el 124 desarrolló la misma política puesto que la sociedad española demandaba versiones furgoneta y coupé del alegre 124, cuyas versiones italianas se vieron en España en su totalidad con la excepción del Fiat 124 Spider, el cual no se convirtió en Seat por falta de demanda, a pesar de ser un buen coche que sería muy apetecible, pero coche que resultaría caro y poco práctico por su carácter minoritario de descapotable de 2 plazas.

El Fiat 124 Sport I, el 124 en versión coupé, sólo en versión 1400, (con el motor que luego usaría el Fiat 124 S, aquí Seat 1430) se presentó en el Salón de Ginebra de marzo de 1967.

Luego, en el salón de Turín de noviembre de 1969, con el mismo motor 1430 y con otro motor más, un 1600 procedente del Fiat 125 (un 124 en grande que no se fabricó aquí), apareció una segunda versión del Fiat 124 Sport, la que podríamos llamar versión II, ofrecida como Fiat 124 Sport 1400 y Fiat 124 Sport 1600, modelo éste cuya carrocería se había modificado con una delantera de 4 faros y una nueva trasera, también rediseñada.

Ese Fiat 124 Sport II, exclusivamente en versión 1600, se presentó como Seat en la Feria de Barcelona de abril de 1970, donde se exhibía incluso una unidad seccionada que permitía ver interioridades de su mecánica y de su habitáculo. Se puso a la venta a partir de noviembre de 1970, durando sin ninguna variación valorable en la oferta Seat hasta que su fabricante lo dejó de montar para ofrecer el Fiat-Seat 124 Sport 1800 III, pero eso es otra historia.

Seat presentó a su excelente 124 Sport con gratuita exageración, contando que era el primer coche de 5 marchas fabricado en España y considerándolo el máximo acontecimiento automovilístico en nuestro país desde los Hispano Suiza, lo que era, en ambos casos, olvidar a los imponentes y absolutamente españoles Pegaso Z.

Por su precio de 243.500 pesetas, que con impuestos se convertían en 302.000 en enero de 1971, sólo era superado por algunos modelos de la gama Dodge 69, unos Dodge Dart modificados que ya no se llamaban Dart, concretamente por los Dodge GLE, SW y GT, pues hasta el Dodge Diesel y el Dodge GL eran más baratos que nuestro 124 Sport 1600.

Por prestaciones sólo le podía igualar un Alpine 1300, aparecido en abril de 1971, y por precio, prestaciones, estética y habitabilidad real para 4 plazas con maletero, el 124 Sport 1600 no tenía competencia en la España de entonces, representando en sus días españoles, salvadas las distancias, el papel que ahora juega, por ejemplo, un Audi A 5 TDI 3.0 Quattro  o un Mercedes E coupé 350 CGI.

La mayor parte de las 10.179 unidades fabricadas hasta finales de 1972 acabaron en manos de respetables y añosos señores que eran los que se lo podían permitir, aunque, si les preguntáramos a los 124 Sport, estos quizás prefirieran ser conducidos por los hijos de sus orondos dueños.

since 1971

Ni que decir tiene que en sus días ningún coche nacional suscitaba mayor admiración en calles y carreteras que un Seat 124 Sport 1600 blanco, rojo, azul oscuro, amarillo claro u ocre, pues los Dodge 3700 que llegaron en abril de 1971 eran otra cosa.

La prensa española acogió muy bien al 124 Sport 1600. Lo eligió coche del año en España en 1971, aun a sabiendas de que era un coche muy minoritario, llegando a compararlo -exagerando muchísimo, muchísimo- con los Pegaso Z.

Las características más notables del 124 Sport eran éstas:

Motor de 4 cilindros con doble árbol de levas, cigüeñal de 5 apoyos y culata de aluminio cubicando 1608 cc, alimentado por dos carburadores Weber de dos cuerpos,  dando 110 cv din a 6400 rpm con un par máximo de 14 mkg a 3800 rpm (era el motor del Fiat 125 S capaz de 100 cv din, en este caso incrementados en un 10% gracias a una relación de compresión elevada de 8’8 a 9’8, los dos carburadores de doble cuerpo -que eran difíciles de regular- y un nuevo sistema de admisión).

Caja de cambios de 5 velocidades sincronizadas.

Carrocería monoportante con suspensión delantera independiente y trasera de eje rígido y cuatro barras de anclaje… lo que era mejorable.

Frenos delanteros y traseros de disco.

Dirección de tornillo… muy controvertida.

Ruedas con llanta de 13 pulgadas  de diámetro y 5 de garganta, y neumáticos radiales de 165 HR 13.

Las dimensiones eran de 4’12 metros de largo, 1’67 de ancho y 1’31 de alto, con un peso de 920 en vacío y 995 kg en orden de marcha.

 

En Europa, en la Europa de la CEE a la que no pertenecíamos, en la Europa donde se podía importar cualquier coche, el Fiat-Seat 124 Sport 1600 no era aquel rey sin competencia que dominaba el mercado español. De hecho Fiat en su catálogo lo presentaba como “un lujoso 4 plazas”, destacando su línea, su confort, su acabado y sus performances, destinándole “a los amantes de los coches bellos”.

