Prueba Norma M20FC, la teoría

Nunca me han agradado demasiado los coches de carreras, en concreto los que no tienen forma de coche. Si yo me encontrara con esta prueba en otro medio, probablemente no la leería, y no me culpo (así soy yo). Hasta hace unos días ignoraba por completo qué era lo que podía hacer tan atractivo a un aparato como el Norma y, afortunadamente para mí, mi visión ha cambiado tras haber podido conducirlo.

Norma m20fc

No os voy a invitar a leer esta prueba, sino que voy a intentar que os sintáis obligados a hacerlo. Recientemente, Norma Hispania me dio la oportunidad de subirme por primera vez a una barqueta de carreras y me he dado cuenta de dos cosas:

1. Necesito correr en alguna competición; no inmediatamente, pero sí en algún momento de mi vida.

2. Los coches que se pueden matricular son tarteras al lado de esto; y la mayoría de los que no se pueden también.

Norma m20fc

Probar el Norma M20FC ha supuesto un salto de muchos escalones respecto a lo más salvaje y efectivo que haya conducido. Si un Porsche 997 GT2 da miedo y un KTM X-Bow parece el culmen de la pureza al volante es porque no conocemos nada más allá. En contra de mis propias convicciones, me he tenido que rendir a las evidencias. Para ir rápido de verdad sólo hay una opción: los coches diseñados con el único objetivo de ser competitivos y rápidos. Eso, para sorpresa de muchos, excluye a cualquier turismo preparado, a cualquiera.

Sé que estas declaraciones son más que sorprendentes, incluso polémicas; pero en esta prueba encontraréis el porqué. Que no cunda el pánico, no me han dejado de gustar los deportivos “normales”, pero durante esta prueba otro mundo se abría ante mis ojos.

Norma m20fc


Planteamiento

El Norma M20FC es un coche de carreras, diseñado única y exclusivamente para ser rápido, sin compromiso alguno. Ello implica que la comodidad no aparece en la ecuación. Prescindir de toda concesión a la habitabilidad, confort, lujo o usabilidad fuera de circuito hace que se puedan lograr unos objetivos de peso y dinámica que están en otra dimensión distinta a la que estamos acostumbrados. Sé que esto es obvio, en teoría, pero es necesario que lo planteemos de nuevo para que nuestra mente haga un reset. Yo necesité hacerlo, por eso insisto tanto.

Norma m20fc

Si en el diseño de un coche tenemos que, por ejemplo, considerar la instalación de accesorios como puertas, techo o parabrisas y mantener una altura libre al suelo suficiente como para que supere un badén, ya tenemos unas limitaciones prácticamente insalvables si nuestro objetivo es hacerlo correr. Desde luego que puedes convertir tu coche de calle en una divertida herramienta con la que acudir a algún track-day. Incluso puedes ir más allá y adquirir un coche lo suficientemente deportivo como para que su enfoque sea casi exclusivamente de circuito, como un Megane R26-R o un GT3 RS. Da un paso más y entrarás en el mundo de los coches de competición: un Clio de la Copa, un Leon… pero todavía hay más. Quizá necesites más velocidad y te plantees un GT: un coche de 500 caballos o más (como un Ferrari 458 Challenge o un GT3 Supercup), totalmente vaciado y rigidizado para aligeralo y mejorar su dinámica, con un traje aerodinámico hecho a medida y un chasis sólo apto para circuitos. Pues todavía estarás lejos, muy lejos, de lo que te ofrece una barqueta de carreras. Aproximadamente estarás a 2 segundos por kilómetro en circuito, lo que representa 8 segundos por vuelta en el Jarama y 10 en Montmeló, un auténtico mundo.

