Peugeot RCZ R, un experimento deportivo

A veces las marcas se introducen en terrenos desconocidos. Unas veces es un ejercicio de marketing y otras veces es un experimento en el que se pone toda la carne en el asador. Para Peugeot hacer un deportivo de tracción delantera no es novedad, hacerlo en el formato de coupé y con una potencia tan elevada, sí lo es. Además en el rango de precios en el que está posicionado.

Prueba Peugeot RCZ R

Y no sólo eso, no. Los coches con pretensiones deportivas y tracción delantera de más de 250 cv se pueden contar con los dedos de las manos: Focus RS, Megane RS, Cupra RS (perdón, Cupra a secas)… pero son compactos, no coupés. Puedes comprar un TT 2.0 TFSI de 230 cv pero no parece que se haya diseñado con la misma filosofía. Podría decirse que no tiene rivales, aunque alguno crea que es comparable a un Porsche Cayman, Peugeot está jugando a otra cosa, sus únicos rivales son -en realidad- los compactos antes mencionados. Peugeot ha jugado a hacer un experimento y no se ha dejado nada en el tintero.

Cuando dejo el Peugeot 208 GTI me dan a cambio el RCZ R, ¡buen negocio!. Me siento, mucho más bajo que en el 208, y contemplo – desde una posición de conducción mucho mejor- un salpicadero mucho mejor para mi gusto. Un volante más grande y unos pedales mucho  más duros nos dan la bienvenida. Arranco y el sonido de escape se vuelve protagonista del habitáculo, ¡buenas sensaciones!

Prueba Peugeot RCZ R

Cuando se empezaron a conocer los datos del Peugeot RCZ R lo que más llamó la atención fue su motor: el 1.6 turbo del grupo PSA (EP6CDTR)  llevado hasta los 270 cv, el 1.6 más potente del mercado. Para conseguirlo se parte de un bloque 1.6 reforzado, turbo y colector de escape específicos para este modelo, pistones Mahle forjados (si no los conoces Mahle es la referencia en pistones forjados y suministrador de los ganadores de Le Mans de los últimos 20 años).  Y para colmo consume menos que otras variantes menos potentes del mismo motor. Con casi 170cv/l no es de extrañar que fuese la estrella de las especificaciones técnicas porque el resto, no nos vamos a engañar, no parecía particularmente interesante, no dejaba de ser un delantera.

Prueba Peugeot RCZ R

Sin embargo, cuando empiezas a investigar un poco te das cuenta de que no es un delantera más de Peugeot: lsd torsen, discos de freno flotantes de 380mm en el tren delantero con pinzas monobloque de 4 pistones, 10 mm más bajo y 25 más ancho que RCZ normal… en Peugeot han apostado fuerte. También hay cambios en la suspensión, las rótulas de dirección e infinidad de pequeños detalles en busca de una agilidad que permita dar un golpe en la mesa cuando hablamos de coches de tracción delantera. Y hasta aquí la teoría, que la podéis leer en cualquier sitio, ahora toca conducirlo.

Prueba Peugeot RCZ R

Hay mucha información, muchas cosas nuevas. Me encuentro atravesando unas rectas kilométricas por el sur de Madrid, ansioso por llegar a una zona revirada que conozco bien. El RCZ R corre mucho, este motor sí me gusta. Empuja como una locomotora entre 2.000 y 5.500 vueltas gracias a su curva de par constante. En esas cosas se nota que es un turbo moderno. Los coches turbo de antes tenían una patada a medio régimen que quitaba el sentido en rectas, para mí es una de las mejores sensaciones del mundo: patadón del turbo, tras una interminable sesión de turbo-lag, claro (no todo tiempo pasado fue mejor). Antes todos los coches turbo llevaban un indicador con la presión del turbo, ¿dónde se ha quedado eso? Lo echo de menos. Pero el RCZ R parece un coche moderno, anda como un coche moderno y lleva un motor que se ha convertido en una de las referencias de la sobrealimentación (con permiso del Mercedes A45 AMG). ¿No existían motores tan apretados antes? Claro que sí, como el EVO FQ 400 (cojamos este ejemplo con pinzas), con 200 cv/l… pero con una revisión de mantenimiento cada 10.000 km. Algo poco práctico.

