Coches especiales, la prueba pendiente del coche misterioso

¿Alguien recuerda esta foto?

Pues es el protagonista de nuestra prueba aunque ahora ya lo conocéis, se trata de…un M3!

Pues no, ese fue el otro protagonista. Cuando publicamos nuestro artículo de las nuevas pruebas de 8000vueltas teníamos dos fotos que anticipaban algo de información de lo que nos esperaba en próximos artículos. Pero de eso ya hace mucho tiempo y la prueba del M3 ha pasado al archivo de 8000vueltas como la prueba más completa que hayamos realizado. Sin embargo aún tenemos una cuenta pendiente, que es el protagonista de la foto de portada. Algunos ya hicieron sus cábalas, ¿Alguien habrá acertado?

Pues casi, pero no. El enmascarado protagonista es un Porsche Boxster “50 Aniversario 550 Spyder”, un coche que ya se ha convertido en un pequeño clásico. Desgraciadamente para la prensa no tiene sentido realizar una prueba de este coche desde un punto de vista comercial, ya que no se encuentra a la venta. No sólo eso, sino que además hay muy pocos modelos como este, ya que pertenece a una edición limitada a 1953, en honor al año de aparición del 550 Spyder (Haciendo unos números casi sabréis en que año se presentó este modelo tan especial, pues se vendió en 2004).

Un compendio de despropósitos que son meras excusas para no echarle el guante a uno de los coches más especiales que haya conducido nunca, y os voy a contar porqué.

Pues porque es un coche único (exactamente sólo te vas a poder encontrar 1952 más) lo que hace un número suficientemente reducido como para no encontrarte NUNCA otro igual por la calle. Sinceramente, no recuerdo haber visto más unidades de este modelo en persona.

Para empezar, si has conducido otros Porsches, olvídate de ellos porque poco tendrán que ver. Los más antiguos por la insalvable diferencia de edad, y entre los modernos sólo encontramos a su hermano gemelo Cayman y al superdeportivo Carrera GT porque en los pocos restantes parece que Porsche gustaba de poner los motores en los extremos de los coches hasta que se les ocurrió el Boxster. Increíblemente, a mucha gente le parecerá un 911 en pequeño, pero sólo su estética y su llave a la izquierda del volante pueden hacer pensar tal cosa. El motor central le aleja definitivamente del 911 y cuando salió se convertía en la más racional alternativa de la marca, y sigue siéndolo realmente. Aunque este…este es distinto.

Cuando lo ves por primera vez ya se intuye cierto carisma de este coche. La primera versión del Boxster, como se explicó el otro día, tenía versiones realmente infames (p. ej. el 204 Cv con cambio Tiptronic: 0-100 en casi 10 segundos reales). Y, según los gustos, no resultaba muy agraciada. Hablo de uno de esos que se ven con intermitentes naranjas, llanta de 16″…nada que ver con su correspondiente versión S. Digamos que hay versiones “descafeinadas”, bonitas y esta.

Desde cualquier ángulo se puede percibir que hay diferencias que, aunque no caigas en que es, hacen que el coche emane deportividad. Tiene un color precioso, y sigue siendo gris plata (pero no el mismo, ahora es el Plata GT Metalizado, exclusivo color que sólo podías tener en un 911 40 Jhare o, adivinadlo, en un Carrera GT ), capota con un color especial, las llantas crecen y sobresalen más, intermitentes blancos y ese escape de alumino…que le da un aspecto mucho más bestia que a sus hermanos, que son sólo eso: hermanos.

El Boxster 50 Aniversario además tiene un precioso interior marrón oscuro que cuando está descapotado muestra un  precioso color llamado “Marrón Tropical”, que contrasta muy bien con la carrocería (la capota es del mismo color). Los asientos de cuero invitan a sentarse en ellos enseguida, y con un poco de regulación ya estamos situados en la posición correcta, enseguida nos sentiremos a gusto. El salpicadero no parece demasiado moderno para un coche de sólo 4 años, pero es muy bonito porque tiene cierto aire retro. La consola central ya es otra historia, un plástico feo (malo no sé, pero feo mucho) con un tacto desagradable y nada conseguido, con unos horribles botones y un sistema de sonido aceptable (que francamente no llegué ni a encender) y un climatizador de aspecto antediluviano. Detalles, al fin y al cabo.

