¿Nueva era en BMW? Los cambios que dicta el mercado

Se ha presentado el nuevo BMW serie 4 con una campaña de lanzamiento muy agresiva. Los adjetivos elegidos son «provocador e innovador», y a cara descubierta dicen que dejan a un lado las convenciones existentes y que el diseño es independiente (sin saber muy bien qué significa eso). Nosotros, sin embargo, no dejamos de pensar que “estos riñones son gigantes”.

BMW Concept i4, inaugurando una nueva era

Seguro que en algún grupo de Whatsapp de coches donde participas se ha comentado mucho el frontal del «4», recibiéndolo con incredulidad y una mayoría de comentarios negativos. Desde los canales de comunicación de BMW se envía el mensaje de que “el nuevo BMW Serie 4 Coupé apuesta por un diseño que no deja indiferente a nadie”. A mí no se me hubieran ocurrido mejores palabras para defenderlo. ¿Quizás estamos pasando algo por alto?

En 8000vueltas no somos unos expertos de diseño. Si acaso, podemos ponernos un notable alto en la parte técnica (todos somos ingenieros) y espero que coincidas conmigo en que nuestro punto fuerte es hablar de las sensaciones que un buen deportivo produce al volante. Por ello, no vamos a dictar sentencia sobre si un diseño es «bueno» o «malo» (¿qué es bueno o malo en un diseño?), pero desde luego sí nos parece interesante dar nuestro punto de vista, que rara vez coincide con el de la gente…

¿Buen diseño o mal diseño? Hablaremos de él en otro momento.

No tenía pensado hacer un artículo hablando del nuevo Serie 4, en cambio, el otro día mi compañero Delarosa me mandó un vídeo de Jason Cammisa, legendario piloto y probador para revistas como Road & Track y Motor Trend, y surgió la idea de este pequeño artículo veraniego. Pero el vídeo en cuestión no trataba del nuevo BMW, si no del Stratos.

Stratos 2020

El nuevo Stratos no es un Lancia, es una reinterpretación de cómo sería el mítico Lancia Stratos en la actualidad, pero es en realidad un Ferrari carrozado. Siguiendo el estilo Singer, debes donar un coche, un 430, para reformarlo y convertirlo en un Stratos, ¡pero en los papeles seguirá siendo un Ferrari! Una belleza capaz de enamorar a cualquiera (hasta conocer la ingente cantidad de dinero que cuesta la operación), y que convierte toda la ergonomía y equilibrio del 430 en incomodidad y radicalidad.

Marcello Gandini junto a un Lamborghini Miura en 2019

La carrocería del Stratos de 1973 fue diseñada por el increíble Marcello Gandini, uno de los mejores diseñadores de automóviles del mundo y un icono del ámbito del motor. En el vídeo se nombran varios de sus mejores trabajos, como el Lamborghini Miura, el Bugatti EB110, el Lamborghini Countach y un BMW que nos sirve hoy para enlazar la historia del Stratos con el nuevo Serie 4: El BMW Garmisch

BMW Garmisch: en su momento no convenció. Hoy, hasta me gusta.

El Garmisch fue un concept car diseñado por Gandini en 1970 -y que al no haber pasado a producción había caído en el olvido-, pero que recientemente ha sido resucitado por BMW Classic. La mayor particularidad de su diseño es que, al igual que el nuevo Serie 4, los riñones que parten de la clásica línea central ininterrumpida del paragolpes delantero, crecen a lo alto en lugar de a lo ancho, poniendo fin así a la evolución natural que ha seguido BMW en los últimos años.

BMW ha roto (o se ha visto obligado a romper) con la tendencia de estirar a lo ancho los riñones de sus frontales tras llegar en el Serie 3 actual ya hasta los faros, pieza que no puede ser reducida en exceso por cuestiones técnicas y estéticas.

Este cambio en las habituales «líneas BMW» se produce justo cuando el Garmisch, diseñado por Gandini para Bertone, ha sido elegido recientemente (2019) para ser exhibido en el exclusivo concurso de elegancia Villa d´Este como icono de eso mismo: elegancia. ¿Casualidad? No lo creo.

