Prueba Ferrari F355 Spider, puro placer

— Tras el polémico y discutido artículo de entrada “El fin de los coches”, no podíamos terminar con un punto y aparte o con nuestro característico extra lap particular. Esta vez no era suficiente, y por supuesto no había mejor manera que completarlo que con una prueba doble de la interminable guerra Ferrari vs. Porsche. A finales de los 90 empezó la guerra de la electrónica pero antes de esto Ferrari llegó a la máxima evolución de sus V8 sin chasis de aluminio, el F355,  y Porsche apretó la última tuerca a los 911 air cooled con el 993. Fue sin duda un punto de la guerra muy interesante, antes de que ambas marcas decidiera continuar con nuevas armas. —

A veces se pescan palabras sueltas de conversaciones. Una frase que te hace imaginar toda la conversación. Si vas por la calle y escuchas a alguien decir “Ferrari 355 Spider manual” no te cabe duda de que te estás perdiendo una conversación interesante. En el año 2010 las conversaciones sobre coches no siempre son interesantes, la última que tuve versó sobre híbridos y eléctricos, aunque terminó hablando de las locuras de juventud de recorrer España a fondo. El que las contaba era otro, yo aun me siento joven.

Ahora parece que es más importante el aspecto de los plásticos, el número de posavasos o la conectividad del iPod. Hubo una época en la que nadie hablaba de esas cosas, porque cuando ves un 355 es en lo último que piensas ¿Cuántos posavasos tendrá? ¿Y altavoces? ¡Qué más da!. Con el Ferrari 355 finalizó una época en Ferrari, fundamentalmente por el diseño del mismo, que empezó muchos años antes con el Ferrari Testarrossa. Esas tomas de aire laterales hacían un Ferrari plenamente reconocible en cualquiera de sus variaciones: Testarrossa, 512, 456, 348, 355… ¡que generación!, ¡qué diseño! Puede que el zenit fuera la silueta del Ferrari F355.

Cuando cesó su producción y apareció el Ferrari 360 Modena ya nada volvió a ser lo mismo. Se trataba de un coche más grande, más potente y más ligero, con un diseño hecho expresamente para que pareciese un Ferrari y fue un éxito de ventas. Pero también fue un coche que había sido fabricado con otras premisas, con otros estándares de calidad (indudablemente mejores) y con la utilización generalizada de la electrónica.

Un coche mejor, más rápido, incluso más bonito para algunos, que definió los Ferrari V8 que le sucedieron y, sin embargo, no tiene ese toque especial. No digo que no me guste, cuidado, pero tienen una apariencia diferente.

Por algún motivo, no se me hace extraño, estaba nervioso ante la expectativa de poder probarlo. Había probado el Porsche 993 Targa y ahora le tocaba el turno al Ferrari. Si el Porsche sonaba bien, escuchar al Ferrari alejándose al acelerar era otro peldaño más. Ahora quería escucharlo desde dentro y con el techo abierto.

Busco la manilla y me adentro en otra década. Sentado en el F355 aprecias el buen trabajo que se hace en los interiores de los coches modernos. No en cuanto al diseño, que ha avanzado mucho, sino en lo referente a lo intuitivo que puede ser todo y los acabados a primera vista (el F355 no destaca precisamente por su interior). Me daba igual, no me iba a preocupar ni aunque alguien le hubiera dado un mordisco al asiento. Lejos de esto, esta unidad se encontraba en perfectísimo estado y recién revisada. Me parecía impresionante tener carta blanca para disfrutar con él. Ya estaba sentado y nadie me iba a sacar de allí. Tenía muchas ganas de conducir un F355 y había llegado, por fin, mi momento.

Con el motor apagado juego un poco con los pedales y la caja de cambios, recibo mucha información de cómo van a ser los primeros metros a bordo del F355: difíciles. Arranco el motor, inserto la primera velocidad y comienzo a soltar el embrague, cuesta arriba, y temiéndome lo peor. Suelto el pedal y el coche se pone en marcha muy suavemente, no esperaba tantas facilidades. En los siguientes metros me encuentro con un coche dócil y muy fácil de conducir. Resulta sencillo moverse con él, lejos de los traumas que podemos esperar el F355 ya era un coche muy civilizado.

