Supercars de los 90, el culmen de los superdeportivos

Está demostrado: si se afirma algo categóricamente en Internet llegará alguien para rebatirte. Aun así, me arriesgo: los mejores supercars se fabricaron en la década de los 90. ¿Por qué? Pues por varios motivos: El supercar más rápido de los 90 era 60 km/h más veloz que el supercar más rápido de los 80. Además, por primera vez, en la lista de los 10 coches más rápidos del mundo no aparece ningún coche que no supere los 300 km/h (¡El más lento del Top ten es el Lamborghini Diablo GT, con 338 km/h!). Pero no todo es correr en esta vida.

La diferencia entre un deportivo y un superderportivo es que el segundo tiene un montón de caballos y no tiene por que ser necesariamente conducible. Por supuesto a 150 km/h por autopista será dócil como un corderito pero eso no es ser conducible, ni deportivo, ni nada de nada. Algunos de los más épicos supercars han sido un desastre en las curvas, ¡incluso se vanagloriaban de ello! (para el que esté despistado: estoy hablando de Lamborghini).

Los Lambos se hicieron para esto, no nos engañemos.

Cuando tienes un coche deportivo, especialmente uno con cierta edad, la gente te suele hacer dos preguntas:

1. ¿Cuanto corre?

2. ¿Cuanto cuesta?

La segunda tiene fácil respuesta: mucho (o poco, realmente da igual). La primera no. ¿Cuanto corre? Depende. En velocidad punta puede que no impresiones mucho si el cacharro en cuestión es un Lotus Elise, un Caterham o un Porsche 944 Turbo blanco (se me ocurre, así a bote pronto). Pero párate tú a explicarle que un deportivo donde tiene que correr es en las curvas. Saca papel y boli y explícale al botarate de  ¿Cuanto cuesta? conceptos como ligereza, distribución de masas, precisión, equilibrio… puf, imposible.

Pues para ahorrarnos estos malos tragos se inventaron los supercars:

¿Cuanto corre? Más de 300 km/h (solucionado de un plumazo, es una cifra irrebatible)

¿Cuanto cuesta? No hace falta ni contestar, está claro: mucho.

Pero precisamente corren tanto y cuestan tanto que son INUTILIZABLES. Salvo que seas verdaderamente rico (con mayúsuculas aun más grandes que las de inutiblizables) y tengas tu supercar, su circuito y una cuenta corriente que ni se entere  de los sablazos de 4 ceros que puede sufrir si tienes la excéntrica idea de conducir tu supercoche, de conducirlo a fondo. No olvides que algunos de ellos, para más inri, son desastrosos en conducción deportiva. Caros, poco fiables y poco deportivos; a priori esta combinación parece inmejorable.

Me gustaría cebarme con el Bugatti Veyron pero no puedo, porque hoy estamos hablando sólo de los supercars de los 90. Recordémos los más significativos y, probablemente, los mejores:

Lamborghini Diablo

Año: 1990

Motor: 5707cc V12, 492Cv, 579Nm

Peso: 1625Kg

0-100: 4,1

Velocidad máxima: 325 km/h

No he sido capaz de encontrar ninguna foto del Diablo sin tías alrededor

A favor: La versión vendida por Audi 6.0VT, fue la última y la mejor.

En contra: Un juguete para playboys, nunca se ha tomado muy en serio.

Veredicto: Nació desfasado, el mundo ya había cambiado tras el F40 y el 959.

 Es que ni una, que barbaridad

Bugatti EB110

Año: 1992

Motor: 3500cc V12, 553Cv, 608Nm

Peso:1615kg

0-100: 3,6

Velocidad máxima: 336 km/h

A favor: Tan bueno que Schumacher se compró uno

En contra: Fue rápido a todos los sitios, incluida la bancarrota.

Veredicto: Gran coche, pésima economía. No habríamos tenido el Bugatti Veyron de VW si la marca hubiera sobrevivido.

Este es el Bugatti del Kaiser

Jaguar XJ220

Año: 1992

Motor:  3498cc V6, 542Cv, 645Nm

Peso: 1470Kg

0-100: 3,9

Velocidad máxima: 350 km/h

 A favor: El coche más rápido en producción durante un par de años.

En contra: Como el Diablo, no tuvo mucha credibilidad. Elton John tenía uno.

Veredicto: Diseño audaz, pero faltó valor para hacer el XJ220 que se debió haber hecho.

McLaren F1

Año: 1994

Motor: 6064cc V12, 627Cv, 650 Nm

Peso: 1140Kg

0-100: 3,2

Velocidad máxima: 391 km/h

 A favor: Todo, especialmente el motor.

En contra: Unas ventas decepcionantes equivalen a poquísimas unidades que equivalen a unos precios de locura en la actualidad.

Veredicto: El resultado de dar rienda suelta a Gordon Murray.

McLaren-F1 Front

Ferrari F50

Año: 1995

Motor: 4699cc V12, 520Cv, 471Nm

Peso: 1350 Kg

0-100: 3,7

Velocidad máxima: 325 km/h

 A favor: Exclusividad: 349 unidades, mantienen los precios altos.

En contra: Diseño poco conseguido y no es mucho más rápido que un F40.

Veredicto: Completamente eclipsado por el McLaren F1.