Norma m20fc

Características técnicas

Las características técnicas del Norma M20FC son las siguientes:

  • Chasis: chasis y crashbox en carbono.
  • Carrocería: composite (polyester y gelcoat tintado).
  • Alerón trasero: biplano fibra de carbono.
  • Splitter delantero: aero ajustable.
  • Medidas:
      • Longitud: 4,50 m.
      • Anchura: 1,87 m.
      • Distancia entre ejes: 2,50-2,76 m (según la categoría).
  • Pesos:
      • Con CN 2 litros para resistencia VdeV: 570 kg.
      • Con CN 2 litros para sprint y montaña: 525 kg.
      • Con CN 3 litros para circuito y montaña: 600 kg.
      • Con E2 V8 para montaña: 625 kg.
  • Caja de cambios: SADEV SLR82, secuencial de 6 marchas + marcha atrás, con opción de paddle-shift XAP GP2 incorporado en el volante.
  • Motorización:
      • 2 litros: 4 cilindros de Honda.
      • 3 litros: V6 o V8.
  • Depósito de combustible: 90 litros.
  • Suspensión: delantera y trasera con triángulos superpuestos y push-rods.
  • Frenos:
  • Llantas OZ Racing de magnesio.

Norma m20fc

Norma Auto Concept

El Norma M20fc no es un proyecto que haya surgido de la nada, sino que, como en el caso de la mayoría de productos de éxito, le avala un dilatado currículum en la materia. Quizá os sorprenda saber que Norma (Norma Auto Concept), siendo una empresa francesa, tiene una gran vinculación con España ya que su fundador, Norbert Santos, es un ingeniero de origen y pasaporte españoles. Ha dedicado gran parte de su vida, desde 1984 exactamente, al diseño y fabricación de barquetas. La primera de ellas fue la Norma M4, aunque eso ya es historia…


Norbert Santos y el Norma M5, 1985.

Desde los inicios, él y su equipo se han dedicado exclusivamente al diseño y fabricación de barquetas en St. Pé de Bigorre, un pequeño pueblo del pirineo francés cercano a Lourdes, y se han convertido en el mayor fabricante de barquetas del mundo.

Norma m20fc

 


Con Norbert Santos ante el Norma M20F de 2008.

En esta ocasión, el propio Norbert se acercó al Circuito de Montmeló para acompañarnos en la prueba y explicarnos los pormenores de este modelo 2011, ya que además de ser ingeniero también ha sido piloto, por lo que su conocimiento sobre los coches que fabrica es muy completo. Nos comentó que en el nuevo modelo 2011 se había realizado un gran esfuerzo para fabricar en fibra de carbono todo lo posible. Al no disponer por el momento de su propio horno autoclave, no pueden fabricar el 100% del coche en sus instalaciones y tienen que recurrir a ayuda externa para conformar el chasis del Norma. El resto del proceso lo realizan ellos mismos, incluídos diseño del coche, fabricación de utillaje o montaje final.

Para la fabricación en fibra de carbono recurren a la colaboración de un especialista en fibra de carbono emplazado en Clermont-Ferrand, que tiene gran experiencia en estas tareas puesto que fabrica gran parte de los coches con los que compiten Peugeot y Pescarolo en Le Mans, donde actualmente también compite Norma en la categoría LMP2.

También estuvimos hablando de la opción que estará disponible próximamente en su barqueta M20FC: el cambio con levas en el volante. Llevan una larga temporada probando este nuevo sistema, que se puede adaptar fácilmente sobre la caja SADEV que ya monta la barqueta. La ventaja principal es, evidentemente, que no se suelta la mano derecha del volante en ningún momento; ello que permite mayor control sobre el coche en todo momento, lo que redunda en una leve mejora en los tiempos por vuelta (hablamos de 2 o 3 décimas por vuelta, pero en competición -aunque no sea F1- cada décima cuenta).


Norma Ford M2000, corrió Le Mans en 2003.