De hecho es bastante cómodo, en parte gracias a los butacones que lleva por asientos, muy lejos de mi concepto de asientos deportivos. El volante es grande y el cambio laaaaaaaaaaaaaaaaargo. Desde luego no es un coche hardcore, pero eso no le quita encanto.

Con llevar el coche más allá de las 8000 vueltas ya se te disipan las dudas: el F355 ha sido hecho para disfrutar. El V8 de 3.5 litros que lo empuja ha sido mimado en su diseño para que se encuentre a gusto en la parte más rápida del régimen de giro. En realidad no es complicado pasarlo de 8000rpm pues por debajo de las 6000 no hay absolutamente nada. Compréndase bien: nada del otro mundo, pero un coche utilizable, tranquilo y casi casi discreto. Sin embargo a partir de ahí comienza a rugir el motor como muy pocos pueden hacerlo, escalando por el cuentarrevoluciones hasta llegar a las 8250rpm a las que da la potencia máxima y donde cambiamos a la siguiente marcha para darle un respiro. Ese momento de transición entre las dos marchas y el sonido que emite al volver a acelerar es simplemente indescriptible. Hasta aquí llega mi capacidad de expresión escrita.

Hacer esto es muy fácil, cuando circulamos en línea recta. Cuando llegan las curvas apurar las revoluciones ya es otro cantar. Más que nada porque, vayas en la marcha que vayas, a 8000 vueltas se va muy rápido en este coche.

Es una cuestión de adaptación, supongo, pero la mítica rejilla de Ferrari es un martirio para el conductor novel. Hay que marcar mucho los cambios para que todo vaya como la seda. Eso implica que tardes en hacerlos a una velocidad digna. Según fui practicando la verdad es que la cosa mejoró. Hay cajas de cambios en las que parece que el tacto es muy duro, esponjoso e impreciso, pero que a la hora de la verdad, cambiando a fondo y a altas vueltas todo encaja y funciona a la perfección. Con esta caja de cambios no tuve, en absoluto, esa sensación. Cuando quería ir rápido, apurando las marchas, la palanca me resultaba un lastre en mis pretensiones. Como digo, hay que acostumbrarse, pero seguro que con las manos adecuadas no supone ningún impedimento. De hecho, el sonido del metal de la palanca rozando contra la rejilla es mágico, aunque parezca que en cada cambio se va a romper.

En las primeras curvas, no pude conectar rapido con el F355. En curvas lentas la dirección no me proporcionó una clara sensación de agarre o de cómo de bien estaban pisando la carretera. En esos momentos piensas como si el eje delantero no estuviera bien conectado con el eje trasero, pero era más sensación que otra cosa porque el Ferrari siempre responde con buenas maneras y agarre. ¿Quizás era que estaba pasando demasiado lento? En esos primeros momentos, más que posiblemente, porque llevar un coche tan singular intimida mucho, pero sin ninguna duda siempre se nota un mejor aplomo en curvas más rápidas que en lentas.

Lo que menos me gustó del coche fueron los frenos. Podréis llamarme loco pero el tacto me recordó al de los frenos cerámicos, con un primer contacto firme, pero en este caso sin esa instantánea fuerza bruta. Sí, perfecto para dosificar suavemente, pero de nuevo, nada hardcore.