Prueba Peugeot RCZ R

Llegan las curvas, llega la hora de saciar mi curiosidad. He leído muchas opiniones sobre este coche y parece el deportivo definitivo (ya sabéis a qué me refiero), pero me da la sensación de que una o dos pegas le vamos a sacar. Llego a la primera curva, freno, bajo dos marchas y adentro. Otra, otra más, en un periquete he subido un pequeño puerto que conozco bien. Sorprendido, estoy sorprendido, ¿esto es lo que quería hacer Peugeot? Pues lo ha hecho muy bien. Veámoslo a cámara lenta:

Prueba Peugeot RCZ R

Veo la primera curva y me acerco, pie a tabla. Sé que voy a tener que frenar fuerte pero el equipo de frenos del RCZ R promete, vamos a ver de qué es capaz. El tacto del freno es muy bueno, mucho más dosificable que en el 208 GTI. Cuando freno con fuerza hundiendo el pedal puedo hacer punta-tacón sin dificultad. Bajo una marcha, me gusta mucho el tacto de la palanca: esa sensación de robustez, de accionar algo mecánico no tiene comparación, ni con las mejores levas del mundo puedes simular esta sensación. No es la mejor caja que haya probado pero me gusta. Aunque tiene una suspensión firme el culo se levanta porque la física no perdona y estamos frenando con decisión en un coche con todo delante. No sé cual es la distribución de pesos de este coche pero no debe ser mala para ser un delantera. De cualquier modo, al frenar con decisión, la trasera se insinúa, conviene frenar con el volante bien recto o saber muy bien lo que haces.

Prueba Peugeot RCZ R

Meto dirección para entrar en la curva, primera a derechas. La dirección es dura y muy precisa, el chasis se apoya en el lado izquierdo y mantiene la trayectoria con precisión. Abro gas progresivamente y me doy cuenta de lo estudiada que está la respuesta del motor para digerir el par disponible y asegurar la motricidad. Todo perfecto, ¿perfecto? Sí, claro, es que me he quedado bien lejos del límite pero eso aun no lo sabía. Como parece que el RCZ R tiene un chasis mejor de lo esperado encaro las siguiente curvas con un poco más de decisión.

Prueba Peugeot RCZ R

Si entramos más rápido a las curvas suceden cosas nuevas, parece que vamos llegando al límite. Descubro cosas positivas y algunas negativas. Me sorprende que, aun no siendo un coche con un tren trasero muy vivo, si se fuerza la situación se puede llegar a deslizar con la trasera en las curvas. Si haces las cosas bien y vas por tu sitio no es un coche que vaya redondeando con la trasera, va muy sujeto pero no resulta para nada subvirador en apoyo. Pero si levantas el pie súbitamente del gas la zaga se descoloca hasta el punto de hacer chirriar los neumáticos traseros, ¡bravo!. El RCZ te da las dos opciones: “vas por tu sitio y vamos rápido” o “vamos a divertirnos”.

Prueba Peugeot RCZ R

Es un poco subvirador en la entrada de las curvas (creo que es inevitable con esta disposición motriz, no he visto nada mucho mejor realmente), muy neutro en apoyo y en la salida de las curvas… bueno, para salir de las curvas tiene un torsen que marca bastante la pauta de comportamiento en estos momentos. Este torsen se merece un párrafo para él solo.

