BMW M Track Days: buffet libre

Si te gusta conducir BMW es tu marca, dicho por ellos mismos. Si te gusta conducir en circuito BMW M Track Days es tu evento.

Todos los locos de los coches soñamos con tener un coche deportivo, o varios. Esto es algo natural, digamos que el primer gran paso que queremos dar. Por supuesto, antes están los años de leer sobre coches, ver vídeos, aprenderse fichas técnicas, etc. Pero queremos que haya algo más, tener nuestro propio deportivo.

Buen garaje para pasarlo bien…

Los coches no son para tenerlos parados, hay que sacarlos. Aunque hay coches que son auténticos Garage Queen, que sólo salen a la calle para breves paseos o exposiciones, quedadas, etc. lo normal es que conduzcas tu deportivo como se debe: rápido. Rápido en curvas, se entiende. No hablamos de acelerones en vacío, piques en el parking del Wanda ni “carreras ilegales” por las rectas de un polígono (saludos a Equipo de investigación, gran trabajo periodístico).

A nosotros nos gustan las curvas, las carreteras perdidas, los puertos de montaña, coronar un tramo y ver el increíble paisaje que olvidamos cuando nos transportamos por aburridas autopistas. Pero la prudencia nos dice que sólo se puede disfrutar hasta cierto punto en carretera. Si queremos llevar nuestro nivel de conducción más allá tenemos que ir a un circuito, es la opción lógica.

Meter tu coche en circuito, especialmente si es la primera vez puede ser una experiencia que da vértigo. ¿Sufrirá mi coche? ¿Gastaré los neumáticos? ¿Sabré conducir correctamente en un circuito? (esta última pregunta no se la hace todo el mundo y después llegan las sorpresas).

Para este “experimento” BMW tiene un producto para sus clientes M que me parece fantástico y que nos ha invitado a probar (y doy mi opinión sincera, BMW no me paga por este artículo). Y me parece fantástico no por el nivel al que BMW organiza sus eventos (todos los detalles: desde el catering, a la presentación de producto, personal, instructores…) sino porque hay pocos placeres mayores que conducir un coche que no es tuyo, especialmente en circuito. Olvídate de preocupaciones: te va a dar igual gastar gasolina, quemar neumático o hacer trabajar los frenos duramente, aquí sólo tienes que aprender y disfrutar. No te estoy diciendo que maltrates un coche, al contrario, si haces algo de manera incorrecta vas a tener un instructor a tu lado para ayudarte a corregirlo y esto te ayudará a disfrutar de tu coche en futuras incursiones a circuito.

Y digo futuras porque una vez que has probado algo así vas a querer repetir. Repetir, muy probablemente, con tu propio coche. Ya sabrás qué puedes esperar de una jornada de circuito y hacerlo con tu coche en un trackday se convertirá en un paso más en tu camino hacia el olimpo de los aficionados al motor, la conducción deportiva de verdad. Una vez llegados a este punto es el momento de participar en los eventos del programa 8000vueltas experiences, pero de eso ya hablaremos otro día.

En los BMW M Track Days hay una cosa que vas a echar en falta, y es rodar durante todo el día con un mismo coche, mejorando tu técnica y tomando tiempos (hoy no has venido para eso). Pero es lo único que echarás en falta porque, a cambio, podrás conducir toda la gama M de BMW y empezar a desarrollar la sensibilidad de cómo de diferentes son los coches entre ellos. En esta ocasión pudimos probar: M140i, M2, M3 CS, M4 CS, M550d, M5, X3 i40M y X6 M. Todos calzados con neumáticos MICHELIN, la mayoría con Pilot Sport 4 S (neumático de carretera que permite disfrutar ocasionalmente en circuito) o Pilot Sport Cup 2 (neumático para circuito homologado para circular por carretera).

¿Un SUV para circuito? Te llevarás una sorpresa…

No tiene nada que ver un familiar diésel como el M550d con un M4 CS o un SUV atómico como el X6 M, pero probar uno detrás de otro es una experiencia que muy poca gente tiene el placer de disfrutar.

