Girardo & Co: Passione per la perfezione

“Adjudicado el Ferrari por 4.760.000 libras, enhorabuena”. Es en ese momento cuando te atragantas con el pollo que estabas intentando deglutir mientras ves en directo la subasta de RM Sotheby’s en Londres. No solo tenemos al coche italiano como estandarte del capitalismo, hemos visto Jaguars por 21 millones o Porsches reventando la billetera, aunque eso ya te lo hemos contado en varias ocasiones: Arizona 2017 o Mónaco 2018. Sin embargo, esta vez nos hemos fijado en otra cosa de la retransmisión, quizás una de las más importantes cuando se trata de vender objetos inanimados a precios de escandalo: el subastador.

Tras las imágenes de los coches que están siendo licitados, el mayor porcentaje del tiempo restante lo ocupa un tipo menudo, con gafas, abundantes entradas y un impoluto traje italiano. Se trata de Max Girardo, responsable de las subastas de RM Auctions, la mayor casa de subastas de automóviles del mundo y participada en un 25% por Sotheby’s, también la mayor, pero esta vez a nivel mundial, no solo en lo referente a coches. Con su peculiar estilo, Max es capaz de mover los hilos de las pujas a su antojo, intentando llevar a los compradores a su límite. En este caso, una reprimenda o unas malas palabras no son efectivas ante un público poco acostumbrado a que les regañen. Por el contrario, el ser excesivamente blando puede no llegar a convencer a gente que está a punto de desembolsar cantidades ingentes de dinero por un objeto cuyo precio no suele corresponderse con el valor real.

Una nueva aventura

Max abandonaría la casa de subastas en 2016 para abrir su propio negocio sin salir de Londres, Girardo & Co. El lema que le acompaña, “Passione per la perfezione” ilustra intachablemente su modus operandi. Este consiste en un espacio dedicado a los mejores coches del mundo, con una inclinación hacia el producto clásico, ámbito en el que nuestro protagonista se desenvuelve con soltura. Con ellos, Max negocia para ganarse la vida, como cualquiera de los mortales, aunque en nuestro caso no tenemos la suerte de habitar en la oficina junto a un Lancia Flaminia Sport, un Aston Martin DB4 GT o un simple Porsche 962 con pedigrí de competición.

Sublime

Aunque tuvimos el placer de conocerlo durante las 24 horas de Nürburgring de hace un par de años ya que acompañaba a nuestro querido amigo Nicolás Abril a los mandos de un Renault Clio, la verdad es que siempre hemos querido saber más de su historia. No pude dejar pasar la oportunidad de visitarle en su showroom en mi primera excursión del año a Londres para hacerle una entrevista. Estas fueron sus impresiones:

  • Carlos Soteras Escámez: Lo primero de todo Max, darte las gracias por tu tiempo; que sepas que tienes un lugar precioso para trabajar.
  • Max Girardo: Gracias, bueno la verdad que la gente me pregunta si vale la pena trabajar en un showroom, pero para mí, que la gente venga a verme rodeado de estos coches es algo que me encanta, ¡amo los coches!
  • CSE: ¿no te parece un riesgo trabajar rodeado de estas bellezas? Estar todos los días al lado de este Ferrari… Si yo veo este coche en Madrid me volvería loco, pero tú lo tienes aquí todos los días.
  • MG: Lo bueno de tenerlo aquí siempre es que me recuerda que tengo que venderlo [Risas]