Ferrari F50

Porsche 996 GT1

Año: 1997

Motor: 3163cc Bóxer 6, 544Cv,600Nm

Peso: 1250 Kg

0-100: 3,7

Velocidad máxima: 310 km/h

I'm coming

 A favor: No es tan resultón como el descapotable Carrera GT, pero es un verdadero supercar con palmarés en Le Mans.

En contra: Implacable y no precisamente fácil de conducir.

Veredicto: El Porsche definitivo, pero no necesariamente el mejor.

Porsche 996 GT1

Personalmente, echo en falta en esta lista el Mercedes CLK-GTR.

 Leer más:

No tan superdeportivos, los peores supercars

Basado en un artículo de Car Magazine.

 

 Extra Lap

Un Jaguar XJ220 vestido de Martini: espectacular.

 

Extra Lap 2

No es de los 90, no es un Supercar, es un desastre como deportivo. Pero en el fondo… ¡me gusta!

 

 

Artículos relacionados

39 comentarios en “Supercars de los 90, el culmen de los superdeportivos”

  • Freud

    17 de noviembre de 2011 a las 18:02

    Desde mi completa ingnorancia en estos temas me gustaría pudiera definirme “deportivo” y “conducible”…

  • drunken_clam

    17 de noviembre de 2011 a las 19:44

    Jajaja, cuánta razón, a veces hay que sacar el postureo que llevamos dentro y dejar de pensar en la efectividad y la precisión y disfrutar de lo exhuberante y morbósamente eccesivo.

    De la misma forma que, objetivamente, los mejores sedanes de representación son las grandes berlinas “premium” y no el trío de Bentley, Rolls Royce y Maybach (con los Panamera, Rapide y Estoque entre dos aguas) puesto que éstos sólo añaden exclusividad, exhuberancia y millones de extras más pero objetivamente son menos punteros tecnológicamente por sus largos ciclos de producción, sucede con los deportivos y los superdeportivos.

    Si quieres sensaciones y deportividad aprovechable, cómprate un 911 o un F480, puesto que aunque un Aventador o un Pagani sean mucho más potentes y bestiales, difícilmente podrás aprovechar esa diferencia y acabarán siendo para lo que son, ¡el postureo y el “el mío es aún más caro”!

  • RatON

    17 de noviembre de 2011 a las 20:15

    McLaren F1, en contra: nada de nada, aunque tenga un radio de giro tan grande como la M-40.

    Del Diablo siempre me ha hecho gracia lo que dicen en km77, se le fundían los pilotos traseros con el calor que generaba el escape. Lo que me recuerda, que otro gran coche de esa época, el Viper, por la posición de los escapes, hacía que salir o entrar al habitáculo fuera una labor peligrosa: el gemelo podía sufrir quemaduras de 3er grado.

    Pero qué sería de este mundo sin maravillas como estas, con sus fallos para el día a día (o incluso para el “de pascuas a ramos”).

  • SQL

    17 de noviembre de 2011 a las 21:21

    “…un Porsche 944 Turbo blanco (se me ocurre, así a bote pronto)”

    Así a bote pronto… jejeje.

    El EB110 es un coche bonito bonito, muy bonito.

    El Jaguar en cuanto a diseño no es santo de mi devoción pero lo que hace su turbo al lado de algunos de los deportivos actuales (aunque sea en linea recta…) es digno de ver.

    Lo que le falta al F1 “corriente” es justo lo el LM le da, ese toque mágico y agresivo.

    El F50 estéticamente nunca me gustó, me parece más como si fuera un ferrari rareza de esos que un ferrari aniversario.

    El GT1, ese sí que sí.(Malditos faros delanteros, sería el unico 996 que no me rechinara pero en este caso se le perdona.)

    Boba aportación la mía de hoy, pero para gustos…

  • xavih

    17 de noviembre de 2011 a las 21:22

    ¡Ostras yo me habia echado mis vicios a ese videojuego para Pc !, me parecía lo máximo y ahora vaya birria comparado con el Forza.
    Saludos

  • nachetetm

    17 de noviembre de 2011 a las 22:27

    Yo pagaría un dinerito importante para darme una vuelta, aunque fuera de copiloto, en el Bugatti. Un tetraturbo con un lag “de los de antes”, donde por debajo de 4000 rpm hay “poco”, y por encima hay 600 Cv (turbados). Tiene que ser como entrar en otra dimensión del patadón que debe dar.

    Todos los superdeportivos de antes de los 80 eran unos troncos. ¿El Miura, el Countach? ¿El Ferrari 365/512BB, el Testarossa? ¿El Detomaso Pantera? Eran coches especializados en ser más rápidos que el del vecino (no hay que olvidar que todos se agrupan en menos de 50 km a la redonda alrededor de Módena, los piques entre fábricas eran importantes). Estos coches son la quintaesencia del coche de Playboy, donde todo se reduce a quien gasta más, liga más, viaja más y, por supuesto, corre más. Y eso nos gusta.

  • indeciso

    17 de noviembre de 2011 a las 23:10

    Madre mia, casi lloro con el post. Hace tiempo q no veia algo tan bueno.