Este coche me gusta, no lo puedo evitar, y por tanto no puedo ser objetivo. Su belleza me llama mucho la atención y lo sitúa, para mí, en otra órbita respecto a los Boxster normales, y en gran parte es porque es el modelo que más me recuerda al prototipo original, que recuerdo que lo ví por primera vez en una sesión de fotos de la maqueta estática. No tenía motor y ya me enamoró.

pconcept8zy

Pero en marcha amigos, es otro cantar. Ahí no valen las trampas que los diseñadores tienden a nuestro corazón. Cuando estoy al volante lo que quiero son resultados, sensaciones que me dibujen una sonrisa en la cara. Y no perdono una, cuando un coche no me lo da, no tiene mi beneplácito.

NDLR: Seguramente a Porsche no le importe demasiado…

Pero para el que le importe, se lo cuento. Sólo con arrancarlo suena especial, el departamento de acústica (alguna subdivisión del de escapes) ha decidido meterle mano al escape y ahora, con el mencionado escape de aluminio, tiene un sonido mucho más metálico que al ralentí ya petardea. Además el motor gana algún caballo gracias al mayor diámetro de los tubos.

El motor sigue siendo el 3.2 l del Boxster S, pero con 6 caballos extra de esos que hablába del escape. Si le pisamos a fondo salimos disparados hasta los 100 km/h en 5.7 sg, pero no unos segundos normales, sino unos segundos eternos, en los que nos parece que hemos pasado la velocidad buscada hace tiempo porque el cielo como techo permite entrar ese metálico sonido totalmente hacia el interior. Aire moviendo tu pelo y un sonido ensordecedor mientras aceleras a fondo tu Porsche ¿Qué más podemos pedir?.

Pues por lo pronto que frene cuando lleguemos a las curvas, pero Porsche como todos sabemos no suele tener grandes problemas para hacer que sus coches se detengan con efectividad, y esta vez se ha esforzado en mejorar aún más esa faceta. Partiendo del equipo de frenos de serie, con discos de 318mm y 299mm detrás, ha añadido unas pinzas de cuatro pistones que reducen el tiempo de frenada. Esto es la teoría, en la práctica sólo se demuestra lo que está sobre el papel, ya que frena escandalósamente bien. Aunque hay que frenar con fuerza para no quedarse corto.

Pero tendrás que reservar tus fuerzas para otra cosa: Cambiar de marcha. Esta es la primera sorpresa del coche, no tiene un cambio duro, tiene el cambio más duro que haya tenido que engranar nunca (más que un 997 GT3. Ups!). Has de definir bien los cambios y empujar la palanca con mucha decisión. El recorrido de la palanca es un 15% más corto, pero la dureza…es mucho mayor. Esto puede parecer un problema (por ejemplo, si tu madre se lleva el coche a la compra, pues le harán falta las dos manos para meter la marcha atrás), pero cuando empiezas a cambiar con energía la palanca parece que va mejor, y las marchas se notan muy definidas. Es más, cuando más rápido vas menos cuesta cambiar: Este cambio está hecho para ir a fondo!

Como he dicho el cambio es la primera sorpresa, ¿Cual será la segunda? Pues toma un par de curvas y lo descubrirás: A este coche realmente le hace falta el ESP. Es el primer coche que ha dado esa sensación, pues el culo se despega de la trayectoria a la menor insinuación y el chasis se mueve, se mueve de verdad! Este boxster necesita Control de estabilidad, precisamente para que alguien se lo lleve a la compra.

Si en vez de eso te enfundas los guantes de conducir…eso es otra historia. El 50 aniversario tiene el fantástico chasis del Boxster S, incorpora además una suspensión rebajada en 10mm, y cada curva se deja notar lo bien que va este coche. Se apoya con mucho aplomo, pero no permite errores. Has de llegar con los deberes hechos antes de llegar a la curva, ya que frenar en apoyo o ahuecar el acelerador en apoyo puede provocar que la trasera se desmande. Si lo haces como dice el manual no habrá problemas, pero OjO a la salida de la curva, porque un exceso de gas puede provocar el mismo efecto que la frenada en apoyo: Quedarse mirando a donde veníamos. Aunque todo tiene solución en la vida, y un contravolante a tiempo permite largas cruzadas y muchas sonrisas para el piloto. Sí, piloto, porque este es un coche para pilotos…o aprendices de piloto. Lo que está claro es que el que domine este coche acabará con buenas manos.