Allí, en Europa, competía -a similitud de precio y prestaciones- con coches que le aventajaban globalmente como el Alfa Romeo 1750 GT, el Toyota Celica de la primera serie o el BMW 2002, que era el que los superaba a todos ellos, y rebasaba claramente a los Opel Manta 1.9, a los Opel Kadett Rallye, a los Ford Capri de 2 litros o a los Renault 15 y 17 y, también, a la berlina deportiva excesivamente subviradora que era el decepcionante Renault 12 Gordini.

Con todo, la prensa especializada europea, como L’Automobile,  le situaba entre los coches de serie rápidos y los GT de distribución más restringida, destacando sobre todo su contenido consumo y su transmisión de 5 velocidades y criticándole su suspensión con un eje rígido trasero, su posición de conducción y sus frenos de fácil blocaje y, además, propensos a calentarse.

L’Autojournal, por su parte, se sorprendía de su excelente relación precio-prestaciones y alababa sus prestaciones, su estética, su caja de velocidades, el confort de sus asientos, su visibilidad y su potencia lumínica, censurando su escasa adherencia y su suspensión dura (¡el eje rígido trasero!), así como sus frenos y especialmente su dirección, calificada de dura e imprecisa y dotada de escasa capacidad de giro.

En nuestro país el 124 Sport jugaba un papel distinto, mucho más distinguido.

Por ello su fabricante lo presentaba -en un bello catálogo exclusivo donde se fotografiaba un ejemplar siempre blanco en bellos lugares de Barcelona– diciendo que “Seat con el 124 Sport llena un vacío en la industria automovilística nacional con un coche de mecánica excepcional”, lo que era cierto dadas las características de nuestro mercado automovilístico y lo que sería una exageración en los países de la CEE.

Seat lo definía con el eslogan de “un coche para recorrer Europa”, acentuando su pátina de coche de gran turismo. Su fabricante destacaba, además, en su catálogo siete características en especial por lo que se refiere a la mecánica:

su alternador, su caja de 5 velocidades, su doble circuito de frenado con servofreno, su motor con doble árbol de levas en cabeza, su ventilador eléctrico regulado por termostato, su motor con dos carburadores de doble cuerpo y su cadena de distribución por cadena dentada de neopreno, destacando su fabricante soluciones tan manidas hoy día, sencillamente porque era 1970.

Las prestaciones que le atribuía su fabricante -y que la prensa del motor de su época refrendaba con bastante aproximación- eran de más de 180 km/h de velocidad máxima y los 400 metros desde parado en 17 segundos y los 1000 en 31,6 segundos, o sea las equivalentes hoy día a las de un Seat León 1.9 TDI, un Toyota Prius, un Jeep Commander 3.0 CRD o un Mini Cooper D.

Seat 124 Sport 1800, su menos agraciado sucesor

La prensa española, en un país donde sólo se podían comprar los Mini, los Morris y los MG de Authi, los Simca y Dodge de Chrysler, los Renault de Fasa, los bicilíndricos de Citroen y la gama Seat, desde el 600 E al 1500 bifaro, pasando por los 850, 124 y 1430, lógicamente lo juzgaba desde otra perspectiva distinta, mucho más tendente a la admiración.

Velocidad, por ejemplo, lo definía como “un coche con marcado sello deportivo” y destacaba su motor muy desarrollado, ¡su dirección suave y precisa!, su servo freno eficaz y progresivo, su velocidad y sus aceleraciones, criticándole su marcha atrás difícil de encajar, su estabilidad a altas velocidades, su escaso equipo y su suspensión en malas carreteras. Como veis, en Velocidad no leían L’Automobile ni L’Autojournal o, por el contrario, sus puntos de vista eran muy originales…

Rafael Escamilla, un periodista entonces muy mediático, en su efímera revista Volante comenzaba considerándolo “demasiado rápido” y, naturalmente, encontraba excelentes sus prestaciones, su línea elegante y deportiva, así como su motor y cambio muy avanzados, disintiendo solo en lo que se refería a su precio, a su dirección imprecisa y lo que él llamaba “estabilidad perceptible”, superable, según él, con unos amortiguadores más suaves y una suspensión rebajada.

En cuanto a Cuatroruedas, en su edición española, alababa su velocidad máxima, su profusa instrumentación y su caja de cambios de 5 velocidades, criticando su escaso agarre (siempre el eje trasero rígido), su precio elevado y defectos de equipamiento como la falta de cinturones de seguridad.
Autopista, que había tardado en probarlo, lo etiquetaba como “un gran turismo” con “una estética que atrae”, dotado de un “lujo algo utilitario” y un consumo que “depende del pie que pise”, pues le situaba entre los 9 y los 12 litros cada 100 km en carretera, elevados hasta 15 en ciudad. Autopista consideraba como sus virtudes sus prestaciones de auténtico gran turismo en lo que se refería a velocidad y aceleración, a su motor elástico verdaderamente excepcional, a su caja de velocidades de 5 marchas, a sus frenos potentes y progresivos, a su climatización y a la instrumentación y equipo de accesorios. Como defectos le imputaba la escasa adherencia de su tren trasero no muy acorde con sus 110 cv din, su dirección dura e imprecisa, su volante, el escaso espacio posterior para las piernas y la falta de detalles lujosos.

tablero de mandos

(obviemos la radio)

Motor Mundial, que lo describía como “algo especial”, señalaba afirmativamente su motor nervioso y elástico, su buena caja de cambios, su sorprendente estabilidad, sus frenos excelentes y seguros, su inmejorable calefacción y ventilación, así como su instrumentación profusa, lo que no obstaba para que censuraran su precio -equivalente al de dos Seat 124 o al de 4 Seat 600 E-, su suspensión ruidosa o su maletero insuficiente e incómodo, al igual detalles de acabado, la colocación de la bocina en medio del volante o la carencia de cinturones de seguridad delanteros.

