Prueba Mitsubishi Lancer Evolution MR TC-SST

Evolution MR TC-SST. Sí, de verdad, se llama así. Bien podría llamarse Evo X, pero este es el nombre que el departamento de marketing de Mitsubishi ha elegido para la versión de carretera de su buque insignia; imagino que les pagarán bien por gastar su tiempo en buscar nombres en claves como este. También existe una versión matriculable pensada para la competición que se apellida RS.

Aquí comenzamos esta prueba del Mitsubishi Lancer Evolution, que será más breve dado que el tiempo que tuvimos para probarlo fue menor y no hemos profundizar todo lo que hubiésemos deseado.

Impacta al verlo de primeras, porque es un coche que lo tiene todo. No es el show car que fueron otras versiones del Lancer, pero eso le ayuda a camuflarse un poquito en la marabunta de coches. Sin embargo, no es un coche discreto; en efecto, gira cabezas como un deportivo italiano, pero sólo entre un sector de la población un poco más entendida. Aunque en el sitio donde nos encontramos este grupo de entendidos quizá sea estadísticamente mayor que en otras zonas, la afición por los rallyes manda: estamos en Galicia.

Baches, cunetas, rasantes, curvas ciegas… aquí no se echa de menos Nürburgring, salvo por los coches que vienen de frente. Carreteras retorcidas como encorvadas columnas vertebrales que suben y bajan por los montes gallegos, carreteras siempre deslizantes en cuanto la sombra cubre inesperadamente alguna curva; también densas nieblas y la elevada humedad son una constante. Condiciones tan exigentes para la conducción que necesitan de coches especiales; y por eso aquí, más que nunca, el EVO sigue siendo el rey.

No suelo pronunciarme demasiado en las guerras que se abren entre los aficionados: ¿Alonso o Hamilton?, ¿Ferrari o Porsche?, pero esta vez lo tengo que decir: siempre he sido más de Subaru Impreza que de Mitsubishi Lancer. Todos tenemos nuestros gustos, los números dicen una cosa, pero el corazón dice otra. Es una decisión irracional, sobre todo sin haberlos probado, pero el criterio es tan subjetivo como válido.

Pues ahora me gusta el Lancer, fíjate tú. Voy a tener que explicarme.

La diferencia más llamativa al subirnos a este Evolution es la palanca de cambios: no está conectada a una caja manual, sino a una caja de cambios de doble embrague de 6 velocidades, el famoso TC-SST. Dos levas tras el volante nos permitirán controlar el cambio. El resto del interior también nos sorprende, pues la impresión de calidad que trasmite es muy favorable en vista de los interiores de algunos de sus competidores.

Esta versión del Mitsubishi Lancer viene totalmente equipada: llantas BBS, amortiguadores Bilstein, muelles Eibach, un completo navegador con pantalla táctil, asientos Recaro en cuero y alcántara… En fin, que está muy equipado.

Al volante, nos ajustamos el asiento y enseguida encontramos los pedales y el volante en una posición cómoda. La ergonomía, incluso en coches de este tipo, es muy importante y es algo que no hemos de confundir con el aburguesamiento. La comodidad hace que nos relajemos al volante y provoca que vayamos más rápido con más naturalidad. ¿Será este el caso? Recordemos que su archi-rival, el Impreza STi, no me pareció un coche al que fuera fácil adaptarse.

Piso los pedales y echo en falta uno, a ver qué tal se nos da (¿me sentiré algo cojo?). Finalmente agarro el volante con fuerza. El volante de cuero es, ¿cómo decirlo?, perfecto: pequeño diámetro, grueso y con un cuidado tacto que te hace olvidar que estás en una berlina depotiva japonesa.

Arrancamos el motor y escuchamos el sonido del 2 litros turbo, variante 4B11T, más ronco que el del STi. El Evolution me dio la impresión de estar más aislado en cuanto a sonido. Los 2 litros rinden 295 caballos y da la sensación de andar mucho más en los trazados revirados.

