3ª Parte. Renault Sport: Megane Rules

Renault Sport. Megane Rules.

Continuando cronológicamente, y después de la primera y segunda parte donde hablamos de los Renault Spider y los Clio hasta el 182, le toca el turno al Megane.

El Megane como utilitario de tamaño medio es un buen coche; habrá a quien le guste su estética diferente, sobre todo la parte de atrás, y habrá a quien no, pero cada vez que miro el Megane sport, me recorre el cuerpo un escalofrío.

El Megane Sport (MRS) ha sido durante años el niño mimado de Renault, siempre en constante evolución; se han comercializado diferentes versiones, ediciones limitadas, unas con más equipamiento para hacerlas más exclusivas y otras con menos para hacerlas más radicales y rápidas, pero siempre especiales.

El primero de la saga, denominado simplemente Fase I, salió en España a mediados del 2004. Equipaba un motor dos litros, 16 válvulas, doble árbol de levas en cabeza y sobrealimentado que desarrollaba 225 cv a 5500 vueltas y 300 Nm a 3000, aunque varias de las unidades que se probaron en su día por los medios especializados dieron en banco bastante más caballos, rondando los 240. Unido al motor se encontraba una caja de cambios de 6 velocidades, no especialmente corta de recorridos, pero sí precisa, con buen tacto y que permitía cambiar muy rápido si empezábamos a “jugar” en serio.

480

Potencia a la rueda Megane Sport 225

A nivel de carrocería, se podía elegir entre 3 ó 5 puertas, pero todas las versiones equipaban los mismos frenos, suspensiones y llantas de 17 pulgadas.

Asientos RECARO Megane RS

Tras el fase I llegó el Trophy, del cual sólamente se construyeron 500 unidades y únicamente 50 llegaron a España. El Trophy, exclusivamente en gris Trophy y carrocería 3 puertas, estrenaba un nuevo conjunto de suspensiones y estabilizadoras y muelles un 25 y 45 % más duros delante y detrás respectivamente que lo hacían más radical y reducían el subviraje, balanceos y cabeceos. Además, equipaba unas nuevas llantas de 18” en color gris antracita con neumáticos de 235/40/18 que reducían el peso en 1,5 Kg por rueda. Se mejoran los frenos añadiendo discos perforados delante y ventilados detrás, pinzas Brembo y una bomba de freno de mayor caudal. El ESP pasa a ser totalmente desconectable y menos intrusivo (pasa del Bosch 8.0 al Teves Mk 60). Estos cambios son lo que más tarde se denominaría Chasis Sport, disponible como opción en el resto de los Megane Sport. Las prestaciones declaradas: 240 km/h de punta y 6.5 segundos para pasar los 100 km/h desde salida parada. Cabe destacar que el corte de encendido se situaba para la 1ª y 2ª marcha en unas nada despreciables 7000 rpm para un motor sobrealimentado, mientras que en el resto de velocidades se quedaba en 6750 rpm con el fin de reducir los tiempos en el 0-100 km/h y garantizar la fiabilidad de la cadena cinemática a altas velocidades de giro del cigüeñal. En el interior las diferencias se centran en una placa identificativa, tapicería mixta piel/tela perforada azul y cinturones de seguridad en color azul también.

Foto: Club Megane RS

Pero está claro que lo más destacable del coche era que estrenaba una nueva geometría de suspensión delantera con mangueta desacoplada. Esta reducía la influencia de la tracción en el sistema de dirección mejorando mucho la adherencia del tren delantero a la salida de las curvas. Es lo que Ford llama en su nuevo Focus RS, Revoknuckle. Renault lo utiliza desde hace años, sólo que nunca le puso un nombre tan rimbombante.

Sistema de mangueta desacoplada, imagen: Km77.com

Tras el éxito del Trophy en Renault, y ante la expectativa de un mayor número de ventas, sacaron a la luz el F1 Team, que no era más que un Trophy en otros colores (RND Ultra Blue y 267 – Black Gold) aderezado con algunos pequeños cambios como la tapicería bicolor sobre unos bonitos asientos Recaro, placa conmemorativa del título conseguido por Renault en la F1 en 2005 (150 unidades), llantas de color negro… la evolución estaba cerca, por lo que el F1 Team fue sólo un empujón en las ventas antes de la sustitución del modelo.