Yo acababa mi carrera de medicina cuando aparecieron los 124 Sport 1600 y en Santiago el primero que vimos era rojo y matriculado en Madrid, con un señor con pinta de tener hijos que lo merecían más que él como su conductor habitual. Uno de mis amigos -cuyo padre, traumatólogo en ejercicio, conducía un Dodge 69 GT y él mismo traumatólogo ahora- vio, sin especial entusiasmo dada su escasa afición al automóvil, cómo sus padres le cambiaban su 1430 azul turquesa por un 124 sport 1600 amarillo limón, lo que ocurrió a mediados de 1971. Yo conduje ese Sport amarillo limón cuando disfrutaba de mi primer coche, que era un excelente Seat 127 verde, mi inolvidable CR 4828 A, y puedo decir que me imponía respeto en el 124 Sport su “patadón” al acelerar, su eje trasero al perder adherencia y sobrevirar, su consumo al repostar, su estética siempre y desde cualquier encuadre, su habitabilidad de turismo siendo un deportivo y, sobre todo, su empaque de gran coche.

Bibliografía

A pesar de mis recuerdos del verano de 1973 referidos al Seat 124 Sport 1600, concretamente al PO-82926, tengo que señalar una serie de referencias bibliográficas en las que basé este relato, y ellas son las que siguen por lo que se refiere a las pruebas aludidas:

Motor Mundial nº 318

Autopista nº 648

Cuatroruedas nº 83

Volante nº 27

Velocidad nº 480

L’Automobile nº 294

L’Autojournal n. 25 de 1970

Artículos interesantes sobre el 124 Sport 1600 se pueden encontrar en los nos 583, 605, 614, 621 y 634 de Autopista, también en los nos 309, 316, 317 y 363 de Motor Mundial y en los nos 76 y 212 de Motor Clásico

La cifra de unidades fabricadas está tomada de ANFAC.

Las prestaciones de los coches de ahora que son semejantes a las del 124 Sport las saqué de una de mis revistas favoritas, Le Moniteur Automobile.

Fotos 124 Sport B/N: viKtoR

Fé de errores en las imágenes: Hay 2 errores en los rótulos de algunas fotografías.

Un error en la foto séptima pues el 124 Sport rojo es un 1600, no un 1800, y en la décima foto el 124 Sport 1800 no pude ser de 1978 pues Fiat y Seat ni lo fabricaban ni lo vendían desde 1975.

Escrito por Ramón Roca, patrono de la Fundación RACE.

Artículos relacionados

50 comentarios en “Seat 124 Sport 1600 (1970-1972)”

  • LaChivile

    5 de marzo de 2010 a las 11:18

    Sin duda uno de los coches más bonitos que pululaban por estas tierras en esos años y posteriores. Desconocía que el 1.600 tuviese 110 borricos.

    Señores, felicidades por el artículo. Hace mucho tiempo que no veía nada sobre este coche.

  • Begargo

    5 de marzo de 2010 a las 13:50

    Gran articulo Ramon, gracias por tus aportaciones.

    Yo estuve buscando uno hace 3 años para hacerme con el. Pero los precios que tienen en la actualidad me hecharon para atras.

    Una belleza este coche. Sobre todo sabiendo lo escaso de nuestro parque automovilistico.

  • abuelo

    5 de marzo de 2010 a las 16:33

    “….una de mis revistas favoritas, Le Moniteur Automobile”
    opino totalmente igual, esta y el automotor und sport, son las unicas q pasan por mis manos.
    muy buen articulo, me sorprende que solo estuviese en el mercado 2 años

    saludos

  • nachetetm

    5 de marzo de 2010 a las 17:11

    Es un coche con mucho empaque y rápido en términos relativos. Me imagino el impacto que debió causar en la época.

    Ramón Roca, ya que citas los Pegaso Z, ¿para cuando un reportaje sobre estos?

  • ramón roca maseda

    5 de marzo de 2010 a las 17:11

    Advierto a los lectores que ha habido un error en la foto séptima pues el 124 Sport rojo es un 1600, no un 1800, y en la décima foto el 124 Sport 1800 no pude ser de 1978 pues Fiat y Seat ni lo fabricaban ni lo vendíann desde 1975.
    “Abuelo”, ¿ desde cúando y dónde compras Le Moniteur Automobile?

  • Staff

    delarosa

    5 de marzo de 2010 a las 17:29

    @ramon roca maseda
    Solucionado, he añadido una Fé de errores.
    Mea culpa, por no haberlo puntualizado desde el principio.

    Saludos

  • juan luis

    5 de marzo de 2010 a las 17:35

    Hola cómo están.

    Ciertamente los SEAT y FIAT 124 son coches ralamente bellos e históricos, que hoy en día son codiciados para ser coches clásicos. Autos que imponían una filosofía de practicidad y deportividad que tal vez no era fácil de encontrar en aquellas épocas, un coche que en este momento se podría decir que no es de tan difícil consecución como otros clásicos dependiendo del país en el que uno se encentre y que es relativamente fácil de mantener a demás de que si podemos hacernos con un FIAT 124 SPIDER tendremos un excelente clásico que casi no da problemas.

