Westfield Megablade, domina tus miedos

Aunque alguno pueda pensar que me he vuelto loco -que no digo que no esté en lo cierto- todo tiene una explicación.  O al menos una justificación, ¿cómo he acabado con un coche absolutamente inútil?, ¿podría tener algo aun menos práctico?, ¿acaso importa? Esta es la historia de cómo llegó a mi garaje mi Westfield Megablade.

Prueba Westfield Megablade

Hace cosa de un año se puso a tiro uno de mis unicornios: un Lotus Elise S2. Hasta ahora se habían rondado unos precios a los que no podía llegar pero se presentó una oportunidad que no podía dejar escapar. Por casualidades de la vida esta oportunidad surgió el día antes de irnos a nuestro viaje al Ring, así que le dije al dueño que me lo iba a pensar. Una semana después, cuando volví, llamé al propietario del Elise para decirle que me lo quedaba. Ironías del destino, un coche que llevaba mucho tiempo a la venta se vende justo en los 6 días que había estado fuera. Me había quedado sin Elise, no me lo podía creer. Recuerdo amargamente ese día, ¡qué sensación ver cómo se te escapa un coche que ya dabas por hecho que iba a ser tuyo! Días enteros en el Ring pensando en volver e ir a por él al día siguiente.

Prueba Westfield Megablade

Pero el mal ya estaba hecho, tenía que encontrar un Elise. Y vaya si busqué, removí cielo y tierra: llamé a todos los anuncios que vi en un presupuesto cercano al mío y avisé a todos los que podían ayudarme a encontrar ese ansiado Lotus. Pero ninguno me encajaba: por precio, por dudoso historial, etc; por un motivo u otro se me resistía. Hasta que un día recibo una llamada: “Va a salir a la venta un coche que igual te encaja pero no es un Elise, no puedes dejarlo escapar”. Me envía fotos y me enveneno por dentro: quiero eso, no sé lo que es pero lo quiero. Un Seven amarillo, con baquets, arneses, llantas negras… ¿pero esto qué es?

Prueba Westfield Megablade

Empiezo a pedir información: es un Westfield Megablade. Bien, ¿y qué es eso? Pues un Seven ultraligero con motor de moto. Pfffffff, miedo. ¿Motor de moto? Eso no sé si es muy fiable, por ciudad debe ser dificilísimo llevarlo, no quiero estar todos los días en el taller, los Seven tienen fama de ser coches con los que hacer amigos, mecánicos. Me da la impresión de que voy a empezar a tener una relación muy estrecha con mi mecánico. ¿Quiero eso?, ¿será mi ruina?

Debí de hacer unas 100 llamadas para asesorarme: si para algo me ha servido 8000vueltas en estos 8 años es para hacer amigos, y amigos con coches muy particulares. Ni siquiera había visto el coche y ya había hablado con la mitad de propietarios de Seven de España. Tenía que saber qué iba a comprar, estaba entrando en un campo bastante desconocido y mi presupuesto para experimentos era más que escaso.

Prueba Westfield Megablade

Primero de todo, ¿qué me estoy comprando? Un Westfield, ¿qué narices es un Westfield? Westfield es un fabricante británico de coches tipo Seven, principalmente. Primera pega, no es un Lotus original (lógico, el Lotus Seven dejó de fabricarse en 1973). A partir de ahí Caterham compró la licencia y los utillajes originales del Lotus Seven S3 y empezó a fabricar lo que hoy se conoce como “coches tipo Seven”. Hay multitud de versiones y fabricantes. Entre ellos los que gozan de mejor reputación en cuanto a calidad son los Westfield, pero Caterham juega en otra liga. Viendo un Caterham y un Westfield juntos se entiende que son dos productos distintos: la calidad de fabricación del Caterham es superior y tiene mejor nivel de acabados. Quizá por ello la cotización del Caterham sea mucho más alta que la de un Westfield, variando muchísimo según la versión (algún día hablaremos de esto largo y tendido).

Prueba Westfield Megablade

Y la versión me preocupaba. Yo no sé de Sevens pero he visto varios por ahí y la mayoría parecen coches bastante viejos para pasearse por pueblos de la costa y poco más. ¿De verdad estos cachivaches son máquinas de circuito? Me cuesta creerlo… más o menos era lo que pensaba y no iba desencaminado, un problema que surge con estos coches es que hay versiones de todo tipo (alguna hasta con motor diesel, de verdad) y muchas no están enfocadas a ir rápido si no a ser un juguete con el que darse un paseo.