  • borjal84

    18 de noviembre de 2011 a las 00:13

    Un Veyron SS es casi 50km/h más rápido también que el deportivo más rápido de los 90, encima lujoso y muy sencillo de conducir, además casi al mismo precio.

  • atam

    18 de noviembre de 2011 a las 00:38

    Borjal84: Pero eso es precisamente el “encanto” de los 90, eran difíciles de manejar y tenían muchos “fallos”.

    Para mi el Veyron, aunque esto es muy personal, ni siquiera entra en el mundo de los superdeportivos, es un super GT. Un superdeportivo para mí es aquel, que aunque vayas a 140 km/h sientes la velocidad, y en un Veyron, es por lo que he leído ya que no he tenido la suerte de subirme a uno, es que vas sobre raíles.

  • Serio

    18 de noviembre de 2011 a las 02:05

    Todos los tiempos han sido buenos pero los 90 son de lo mejorcito.

    Hay dos grandes ausentes el Vector w8 twin turbo y el Vector M12 esa eran coches de temer.

    Saludos

  • McPherson

    18 de noviembre de 2011 a las 10:22

    Enamorado de las lineas de la década, en especial de ese XJ20, se sale.

  • Gis

    18 de noviembre de 2011 a las 10:58

    Jajajjajaa

    Me habés alegrado la mañana!!

    Aún no me explico cómo podéis ser tan rematadamente buenos!!

  • JaimeRS

    18 de noviembre de 2011 a las 11:17

    Y en la misma línea de derivados directamente de competición, como el 996 GT1…qué me decís de aquel MB CLK GTR…tan rápido y “eficaz” que despegaba y volaba durante cientos de metros para adelantar a sus adversarios con mayor facilidad…jejejeje

  • pavofrio

    18 de noviembre de 2011 a las 11:22

    “Los Lambos se hicieron para esto, no nos engañemos.”

    :(

    Mentira cochina! Y lo sabes!

    El Diablo si se tomo en serio, yo no lo veo como un juguete para Playboys, de hecho se sigue viendo como uno de los grandes modelos de la factoria con el Miura y el Countach.

    El XJ220 deberian haberlo construido como el prototipo, pero ya sabeis lo que dicen, ese modelo cassi hunde a Jaguar en su epoca…

    Pues a mi el F50 me parece muchisimo mas conseguido que el F40, las lineas son mil veces mas puras, el F40 en cambio parece una caja de zapatos…

  • JaimeRS

    18 de noviembre de 2011 a las 11:40

    F40 forever. El deportivo puro por excelencia.

  • Autor Staff

    delarosa

    18 de noviembre de 2011 a las 13:47

    Veamos, voy a ir respondiendo por orden.

    @Pavofrío
    ¡Ni de coña! No sabes lo equivocado que estás. El Lamborghini Diablo es un despropósito -el Countach igual- son coches hechos para provocar show & drama, que dirían los británicos.
    Un dato: las frenos delanteras del Diablo son del mismo tamaño que las de un Porsche 964 de 1992 (250 Cv). Supongo que con eso te haces una idea de lo poco pensados que estaban para correr estos coches (más bien para frenar, pero correr en una zona reviradad implica frenar mucho).

    Después tiene soluciones que parecen de otra galaxia, como el doble amortiguador atrás pero su efectividad queda en entredicho en cuanto lo metes en un circuito.

    El motor es glorioso, sí, pero con una tecnología de los años 60.
    (Leete el artículo: Códigos de ataque Lamborghini)

    @Serio
    Los Vector fueron uno de los desastres más clamorosos de la historia de los supercars. No sólo no cumplían con las cifras anunciadas sino que además fueron un proyecto fracasado que casi no llegó ni a venderse.
    De hecho la unidad de promoción que tenían fue cambiada varias veces de color para que pareciera que había varias unidades fabricadas, cuando el proyecto ya era insalvable.

    @Freud
    Me metéis en unos aprietos. Vaya conceptos para definir.
    Te voy a dar una definición muy subjetiva, a ver si te convence:

    Conducible: facilidad con la que se puede conducir un coche en cualquier circunstancia. No tiene que ver con la deportividad porque un coche puede ser muy eficaz en circuito pero ser un infierno en ciudad. Podría ser equivalente a versatilidad y facilidad de conducción y vida con el coche.

    Deportivo: Esta si que es buena. Un coche deportivo, por definición, es un coche que transmite fielmente la información neceesaria para la conducción: estado de la carretera, respuesta del chasis. Además es casi obligatorio que ofrezca una buena posición de conducción y unas prestaciones suficientes para moverse con soltura. Para que un coche sea deportivo no es suficiente con darle unas prestaciones altas, ni necesario, pues antes que la potencia deben haber primado en su diseño y en sus características constructivas criterios como contener el peso, bajar el centro de gravedad, conseguir una buena distribución de masas, ofrecer buena respuesta en las curvas, optimizar la tracción y otras muchas cosas que, para mí, definen un coche deportivo.
    Por último: que el resultado de todas estas disposiciones consiga que el conductor alcance una comunión con el vehículo que le permita disfrutar de la conducción. En segundo lugar, y notablemente menos importante, que sea efectivo en carretera y circuito.

    Y de extra lap: un buen sonido y un buen tacto a los mandos son esenciales.

    Espero haber sido suficientemente ilustrativo.

