Prueba Tesla Roadster, mucha intensidad (Parte 1)

Otra prueba atípica en 8000vueltas, ¡un coche sin pistones! Parece que este 2011 nos está trayendo más de una sorpresa…

Los coches eléctricos son aburridos, eso lo sabemos todos. No andan, no suenan, no transmiten las sensaciones propias de un buen coche de gasolina… en fin, que se trata de una campaña de marketing para convencernos de que podemos salvar el mundo (nótese la ironía). Y lo tenemos claro porque todos hemos probado un coche eléctrico, ¿verdad? ¡Ah!, no, no es verdad. Es más, la gran mayoría (incluido yo hasta hace unos días) no ha conducido un coche eléctrico con pretensiones. El Tesla Roadster no es un concept car, ni se ha diseñado para verlo tras un cristal; es un coche de verdad y a mí me ha cautivado. Quizá sea el fin del mundo pero… ¡he disfrutado con un coche eléctrico!

Y hablo de disfrutar de la conducción deportiva, no de su comodidad, silencio o buenos acabados. Se plantea ante mí una de las pruebas más complicadas que he escrito porque es como predicar en el desierto: si no lo pruebas, no te lo imaginas. Yo mismo no me lo creería si lo leyera; de hecho hasta hace muy poco no hubiera apostado un duro por el Tesla Roadster porque soy un poco eco-escéptico. Pero el Tesla Roadster puede ser, por primera vez, una alternativa real a un deportivo de combustión, con matices.

Para este su primer proyecto, Tesla Motors ha contado con la inestimable ayuda y base tecnológica de Lotus Cars. Prueba de ello es que la primera impresión al ver el Tesla Roadster en fotos es que es un Lotus Elise con distinta carrocería y motor eléctrico. Bien cierto es que se basa en él pero los cambios son bastante más que un poco de maquillaje. Sin ir más lejos, es notablemente más corpulento que un Lotus Elise: 16 cm más largo, 15 cm más ancho y un incremento en la batalla de 5 cm. Si conoces el Lotus Elise, te darás cuenta nada más verlo: este coche es notablemente más grande. Y es que Tesla desarrolló su propio chasis a partir de los conocimientos transferidos desde Lotus; incluso optó por la fabricación de todos los paneles externos en fibra de carbono para reducir al máximo el peso, siendo de este modo uno de los coches más asequibles con tan exclusiva ropa de calle.

El diseño bajo su piel también es prácticamente nuevo, muy diferente al Lotus. Tanto que sólo comparten un 6% de los componentes, entre los que se encuentran: parte del salpicadero, piezas de la suspensión, el parabrisas, los airbags y pocos componentes más. Cabe destacar que los frenos delanteros son unos AP Racing de 2 pistones (mientras que los traseros son Brembo) y la suspensión es regulable con 10 posiciones.

Es un coche llamativo, de eso no hay duda, aunque no sepas ni de qué modelo se trata y de la peculiaridad que esconde. La escasez de este modelo hace que ahora mismo las posibilidades de cruzarte otro en la carretera sean ínfimas. Ya no digamos en tu urbanización, ¡impensable!, con lo que los vecinos sabrán a que hora sales o si has ido a trabajar. Al menos no te oirán pasar si vuelves de madrugada. Pero todo eso debería darte igual, ¿qué tal es el Tesla? ¿Tiene atributos como para plantearme el hacerme con uno? Difícil decisión.

Llevaba un rato observándolo desde otro coche, ya que nos acompañaba un deportivo de la vieja escuela (sí, un Porsche) y lo íbamos siguiendo mientras se deslizaba por las curvas de una carretera escarpada. Me parecía ágil y rápido, muy rápido. Cualidades muy positivas en cualquier coche, más aún en un aspirante a deportivo. Sin embargo no acababa de tener claro si me gustaría cuando lo probase. Un coche eléctrico, ¡qué sacrilegio!

Ya había tenido oportunidad de verlo de cerca. El diseño es bonito, pero a mí no me apasiona: me gusta más el estilo del Elise. Los faros traseros no me gustan en absoluto, pero… realmente me da igual, son detalles sin importancia. Lo que sí me ha gustado, y mucho, es el arco de fibra carbono vista tras el habitáculo y el alerón encastrado de la parte posterior. Y digo fibra de carbono vista porque recordemos que toda la carrocería está hecha de fibra de carbono.