Resumiendo: Cambios estéticos (mucho más bonito), retoques en el motor (escape), mejores frenos, más bajo y más ancho…no se me ocurre mucho más que se le pueda poner a un deportivo como el Porsche Boxster para que se convierta en un auténtico misil. Y lo es, vaya si lo es. Pero es un coche para llevar con manos, pies y cabeza fría para que no te traicione. Ya os dije lo que me pareció estéticamente, y en marcha he de decir que no me ha defraudado en absoluto: Un coche para disfrutar en cualquier carretera revirada en cualquier día con un rayo de sol, una maravilla.

Un coche especial que ya no se fabrica, 1953 unidades que ya han desaparecido del mercado, pero que todavía se pueden encontrar con muy pocos kilómetros en el mercado de segunda mano (el que probamos tenía 15306 kilómetros, alguno más cuando lo devolvimos, pero seguía estando nuevo). Si os gustó la primera generación del Porsche Boxster esta es la versión a buscar, se paga cara, pero os aseguro que vale la pena!

Otra pruebas de 8000vueltas

Prueba: Porsche Cayman

Leer más

Evolución Boxster

El Boxster S 50 aniversario en km77

Artículos relacionados

6 comentarios en “Coches especiales, la prueba pendiente del coche misterioso”

  • RatON

    20 de enero de 2009 a las 20:29

    “…tiene el cambio más duro que haya tenido que engranar nunca (más que un 997 GT3. Ups!)”.
    Ese “ups” puede significar que es un cambio muy duro… pero también podría significar que tenéis preparada una prueba de ese pepino… ojalá sea así (y qué suerte tenéis aunque no lo sea).

    Un saludo.

  • jmt46

    21 de enero de 2009 a las 19:25

    jajaja a ver si tiens razon Raton…es curioso que especifique un 997…. si ya fuera el rs……
    la verdad que este boxter ya es otra cosa… se nota bastante la estetica mejorada respecto al normal…

  • porschista experto

    21 de enero de 2009 a las 23:28

    Pues si dices que este Boxster se va un poco de atrás y necesita ESP, no sé que pensarás ya de un Carrera….

    A mi, personalmente, el Boxster S me parece una lapa como pocos coches. El 911 tb, pero tiene un caracter digamos “complicadillo”, ahora si te las entiendes bien con él, es increible y no querrás otro… Vamos q el Boxster me parece un juego casi…

  • Autor Staff

    delarosa

    21 de enero de 2009 a las 23:58

    @Porschista experto
    Pues puedes verlo por ejemplo aquí, jejeje:
    Prueba 911 Carrera S PDK, el 997 plus
    Evidentemente hay gran diferencia entre un Boxster y un 911, pero es una manera de expresarlo. El 911 tiene un carácter muy peculiar y realmente es un coche que enamora, conmigo lo ha hecho.
    Si te interesa hay más pruebas de Porsche en la página. A ver si te gustan!

    @raton, jmt46
    Me encantaría traer una prueba del GT3 a 8000vueltas, me encantaría…

  • jmt46

    23 de enero de 2009 a las 01:08

    jajaja porschista experto que sutil…
    No si De la Rosa no os podeis quejar, a ver si ahora con el cambi ode modelo os traeis un 997 MK1….

  • Prueba Opel Speedster 2.2 compresor, parte 1 – 8000vueltas.com

    17 de junio de 2013 a las 17:27

    […] Sin embargo su producción llegó a su fin y no ha tenido sustituto. En España Opel vende el Opel GT, deportivo biplaza de tracción trasera y motor delantero, que poco tiene que ver. Este producto se vende marginalmente en nuestro país, los únicos biplazas medianamente populares han sido del tipo BMW Z3, Mercedes SLK o Porsche Boxster. […]

Deja un comentario