A pesar de que parecen tener en común la curiosa interpretación del frontal, el término elegancia y el de provocación, usados para definir a cada uno respectivamente, no son precisamente sinónimos. Esto nos hace pensar que se trata de una estrategía comercial y que no tiene por qué haber inspiración «real» de por medio (sino más bien una idea rescatada del pasado) a pesar de que el Garmisch haya aparecido en escena justo cuando se estaba gestando el diseño definitivo del nuevo Serie 4.

El Garmisch en Villa d´Este 2019

El otro día, en el ascensor de mi edificio me encontré a mi vecino. El hombre está a la espera de recibir el nuevo BMW X7 del cual se enamoró por su tamaño y por su “imponente” frontal. Cuando me lo estaba comentando yo no supe exactamente qué responderle, así que esbocé una leve sonrisa mientras la mitad de mi ser viajaba al lejano oriente para hacer un repaso mental de los gustos «motoriles» de sus habitantes.

BMW X7

Tengo la sensación –corrígeme si me equivoco– de que muchos diseños actuales ya no siguen los gustos europeos, sino que los mercados emergentes, en los que el número de clientes potenciales es mucho mayor que en la saturada y tradicional (y cada vez más pobre) Europa, mandan ahora. Estos mercados, especialmente China, se caracterizan por una nueva clase alta que está orgullosa de serlo y quiere que se note su nueva condición de adinerados.

Por eso, los logotipos, las marcas y las señas identificativas deben ser lo más grandes posible. Debe notarse que mi móvil, lo que visto o lo que conduzco es de marca, ¡porque puedo pagarlo! (y lo pagan). La discreción no es una cualidad en alza en la actualidad.

Ferrari 599 GTB Fiorano China Edition

¿Cambian los gustos de los consumidores y obligan a las marcas a renovar sus diseños, o los nuevos diseños hacen que nuestros gustos cambien? ¿Fué antes el huevo o la gallina? Puede que ahora un frontal llamativo, desmesurado, sobredimensionado, funcione bien para los gustos actuales en este mundo, Europa incluida. Ya pasó con los teléfonos móviles y su exponencial crecimiento en tamaño: no a todo el mundo le convencía, pero ahí están. Ves ahora un móvil con 5 años y parece de juguete.

En BMW el cambio está siendo vertiginoso y actualmente es sobrecogedor acudir a un concesionario y ver en la zona de taller un Serie 3 de la anterior generación (F30), girar la cabeza, y ver el frontal de, por ejemplo, un nuevo Serie 1. Parece que los diseñadores de ambos coches no se conocen ni de vista. BMW ha roto con ese continuismo tan habitual en las marcas premium (con el Grupo VW a la cabeza en ese sentido. ¿Alguien puede distinguir un Golf VI de un VIII?).

BMW M135i

Recuerdo que me llamó mucho la atención cuando salió el Volkswagen Golf IV. El escudo de la parte trasera era enorme comparado con el del Golf III. Ese cambio, que pudo crear tendencia, ha caído en el olvido. Ahora el escudo raro, por lo minúsculo, es el del Golf III. ¿Pasará eso con los frontales de BMW? ¿Miraremos atrás dentro de 20 años y veremos un M3 e46 pensando que «sí, pero no», o será el nuevo Serie 4 el que se sienta aludido por esa frase?

M3 E46 CSL, ¿el summum del diseño?

Aquel cambio en las dimensiones del escudo fue radical, porque del Golf MkIII al MkIV aumentó un 170% el tamaño. Sin embargo, el escudo del gigante VW Amarok 2020 es tan solo un 105% más grande que el del Golf IV de 1997. Hoy nadie se da cuenta de ello ni piensa en estos detalles, por eso creo que el desconcierto que hemos sufrido al ver este nuevo Serie 4 es únicamente para nosotros, que amamos los coches desde siempre y que nos gustan no desde hoy ni desde ayer, sino desde hace un tiempo atrás.

Puede haber causado cierto shock, pero una vez asumido el «susto»…

Para alguien que no se fija en los coches por la calle, seguramente le parezca un frontal imponente y caiga enamorado con su personalidad, como mi vecino.