En 2007 llegó el Fase II con cambios estéticos en el frontal y en la trasera e incluía por primera vez la opción de montar como extra el Chasis Sport. A nivel mecánico, no sufre modificaciones y sigue desarrollando 225 cv; pero a mediados del 2007 aparece el R26, que sube hasta los 230 cv (+5) y 310 Nm (+10) al mismo régimen. Aunque lo realmente importante e iéndito, lo que hace que este coche sea algo especial, es que por primera vez un tracción delantera de Renault de venta al gran público, además del Chasis Sport, montaba un diferencial de deslizamiento limitado de tipo mecánico -video explicativo más abajo-. De este modo se convirtió en el GTI más rápido de su categoría por muchos enteros. A Ford le costará reconocerlo, pero si en 2001 con su Focus RS de 215 cv y diferencial de deslizamiento limitado ellos marcaron la diferencia, en 2007 Renault reeditaba el mismo concepto de coche radical pero mejorando todos y cada uno de los aspectos del Focus RS; el más rápido y equilibrado de los GTI hasta el momento, sin duda.

Estarás pensando que me dejo muchos datos en el tintero y es cierto, hay información de sobra en Internet para llenar hojas y hojas; la razón es que quiero dedicarle unas pequeñas líneas al Megane RS. Hace ya algún tiempo, tuve la ocasión de probar un Megane RS Fase II con Chasis Sport, Recaro, Brembo… vamos, todo menos el diferencial de deslizamiento limitado. Seguramente una de las unidades privadas en mejor forma y más cuidadas de España (hay muy poca gente en todo el país que sepa más sobre este coche que su dueño). Si has leído otros artículos míos, sabrás que soy un fanático de los motores atmosféricos de alto rendimiento, es decir, muchas vueltas y gran estirada arriba. Pues bien, tengo que decir que me baje del Megane RS totalmente descompuesto, me rompió completamente los esquemas.

Me encanta la relación directa entre pedal y respuesta de un atmosférico, pero es que el Megane se comporta casi igual -casi sin retraso– gracias un motor moderno, con un turbo de pequeño tamaño y una relación de compresión relativamente alta para un sobrealimentado (9:1). Aombrosamente, estira rabioso hasta muy arriba, suena de miedo, empuja como un poseso y da igual entrar en una curva en 2ª, en 3º o en 4ª, ¡tiene el 90% del par disponible desde 2000 vueltas! Simplemente brutal, con estas características es sin duda el coche ideal para puertos de montaña. El chasis es muy rígido, apenas hay balanceo, los frenos nunca abandonan y a la entrada de las curvas el morro es ligerísimamente subvirador, lo que es perfecto cuando no estás en un circuito, ya que te da la confianza necesaria para entrar fuerte y que el coche no haga un trompo si tienes que ahuecar o frenar en medio de la curva. Jamás me había planteado la posibilidad de comprar un coche Turbo hasta que me bajé del Megane Sport.

Cerrando el monográfico Megane, dos auténticos futuros clásicos, el Megane RS diesel de 175 cv (¿habrán vendido alguno?) y el radical (más aún) R26.R, que sobre la base de R26 y con una reducción de peso de 126 Kg -a base de quitar asientos traseros, la mayor parte de la insonorización, utilizar ventanas de policarbonato en vez de cristal y montar piezas de fibra de carbono y titanio– se ha convertido en el tracción delantera más rápido del planeta. Es capaz de parar el crono en el viejo Nürburgring en 8:17, por delante de un Porsche Cayman S 2009 y muy cerca del intocable Mitsubishi EVO IX, nada despreciable teniendo en cuenta que el “infierno verde” es, en muchos sentidos, un circuito de motor, lo que da una idea del nivel de adherencia y lo bien puesto a punto que está para hacer semejante tiempo.