Prueba Westfield Megablade

Según iba descubriendo cosas, más me gustaba este Seven; parecía que era uno de esos que estaban pensados para ir rápido con ellos. El Westfield Megablade es la respuesta de Westfield al Caterham 7 Fireblade, un modelo muy especial que Caterham fabricó entre 2001 y 2004 con motor de Honda CBR919RR Fireblade. Una versión con motor de moto y mucha fibra de carbono destinada a ser disfrutada en circuito y carreteras de montaña. ¿El resultado? El Seven más ligero de la historia: 395 kg, lo que arrojaba una relación peso-potencia de 325 cv/ton. La revista EVO lo eligió “Track car of the year” en 2001. A pesar de que el Caterham R500 había sido más rápido, fue el Fireblade el que se llevó los laureles en términos de handling. Solo se fabricaron 23 unidades (fuente: The Magnificent Seven – Chris Rees).

Prueba Westfield Megablade

¿Y qué tiene que ver el Westfield Megablade con esta maravilla? Pues que no lleva piezas de fibra de carbono sino fibra de vidrio y tiene unos acabados más espartanos. ¿El resultado? Mayor peso: 425 kg. Lo demás es bastante parecido, salvando las distancias. ¿Apetecible? Vaya que sí.

Prueba Westfield Megablade

Sin embargo, todo esto no acababa de convencerme, una sombra planeaba sobre mi cabeza: ¿a dónde voy yo con un coche con motor de moto? La única manera de saberlo era probarlo. Apenas recorrí un par de kilómetros con él por una calle vacía: no llegué a meter tercera y lo único que pude saber es que el coche avanzaba al pisar el acelerador y giraba al accionar el volante. Me encontraba tan desbordado por la situación que no pude saber mucho más. Lo siguiente que hice fue ir a mi taller para una revisión pre-compra (obligada, siempre, recuerda nuestro decálogo de compra). Con el OK de mi mecánico le hice una oferta al vendedor: no había siquiera anuncio y no habíamos hablado de dinero. La aceptó y al día siguiente le di una señal, ya era mío.

Prueba Westfield Megablade

Pero seguía sin saber qué iba a pasar con el tema del motor de moto. Y no solo eso, el cambio también es el de la Fireblade accionado con dos levas tras el volante. Bueno, miento, no son levas, son dos apéndices unidos a una palanca que actúa directamente sobre el cambio, que en la moto se acciona con el pie. El primer día se me caló el coche unas 27 veces, cada semáforo era una pesadilla. Sabía que se me iba a calar y, por si no os habíais fijado, el coche llama poderosamente la atención de todo el que está alrededor por lo que la sensación de ridículo inminente me perseguía con cada luz roja. Bueno, una toma de contacto complicada, mañana será otro día.

Prueba Westfield Megablade

El segundo día aprendí a arrancar, es muy sencillo si sabes cómo: tienes que hacer deslizar el embrague mientras arrancas, dejar que patine. En cuanto te acostumbras ya está todo solucionado. Además, aprendes a hacer conducción eficiente porque vas dejando ir el coche por inercia cuando ves que el semáforo está en rojo, intentando no parar. También memorizas rutas por las que no hay semáforos cuesta arriba… es una especie de súper poder que nace en ti cuando tienes que llevar este coche por ciudad. Ese miedo con un mínimo de práctica desaparece enseguida; en contra de mis prejuicios iniciales y mi complicado primer día con él, he de decir que es totalmente utilizable en ciudad, aunque mejor que no haya mucho tráfico ya que provocarás atascos a tu paso (todo el mundo se para a tu lado para saludar, sacarte fotos, etc). Por lo demás no hay problema.