Respecto al Norma M20F, el modelo anterior y que se estrenó en 2008, la diferencia fundamental es el chasis de fibra de carbono (el sufijo “FC” de su nombre significa “fibra de carbono”, mientras que la “F” de M20F hace referencia a la homologación de seguridad FIA, conseguida por primera vez con esta barqueta). El chasis está inspirado en el de la M200P, barqueta de mayores dimensiones con la que Norma ha corrido las 24h de Le Mans en categoría LMP2 en 2011. De este aprovecha toda la experiencia adquirida tanto en el diseño como en el desarrollo de un coche diseñado y puesto a punto para una de las carreras de resistencia más duras del mundo. La experiencia es un grado y resulta toda una garantía saber que esta gente de Norma tiene “algo” de experiencia en barquetas de carreras.


Norma M200P con motor Judd V8.

Las otra opciones

Vuelvo a insistir, tenemos que tener claro que estamos hablando de un coche de carreras, esto es, un coche no matriculable, ni tan siquiera es un coche para hacer track-days. Obtener unas prestaciones dignas de un coche de competición nunca fue barato, pero en este aspecto el Norma es, de lejos, la opción más barata para ir rápido de verdad. Según Norma Hispania, el mayor coste de su barqueta es el desembolso inicial de compra: alrededor de 100.000€ tendremos que poner sobre la mesa para hacernos con un Norma M20FC. Obviamente, no es barato en comparación con modelos de otras disciplinas, pero desde luego es muchísimo más rápido. Un GT, por ejemplo, aparte de ser mucho más lento, cuesta -como mínimo- el triple y las sensaciones y efectividad que ofrece no son, ni de lejos, similares.

Norma m20fc

La gran ventaja de este tipo de vehículos es su contenido peso (poco más de 500 kg), lo que no sólo lo hace rapidísimo sino que además garantiza que sus consumibles tengan un bajísimo desgaste (ojo, que hablamos de coches de carreras). Por ejemplo, los discos de freno pueden durar una temporada completa y los slicks, según Norma, pueden tener una duración de 300 vueltas, que puede ser algo optimista puesto que yo probé el coche con unos slicks con 200 vueltas a sus espaldas y ya estaban algo castigados, aunque el piloto con el que alterné en las tandas de ese día hizo tiempos de record en Montmeló. Un coche de GT necesita, al menos, un juego de slicks por fin de semana, lo que supone menos de 100 vueltas, bastante menos.

Norma m20fc

Norma m20fc

En comparación con un coche de la Copa Clio o de la Copa León, el coste de mantenimiento sigue siendo notablemente más reducido, aunque el coste de adquisición del vehículo es mayor en el caso del Norma. En el caso de los GTs el presupuesto para afrontar una temporada completa es escandalosamente superior, además con la frustrante realidad de que son mucho más lentos en pista que estas barquetas. Entonces, ¿por qué la gente no corre con una barqueta de Sport prototipos? Los motivos son varios. Recordando lo dicho más arriba, no a todo el mundo le gustan los coches de este tipo (sin forma de coche) y recordemos que el 90% de los pilotos de copas monomarca y GTs lo son por afición, esto es un hobby para la mayoría.

Norma m20fc

Es indiscutible que decir: conduzco un Ferrari de carreras viste mucho más que explicarle a alguien que pilotas una barqueta del tipo LMP, sin techo ni puertas, un Norma… en fin, que no es lo mismo, yo les entiendo. Pero tras probarlo… pues no, no entiendo nada. También existe cierta reticencia a correr con coches abiertos, a muchos les parece peligroso. En realidad, no es así, al menos en cuanto a la seguridad de la bañera de carbono en la que vas: supera los tests FIA y, en el caso del Norma, está diseñada con unos criterios un 30% más exigentes que los requeridos por la FIA.