Pero tras llevarlo unos cuantos kilómetros, descubrí que el Ferrari no era eso. Conducirlo es sentir su pureza, la perfecta armonía que se consigue con cada golpe de gas, con cada cambio de marcha cerca de la zona roja y con cada apoyo en curva después de haber frenado y colocado la rejilla en el lugar correcto. Y después de hacer todo como te pide el coche, descubres que el F355 transmite un 100% de lo que está pasando en cada parte mecánica sin restricción de ningún tipo, sin ninguna función electrónica que te rasgue nada de la conducción pura. Está bien, puede que no hayas sido tremendamente efectivo, que hayas notado cómo te has equivocado al acelerar antes de tiempo, que ese golpe de volante ha sido a destiempo o que no tienes un ángel de la guarda detrás que te ayude a llegar fácil al límite de un biplaza de motor central de 380cV, pero todo es tan transparente y tan claro, que el juego en este F355 es interminable, no me cansaría NUNCA de gastar gasolina a sus mandos.

La emoción de conducirlo siendo capaz de llevarlo en la sinfonía perfecta es prácticamente indescriptible pero aún así, esa delicadeza y esa finura con la llegas al techo en el F355 no hicieron que me olvidara de la brutalidad del Porsche por lo que, aun a riesgo de ser lapidado, el 993 sería mi elección.

En el próximo artículo Juan prueba el Porsche 911 993 Targa. ¿Estará de acuerdo conmigo?

Extra Lap

Galería F355 y 993 Targa

Artículos relacionados

28 comentarios en “Prueba Ferrari F355 Spider, puro placer”

  • Jalmenaraster

    14 de Noviembre de 2010 a las 22:45

    Cada día me gusta más este blog. Y ya es mi preferido.

  • nachetetm

    15 de Noviembre de 2010 a las 00:06

    Además de ser el Ferrari más bonito de los últimos 20 años, este coche marcó claramente un cambio en Ferrari. El Honda NSX pegó fuerte en Maranello, demostrando que para ir rápido no hacía falta pelearse con el coche, y esta fue la respuesta de Ferrari.

    Sin haber probado ninguno de los dos, yo soy de los que prefiere el F355 sobre el 911. Supongo que será cuestión de favoritismos (las prestaciones ya se que están del lado del 993).

  • ivanmex

    15 de Noviembre de 2010 a las 03:32

    Pero la belleza esta del lado de este Ferrari, mi diseño favorito de maranello!!!

  • Herminio Arias

    15 de Noviembre de 2010 a las 04:23

    excelente articulo!! justamente hoy vi un F355 spyder!

  • David GT

    15 de Noviembre de 2010 a las 09:15

    Grácias por estos articulos tan buenos!
    Yo opino que, primero tener el artículo del 911 993 para compararlos, y luego la elección, no? porque yo no te lapidaria, yo a ese 911 siempre le he tenido un aprecio especial, asi que estoy deseando disfrutar con ese artículo del 993.

  • Chemita

    15 de Noviembre de 2010 a las 11:57

    Un articulo muy bueno y descriptivo. Enhorabuena!!

    Y las fotos, como siempre espectaculares. En sitios muy fotogenicos, para mi conocidos como la presa de El Atazar y la dichosa M-607 a su paso por Colmenar

  • 599

    15 de Noviembre de 2010 a las 12:43

    los ferrari siempre son hermosos, pero tendrán que adaptarse dentro de diez o mas años a las nuevas normas anticontaminación….
    Reforzados motores 4 cilindros turbo, con 2.5 litros y 9000 rpm para sacar 450 cv o mas.
    La fórmula1 plantea para dentro de 4 años motores mas pequeños, tambien.

  • Jaime

    15 de Noviembre de 2010 a las 14:55

    Muy buena prueba, como siempre. Es difícil elegir, pero yo también me quedaría con el Porsche. Esperando la siguiente prueba!

  • jon

    16 de Noviembre de 2010 a las 00:18

    Personalmente…lo siento, no me dejais opción…es mi ferrari favorito

    El corazon me pide sacarlo de cualquier comparativa y ponerlo por encima de todos los demas coches (a pesar de rendimiento, eficacia, etc…).

    Simplemente es el más bonito: las entradas de aire, la rejilla del motor, las caderas bajas y anchas…y creo que uno de los pocos descapotables que me gustan.