    Saludos

  • Angel Martín

    18 de noviembre de 2011 a las 15:35

    Definiría los años 90 como una de las mejores décadas del panorama del automóvil. La cantidad justa de electrónica, un peso contenido, y una tecnología suficientemente moderna (me refiero a componentes mecánicos), hacían que fuera una delicia llevar un coche de ésta época, un cocktail explosivo entre diversión y efectividad, pero cuando digo esto hablo de deportivos. Los superdeportivos tenían el tacto radical que se echa en falta hoy día, el carácter rebelde que les daba ese toque de personalidad y que te exige respeto para obtener un resultado satisfactorio, e incluso no siempre se conseguía, son vehículos extremos, no se puede tener comodidad, versatilidad, economía, y deportividad en una misma botella, y esa es la desgracia que estamos viviendo hoy en día. Tenemos un mix de cosas que al fin y al cabo hacen un coche que no es ni una cosa ni la otra. Los 90 fueron una época maravillosa la verdad, aunque no tanto como las de los 80 para mi gusto. Pero eso ya es otra historia.

    Sin embargo me encuentro con una duda, y es que no se donde posicionar uno de mis coches preferidos de todos los tiempos. Ahí va mi pregunta.

    Honda NSX, ¿deportivo, o superdeportivo?.

  • Sr.Espada

    18 de noviembre de 2011 a las 15:39

    El post trae trampa eh … ;)

    Naturalmente, si únicamente hablamos de “Supercars´´ (que no es lo mismo que Super DEPORTIVO, según yo entiendo el concepto) tenemos que irnos bien entrados a los 80 y ya a los 90 para observar el auténtico desarrollo de los mismos. Osea que , el germen de su socialización y explosión de los mismos se dio en los 90 sin lugar a equivocaciones.
    Ahora bien, la gama de Super DEPORTIVOS que tenemos hoy día poco tienen que envidiarles a los SuperCars de los 90; siendo los primeros mucho más efectivos , casi tan rápidos y manteniendo o aumentando la facilidad de conducción. El exotismo ya es cuestión al margen…

    Si sólo hablamos de coches Deportivos, de los de verdad, la década dorada son los 70…

    Encantado de saludarles.

  • dani_rs

    18 de noviembre de 2011 a las 17:51

    Pues la verdad que para mi de todos el gran numero uno desde ese dia hasta hoy es el McLaren F1,creo que todo un ejemplo de como hacer un super deportivo…y con un peso contenido…no puedo creerme que a dia de hoy un Clio Sport pueda pasar de los 1200 kg…. pero bueno,hecho en falta en la comparativa el Mercedes…para mi junto con el F1 unos de los mejores coches circuiteros del mundo

  • Angel Martín

    18 de noviembre de 2011 a las 19:39

    @dani_rs Los Mclaren F1 buenos en circuito son los GTR, LM y GT. El “estándar” es demasiado nervioso, el apoyo aerodinámico casi nulo (a pesar del alerón regulable automáticamente) junto a su reducido peso hace que pierda apoyo en curva media-lenta fácilmente. Ahora si, cualquiera de ellos en recta era imparable.

  • Angel Martín

    18 de noviembre de 2011 a las 20:01

    Antes de nada perdón por el doble comentario.

    @ Sr. Espada, me alegra mucho verte por aquí, ha llovido mucho desde la última vez que te leí. Recuerdo perfectamente la conversación que tuvimos sobre el comportamiento que debía tener un deportivo, de las más interesantes que tenido el gusto de compartir con alguien. La afirmación que exclama referente a los deportivos de los 70 es algo que comparto, pero perfectamente discutible dado el gusto de algunos conductores ya que a algunos les agradará la introducción de la inyección electrónica y los nuevos tipos de suspensión entre otros avances. Son sentimientos y sensaciones diferentes de un coche de una época a otra, pero ambas muy satisfactorias. Como bien sabes, he tenido el placer de disfrutar de un Corolla GT (AE86) durante mis primeros años como conductor, y no se si por el desconocimiento o ignorancia, no cambiaría las sensaciones que me ha regalado el coche. He probado deportivos de los 70 (Toyota Trueno TE47 por ejemplo), y me ha encantado su tacto, son especiales y diferentes respecto a deportivos de otra época, pero les falta algo que sí me regala el deportivo ochentero y sinceramente -no se explicarlo debidamente- es como si se adaptara mejor a mi estilo de conducción. Lo que quiero decir con este comentario es que los mejores deportivos son los que mejor se adaptan al conductor.

    Un placer hablar una vez más contigo.

  • serio

    18 de noviembre de 2011 a las 20:06

    Este blog es genial, los articulos son muy buenos y los comentarios son mejores aun.
    Que bueno qeu la gente que comenta aqui tiene los conocimientos basico para dar una opinion acertada.

    gracias Delarosa la verdad que fue muy bien hecha esa farsa que esta me la había creido.

    Angel MArtin: Espero no equivocarme pero el NSX me parece esta en nivel 911,Lotus,Corvette,etc.

  • Egea

    18 de noviembre de 2011 a las 20:10

    La definición de Lamborghini me ha parecido completamente Ferrarista. O mejor, Porschista. Ello no está bien o mal, simplemente es lo que me ha parecido.