Prueba Westfield Megablade

También me preocupaba el hecho de que el motor tuviera tan poco par y que subiera a 11.000 vueltas, ¿a qué revoluciones tendría que llevarlo para que fuese utilizable?, ¿sólo funcionaría bien a altas vueltas? Nada más lejos de la realidad, desde 2.000 rpm es utilizable (menos ya no), pero a partir de 4.000 rpm empuja de manera muy contundente. Sin embargo, la zona buena no llega hasta las 8.000vueltas y ahí aún te quedan 3.000vueltas de festival sonoro. El poco par que tiene es más que de sobra dado lo poco que pesa (92 Nm a 8.500 rpm).  Es como tener 300 Nm de par en un coche del peso de mi 944 turbo, ¿suficiente? Ya lo creo que sí, el 944 tiene 330 Nm de par y es un par de camión. Este artefacto tiene casi una tercera parte de ese par pero también pesa 1/3 de lo que pesa el 944 turbo.

Prueba Westfield Megablade

Pero este coche no está hecho para ir por ciudad, aunque se defienda perfectamente. Tenía que salir a carretera abierta, a un tramo de montaña, para descubrir lo que me había comprado. Hoy no hablaré de la dinámica del Megablade (eso da para otro artículo completo), pero sí contaré mi primera experiencia con él. He hablado mucho del motor y el cambio pero no he especificado bien lo que lleva: el motor es un motor de 919 cc proveniente de una Honda CBR900RR Fireblade de carburación y proporciona 128 cv a 10.500 vueltas. El cambio proviene de la misma moto y se acciona, como ya he dicho, con “la leva” tras el volante, también lleva diferencial autoblocante. El coche tiene 3 pedales, embrague incluido. El pedal de embrague se usa como en cualquier otro coche siempre, en principio. Sin embargo, dado que monta la caja secuencial de la moto, me habían dicho (yo no he sido nunca muy de motos) que para ir rápido había que subir las marchas sin embrague. Me costaba imaginar cómo sería eso pero tenía que probarlo. Lasheras me dio las indicaciones pertinentes: cuando vayas por encima de 8000vueltas y con acelerador pie a tabla, lo que tienes que hacer es soltar un poquito el gas y engranar la siguiente marcha.

Prueba Westfield Megablade

Y ahí estaba yo, en un tramo secreto para pruebas con el bicho este al que aún le tenía más miedo que ganas de exprimirle (no fuera que se enfadase) planteándome meter marchas “a capón”. Pues lo que pasó es que lo que más temía en este coche se convirtió en lo mejor del mismo. Cuando aprendes a llevarlo rápido, esto significa ir MUY rápido, disfrutas de algunas cosas que ningún otro coche te puede dar; mejores o peores, pero indiscutiblemente únicas. Cuando en otro coche, sea el que sea, te acercas a una curva y tu cabeza te dice: “Es el momento de frenar,” en el Westfield aún tienes tiempo para subir otra marcha. Enlazar 3 marchas, casi sin levantar, cambiando a 10.000 vueltas es algo que no se puede explicar.

Prueba Westfield Megablade

Ese sonido atronador a tu lado y ese golpe metálico cada vez que tiras de la leva derecha es algo absolutamente mágico. Un cambio de marcha instantáneo, casi automático, sueltas un poco el acelerador, la marcha se engrana con cada milímetro que tiras de la leva hacia ti y vuelves a pisar a fondo; casi no te da tiempo a sentir que has dejado de acelerar pero sí sientes cómo los arneses te sujetan, vas muy rápido. Aún no has tenido tiempo de asimilar esa sensación y te vuelves a encontrar a 10.000vueltas (sólo caen unas 1.000vueltas entre marchas) y tienes que volver a hacerlo. Apenas han pasado unas décimas de segundo entre la orden dada por tu cerebro y el engrane de la siguiente marcha. Si no lo has vivido no vas a entenderlo.

Prueba Westfield Megablade

Ahora cada vez que veo una moto giro la cabeza. Cada vez que oigo pasar una bajo mi ventana me imagino que es un Westfield amarillo subiendo por mi calle. A veces bajo al garaje a verlo. Sé que muchos lo hacéis pero lo mío es más grave: lo tengo bajo una funda y verlo así es suficiente para quedarme tranquilo. Sé que pronto volverá a ser fin de semana y lo volveré a sacar.

Prueba Westfield Megablade

Quería un Lotus Elise y he acabado con… con… con esto. No sé muy bien cómo explicarlo pero creo que he acertado (echa llamas por el escape, no sé qué más puedo decir).