BMW es una marca icónica que colorea casi como la que más un parque automovilístico atestado por diseños similares y fusiones entre fabricantes que poco a poco han ido diluyendo su personalidad (¿donde estás Peugeot?). Te puede gustar más o menos, pero en el peor de los casos apuesto a que tiene al menos un modelo icónico que te tiene enamorado.

Difícil de mejorar

Quizás sea el espectacular M1, ¡o el singular Z1!, el mítico M3 E30, el Z3 o el Serie 7 (E38) de James Bond, el Serie 8 original o el actual, el M5 V10 que coincidió con los motores de la época dorada de propulsores de la F1, el Serie 1 M Coupé, el Serie 6 Gran Coupé, o el todavía en venta M4 (del que parece que con la llegada del nuevo 4, sólo puedes comprar en cabrio).

Si sientes especial predilección por alguno de estos coches, es probable que te identifiques poco o nada con los nuevos BMW y eso nos resulta algo incómodo. Como mirar a ese amigo que se ha hecho un corte de pelo «moderno». Puede que seas tú el que necesita vivir en la realidad del mundo que nos rodea y que se mueve a velocidades de vértigo para no quedarte atrás, para no convertirte en un objeto desfasado visual y tecnológicamente.

¿Hace falta un reloj mecánico hoy en día para saber la hora? Seguramente no, pero no deja de ser una pequeña obra de arte en la muñeca.

Personalmente disfruto siendo un poco «Old School», disfrutando de pequeños detalles de calidad que no pasan de moda, pero entiendo que es más una cuestión de romanticismo que de practicidad.

En cualquier caso, seguro que el diseño de los nuevos BMW ha sido extensamente estudiado y valorado con el objetivo de incrementar las ventas en los mercados emergentes sin perder clientes en los mercados más tradicionales. Todo un reto del que no debemos olvidar que hay coches que cuesta verlos en foto pero que entran bien por los ojos una vez nos hemos acostumbrado a ellos.

No es el McLaren más bonito, pero cuanto más lo miras, más te gusta

En suma, esta ruptura con el diseño es sólo la culminación de una serie de cambios en BMW muy profundos (y en poco tiempo): primero la sustitución de motores atmosféricos por motores turbo, después el cambio de tipo de propulsión a tracción en el Serie 1 e integral en los modelos M5, M8; la desaparición de los cambios manuales en sus coches (actualmente ya no puedes comprar un 320i con cambio manual), y ahora la estética.

No se puede decir que no pongan toda la carne en el asador…(y en la parrilla)

Nos guste más o menos, tampoco hay que pensar que en BMW no son conscientes de que estos cambios no siempre gustan a los aficionados, pero tampoco se les puede culpar por ello. Al fin y al cabo, estos cambios son necesarios para competir en el exigente mercado actual, cumplir normativas anticontaminación, seguridad ante atropellos, competir en tecnologías limpias contra el resto de marcas… y todo esto siendo una marca más o menos independiente.

Por otro lado, cabe recordar que como en casi todas las marcas, la mayoría de las ventas no son de productos pasionales, sino de medios de transporte. Y que aquellos que suspiramos por un cambio manual o un coche atmosférico de alto régimen de giro somos una minoría que representa un ínfimo porcentaje de ingresos. Aún así, ayer nos sorprendía la noticia de que en BMW están cocinando un nuevo M3 Touring.

Te gustará más o menos el frontal del nuevo serie 4, pero hay que reconocer que con la que está cayendo era fácil prescindir de tanto BMW M y centrarse en otras cosas, pero los bávaros tienen en su catálogo los M135i, M2, nuevo M3 (próximamente), nuevo M4 (próximamente), M5, M8, X3M, X4M, X5M y X6M… No se puede decir que anden escasos de pasión y ganas en BMW.

Nombra una marca que esté sufriendo cambios importantes en el buen o en el mal sentido. ¿Qué echas de menos de los buenos viejos tiempos en los coches?

(Creeis que no, pero en realidad las marcas sí nos escuchan, si no, ¿por qué iban a sacar en BMW un M3 Touring ahora que tengo 2 niños pequeños? Deja tus comentarios a continuación).