De hecho, pisamos el acelerador en 2ª o 3ª a la salida de las curvas y sorprende la contundencia y la inmediatez de la respuesta; siempre llevándolo alto de vueltas, pero con unos medios con mejor respuesta que su rival. Es importante salir en la marcha adecuada pues cuando “acertamos” con la marcha la salida es fulgurante. Es de gran importancia, entonces, haber seleccionado el programa adecuado para el cambio.

El  TC-SST tiene 4 modos de funcionamiento: el modo normal, el modo Sport, el S-Sport y el manual. Su funcionamiento me recordó, mucho, a la caja PDK de Porsche.

El modo normal es el más adecuado para el día a día, ahorrar combustible y moverse apacible y discretamente.

El modo Sport es más ruidoso, más agresivo y, a nada que empecemos a enlazar curvas, el cuerpo nos pedirá que pasemos a este programa del cambio.

El modo S-Sport está, en teoría, reservado a circuito y exige estar casi parados para poder activarlo. Sin duda obliga a poner los 5 sentidos en conducir el Evolution. Cambia al límite del cuentarrevoluciones y reduce con mucha eficacia. ¿Los contras? Ahora los cuento.

Para accionar el modo manual, este Lancer cuenta con unas levas tras el volante. Aquí ya hay que dejarse de publirreportajes, es la opción más adecuada para ir rápido, la única para muchos. El modo S-Sport está muy conseguido, reduce mejor y más rápido que la mayoría de nosotros pero… sólo cuando lo hace. No siempre baja a la marcha que queremos que baje, sino que se queda una más arriba. Este hecho sumado a tomar una curva apurando, frenando sobre el apoyo y tratando de salir a base de gas… pues requiere fé. Y esto me trae a la memoria una frase muy gallega Fé en Dios e ferro a fondo que creo que no necesita traducción (Fé en Dios y gas a fondo).

Como buen día en Galicia, llovía. Un rato sí y otro sol, como es costumbre. Y el tramo que nos tenían  preparado estaba en un punto perfecto para el Evolution: curvas estrechas en asfalto mojado y una pequeña parte con tierra y grava. El Evolution tiene 3 modos de tracción para casos como estos: Tarmac, Gravel y Snow (con estos nombres sobran las explicaciones, modifican la gestión del funcionamiento de los diferenciales, ABS y Control de estabilidad). El sistema de tracción total permite que hasta un 70% del par vaya al eje trasero.

Nos lanzamos a por el tramo y nos percatamos de cómo las marchas se engranan con mucha rapidez. Las levas tienen muy buen tacto y permiten cambiar a la velocidad que deseemos. Me dio la impresión de ser un sistema muy eficaz e intuitivo. Tengo la mala costumbre de no usar las levas para cambiar hacia arriba, dejando que el coche lo haga solo al llegar al corte. En el Evolution es una opción muy interesante para ir rápido. Primera curva a izquierdas: sucia, tierra, húmeda. Frenamos fuerte, apoyamos el morro y tiramos el coche hacia el interior. Apoyamos el coche sobre el lado derecho y empezamos a dar gas, la trasera comienza a deslizar y redondea la curva ayudándonos del contravolante.

Los frenos son muy potentes y muy directos, a poco que pisemos el pedal el coche frenará con contundencia. La dirección también es muy directa y permite descolocar el coche con sólo un gesto de nuestros brazos. Al volante llega mucha información en comparación al STi, por contra hay que agarrarlo con más fuerza al salir de las curvas.

Es un coche que cambia de dirección con mucha soltura, incluso con poca adherencia y cambiando de apoyo con rapidez la trasera no asusta, aunque notas como la parte de atrás también empuja. No sólo al acelerar, sino también al frenar. Aunque no soy muy partidario de los cambios que no necesitan de pedal de embrague, he de reconocer que en coches de tracción total tiene una ventaja adicional: es mucho más fácil reducir rápido, y marcha por marcha, en las frenadas. Así podemos aprovechar al 100% la capacidad de retención de ambos ejes con mayor facilidad que con un cambio manual. Tan sólo al llegar a las curvas más cerradas, cuando queramos reducir muy rápido, oiremos el molesto pitido con el que el coche te avisa de que no va a bajar de marcha, porque si lo hace lo pasará de vueltas.