Las alternativas M

Si hay un coche estrella en BMW es el M3 (ahora M3/M4), aunque ahora ha entrado en juego el M2 Competition, del que hablaremos más adelante . Es el rey, el que todo el mundo quiere, el deseado. Pero no siempre es lo que más se adapta a lo que necesitamos. Por eso BMW ha desplegado una gama de producto M para que todo el mundo tenga (si su economía lo permite) un coche que se adapte a lo que quiere.

Os vamos a contar uno por uno, empezando por los 3 coches que más me sorprendieron de la jornada. No haré una prueba de cada coche porque nos llevaría uno o dos artículos cada uno pero sí os comentaré lo más destacable de cada uno.

M550d

Familiar, diésel, automático y tracción total. Suena a fracaso total en un circuito. Es grande, pesado y su sonido es para olvidar, pero sorprende. Va a sonar a publirreportaje pero no ha habido un solo coche de esta jornada que me haya parecido malo en circuito. En BMW no son tontos y no harían una experiencia de conducción tan deportiva con coches que pudieran resultar decepcionantes. El M550d no lo es, pero hay que saber qué estás probando. Es potente (400 cv) y se puede conducir rapidísimo, pero no creo que ningún propietario lo meta jamás en circuito, cosa de la que me alegro porque es absurdo. Es más una curiosidad que una opción real. Otro tema sería discutir si debe llevar una M en su nombre: la respuesta es clara, como concepto de coche NO. Sin embargo, la transformación que BMW M hace a este serie 5 me obliga a reconocer que es tan grande la diferencia con una berlina normal que hace que me plantee que pueda aceptar una m pequeñita en algún lado.

X3 M40i

La sorpresa de la tarde. Por tamaño pensé que era un X5, cada vez se pasan más con las dimensiones y los pesos de los coches, pero resulta que era el hermano “pequeño”. He de reconocer que cada vez que he cogido un SUV en circuito me lo he pasado como un niño pequeño (he probado Porsche Cayenne y BMW X3 y X6), por alguna razón son coches que se pueden llevar de lado “tirándolos” en las curvas, a base de inercia. Probablemente estés destrozando el coche y te encuentres muy cerca del armageddon pero son increíblemente divertidos. Aunque jamás se me ocurriría hacerlo con mi SUV. Bueno, jamás tendría un SUV.

Como decía, el X3 era el patito feo del día. SUV, ni siquiera es un M de pleno derecho… parecía un trámite conducirlo. Pero, una vez más, me lo volví a pasar de maravilla. Tirándolo en las curvas como si no hubiera un mañana y muy sorprendido con la aceleración, tiene un motor realmente poderoso (360 cv). Es un coche que podrías estar viendo cada día cuando vas a recoger a los niños al colegio y jamás te fijarías pero que tiene un superpoder oculto: diversión absoluta haciendo el cafre. Lástima que jamás nadie lo vaya a hacer con su coche, quizá deberíamos organizar un trackday sólo para SUVs (NO).

Eso sí, no esperéis un comportamiento M, el coche se mueve en las frenadas y el paso por curva es divertido pero poco efectivo en comparación con sus hermanos mayores.

BMW X6 M

Esta vez no hubo sorpresas, el X6 M es un viejo conocido en los circuitos por 8000vueltas. Tuvimos una unidad en uno de nuestros eventos para hacer hot laps y podías poner en aprietos a todo un BMW M4. Todo el que ha probado un X6 M en circuito ha alucinado, no es para menos. No puedes esperar que un X6 corra tanto y vaya tan bien. Tiene un chasis increíblemente bien puesto a punto y un motor que sonroja a muchos superdeportivos (575 cv), no te gustaría encontrártelo en autopista con tu 911 y que te arranque las pegatinas cargado con niños, perro, la suegra y una baca llena de trastos encima.