Prueba Westfield Megablade

Continuará…

Bibliografía

Extra Lap

Aunque puede parecer que lo compré ayer, en realidad llevo justo un año con él y más de 3.000 km. Pueden parecer pocos pero han sido todos y cada uno de ellos por tramos y algo de circuito, así como algunos paseos  a 10.000 vueltas por los túneles de Madrid.

Quiero aprovechar estas líneas para agradecer a todos los que me habéis ayudado, asesorado y aguantado con mis innumerables preguntas, dudas y cuestiones.

Extra Lap 2

Cada Westfield es distinto, fruto de su elaboración artesanal y su comercialización en kit, por lo que encontrar dos iguales es francamente difícil. En general podéis encontrar las especificaciones más comunes en las fuentes que detallamos en la Bibliografía. Aquí tenéis las del mío:

  • Honda CBR900RR  Fireblade, 919 cc carburación y ¿130 cv?
  • Diferencial autoblocante Quaife.
  • Llantas Team Dynamics Pro Race 1.2 15″  (también tengo otro juego de neumáticos con llantas Minilite en 13″).
  • Neumaticos MICHELIN Pilot Exalto.
  • Bomba de gasolina de competición.
  • Suspension: Amortiguadores Spax regulables en altura y dureza, muelles Suplex.
  • Cambio secuencial detras del volante.
  • Marcha atrás con inversor Quaife (6 marchas adelante y 6 marchas atrás, así, como suena).
  • Eje rígido trasero.

Extra Lap 3

Ya sabéis que los artículos de 8000vueltas avanzan muy lentamente y se os hará larga la espera. Mientras tanto, podéis configurar un Caterham Fireblade en el Gran Turismo. No es de los coches más conseguidos pero para hacerse una idea y pasar el rato puede valer.

Prueba Westfield Megablade

Artículos relacionados

31 comentarios en “Westfield Megablade, domina tus miedos”

  • Sr.Kiwi

    1 de Julio de 2014 a las 10:05

    Qué pasada de coche… Amo esos cacharros de chasis tubular y motor de moto, junta mis 2 pasiones… de hecho, ronda en mi cabeza fabricarme uno (si si, fabricarlo yo desde nada), aún no se para qué (por temas de homologación es imposible llevarlo por la calle, y no se si fiarme en un circuito de algo construido por mí), pero estoy convencido de que algún día tendré uno.
    Mi enhorabuena por su adquisición Sr.Delarosa, si algún día nos cruzamos por la capital, me quitaré el sombreo ante usted.
    PD. bienvenido al mundo de los coches inútiles, ahora podrá responder al porqué comprar un coche de este tipo sólo apretando el acelerador y viendo cómo se arruga el pasajero (se arrugan en mi mr2 y eso que sólo son 140cv rozando las 7.000vueltas, a 12.000vueltas tiene que ser maravilloso, ya que en moto lo es)

  • nachetetm

    1 de Julio de 2014 a las 10:14

    Jeje, ¡sí que ha costado la prueba, todo un año! :-D
    Genial, como siempre. Ya tengo ganas de leer la segunda parte. Más ganas tengo de que me des una vuelta, pero eso es otro cantar ;-)
    Por cierto, comparado con el seven plateado, el Westfield parece muuucho más grande. ¿A qué se debe, si se supone están basados en el mismo modelo?

  • PATABRAVA

    1 de Julio de 2014 a las 10:37

    Seguro que era el coche más atractivo en términos de coste/diversión hasta la llegada de este articulo, que hará que suba el precio un 10% a cualquier modelo similar que hubiera a la venta (hipotéticamente, pues apenas hay ninguno ahora mismo).

    Es usted un egoista, no ha pensado en los demás…

  • Rubén

    1 de Julio de 2014 a las 12:49

    Sr. De La Rosa, en este tipo de cacharros hay que decir que tener que ponerse casco como veo en su foto (no por obligación sino por recomendación) es todo un ritual que hace que la sensación de vehículo automotriz especial se magnifique. Y así la diferencia entre coche electrodoméstico y coche de placer se acentúa aun más sin siquiera haber puesto el motor en marcha. Le queda bien el Westfield, si señor!