    En fin: un muy interesante artículo que trae a la mente aun coche que en España y que a nivel mundial en su versión FIAT tuvo un gran éxito y que era la mezcla perfecta entre practicidad y deportividad combinando un gran confort estilo y elegancia. En conclusión: un gran coche que hoy en día puede ser un gran ejemplar para alguien que quiera un coche clásico en su garaje.

    Muchas gracias por leer éste comentario.

  • Samuel

    6 de marzo de 2010 a las 01:28

    Espero que la foto del Seat matrícula B-7777-E la hayáis sacado de Internet y no sea vuestra, porque no os perdonaría nunca que hubiérais venido a St. Adrià de Besòs a fotografiar ese pedazo de hierro y no me hubiera enterado.

  • 380w

    6 de marzo de 2010 a las 02:26

    felicitaciones por el articulo, mucho mas al tono que el anterior..te recomiendo la pagina retrovisiones, te va a gustar. adelante te esperamos con el articulo del pegaso…te sugiero otros. desde ya con toda modestia..en pla turismo el ds19…..el ford mustang, como tambien el camaro, la interesante historia de lancia…el etype…en fin la pasion es interminable…..

  • abuelo

    6 de marzo de 2010 a las 16:18

    @ramon roca maseda

    jejjeje, pues mas o menos creo que desde el 98, mi hermano mayor cursó francés y alemán, yo de aquellas no entendia nada pero con el tiempo y una vez te sabes el leguaje técnico se llega a comprender casi toda la revista perfectamente.(en mi casa hay revistas de coches desde antes de nacer yo 79)
    Ahora, con todas las publicaciones online y mi hermano al estar emigrado solo compro de vez en cuando sobretodo para cuando él llegue por casa y darle una alegria.

    Las compro en vigo en un kiosko de prensa internacional

    saludos de nuevo

  • Staff

    JMJ

    6 de marzo de 2010 a las 18:51

    Felicidades por el artículo, Ramón. Este coche siempre me ha llamado la atención aunque su nacimiento y el mío disten más de una década.

    Aún veo frecuentemente un 124 Sport 1800 oscuro y a su primer “orondo dueño”.

    Saludos.

  • Dame Coches » Blog Archive » Seat 124 Sport 1600 (1970-1972) - 8000vueltas.com

    6 de marzo de 2010 a las 20:37

    [...] See the original post: Seat 124 Sport 1600 (1970-1972) – 8000vueltas.com [...]

  • Montalbone

    6 de marzo de 2010 a las 23:38

    Ciertamente, el pobre B-7777-E, no se merecía el “tuneo” del que ha sido víctima. Un 124 Sport Coupe 1.600 es un coche muy digno de respeto. Afortunadamente, cada vez van quedando menos unidades víctimas de propietarios con éste dudoso gusto; en la actualidad la gente está cada vez mejor concienciada con la preservación de unos coches que ya forman parte de nuestro patrimonio histórico.

  • mendo

    7 de marzo de 2010 a las 19:23

    interesante el articulo, aunque hay unas cosillas que no están correctas del todo.
    debajo de la foto del sport 1800 reza “su menos agraciado sucesor”.
    ese juicio sobre estetica es absolutamente desacertado pues lo que para unos es feo para otros es bonito.
    y la otra es que pese a que dejó de fabricarse a mediados de 1975, se siguió vendiendo hasta bien entrado el año 1976 y las matriculas de ese año correspondientes a algunos ejemplares asi lo demuestran.
    la segunda version del fiat 124 sport no se llamó II sino bc al igual que la anterior fue llamada ac y la posterior cc en versiones esta con motor 1592 y 1756 cc.
    que un periodista francés juzgue que el sport 1600 se calentaba es algo logico teniendo en cuenta que la temperatura de funcionamiento los hiperconservadores motores franceses rara vez superaba los 80º, aunque el calentamiento no es tal ya que la temperatura de funcionamiento continuo y normal era de 90º y el electroventilador disparaba a poco más de 100 grados.
    esa “alta” temperatura de funcionamiento era necesaria para obtener buen rendimiento de la culata doble arbol.
    otra revista que dedica un extenso dossier a estos coches es el motor clasico numero 169 y una prueba del 1800 tambien aparece en el numero 101.
    actualmente tengo censados mas de 400 ejemplares supervivientes entre 1600 y 1800 siendo estos ultimos más numerosos pues no en vano se fabricaron teoricamente el triple de unidades.
    para acabar, aseverar que se fabricaron 10179 ejemplares de sport 1600 es arriesgar demasiado ya que las cifras oficiales de seat hablan de poco mas de 6000 y tampoco son especialmente fiables.
    fué y es un gran coche, doy fé.

    perdón por la chapa y gracias por el reportaje.

  • Staff

    delarosa

    7 de marzo de 2010 a las 22:51

    @mendo
    El juicio estético no es de Ramón sino mío, que lo he incluido junto a las fotos. Para gustos, colores. Lo que es indudable es que las líneas del 1600 resultaron más modernas en su época que las de 1800. Ese comentario refleja mi opinión.

    Por otro lado, y metiéndome donde no me llaman, las 10179 unidades las proclama ANFAC, no nosotros.