Elegante

  • CSE: [Risas], bueno, he indagado un poco acerca de tu intensa vida y me ha llamado la atención que no has parado de moverte ¿Naciste en Australia verdad?
  • MG: Sí, aunque mi familia es italiana, nací en Melbourne por “accidente”, mi madre se subió al avión estando de siete meses, pero sí, toda mi familia es italiana, padres, abuelos, tíos… Hasta los doce estuve viviendo en el sudeste asiático, Singapur, Tailandia, Indonesia, Hong Kong y ya después me tocó Suiza en donde acabé el colegio. Intenté el tema de la universidad, pero estudiar no era lo mío así que me puse a trabajar. Lo siguiente fue Suiza, Mónaco y ahora Londres.
  • CSE: ¿Siguiente paso España entonces? [Risas]
  • MG: [Risas], probablemente mi siguiente etapa por mi trabajo sea Estados Unidos, es un mercado enorme para todo lo relacionado con el coche clásico.
  • CSE: ¿es algo a corto plazo o una idea a futuro?
  • MG: A largo plazo sin duda, ahora mismo estamos más centrados en un pequeño espacio en Italia que acabamos de abrir consistente en un pequeño taller y escaparate. Soy un apasionado de Lancia y los coches de rally, así que por lo menos hasta dentro de 3 años nada.
  • CSE: Cuál es el centro neurálgico de coches clásicos en Estados Unidos ¿California?
  • MG: Sí, California. El clima, la gente, hay una gran cultura del coche allí.

Erótico

  • CSE: ¿Cómo empezó tu pasión por los coches? Sé que tu padre era un gran apasionado también.
  • MG: sí, bueno realmente soy el único de toda la familia que se dedica de lleno a la industria del coche clásico. Mi padre era un gran amante de los coches, ya en Italia desde los 18 años tenía un Fiat Cinquecento Coupé con el que competía en rallye. Mi abuelo también lo era, pero realmente nunca tuvimos una colección en la familia.
  • CSE: Veo que durante un periodo de tu aprendizaje fuiste a la Escuela de Subastas de Repert en Indiana, ¡no tenía ni idea de que eso existía!
  • MG: [Risas], sí, cuando estaba en RM tuve la oportunidad de hacer mi primera subasta, pero para ello tuve que ir a Repert. En Estados Unidos para poder ser subastador necesitas una licencia así que me toco ir allí durante dos semanas. Fue horrible, tuve que aprender todo tipo de subastas: ganado, caballos, cerdos, granjas… ¡No tiene nada que ver con vender coches! Pero bueno, al final hice amigos y dos meses después me tocó hacer el examen sobre todas las normas, reglas, códigos… Es un poco como el examen de conducir, te aprendes todas las señales, pero luego no te acuerdas del significado de muchas.
  • CSE: Recuerdo la primera vez que te vi, obviamente en un video de una subasta de RM, lo que más me marcó fue que tenías un carisma especial para vender coches ¿Crees que influías en todo lo que estaba pasando?
  • MG: Sí, claro, me encantan las subastas; lo hacía, lo hago y lo seguiré haciendo. Es divertido hablar y tratar de convencer a la gente. Para mí, una de las ventajas es que conozco los coches y a las personas que los intentan comprar. Una vez se presenta el coche, conozco su valor real y cual es el precio estimado, si es un precio agresivo o si está barato. Ahí ya tengo control sobre lo que está pasando. Si justo conozco personalmente a quien está pujando por él, entonces me lo puedo pasar bien. No sería lo mismo si vendiese sellos o cuadros. Si lo haces con pasión, es más efectivo.
  • CSE: Recuerdo ocasiones en las que subastabas coches muy caros y te permitías el lujo de hacer pequeñas bromas.
  • MG: Esto es como una negociación. Ayer mismo estuve con un cliente en un tira y afloja de cuatro horas, pero, como en una subasta, aunque esta más condensada, sientes la necesidad de relajar las cosas un poco para después volver al ataque. Cambias el ambiente, te tomas una cerveza y otra vez lo intentas. Hay veces que la gente no se lo toma bien pero bueno, es un riesgo que tienes que correr.