Artículos relacionados

15 comentarios en “¿Nueva era en BMW? Los cambios que dicta el mercado”

  • Roberto Merino

    14 de agosto de 2020 a las 08:24

    Interesante artículo, no solo (o no tanto) por el análisis de los cambios que se están produciendo en BMW, que creo que apenas raya la superficie del todo el meollo (la complejidad del asunto de los mercados y las normas es tremenda) sino por la pregunta del final, que permite a los aficionados «explayarse» un poco acerca del rumbo que algunas marcas han tomado en los últimos años.

    En relación a Europa, el panorama no puede ser más desolador. Salvo las premium, que van para adelante con más o menos «ritmo», las generalistas deben estar al borde de la quiebra. Y con razón.

    Renault: conducir sus coches más modernos es una experiencia traumática, son malos a rabiar y se notan baratos a la legua. Esquemas de suspensiones de hace 20 años, amortiguadores malos, malos, malos, interiores vistosos pero de calidad ínfima…de Nissan, su socio en esta empresa, se puede decir lo mismo. Quien se haya subido a un Juke no puede dejar de pensar qué atrocidad de suspensiones, que son duras, secas e incómodas, pero en comportamiento deportivo son una verdadera ruina.

    PSA: con lo que ha sido Citröen, hoy en día es la marca del dominguero de barrio por excelencia. Sus coches no solo carecen de la personalidad que hizo que algunos nos enamoráramos de la marca, sino que algunos modelos parecen directamente sacados de mercados subdesarrollados (C-Elysse, por ejemplo).¿Dónde han quedado los modelos GTI/VTS? Peugeot ni está ni se le espera, al igual que su hermana, lo único que tiene son SUVs baratos (nada baratos por cierto). Opel, absorbida ahora por PSA correrá la misma suerte que las otras dos. Quizá Opel no fuera del gusto de todos, pero tenía su público, modelos con personalidad, OPC…

    SEAT: aunque me gustaría poder conducir un coche «español», su enfoque «cani» no me lo permite. ¿Has visto qué clase de gente conduce un IBIZA o un LEON? Salvo honrosas excepciones es coche de parking de discoteca (incluso o más aún en época de coronavirus).

    FIAT, Lancia…

    Me parece más interesante el cariz que están tomando las marcas americanas, con deportivos asequibles (Mustang, Camaro…), manuales, con tracción trasera, bonitos…y que van de maravilla por lo que pagas.

    No se, igual es que es viernes por la mañana y me he levantado guerrero. ¿Soy el único que piensa así?

  • indeciso

    14 de agosto de 2020 a las 17:04

    Lo primero es celebrar la vuelta de JuanGTI a los teclados.

    Respecto al artículo, poco más que anadir. BMW es, a mi modo de ver, la marca que más ha caído en los últimos anos. Cierto es que, para caer, has de estar arriba, otras marcas ni siquiera han podido estar cerca de la cumbre, estableciéndose en un metafórico campo base y sin intención de seguir con el ascenso.
    Disenos anodinos, sin carácter (M4, Serie 1), modelos feos e inútiles (X4, GTs, Gran Coupés) y todo ello con un claro reflejo en su división de competición. Aprovecho aquí para repetir la pregunta que lanza el autor ?qué fue antes, el huevo o la gallina? ?La debacle en los coches de calle alentada por una dejadez en el mundo de la competición o viceversa? Retirada de la F1, retirada del mundo de la resistencia en cualquiera de sus categorías, pobres resultados en WSBK, retirada del apoyo a Dakar y raids, coches de GT que nunca fueron ganadores (honrosas excepciones en 24h Spa, 24h Daytona…), mediocres resultados en Formula E, decadencia en el DTM…
    En casa hemos comprado 6 BMWs:
    – 1998 525 tds E39 familiar
    – 2006 X5 3.0d E70
    – 2010 530d F10
    – 2012 X1 2.0d E84
    – 2014 535d F10 (restyling)
    – 2018 540d G30
    La queja hacia ellos es nula, todo lo que un coche puede ofrecer a un comprador medio y, en un total de 24 anos de uso, solo recuerdo 1 avería en carretera (un manguito). Sin embargo, no puedo ocultar mi frustración por el devenir de una marca tan legendaria. Por cierto, soy yo o justo esos modelos son de los que más se salvan de toda la gama de BMW? (Sin tener que recurrir a cosas muy radicales).
    Desconozco si la culpa es de la propia marca bávara, de las normativas europeas, de los chinos o de Franco, pero espero que recuperen el cetro de la mejor marca del mundo más pronto que tarde.