    El Diablo es un coche infravalorado. Solamente hace falta echarle un ojo a el especial de EVO de Lamborghini para darse cuenta.

    “Audi 6.0VT, fue la última y la mejor” Bueno, había también el GT, o el SE30 Jota. Éste último ya fuera de la era alemana.

  • Autor Staff

    delarosa

    18 de noviembre de 2011 a las 21:31

    @Egea
    Por supuesto que es una definición Porschista, ¿qué se esperaba? :D

    @Ángel Martín
    El NSX, sin duda, deportivo.
    ¿Has tenido un AE86? Fantástico coche, me queda la espinita de probar uno. Eso sí es un deportivo, aunque sea hasta paradójico visto que no deja de ser un compacto, aunque hecho con mucho cariño.

    Saludos

  • carlos quiros

    18 de noviembre de 2011 a las 23:44

    bueno, prefiero opinar de los autos que si he podido manejar,toyota mr2, mazda miata , porsche 911 sc,996

    cada uno con su encanto, pero la ligereza del automovil es vital para lograr sentirse parte del coche, y en eso los 2 japoneses son geniales

  • Sr.Espada

    19 de noviembre de 2011 a las 20:44

    Hola Ángel , la verdad es que he estado muy liado últimamente, lo que no quita que siga leyendo éste y otros blogs. Siempre es un placer reencontrarte por estos sitios. Trataré de pasar más a menudo ;=).
    Aprovecho para saludar a Pavofrio y para tratar de reducir su exacerbación , a mi también me gusta más el F50 , y eso que he podido montar en todos….de acompañante para mi desgracia (F40, F50 y F60). Aunque aquí no hay mucha objetividad por cuestiones personales…

    Ángel, aunque valoro mucho el tacto y las sensaciones, soy un firme creyente de la técnica y la vanguardia.
    La pega que siempre pongo es que , en muchos casos, se descuida la puesta a punto de elementos “mecánicos´´ y/o estructurales gracias a la labor invertida en la gestión electrónica. Coches como un NSX o un S2000 son lo que son por el trabajo que , en este sentido, se hicieron en esos aspectos y no en sistemas de control.
    Es verdad que ,en la mayoría de las ocasiones, el resultado es altamente satisfactorio y “da el pego´´ pero no deja de ser un apaño que sale a relucir en las condiciones más comprometidas y que apenas aparecen en condiciones normales de conducción, dicho sea de paso. (a la expectativa estoy con el Porsche 991 y su dirección nueva…).

    Por eso y llegados a este punto, volvemos al eterno debate sobre lo que es el automóvil para la sociedad y el uso que se pretende de él. Si queremos un “all in one´´ los tiempos venideros nos deparan un auténtico fin estelar (para mi gusto) : reducción de pesos gracias al dominio en el uso de nuevos materiales , soluciones mecánicas sofisticadas y gestión electrónica de último nivel (menos intrusiva y más inadvertida en su funcionamiento , más “mecánica´´).
    Parece que me paguen de Ferrari pero es que el 458 Italia sería el mejor ejemplo de esto último que digo.

    Es por eso que pongo a los SuperDEPORTIVOS de hoy como el mejor nexo de los excesos pasados. Son más baratos que los Super Coches, más efectivos y más utilizables sin perder demasiado en exotismo….Por mí han dado en el clavo aunque se haya perdido algo del encanto de algunas soluciones más primitivas.
    No obstante, la evolución es un hecho y también tenemos la responsabilidad de procurar avanzar en hacia la eficacia y la eficiencia (o aun seguiríamos montando burros o vete a saber qué clase de espécimen).

    Para gente que , como tú, aprecia ese feeling deportivo en el uso diario del vehículo ; son buenos tiempos en el sector superior del automovilismo deportivo. La pega está en que , por esa imperiosa necesidad de hacer el automóvil algo útil y cada día más completo, las gamas bajas han perdido bastante… para ganar más en otros aspectos.
    Quizás fuera el momento de volver a introducir esa necesidad en el mercado (¿¿¿ Toyota FT 86???) , aunque por suerte aun quedan juguetes muy interesantes .

    Como tenía un rato libre y sarna con gusto no pica,te dejo una relación de los modelos contemporáneos que me han parecido más apetecibles desde el punto de vista del “automovilismo deportivo´´ y que no fuesen excesivamente caros (hasta 60 mil euros aproximadamente) . Me he permitido algún invitado non grato en planteamiento por eso de que las apariencias engañan. Ahí queda : Abart 500 essese , Abarth Punto Evo essese, Audi TT RS, BMW 135i /130i , BMW Z4 35 i, Ford Focus RS , Honda Civic Type-R (si el CR-Z fuera más potente… a mi me valdría con el bloque B16A2 aunque no hago ascos al K20), Hyundai Génesis Coupé V6 , Mazda MX5 , Mini Cooper S ,Mitsubishi Lancer Evolution X GSR, Nissan 370 Z , Opel Corsa OPC , Porsche Boxter y Cayman, Renault Twingo RS, Clio RS y Mégane RS , Seat Ibiza Cupra ( lo probé hace poco, ¡ y el motor cortaba a algo más de 7 mil RPM !) y León Cupra R , Subaru Impreza WRX , Volkswagen Scirocco R.