  • PIÑA

    16 de Noviembre de 2010 a las 01:02

    ¡Herejía! El Ferrari tiene climatizador…la verdad, ha sido un duro golpe ver eso…

    Bromas aparte, genial artículo. Personalmente, cualquiera (ya ni me molesto en concretar) de los coches de estas alturas y épocas (lease Ferrari, Porsche, Masserati, Lamborghini…) me parecen auténticas fábricas de sueños y sensaciones.

    No podría decantarme por uno o por otro…espectaculares.

    PD.: Hoy a la salida del trabajo he visto a un cliente marcharse en un Alfa GTV de los ’80 y me he qeudado esperando pacientemente a que lo arrancará y se marchara, solo por oirlo. Obviamente, ha merecido la pena.

  • kikorro

    16 de Noviembre de 2010 a las 01:37

    Buenisimo el articulo, son dos de mis coches preferidos y simplemente no podria decidirme, justo esta semana he estado leyendo mucho sobre el 355 y me encanta

  • Porschista

    16 de Noviembre de 2010 a las 01:53

    Lo primero que tengo que decir es que sois geniales. Vuestro blog es una maravilla para leer. Llevo mucho tiempo leyendo, pero nunca hice un comentario, hasta este preciso momento ya que tocaisteis mi fibra sensible.

    Y, ¿que decir de estas dos bellezas? Desde que tengo uso de razón estoy enamorado de los Porsches, concretamente el que más este 993. Y el Ferrari F355… una obra de arte! Lo mejor que ha fabricado Maranello en las ultimas dos decadas… Seguro que aunque siga escribiendo no voy ha aportar más de lo que ya sabemos.

    Es imposible por mi parte hacer una elección. Tendría a estas dos bellezas en mi garage para mimarlos.

    De nuevo, encantado de leeros.
    Un Saludo.

  • Andy_Cupra

    16 de Noviembre de 2010 a las 02:31

    Tuve la oportunidad a través de un amigo, de conducir un F-355 Spider de color amarillo. Debo decir que tengo 39 años y que desde pequeñito mi gran pasión son los coches en general y los Ferraris en particular (llevo tatuado en la espalda en la parte izquierda el cavallino rampante). Coincido plenamente en la descripción detallada de ponerse a sus mandos, el tacto, la impresión de llevar semejante máquina a límites que yo no me atreví (tal vez por estar demasiado agradecido a mi amigo y no quererme sobrepasar). Lo conduje tan sólo durante 20 kilómetros, pero la ansiada torpeza de los primeros metros (sobretodo con la palanca de cambios), se convirtió en una absoluta templanza a la hora de realizar los mismos, sopesando mentalmente la maniobra que en décimas posteriores iba a realizar con precisión y sin miramientos (así requería el coche el realizar los cambios de marcha). He conducido varios Porsches, y tan sólo 2 Ferraris pero mi decisión está lastrada muy de antemano y es claramente subjetiva. ¡Póngame un F-355 por favor! Saludos a todos :D

  • Andy_Cupra

    16 de Noviembre de 2010 a las 02:38

    ¡Se me ha pasado el reflejar la frase que mi amigo dijo para definir el coche!. En uno de esos instantes que no sabes si estás en el mundo terrenal o en el paraíso de los coches me dijo: He sido propietario de varios BMW M3, y si tuviera que definirte el F-355 te diría: Es lo más parecido a una moto estrujándole a “8000 vueltas” con 1445 kgs de peso. El empuje proviniente de atrás, de su V8, sencillamente es inenarrable. Gracias.

  • James Hunt

    16 de Noviembre de 2010 a las 13:43

    Gracias, simplemente gracias…

    Extra lap:

    930 Turbo vs 328 ¿Os atreveis?

    De ser realizado, prometo una donacion a la Fundacion S.V.G.G. 8000vueltas.com (Salvemos a las Viejas Gordas Glorias) para que nuestros nietos sepan lo que era conducir…

  • ziggy

    16 de Noviembre de 2010 a las 15:05

    Simplemente…gracias

  • Autor Staff

    delarosa

    16 de Noviembre de 2010 a las 17:59

    @James Hunt
    ¿Qué si no atrevemos a qué? Si consigues un 328 y un 930 sólo tienes que poner día y hora.
    Las carreteras y la adrenalina ya las ponemos nosotros.