Los 2 millones de libras recaudados se donaron a la fundación Ayrton Senna

  • CSE: uno de los motivos por los que dejaste RM y abriste tu propio negocio fue que “vendíais más calidad que cantidad”.
  • MG: Efectivamente, a ver me encantan las subastas, las podría hacer todos los días. Sin embargo, mi trabajo iba más allá, era el encargado de todas las operaciones a nivel europeo de RM, estaba en la junta de RM y querían que también lo fuera de Sotheby’s. Cuando empecé en RM éramos 60 personas y cuando me fui éramos cientos y, como cualquier otro negocio, todo estaba regido por una hoja de cálculo. ¿Cuál es el beneficio que sacamos por coche, qué porcentaje de venta hemos tenido, qué costes, presupuesto…? Ahí perdí un poco el entusiasmo, a pesar de que seguía conociendo a gente increíble, nuevos coches, pero en ese momento eran más números que otra cosa. Obviamente es así como se ha de llevar una compañía, pero eso no es lo que me gustaba. Lo había estado pensando un tiempo y justo falleció mi padre repentinamente, con quien tenía una relación muy estrecha y una de las cosas que siempre me dijo fue que le hubiese encantado empezar su propio negocio antes. Realmente no hay un momento perfecto para comenzar tu negocio, ni para tomar decisiones importantes, siempre hay una excusa; los hijos, la casa, el mercado no está bien…
  • CSE: ¿crees que el haber vivido en tantos sitios y conocido tantas culturas te ha ayudado a tener mejor relación con clientes de todo el mundo?
  • MG: Sí claro, como no acabé mis estudios mi punto fuerte eran los idiomas que hablaba así que en ese momento sin duda lo era.
  • CSE: ¿Cuál es tu modelo de negocio? ¿compras coches que están por debajo de su precio de mercado? ¿es un cliente el que te llama preguntando por un coche?
  • MG: Un poco de todo. Hay ocasiones en los que el cliente nos da su coche para que lo vendamos y a cambio nos llevamos una comisión, otras en las que nosotros compramos coches y otras son los clientes los que nos piden consejo. Respecto a esto último siempre le preguntamos al cliente ¿Qué es lo que vas a disfrutar? ¿qué te va a hacer feliz? Muchos cuando empiezan una colección van a por cantidad, pero nosotros les explicamos que la calidad es lo primero; a veces, menos es más. Respecto a los coches que compramos nosotros, solo lo hacemos con aquellos que nos gustan, como este DB4 GT, el único que hizo el Tour de France. Esta es la diferencia con el mundo de las subastas, ahí tienes que lidiar con todos los posibles compradores, lo cual está bien porque te obliga a llevarte bien con todo el mundo. Aquí sin embargo, tengo el inmenso placer de poder escoger qué compro y a quién se lo vendo.

  • CSE: ¿tienes rivales que hagan lo mismo que tú?
  • MG: Muchos. Bueno, muchos tampoco, lo que creo es que me tengo que llevar bien con todo el mundo en este trabajo. Hay veces que nuestros competidores son solo eso, pero otras veces colaboramos con ellos.
  • CSE: Volviendo a España, ¿has trabajado con clientes de ahí, o has encontrado alguna joya en algún garaje perdido?
  • MG: Bueno, hoy mismo por ejemplo estaba hablando con Teo Martín, buscándole algunos coches de rallye para él. Sin embargo, para el resto de cosas no hay muchos compradores en general, más bien vendedores de coches.
  • CSE: ¿hay algún coche español que desees? ¿Pegaso, Hispano Suiza?
  • MG: he vendido algún Pegaso, pero creo que es el único coche español que merece la pena. Quizás algún Hispano o algún Seat, aunque de estos últimos aún no hay ningún coche realmente coleccionable.

