La evolución del precio de los deportivos en España 1990-2020 ¿Compro ya?

El otro día un lector dejaba en nuestra nueva sección de Novedades Deportivas un comentario acerca de los elevadísimos precios de los coches nuevos -especialmente si son un poco deportivos- y lo cierto es que me dió una idea para este artículo, que se basará en analizar si hace años era más fácil o más difícil tener un deportivo nuevo en el garaje.

Uno de mis coches favoritos y un buen candidato para mi garaje: Toyota GT86/Subaru BRZ

Soy ingeniero, no economista, por tanto aquí solo puedo basarme en lo que dicen los expertos, tratando de desglosar y simplificar a su mínima expresión los factores más importantes para que esto no se convierta en un blog de estadística. Por supuesto, es posible que se me haya escapado algún factor determinante así que, como siempre, los comentarios están a disposición del lector para que pueda opinar y aportar sus conocimientos sobre la materia.

Soy ingeniero, no vidente

En cualquier caso, los datos que he podido recopilar, nos servirán para hacernos una idea de si los coches son más baratos en relación a nuestros ingresos y al coste de vida hoy en día o hace 30 años. Me he permitido alguna licencia humorística por el camino, sin que ello vaya en detrimento de que lo que digo es información fiable y contrastada (ver los numerosos enlaces que voy dejando en cada sección).

BMW M3 E30

Por supuesto, no cabe la menor duda de que en los 80 un coche costaba mucho menos dinero que ahora, y quizá muchos podríamos pagar lo que se pedía por entonces por un M3 E30 recién salido del concesionario. Eso puede hacernos pensar que antes era más fácil tener el coche de nuestros sueños, sin embargo, tampoco es que hoy en día se vean grandes deportivos tirados por las esquinas, así que me inclino por pensar que al igual que ahora, eran solo unos pocos afortunados los que podían permitirse coches de ese estilo entonces.

Aston Martin abandonado

Para dictar sentencia, he creído conveniente estudiar dos tipos de factores, unos más objetivos y otros más subjetivos.

Dentro de los factores objetivos nos centraremos en la evolución de salarios medios en España, el IPC o la evolución del precio de la vivienda, por ejemplo. Para los subjetivos nos centraremos en la percepción que tenemos hoy en día de nuestra estabilidad económica, precariedad laboral, etc.

Para ello vamos a poner algunos ejemplos de lo que costaban algunos coches en su momento y lo que cuesta ahora esa misma familia de coches. Empecemos por un clásico entre los deportivos: el M3.

M3 E36 3.0

El precio de un M3 E36 3.0 de 286 cv en 1992 era de aproximadamente 7.600.000 Ptas. que equivale a unos 45.700 €. El modelo más similar de los nuevos M sería el M3/M4 de 2017, por ser el primero y más básico de los F80 y no el actual de 2020, que equivaldría al M3 E36 3.2 de 321 cv.

El precio de un M4 en 2017 era de 92.100 € aproximadamente, lo que supone un incremento en 25 años es de un 101%, es decir, un poco más del doble.

M4 2017, lee la prueba en 8000vueltas

Hagamos algo similar con otras marcas. Démosle ahora el turno a Porsche y su sempiterno 911. En 1990 el precio de un 911 Turbo 964 era de unos 18.330.000 Ptas (110.200 €) y el precio de un 911 Turbo 2020 es de 212.600 €, lo que de nuevo supone un incremento aproximado de un 92%. Es decir, el precio no se ha duplicado como en el caso del M3, pero casi.

964 Turbo, lee la prueba en 8000vueltas

Si nos vamos a modelos algo más económicos -pero no por ello menos representativos- como el VW Golf GTI III de 115 cv (1991-97) nos encontramos con que el precio en 1992 era de aproximadamente 2.830.000 Ptas. (17.000 €).

Este coche tuvo por encima los Golf GTI 16v de 150 cv (que podría equivaler a un Clubsport actual) y los VR6, que sería el equivalente a un Golf R, por lo que la comparativa más adecuada diríamos que es con el Golf VIII GTI básico de 245 cv, cuyo precio parte de 42.300 € (!), lo que supone un incremento de casi un 150%, es decir, ¡dos veces y media más!

