Porsche 993 Targa, el hermano maldito

¿Has leído la prueba del Ferrari F355 Spider? Es el momento de que lo hagas.

Hubo un día en que Porsche tuvo que tomar una decisión muy dura. Tenía que dar un cambio radical en su gama y plantearse la valiente decisión de cambiar su 911. Podemos leer con cada nueva generación que el nuevo 911 sigue siendo el mismo 911 de siempre pero esta vez tenía que ser distinto. Con el 993 la evolución de un coche de casi 40 años había llegado a unos límites muy exagerados.

Quizás se podría haber evolucionado un poco más, pero el 911 a mediados de los 90 era muy caro. No había más solución que replantearse todo teniendo en cuenta otras variables y en la llegada del 996 a la palabra viabilidad se le dio mucha importancia. Todo lo que en el 964 era malo se convertía en bueno en el 993 (excepto los limpiaparabrisas) y todo lo bueno, era mejor. Con el 996 llegaba un cambio revolucionario de chasis, estética, y filosofía de motor, con ese nuevo motor refrigerado por agua al que le aumentaron 20 Cv respecto al air-cooled y eso que la cilindrada bajó hasta los 3.4 litros casi como con actitud chulesca.

Desde entonces no lo han vuelto a hacer. Cuando salió se  decía que era tan cómodo de conducir cómo un Mercedes SL, todo el mundo lo quería, si ¡hasta en la película 60 segundos era el primer coche que querían robar! y resultó ser un éxito de ventas, pero jamás, jamás, llegaría al encanto del 993.

Lo cierto es que a pesar de pensar que el 993 es posiblemente el 911 más bonito estéticamente (NDLR: opinión personal, infundada y no sujeta a debate), en la gama había un modelo que nunca me había entrado por los ojos: el Targa, justo el modelo que íbamos a probar. El porqué era muy sencillo: eran esas llantas de 16 pulgadas con las que venía de serie. La justificación de Porsche era que a este modelo no le podías instalar llantas de 17 pulgadas debido a que esto provocaría incómodas vibraciones a causa del cristal del techo.

Pero como podéis ver, este no es el caso ¡Menuda estampa! Un coche cambia mucho con las llantas, pero en esta ocasión el cambio de look es particularmente llamativo. Estaréis con nosotros en que así se ve al Targa…de otro modo; o quizá no. Es posible que al verlo te venga a la cabeza la famosa falta rigidez de estos modelos, alimentada por todas las revistas y medios de Internet que se encargan de copiar notas de prensa y a raíz de que Porsche publicara este dato desde la salida del 996 Targa. Si es así, no discutiremos nada.

Con porcentajes de rigidez rondando mi cabeza me subí al coche y me ocurrió una cosa que jamás me hubiera imaginado, ¡pero si parece que estoy sentado en una torre! Puede que parezca obvio pero el F355 y el Targa no son nada parecidos. El Ferrari parece delicado pero el Porsche transmite sensaciones sin arrancar el motor. Todos esos botones, todos esos relojes y esa vista por el retrovisor, que invita a mirar mas al paso de rueda trasero que a lo que tienes por detrás.

Una pequeña recta, segunda marcha, 1000rpm, y acelerador a fondo. Eso fue lo primero que busque al subirme al Targa. Ya lo había escuchado desde fuera pero quería hacerlo desde dentro. Con el tratamiento adecuado, el bóxer del 993 suena exactamente como una tormenta. El sonido me recordó al de un coche moderno: el del Corvette Z06. El tacto del motor es tremendo, muy constante desde abajo con una fuerza capaz de dejar en fuera de juego al Ferrari, hasta limites sonrojantes. Encima con este 993 tuvimos la suerte de disfrutar del repris extra, antes de que en los modelos de 1997 alargaran la relación de cambio (por motivos ecológicos).

Lo mejor que tiene el Porsche es que toda su brutalidad te la transmite como si te estuviera inyectando su esencia a través de las costuras del volante y te vas envenenando. Casi diría que ese punto de excitación es obligatorio porque el embrague es para decididos, pero una vez que le coges el punto hace que la experiencia sea aun más especial.

Aunque para hablar de pedales lo justo seria dedicarle mas lineas al pedal central. ¡Vaya tacto! El 911 frena como si el agotamiento no fuera a aparecer jamás, espectacular en cada uno de los sentidos. Quien sabe si en circuito empezarían a aparecer los defectos, pero para calle, sin duda sobrepotenciados.