Norma m20fc

Norma m20fc

Motor

Otro punto fuerte del Norma es el motor: en el caso de la opción 4 cilindros, se trata de un motor Honda K20 (bien conocido por sus éxitos en las versiones Type-R de Honda) con una preparación de Galetti Motori del que se extraen 256 Cv a casi 8000 vueltas (7700 rpm, creo recordar). Rueda tranquilamente una temporada completa sin necesidad de ser abierto, incluso -según Norma- existen unidades de primer nivel con 20.000 km a sus espaldas sin que su motor haya sido abierto. Desde luego son cifras que, conociendo el brutal desgaste que sufren los coches de competición, dejarán a más de uno con la boca abierta.

http://www.flickr.com/photos/8000vueltas/6574129361/in/photostream

Para sacar tanta potencia del pequeño 2 litros japones a tan pocas vueltas (relativamente hablando, claro) se recurre a un árbol de levas con mayor cruce, lo que provoca que el rango útil de este motor no comience hasta pasadas las 6000 rpm y acabe a las 8000 rpm. La primera velocidad llega a los 130 km/h, por lo que el resto de relaciones son muy cerradas y permiten una aceleración notable. Como referencia en cuanto al motor, el Ariel Atom monta un motor K20 con 240 caballos a 8700 rpm, lo que le da un caracter totalmente diferente.

Norma m20fc

El resultado

¿En qué se traduce todo esto? ¿Por qué os he contado todas estas características técnicas? ¿Para qué nos vale saber estos datos? Pues echad cuentas: 2 Kg/cv, lo mismo que un Bugatti Veyron, pero pesando una cuarta parte. Sobre el papel este coche debería acelerar -aproximadamente- igual de rápido, pero frenar y girar mucho mejor. He puesto el ejemplo del Veyron porque es una referencia en cuanto a potencia, pero una ballena en circuito, nada más. El Norma M20FC es MUCHO más rápido en pista, pertenece a otra galaxia.

Norma m20fc

Porque no solo el peso y la potencia determinan la velocidad de un coche. El centro de gravedad es bajísimo y la aerodinámica de este coche cambia totalmente su comportamiento en curvas. A 180 km/h produce 600 kg de apoyo (fuerza vertical descendente) y a aproximadamente 190 km/h podría rodar boca abajo, piloto incluido. Todo este downforce es una importante ayuda cuando llegamos a final de recta a 240 km/h con el culo a 5 cm del suelo; y hablo litaralmente, ya que el fondo plano del Norma va a 35 mm del suelo y el asiento es poco menos que inexistente, nos sentamos sobre una sujección de espuma sujeta al suelo de la barqueta.

Norma m20fc

Hasta aquí, la parte teórica. Pensad un poco sobre lo que os he expuesto y comprenderéis que para mí, aparte de una excitante experiencia, conducir el Norma con mi limitada experiencia en coche de carreras (3 vueltas en un MINI Challenge) puede llegar a ser un acto de fé.

Norma m20fc

¿Miedo? Un poco. ¿Ganas? Muchas.

Norma m20fc

Más allá de un paso más en mi experiencia probando coches, va a ser un salto de gigante o una decepcionante experiencia si no estoy a la altura, ya se verá. Porque yo no soy piloto, no soy un periodista del motor con cientos de coches a sus espaldas; probar coches no es mi trabajo, es un sueño: soy una persona  a la que le vuelven loco los coches y que, antes de empezar con esta aventura llamada 8000vueltas, no había conducido un coche interesante salvo en una o dos afortunadas ocasiones. Desde luego, esta experiencia ni la hubiera soñado hace apenas un par de años, ¿me quedará grande el Norma?

En la próxima entrega: la prueba. Leela aquí:

Prueba Norma M20FC, bienvenido al mundo real

Norma m20fc

Norma m20fc

Norma m20fc

Más información:

Extra Lap

Un vídeo para que comencéis a haceros a la idea de que esto corre, mucho. Eso sí, con trampa, ya que este vídeos esde Subida en cuesta y no con configuración de circuito. Además lleva un motor 3L. Para los de circuito tendréis que esperar.