Mi Pegaso favorito, un Z102 Cúpula

  • CSE: Para la gente normal como nosotros, sin llegar a ser coleccionistas, vemos que algunos coches como el 911 están en una burbuja de precios ¿está justificada?
  • MG: Los precios han subido mucho a lo largo de estos 10 años, pero no creo que la burbuja vaya a estallar. Esto es un mercado como cualquier otro (oro, joyas, casas) y los precios bajarán, pero de un modo más cíclico.
  • CSE: Pero ¿por qué este coche y no otros se ven envueltos en esta subida de precios tan desproporcionada?
  • MG: Hoy en día los coches se han convertido en un tema de moda. Para estar a la última tienes que tener un coche clásico. Hace 20 años nadie compraba un coche de este tipo por un tema de imagen, simplemente lo hacía por amor hacia ellos o por tener una colección. Hoy la gente quiere ir a Goodwood, a Pebble Beach o a cualquier otro evento con un buen ejemplar que poder enseñar. Aparte de eso, hoy en día hay más dinero en el mundo, más riqueza que en los 60 o 70 por poner un ejemplo. Así que en general es una combinación de todo esto el motivo por el que los precios de los coches clásicos hayan subido tanto. Otro motivo es el hecho de que la gente ve que alguien compra un coche por 10 y lo vende por 12, entonces tú quieres comprarlo por 12 para venderlo por 14; pura inversión.
  • CSE: ¿crees que la edad de los compradores influye en los precios? Es decir, nadie de la gente que tiene dinero ahora ha visto un Rolls Royce de 1920 como un objeto de deseo. Sin embargo, el día que yo tenga dinero, sí que veré un M3 o un coche similar como mi sueño.
  • MG: por supuesto, así empieza todo el mundo. Primero te vas a lo que te marcó de pequeño, pero después, en cuanto empiezas a conocer a estudiar e indagar en el tema de los coches clásicos, es cuando te interesas por otros ejemplares. Todo el mundo empieza con lo que recuerda, pero después va tirando del hilo y acaba adquiriendo otros coches en función de sus gustos. Por ejemplo, yo nunca vi este DB4 GT [se encuentra junto al sillón en donde estamos realizando la entrevista] pero hoy en día lo puedo apreciar tal y como lo que es. Las marcas últimamente están ayudando a recordar estos modelos antiguos, Ferrari por ejemplo llama a un modelo suyo “Monza”, recordando al de 1953, o Porsche con su 911 R, haciendo alusión al de 1965, o Rolls Royce con el Phantom, porque hubo uno en los años 20.

¿Con cuál te quedarías?

  • CSE: Una pregunta que no tenía preparada pero que me ha surgido a raíz de tu mención al 911 R, por un artículo que escribí acerca del mismo. ¿crees que este coche es un producto de marketing o tiene su razón de ser en algo más pasional? Era vergonzoso ver cómo la gente los compraba y los vendía al día siguiente por el doble de precio. Incluso Andreas Preuninger, lo criticó y a partir de ahí sacaron la caja manual para el GT3, cuando el 991.1 no la tenía o sacaron el GT3 Touring, sin alerón trasero. ¿crees que las ediciones especiales de coches modernos están sobrevaloradas?
  • MG: Para mí tampoco tiene mucho sentido, y es una pena porque los fabricantes sacan cada vez más ediciones especiales.
  • CSE: Los coches modernos tienen mucha tecnología electrónica que en unos años estará obsoleta, ¿crees que los harán inservibles como coleccionables?
  • MG: bueno yo siempre pongo el ejemplo de un Formula 1. En 1974 cuando muchos coches dejaron de llevar el motor DFV, veían los coches del año anterior y les parecían imposibles de poner en funcionamiento. Hoy en día, es relativamente fácil poner en marcha un motor DFV ya que la tecnología actual ayuda en gran medida. Pasará lo mismo en unos años con los coches actuales, no los veremos como un reto tecnológico de cara a su mantenimiento.
  • CSE: ¿y con todo lo que pasó con el McLaren F1?
  • MG: ahí entra en juego también un tema de imagen parece “cool” y le aporta un toque nostálgico el hecho de necesitar un ordenador antiguo para poner en marcha el coche.
  • CSE: Solo tienes coches clásicos, ¿no tienes coches actuales por un tema de gustos como mencionabas anteriormente o es por la rentabilidad que les puedes sacar?
  • MG: Claramente es porque los amo. Me gustan los coches nuevos pero mi modelo de negocio no es ese. Mi trabajo está más especializado en algunas áreas alejadas de los coches modernos. A estos últimos no puedo añadirles apenas valor. Dicho esto, he de decir que he vendido algún LaFerrari, pero no es lo habitual.