  • Óscar

    15 de agosto de 2020 a las 00:55

    Voy ha intentar responder las preguntas lanzadas, parto de la base que comparto casi toda la reflexión hecha en este magnífico artículo.
    La influencia de los mercados emergentes y de una sociedad más globalizada se impone recia y constante, algún modelo para disfrute del petrohead ( en mayoría de casos también pudientes ), ahora hecho en falta algo que teníamos hace unas décadas e hilo con las marcas fracacensa( francesas)…añoro los Ax GTI,106 rallye, Clio RS 1.8, etc coches económico con base para la diversión y aprendizaje en la conducción deportiva.
    El grupo psa también es claro ejemplo de giro de timón hacia la globalización y digitalización del coche moderno, intentan hacer guiños a su pasado glorioso pero elude la conexión tecnológica/mecánica de antaño por la tecnología electrónica del presente.
    BMW siempre ha sido la marca más allegada a mis gustos personales al intentar cubrir todo lo que puedo pedir a un coche para todo.
    He podido montarme y conducir varias veces un 840iA, un 525 i del 89, 318i E30, y he tenido como mío un 320d E46 durante cuatro años, siempre la conducción de BMW me ha parecido que incluso con los ojos vendados podías intuir ir montando sobre un bávaro. Al no poder probar versiones más modernas he de dejar de opinar sobre sensaciones al volante, antes de perderme en mis palabras voy a poner punto final con la observación de que el BMW serie 4 nuevo recuerda demasiado al Lexus RC, seguramente será percepción mia, otra nota de que el mercado europeo está mayor.
    Perdón por el tocho y a seguir disfrutando de vuestro trabajo.

  • Oscar_911

    15 de agosto de 2020 a las 11:17

    Voy ha intentar responder las preguntas lanzadas, parto de la base que comparto casi toda la reflexión hecha en este magnífico artículo.
    La influencia de los mercados emergentes y de una sociedad más globalizada se impone recia y constante, algún modelo para disfrute del petrohead ( en mayoría de casos también pudientes ), ahora hecho en falta algo que teníamos hace unas décadas e hilo con las marcas fracacensa( francesas)…añoro los Ax GTI,106 rallye, Clio RS 1.8, etc coches económico con base para la diversión y aprendizaje en la conducción deportiva.
    El grupo psa también es claro ejemplo de giro de timón hacia la globalización y digitalización del coche moderno, intentan hacer guiños a su pasado glorioso pero elude la conexión tecnológica/mecánica de antaño por la tecnología electrónica del presente.
    BMW siempre ha sido la marca más allegada a mis gustos personales al intentar cubrir todo lo que puedo pedir a un coche para todo.
    He podido montarme y conducir varias veces un 840iA, un 525 i del 89, 318i E30, y he tenido como mío un 320d E46 durante cuatro años, siempre la conducción de BMW me ha parecido que incluso con los ojos vendados podías intuir ir montando sobre un bávaro. Al no poder probar versiones más modernas he de dejar de opinar sobre sensaciones al volante, antes de perderme en mis palabras voy a poner punto final con la observación de que el BMW serie 4 nuevo recuerda demasiado al Lexus RC, seguramente será percepción mia, otra nota de que el mercado europeo está mayor.
    Perdón por el tocho y a seguir disfrutando de vuestro trabajo

  • Rada

    15 de agosto de 2020 a las 17:19

    Indeciso, si dices que un M4 no tiene carácter sencillamente es porque no lo has conducido.

  • paebni

    16 de agosto de 2020 a las 18:28

    Es una marca que me dice bien poco. Otro día habla de la fiabilidad de sus motores que es para hacer un buen artículo.