Pero si no lo hubiera probado antes me vería obligado a deciros que es lo más sorprendente que vais a poder hacer en los BMW M Track Days. Según escribo esta frase no me puedo creer lo que digo, pero así es. Preferiría que sólo algunas berlinas, cabrios, roadster y coupés llevaran la letra M pero el X6 no la lleva por motivos estéticos, esto es algo verdaderamente rápido.

BMW M140i

El hermano pequeño. No es realmente un M pero lo parece. No está enfocado a la conducción al límite sino a tener un tope de gama con carácter deportivo para la serie 1. Un compacto de referencia en lo más alto. A mi me gusta mucho por dos cosas: su precio (desde 46.100 €) y su peso, que no es bajo (1.520 Kg), pero es el coche más ligero que conduciré hoy.

Si en el X3 me parecía que iba bien el M140i lo machaca (a pesar de tener 20 cv menos), de eso no hay duda. No es tan sorprendente ni divertido para dar unas vueltas pero sí es una opción de coche para todos los días y, este sí, poder entrar a circuito en alguna ocasión. No le vas a sacar los colores: es rápido, está muy bien puesto a punto y es ágil. Eso sí, echarás de menos sonido, los frenos son buenos pero tienen un límite al calentamiento bajo y la suspensión está pensada para mantener un compromiso que permita ser usado todos los días. No es un M de verdad, es un compacto y su uso en circuito ha de ser ocasional.

Su punto fuerte es el motor, corre muchísimo (340 cv) y aguanta el uso en circuito sin dar señales de calentamiento. Con algunas chucherías te puedes hacer un verdadero misil. Si vais por Nürburgring veréis que es un coche muy habitual y muchos de ellos están aligerados y preparados. Apartaos cuando los veáis por el retrovisor.

BMW M5

¿Necesitas una berlina grande y quieres ser el más guapo del barrio?: M5. El más guapo y el más rápido (600 cv), tracción total desconectable (sí, se puede hacer trasera tocando un botón) y absolutamente devastador. En zonas rápidas como autopistas es imposible seguirlo con el 99% de los coches del mercado y es muy probable que acabes sin puntos en tu carné de conducir si te despistas tan solo unos segundos. En circuito, además, es el rey de las cruzadas: con su larguísima batalla y sus 600 caballos es un juego de niños ponerlo de lado y barrer curva tras curva. Se te olvidan los casi 2.000kg de peso que estás moviendo. Eso sí, si quitas los controles te puedes encontrar con que la trasera quiere adelantarte a más de 160 km/h. Es, sencillamente, brutal.

Tiene tres modos de gestionar la tracción total:  Normal, Sport y sólo trasera. En el modo Normal el coche va buscando la máxima efectividad constantemente, te va a mantener pegado a la carretera en circunstancias de poco agarre.

El modo Sport es muy divertido ya que te permite cruzar el coche y redondear las curvas con gas, sin embargo llevas la tracción total conectada y el coche hace mucho, mucho trabajo por ti, impidiendo que se desmande la situación.

Si eres un vaquero y quieres domar el M5 puedes ponerlo en modo tracción trasera, pero cuidado, tienes que tener el pie muy fino para conseguir ir rápido. Sin controles es una mala bestia y te va a hacer sudar si quieres hacer un buen tiempo. Un tiempo que seguramente no busques, pues el M5 tampoco es un M de circuito, aunque hace un papel realmente bueno, a la altura de un M3/M4 en el crono, conseguido a base de potencia, que nos sirve para igualar las cosas porque el coche en sí no es tan ágil como sus hermanos pequeños.

BMW M2

El aspirante a estrella de BMW, aunque para mí está muy cerca de serlo ya. BMW ha trabajado tanto en este coche y ha hecho un M3/M4 tan grande que ha encontrado un hueco perfecto para un nuevo deportivo “pequeño”. Cada vez que lo conduzco disfruto mucho con él: más ligero, mejor dirección que el M3, más ágil y más fácil de conducir. Además también lo puedes tener manual. Es el coche más equilibrado de la gama BMW M. No me gustan especialmente los motores turbo pero en BMW ya no hay alternativa, como en casi ninguna marca hoy en día. Digamos que BMW ha jugado con gran talento las cartas con las que les ha tocado jugar.