Prueba Peugeot RCZ R

¿Pero el Torsen no era el diferencial “aburrido”?¿No es el de discos el “bueno”, el “deportivo”? Supongo que sí pero en esta ocasión estamos hablando de un delantera fabricado para las masas. Yo no había probado algo así nunca. Recordaba el Civic Type-R, que también llevaba autoblocante en el eje delantero. Un diferencial viscoso en ese caso. Recordaba la sensación de pisar con ganas a la salida de las curvas, perder un poco de adherencia en la rueda interior y, un poco después, sentir la rueda exterior trabajando para traccionar. Había una sensación de “lag”, un ligero retardo y, sobre todo, la transición era suave. Este Torsen es como un lobo y el viscoso un corderito, en cuanto le pisas, abusando del gas, a la salida de las curvas notas como el volante tira con fuerza y tienes que sujetarlo, llegando a saturar el neumático.  Pero el efecto es tan exagerado que me ha pasado en varias ocasiones que he girado “demasiado”, y que no he conseguido poner el volante recto con la suficiente velocidad cuando terminaba la curva, obligándome a hacer una especie de contravolante (ya me arrepiento de haber usado esta palabra, dejémoslo en corrección). Quizá requiera un poco más de práctica y haya que hacerse con él pero la sensación de que el diferencial dirige la conducción está presente en cada curva. Hay que ganarse su respeto.

Prueba Peugeot RCZ R

Otro apartado curioso son los frenos. Son muy buenos pero tienen una característica muy llamativa: cuando les has exigido y están refrigerando parece que se van a romper. Empiezan a sonar golpes metálicos y no sabes muy bien lo que está pasando. Hasta que no investigué un poco pensaba que me había cargado algo. Este ruido lo provoca la contracción del disco flotante mientras se está enfriando, en este vídeo se aprecia un poco el efecto, pueden llegar a sonar mucho más.

Ruidos raros aparte, que no parecen tener mayor importancia, el tacto y la resistencia de los frenos me parecieron muy buenos. No desfallecen y no se hunde el pedal cuando enlazas varias frenadas fuertes, en circuito tampoco presentó síntomas de fatiga. La puesta a punto de la suspensión se nota que ha sido desarrollada con cariño: aunque es una suspensión firme no resulta incómoda y el coche en apoyo se muestra muy estable. En estas cosas se aprecia que ha habido mucho trabajo en el chasis, muchas horas de pruebas y mucha experiencia puesta al servicio del equipo de Peugeot con un propósito: ir rápido y disfrutar de ello.

Prueba Peugeot RCZ R

Con o sin Torsen, que no os quede ninguna duda: el RCZ R es un coche rapidísimo y divertido. Tiene un motor espectacular que hace de bandera de un coche muy especial. Pero no os engañéis, lo mejor de este coche no es su motor, es su chasis. Es tan bueno que cuando te das cuenta de que llevas una ración de curvas espectacular ya llevas media hora enlazando virajes. Pero el chasis no tiene cifras, no puedes decir que consume 6,3 l/100 o que emite 145 gr/km de CO2, eso no viene en la nota de prensa, no es tan fácil de vender. Pero cuando lo pruebas te quedas alucinado, ¿esto es delantera? Sí, lo es y te darás cuenta en el peor momento, pero está realmente bien puesto a punto, es ágil, transmite mucha confianza y, con el adiestramiento adecuado, te permite ir muy rápido. Pero no es un coche fácil, el último 10% no está al alcance de cualquiera, prepárate para sudar. A mí me ha encantado.

Prueba Peugeot RCZ R

Pero un artículo de 8000vueltas sobre este coche no puede acabar así, falta la pregunta del millón: ¿es tan bueno que se te olvida que es delantera? Sí, pero solo a veces. La mayoría del tiempo vas a disfrutar conduciendo el RCZ R, yendo rápido y muy rápido. El problema es que hay algunos momentos, pocos en carretera abierta, en los que sí te vas a dar cuenta de que hay mucho peso ahí delante y a la entrada de las curvas si no juegas con la transferencia de masas y no entras adecuadamente vas a saturar el neumático y vas a subvirar. Ese preciso momento que, con otros coches (trasera) puedes solucionar dejándolo ir un pelín y luego saliendo con gas, redondeando la curva aquí se convierte en un: freno, suelto, freno, suelto, freno, suelto….y para adentro. Son momentos mínimos en la vida real pero que cuando quieres llegar al límite aparecen y son, francamente, desagradables. Pero eso es algo inherente a los delantera, son su mal menor cuando van bien y su cruz cuando quieres ir un pelín más rápido.