  • nachetem

    17 de agosto de 2020 a las 11:13

    Mi opinión sobre la estética es irrelevante, ya que monetariamente no soy cliente potencial de un BMW de estreno, pero si quiero reflexionar sobre una cosa.
    Es evidente que todos los cambios producidos en las marcas automovilísticas durante los últimos 20-25 años se debe a la preponderancia de los contables y los responsables de marketing sobre los ingenieros y diseñadores. Pero yo me pregunto lo siguiente: ¿realmente les conviene a las marcas premium dejar que el resultado final de sus productos recaiga más sobre el marketing que sobre la ingeniería? Hablamos de marcas que han labrado su prestigio a partir de su superioridad técnica, y nunca olvidaré la cara de un amigo contándome la decepción que se llevó cuando supo que su flamante MB serie B ¡llevaba un motor Renault! Mi amigo vendió su Mercedes y ahora lleva Renaults, dice que no le merece la pena pagar más por lo mismo. Si las marcas «Premium» venden ya más coches que muchísimas generalistas y no destacan especialmente por su técnica. ¿no creeis que a largo plazo esto acabará afectando al prestigio de las marcas? ¿Qué aficionado hará un esfuerzo monetario para adquirir un Serie 1 de tracción delantera y con un motor de cuatro cilindros? Yo seguro que no.

  • Jose Luis

    17 de agosto de 2020 a las 12:04

    Gran artículo para no dejarse llevar por la histeria colectiva que ha generado el nuevo serie 4 en el mundo petrolhead, no os negaré que casi me convencéis pero….. los que hemos sido y somos cliente de BMW (aparte de aficionados de la marca) NO podemos estar orgullosos con la deriva de la misma

    Subrayo las palabras de Indeciso, puesto que ha sido BMW premeditadamente y NO el mercado la que ha querido des-posicionarse del carácter deportivo (entre otras cosas). El mercado te puede obligar a tener que hacer sacrificios, pero es decisión tuya no continuar con aquello que te hacía distinto de Audi y Mercedes.

    ¿Lo bueno? Que todos aquellos que durante años hemos tenido y poseemos BMW 1989-2010 (para mi la mejor etapa) solo podemos regocijarnos de poder disfrutar conduciendo lo que hasta hace poco, representaba BMW

  • Staff

    Lasheras

    17 de agosto de 2020 a las 12:16

    Me alegra ver que este tipo de artículos generan sensaciones encontradas.

    Voy a dar yo también mi punto de vista sobre el tema, dejando claro que la parte de la globalización y los diseños/gustos da para, no uno, sino varios artículos bien interesantes. Lo dejo caer por si alguien se anima a escribirlo…

    Respecto a las marcas, sin entrar de lleno en BMW (de la cual he tenido 3 coches y actualmente aún conduzco uno a diario) sino centrándome en una visión global, está claro que todas han perdido toneladas de personalidad por el camino en los últimos años. Para mi el concepto del automóvil está exhausto y carente de nuevas iniciativas, y las que hay, desde luego, poco convencen.

    Dicho esto, hay marcas que lo están acusando mucho más que otras. Por ejemplo, el tema de Citröen/DS es para juzgado de guardia y no me extrañaría que acabara desapareciendo en los próximos años, o reinventándose como marca de vehículos industriales ligeros y poco más. Su oferta es escasa y no aporta nada, como no aporta su hermana Peugeot, que siempre ha tenido clientela más fiel. FIAT correrá una suerte similar a la de Lancia como se descuiden.

    Consdiero que Audi, BMW y Mercedes están haciendo todos los esfuerzos posibles para mantenerse premium a precios asequibles, pero claro, todo no se puede y en algún lugar tienen que notarse los recortes. En cualquier caso, no veo una deshonra que mercedes lleve motores Renault o BMW use los de PSA (Audi también usa los de un SEAT si nos ponemos quisquillosos), pues al fin y al cabo todos son grandes motoristas.

    Las marcas que últimamente me sorprenden para bien son pocas, pero las hay. Por ejemplo Volvo ha dado un paso de gigante en sus diseños sin descuidar su herencia de coche seguro y verde. Mazda también está haciendo un gran trabajo con sus coches, que son buenos y a buen precio, aunque con diseños dispares según el modelo.