Artículos relacionados

23 comentarios en “Prueba Norma M20FC, la teoría”

  • Adrián

    30 de diciembre de 2011 a las 15:04

    Increíble. Babeando y ansioso por ver la prueba me habéis dejado.

    Cada día tengo más claro cuál es el mejor blog de coches actualmente.

    Nunca dejéis de hacer este trabajo, siempre con la misma pasión que transmitís en cada artículo.

  • David Villarreal

    30 de diciembre de 2011 a las 15:37

    Brutal, buen trabajo y yo creo que nos has dejado a todos con ganas de más, con ganas de pasar de la teoría a la práctica.

    Qué cierto eso de que muy pocos se plantean correr con un coche que no parece un coche.

    Además que las grandes marcas llevan muchísimo marketing detrás. Y es mirar la lista de inscritos a una competición de resistencia y ahí están toda una horda de Porsche de ayer y hoy para hacer de las suyas.

    Mucha envidia y muy sana. Acabas de superar a mi compañero Pepe y el Aventador en el envidiómetro :)

  • gonzalo1984

    30 de diciembre de 2011 a las 16:14

    VENGA YA, TIO!!!!!!
    ¿¿¿¿¿¿¿Como has podido hacer el reportaje en dos partes??????????
    Me he quedado con unas ganas locas de que siguieses con ello. ¿Para el dia 1?
    Sigue asi, me gusta lo que haces….

  • Tomeu

    30 de diciembre de 2011 a las 16:55

    coincido con #gonzalo1984, me dejas con las ganas!!

    aah, y me quedo con esta frase: “otro mundo se abría ante mis ojos”.

    Buen post! a seguir disfrutando de tu hobby :)

  • Angel Martín

    30 de diciembre de 2011 a las 19:44

    Me has dejado compuesto y sin novia al terminar de leer la primera parte de la prueba delarosa, tengo mucha curiosidad por ver la segunda parte. Además me has contagiado esa emoción que se siente al probar un coche de competición, esa indescriptible mezcla entre ganas, nervios y miedo. Sigan así, son ustedes el blog más pasional y por ello, el mejor que conozco.

  • Ibérico

    30 de diciembre de 2011 a las 21:34

    Tuve la suerte de ver el estreno de esa misma barqueta en el Circuito de Calafat en el mes de octubre y doy fe de que cualquier registro o sensación de otra cosa que no sea un fórmula está a años luz de lo que transmite el Norma.

    Mi más sincera enhorabuena al promotor en España del proyecto y enhorabuena igualmente por el reportaje.

  • nachetetm

    31 de diciembre de 2011 a las 01:28

    El vídeo de la subida es sencillamente terrorífico. La velocidad a la que se suceden las curvas es inimaginable.

    Envidia, mucha envidia es la que tengo.

  • SLASKTRATT

    31 de diciembre de 2011 a las 12:56

    Enhorabuena por la prueba, te lo habras pasado bien.
    Tengo una duda, 600 kg de downforce a solo 180 por hora??? A mi me huele a efecto suelo, no estaba prohibido desde los porsche y los mercedes voladores o desde lo de Senna?? Tengo curiosidad como se comportaria en un cambio brusco de rasante.

  • borjal84

    31 de diciembre de 2011 a las 13:11

    Los coches de carrera tipo LMP1,LMP2 está claro que no se pueden comparar con los GT, pero tampoco se puede comparar un formula de 500cv con estas barquetas.
    Conducir un formula Renault de 500cv o un coche de la Superleague y también es mucho más rápido que este Norma.
    Cada categoría tiene sus normas y no se pueden comparar.

  • Autor Staff

    delarosa

    31 de diciembre de 2011 a las 16:03

    @borjal84
    Bajo mi punto de vista los fórmulas de los que hablas no tienen nada que ver. Me explico, pues no quiero parecer partidista. :D

    Ciertamente los fórmulas de los que hablas son mucho más rápidos pero también es cierto que los precios son de otra galaxia, de entre 10 a 100 veces más cara la temporada si ya hablamos de GP2. Una “vulgar” temporada de F3, que también son más lentos que estas barquetas, cuesta alrededor de 300.000€ (excluyendo la compra del coche que cuesta unos 250.000€ nuevo).