A la hora de entrar en el coche es obligatorio tener un poco de flexibilidad. No es que sea incómodo, que lo es, es que además requiere de cierto método. Indudablemente pueden aparecer dificultades tanto a la hora de entrar como de salir, pero es cuestión de acostumbrarse.

Una vez dentro la cosa cambia: los asientos son espectaculares y, aunque dan la impresión de que recogerán poco el cuerpo, cumplen con creces su función. Además vienen forrados en cuero y son calefactados, lo que ayuda a disfrutar del cielo abierto en invierno. Puedes disfrutar de muchas combinaciones de colores entre la tapicería y los bordados. Me gusta especialmente el volante; muy pequeño y con buen tacto (tampoco es que haya mucho más que agarrar).

La cúpula con los diales de velocidad/rpm y potencia entregada y recuperada dan toda la información que necesitamos. Por un lado, el velocímetro y el cuentarrevoluciones comparten aguja. Esta peculiaridad es debida a que el Tesla Roadster no tiene más que una marcha adelante y la marcha atrás. No hay palanca, sólo 4 botones con las letras: P, N, R y D. Es más sencillo que un coche teledirigido.

Por otro lado tenemos el marcador de potencia entregada (marca hasta 200 Kw de potencia entregada y 40 Kw de potencia recuperada). La potencia recuperada es la energía cinética que el coche consigue aprovechar para recargar la batería y que, de otro modo, sería disipada en forma de calor por los frenos.

En la parte baja del salpicadero encontramos además una pantalla táctil con varios menús, entre los que podemos escoger el modo de gestión de la energía: Máxima autonomía o máximas prestaciones. El modelo que probamos además venía equipado con el pack de navegador + equipo de sonido con 7 altavoces. Lo más interesante de la pantalla del navegador es que nos permite acceder a mucha información del coche, además se utiliza como pantalla de la cámara trasera.

La peor parte del salpicadero viene por los botones que regulan la calefacción, que parecen de plástico malo y que se pueden caer en cualquier momento. Aunque alguno nos lo ha pedido no hemos probado el aire acondicionado, la culpa es de los 3ºC que hacía en el momento de la prueba, lo que unido a conducir sin techo nos puso realmente difícil esa comprobación.

¿Pero qué hago hablando de carrocería, interior y aire acondicionado en un coche eléctrico? Todo el mundo se está preguntando cual es el resultado de todo esto en la carretera. Por supuesto, pero hay que probar el Tesla como si fuera cualquier otro coche ya que no es una rareza que haya que mirar con un prisma diferente -en cierto modo- sino que es una realidad que, si bien no tiene competidores, trata de hacerse un hueco en el mercado.

Quedan dos entradas para ver como se comporta el Tesla Roadster y el Tesla Roadster Sport en movimiento, permaneced atentos.

Podéis ver las actualizaciones en el artículo de índice e introducción:

Tesla Roadster, llega el deportivo eléctrico

Si te interesan otras alternativas al motor de combustión tambíen puedes leer:

Lleno, por favor; pero ¿lleno de qué? (1 de 2)

Lleno, por favor; pero ¿lleno de qué? (2 de 2)

Artículos relacionados

27 comentarios en “Prueba Tesla Roadster, mucha intensidad (Parte 1)”

  • Ezequiel

    22 de febrero de 2011 a las 03:25

    Hola gente de 8000 vuelatas.
    Esto es la parte 1 o tiene mas partes.
    Un saludo!

  • Ezequiel

    22 de febrero de 2011 a las 03:25

    Hola gente de 8000 vueltas.
    Esto es la parte 1 o tiene mas partes?
    Un saludo!

  • Ezequiel

    22 de febrero de 2011 a las 03:33

    Si, me di cuenta que faltan dos parte mas.
    Muchas gracias por la narracion que hacen, me hacen sentir cuando leo que voy abordo de este precioso Tesla!!!
    Saludos amigos!!!