Es un BMW M3 E46 modernizado: en cotas, peso y concepto, pero mucho más rápido y con mejores frenos y puesta a punto. El motor turbo le da una paliza implacable al E46 en prestaciones pero no así en tacto ni en sonido. Seré un nostálgico pero ese rugido metálico me sigue volviendo loco. En el M2 lo intentan suplir con el petardeo artificial que ya conocemos. Da cierto espectáculo para pasear por la calle pero no cumple igual cuando queremos CONDUCIR.

Aun así es un producto redondo: más económico que el M3/M4 y con un tacto que me encanta. Es menos brutal que sus hermanos mayores pero me parece más deportivo y, sobre todo, más aprovechable en la vida real. Pero todo esto es pasado porque el M2 ya no se puede configurar, ya no se puede encargar. Sí se puede, en cambio, configurar un M2 Competition pero todavía no estaba disponible para el M Track Days.

BMW M3 y M4 CS

Los abusones. BMW sabe cuales son sus best seller y sabe cómo venderlos. El M3/M4 tenía defectos de juventud en su puesta a punto que en estas versiones CS han sabido corregir. El M3 estándar de 431 cv era un coche muy difícil de llevar al límite, no admitía errores. Su motor empujaba muchísimo pero era muy difícil de dosificar, su dirección era poco comunicativa y su chasis tenía una puesta a punto delicada en su eje trasero. Era todo lo contrario al BMW M3 E92, el mítico M3 V8 que te hacía parecer un gran piloto, que era fácil de llevar y no había sustos.

Con la nueva generación de M3/M4 nos encontrábamos un coche delicado y dispuesto a morderte la mano si no hacías las cosas correctamente. Mucha gente encontró este coche incluso peligroso para llevar al límite. Por supuesto no en conducción alegre o en el día a día.

BMW ha modificado profundamente este modelo con la aparición de las variante CS. Ha mejorado casi todo lo que podía mejorar y ha hecho un coche más rápido, más fácil y más efectivo. No sólo es mejor sino que además lo parece; en cuanto das un par de curvas te das cuenta de que el coche es otro. Estoy seguro de que BMW ha invertido muchas horas en mejorar su producto estrella y gracias a eso vuelve a estar en cabeza, a la altura de sus competidores. Si hoy probara un M3 CS contra un Alfa Romeo Giulia QV creo que ganaría el BMW, sobre todo si los metemos en circuito. El M3 normal era un coche inferior cuando hicimos la comparativa.

Ahora bien, no es un coche barato. Más bien es carísimo, absurdamente caro para mí. Con el CS BMW se mete en precios de 911, peligroso terreno. Con esta diferencia no tengo duda de que prefiero un BMW M2, aunque el M3 CS es superior en muchos aspectos. Además es mucho más rápido, quizá demasiado. Trataré de explícame.

El M3/M4 CS era, por unanimidad, el coche favorito de los instructores que nos acompañaban durante el curso. Esto es muy significativo: los que mejor conducen prefieren el M3, el M2 se les queda corto. Pero estamos hablando de gente que está todo el día en el circuito y que, en muchos casos, tiene un palmarés en las carreras que te harían sonrojarte. Hay que ir verdaderamente fino para sacar el jugo al M3/M4, y no es nada fácil hacerlo sin controles (con ellos, como siempre, todo es un paseo). Por ejemplo, muchos no llevan la gestión del motor en Sport Plus sino que la dejan en Sport (recuerda que los BMW M te dan tres opciones para suspensión, dirección y gestión de motor acelerador: confort, Sport y Sport Plus, siendo esta última la opción más radical). Esto es una señal clara de que es un coche que necesita de manos expertas para ir al límite con él, un coche que puede no ser para todos los públicos.