Ese pitido tan decepcionante en coches como el Lexus IS-F (por la lentitud del cambio) en este caso es molesto pero nos avisa de que el error es nuestro y no un defecto del coche. Es un cambio muy rápido, la sensación es de que es muy robusto (el tiempo lo dirá, como digo siempre de este tipo de cambios) y en los modos automáticos es más efectivo que nosotros mientras no pasemos del 90% de nuestras posibilidades como piloto. El otro 10% tendrá que depender de nuestros dedos o, como decía, de nuestra fé. De la mía, por el momento, no.

Las transiciones entre curva y curva son cortas y sorprende la precisión con la que podemos entrar en ellas. A elevadísimas velocidades y siempre sabiendo a donde se dirige el morro controlado por el volante y controlando la trasera con el acelerador. El Evolution enmascara muy bien todos sus 1675 kg.

Mucho se ha hablado del Evolution X, sobre todo en comparación con sus antecesores. Si nos fiamos de todo lo que se  dice es fácil llegar a la conclusión de que el Evo VI TME es y será el mejor Lancer Evo siempre, que el Evo VIII y IX son más rápidos que el Evo X, etc. Aquí me toca a mí fiarme de lo leído y oído.

El Evolution actual no supone un salto gigantesco de velocidad y prestaciones respecto a lo anterior. Lo que está claro es que ha crecido como coche: en peso también, pero ahora viene más equipado, más preparado para el día a día y, en definitiva, para la vida real. Es un coche más completo y han sido capaces de hacerlo sin perder las aplastantes prestaciones de la saga.

Hace 5 años un Evo era más radical que un STi y más orientado a “correr” y sobre todo en circuito. Pero, según Fifth Gear y yo  mismo, un Subaru Impreza era mejor coche en general y más bonito. Ahora las tornas han cambiado. Es posible que el nuevo Impreza le meta 2 décimas por vuelta en nosequecircuito, que sea más preciso, más efectivo… que no lo sé. Lo que sí sé es que las sensaciones son mucho mejores en el Evolution, a bordo, al volante, de aspecto exterior. Son sensaciones: tacto de las cosas, aspecto, sonidos… es difícil de justificar, pero yo me compraría un Evolution.

El resto de nuestras fotos en Flickr:

Alguna fuentes que hemos leído:

km77

Wikipedia

Extra Lap

Hemos probado dos rivales clásicos en las “luchas” que tanto gustan a los aficionados. Pero ya no están solos, ahora hay nuevos contendientes en liza. ¿Podremos ver pronto si están a la altura?

Artículos relacionados

23 comentarios en “Prueba Mitsubishi Lancer Evolution MR TC-SST”

  • rmensar

    27 de abril de 2010 a las 00:01

    buenas fotos, y como siempre genial escrito!

    a ver cuando podreis probar un par de coches juntos en el jarama o cosas asi como en drivex,.. que seguro que lo haceis genial!

  • SR20DE

    27 de abril de 2010 a las 00:05

    os superáis a diario, según lees los artículos del sti piensas”estaría genial que probaran el evo ahora “, y mira XD
    por cierto, 1675kg no es un poco ballenato? por mucho que enmascare el sobrepeso con unos kilos menos podría mejorar muchísimo las prestaciones y esas dos décimas del impreza serían a favor de este…

  • Staff

    Lasheras

    27 de abril de 2010 a las 00:05

    Fotazas y gran artículo. Un 10. Por cierto ya que hablamos de sensaciones más que de efectividad pura yo seguramente, de tener la posibilidad, me lo compraría manual.