Prueba Peugeot RCZ R

Así como el 208 GTI se les ha quedado descafeinado, en esta ocasión, el RCZ R va bien cargado: 2 tazas de café negro. Por mi parte nada que objetar, aplaudo a Peugeot por su valentía y por el resultado final que han conseguido. No sé si será un éxito de ventas (me temo que no va a ser así) pero espero que haya más experimentos como este: bien hechos. ¿Me compraría uno? Digamos que busco otras cosas en un coche, no puedo obviar que es un delantera. Sin embargo este tipo de productos son un motivo de celebración para los aficionados: variedad y novedades. Bravo, Peugeot, estoy sorprendido.

Prueba Peugeot RCZ R

Podéis ver la galería completa de fotos en nuestro Flickr.

Artículos relacionados

13 comentarios en “Peugeot RCZ R, un experimento deportivo”

  • Xavih

    12 de junio de 2014 a las 13:12

    Parece la otra cara de la moneda Peugeot.
    Parece un “cohete” muy apetecible , y más a juzgar por vuestro excelente reportaje fotografico.

  • nachetetm

    12 de junio de 2014 a las 14:37

    Que os ha gustado se nota en el texto, está escrito con pasión :-D
    Había escuchado cosas muy buenas de este coche, esta prueba no es más que la confirmación. Nunca me había convencido el RCZ por aquello de ser delantera, pero este parece ser uno de esos a los que se le perdona traccionar desde el eje incorrecto. Se ve que en Peugeot no se han olvidado de hacer buenos chasis, a pesar de que llevaban mucho tiempo sin sacar al mercado uno memorable.
    ¡Que ganas me han entrado de probar uno!

    Pd: ¿Tenéis alguna referencia de si las versiones “no R” van tan bien de chasis? Algo he leído por ahí (incluso quien lo prefiere a un GT86), pero me gustaría conocer más opiniones.

  • arribi

    12 de junio de 2014 a las 18:27

    está claro que los gti de antaño, ahora son los r, siendo los gti actuales algo más “para todos los públicos”.

    el rcz-r me parece precioso y si además va tan bien… debe ser una gozada conducirlo. me da que es el mejor peugeot del mercado (para un quemado), yo, al menos, es el único que me compraba (hablo de peugeots nuevos).

    PD: coincido con nachetetm en que se nota que os ha gustado por la forma de describir las sensaciones.

  • SergioQ4

    12 de junio de 2014 a las 21:04

    A mí me hacía mas ruido el eje trasero semi-independiente torsional, que el hecho que sea delantera… Pero éste y el Megane Coupe III ya demostraron que se pueden usar esos baratos ejes traseros y hacer autos pasionales…

  • Sr.Espada

    12 de junio de 2014 a las 23:19

    ¡Mil gracias por la prueba! Se echan mucho en falta y se agradecen el doble cuando llega una buena ración como la que estáis ofreciéndonos últimamente.

    @Delarosa

    Pregunta obligada: ¿Entre éste y el Mini GP? ;=)

    Encantado de saludarles

  • Autor Staff

    delarosa

    13 de junio de 2014 a las 08:55

    Gracias a todos por vuestros comentarios, efectivamente el RCZ R nos ha gustado mucho.

    @Nachetetm
    He probado también el RCZ de 200cv y no lo recordaba tan deportivo pero hace tiempo que lo probé y tampoco puedo hacer comparaciones de manera categórica. El RCZ normal ya me sorprendió en su momento por su buen comportamiento pero el RCZ R está un paso, importante, por delante.

    @Sr. Espada
    Son categorías distintas. El MINI GP es un coche más especial, aun más distinguido de las versiones normales que el Peugeot, pero el RCZ es mejor coche en su conjunto. A igualdad de precio con el Peugeot tienes un coche más rápido e igualmente muy deportivo. Eso sí, no es tan radical como el MINI. Mi voto sería para el Peugeot.

  • Raspi

    14 de junio de 2014 a las 11:29

    No hace mucho leía unos comentarios de un ingeniero de Peugeot Sport en los que respondía a una pregunta referente a la fiabilidad del propulsor de este RCZ. Comentaba que no había motivo para preocuparse por la gran cantidad de potencia específica del motor. Según sus cálculos este estaba garantizado para rodar mas de 100.000km en régimen de potencia máxima en su banco de pruebas. Habló también de un margen de seguridad mas del 15% en este calculo.