Busquemos algún otro ejemplo porque este último dato me ha dejado un poco descolocado (¡¡¡+150%!!!). Por ejemplo unos cuantos deportivos míticos:

Ferrari F355 Berlinetta
  • Audi RS2 (1994) vs Audi RS4 (2020) = +61%
  • Mazda MX-5 NA 1.8 (1995) vs MX-5 ND 2.0 (2020) = +30%
  • Mercedes C36 AMG vs C63 AMG (2020) = +67%
  • Ferrari F355 Berlinetta 6MT (1994) vs Ferrari F8 Tributo (2020) = +112%
  • BMW 318is E30 (1989) vs BMW 128ti (2020)= +121%
  • Peugeot 205 GTI (1986) vs 208 GTI by PS (2015) = +75%
Peugeot 205 GTI 1.9

Con estos datos tan dispares es complicado extraer conclusiones (necesitaríamos una muestra mucho mayor) más allá de que BMW, Porsche y Ferrari han duplicado sus precios en sus modelos más deportivos, mientras que Mercedes y Audi solo los han aumentado un 60-70% en dichos modelos (estando actualmente en el mismo rango).

Porsche 911 Turbo (992)

Esto podría responder a que ambos modelos comparados son precisamente la primera creación de AMG para Mercedes y de RS en Audi, lo cual podría explicar que fueran coches mucho más exclusivos (y caros) en la época de lo que son ahora, que ya tienen una tradición y «se fabrican como churros» aprovechando componentes comunes con otros AMG y RS.

Audi RS2

Daremos por bueno que los precios de los deportivos se han multiplicado por dos en general, con la excepción de VW que en su Golf VIII ha metido un buen «extra» en el precio ¿quizá porque saben que es su modelo más emblemático? Quién sabe, lo que es seguro es que este Volkswagen (Volks=pueblo, Wagen=coche) ya no es el «coche del pueblo» sino el coche del pueblo burgués…

VW Golf GTI VIII 245 cv

Vale, que pagamos por los deportivos mucho más que hace 25 años lo sabemos todos, ahora bien: en relación a nuestros salarios, al precio de la vivienda y al coste de vida, ¿nos cuestan más o nos cuestan menos? Es ahí donde entran los siguientes factores que nos ayudarán a despejar dicha incógnita:

El IPC

Según el INE, el IPC «tiene como objetivo medir la evolución del nivel de precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares residentes en España«. Es decir, básicamente intenta medir la evolución del «coste de vida».

En los 80% el IPC ostentaba valores superiores al 12% anual, desde 2002 se mantenía en valores de entre 1,5 y 4%, a excepción de 2014, que fue negativo (punto más bajo de la crisis de 2008)

En su misma página podemos ver la evolución del IPC desde 1961 (por si os interesa echarle un ojo). Nosotros nos vamos a centrar en su evolución desde 1990 hasta 2020 (más o menos los 30 años de los que hablábamos en un principio), que es de un 120%. Es decir, según este indicador el coste de vida se ha incrementado en un 120% en estos 30 años: lo que en 1990 costaba 1000 €, hoy cuesta 2200 €.

Llenar el carro de la compra cuesta un 120% más (sí, yo trazo hasta en los pasillos del supermercado)

Si solo nos basáramos en el IPC, se podría decir que salvo el Golf GTI que se desmarca claramente de la tendencia, todos los coches resultan más baratos de comprar ahora mismo, pues los precios han evolucionado a un ritmo menor que el del IPC. El problema es que el IPC es un índice sesgado que no tiene en cuenta todos los factores, como por ejemplo el precio de la vivienda. Así que el IPC está muy bien, pero solo no sirve para nada.

Por otro lado, no soy yo quien para decir si el IPC es un buen indicador o no, pero recuerdo ir al cine en los 90 por 350 pesetas (2 € y poco) y ahora en Madrid me cobran 9, que son unas 4 veces más. Así que IPC…no se yo, no se yo.

Y pongo aquí esta foto de Días de Trueno, peliculón de los 90 que para mi desgracia no pude ver en el cine

El precio de la vivienda

Por otro lado, según este artículo de idealista (de 2013, momento en que la vivienda se encontraba bajo mínimos tras la crisis de 2008), portal líder en la compraventa de viviendas, el precio de las casas en España había subido desde 1985 un 578% (!), siendo la subida del IPC en ese mismo intervalo (1985-2012) del 175%.