    Salu2

  • Ferrari512TR

    27 de abril de 2010 a las 00:47

    Grandisimos artículos tanto este como el del Impreza.
    El Evo sin duda es el más grande.

  • juan

    27 de abril de 2010 a las 01:01

    Muy buen analisis del coche, como siempre, se hecha de menos un video al igual que con el impreza!!jajajaja nos acostumbramos pronto a lo bueno

  • nachetetm

    27 de abril de 2010 a las 01:05

    Muy buena la comparativa. Además, da una sensación clara de que el Evo está mejor pensado para uso a diario. Una pena lo del aumento de peso. Los Carisma (Evo V y Evo VI) estaban en torno a los 1300 kg, eso son más de 300 kg menos. No se como, con potencias declaradas similares, este Evo X pudiera ser más rápido que aquellos, que eran la expresión máxima de la radicalidad. Todavía recuerdo mi asombro cuando leí que el Evo V no llegaba ni a 250 km/h por el grupo tan corto que tenía. Todo esto sin ABS, y creo que sin AA (de esto ya no estoy seguro). Aquellos coches estaban pensados para tomar la salida en el próximo rally. Los de ahora, para ir muy rápido pero cómodamente. En mi caso, echo de menos los modelos más radicales (y al Deltona, y al Cosworth, buff, que coches).

  • neich_clarke

    27 de abril de 2010 a las 09:06

    en fin amigo a mí me pasa justo lo contrario, soy del evo, y de echo ayer pude perseguir(xq me dejaba claro) a un evo ix un par de kilómetros por carreteras que unen dos ciudades de Madrid, y se me ponía el pelo de punta, pero esq el nuevo…buf :( si el evo era la máxima expresión de radicalidad para que esos 1600 kilos, yo no digo que no pueda traer AA o cierre centralizado que era lo q no tenía el tommy makinen, pero esq si encima le metes esa caja de cambios más peso todavía, un evo a sido siempre para mí la expresión de los que buscan la experiencia antes que la comodidad y yo se que las marcas tienen que vender pero creo q el evo mal mal nunca se ha vendido. en fin lo q dije en el artículo del subaru hoy me compraría un evo IX, mañana también, pero si tengo que esperar cambiaremos a subaru, un saludo y ya puestos a pedir conseguid un evo vi y probadlo jejeje, un saludo

  • BigWheel

    27 de abril de 2010 a las 14:48

    Fantastico reportaje, aunque inicialmente me gusta mas el subaru he de dar mi brazo a torcer pensando que efectivamente el EVO puede machacar al STI, no es la primera comprarativa que leo/veo sobre estos coches, pero para mi que os llevo leyendo una temporara larga ya es mi primer referente. La pregunta de siempre es… con que mas nos podeis sorprender? Ya que se os delata el caracter Porschista, quiza con un reportaje del 911 Turbo S? Que sabeis del nuevo GT2? Que teneis en el horizonte?? RS5? o TTRS? Los habeis probado!?!

    No nos dejeis con ganas de mas! Continuad asi, mi mas sincera felicitacion a 8000vueltas por vuestro gran trabajo!

  • Autor Staff

    delarosa

    27 de abril de 2010 a las 23:13

    @Big Wheel
    Pues ni idea… a lo mejor no tocan Porsches y tocan otras cosas. Habrá que esperar :)