    En general creo que en lugar incorrecciones lo que ha citado son puntos sujetos a interpretación y sus puntualizaciones ayudan a mejorar el artículo. Un artículo escrito por un especialista de la historia del automóvil en España, pero no necesariamente de este modelo.

    Gracias por su intervención y felicidades por su trabajo en el foro del Seat 124. No tiene precio recuperar la memoria automovilística española.

    Mucho ánimo y un saludo.

  • ramón roca maseda

    8 de marzo de 2010 a las 19:38

    Mendo, acabo de ver los datos que yo tomé de ANFAC y son estos:
    345 fabricados en 1970, 6033 en 1971 y 3801 en 1972, ,lo que suma 10.179 unidades fabricadas.

    Lo que decían en el n.294 de L¡Automobile era que los frenos se calentaban, nada decían al respecto del motor.

    Efectivamente, los temas estéticos son opinables y, por ello, yo encontraba y encuentro más logrado estéticamente al 1600 que al 1800.

    Lo de I, II y III era exclusivamente a efectos didácticos, o sea, para entendernos y deferenciar claramente las versiones.

    En cuanto al 1800 – del que hablaremos en concreto – la última vez que aparece en las listas de precios de Motor Mundial es en octubre de 1975 y en Velocidad no encontrarás su precio desde el n. 740 del 15 de noviembre de 1975, lo que es prueba de que ya no estaban a la venta. No dudo que unidades concretas pudieran venderse en 1976 y ser matriculadas entonces, pero desde finales de 1975 ni se fabricaba ni estaba oficialmente a la venta.

    Mendo. es obvio que te interesan mucho los 124 Sport, interés que comparto contigo.

    Si tienes interés en algún material bibliográfico que cito, dame tu dirección y te envio fotocopias. Un cordial saludo.

  • drunken_clam

    9 de marzo de 2010 a las 02:48

    Chapó por el artículo, una clase magistral, y además sobre la historia de un deportivo español de pura cepa.

  • Luis

    9 de marzo de 2010 a las 13:34

    Hola
    me parece un articulo muy interesante,…..pero por favor elimine las matriculas de las fotos, porque da la casualidad que un 124 sport de los que sale ahi es de mi vecino y gran amigo Jorge y el no tenía ni idea de las fotos de su coche
    Un saludo

  • Montalbone

    9 de marzo de 2010 a las 20:49

    La verdad es que de “español de pura cepa”, el coche no tiene prácticamente nada; en especial en el caso concreto del BC, que, a diferencia del posterior CC, y con la excepción hecha de ciertos accesorios que sí eran de fabricación nacional, eran unidades simplemente montadas en la Zona Franca con componentes llegados de Italia. Por otra parte, ambos eran “clones” absolutamente idénticos a sus originales italianos.
    Respecto a la cuestión del “calentamiento de frenos”, considero que sería un caso aislado y debido quizá a la calidad de cierta partida de guarniciones de frenos, y nada achacable al coche en sí.
    Efectivamente, la verión 1.800 sólo estuvo oficialmente a la venta hasta finales del año 1.975; los coches de dicho modelo matriculados con posterioridad a esa fecha, sin duda alguna se tratan de unidades que permanecieron en “stock” sin vender en algunos concesionarios.
    En cuanto al tema estetíco, siendo éste muy subjetivo, siempre ha sido “vox populi” que el 1.600 era mucho más fino y agraciado de líneas que su sucesor el 1.800; pero aquí ya entran en juego los gustos personales de cada uno…

  • ramón roca maseda

    12 de marzo de 2010 a las 20:16

    Os doy las gracias a todos los que habéis leído este relato que os preparé con todo cariño, relato referido a un coche “bello”, “histórico”, “de gran empaque” que poco tenía de “español de pura cepa” .
    Vista la polémica causada por la descripción de los frenos del 124 Sport os transcribo lo que escribían en el n. 294 de L’Automobile al respecto en la aludida prueba comparativa en la que los frenos del BMW 2002 TI se calificaban con un 17,5/20, con un 16 los del Renault 12 Gordini, con un 13,5 los del Opel Kadett Rallye 1.9 y con un 12,5 los del Alfa Riomeo 1750 GT Veloce y los de nuestro amigo, ambos descritos como a reconsiderar:
    “Su frenado es insuficiente en su comportamiento en caliente y la excesiva eficacia de la asistencia permite llegar, demasiado fácilmente, al límite del blocaje. El empleo del servofreno, exige un tiempo de adaptación que nos pareció demasiado largo”.
    En el n. 25 del año 1970 de l’Auto-journal decían lo siguiente:
    “Los frenos de disco llevan asistencia en serie cuya dulzura y eficacia son una maravilla en ciudad. Confieso haber quedado menos impresionado por las distancias de frenado a gran velocidad que encuentro considerables,por causa de pérdidas de adherencia frecuentes que se notan en las ruedas traseras e incluso en las delanteras”
    Dichas distancias de frenado medidas a 100 km/h fueron de 55,60 metros en frio y de 59 metros en caliente.
    Gracias, de nuevo, por vuestra atención…..y no sé si seguir con los Pegaso Z o con los R 8 TS

  • drunken_clam

    13 de marzo de 2010 a las 17:56

    Pegaso Z sin duda, producto nacional :D.