Yo aquí podría vivir, la verdad

Es decir, las cuentas son claras: 578/175=3,30, que viene a significar que respecto al dinero que tenemos de verdad, el precio de la vivienda (a diferencia del de los coches, que como habíamos visto eran más baratos o costaban más o menos lo mismo en relación al coste de vida), ha subido un 330% REAL. Por eso una familia media de la generación de nuestros padres (Baby Boomers) compraban su casa con hipotecas a 15-20 años y los Millenials (1980-1999) no compran casa porque no pueden.

78.000 € por esta casa. No, no es borma. Aquí la noticia.

Nuestros salarios

Obviamente cada vez ganamos más dinero (o así debería ser…), es decir, tenemos más salario nominal, pero lo importante es saber si tenemos un salario «real» mayor; si ganamos más dinero en relación al coste de vida o no, porque eso es lo que nos permite gastar, invertir y progresar.

Típica foto cutre cuando se habla de trabajo y dinero

Por supuesto, como decíamos los salarios también han ido evolucionando en los últimos 30 años. En este interesante artículo se habla sobre las diferentes velocidades de crecimiento del salario. Así por ejemplo, entre 1965 y 1980 los salarios subieron de forma casi irreal debido al proceso de apertura exterior de nuestra economía, haciendo que la sociedad contara con un buen valor adquisitivo a pesar de que el IPC también subía de forma importante.

Hasta 1997 se produjo una importante bajada de la inflación, con lo que aunque los salarios estaban estabilizados, ganaron poder adquisitivo (¡en torno a un 9% anual durante 16 años!).

Golf GTI MkII, exponente máximo de finales de los 80 y principios de los 90

De 1998 a 2011, aunque los salarios crecen, lo hacen por debajo de lo que aumentan los precios y el coste de vida (en torno a un 1%) y por último, tras la gran crisis de 2008 -desde 2012-, aunque de media siguen subiendo, la realidad es que especialmente entre la gente joven bajan de forma escandalosa (pierden un 4,4% respecto al coste de vida, es decir, son (somos) un 4,4% más pobres, llegando en algunos sectores y grupos a cobrar, ojo al dato, ¡¡¡lo mismo que en 1990!!!

Los salarios suben, dicen…

Por otro lado, las estadísticas siempre tienen trampa y hay que mirarlas por los 4 costados, por eso, aunque en España el salario medio en 2019 fue de 2280 €/mes brutos, lo cierto es que la repartición de los mismos indica que más del 60% de la población está por debajo de esa cifra y que el salario más común son entorno a 17.000 € brutos/año (unos 1400 €/mes brutos). En definitiva, mucha gente que cobra poco y unos pocos que cobran mucho suben la media.

Subiendo la media. Peliculón (espero que sepas cuál es)

Otro indicador podría ser el SMI (Salario Mínimo Interprofesional): actualmente es de unos 900 € y, como decíamos, el medio es de 2280 (2,5 veces más), sin embargo, en los 90, el medio era 4 veces más que el mínimo.

Es decir, si el SMI es un indicador de lo necesario para tener una vida digna (que no lo sé, solo hago una suposición), en los 90 vivíamos 4 veces más dignamente, mientras que ahora solo 2,5 veces más. Para más inri, en realidad sólo 1,5 veces «más dignamente» si miramos el salario más común, que como decíamos es de unos 1400 € brutos/mes. Vamos, un desastre.

Familia media en los 90: casa, coche y 2 hijos.

A todo esto tenemos que sumar los factores subjetivos, como por ejemplo la precariedad laboral (especialmente ahora), incertidumbre acerca del futuro, etc. Tradicionalmente en España (al igual que en muchos otros lugares) la gente encontraba un trabajo y solía mantenerlo durante gran parte de su vida, muchos de nuestros padres trabajaron en una o dos empresas hasta jubilarse. Tenían estabilidad, nosotros somos más errantes.

Yo, cambiando de trabajo

Conclusiones

Efectivamente, se nos hace caro comprar coches de +40.000 € como un Golf GTI, que es un coche, para que nos vamos a engañar, bastante «plano». (ya que haces un esfuerzo, lo haces en algo especial ¿no?)