Ya veníamos avisados de que a este coche se le había ajustado la geometría de suspensión pero aun así el comportamiento superaba mis expectativas mas optimistas. El 993 subvira en la entrada en las curvas y sobrevira a la salida pero todo con un comportamiento delicioso. Subvirará ligeramente si no hemos hecho el juego frenos-ápice-dirección como es debido, ¿para que cargarse ese juego con un control de estabilidad? Sobrevirará avisandonos sin violencia con un movimiento de la trasera rapido pero amortiguado, para saborear ese dominio de los casi 300cV, ¿para que tener un control de tracción cuando hay que hacer una barbaridad para sacarle de sus casillas? No tendría sentido.

Ah, y ¿que tal la falta de rigidez del techo Targa? Después de unos buenos kilometros, no me queda mas remedio que enterrar esos rumores y olvidar todo lo que se haya escrito de la falta de deportividad de estas versiones. Si llego a ir cerrado ni me entero de la falta de rigidez. A cualquiera que piense que quizás no vaya a disfrutar con el coche por esto, que se le borre de la cabeza. ¡si incluso con el techo Targa entraba mas aire que en el Ferrari descapotable!

No, el 993 no es un coche tecnológico pero es que no le hace falta para ser bueno. Ese toque de brutalidad con sensación de control y de información del limite no lo tiene cualquier coche, y fue lo que mas huella me dejó. Tengo que reconocer que hasta hace muy poco yo siempre era de coches muy modernos. Sobre el papel me encantaban los antiguos, pero el miedo a que el chasis no respondiera en un momento importante, que me dejara tirado en cualquier momento por cualquier tontería que me costara medio euro, por tener una conducción mas compleja y no tener miedo de cogerlo cualquier día del año. Es curioso, que al final la mezcla de todo eso sea lo que poco a poco me está atrapando más de ellos.

Lo más fascinante de la época del 993 y del F355 es que no estaban absorbidos por la electrónica, pero tampoco se les puede considerar coches antiguos. Es una época en la que los fabricantes de deportivos tenían en mente una idea de conductor exigente con las sensaciones y el control de la producción era lo suficientemente bueno como para considerarles  generosamente fiables. De ahí nuestro titulo “el fin de los coches“.

El 993 me dejo sin palabras. No me esperaba algo así. Me esperaba un 7 raspado y me encontré un 9. Aun así, acabo el día y no me puedo quitar la idea del Ferrari de la cabeza. Para mi, el claro vencedor es el F355. ¿Por que? Por casi todo. Quizás punto por punto sea más difícil de justificar, pero es el conjunto de la emoción en ese ultimo cuarto del cuentavueltas, el sonido de su rejilla y una salida de curva limpia hundiendo el acelerador sin contemplaciones es algo a lo que el Porsche no puede aspirar. El Ferrari es EL COCHE de la comparativa.


Y las fotos, aunque muchos ya las habéis visto:

Extra lap

Con la inmensa gama de 997 que hay ahora… ¿Por qué no hay disponible un Targa 2?

Extra lap 2

Definitivamente Porsche se equivoco sobre la compatibilidad Targa y llantas +16pulgadas.

Artículos relacionados

15 comentarios en “Porsche 993 Targa, el hermano maldito”

  • atam

    1 de diciembre de 2010 a las 02:16

    El 993 uno de los Porsche más hermosos de la historia, para mí, y el F355 igual para Ferrari, como os envidió, probaron dos de los coches más bellos que hay.

  • cmd_

    1 de diciembre de 2010 a las 04:37

    Pffff pero que burrada de preciosidades! y que bien conservada esa unidad!

    Hay algunas fotos de la galería se podrían imprimir tamaño póster, sobretodo aquellas que salen los dos circulando a la vez.

  • nachetetm

    1 de diciembre de 2010 a las 10:42

    ¡Yo pensaba que para enfrentar al F355 os habíais pillado un 993 turbo! Quizá entonces las conclusiones fueran diferentes. En cualquier caso, siguen la tónica general. Con la cabeza, el Porsche, con el corazón, el Ferrari.
    Por cierto, yo soy un fan de las versiones targa, pero esta no me acaba de gustar. A nivel de rigidez tiene que ser mucho mejor mantener los dos pilares del techo, pero estéticamente me gustan más aquellos targas en los que el techo se retira por completo.