    Lo del 124 sabía que era un coche italiano fabricado mediante licencia, pero lo que importa es el sentimiento :).

  • Ernesto Fitipaldi

    15 de marzo de 2010 a las 14:24

    Estupendo reportaje sobre precioso modelos de coches.

  • Rafa Gómez Pardo

    26 de abril de 2010 a las 23:25

    Buenas noches. Soy el chico que andaba con poca vergüenza y una cámara de fotos el domingo en la FIMO. He seguido tu consejo, y me he pasado por la página para leer tus artículos. Realmente me han parecido muy interesantes, y más porque como estudiante de ingeniería aportas datos técnicos de valor que me han sorprendido realmente, especialmente las comparaciones con los coches actuales que me llevan a pensar que con la tecnología que existía en el momento, y considerando la muy escasa transmisión de información de la España de la época, este Seat 124 Sport 1600 debe haber sido un alarde tecnológico en nuestro país.

    Un saludo, y muchas gracias por haberme mostrado algunos coches el domingo.

  • ramón roca maseda

    27 de abril de 2010 a las 13:48

    Rafa, como no puedo contestarte de otro modo lo hago así.
    Te repito que no es ninguna verguenza ir con una cámara sacando fotos de coches, incluso de coches trasvestidos que no merecían una foto, y tal no es una verguenza eso para mí que si yo fuera más hábil en el manejo de la cámara haría como tú.
    Sí era un alarde en su momento, en un mercado cerrado como el nuestro, el Seat 124 Sport.
    Rafa, como nada me merece mayor simpatía que un verdadero aficionado al automóvil, te adjunto mi correo para lo que quieras:
    ramonrocamaseda@hotmail.com

  • ferran

    8 de mayo de 2010 a las 18:22

    Excelente reportage, el 124 sport probablemente era el coche mas admirado de su epoca en españa por su belleza y prestaciones,y aun hoy dia sigue siendo muy admirado, lastima de la gente que se dedica a tunearlos (o deberia decir estropearlos?)yo tuve la suerte de ser el propietario de un 1800 color butano (B-O)de 2ª mano en 1979, en cuanto a lineas…a mi modesto entender, en la epoca era mas bonita la del 1800 por ser mas moderna, hoy dia sin embargo mucho mas clasica y por tanto mas atractiva la linea del 1600.
    Un saludo a todos los admiradores de esta maravilla de coche

  • mr.fu

    8 de mayo de 2010 a las 22:02

    hola,impresionante repertorio de datos que desconocia por completo .yo me acabo de ajenciar uno totalmente desmontado ,bamos la carroceria pela y lo demas dentro de una caja ,todo esto espero que me sirva para dejarlo todo lo bien que creo que deberia estar este fenomeno nacional ,sin mas que felicitaros por este pedazo de reportaje un saludo..

  • David Peinado

    10 de agosto de 2010 a las 00:05

    El reportaje me parece estupendo.
    Yo tengo un 124 sport 1600.A parte de las pequeñas averias que las voy solucionando como puedo.Para mi es el coche mas bonito de España,no digo del mundo por los mustang y chevrolet Americanos. Alguna vez se me pasa por la cabeza venderlo,pero cuando lo conduzco cambio de opinión.
    Soy conductor profesional y cuando llevo mi sport me siento mas hombre,es algo distinto.Saludos a todos. David

  • jona

    25 de agosto de 2010 a las 03:51

    acabo de adquirir uno hoy………………….es la adquisicion que mas me a ilusionado dentro de mis otros clasicos y que mas me a costado conseguir pero ya es mio,buen reportage,trankilos tengo 25 años pero no lo voy a tunar u saludo a todos,buen reportage

  • matius

    26 de septiembre de 2010 a las 15:01

    hola buenas q tal pues que voy a decir de estas maravillas ,estoy aqui por que teniamos un cochecito de estos y no lo han robado no se si servira esto pero os dejo la matricula m-1304-an es de color carne y mi correo es matius–@hotmail.com,lugar de residencia es en mostoles madrid no se si saldra publicado esto por q no controlo lo de imternet mucho graciasss

  • EL TATO

    6 de abril de 2011 a las 22:55

    MUY buen artículo,siempre me gustó este modelo de SEAT,(era difícil de ver por las calles) y ahora si pudiera me gustaría adquirirlo como vehículo clásico, aunque los que están bien les disparan los precios…repasaré Motor Clásico nº 212 (tengo desde el nº1).GRACIAS RAMON.

  • mendo

    15 de junio de 2011 a las 20:00

    en mi anterior y única intervención olvidé dar las gracias por el reportaje.
    muchas veces me puede el ansia por corregir cosas sobre este coche y olvido que el interés debe ser darlo a conocer y conservarlos lo mejor que se pueda a lo que ese reportaje contribuye, que duda cabe.
    cosa esta la conservación por la que han optado hasta la fecha más de 500 propietarios que son las unidades actualmente censadas y registradas, nada menos que el 3% aproximadamente de los fabricados, porcentaje mucho más alto que el correspondiente a los fiat italianos de los cuales y pese a haberse fabricado 10 veces, más dudo que se conserven tantos, aunque esto son elucubraciones sin base

    con respecto al calentamiento del motor, leí mal; lo siento.