BMW lleva a sus M Track Days la variante más radical del M3/M4 (exceptuando el M4 GTS, que ya no se vende y que poco tiene que ver con la gama M normal. Ni en concepto ni en precio), y hace bien. Son productos de circuito y calle pero que sólo se pueden aprovechar al 100% en pista, cualquier carretera se te quedará corta.

Conclusión

Creo que he sido bastante claro en los anteriores párrafos: a mi, me cuadra más un M2, por precio y prestaciones, que un M3/M4 (lamentablemente ya no se puede encargar). Me encantaría un M3 para el día a día y realizar turbo-viajes gloriosos pero no es el M que yo tendría. Prefiero, para mi nivel de conducción, un BMW M2. En mis preferencias tiene mucha importancia el peso y la agilidad, otros dos puntos a favor del M2.

Me pregunto si la distancia que había entre el M2 y el M3 desaparecerá con elM2 Competition (un M2 con motor de M3/M4). Si BMW ha sido capaz de mantener el tacto del M2 con el motor del M3 puede que ya no queden dudas, ni para mí ni para casi nadie. Pero, de momento, tendremos que esperar para probarlo, espero que pueda ser en circuito. El M2 Competition puede pasar de ser el aspirante al nuevo rey de BMW, pero tendremos que esperar para averiguar por nosotros mismos qué tal lo ha hecho BMW.

EXTRA LAP

Seguramente os estaréis preguntando como hacer para participar en un M Track Day como este. Si eres cliente de BMW M lo mejor es preguntar en tu concesionario ///M. Creo que son una estupenda opción para familiarizarte con la conducción en circuito. Además tienen el plus de que cuentan como experiencia demostrable a la hora de participar en eventos de 8000vueltas, donde la experiencia en circuito es obligatoria.

Si has entrado en circuito en más ocasiones puede ser una manera inmejorable de probar alternativas a tu coche y de saber cómo lo estás haciendo, ya que al tener un instructor de BMW M al lado en todo momento, puede corregirte fallos o vicios a la hora de conducir. Este evento también incluye una vuelta copilotada, una experiencia única que en nuestro caso vivimos abordo de un M4 CS con nuestro amigo Dani Carretero a los mandos. Una manera infalible de conocer hasta donde realmente pueden llegar estos coches y darte cuenta de cuánto te queda por mejorar.

Artículos relacionados

5 comentarios en “BMW M Track Days: buffet libre”

  • arribi

    18 de diciembre de 2018 a las 13:51

    Yo también me quedo con el M2 Competition (ya lo hacía cuando no llevaba apellido) del actual catálogo BMW M. Es, por tamaño y peso, el que mejor me encaja.

    Por cierto, no podría estar más de acuerdo con esto: “El motor turbo le da una paliza implacable al E46 en prestaciones pero no así en tacto ni en sonido. Seré un nostálgico pero ese rugido metálico me sigue volviendo loco. En el M2 lo intentan suplir con el petardeo artificial que ya conocemos. Da cierto espectáculo para pasear por la calle pero no cumple igual cuando queremos CONDUCIR.”

    Estoy harto de explicárselo a la gente, incluso a quemados.

  • indeciso

    18 de diciembre de 2018 a las 14:09

    Uff que planazo, me encantaría hacerlo.
    Los coches eran realmente interesantes, no solo por su posible uso en circuito sino por su posible compra como coche familiar (véase M140i, M550d o X3M40i).
    Sabes por dónde van los tiros en cuanto a precios del curso?
    Gracias!

  • X.E.