  • david cipriani

    22 de febrero de 2011 a las 18:30

    Lo de que los coches de gasolina/diesel, no contaminan, y nos venden el marketing de que si lo hacen… lo dices de broma o de cachondeo??
    (con todo el respeto del mundo)

  • Autor Staff

    delarosa

    22 de febrero de 2011 a las 19:59

    @david cipriani
    No, no digo eso, me has entendido mal (reconozco que cuesta entenderlo, lo intentaré cambiar).
    Digo, irónicamente, que los coches eléctricos son malos y que se sirven del marketing para vendérnoslos como solución a la contaminación.
    Y digo esto porque generalmente se da por sentado que los coches eléctricos son un invento ecologista, cuando este coche -el Tesla Roadster- es, por fin, un producto acabado, una realidad tangible. Con limitaciones, pero por fin un coche eléctrico real, que una persona normal se puede plantear comprar.

    Saludos

  • Whiplash16v

    22 de febrero de 2011 a las 20:02

    Muy wena la primera parte!
    Espero con ansias las demás… y los videos!
    See you!

  • Pedro V.

    22 de febrero de 2011 a las 20:56

    La unidad probada era nacional? Las matrículas son de Reino Unido creo…

  • Lasheras

    22 de febrero de 2011 a las 22:00

    Muy buena primera parte, pero sobre todo: La combinación de esa luz cálida, rojiza de frío invierno, únido a un entorno desierto, junto a un coche tan especial, todo planeado al milímetro, sólo puede dar como resultado las “pedazo” de fotos de ésta primera parte. Dignas de 8000vueltas.

    Un saludo,

    Juan.

  • Yunnan

    22 de febrero de 2011 a las 23:09

    Como consigas que desee uno, no te lo perdonaré jamás. Y vas camino de.

  • david cipriani

    22 de febrero de 2011 a las 23:55

    Ok delarosa. Ahora si. Gracias por la respuesta!

  • pablo

    23 de febrero de 2011 a las 00:14

    ¿Ecologico un coche electrico? Digamos menos contaminante por rendimientos que un coche con motor de combustion interna, porque hasta donde yo se, la energia electrica limpia limpia del todo me da que no.

    Esperando con ansia las demás partes

  • Iván

    23 de febrero de 2011 a las 00:45

    @pablo: pero ya depende de ti, y de nadie más. En cambio, con cualquier otro coche, la energía saldrá de donde ya sabemos, sí o sí. Puedes tener placas solares, generadores que usen el viento, o agua… Pero podrás tener un pozo de petróleo al lado de casa? Lo dudo, y aunque lo tuvieras, te ahorrarías el comprarlo, pero no el quemarlo y contaminar.

    El problema, claro está, viene siempre de raíz: estamos en un país tercermundista y por supuesto ni hay conciencia ni interés, ni conocimiento como para apostar por energías renovables -hasta límites absurdos-. Todo por el dinero.

    En otros países esto no es tanto así. Pero bueno, que me lío: estoy impaciente por la prueba!

    Que conste que yo sí he conducido varios vehículos eléctricos y pude ver dos Tesla Roadster Sport en Montmeló hace unos meses, y la verdad es que son impresionantes en vivo… Lástima que no dejaban probarlos ni como copiloto, porque un 0-100 en 3.7seg debe ser una experiencia para no olvidar.

  • Staff

    JMJ

    23 de febrero de 2011 a las 09:35

    Está claro que para valorar el nivel ecológico de un coche es necesario seguir la huella ecológica asociada desde su fabricación hasta el momento de pisar el acelerador y posterior desguace del coche.

    Saludos.

  • pablo

    23 de febrero de 2011 a las 14:17

    @jmj
    A eso voy yo, pero a día de hoy con las tecnologías comerciales (dejemos al lado las que se encuentran en investigación) lo único que conseguimos es cambiar la contaminación de sitio, solo decir eso, que no se le engañe a la gente con un coche ecológico porque eso no existe.