    Viendo la 5a imagen de este articulo, sin aditivos, sin embellecedores de plástico.. solo puedo pensar en su magnifico trabajo.

  • drunken clam

    14 de junio de 2014 a las 13:01

    Siempre me han gustado la inmensa mayoría de las pruebas y su hilo narrativo, pero ésta para nada.

    Por el amor de dios, SÍ, ES DELANTERA. ¿Qué tiene, que pedir perdón por ello? No me creo que absolutamente nadie con un mínimo de conocimientos del mundillo automovilístico actual vea un Peugeot pequeño, más deportivo o no y piense que es trasera, sabiendo la tónica general de la marca y de qué plataformas iban a sacarlo. Y quien piense que puede ser trasera por ser coupé está mucho más cerca del grupo de “hentendidos” que diría que es de “propulsión” (como los cohetes, supongo) o de no-interesados que no sabrían decir qué es la propulsión.

    @Delarosa, si tanto hería tu sensibilidad conducir un delantera deportivo, pues haberte ahorrado el mal trago hombre, o si es por publicar la prueba seguro que algún editar o colaborador se ofrece para el relevo. El tono que ha dejado la prueba, fuera involuntariamente o no se acerca al “es un buen coche, muy divertido, pero no sigue el ideal purista elitista de lo que debe ser un deportivo ‘como dios manda'”.

    Como bien has/habéis sabido ver, es un coche diferente, que no compite con otros cocos del segmento (Cayman, 4C, Elise, 370Z, etc.) en deportividad purista absoluta, ni siquiera con el TT, Z4 o SLK en sus respectivas y diferentes ofertas, sino con otra distinta a su vez. Por ello, no le veo el mínimo sentido a tanto recalco de “es un delantera”, “para un delantera”, ni siquiera de tanto recalco en diferencias dinámicas entre éste delantera y otros trasera a los que ni se parece, ni pretende parecerse.

    Y sí, es un delantera y, por ello, se conduce de una forma diferente. Personalmente, en cuanto a deportividad, me parece tan estúpido como absurdo que la pérdida de tracción en un eje sea considerada distinta al mismo hecho en el otro eje. Si un coche subvira, es porque no lo has conducido como debías, lo mismo que si sobrevira; que para alguien pueda parecer más placentero o le resulte más fácil de controlar un hecho u otro no lo enmascara. Contando las limitaciones y propuestas de cada modelo, sea de una tracción u otra (o según disposición de motor, admisión forzada o no, etc.), hay que verlo como lo que es y juzgar su deportividad por sus límites más elevados o menos, siempre que se conduzca como se debe, adaptándose a sus características.

    Por acabar mi argumentación, me parece similar a haber redactado una prueba de un S2000 conduciéndolo con la referencia de conducir un GT3, o un F1 pensando en que somos pilotos de y escribimos para pilotos y aficionados del Supercross.

    Un sinsentido en ese aspecto. Por otro lado, podemos leer la prueba del último Mini, un deportivo delantera, u otras anteriores y no apreciar tantas referencias al tipo de tracción del coche porque sí y no cómo el coche se sobrepone a las limitaciones intrínsecas a su disposición. Pensad en cómo sería esa prueba redactada como ésta, o ésta como aquella.

    Saludos. Me espero a leer comentarios puristas.

  • Alex ITF

    14 de junio de 2014 a las 14:58

    Muy buena la prueba, tocaís todos los aspectos interesantesde verdad y las sensaciones al volante muy completas.

    Hacía falta una prueba de este BONITO coche desde el enfoque de 8000vueltas, que pese a ser un delantera (si, otra vez XD), puede tener el derecho a catalogarse como “deportivo”.

    Porque cuando sale un coche “deportivo” delantera, hay que cogerlo con pinzas.