Y para terminar con la historia reciente, que no presente, de Renault Sport un coche que ya pasó por 8000vueltas -del que recomendamos leer la prueba– y que está a medio camino entre el pasado reciente y el presente. Es el Clio Sport III Fase I, es decir, 197 cv a 7250 rpm.

Su producción finalizó hace apenas 6 meses para dar paso el Clio RS III Fase II de 200 cv, que no es más que un lavado de cara –diferente frontal, difusor trasero y colores del cuadro de instrumentos- con unas pequeñas modificaciones de motor para conseguir mejor medio régimen, claramente el punto flaco del 197 y tres caballos más arriba del todo (200 cv). A nivel de chasis, la única modificación es un aumento del ancho de vía delantero en 2,8 cm.

Mi historia con este coche comenzó allá por 2006, recién salido al mercado el modelo, cuando recibí una invitación por medio de un amigo para asistir a un curso de conducción en el circuito de Jerez. Desde entonces, el 197 ha estado siempre dentro del TOP 3 en mi lista de coches favoritos y adquiribles, y eso que ya ha llovido desde entonces. Pero es que no puedo resistirme al placer de estirar una y otra vez su dos litros atmosférico hasta las 7500 vueltas y sacar partido a su chasis, con una puesta a punto, una dureza y una instantaneidad que simplemente conmueven. Si el Megane RS es el coche perfecto para puertos de montaña, el Clio es el coche perfecto para rodar eventualmente en circuito. Durante los años que lleva en el mercado también ha sufrido diferentes modificaciones, las más importantes son el ya mencionado Chasis Cup, la posibilidad de montar en opción unos espectaculares asientos RECARO y, sobre todo, las diferentes cajas de cambio que ha montado: hasta septiembre de 2006 montó la más cerrada y radical de todas -120 km/h en 6ª a 4000 rpm-; a partir de entonces, se alargaron 4ª, 5ª y 6ª para hacerlo un poco más utilizable en autopista; en el CRS 200 se volvieron a acortar 1ª,2ª y 3ª con el fin de mejorar las prestaciones saliendo de curvas lentas.

Hace unos meses, gracias a la revista Auto Hebdo Sport y a Drivex tuve la oportunidad de correr con un Mini Challenge dos carreras del Trofeo RACE en el Jarama. Y cada vez que pasaba por Varzi, esa rápida de derechas a fondo, con el coche deslizando de las 4 ruedas, al limite de adherencia, pensaba una y otra vez: este Mini de carreras, ahora que las gomas ya están un poco gastadas, transmite las mismas sensaciones que el 197 de calle. Dicho esto, a buen entendedor…

De la tercera generación del Clio sólo se echa de menos un proyecto: el Clio III V6. Sinceramente espero que NO salga, ya que de lo contrarío me vería en la obligación deshacerme de todas mis posesiones para comprar uno.

Extra Lap:

Estos que siguen no son Renault Sport, o no lo son de calle, y por tanto no vamos a profundizar, pero a nadie le amarga un dulce. Así que ahí van unas fotos y videos de los coches de carreras más contemporáneos de RS.

Y recuerda esto siempre:

Aparacamiento exclusivo Renault, cualquier otro será aplastado.

Artículos relacionados

18 comentarios en “3ª Parte. Renault Sport: Megane Rules”

  • Jonatan

    11 de Febrero de 2010 a las 09:48

    Grande Renault! Gran artículo! Seguir así!

  • Tronxo

    11 de Febrero de 2010 a las 17:23

    Muy currado el post con los vídeos y las fotos aunque para mí el Mégane mas bonito fué el Megane Maxi kit car de la 1a generación que corrió a finales de los 90 el cto mundial de ralllyes y otros campeonatos.
    La 2a generación ya no me gustaba tanto y el modelo actual me parece francamente horroroso aunque hay que reconocer que Renault siempre han conseguido hacer maquinas de calle muy buenas y fiables, así que chapeau por ellos !!