  • CSE: Si fuésemos tus clientes, ¿Qué nos recomendarías comprar para obtener beneficios?
  • MG: Siempre digo lo mismo, lo primero que tienes que hacer es comprar un coche que te guste. Si compras lo que quieres, posiblemente no lo vendas nunca y, si lo haces, será por mucho dinero, por lo que le habrás sacado una buena rentabilidad seguro. Aparte si compras algo por rentabilidad, te va a entristecer el no poder usarlo, no poder hacerle kilómetros, no tocarlo, no sacarlo un día de lluvia… Lo primero por tanto es comprar lo que te gusta y ya en segundo lugar, piensa en algo que te pueda dar beneficio el día que lo vendas.
  • CSE: Cuando participas en carreras de coches clásicos, ¿lo haces por mantenerte en contacto con tus clientes o por pura pasión?
  • MG: Por los dos motivos, tengo la suerte de que me encantan las dos cosas por lo que puedo ir a correr mientras estoy con todos mis potenciales clientes.
  • CSE: ¿compites en carreras “normales”, sin estar relacionadas con coches clásicos?
  • MG: no tanto ya que no soy un piloto super rápido, soy el típico “gentleman driver” con un cierto gusto por las carreras de resistencia. He hecho las 24 horas del Ring, 24 horas de Dubái, Silverstone 2014, pero siempre por diversión, no tanto por negocio.
  • CSE: ¿volverás a las 24 horas de Nürburgring?
  • MG: Sí, las he hecho unas 4 o 5 veces, pero si vuelvo lo quiero hacer en algo más rápido, un GT3 si puede ser. El problema es que, en orden de magnitud, es unas 10 veces más caro que hacerlo en el Clio. Por el momento no encuentro la explicación para digerir el gastarme tal cantidad de dinero en una carrera. Ahora mismo me gustaría hacer algo de rally.
  • CSE: ¿tienes algún recuerdo especial de alguna de tus subastas? ¿Quizás cuando vendiste un Ferrari 375 MM por 13 millones en Villa Erba?
  • MG: Obviamente recuerdas los momentos en los que venden coches por mucho dinero, pero quizás el 275 NART Spyder sea posiblemente uno de los mejores recuerdos, no solo por el dinero sino porque este fue donado a un orfanato y el coche tenía una preciosa historia detrás.
  • CSE: ¿tienes alguna anécdota sobre las subastas? Una cosa que siempre me llamó la atención fue el hecho de que alguien que ganase la puja no pudiese pagar el precio final. Suena un poco ridículo lo que planteo, pero creo que es algo que a todo el mundo le ronda la cabeza.
  • MG: No, para nada es ridículo, siempre pedimos referencias bancarias o detalles de los posibles compradores. Es lo mismo que cuando alguien compra un coche de segunda mano o una empresa, que luego no tienen dinero para pagar, es algo que puede pasar. Lo que sí que hacen las casas de subastas es asegurarse de que estas personas no vuelven a ninguno de sus eventos. Se les pone en una lista negra, es un tema de principios, no un tema económico. De todos modos, es algo muy raro que pase, de 3000 o 4000 coches que subastábamos al año, quizás solo ocurría en una o dos ocasiones. Hay veces que el cliente tiene problemas de liquidez o similar, pero que lo hagan por un tema de pura malicia es muy raro; no tiene nada que ganar haciendo eso.