    JMJ, deacuerdo contigo a un 120%

  • Borjal84

    23 de febrero de 2011 a las 15:20

    delarosa

    El Tesla Roadster es un producto acabado igual que los son los eléctricos de Peugeot, Citroen y Mitsubishi, que cuestan unos 27,000€.
    Dudo mucho que nadie se plantee comprar el Tesla sobre todo debido a su precio y sus limitaciones actuales en España, es un coche que a ritmo rápido su autonomía no llega ni a 70km, además de un coche incómodo y poco práctico.
    Por los más de 100.000€ que cuesta tienes un 911 4S, un Nissan GTR o similares que te darán incluso más alegrías.

  • Borjal84

    23 de febrero de 2011 a las 15:22

    Los coches eléctricos son tanto más ecológicos en función de cómo se produzca la electricidad, en Francia por ejemplo sería casi un 0 emisiones debido a que la mayoría de electricidad es nuclear, en España sería unas emisiones normales, ya que aunque hay renovables en cantidad la mayoría sigue procediendo de combustibles fósiles.

  • Staff

    JMJ

    23 de febrero de 2011 a las 15:45

    Aquí os dejo dos enlaces para hacernos idea de la estructura (fuentes) de la generación de energía eléctrica en España en tiempo real:

    Fuente: Red Eléctrica de España.

    Saludos.

  • Don Simon

    23 de febrero de 2011 a las 15:59

    Bonito !!!!!!

  • Iván

    23 de febrero de 2011 a las 16:47

    Bueno, ya empiezan los comentarios tontos:

    que si pisándole no llega a los 70Km… (cuando la autonomía declarada por Tesla siempre es algo optimista circulando a ritmo NORMAL; no sé si lo saben, pero este coche logró un récord de autonomía hace no mucho, realizando 500Km con una sola carga).

    que si no es ecológico: saben que en el precio de compra se incluye el posterior reciclaje de las baterías? Además de reciclar, las baterías se pueden REUTILIZAR, es decir, usar para almacenar energía -si tenemos placas solares, por ejemplo-.

    Solo por el hecho de que en nuestro pais la electricidad no provenga de fuentes ecológicas ya se echa para abajo todo esto…no, NO y NO! Porque se dé UN factor donde se contamina no significa que no sea un coche ecológico. Aún con TODOS los inconvenientes posibles -pisándole mucho, recargando desde fuentes contaminantes, etc- estamos contaminando MUCHO MENOS que con vehículos de gasolina. Y la contaminación no la sacamos en plena ciudad, sino en las fábricas…

    Cada vez que leo estas cosas me prometo no volver a caer en el error de contestar, porque la verdad, parece inútil cuando se habla con gente de mente cerrada; pero todo vendrá…

    Saludos.

  • Iván

    23 de febrero de 2011 a las 16:52

    @Borjal84

    – El Tesla Roadster es un producto acabado igual que los son los eléctricos de Peugeot, Citroen y Mitsubishi, que cuestan unos 27,000€.
    Sí, claro, IGUALITO. Te has subido a uno? Sabes que además van mejorando su interior versión a versión? Porque yo me he subido no a uno, sino a muchos eléctricos, y solo conozco dos con interior más que digno: el Nissan Leaf y el Tesla Roadster.

    – Dudo mucho que nadie se plantee comprar el Tesla sobre todo debido a su precio y sus limitaciones actuales en España,
    Claro que no, con ese precio… 100.000 eur un coche de fibra de carbono, con una aceleración que deja atrás el 99% de superdeportivos, incluyendo los que le duplican o triplican el precio -y más-. Con la exclusividad que tiene.

    – es un coche que a ritmo rápido su autonomía no llega ni a 70km, además de un coche incómodo y poco práctico.
    Se ha dado el caso, incluso, de gente que recién cargado el coche no ha llegado ni al trabajo, a 20Kms, por haberle pisado demasiado en autopista! Seamos serios, por favor… ¿Cuál es tu fuente de información, los prejuicios y la ignorancia?

    – Por los más de 100.000€ que cuesta tienes un 911 4S, un Nissan GTR o similares que te darán incluso más alegrías.
    Lo mismito: un descapotable biplaza con chasis de Lotus, y lo comparas con un GTR o un 4S ? Pero de qué estamos diciendo, hombre… Y te dará más alegrías incluso, ¿por qué?