  • nachetetm

    11 de Febrero de 2010 a las 20:47

    Reconozco que me perdí con las evoluciones del Megane Sport en su momento, así que es genial la forma en que las explicas, porque este coche ha sufrido un número de mejoras increíble.

    La imagen que más grabada tengo yo de este coche fue una vez que vi a Jesús Vázquez en un programa de televisión bajándose de uno de estos Megane. Inmediatamente pensé, “coño, no sabía que Jesús Vázquez entendía tanto de coches”

  • HoScO

    11 de Febrero de 2010 a las 21:56

    Otro articulo mas en vuestra linea… Una pregunta. como urbano para uso diario cual os parece mejor? Y pregunto desde el punto de vista de la conduccion. cual es mas gratificante en ciudad? Partamos de la base de que para alguien como yo los backets no son incomodos ni de uso ni para subirse/bajarse…
    Como afectaria para este uso que el Clio sea atmosferico y el Megane turbo?

    El clio habria que apretarlo mas para obtener rendimiento, por lo que montarias mucho escandalo no? Claro que el sonido es alucinante… Lo malo es que los polis miran si oyen un ruido. A cambio no tienes que dejar enfriar el turbo despues de usar el coche, y disfrutas del atmosferico… consumo?

    Un saludo y yo rezare para que salga un Clio V6 de esta generacion..

    A, otra cosilla. El nuevo clio me parece un paso atras. El difusor antiguo con sus dos escapes pequeñitos negros y mas cortos y escondidos me gustaba mucho mas. Creeis que los cambios merecen la pena o por el contrario compensa lanzarse a por una unidad de segunda mano?

  • HoScO

    12 de Febrero de 2010 a las 00:35

    Bueno, querria ampliar mi consulta… Comparando Megane RS Clio RS y Type-r. Cual es mas gratificante en uso diario?

  • Luis O

    13 de Febrero de 2010 a las 13:44

    HoScO, creo que puedo contestar a tu pregunta, al menos parcialmente. Antes de ayer estuvimos haciendo unas pruebas un amiguete y yo con mi Clio RS 200 y su Type-R (el modelo anterior de 200cv).

    Partiendo de la base de que ambos coches son increíbles, pude apreciar diferencias. El motor del Type-R es más puntiagudo, te pide subirlo de vueltas todavía más que el Clio. A partir de que entra el cambio en la distribución, el motor te hace sentir que vas de carreras. El clio, por contra, tiene más medios y en alta respira bien, pero no es lo mismo. El sonido del motor es mejor también el del Honda, ya que se oye toda la admisión, mientras que en el clio es más sonido de escape (muy bonito también, pero se pierde cuando subes mucho de vueltas). En prestaciones puras, deben estar muy igualados, ahora que mi Clio está más rodado.

    En lo que se refiere al chasis, veo superior al Clio. Primero, porque no hay interferencias entre dirección y par. Creía que esto de la magueta desacoplada tenía mucho de márketing hasta que cogí el type-r y aceleré a fondo en una salida de una curva: la dirección tira que da gusto. Además, el comportamiento del Honda siempre parece más crítico (esto es bueno o malo, según se mire, yo tenía un Xsara VTS y siempre tenías que ir preocupado por no irte de atrás, daba miedo, pero parecía que eras Kankkunen). El clio parece más solido y más aislado, siendo igual de brillante a la hora de cambiar de dirección. Los 85000 kms del Honda más unos cuantos trak days, le han pasado factura en cuanto a traqueteos y demás, que en el Clio con 8000, no existen.

    En cuanto a la postura de conducción, en el Honda vas más bajo y con las piernas más estiradas. Es más fácil encontrarte a gusto. Los asientos tipo bacquet en los dos son fantásticos. El cambio, siendo bueno el de los dos, me quedo con el del Clio, al igual que con los frenos. El tacto del acelerador, mejor en el Type.

    En cuanto a conducción por ciudad, el Clio sería fantástico si no fuera porque le cuesta salir de los semáforos. El motor entre 1000 y 2000 ratea demasiado sobre todo en frío, aunque ha mejorado algo con el rodaje. Para hacer el macarra saliendo de los semáforos, mejor el Type-R.

    para mí, empatan a los puntos, pero hay que tener en cuenta que un Type-R actual vale como 7000€ más que el Clio. Gracias Renault por hacer coches así a este precio razonable.