  • CSE: Vimos en otra entrevista que tuviste que diseñar tu propio garaje de tres coches con un presupuesto de 10 millones. Sin embargo, ¿podrías hacerlo con 60.000 Euros?
  • MG: Lo podría hacer, pero ten por sentado que cada vez que me lo preguntases te daría una respuesta distinta. Tengo un garaje en mente enorme, me encantan los coches ya lo sabes. Por 60.000 tendría que coger algo italiano, un Fiat 500 ya que creo que es una monada de coche, icónico, “cool”, un Lancia Delta (hay algunos bastante baratos) y, no sé cuánto dinero me queda, posiblemente un descapotable biplaza clásico, un Triumph o un Austin Healey Sprite.

Buena elección

  • CSE: Por último, nos tienes que dar respuestas de una sola palabra a las siguientes preguntas. ¿Qué coche tendrías en tu garaje si solo pudieses elegir uno; presupuesto ilimitado?
  • MG: [Se lo piensa largo y tendido, la respuesta más difícil de toda la entrevista] tendría que ser italiano eso seguro, mucha gente diría McLaren F1, pero yo me iría a algo más antiguo, un Ferrari 250 GTO de 1964. No me iría al de 1962 aunque sé que es el que todo el mundo querría.

Fundamental este vídeo

  • CSE: Un coche para uso diario.
  • MG: Hace un par de años compre mi coche de diario y estoy encantado con ‘el, un Alfa Giulia Quadrifoglio. Es precioso, se conduce de maravilla, suena genial, tracción trasera y es manual. La calidad de construcción no es la misma que un Mercedes, pero es algo que no ves tan habitualmente. Pintado en rojo oscuro, frenos cerámicos, asientos en carbono… es increíble.

Prueba Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

  • CSE: Un coche para correr.
  • MG: [se lo piensa un rato también] Un Dallara de LMP. La sensación de conducirlo es tan emocionante; el ruido, la aerodinámica, el hecho de ir con la cabeza al aire…

Dallara Oreca SMP1

  • CSE: Piloto favorito.
  • MG: Sébastien Loeb. Me encantan los rallies y él es rápido, infatigable, francés y gruñón.

  • CSE: Alguien que hubieras deseado conocer.
  • MG: Ayrton Senna.
  • CSE: Pensé que ibas a decir Enzo Ferrari.
  • MG: Bueno, he leído tanto sobre Enzo que ya lo sé todo acerca de él. Es también un buen gruñón.
  • CSE: ¿Somos el primer medio de comunicación español en entrevistarte?
  • MG: mmmm, sí, lo sois.

Antes de abandonar su showroom, tuvimos la ocasión de aproximarnos y de conocer con mayor detalle las joyas que había en ese momento en exposición, incluyendo un Delta Integrale Evo II que siempre ha estado en manos de su familia y que es el único coche que no se vende de todos los que están ahí. El último detalle que me marcó fue el catálogo de la subasta de Taisan que tenía encima de su mesa, otra cosa que tenemos pendiente, pero eso ya cuando vayamos a Japón.

Coches tan distintos y a la vez tan deseados. El Viper lo condujo Tsuchiya, por cierto

Aunque nuestro protagonista habla perfectamente español, preferimos llevar a cabo la entrevista en inglés, la cual ha sido traducida posteriormente y validada por el propio Max antes de ser publicada. Agradecer el tiempo y el cariño que Max nos dedicó, para mi es todo un honor haber podido charlar con uno de los mayores referentes del mundo de los coches y alguien a quien deseaba conocer hace tiempo.

Por último, gracias a mi amigo Nicolas Piantoni por acompañarme durante este grandioso fin de semana; pronto os haremos un resumen de lo que fue.

Extra Lap

Max y su equipo felicitan las Navidades con este espectacular vídeo. Disfrutadlo.