    los frenos tienen tendencia a calentarse si se va de carreras, y son incomodisimos de utilizar por la posición del pedalier (con el acelerador y el freno en el mismo plano) y porque el pedal tiene un recorrido muerto de 2-3 cm en los que no frena nada, para pasar a frenar de golpe, o sea que son muy poco o nada dosificables.
    en uso normal o de paseo los frenos no están a inferior nivel que el resto del coche.

    para acabar diré que aún teniendo defectos, estos con los años y con el uso que les damos actualmente se convierten en una parte más de su marcado caracter, pues creedme que si el 124 llevase servodirección, abs y A/A sería más comodo, si, pero más impersonal y aburrido. conducir un 124 sport por una carretera con curvas y llevarlo ligero y por lo negro exige estar atentos y concentrados y transmite sensaciones que desgraciadamente ya se han perdido y solo gustan a los verdaderos aficionados al automovil ya sea viejuno o de cualquier época.
    para ir comodos ya tenemos los electrodomesticos con ruedas para ir a 110 por la autovía que se fabrican ahora.

    saludos

  • Staff

    delarosa

    15 de junio de 2011 a las 23:20

    @mendo
    Que alegría tenerte de nuevo por aquí. Bienvenido y espero que disfrutes de otras entradas de 8000vueltas (no todas son del 124 jejeje). Por cierto, hace unos meses vi el FL-80 de Luis Morgado, absolutamente espectacular, y me ha entrado el gusanillo del 124; ¡cuanto automóvil por explorar hay por ahí fuera!

    Saludos

  • ramón roca maseda

    18 de junio de 2011 a las 11:59

    Mendo, sé de tu doctorado en 124 Sport 1600, cosa que demuestras continuamente, por lo que te agradezco ese broche de oro que son tus afirmaciones, afirmaciones que asumo y comparto.
    Un abrazo.

  • Seat 124 Sport 1800 - 8000vueltas.com

    17 de agosto de 2011 a las 02:13

    [...] unas 10.000 unidades vendidas del Seat 124 Sport 1600 y algunas centenas más que fueron exportadas -como podía leerse en enero de 1973 en Motor [...]

  • Rosen

    10 de septiembre de 2011 a las 12:48

    Gran artículo: la piel de gallina.

    Aún más cuando he visto el 124 de uno de mis mejores amigos. El de la foto con matrícula de Albacete !!!

    Menuda máquina más bien preparada !!

    Saludos.

  • Guti

    16 de septiembre de 2011 a las 21:15

    Una preciosidad por exteriormente, más bello que la serie 3 que no era tan agresivo y deportivo, sobretodo por la trasera.

    A nivel de motor e interior, si que el 1800 de la siguiente serie era superior…

    Si hoy pudiera elegir, me quedaría con un exterior 1600, un interior 1800, y a poder ser el motor 2000 del FL-90.

  • JAVIER PALOS

    21 de septiembre de 2011 a las 18:21

    cuando sea mayor, tengo 51 años, me comprare uno, ojala

  • jorge luis

    26 de septiembre de 2011 a las 23:15

    Tengo uno Todavía camina, es un excelente motor, solo quisiera encontrarme una reparación completa sobre medida para ponerla, pues mira si es bueno, y yo lo cuido que todavía esta estándar todo. Si alguien tiene esas piezas pisotones, aros, metales, me contacte mediante jorgeluis@hvil.hlg.sld.cu. ¡Me encanta ese motor!

  • Miguel Angel

    7 de noviembre de 2011 a las 18:56

    Estoy escantado por el articulo, siento nostangia por este coche, tube dos, un 1600 y un 1800, cinco años cada uno, hice bastante kilometros con ellos, y una maravilla. gracias.

  • Viktor

    20 de diciembre de 2011 a las 20:19

    Felicidades por la recopilación de información, tenerla asi toda juntita se agradece,, siempre que he requerido algo, la he encontrado dispersa.
    Me alegra doblemente el reportaje, pues en el has incluido algunas fotos de mi coche precisamente el Sport B-7777-E, la verdad que en susodichas fotos sale muy bien mi joyita, ademas, es un posador nato, le encanta que lo retraten.
    Por cierto, sr.Montalbone no sabes lo que dices.. la gente como tu me repatea los innombrables,no eres el primero que me encuentro; que es eso de que “el 124 sport se merece un respeto”? un respeto se merece si, y tu eres el primero que no lo hace, respetando como cada dueño pueda llevar su coche; que a ti no te gusta? felicidades, pero no digas sandeces hombre!, el 124 Sport es uno de los pocos coches “nacionales” de la epoca,que admiten y AGRADECEN un ligero “toque” racing, precisamente, de ahí su nombre, SEAT 124 SPORT, para los que se nos quedó corta en la palabra todo el espíritu y poderío, pues genial un acabado algo mas racing,aderezado con unas llantas,unas gomas, un kit de frenos a la altura de las circumstancias(y no el génerico que montaba,que se queda muy corto)etc…, el coche lo admite,gana en seguridad y queda genial, y no solo se le respeta, si no que se ensalza su espíritu. Vamos hombre! felicitarme es lo que tendrías que hacer en vez de criticar, por ser el afortunado poseedor , cuidador(y disfrutante) de un ejemplar como este. : )
    A todos los demás, un gran saludo!