Así que visto lo visto las cosas están así:

  • Si estás en el sueldo medio o en el más común, lo siento, pero tienes bastante complicado comprar una casa.
  • Puede que cada año te suban el sueldo, pero cada vez ganas menos dinero (suben impuestos, sube coste de vida, etc.)
  • A pesar de todo, se puede decir que en general los coches son más baratos que hace 30 años (excepto un Golf GTI)
  • Los funcionarios cobran una media de 32.500 € brutos /año (unos 8.000 más que en el sector privado), lo que quiere decir que no hay incentivo alguno para el emprendimiento, lo que solo puede derivar en una economía aún más débil y precaria, con pocas vistas a mejorar.
El deportivo que los españoles podemos comprar

¿Conclusión? ¡Comprate un deportivo cuanto antes, las cosas no van a ir a mejor y ya lo sabes: se puede dormir en un coche, pero no te puedes ir de tramo en tu casa!

Nota: a pesar del tono irónico, este es un artículo serio, pero si hemos conseguido llegar hasta noviembre de 2020, ¿por qué no tomárnoslo con un poco de humor? De todo se sale y vendrán tiempos mejores. Prometido.

Deja tus comentarios, serios (o no) a continuación:

Artículos relacionados

19 comentarios en “La evolución del precio de los deportivos en España 1990-2020 ¿Compro ya?”

  • PanchoSalas

    4 de noviembre de 2020 a las 14:50

    Excelente artículo! En temas económicos, muchas veces me veo pasmado por lo complejo que es. Considerando tantas variables como el IPC, sueldo, tasas de crédito nominales, inflación, etc. Uno creería que por ganar más plata que nuestros padres significa que la vida se viene toda asegurada, pero vamos, eso no es así.
    Recuerdo que en mi infancia durante los años 90, compraba helados por 100 pesos Chilenos y esos mismos ahora cuestan 400. En general, el precio de casi todas las cosas se ha más que duplicado acá y ni hablar de las casas, que es otra pandemia desregulada.
    En tan sólo 1 año, una pequeña casa de 75 metros cuadrados, pasó de costar 88 millones CLP (98 mil Euros) a costar 114 millones CLP (128 mil Euros) y digámoslo así, el salario no sube con la misma efervescencia (mi salario sigue casi estancado). Eso quiere decir, que con el mismo sueldo, después de una año puedo comprarme una casa aún más chica y con peores terminaciones.

    Respecto de los autos y gracias al análisis que haces de su evolución no queda más que decir: hoy es el momento de comprarse un deportivo, más adelante quizás se conviertan en un unicornio de color rosado que solo veremos en revistas.

    Saludos desde Chile!!

  • QuanticCars

    4 de noviembre de 2020 a las 15:33

    Pues yo creo que es bastante alarmante, porque por ejemplo en el caso de mi padre el siempre ha trabajado en la misma empresa, cobrando algo menos de 2000€ al mes, y en los 90-2000 se pago la hipoteca, coches etc… ahora con esos mismos 2000€ que sigue cobrando, ni en sueños se podria comprar el mismo coche de la misma gama que se compro antaño, ni se podria comprar la casa que tenemos, ni nada de la misma calidad. El problema esta mas bien en que todo sube menos los sueldos… y eso solo hace que resentir la economia por todos lados internamente, y hacia el exterior tambien. Sin ir mas lejos en la empresa multinacional donde yo trabajo, somos la mano de obra barata (con ingenieros y universitarios en general) respecto al mundo, y eso que hay 8 sedes repartidas por todos los continentes…

    Aun asi, interesante articulo y debate la verdad. Gracias por tu trabajo!

  • Eneko

    4 de noviembre de 2020 a las 18:15

    ¡Artículo muy interesante y ameno! Al menos a mí el humor me entra de perlas, y añadiría que no os hace falta avisar del tono jocoso del escrito, ya que no queda nada estridente a la hora de leer. Por lo que me toca, soy de esos que ven los precios de los coches curiosos o deportivos (de segunda mano!) un pelín lejos… Y confieso que también trazo en el supermercado: antes la leche (6 o 12 litros –> muchos kg) la dejaba para el final, y me tocaba colocarla lo más alejado de mí. Ahora, según entro al super, lo primero que meto en el carro es la leche. Ahora la pongo lo más cerca posible de mí, y no veáis lo bien que gira el carro, ¡una respuesta mucho más directa XD!