    Bromas aparte, quien pudiera. Da la sensación sólo a la vista de que es de esos coches que más que meterte tú en él, él se mete en ti para ser uno. Sin segundas intenciones jajajaja.

    Espero con ansia el artículo más en materia de conducción.

    Un saludo,
    Rubén

  • Sergio Navas

    1 de Julio de 2014 a las 13:25

    Enhorabuena por la compra! Quien pudiera tener un trasto así. Sólo me queda decir… que lo disfrutes!!

  • Jose RVB

    1 de Julio de 2014 a las 13:28

    Me encantan estos coches, sin ir mas lejos tuve la suerte de ir de paquete en un Seven con motor Opel Calibra Turbo con culata Cosworth… si ir de paquete fue la bomba en algo de ese estilo, conducirlo tiene que ser un orgasmo automovilistico

    Como anotación, en España se fabrico algo parecido: Hispano Aleman Mallorca y el Hispano Aleman Levante, no son tan prestacionales como el Westerfield pero tienen muuucho atractivo, los veo siempre que puedo y no me canso de verlos, de echo el Mallorca Blanco me tiene enamorado

  • Staff

    Lasheras

    1 de Julio de 2014 a las 14:49

    Qué gran artículo, pero sobre todo ¡qué gran compra!

    La verdad es que el “artefacto” (¿se puede llamar coche a algo así?) tiene muy buena pinta: estéticamente es llamativo y proporcianado, mecánicamente no es tecnología punta… es ¡mucho mejor!: carburadores, autoblocante y cambio secuencial.

    La única pega que yo le veo es el aspecto seguridad. Tiene que dar mucho respeto ir alegre con una cosa así en un puerto de montaña lleno de guardarrailes, barrancos y SUVs. Ya que llevas casco y arnés…¿por qué no una jaula también?

    ¡A disfrutarlo!

    Extra lap: ¡me debes una vuelta!

  • Begargo

    1 de Julio de 2014 a las 14:49

    ¡No es suficiente! ¡Quiero mas artículos sobre su coche!

    Sabe perfectamente la envidia que siento, por lo que no voy a regodearme. Todavía sueño alguna noche con el bramido de su coche al adelantarme y su contoneo al pasar por baches y curvas frente a mi. Magníficos estos cacharros en su inutilidad.

  • David

    1 de Julio de 2014 a las 15:22

    No me convence;no tiene calidad,no tiene seguridad y tampoco tiene orgullo…podriamos darle todo el merito del cachorro a las CBR jejejej

  • Gonzalo

    1 de Julio de 2014 a las 15:28

    Menuda prueba!!! Un año probando el coche jaja… Seguro que sigues probando cosillas nuevas Delarosa, sólo una duda. En la universidad usábamos la misma mecánica para cambiar marchas en el Formula UEM ( Jorge Azcoitia lo conoce, te puede dar detalles) el caso es que desde hace un par de años (este el tercero) tenemos un sistema de cambio por electroimán, de forma que podemos mantener el pie a tabla todo el rato y la propia ECU corta la inyección durante una fracción para hacer el cambio de marchas.

    Sólo lo comento porque a lo mejor para ir rápido rápido en circuito vendrá mejor, ya que corta sólo la fracción minima necesaria para cambiar… Que a lo mejor te gusta el tener que levantar un poco y luego darle otro zapatillazo, eso ya a gustos jajajaj

    Por lo demás, WOW!! Ya estoy deseando ver la segunda parte jajaja

  • Autor Staff

    delarosa

    1 de Julio de 2014 a las 15:53

    Gracias a todos por los comentarios, siendo mi coche aun me gusta más leerlos y ver que os ha gustado el artículo.

    @Nachetetm
    Pues es una ilusión óptica porque el Westfield mide 3.1 m de largo. El Caterham de la foto no sé cuanto mide pero todos los Caterham están entre 3.1 y 3.5m de largo, así que en el peor de los casos este sería igual de corto.

    @Lasheras
    Es un coche con ciertas carencias de seguridad pasiva, cierto. Lo de la jaula pasa por mi cabeza muchas veces, no descarto ponérsela.