    No tienen el encanto de un Integra Type R DC2 B18C o de tu AE86 4AGE silver top pero muchos te sorprenderían…y no siempre negativamente ;) haha. Ya me dirás si te hace alguno de la lista…

    Naturalmente los 80 fueron , como bien dices, un punto de partida muy diferente hacia lo que tenemos hoy. ¡ Si a mi todas las épocas del automovilismo me encantan ! Pasa que puesto a ser purista pues el corazón tira para donde tiene sus raíces…

    Y para que no se diga que hablo por hablar , también dejo algunos de los argumentos que los 70 dieron al mundo en forma de deportivos : Los increíbles Porsche 924 GTS/937 , Porsche Carrera RS 2.7 y, por supuesto, el Primer 911 Turbo… El rapidísimo Maserati Ghibli SS , el De Tomaso Pantera , el Ford Mustang Boss 429 , el Chevrolet Chevelle SS , el Nissan skyline gt-r 2000 c110, el primer Mazda RX-7, El Toyota Supra Mark I , las dos primeras vidas del Toyota Celica , el inigualable Lancia Stratos aunque el Fluvia rallye 1.6 HF de esos tiempos no se queda corto , los excepcionales BMW e26 (M1) y 2002 , el auténtico Jaguar E-Type V12, el Volkswaguen Scirocco, el carismático Alfa Romeo Montreal , el impresionante Renault 5 Turbo, el ágil y precioso Ferrari 308 GTB o el delicioso 365 GT4 BB. Nótese omito deliberadamente al Countach…( Precedente de muchos supercar y no SUPERDEPORTIVOs ;=).

    Encantado de saludarles.

  • Sr.Espada

    19 de noviembre de 2011 a las 21:21

    Espero se me permita la Fe de erratas fruto de un lapsus :

    El Renault 5 Alpine Turbo saldría a las calles en el 82 aunque el proyecto era del 77 (de ahí el error). Eso sí , en 1975 estaba rodando su predecesor , el R5 Gordini. Uno de los pequeños deportivos populares más queridos y conocidos entre los aficionados.

    Encantado de saludarles.

  • Sr.Espada

    20 de noviembre de 2011 a las 00:38

    Mira que ya no iba a comentar más pero se me ha quedado abierta la web y al volver de cenar no he podido evitar “babear ´´ al ver el Porsche GT1…

    Aun recuerdo cuando vi los míticos dorsales 25 y 26 en el museo Porsche en conmemoración de los primeros GT1 de competición… aunque los que había expuestos eran de la generación del 98 (solo una unidad de calle) , esos con los que se logró la 16º victoria por delante del Mclaren F1 y el Toyota TS020 .
    De todas formas tampoco es que sea fácil de ver la generación del 97 que ponéis en las fotos y ya ni hablemos de la del 96 con tan solo 2 unidades puestas en carretera.

    Para mi gusto son casi on-offs. Coches realmente únicos y poco comparables con “plebe´´ como el Diablo. Estos son coches de competición obligados a pasearse por la calle…nada de SuperCars que no sirven más que para ir en línea recta y vacilar. Me parece un tremendo error meterlos en el mismo saco y no considerarlo, previamente, un SUPERDEPORTIVO CON MAYÚSCULAS. El 911 GT1 debería estar en junto al Mercedes CLK GTR: en la lista de los ausentes.

    Y es que , para mi, TODOS LOS SUPERDEPORTIVOS ACABAN CONVIRTIÉNDOSE EN SUPERCOHES PERO NO TODOS LOS SUPERCOCHES SON SUPEDEPORTIVOS. Para que no se diga que critico sin aportar, dejo mi explicación a continuación (y así de paso doy la oportunidad de que yo también reciba ;=) haha).

    Supercoche: Un coche especialmente llamativo por sus formas; con mucha potencia ; extraordinariamente caro en comparación a sus rivales en comportamiento y prestaciones , lo cual hace que su producción sea más limitada en base a que no hay mucha gente dispuesta a pagar más por algo que ya pueden comprar más barato ; y no necesariamente avanzado tecnológicamente. Ejemplos básicos: Un Lambo Murciélago , Un Aston DBS o incluso un Rolls Drophead. Ejemplo Atípico: Koenigsegg CC8, Aston Martin ONE-77 , Spyker Laviolette , Lambo Reventón…

    SUPERDEPORTIVO (todo en mayúsculas): El concepto deportivo llevado más allá de los estándares y los LÍMITES, con tecnología de VANGUARDIA y soluciones de COMPETICIÓN , su estética se hereda de la misma y apenas se diferencia lo justo y necesario que para cuestiones de HOMOLOGACIÓN y uso en carreteras, con prestaciones y EFICACIA superiores a lo visto y sólo equiparables a otros pocos coches que puedan permitirse llegar a su nivel.
    Esto hace que su proceso de fabricación sea poco rentable, ya que habría poca oferta de gente dispuesta a tanto “solo por ser un poco mejor´´ que SuperDEPORTIVOS (sin todo en mayúsculas) de gama más baja , que serían aquellos cuyas características son casi (un casi es un mundo a altos niveles )iguales a los grandes solo que con costos más contenidos a cambio de soluciones algo menos vanguardistas y amortizadas .
    Ejemplo: Porsche GT1, Mercedes CLK GTR , Ferrari Enzo, Koenigsegg Agera (ahora los Ksegg pueden ir bien en curvas), Pagani Zonda R…