    La temporada con el Norma es de alrededor de 100.000 (adquisición del coche) + 6.000€ por carrera (incluye mecánicos, ingeniero, repuestos y otros gastos como desplazamiento y hoteles). Y ten en cuenta que el coche es competitivo varias temporadas y que se puede vender después. Una temporada de GT con un Ferrari 430 cuesta, sólo en repuestos unos 20.000€, eso sin tener golpes. Súmale el coste del coche y las cifras ya marean (a mí, que soy un pobre hombre, jeje).

    Pero la diferencia fundamental es que tú, y yo y cualquiera, puedes comprarte un Sport Prototipo como el Norma, o un Radical y correr la temporada 2012.

    Para correr la Formula Superleague o las Renault World Series necesitas acudir a un equipo que disponga de esos coches y, aparte de pagar una cantidad de dinero disparatada, ser aceptado para correr con ellos, pues preferirán a alguien con bastante experiencia en monoplazas, o al menos en karting. Logicamente, con presupuesto ilimitado, podrías correr hasta en Hispania Racing Team (aunque no sería razonable ni para un jeque árabe).

    La comparación que establezco con los GTs es debido a que estas barquetas son más rápidas, más baratas de adquirir y más baratas para correr con ellas que un GT del Open. Opciones más caras y más rápidas por supuesto que existen.

    Además, y esto yo lo veo como una pega, es que en las fórmulas de promoción te vas a encontrar con una parrilla llena de aspirantes a Fernando Alonso que no dudarán en arrollarte en la primera curva, cosa que en estas categorías, al igual que la de GT, la gente generalmente paga por su coche (no lo hace su padre o “patrocinador”) lo que hace que no tengas que sufrir la agresividad innecesaria de algunos imberbes en pista y que termines con el coche destrozado en la primera vuelta. Si tú te pagas el “capricho” de correr no es plato de buen gusto ver tu coche destrozado porque alguien no controló sus impulsos (extrapola esto a un track-day e imagina las consecuencias. En pista cada uno paga lo suyo).

    Este es mi punto de vista acerca de un producto que me ha parecido, no sólo convincente, sino que además tiene una relación velocidad/precio sin rival. Habrá opciones mejores, más rápidas, más caras, más baratas y del gusto de otras personas, pero esta -a mí- me ha convencido (de no ser así no hablaría tan bien del Norma).

    En fin, que me ha gustado el comentario, de todo este tema había pasado muy por encima porque no quería tocarlo demasiado pero el mundo de la competición da mucho de sí para hablar de él. Sigamos con el debate, seguro que no eres el único que está en desacuerdo con más puntos del artículo.

    Aprovecho para daros las gracias a todos por vuestros comentarios, la segunda parte ya está en camino.
    Sólo me queda felicitaros el año nuevo y seguir viéndonos en 2012.

    ¡Feliz año a todos!

  • Rubenn_Guerrero

    31 de diciembre de 2011 a las 18:26

    Bravisimo!! Esperando la segunda parte!! Que gran web por favor….

  • maki_21

    31 de diciembre de 2011 a las 19:00

    Igual que el dinero no da la felicidad, pero ayuda, creo que un coche por ser más rápido no tiene porque satisfacernos más en conducción deportiva, pero es un buen inicio. Y bajo mi punto de vista, un coche sólo para circuito, tiene muchas limitaciones (aunque me gustan, claro está) porque aunque en España hay bastantes circuitos, pero no siempre se tiene tiempo, o dinero, o ganas y siempre van a ser los mismos (esperemos, y no lo voy a decir muy alto, no vaya a ser que encima nos quiten alguno) sin embargo hay muchos kilómetros de carreteras interesantes en nuestra geografía con los que pasárnoslo bien sin “hacer el indio”.