    Jajaja, si es que sois para flipar…

  • Don

    23 de febrero de 2011 a las 17:52

    @Borjal84

    Hola Borjal

    Perdona por mi espanol, no es un idioma que yo hablo mucho. Yo soy un proprietario francès de un Roadster. Yo puedo decirte que cada semana uso mi coche para irme de Nice a Marseille por la autopista cada vez a la velocidad maxima autorizada 110 y 130 km/h. 210 kms a este ritmo y me queda 80kms cuando arivo. Espero que eso te ayudara a entender la realidad de este coche extraordinario que ahora a reemplazado mi Porsche 996.

    Saludos

    Don

  • Borjal84

    23 de febrero de 2011 a las 23:24

    a Iván.

    No sólo me he subido al Tesla sino que lo he conducido unos 200km, al igual que los otros eléctricos que te comento.
    Un GTR no se puede comparar al Tesla en nada, ya que es mejor en todo, menos en el consumo.
    Mi fuente de información soy yo, no tengo ni prejuicios ni nada, de hecho me parece un deportivo divertido, pero para jugar un rato nada más.

    a Don

    Yo te digo lo que me duró a mi el Tesla en circuito, a 120km/h ya se que dura 200-300km, pero es que eso no es ir rápido, a 120km/h un 911 también consume 9l/100km.

  • pablo

    23 de febrero de 2011 a las 23:40

    @ivan

    Creo que malinterpretas mis palabras cuando hablo de ecologia, ya que yo creo en el coche electrico como ahorro energetico y menor contaminacion, lo que digo es que tampoco es la panacea y aparte, hay que cambiar el modelo energetico del pais para que esto pueda ser una realidad ecologica o como quieras llamarlo.

    Un saludo

  • Borjal84

    24 de febrero de 2011 a las 01:18

    @ Iván

    Yo ni soy cerrado ni desconozco el tema del que hablo, porque de hecho hice un estudio hace 2 años, sobre viabilidad de coches “ecológicos” y sobre sus emisiones dependiendo de la fuente con la que se produce la electricidad y te podrías sorprender de las emisiones y del coste de mantenimiento del Tesla lo que cambian si es España, California (tienen regulaciones propias) o Francia por poner ejemplos.
    Cuando no sabes con quien hablas es mejor estar con la boca cerrada.

  • Staff

    Lasheras

    24 de febrero de 2011 a las 01:46

    Las comparaciones son odiosas. No hay que mirar el Tesla como un rival de un Nissan GTR. Ni en Nissan se preocupan por el Tesla ni la gente de Tesla se preocupa por un GTR.

    Ahora bien, volviendo al tema de los consumos, he visto como un Nissan GTR, que hacía de Safety Car en el Campeonato del Mundo FIA GT1 éste año en el Circuito de Navarra, se bebía casi 1/2 de depósito rodando a saco en circuito en 9 vueltas, es decir, menos de 40 km. Hablando con el piloto me comentaba que a ese ritmo nunca llegaban a hacer 100 km.

    A don solo puedo decirle que es un hombre afortunado y que seguro que disfruta de cada km realizado en su Tesla. Enhorabuena.

    A borjal84 y a Iván, invitarles a llevar las conversaciones dentro de un ámbito cordial, a todos nos gustan mucho los coches, pero nunca deben ser causa de riña o descalificaciones.

    Un saludo.

  • Borjal84

    24 de febrero de 2011 a las 02:11

    Yo nunca descalifico a nadie, sólo le pido respeto nada más.
    Yo sólo doy mi opinión cuando sé de lo que hablo, sino me callo y escucho a los que saben e intento aprender.
    Sé que el GTR no es un rival del Tesla para los fabricantes, pero si está al nivel de precio y prestaciones(aceleraciones similares hasta los 100km/h).
    Seguro, un coche como el GTR en circuito se va a los 35-40l/100km fácilmente.

  • fernando

    6 de agosto de 2011 a las 04:09

    Lo acabamos de probar(ver en nuestro blog)y no cambio esta prueba por la de ningun coche del mundo #alucinante#

Deja un comentario