    Viktor.G

  • JOSE MASSO

    23 de febrero de 2012 a las 23:20

    Hola mi padre tuvo un 124 sport matricula B-3770-B color butano, me gustaria saber, si es posible, la existencia de este coche.
    Tambien quiero adquirir uno de estos 124 cuando pueda.
    Si me podeis informar de alguno en buen estado, lo agradeceria.
    Gracias y hasta pronto.

  • Lluis

    4 de abril de 2012 a las 22:51

    Hola gracias a las nuevas tecnologias puedo saber mas sobre mi clasico preferido…no quisiera perder la ilusion de tener uno de estos,mi padre tubo uno un 1800 rojo V 6382 F con techo “targa” del cual aun conservo las llantas “stral”,i los faros antiniebla cibie cromados con esperanza de poder colocarlo en uno de nuevo,es todo lo que pude rescatar…ya que siendo yo muy niño y ante mi mirada entristecida se llevo a desguace…mi tio tambien tubo uno rojo vivo 1600 doble carburador T-B no recuerdo la numeracion,y una tia tambien un 1800 blanco…en fin parece que somos la familia sport,y no quisiera que se perdiera jaja gracias por la informacion.un saludo!

  • pedro

    3 de octubre de 2012 a las 12:14

    el spor 1600 fue mi primer coche recien cumplidos los 18,era de mi abuelo,y fue sin duda laa mejor experiencia al volante que pude tener jamas.cuando le juvile por viejo,llore.desde entonces apreendi que la calidad se paga y es mejor pagarla.disfrute como nunca.

  • Lluis

    21 de diciembre de 2013 a las 00:28

    Escribi un comentario hace ya mas de un año…declarándome miembro de una famila sport…aunque sin sport…pero hace poco uno de esos pocos diablos que ya quedan vino a mi vida…si un sport 1800 blanco,el cual habia tenido bastante mala vida y había quedado en el olvido….asi es que ya estoy trabajando con el,intentando arreglar todas las trabas de los papeleos etc etc…al final las cosas ocurren cuando menos te lo esperas,salud y gasolina compañeros

  • Viktor

    20 de enero de 2014 a las 12:26

    Lluis, me alegro de que hayas conseguido ese sueño sport-ivo que tenías, el que la sigue la consigue claro que si,siempre lo he dicho. Te comento que tenemos un grupo en facebook, se llama “Seat 124 Sport Coupe” aqui tienes el link:
    https://www.facebook.com/groups/60087421594/
    Si quieres,añadete, será un placer contar con un sportmaníaco más,y si te presentas con alguna foto de tu coche,la restauración,etc…mucho mejor.
    Yo por mi parte,sigo disfrutando el mio (el de las fotos de este reportaje B-7777-E),hace una semanita salió a la luz de nuevo despues de sufrir un pequeño percance estético, ahora ya vuelve a lucir como se merece.Claro, es que yo lo disfruto, lo conduzco habitualmente,por lo menos una vez por semana. Un saludote

  • BEATRIZ ESPOSITO

    26 de enero de 2014 a las 16:15

    Tengo una seat coupe 124 1600 que estoy reparando original lo que me faltan son las lunetas y parabrisa si me podes ayudar a conseguirlas gracias estoy en argentina en la ciudad de esenada asta pronto

  • Viktor

    27 de enero de 2014 a las 01:12

    Beatriz Esposito, es tan fácil como entrar en ebay y buscar allí, hay muchos anuncios de recambios de seat 124 sport 1600, y tambien de fiat, que te informo,que te serviran los mismos componentes que buscas; eso si, son envios internacionales,tendrás que pagar portes. Por otra parte: me sorprende que tengas un Seat 124 Sport en Argentina,,me esperaba mas un Fiat,, podrías agregarte al grupo de facebook que tenemos,aqui en el otro mensaje he puesto el link, y nos enseñas fotos tu coche,es toda una curiosidad! Saludos

  • MANUEL

    19 de abril de 2014 a las 00:51

    Qué lástima que, seguramente, por falta de información de sus propietarios, todavía se vean hoy en día unidades como el B-7777-E de las fotos, con esos “tuneos” tan poco acordes a la personalidad del coche. La verdad es que la gran mayoría de las unidades, fueron a peor conforme pasaban los años y cambiaban de propietario, pero a mi parecer, hoy en día son coches que ya forman parte de nuestro patrimonio histórico, y que merecen ser conservados con la mayor dignidad posible.

    Saludos.

  • ramón

    19 de abril de 2014 a las 18:53

    Manuel, suscribo tu comentario desde la primera a la última letra.
    Más aún, me gusta ver en Youtube manifestaciones de clásicos de todo el mundo y, al verlas, compruebo con tristeza que, en general y con muchas, muchas y muy gloriosas excepciones, algunos de nuestros clásicos son los más pintarrajeados, los más sobrerestaurados y los más fuera de sus características originales.

  • Victor

    22 de abril de 2014 a las 01:00

    Cada dia más orgulloso y disfrutando más de mi 124 Sport! (Si Manuel, el de la matricula B-7777-E ! jejeje) Cada dia más guapote, me encanta, es un “partecuellos” , por allí donde pasa levanta admiración… La última modificación ha sido montar un kit de frenos Brembo ,y discos ventilados,acorde con lo que lleva el pequeñin bajó el capó, la verdad que los frenos que lleva de serie este coche, no estan a la altura de las circumstancias, y eso es un factor a tener en cuenta. Y ahí seguimos!!!

Deja un comentario