    @David
    Ciertamente, gran parte del mérito de que este coche sea tan especial es del motor de la CBR. Es un motor magnífico y muy fiable.
    Orgullo no tendrá pero no hay tramo de curvas en el que me siga una CBR. Sólo corren más en las rectas :)

    @Gonzalo
    Sí, hay varios sistemas de flatshifter que te evitan levantar el pie del acelerador y permiten reducir sin embrague. Es verdad que es más rápido pero la sensación, como tú dices, del zapatillazo es insustituible.

  • Newcomer

    1 de Julio de 2014 a las 17:27

    Enhorabuena por la adquisición!

    La cuestión es que has seguido la misma ruta que yo, pasar de querer un Elise a las “réplicas” del Seven. Yo acabé llegando a la conclusión de que quería un Westfield, pero después asaltan mil millones de dudas, si montártelo tu mismo y no matricularlo, hacerte con uno en UK y matricularlo aquí con todos los líos que traería… Bueno, para cualquier cosa de esas aún necesito ahorrar unos cuantos miles de euros, así que de momento me conformo con leerte y ver que tal te va con él :)

  • Alejandro

    1 de Julio de 2014 a las 17:49

    Hola,para comentar un poquito más sobre coches con motores de moto aquí en Galicia tenemos un par de fabricantes,uno es Ya Car y otro Makisport. Ya Car hace protos de tierra bimotor y (lo interesante) Maki hace unos enjendros denominados SSC, situandonos un SCC es una carroceria de un coche de calle con motor de una moto de gran cilindrada asi que imaginaros un Ax o un Saxo con 190 cv motor atras, traccion trasera,secuencial y escasos 800kg … para morirse creo.
    Dejo un video para hacer boca
    https://www.youtube.com/watch?v=wce7SR-oO50
    y otro para saber algo más.
    https://www.youtube.com/watch?v=x_m0rohQ6Cw
    http://www.motorsantiso.com/que_es_un_scc.html
    PD: por desgracia creo que solo podrían incluirse en la categoría de coches con remolque para circuito

  • Sergio

    1 de Julio de 2014 a las 17:58

    Primero que todo felicitaciones por el artilugio, desconocía que existieran los Westfield con la misma filosofía de los Lotus/Caterham Seven (uno de mis cacharros favoritos por demás).
    Sólo una duda que siempre he tenido con respecto a este tipo de modelos ¿ese espacio detrás de los asientos es verdaderamente funcional, se puede guardar algo allí, el casco, el equipaje de mano para un viaje corto?

  • Alvaro 328is

    1 de Julio de 2014 a las 18:40

    Si ya tenía claro que quiero un artefacto de estos, leyendo el articulo y más aún cuando lea la prueba dinamica, ahora no es que lo quiera, es que algún día tengo que tener uno!!

    PD: Me pongo a la cola para una vuelta!
    PD2: Si algun día se acerca por la sierra madrileña no dude en contactar con mi persona! xD

    Saludos!

  • arribi

    1 de Julio de 2014 a las 18:45

    si hay un coche de quemado total, es éste (y todos los seven y sus réplicas prestacionales). no es práctico (probablemente sea el menos práctico del mundo), pero es ligero (mucho) y potente, es bajo y está pensado sólo para ir rápido (y hacerte disfrutar).

    felicidades por la compra. y creo que hablo por todos si digo que tengo envidia. quién pudiera.

  • ViruTypeR

    1 de Julio de 2014 a las 21:54

    Genial aparato, a veces me arrepiento de que el mio no tenga mecánica motera :( me da un poco de envidia eso del secuencial y la mayor ligereza…

    Nachete, los Caterhams con carrocería antigua, no SV ni CSR que son mas anchos y largos (el CSR 3,38 de largo 2,3 de batalla), tienen unos 8-10cm menos de batalla que algunos westfields, los SuperSeven de los 90 miden 3,38 con 2,24m de batalla.

    Sobre las medidas que comenta Delarosa estaría bien saber si son teniendo en cuenta rueda de repuesto o no. En la el caso de mi Westfield son 3,63m de largo (contando la rueda de repuesto me imagino) y 2,34m de batalla (10cm mas que los Caterhams antiguos).