  • Deivid Torrepower

    4 de noviembre de 2020 a las 21:22

    Efectivamente @Eneko, poco se habla sobre la conducción de los carritos de supermercado y la vital importancia de colocar la carga pesada cerca de las piernas propulsoras para conseguir una mayor velocidad. Pero ojo porque, si lo que quieres es ganar agilidad o practicar drift, lo mejor es colocar el paquete de leche o de botellas de agua en el morro. Yo me he llegado a hacer pasillos enteros de lado poniendo un par de Packs de 6 botellas de dos litros en el frente. Me parece fatal que 8000vueltas no haya sacado un artículo con un tema tan de la calle que está en boca de todos. Por ejemplo, yo prefiero los del Corte Inglés que tienen un mejor tacto en la agarradera y las ruedas están mejor alineadas que en los del Carrefour. Eso si, es para hacer la compra al principio de mes, porque la compra sale mas cara.

    Y hasta aquí mi crónica de los carritos, ahora vamos con lo menos importante.

    Que tampoco tengo mucho que decir porque cada vez que probáis alguna cosa nueva, termino concluyendo que, salvo excepcionales excepciones, tendría un «electrodoméstico» mas barato que me lleve de A a B y, con lo que me sobra, me pillo un fierro con que hacer el ganso y que no me importe dejar abrazado en un árbol.

    Sobre la economía, quizás un apunte no nimio que se os ha pasado. La vivienda antes era mas económica pero, a su vez, los tipos de interés eran muy superiores (creo que estamos hablando de un 12 – 15% antes frente al 1,5 o 2,5% de ahora) …la verdad es que no sé qué es mejor.

  • Dani

    5 de noviembre de 2020 a las 00:19

    Creo que si incluimos en deportivos a coches como Célicas, Eclipses, Probes, Preludes, etc, es la falta de oferta en el mercado lo que evita que mucha gente no se compre un deportivo. Es un género casi extinto y una auténtica lástima. Hay que conservar lo que se pueda de ese legado de los 80, 90.

  • Ramón

    5 de noviembre de 2020 a las 00:20

    La verdad es que estos días no incitan al optimismo, ni siquiera a los optimistas como yo, que seguimos siendo igual de optimistas.
    Lo cierto es que los deportivos, como los caballos, van camino de los picaderos, y su tiempo pasó, al menos en la práctica.
    Además, los jóvenes empezais a pasar de coches, y a los coches se les acusa de todo lo malo, y se les reconoce poco de bueno.
    Total, que con coches autónomos, comunicados limpios y compartidos a la vista, habrá que comprar ya, antes de que los SUV y los pickup nos invadan sin remedio.

  • ToniExup

    5 de noviembre de 2020 a las 00:52

    Buenas noches.

    La semana que viene. en cuanto mi bloeto de la lotería primitiva resulte premiado, palabros como: Inflación, hipoteca, IPC, desparecerán de mi mente.
    Ese espacio dejado por esos palabros tan soeces, será ocupado por frases como: ¿qué «pepinaco» me compro hoy? Aún tengo sitio en el garaje.

    Por descontado, aún teniendo más dinero que Matías el humilde (recordad que a él, le sobra el dinero) los «pepinacos» serían de segunda mano, nunca compro nuevo por la importante «depreciación»que sufre el vehículo nuevo, aunque con 100 millones en el banco, quizá esta palabrota desaparecería también de mi mente.

  • Autor Staff

    Lasheras

    5 de noviembre de 2020 a las 09:33

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    @PanchoSalas y QuanticCars, dos ejemplos perfectos (vivienda y salarios) que apoyan todavía más la teoría desarrollada en este artículo. Gracias por compartir vuestras experiencias con nosotros.

    @Eneko y DeividTorrepower, no sé para que os hacen falta deportivos, habéis experimentado de primera mano las virtudes de «carros» de motor central trasero y RWD (gira rápido pero es delicado) y de motor delantero y RWD (ideal para hacer drift, aunque muy subvirador si no «rompemos la adherencia del eje trasero). Veo ingenieros de puesta a punto ante mí y me siento orgulloso de que en 8000vueltas hayamos contribuido a ello ;-)

    @Dani, me pregunto qué fue antes, si el huevo (dejamos de comprar deportivos y por eso dejaron de fabricarlos) o la gallina (dejaron de fabricar deportivos y entonces no había nada que comprar). En cualquier caso, efectivamente debemos conservar esos coches míticos de los 80 y los 90. Hasta el peor de ellos tiene hoy en día más encanto y carisma que cualquier SUV o berlina media.

    @Ramón, gracias por aportar ese siempre certero punto de vista que en esta ocasión yo ni siquiera había contemplado y que es tan fiel a la realidad actual, muy a nuestro pesar.