Artículos relacionados

9 comentarios en “Girardo & Co: Passione per la perfezione”

  • ARITA

    27 de diciembre de 2018 a las 13:56

    Vaya entrevista, ¡me habéis dejado sin palabras!
    No ha tenido que ser fácil conseguir audiencia con este Girardo, es un mito.
    Alucino con las entrevistas que hacéis, son pocas pero con gente realmente increíble, verdadera esencia de la automoción. No me extraña que seáis el primer medio español en entrevistarlo, probablemente seáis el único. Lamentablemente sois los únicos que verdaderamente sabéis de coches, cuando veo todo lo que hacéis parece que estéis en otro país, es otro nivel.

    Si me permitís un comentario, lo que más me ha llamado la atención no tiene nada que ver con la entrevista. Es que he tenido 3 de los coches que salen en las fotos, mi pasión son los italianos: Alfa Romeo QV, Lancia Delta Integrale Martini 5 y Ferrari 365 GT4/BB.

    Felices fiestas y no dejéis nunca de hacer 8000vueltas. Si cerráis dejaréis huérfanos a muchos seguidores.

  • Deivid Torrepower

    28 de diciembre de 2018 a las 20:57

    Esto si que es una entrevista interesante y no las de Elon Musk. ¡Que digo interesante! ¡Muy pero que muy interesante!

    Me he quedado absorto leyéndola. Da la impresión de que es un persona con la nunca apetece terminar ninguna conversación. Al menos a mí no me apetecía que se acabara la entrevista. Sabe transmitir su pasión por la automoción y eso es algo que me priva. Además tiene un gusto exquisito.

    Hacéis un trabajo único y sensacional, al menos en España y que hasta dónde yo conozco no he conocido ni conozco ningún otro medio ni siquiera que os haga sombra. Nunca nos abandonéis o me pego un tiro!

    Muchas gracias y feliz año, sois los mejores.

  • Staff

    Lasheras

    2 de enero de 2019 a las 16:34

    ¡Sensacional entrevista! Realmente despeja muchas dudas del mundo de las subastas y nos acerca a esta gran figura del mundo del motor, poco conocido en España, pero de gran peso a nivel internacional.

    Enhorabuena Carlos Soteras.

  • Un fin de semana en Londres – 8000vueltas.com

    2 de enero de 2019 a las 17:45

    […] a Max Girardo (podéis leer el artículo completo, publicado la semana pasada, aquí). Con lo que vimos ese viernes, más una breve visita a la tienda de Kahn Design en el barrio […]

  • Blas de Lezo

    2 de enero de 2019 a las 21:17

    Increíble entrevista.
    Gracias por traer este tipo de contenido a páginas nacionales.

  • Bucelator

    2 de enero de 2019 a las 22:12

    Con esta entrevista uno puede asomarse a un mundo cuasi desconocido por inalcanzable. Los grandes coleccionistas pertenecen a élites muy sofisticadas, donde el dinero sin duda cuenta, pero la pasión por lo coleccionado es todavía más decisivo para singularizar lo que se desea.
    El que estos precios se alcancen sin duda a de animar a que se sigan haciendo cosas bien hechas, hechas para durar mucho y para dinamizar el conjunto del mundo del motor.
    Una entrevista sin duda singular, interesante, y complementaria en este blog.

  • Maricuela

    3 de enero de 2019 a las 10:23

    Buenísima entrevista, interesante el protagonista y muy bien escrita.

  • Jose Luis

    15 de enero de 2019 a las 18:05

    Simplemente gracias!

    Una gran entrevista para recordar al resto de medios del motor nacionales, que hay que ponerse las pilas!

    Como profesional de las subastas y de la burbuja automovilística, me reconforta saber que los profesionales que nos dedicamos a ella, opinamos todos igual respecto a la re-valorización de determinadas piezas modernas que hemos podido observar durante estos últimos 5 años

  • Camino a la competición del motor. Parte IV. Al pie del cañon – 8000vueltas.com

    13 de marzo de 2019 a las 16:09

    […] los berenjenales posibles es mi mejor método para poder conciliar el sueño; visita y entrevista a Girardo & Co., un intenso fin de semana de motor en Londres, la visita al Bicester Heritage, un voluntariado […]

Deja un comentario