  • danyds

    28 de abril de 2010 a las 00:52

    que bonita tierra…
    es que tenemos las mejores carreteras, bueno, las mas divertidas
    donde hicisteis la prueba?
    yo hace un par de meses fui a buscar con un amigo un tramo del rally Botafumeiro y la verdad es que es increíble, que curvitas… un espectáculo
    hablando del lancer, a mi también me parece un poco pesado, un a4 avant 3.0 quattro tiptronic del 2001 pesa 1700, que una berlina deportiva orientada a carretera pese casi lo mismo… ultimamente a las marcas se les va un poco la pinza con el tema del peso de los coche
    con respecto al cambio, he de admitir que yo estoy cansado de los automaticos/doble embrague, son comodos de conducir y sobre todo rapidísimos (bueno, los de doble embrague, los de convertidor de par mejor ni hablar…), son realmente eficaces y nunca tienes que soltar las manos del volante, por algo se usan las levas en competición no? eso si, yo tengo un “mono” de mover yo la palanquita por la “H” del cambio…
    y para acabar, tanto el impreza como el lancer me parecen un poco sosos estéticamente, este tipo de coches son lo que son, no tienen que parecer una berlina normal

  • drunken_clam

    28 de abril de 2010 a las 11:40

    Pena del mercado americano, de la caida de ventas de coches pensados para salir del concesionario directo al preparador de Grupo N o Grupo A…

    Mientras sigan ofertando el RS para quien se compre el EVO sólo pensando en los findes a machete y en circuito, bien me vale. Lo importante no son los 1675 kg (demasiados para una berlina compacta), sino en cuántos se quedaría en especificación Grupo A (vaciado completo): airbags, equipamiento, asientos, aislante, guarnecidos, cableado, aire acondicionado, elevalunas, radio, etc.

  • Renault 8 TS, 1968-1976 - 8000vueltas.com

    29 de abril de 2010 a las 22:25

    […] Radares « Prueba Mitsubishi Lancer Evolution MR TC-SST […]

  • Alberto E.

    3 de mayo de 2010 a las 17:58

    Me encantaba el EVO V. Lo probé y me impresionó. Era blanco: “un taxi de carreras”, pero 5% taxi, 95% de carreras. Genial. Hoy, ya no sé muy bien qué proporciones son esas, y encima ya no es blanco -o rojo, o….-, sino metalizado. Nada peor que un chandal de Dior.
    El Subaru, aparte de que parece haber mejorado mucho, relativamente hablando, no parece un S.P.
    En todo caso, yo trago lo que haga falta, y me siguen gustando los dos. Pero me da pena que, con unas tracciones prodigiosas y con ese currículum, van acomodándose demasiado respecto a otros coches, y a este paso les van a acabar comiendo la tostada. Y, con ese alerón, más vale que quede tostada.

  • Alberto E.

    3 de mayo de 2010 a las 18:32

    Conclusión: lo mejor, el artículo.

  • jarnu

    2 de marzo de 2011 a las 21:39

    Ups, amigos…

    Se nos acaba el chollo. Esto debería ir en el artículo del final de los coches. Parece que un ejecutivo de Mitsubishi a dicho a un redactor que se acabó el asunto, no más Evo, el último será el X. Que lo que toca es coches eléctricos. Voy a llorar más que con el S2000. Mierda, re-mierda, lo veía en mi horizonte…

  • jarnu

    2 de marzo de 2011 a las 21:48

    Las perlas que se suelta el directivo para justificar la decisión son de película de terror, entre la risa tonta y la ira. Ellos sabrán. El artículo esta en inglés aquí

    Quieren montarse en el mercado EV a toda máquina y dice que para eso…

    “…that customers would find it “easier to understand” what Mitsubishi was about if it was no longer in this motorsport-inspired market.”

    Que dejan de venderlo aunque haya clientela porque confundiría a los nuevos clientes que aspiran al rollo eléctrico-ecológico.

    Eso dice muchas cosas sobres estos ejecutivos y lo que piensan de sus clientes…

  • jarnu

    4 de marzo de 2011 a las 01:56

    No se si es recular. Digamos que matizan.

    La prensa yanki en internet hirvió ayer con el tema y muchos clientes, usuarios y entusiastas mostraron no sólo su pesar sino su convicción de que Mitsubishi se estaba suicidando comercialmente en Estados Unidos. Para ellos, aunque no sea el vehículo mas vendido, representa un símbolo del saber hacer de la companía y tiene relevancia que se siga ofertando. Ninguna companía ha sido tenida en cuenta seriamente si sólo se especializa en coches económicos y/o eléctricos. Cuando hay tantas marcas que quieren posicionarse hacia arriba y expandir sus gamas como los coreanos, y Nissan ofrece y hace compatible en su cartera de prouctos el Leaf y el GTR, además del Z.