    19 de diciembre de 2018 a las 00:59

    La verdad es que con los M pasa casi como con aquellos viejos coches de grupo A que comprabas pelados para prepararlos para correr.
    Tienen buen comportamiento,chásis,frenos (ahora,antes no) son suficiéntemente potentes pero siguen siendo coches pesados y les falta un punto para ser buenos en circuíto.Ser buenos quiere decir aguantar vuelta tras vuelta sin desfallecer.Ni arruinarte con las ruedas.No por falta de dinero sino por poder pasar la mañana con un juego nada más.
    Me imagino que sería cuestión de que los vendan pelados,sin nada supérfluo.O vaciarlo uno mismo.Suena raro pero un M2 con 300 kg menos cambia como de la noche al día.Lo mismo para los M3 M4.
    Yo tengo un GTS y si no pasase de 1.300 kg sería perfecto.Sobran kilos de cablerío eléctrico,pantallita,radio,clima,etc.
    Aún quedan cosas interesantes como pillar un M3 E46,hacer un strocker a 3.5 y ponerlo en 450 cv atmosféricos.Sería el M definitivo en mi opinión.
    Yo en un coche de circuíto busco sobre todo peso.Unos 1000 kg sería perfecto.Potencia,unos 300-330cv.Que no pase de 4’5 metros de largo y por supuesto atmosférico.
    No hay nada así en el mercado así que toca comprar una base y hacérselo.Podían tomar nota las marcas.O reeditar viejas glorias como hacen los americanos con algunos coches especiales como el GT40,Cobras,etc,etc

  • Deivid Torrepower

    22 de diciembre de 2018 a las 12:26

    Todo petrolhead que se aprecie tiene que ir a un track day DE MANO DE UNA MARCA al menos una vez en la vida. Ir de track day en tu coche puede molar, pero nada como que te dejen un pepinaco oficial con chorrocientos caballos de potencia.

    He tenido este año la suerte de rodar en Ascari en la presentación del Stelvio QV. De lo mejor que he hecho en mi vida de petrolhed (y si, a parte de contar esto para compartir mi experiencia lo hago también para intentar dar envídia, qué le vamos a hacer XD)

    Tal y como lo cuenta DeLaRosa, efectivamente, la puesta en escena por parte de una marca no tiene parangón. Ahora bien, por mucho que sorprenda un SUV y por mucho que te puedan volar las pegatinas en una autovia o incluso en el propio circuito, en mi caso particular (y mira que el Stelvio QV es un maquinón) yo lo que etaba deseando es (y así lo hice) subirme con el monitor en el Giulia QV que encabezaba las tandas. Eso, eso, eso si que me puso a tope. Uno cree que tiene algo de idea hasta que se sube con un piloto profesional. Recuerdo pensar en que pasaba muy rápido una curva concreta (ahora no recuerdo cuál) a 180 y luego con el monitor pasar a 220 y subiendo. Ah! y encima frenar, que es lo realmente complicado.

    Por otro lado y no sin ánimo de debatir un poco, que por aquí mola hacerlo, los coches tan súper eficaces de hoy en día no me terminan de llenar (al menos visto desde fuera) o tal y como comento últimamente, creo que ni estando en posición económica de poder adquirir un bicho de estos, me haría con uno. Quiero decir que para ir por autovía tendría algo parecido a un M5 que nunca pisaría un circuito, claro está. Y para circuito o montaña habría un Caterham 7, un Lotus o algo del estilo con el que quemar adrenalina.

    Saludos y felices fiestas!!

  • Autor Staff

    delarosa

    26 de diciembre de 2018 a las 22:07

    @indeciso

    La verdad es que desconozco el precio de los cursos. Recuerdo los precios de hace unos años (no los pongo para no liar a la gente) y te puedo asegurar que son un regalo si tienes en cuenta todo el gasto: pista + gasolina + neumáticos.
    Si tienes en cuenta, además, el desgaste del coche el resultado es que la marca está haciendo una fuerte inversión en que sus clientes prueben el producto.

    @Deivid Torrepower

    Bingo, eso es lo que tendría yo para circuito. Para viajar y el día a día un M5 se me hace muy grande, un M3 me resultaría más que suficiente por tamaño, incluso algo más compacto, tipo S3 sedan (este coche siempre me ha parecido muy apetecible para uso diario, en versión 3p, Sportback y sedan).

    A este artículo me remito.:
    https://8000vueltas.com/2015/01/20/te-estas-haciendo-viejo-y-gordo-va-de-berlinas-deportivas

    Un saludo a todos y felices fiestas

Deja un comentario