    Casualmente los modelos que más inspieran son los que más lejos están de nuestro bolsillo. Resulta que ahora un atmosférico, trasera y manual es el summum de lo «cool» y te piden millonadas por ellos, cuando los hemos tenido toda la vida y nadie se volvía loco con ellos. Eran buenos coches para todo y punto.

    Veremos qué nos augura el futuro, pero algunas marcas me temo que lo tienen muy negro.

  • Miguel Ángel

    17 de agosto de 2020 a las 17:47

    Creo que las exigencias y la competencia es feroz. No creo que la propulsión trasera haya aportado al 90% de los clientes de BMW algo más que un susto y unos kilos extra. Los que leemos o escribimos aquí somos un público muy diferente al general.
    Sinceramente, creo que actualmente se hacen unos coches increíbles y su mayor pecado es la cantidad de sistemas de todo tipo que a la larga pueden generar problemas caros. A ver quién es el valiente que se compra un Q7 de 2009…
    Lo de BMW es algo bastante lógico en mi opinión. Siguen manteniendo versiones radicales para los especialitos y han normalizado sus coches de volumen para la gran mayoría de sus clientes. ¿Era lógica la excesiva dureza de suspensión del primer 118d? Para mí eso era un despropósito, a ese cliente le gustaba la marca pero en muy raras ocasiones iba a apreciar ventajas con ese tipo de configuración. Ahora, ¿es mejor un X1 que un 3008 o un Tucson? Pues yo creo que no, son productos muy similares y, si me apuras, es incluso menos agradable de conducir.
    Sin estar convencido de que me gusten esos riñones, creo que deben hacer algo diferente y, en mi opinión, aciertan.
    Ante el tono medio catastrofista general, me gustaría añadir que en ese momento tenemos una cantidad de deportivos en el mercado que nunca en la vida ha habido. No sabemos si quedarán una, dos o tres generaciones, pero ahí están. No se puede correr con el coche y tenemos los coches más rápidos que ha habido nunca.
    No todo es tan malo.

  • Pablo

    17 de agosto de 2020 a las 18:48

    Genial cristalización de sensaciones en ideas concretas. Quiero decir que me he sentido identificado en todos los puntos del artículo.

    Insisto: ¡Genial! Lo de “que muchos diseños actuales ya no siguen los gustos europeos, sino […] los mercados emergentes… ” o aquello de que “es probable que te identifiques poco o nada con los nuevos BMW y eso nos resulta algo incómodo… ” y también yo “disfruto siendo un poco «Old School», disfrutando de pequeños detalles de calidad que no pasan de moda…”.

    Dejo ya de citar pero sigo entusiasmado con la entrada, no sé si por lo agudo del texto, por la total coincidencia de ideas…

    He sido un “talibán” del diseño y en general de todos los aspectos de la marca BMW, hasta la llegada de Chris Bangle con su giro a lo yankee, que me obligaron a ensanchar mis tragaderas.

    Puede que hoy estemos ya acostumbrados, pero viéndolo en perspectiva, aquella ruptura de líneas con todo lo anterior que propició Bangle fue dramática… casi tanto como lo que se plantea hoy aquí, si no más… Como ejemplo recordaré las series 5, 6 y 7 (e60 a e66) que volaron por los aires todos los esquemas de diseño, no solo de BMW sino del mercado en general. Eso sí, todos propulsión (abstenerse versiones xi y xd), con los riñones en su sitio y la curva Hofmeister bien clara. Resultaron ser BMW algo abstractos pero inconfundiblemente BMW..

    Posiblemente ahora hayan acertado y tengan éxito en lo referente a ventas (que es de lo que se trata al final), y posicionamiento dentro de la “santísima trinidad” del segmento Premium alemán. El tiempo y las cifras lo dirán.

    Pero no dejo de echar de menos algo de continuismo en BMW (sí, ese que sobra poderosamente en VW con el Golf) que mantenga la esencia y la identidad del diseño que posicionó a la marca en los 80’s y 90’s donde está hoy. O dicho de otro modo que se occidentalicen (germanicen más bien), los diseños en los nuevos modelos.