    En fin, aquí, en inglés, esta el comunicado oficial diciendo ahora que no es que no piensen cancelarlo, sino que se seguirá comercializando el actual, y cuando toque un sustituto, sin fecha, se hará acorde con las tecnologías y necesidades y realidades del momento, y si eso implica cambiar el concepto tecnológico, se asumirá. Lenguaje puro de mercaderes. A temblar.

  • jaime

    5 de marzo de 2011 a las 20:54

    La verdad que es una muy mala noticia para los aficionados en general, yo veo bien que haya investigacion en el rollo electrico, al fin y al cabo, si el petroleo se acaba es lo mejor para poder mantener una pequeña flota de coches a gasolina. Pero cesar la produccion unilateralmente y despues de las alabanzas que ha recivido el coche… no lo veo

  • 8000vueltas.com cumple cuatro años - 8000vueltas.com

    23 de marzo de 2011 a las 15:01

    […] también hemos cumplido un sueño, una prueba comparativa de dos grandes de los rallyes: Mitsubishi EVO X Vs Subaru Impreza STi. Fue una delicia poder sentir de primera mano las sensaciones más bestias a […]

  • Prueba Subaru Impreza STI Sedan, berlina con pretensiones - 8000vueltas.com

    22 de junio de 2011 a las 12:53

    […] Hace tiempo leí -no recuerdo donde- una comparativa entre el Audi RS 4, el Impreza STi y el Lancer EVO X. No me pareció una comparativa muy lógica al principio pero al ver el resultado final sí me […]

  • felipe sandoval

    9 de enero de 2013 a las 08:40

    bueno 2 años despues leo este articulo y la verdad apenas tengo 22 años y solo estudio, pero he de decir que este auto, lo veo pasar y me da una envidia para con el conductor, algun dia tendre uno de estos, aunque me toque importarlo ya que en El Salvador no venden la version MR o EVO, venden gts o gt o rs, que son modelos comerciales sin las ruedas bbs las suspesion o los frenos que trae este. Me gusta el subaru pero daria un subaru y dinero si me ofrecieran este modelo. muy buen articulo. saludos

  • Prueba Subaru WRX STI, domina la tierra – 8000vueltas.com

    3 de septiembre de 2014 a las 09:12

    […] Coches especiales requieren condiciones especiales. Si hay un coche en el mercado que me apetezca probar en un sitio diferente este es el Subaru WRX STI (efectivamente, ya no se llama Impreza desde 2010). Si nos quedamos en lo que dicen los papeles encontramos un coche de 5 plazas, 300 cv, 45.000€ y tracción total, ¿algún otro coche que cumpla estos requisitos? Por ejemplo un Audi S3. ¿Parecidos razonables? Ninguno. ¿Alguien dudaría entre uno y otro? Seguro que no. El nuevo Subaru WRX STI es una vuelta más a su concepto de siempre, es más de lo mismo pero más especial que nunca. ¿Por qué? Ya no tiene rivales, es el primer Impreza que sale sin un Mitsubishi EVO equivalente (Ver prueba Mitsubishi Lancer Evo X). […]

  • Antoni

    26 de diciembre de 2014 a las 22:20

    Tengo verdaderas dudas entre escoger un Evo evolución X ( de 2ª mano ya que supongo que no ed posible nuevo y un Wrx Sti , ( este sí nuevo a estrenar ),
    Y el Evo me lo compraría con cambio automático, que ya tengo una edad…
    En serio , dudas y dudas, a la vez encuentro más atractivo al Evo, vamos que estéticamente me gusta mas.
    Bravo por lo que nos contáis.

Deja un comentario