    @ToniExup, si toca, espero que no te olvides de nosotros y nos dejes escribir artículos sobre los, al menos, 40 o 50 coches que seguro que te comprarías : )

    Gracias a todos de nuevo por vuestros comentarios, es un placer leeros.

  • indeciso

    6 de noviembre de 2020 a las 12:24

    Me encantan estos artículos a caballo entre lo racional, lo pasional y con un punto para el humor.
    Mi opinión tambíen va en la línea del autor: los coches nuevos tienen unos precios cada vez más prohibitivos y, los usados, se encuentran en una burbuja. Sobre este último punto anadiré que esa burbuja no afecta a todos los coches por igual sino que se encuentra influenciada por una «marquitis» poderosa. Si somos capaces de buscar un coche fuera de la moda reinante (M3 E30, 911…), entonces los precios son razonables. Eso sí, hay que tener valor para pillar un Fiat Coupé 20v Turbo.

  • nachetetm

    6 de noviembre de 2020 a las 21:05

    Fantástico el artículo, me ha encantado.
    Así, a vuelapluma, diría que la tendencia en el precio de los deportivos es como decís en el caso de los más especiales. El MX5 es genial porque su generación actual es incluso más barata que la que reemplaza. Sin embargo, sí tengo la sensación de que en deportivos asequibles, como los GTI y coches del estilo del GT86 sí hemos ido a peor, quizá porque se han sofisticado demasiado. ¿Cuales serían los equivalentes de un MR2, un 200SX, un S2000, un Alfetta GTV6, etc…? Ahí yo creo que lo que queda (que es poco) sí que ha subido los precios en porcentajes similares a un Golf GTI. También es cierto que un Golf GTI actual no es en nada equivalente a un GTI I, II o III, creo que está a otros niveles en muchas cosas y eso se nota en el precio. Sencillamente creo que hemos perdido opciones, y las que quedan son las que los currantes normales nunca hemos podido comprar.
    Del tema del alojamiento mejor no hablamos, esa es la verdadera soga de muestra horca.

  • Jordi

    7 de noviembre de 2020 a las 00:12

    Buen artículo,

    Es el salario, idiota!

    Que diría aquel.

    Aquí está el principal problema actual, ya que el precio de los deportivos siempre ha sido caro, me acuerdo de lo que costaba el primer M5 que tenía el padre de un amigo, y flipaba… precio de piso de Barcelona de la época en zona buena, que no era para nada barato.

    El tema del Gti es peculiar, lo que me acuerdo es que la época venía muy pelado de equipamiento, del MkII, con unos precios de Abs o AA opcionales que eran escandalosos, ahora creo que viene bastante bien, igual aquí está el tema.

    Como dicen en algún comentario anterior, una persona con un sueldo por encima de la media, antes se compraba un piso, un coche y algún capricho para la familia, ahora… para empezar, en muchos casos trabajan los dos para menos, ahí está el problema!

    Y sobre le sueldo medio, pues ya sabéis lo de las vacas y la economía, para mi el que importa es la mediana, ya que 5 cobrando salario mínimo y el propietario de la empresa una buena pasta, puede salir un sueldo medio ok, pero esto implica uno en Cayenne y el resto con patinete eléctrico, con suerte.

    Ciao.

    Como esta la situación económica, el que pueda, en un tiempo no muy lejano podrá comprar alguno de estos deportivos a buen precio, cuestión de esperar y mirar y mirar.

  • Angel

    7 de noviembre de 2020 a las 08:34

    Para mi el dato mas relevante me ha parecido el del MX-5. Al final con solo dos básicos de la deportividad: ligereza y traccion trasera, Mazda ha sabido mantener y actualizar el concepto a un precio muy contenido. Para mi ese es el verdadero espiritu y Mazda es una marca que merece todo mi respeto por ello. En mi opinion las marcas han ido añadiendo cosas a sus variantes deportivas para justificar el aumento de precio de sus modelos. Y para aumentar la ironia en la mayor parte de los casos esos elementos solo sirven para restar deportividad al coche en cuestion. No puedo evitar acordarme del articulo sobre la evolucion del peso del M3 en esta pagina. Y para rizar el rizo esta la saga R de Porsche, que como tambien se explica en otro articulo consiguen subir incluso mas el precio simplemente suprimiendo cosas… toda una hazaña del marketing sin duda

  • Josep

    8 de noviembre de 2020 a las 20:07

    Si bien el articulo no dice nada que no se supiera ya, se me ha hecho entretenido de leer.
    El principal problema, como bien decís es la vivienda… Mis padres compraron su primera vivienda en menos de 10 años, con solo 1 sueldo en casa y sobraba dinero para vivir cómodamente (2 coches en casa, irse de vacaciones, colegio de 2 niños, etc).