    :D

  • MORFEO

    16 de Noviembre de 2010 a las 20:18

    ¡coño!
    estas dos máquinas las he visto en vivo en el altozano motorsport.
    ¡Enhorabuena Jorge y Angel!

  • James Hunt

    16 de Noviembre de 2010 a las 22:03

    @delarosa

    Si os atrevéis a engatusar a otra buena persona, que os ceda las obras de su colección/objetos de lujuria para compartir con nosotros la adrenalina y las sensaciones, solo como vosotros sabéis transmitirlo, cosa que también es parte de vuestro encanto, conseguís siempre piezas únicas y en estado de colección y las comparáis de la mejor forma posible…

    Así que, tenéis lo que hay que tener o nos leemos la Autovild!!

    ;)

    Saludos.

  • motoringconbrio

    17 de Noviembre de 2010 a las 05:29

    tales vehículos increíbles! mi cabeza estalla..

  • Angel Terrés

    17 de Noviembre de 2010 a las 15:02

    @MORFEO

    Gracias Morfeo. Supongo que nos conocemos.

    Con independencia de las conclusiones que cada cual quiera sacar sobre ambos coches, lo cierto es que ¡¡qué bien nos lo pasamos haciendo la prueba!!. Fue una jornada con un día espléndido, muchas curvas, sonidos espectaculares y hasta estrenamos el reasfaltado del puerto de Canencia para llegar al Hotel Palacio Miraflores, donde su propietario nos acogió verdaderamente entre algodones, charlando largo y tendido sobre coches, competición y muchas cosas más, porque lo mejor de todo fué sin duda la compañía.

  • cocanuto

    26 de Noviembre de 2010 a las 19:10

    El F355 en rojo con el interior en beige,el coche mas bonito del siglo XX.SIN NINGUNA DUDA

  • Quique

    20 de Febrero de 2011 a las 17:45

    Este coche es un sueño. El 993 será más efectivo, más divertido, menos tosco. Lo que queráis, pero el sonido del 355 es increíble, sus líneas para mí describen el coche perfecto. El Berlinetta es una obra de arte. Me gustan los modelos nuevos de Ferrari, pero estoy totalmente de acuerdo con el artículo del fin de los coches. Me voy a alquilar uno este verano y va a ser un 355, eso seguro.

  • Porsche 993 Targa, el hermano maldito - 8000vueltas.com

    24 de Febrero de 2012 a las 16:56

    […] leído la prueba del Ferrari F355 Spider? Es el momento de que lo […]

  • Guest contributor: Juan Muñoz on driving the Porsche 911 (993) Targa (part 2 of 2) « . . .

    16 de Marzo de 2012 a las 06:10

    […] article originally appeared on 8000vueltas.com. Special thanks to Jorge Azcoitia for the translation from […]

  • La guerra de los V12, parte 2 - 8000vueltas.com

    17 de Mayo de 2012 a las 23:53

    […] evolución de Ferrari que vemos en la gráfica va desde el 348 (10,4:1), pasando por el F355 (11,1:1), Challenge Stradale (11,2:1), hasta el F430 (11,3:1) en 2004. Pero el mundo no acaba en […]

  • Mikasa

    21 de Noviembre de 2012 a las 09:49

    Bunas a todos,

    Tengo un Ferrari F355 F1 a la venta. ¿Hay algún interesado? Lo podeis ver en autoscout24. Es el unico ferrari berlineta F1 rojo que hay.

  • Las mejores pruebas de 8000vueltas – 8000vueltas.com

    27 de Agosto de 2015 a las 08:47

    […] Ferrari F355 […]

Deja un comentario