    Ejemplo: Un Ferrari ENZO tiene unas prestaciones X y un costo elevado derivado de la tecnología empleada y de su exclusividad. No obstante , un F458 Italia que vale 1/4 puede plantarle cara de tú a tú. El Enzo sería SUPERDEPORTIVO y el Italia Super DEPORTIVO (o deportivo de gama alta).
    Otro ejemplo fue el Porsche 980 : tecnología , soluciones y materiales traídos de la competición para ir un poco más allá y un precio de producto muy alto en comparación a los posteriores GT2 RS o a un GT3 RS 4.0 que en eficacia y prestaciones andan a su altura o incluso le superan en algunos aspectos.

    Por estos motivos es probable que , con perspectiva, se vea hoy día a estos últimos (ENZO , MC12 , 980) como “únicamente´´ SUPERCOCHES puesto que su papel de lanza en los SUPERDEPORTIVOS se ha visto relegado a un segundo plano conforme la evolución ha dictado la siguiente fase. Esa es la única explicación razonable que veo para que se consideren cosas distintas dependiendo del momento histórico en el que se miren…
    Eso sí (y aquí el punto de conciliación con el inicio del post) , hoy nadie duda que sigan siendo máquinas muy rápidas y , por supuesto, muy caras.

    Por tanto y concluyo . Desde mi punto de vista NO TODOS LOS SUPERCOCHES SON SUPERDEPORTIVOS PERO TODOS LOS SUPERDEPORTIVOS ACABAN CONVIRTIÉNDOSE EN SUPERCOCHES.

    Encantado de saludarles y , que conste , todo esto es por meter al Porsche GT1 en la misma categoría que a un Diablo… hahaha.

    p.d: No pido perdón por extenderme porque se supone que estamos en un blog de quemados del motor y se dan por obvias este tipo de discusiones ;=).

  • pavofrio

    20 de noviembre de 2011 a las 17:35

    @delarosa: El Diablo si es un desproposito técnicamente hablando, no frena, no gira… pero te aseguro que ponerlo a mas de 300km en circuito no se te olvida jamas… ese motor es autentico porno.

    Eso no quita para que se vea como uno de los modelos principales de la casa, por que ya me diras que hicieron entre el Miura y el Countach… (el Espada?, el Islero?, el Jarama?) y, ¿entre el Countach y el Diablo? (el Jalpa?, el LM002?)

    Hablando siempre de versiones base, nunca de las mejoradas, series II o SV/Jota

    Asi que Porschista eh!? Hay que tenerle mas cariño a la casa del toro, le dio en las pelotas mas de una vez a Enzo y su caballo…
    Y era un simple tractorista… Quien lo ha visto y quien lo ve!

    Saludos Sr.Espada, hacia tiempo que no leia un comentario asi, AMEN!

    Pd: rapidisimo el Ghilbi SS, y un oscuro objeto de deseo… que motor, que linea, que belleza, lastima que fuera eclipsado por el Daytona y evidentemente el grandisimo Miura, por que es uno de los automoviles de los 60/70 a tener en cuenta.
    Yo quiero un Spider SS…

  • Sr.Espada

    20 de noviembre de 2011 a las 18:13

    Si ya sabía yo que el buen gusto tenía que aparecer, me parece recordar que sólo quedan 11 unidades del SS 4.9 Spider con especificaciones europeas. Menudo fetiche fino…

    Y luego la gente se hipoteca por un Audi S3 o un Golf GTI….si es que…

    Encantado de saludarle pavofrio ;=).

  • Autor Staff

    delarosa

    20 de noviembre de 2011 a las 23:57

    @pavofrio
    Ni Porschista ni no porschista, trato de ser objetivo y hablar de realidades. De Porsche se pueden contar muchas cosas negativas, y de Ferrari…

    No discuto las virtudes de los Lamborghini, no dudes que me gustaría tener cualquiera de ellos en el garaje. Eso no quita que haya mucha mitología alrededor de la marca y que no sea cierto lo que digo.

    Se puede disfrutar mucho de un coche en línea recta y un Lambo quizá sea la opción estrella en este sentido. Además el Diablo tiene un diseño espectacular y no me negarás que, junto con el motor, es lo más atrayente de este modelo y casi sus únicos puntos destacados frente a la competencia.

  • SR20de

    22 de noviembre de 2011 a las 12:20

    que gran artículo jajaja
    me quedo con que el diablo es un imán de tías buenas rubias ligeras de ropa, voy a empezar a ahorrar para comprarme uno ya!!

  • Ford Transit Supervan, la saga de las superfurgonetas - 8000vueltas.com

    22 de noviembre de 2011 a las 20:05

    [...] Radares « Supercars de los 90, el culmen de los superdeportivos [...]

  • Angel Martín

    22 de noviembre de 2011 a las 20:06

    @Sr. Espada. No puedo estar más de acuerdo con tu comentario, separas claramente el fin con el cual han sido fabricados diversos vehículos y me aclaras una pequeña duda que rondaba mi cabeza. Como ya sabes, me tiran mucho más los deportivos o superdeportivos que los supercars, al fin y al cabo lo que busco, es pasar un buen rato detrás del volante.