  • Whiplash16v

    13 de Febrero de 2010 a las 15:04

    Wenas para todos!
    Dios mio! Ke wen post del Megané y de ser posible algo mas sore el Renault MAXI Megané? ;-)
    Saludos y sigan así
    See you!

  • Juan Lasheras

    13 de Febrero de 2010 a las 16:52

    @ HoScO

    yo personalmente, si no hay un factor económico por delante y pensando de una forma racional elegiría el Megane, más caballos, más grande, menos consumo (sí, menos), con par desde 2000 rpm, más equipamiento…

    Otra cosa es que aún sabiendo que el Megane sea mejor al final te decidas por un coche algo más visceral, más irracional y alocado como el Clio. Al final depende del uso que vayas a darle, si es solo ciudad ninguno está en su habitat, pero el Megane está claramente más comodo, si es sólo puertos de montaña y cosas así, el clio, es igual de rápido que el Megane, es más barato y además te hace sentir más piloto, siempre con el motor arriba, chillando como un loco, aunque al final el sonido del motor tan alto de vueltas puede llegar a cansar.

    Respecto a la evolución del 197 al 200, estéticamente (y ésto es personal) me gusta más el 197, a nivel de motor tan sólo hay modificaciones de electrónica y a nivel de chasis solo una vía delantera un poco más ancha.

  • HoScO

    14 de Febrero de 2010 a las 00:55

    Luis, gracias por tu respuesta. muy elocuente. Me quedo con la conclusion de que tiene mejor traccion el Clio. Para mi es fundamental. Nunca me ha gustado ningun traccion delantera por el mal comportamiento con el volante girado en giros cerrados, claro que tampoco nunca he conducido concienzudamente un traccion delantera de este corte. Ademas el motor es mas utilizable. Si cojiese el coche solo para ir a la montaña no me importaria pero para ciudad sin dejar pasar por alto la ventaja de los turbos quizas el type-r sea excesivo. Supongo que el Clio se movera de maravilla entre 3 y 5.000 no?

    No sabia que el Clio tenia tambien la famosa mangueta desacoplada…

    Ahora Megane Vs Clio…

    Juan (sin apeliido no?), gracias por la comparación. Supongo que te decantas para ciudad por el motor turbo, pero el chasis sera mejor el del clio para ciudad no?

    Dices que el Megane tiene mas cv. Eso es un defecto hombre… A mi me gusta estirar y sentir la aceleracion. con el motor de el Megane te plantas a velocidades de carcel en ciudad en un santiamen. Con lo que la diversion se acaba antes… jejeje Con el clio tambien pero durara algo mas no? sobretodo porque no empuja tanto desde el principio.

    Creo que entonces el cambio no es muy significativo no? la electronica se la pones a el antiguo, y esteticamente no es que el nuevo sea horroroso. me gusta igual, solo que el antiguo un poco mas. me parece un poco mas punk. Va mas con su filosofia que con las colitas cromadas que me dan la sensacion de que el coche se ha vuelto metrosexual… jejeje

    Que ganas de comprarme algo explosivo…

    La culpa es vuestra… jejeje
    Gracias ;)

  • Luis O

    15 de Febrero de 2010 a las 17:17

    Pues sí, entre 3000 y 5000, la respuesta del Clio es fantástica. Bueno, yo diría que lo es entre 2000 y 7500. Da gusto oir el “bip” cuando llegas sobre las 7200. Si inicias el cambio después del “bip”, justo te da tiempo a hacerlo antes del corte, aprovechando hasta la la última revolución y sin tener que estar pendiente de la aguja.

    El problema de este motor es en el arranque desde parado: no hay término medio, o sales despacio o en plan rally.

    Sí que lleva mangueta desacoplada, es una pieza aparentemente de aluminio en forma de donut de un aspecto fantástico. Se nota que ahí Renault ha echado el resto.