  • Herminio Arias

    2 de diciembre de 2010 a las 04:22

    dos coches espectaculares! y los reportajes tambien! es un placer leer cosas asi, y mas con las imagenes cortando el texto.. increible!

  • Staff

    delarosa

    2 de diciembre de 2010 a las 09:43

    @nachetem
    Aunque Ferrari F355 vs Porsche 993 TT parezca la comparativa obvia, en prestaciones el Porsche barrería al Ferrari sin discusión alguna.
    Ya este 993 atmosférico y con 100 Cv menos era capaz de aguantar una aceleración a fondo en 2ª sin despegarse apenas. Con los 408 Cv de turbo… hubiera sido humillante.
    Además estábamos buscando 2 unidades de disfrute, por eso se compararon un Spider de Ferrari y un Targa de Porsche, dos variantes con solera.
    Además, no os quejéis para una vez que gana Ferrari en 8000vueltas, que siemmpre se nos acusa de Porschistas ;)

  • David GT

    3 de diciembre de 2010 a las 08:52

    Grácias, otro artículo genial.
    Me he parado a pesar y estoy de acuerdo que el mejor en la comparativa puede ser el F355, pero si me dieran a elegir entre uno de los dos, me quedaba con el 993. Y no me cosidero para nada Ferrarista ni Porchista, pero me agrada más esa pureza y poco más de caracter del 993.

  • jmt46

    4 de diciembre de 2010 a las 00:22

    Yo lo que no enteindo es como no hacen la carrocería targa tambien en las versiones turbos y también como indicais porque no lo hacen tambien trasera.

  • JuanGa RR.

    5 de diciembre de 2010 a las 05:30

    Un reportaje magnífico, me ha sabido a poco la verdad, pero así es cómo disfruta uno, leyendo sensaciones de verdad, impresiones subjetivas del probador, y no como en algunas revistas que parece que estás leyendo la ficha técnica.

  • Alexuny

    9 de diciembre de 2010 a las 15:15

    Pues no es por llevar la contraria a nachetetm, pero yo casi diría que el Porsche 993 lo elegiría tanto con cabeza como con corazón.

    Pero con el tema de las 16″ de llanta originales discrepo. El diseño de una llanta sí que puede no ser lo acertado, pero creo que con menos altura de suspensión y un pelín más de anchura de vías, a este deportivo unas llantas de 16″ con un diseño más acorde no le caen nada mal. Lo que no quita que con las que monta esta unidad que probáis se vea también precioso.

    Ahora bien, que no quita todo ésto que no me importara para nada tener en el mismo garaje que el 911 993 (Targa o Turbo) un F355 en condiciones. Es que vaya par que habéis reunido en un único post.

    P.D: ¡Vivan los 90!

  • Cavallinogus

    23 de diciembre de 2010 a las 01:02

    Quisiera corregir un error que observado al leer la presentación y es que el Porsche 993 mantenía la refrigeración tradicional por aire. Fué el 996 el primer modelo en emplear la refrigeración liquida

  • Staff

    delarosa

    23 de diciembre de 2010 a las 01:24

    @Cavallinogus
    Creo que te has equivocado, no se dice en ningún sitio que el 993 sea refrigerado por agua. Se menciona al 996, quizá de ahí tu confusión.

    Saludos

  • Un momento de tranquilidad, disfrute para los sentidos - 8000vueltas.com

    6 de febrero de 2011 a las 14:53

    […] Dicho y hecho, hablamos con amigos y enseguida aparece un 993 Carrera 2 de 1996. Manual, 272 caballos, sin distribución variable, sin marchas largas… uno de los 993 más cuidados que te puedas encontrar. Una unidad deliciosa y la más pura de todas. Aunque hay más unidades muy apetecibles. […]

  • Prueba Ferrari F355 Spider, puro placer - 8000vueltas.com

    24 de febrero de 2012 a las 16:55

    […] el próximo artículo Juan prueba el Porsche 911 993 Targa. ¿Estará de acuerdo […]

  • Guía de compra de un deportivo barato, adopta uno - 8000vueltas.com

    12 de mayo de 2012 a las 19:16

    […] Porsche 993 Carrera / Carrera S […]

  • La guerra de los V12, parte 2 - 8000vueltas.com

    17 de mayo de 2012 a las 23:53

    […] a empezar por el Porsche 993 Carrera, que en 1993 con 11,3:1 era lo más alto que había en el mercado. Tampoco lo superaba […]

Deja un comentario