    Sin embargo llega a mi cabeza otra pregunta, ¿llegaremos a ver algún día la magia que rodeaba los coches de las épocas gloriosas del automovilismo, o las prisas por la ecología nos arrebatarán el tacto que tanto buscamos?. No tengo duda alguna de que volveremos a ver coches con un peso muy reducido, deportivos “lightweight” que regalan sensaciones con su tacto ágil al volante, pero, ¿serán lo que buscamos? ¿disfrutaremos de esos vehículos con el motor de combustión interna llevado a su máxima expresión en rendimiento, o será demasiado tarde y llegará el motor eléctrico (o híbrido) a esta nueva concepción de coches de alto desempeño?. Queda un largo camino para que el motor eléctrico tome las riendas del mundo del automóvil, pero no creo que sea suficiente como para que se hayan desarrollado tecnologías que nos permitan disfrutar de un coche de un peso reducido y con un precio suficientemente contenido como para que lo podamos disfrutar la mayoría de los mortales. El precio de los componentes que nos permiten disfrutar de deportivos ligeros no disminuye lo suficientemente deprisa como para que las personas con un poder adquisitivo medio puedan gozar de las ventajas que estos materiales nos ofrecen. Es una carrera entre el desarrollo de motores eléctricos, y los materiales capaces de hacernos vivir las sensaciones que tanto echamos en falta.

    Cada coche nuevo que conduzco me reafirma en mi punto de vista, están domesticados. Ya no percibo el “feedback” que me hace disfrutar del volante como estoy acostumbrado, está todo demasiado filtrado, esa extrema suavidad que está presente en todos los deportivos actuales y que merma el carácter del coche es lo que me mata. No encuentro coches que me den la respuesta instantánea a cada mínimo movimiento que realizo, es como si estuvieran “drogados” a base de calmantes. Parecerá una exageración lo que estoy diciendo, pero es lo que hace que me tenga que ir 15 o 20 años atrás mínimo, para sentirme como en casa, para estar en mi salsa. Ojo, no he probado ningún coche de potencia desorbitada, sólo hablo desde mi propia experiencia.

    Intentaré probar los coches que mencionas, estoy seguro de que más de uno me hará pasar un buen rato. Un saludo.

    PD: Lo del Silvertop es un proyecto de futuro, lo que se ha visto bastante perjudicado por un percance que ha ocurrido con el coche (ya no se puede aparcar en ningún lugar seguro). Más adelante me compraré otro AE86, y ya lo prepararé a mi gusto.

  • mario zc31s

    11 de diciembre de 2011 a las 19:34

    Muy buenas.
    Soy lector de vuestro blog desde hace cuatro añitos, y casi nunca había escrito, pero me he animado,por que hace unos días tuve el privilegio/suerte de conducir un Lamborghini Diablo SW color Burdeos del 92, como el que comienza el listado. Ha sido una experiencia única, sólo el entrar y salir del coche, mi pie derecho con el calzado de seguridad pisando acelerador y freno a la vez (no hay espacio entre los pedales), un volante pequeño sin asistencia, sentado a 10 cm del suelo, y un sonido ensordecedor, incluso al ralentí…
    Sólo lo he movido a lo largo de 50 metros, por la línea de ITV en la que trabajo, pero ha sido algo único; nunca me habría imaginado poder conducir un superdeportivo tan mítico como éste.
    Sólo quería compartir ésta vivencia con más “quemados” como yo, aunque no interese demasiado, pero, o lo cuento o reviento.

    Por cierto, este mismo Lambo va a estar expuesto en la exposición ‘Superdeportivos, los mejores coches del mundo’ estará del 16 de diciembre al 8 de enero en la Feria de Madrid (IFEMA)
    Un saludo.

  • Sergio Mercado

    3 de enero de 2012 a las 10:48

    Hola,
    Enhorabuena por el post. Quisiera dar mi aportación al debate. Tal vez el origen de los supercars esté en los increibles grB de los ochenta y sus versiones de calle. Aquellos coches eran caros, potentes, exclusivos y “mojaban la oreja” de cualquier marca de renombre. Las marcas “míticas” no tuvieron otra opción que tirar la casa por la ventana y meter caballos y caballos en carrocerias exóticas. Los GTo y F-40 prescinden del tradicional V12 (no había dinero para mucho más). Ningún supercar que se precie ha sido muy exitoso en competición (salvo el Mclaren), eso corrobora que no fueron pensados para “correr” sino para lucirse. En esto se llevan la palma los Lamborghini Countach (llegaron a montar pilotos traseros de camión) aunque no era mucho peor que un Testarrosa. Saludos

  • milu

    26 de marzo de 2012 a las 00:15

    yo digo q esos carros son una mega

  • Anónimo

    26 de agosto de 2012 a las 17:37

    [...] [...]

  • Guía definitiva Nürburgring Nordschleife: Los costes del ir al Ring – 8000vueltas.com

    17 de julio de 2013 a las 10:47

    [...] hacer sufrir a más de un “turista” con superdeportivo (ya sabéis que los supercars no son para correr, ¡lectura [...]

Deja un comentario