    Con turbo o sin turbo, las velocidades que llevas a poco que exprimas la mecánica son delictivas. Yo creo que Lasheras comentaba que mejor el Megane por ser más grande y utilizable en un uso “urbanita”. También es cierto que el entorno social siempre ve mejor un Megane que un Clio. El Clio la gente lo identifica con un coche para jóvenes locos. Mucha gente me ha dicho que cómo me compro un Clio con 200cv, con lo poco que pesa… Yo contesto siempre que ojalá pesara 100 kilos menos…

  • HoScO

    16 de Febrero de 2010 a las 18:11

    Pero al ser mas grande será menos agil no? El motor creo que cumpliria con lo que yo espero de el. La alternativa turbo al Clio seria el Abarth 500 un poco vitaminado. Que opinas de el? seguro que esta mejor aceptado socialmente pero no se como sera su capacidad de traccion con respecto al Clio y si el Clio es un coche deficil de probar el Abarth supongo que sencillamente no será posible…

    Yo creo que prefiero el tamaño del Clio, me planteaba el Type-r por su motor, pero bien pensado lo descarto por esta misma razon tras ver tu exposicion. demasiado extremo y escandaloso para sacarle provecho en ciudad. al final seguro que te acaban parando…

  • Jaime

    16 de Febrero de 2010 a las 22:54

    #HoScO

    He leído tus consultas en este post y no logro entender tu empeño en buscar un coche prestacional, y hasta un punto radical como los aquí planteados, para sacarles el máximo rendimiento en…ciudad?

    Si quieres un coche para aprovechar adecuadamente en vias urbanas mira un Smart, un C1 o una vespa, por ejemplo, con los que te podrás entretener buscando consumos eficientes y no acelerando entre semáforo y semáforo poniendo en peligro la vida de los allí presentes.

    Desde luego buscar un Megane/Clio RS o Civic Type R para callejear es tener muy poca idea de automoviles, algo que suele ir bastante relacionado con la pericia al volante del entendido, en este caso tú. Humildemente, te recomiendo que te aclares, te hagas un par de cursos de conducción que te ayuden a centrarte un poco, y, cuando tengas claro el uso para el que se concibe cada tipo de vehículo, te pases por aquí y preguntes a estos maestros una dudas más fundadas.

    Yo tengo un Clio RS de mayo de 2008 y, siceramante, procuro evitar en la mayoría de lo posible castigarle, y castigarme, con recorridos absurdos por ciudad. Sufre el embrague, una pena los frenos, gasto absurdo, y ya de pegarle acelerones para que me miren los demás ni hablamos. Cada coche para lo que es, y no digo que no se pueda utilizar en ciudad, solo que, insisto, la ciudad no es un circuito.

    Ciao piloto poligonero.

    Un abrazo a los demás

  • HoScO

    17 de Febrero de 2010 a las 01:46

    hablas sin conocerme. que tengas un coche rapido no significa que pongas en peligro tu vida ni la de los demas. Precisamente para ir mas despacio prefiero un atmosferico a un turbo que a poco que pises tienes demasiada potencia. A lo mejor no es el coche idoneo para ciudad, por eso pregunto. No lo he probado. Puedes dar tu opinion y decir que no es para ciudad. No hace falta ofender. Aun asi gracias por tu opinion. ya veo que no te parece buen uso para ese coche.

    Concretare mas. Tengo un coche amplio grande confortable y diesel con el que hacer calculos de consumo. no quiero un Clio RS para hacer calculos de consumo si no para disfrutar conduciendo. Si quieses disfrutar conduciendo Para disfrutar conduciendo mi coche hay que ir a toda leche, por eso quiero algo mas radical que me permita disfrutar lledo a velocidad normal. un coche pequeño agil y ligero, lo cual no significa que valla por ahi haciendo el cafre.