  • Xule

    2 de Julio de 2014 a las 10:07

    Es mi coche favorito sin ninguna duda, lo único que no me convence mucho es la estética que prefiero la de los Aspid aunque sea algo más pesada (esto va en gustos claro) pero si pudiera me compraría uno.
    Enhorabuena afortunado propietario

  • LOTUS CAR23

    2 de Julio de 2014 a las 17:02

    Más te valdría pagar una buena comida…… Tanto agradecimiento ……….
    No sabes cuanto siento que disfrutes de esa manera del artefacto……… Por la insana envidia que me produce!!!!!

    Eso si, gran artículo que espero que completes cuanto antes. Te esperamos por estas tierras!!!!!

  • Autor Staff

    delarosa

    3 de Julio de 2014 a las 10:43

    @ViruTypeR
    Desconozco si las medidas son con rueda de repuesto. Lo que me recuerda que no llevo…

    @Lotus Cars23
    La comida cuando quieras y la visita que os debo (debidamente motorizado) en cuanto podamos. Al menos que coincida con un trackday en vuestro circuito.

  • ViruTypeR

    3 de Julio de 2014 a las 14:20

    De hecho ahora acabo de bajar al garaje con el metro, que ese no falla, y tras medirlo de punta a punta sin rueda de repuesto el mío mide 3,40m (lo que pudieran ser 3,38 vaya).

  • Borja

    6 de Julio de 2014 a las 18:40

    Son coches muy divertidos, pero para usar muy poco.
    En mi opinión es mucho más práctico el alquiler que la compra.

  • Borja

    8 de Julio de 2014 a las 09:56

    330Nm un par de camión??? Es lo que tiene cualquier modelo diesel normal del mercado.

  • Autor Staff

    delarosa

    8 de Julio de 2014 a las 13:14

    @Borja

    No sé donde puedes alquilar un coche como este, yo le he hecho al final 4.000km en un año. Lo habré sacado unos 40 días, incluido invierno. Para un coche así son muchísimos ya que no se puede usar para viajar, imagínate que ni siquiera he visto un peaje con este coche.

    330 Nm de par en un coche de gasolina es algo más que respetable, ten en cuenta que está dando ese par a 3.500 vueltas y que corta a 6.400 rpm. No es una buena comparación comparar el par máximo de dos coches cuando cortan a vueltas diferentes, aunque yo he sido el primero en hacerlo.

  • jorge

    6 de Agosto de 2014 a las 14:35

    justo estaba considerando la compra de uno de estos (megablade o megabusa, aun no lo tengo muy claro)y he caido en este articulo. hay alguna forma de ponernos en contacto para que me cuentes un poco mas en detalle sobre el cacharro?

  • Autor Staff

    delarosa

    6 de Agosto de 2014 a las 15:19

    @jorge
    Tienes un correo.

  • jorge

    7 de Agosto de 2014 a las 17:17

    mail contestado.

  • Daniel Naranjo

    13 de Agosto de 2014 a las 19:45

    Muchas gracias por el artículo! Tenía decidido ir a por un Caterham seven 165 pero desde que leí tu experiencia me he planteado lo de ir a por uno de estos.

    Espero con ansias la siguiente parte mientras voy buscando mi unidad. Saludos!

  • Juan

    4 de Enero de 2016 a las 23:54

    Muy buenas
    Todavía recuerdo la aventura de ir a UK y traer este maravilloso westfield , me trae unos magníficos recuerdos
    Sin lugar a dudas este coche lo llevo muy muy adentro de mi corazón
    Fui extremadamente feliz con este coche y me alegro muchísimo de que lo estés disfrutando como se merece
    Ojalá pueda volver a verlo algún día
    Un fuerte abrazo

  • Afterwork, no esperes al fin de semana – 8000vueltas.com

    7 de Abril de 2016 a las 12:01

    […] nunca ha pisado un circuito y, aunque no quiero dedicarlo a trackday (para eso está el westfield), tengo curiosidad por ver como se comporta en el Jarama un coche con tan buenas referencias. Doy 4 […]

  • Icelos

    8 de Noviembre de 2016 a las 12:54

    Hola delarosa,

    Dientes largos es poco…Llevo mucho tiempo dandole vueltas a la compra de un bicho de estos como dios manda, pero me hace aguas la logistica de donde y como buscar, que ver, etc

    Podrias indicarme mas en detalle todo tu proceso hasta conseguirlo?

    Disfrutalo tanto como puedas!

    Muchas Gracias.

Deja un comentario