    Ese mismo piso, lo quisiera comprar yo actualmente con mi sueldo (que está notablemente por encima de la media española) y necesitaría una hipoteca a 50 años durante los cuales comería arroz y patatas cada día.

  • Alberto

    8 de noviembre de 2020 a las 21:03

    Magnífico artículo.

  • PabloR

    9 de noviembre de 2020 a las 16:01

    Muy bueno el articulo, desde lejos, me entretengo mucho leyendolos.
    Ahi va mi comentario, desde un rincon del mundo que en los 70s supo tener un PIB per capita 30% por encima del español y hoy no llega a la mitad. Y que convive con mas de 30% de inflacion promedio desde hace decadas (sacando un periodo de los 90). Y es que la estabilidad que consiguio España, le permitio contar con una herramienta fundamental para el desarrollo, que es el credito. Tengo la sensacion, que eso permitio «inflar» mucho los precios, porque muchas veces, el comprador no mira el precio del bien sino cual es el valor de la cuota y entre un auto de 30k y otro de 40k, talvez la diferencia de la cuota no sea tan grande o al menos no modifique su estandar de vida (pueden contar con plazo e intereses bajos), permitiendo realizar compras menos racionales. Eso creo que pasa con los deportivos, que son compras pasionales.
    En mi pais, a parte de pagar hasta un 100% mas caros los autos, cuando comprar un vehiculo fuera de lo popular, tenemos que ir con los billetes, uno arriba del otro. Eso lo convierte en algo para pocos.

  • Autor Staff

    Lasheras

    9 de noviembre de 2020 a las 16:38

    @Indeciso, estoy totalmente de acuerdo en que en España hay una marquitis importante (somos muy de lucir en terrazas, para que nos vamos a engañar), pero claro, es que hay coches que no tocas ni con un palo después de 20 años de uso (como los italianos) y cuando vas a por algo con fama de fiable (japoneses) precisamente por ello los compra gente joven y «espirituosa» y están muy disfrutados (y caros). Conclusión: te vas a por coches que sabes que son fiables (relativamente) y cuyos primeros dueños no fueran unos quemados. Es decir, premium.

    @Jordi, efectivamente nosotros también pensamos que el GTI de ahora debe venir cargado de extras, pues de lo contrario sería difícil justificar el precio. A todo los demás, totalmente de acuerdo.

    @Angel, nos sorprendió bastante el MX-5 la verdad, aún más razones para comprar uno (por si no había ya bastantes).

    @Josep, gracias por tus palabras y por ese ejemplo de lo que es la economía en España hoy en día.

    @PabloR, gracias por acercarnos y ponernos en perspectiva acerca de la situación de nuestros queridos hermanos y amigos argentinos.

  • Juanjo

    12 de noviembre de 2020 a las 01:03

    […] ¿Conclusión? ¡Comprate un deportivo cuanto antes, las cosas no van a ir a mejor y ya lo sabes: se puede dormir en un coche, pero no te puedes ir de tramo en tu casa! […]

    Brutal!! Gran frase final, sí sr.
    Buen artículo, como siempre, vaya.

    ¿Ir de tramo en una autocaravana cuenta?

    En política y econocmía prefiero no entrar.

    Slds;
    Juanjo.

  • Novedades Deportivas: II – 8000vueltas.com

    19 de noviembre de 2020 a las 01:06

    […] caros. Dicha reflexión derivó en un artículo 100% recomendable que puedes leer aquí, acerca de si los coches de hoy en día son más caros o más baratos que hace 30 […]

  • nachetetm

    21 de noviembre de 2020 a las 12:57

    Es curioso ver cómo al otro lado del Atlántico, el mayor mercado automovilístico del mundo ha llegado a la misma conclusión que nosotros:

    https://www.roadandtrack.com/car-culture/buying-maintenance/a34730461/income-inequality-is-killing-sports-cars/

Deja un comentario