    El uso sera para hacer mucha ciudad ya que vivo en ciudad y una vez a la semana irme al pueblo de mi mujer que esta a 40 kilometros de montaña. Ademas me gusta hacer viajecitos cortos por la sierra de ronda, Granada, y alrededores por carreteras secundarias. Te parece mas apropiado ahora?
    El caso es que ciudad voy a hacer mucha… Si la unica que pega es que el coche solo sale del semagforo a toda leche o muy despacio. pues muy despacio porque no es plan de ir por ahi haciendo el loco como ya he dicho. a mi no me preocupa la salida del semaforo. si la suspension es demasiado dura para ciudad entonces ya es otra cosa… habra que probarlo no?

    Creo que te has confundido conmigo. Saludos para todos, y para ti tambien.

  • Luis O

    17 de Febrero de 2010 a las 10:33

    Vamos a ver. Está claro que ninguno de estos coches son para ciudad, pero tengo que reconocer que cuando conduzco el Clio disfruto con cada cambio, con cada punta-tacón, con cada giro… aunque sea en ciudad.

    Yo también tengo un familiar grande turbodiésel que usa principalente mi mujer y, sinceramente, no me dan muchas ganas de cogerlo ni para circular por el centro de Madrid, aunque tiene potencia y gasta poco.

    Por tanto, aunque su uso natural no sea ciudad, para mí también es importante que se desenvuelva bien en ella. Y dicho esto, el Clio tiene la suspensión muy rígida, el embrague poco progresivo y gasta el doble en euros que mi turbodiésel, pero cuando bajo al garaje y tengo los dos coches disponibles, siempre elijo el mismo. Y, ojo, antes con el Xsara de 167cv me pasaba igual y eso que tenía 9 años.

    En cuanto al Abarth, yo creo que el Clio te da más deportividad y también es más práctico (por ejemplo, el maletero está muy bien). Y es cierto, yo no pude probar el Clio antes de comprarlo.

    Ah, y no descartes tampoco el Type-R, el motor donde brilla (y mucho) es en alta, pero en regimenes medios también se mueve bien. No he conducido el Megane, pero seguro que es tan ágil como el Clio y ha salido por un precio muy bueno, teniendo en cuenta que lleva el autoblocante (te recomiendo el chasis cup tanto para Clio como para Megane, así como los asientos Recaro).

  • HoScO

    17 de Febrero de 2010 a las 17:40

    Gracias. Pues ya lo tengo mucho mas claro. Trataré de probar ambos y ver como anda el mercado. Lo que me atrae del Clio es que estan bien de precio en el mercado de ocasion. El Megane antiguo no me gusta mucho y el nuevo es demasiado nuevo para encontrarlo de ocasion. El type-r me da un poco de miedo. Demasiado radical lo veo.

    Yo no vivo en Madrid. En Malaga no se para tanto como en madrid, y menos en mi calle que (caso excepcional) esta muy bien sincronizada.

    Lo dicho, gracias por tus contestaciones ;) Si finalmente me hago con uno te lo haré saber ;) Aunque como minimo habra que esperar 6 meses :(

  • Gatanes

    9 de Diciembre de 2013 a las 02:50

    Yo creo que estos coches (Los Renault) Están infravalorados tuve la ocasión de probar un Megane Coupe rs y me dejo muy muy buen sabor(quitando potencia que todos andan de requetetetete sobra ) son coches que a lo mejor no son los mas bonitos ni tienen los mejores iterioriores pero, tienen una puesta a punto muy buena están de muerte hechos.

  • Alex

    11 de Noviembre de 2014 a las 00:11

    Buenas,

    Hay una errata en el artículo, el Megane RS Trophy (2005) no llevaba asientos Recaro, nisiquiera existian como opción. Llevaba unos normales con tapicería mixta piel/tela perforada azul. Lo digo como propietario de una de esas 50 unidades que llegaron a España.

    Por el resto, genial artículo.

  • Autor Staff

    Lasheras

    11 de Noviembre de 2014 a las 11:37

    @ Alex,

    Gracias por el aporte de los asientos, acabo de corregirlo.

    En efecto, investigando un poco, parece ser que el primero en montar los asientos RECARO fue el F1 Team de 2006 y no el Trophy de 2005.

    Un saludo.

Deja un comentario