    No es lo mismo un TT con su 2.0T, Suspension Sline y delantera, que este Peugueot con su autoblocante (creo recordar que el Integra type R también montaba un Torsen), sus frenos de 4 pistones y su suspensión específica R. Puede que sea el mismo concepto de coche, pero sus ingredientes hacen que salgan 2 coches que buscan objetivos distintos.

    Creo que Peugeot ha dado en el clavo ofreciendo un coche con estas características y rellena un hueco que falta, el de delanteras rápidos y divertidos en formato coupé.

    @drunken clam, hay que hacer distinción entre la pérdida de adherencia en el eje delantero y el trasero, ya que el coche no se comporta igual ni se soluciona igual. Y si ya de por sí es delantera (y otra), todo el peso del motor y la caja de cambios recae sobre el eje que pierde adherencia, si has saturado la rueda no vas a recuperar el eje de la misma manera en el delantera que en el trasera por el reparto de pesos.

    Para mí el tono de la prueba cada vez que se recordaba que era un delantera, era justamente para alabar el comportamiento del coche pese a las limitaciones que tiene por su configuración mecánica.

    De todas maneras es bueno recalcarlo para que la gente lo sepa, ¿no has visto el “drifto” que se marca un RCZ en la publicidad de la F1 o las motos? Jajajajajaja.

    Saludos.

    P.D: Cupra RS je je je

  • Autor Staff

    delarosa

    17 de junio de 2014 a las 10:05

    @drunken clam
    Encuentro tu comentario bastante exagerado y veo que el resto de los comentarios van en una línea contraria a la tuya quizá deberías volver a leer la prueba con un poco de cariño. De hecho sólo hay un párrafo de toda la prueba en el que se trate el tema de que sea un delantera, hablas más en tu comentario de este tema que yo en todo el artículo. Y es obvio que es un punto que interesa a cualquier posible comprador ya que es uno de los delanteras más potentes que se venden.
    Lejos de ser un mal trago haber probado el RCZ R ha sido un placer y toda una sorpresa por su buena puesta a punto. Los coches con tracción delantera destacan en algunos casos y los trasera en otros, sin más. Pero en un coche con pretensiones deportivas, carrocería coupé y 270 caballos, a priori, no se espera que sea delantera, ¿o tú conoces muchos coches así?. El resultado ha sido toda una sorpresa y nos ha encantado.
    Hablas del MINI, obviamente compite en un segmento en el que ser delantera no es la excepción, razón más que suficiente para no recalcar esa característica.
    No te voy a hacer comentarios puristas pero estoy seguro de que algo sabrás de dinámica de vehículos y de las implicaciones de llevar la tracción en un eje o en el otro, los resultados son notablemente diferentes. Si tú prefieres los delantera fenomenal pero es un hecho que su efectividad para traccionar es menor por sencillas leyes físicas, lo que se acentúa a medida que aumenta la potencia.

    Últimamente parece que artículo tras artículo alguien se molesta profundamente con lo que decimos, debe ser que estamos haciendo las cosas bien ;)
    Es más, me has dado una idea para un artículo (polémica inside, jejeje).

  • Fin de semana low cost en el Ring, prepara tu viaje – 8000vueltas.com

    17 de julio de 2014 a las 10:53

    […] sabéis, somos unos retrógrados talibanes de la propulsión y los delanteras nos producen urticaria (lease con tono irónico). Aun así un […]

  • drunken clam

    17 de julio de 2014 a las 15:29

    Bueno, lo perdonamos si cumples con el artículo de opinión, hace mucho que no leoo ninguno por aquí. De hecho, casi que ni recuerdo ejemplos ahora mismo.

    Creo recordar vagamente uno, precisamente sobre coches deportivos de tracción delantera y su efectividad en el mundo real, ¿o era de atmosféricos vs turbo? -Voy a ver si lo encuentro-, que de hecho me sorpendió por poner un punto de sensatez en el panorama del talibanismo internetero.

  • Prueba Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport – 8000vueltas.com

    18 de enero de 2016 a las 09:13

    […] en una llantas de 18″ y un diferencial Torsen recién sacado del magnífico Peugeot RCZ R (uno de los mejores delanteras que recuerde, buen punto de partida). También lleva frenos […]

Deja un comentario