    Puede que en BMW hayan hecho bien las cosas en lo referente a sus ventas, siempre crecientes y su avance en producto, lo que no me quita de la cabeza que sea imprescindible en “mi” nuevo modelo el esquema motor central delantero longitudinal, por supuesto de propulsión, opción a cambio manual, al menos una versión atmosférica (hibrídala si quieres), y por supuesto la curva Hofmeister que está siguiendo el camino inverso a los hipertrofiados riñones y tiende a desaparecer de los nuevos modelos.

    Puede que estas características sean tan imprescindibles para mí como inviables en el mercado actual…

    Puede que BMW necesite esos riñones en el nuevo Serie 4 para diferenciarse del resto de productos similares de otras marcas (prueba a coger la foto, tapa los riñones con el dedo e imagina-asocia el resto del coche a otra marca como Lexus, Infiniti… elige la que prefieras).

    Y puede que BMW se haya retrasado sacando el primer M3 touring ahora, cuando debió hacerlo a finales de los noventa con el e46 para, probablemente, haber sido una leyenda que ahora, por mucho que nos guste, no será. Faltó la audacia que sobró con los Z1, Z3 y Z8, o el primer X5.

    Disculpas por el ladrillo y gracias por ésta y el resto de las entradas de este, para mí, el mejor blog de motor en habla hispana.

  • indeciso

    19 de agosto de 2020 a las 09:25

    @Rada

    Con el comentario de la falta de carácter me refiero a su estética ya que es de lo que puedo opinar; cualquiera puede buscar en Google fotos de un modelo y compararlo o, sencillamente, ver el mismo en cualquier concentración medio digna de coches.
    Comparar el carácter de conducción es otra película. Poca gente ha podido disfrutar de modelos antiguos y modernos de BMW durante el suficiente tiempo como para poder establecer una comparación. En cualquier caso, si tú lo has hecho, por favor deléitanos con tus opiniones, me (nos) encantaría oírlas.
    Yo, por mi parte, he tenido la suerte de poder conducir bastantes de los modelos modernos de BMW: M240i F22, M2 F87, M2 Competition F87, 435i F32, M4 F82, M4 GTS F82, aparte de los mencionados en mi primer comentario. De los antiguos, he podido sentarme en el asiento del copiloto (M3 E30, M3 E36, M3 E46, M5 F10, 650i E64), pero poco pisar pedales por desgracia.

  • Kekis

    25 de agosto de 2020 a las 23:01

    Menos mal q por el momento queda Porsche…aunque sea para mirar para ellos, espero un restiling en un par de años poniendo algo más BMW en la calandra.

  • Tbgs

    31 de agosto de 2020 a las 10:07

    Si las ventas siguen subiendo, esta claro que las cosas mal, no van.
    Que nosotros, yo en mi caso siga pensando que un e38 es el summun de la serie 7 o el E39 es el de la serie5 es por viejuno que me voy haciendo mas que por otra cosa
    Esta claro que todas todas las marcas premium han escatimado en calidad, plasticos,.. Mientras los generalistas, todos, han subido en este apartado
    Comparabas un clase C, e46 del 2000 con un laguna de la misma época y sabias claramente donde estaba el dinero de más que cuesta. Hoy en día todo eso de ha reducido, y mucho!!!. Salvo que te vayas a cosas como un serie 5,A6….

    El mercado manda, y si el mercado asiático o usando reclaman, como siempre ha sido diseños ostentosos, Pires es lo que hay

    Lo fácil es no cambiar casi nada para que todo día siendo igual «vag, básicamente VW y AUDI)
    Te gustara más o menos, pero seguirán siendo BMW. Sabes perfectamente que generación es cada serie 3,5,7…

    Le has echado pelotas, Bravo BMW

  • Tbgs

    31 de agosto de 2020 a las 10:12

    Roberto Merino
    Esos prejuicios sobre SEAT y la gente que los compra…. Deberías hacértelo mirar.
    Los dos modelos son los que más se venden en este país. El ST es un pedazo producto, sobre todo si te vas al cupra. Vaya precio….

    Date una vuelta por los barrios de la etnia, y ves que coches llevan o tienen aparcados…

Deja un comentario