    Creo que ha quedado un poco espeso, pero bueno XD.

    PD: yo también tengo nula experiencia en coches “de verdad” ¿me cogéis en 8000vueltas a ver si cambia la cosa? enhorabuena por la prueba, supongo que tiene que ser “lo más” después del curro y las ganas que le echáis.

  • Rias Altas RHF

    1 de enero de 2012 a las 09:54

    Buenas Delarosa, creo que tu ultimo comentario deberias añadirse a modo de epílogo en el articulo, pues me ha parecido mas interesante que la crónica de la prueba.

    Respecto a lo que comenta Maki21, quizás pueda presumir de haber conducido coches muy rápidos y muy caros. No puedo presumir de manos, eso que quede claro. Pero puedo decir que cada vez que cojo un “cochazo” de esos que pasan de 8000 vueltas pienso: “esto es brutal pero no hay sitio donde sacarle partido…”.
    Esta afirmación suele ir seguida de algo asi: Debería irme a un circuito con este “bicho”.
    Pero luego cuando lo pruebas en circuito ves que no hay por donde cogerlo. Un coche de calle no está hecho para circuito. Ni siquiera los más enfocados a hacer track days se lucen.

    Y es aquí cuando llega el momento en el que me planteo eso de dejarse de andar tirando el dinero en coches mas o menos deportivos (pero que no dejan de ser TURISMOS) e ir directamente a por un coche de carreras de verdad (un GT no vale, siguen siendo coches “normales”), ligero y con el que puedas divertirte en serio.

    Y para rematar, pongo esta comparativa que trucada o no, es brutal: http://www.youtube.com/watch?v=K2cNqaPSHv0

  • Josep_BP

    1 de enero de 2012 a las 13:58

    Incleible. Cada dia me sorprende mas este blog. Estoy enganchado desde hace mas de 2 años. Seguid así.

  • borjal84

    1 de enero de 2012 a las 17:24

    Está claro que los Formulas son otra cosa, yo no hablo de correr una temporada, sino de probarlos y rodar con ellos unas vueltas.
    Yo pude rodar unas vueltas en el circuito Ascari con un F1, limitado en vueltas, eso si, y es otra cosa a los GT, prototipos e incluso los modelos de Ascari.

  • Autor Staff

    delarosa

    1 de enero de 2012 a las 21:21

    @borjal84
    Pues menuda experiencia, que envidia.
    Está claro que eso tiene que ser otro nivel.

  • aleex!

    2 de enero de 2012 a las 16:49

    pero cuando pensais poner la prueba!
    Que tengo muxisimas ganas de leerla

  • Prueba Norma M20FC, bienvenido al mundo real - 8000vueltas.com

    4 de enero de 2012 a las 13:23

    [...] Se dispone a rodar el piloto que la gente de Norma Hispania ha contratado para la puesta a punto del coche: José Manuel Pérez-Aicart. No hay tiempos de referencia para este coche, ya que este es el modelo M20FC con chasis de fibra de carbono mientras que el anterior contaba con un chasis tubular como ya (comentamos en Prueba Norma M20FC, la teoría). [...]

  • Staff

    JMJ

    4 de enero de 2012 a las 14:21

    Bravo, Delarosa.

    Debe de ser otro mundo subirse a un coche diseñado y fabricado expresamente para correr.

    Es cierto que los coches de competición atraen más cuanto más se parecen a los coches de serie, pero con restricciones. Quizá el punto máximo de esta atracción se encuentre en los FIA GT porque mezcla reminiscencias con un coche de calle y la espectacularidad de las modificaciones de un coche de carreras.

    Saludos!

  • Kekis

    5 de enero de 2012 a las 18:45

    Solo puedo decir, que estoy al 100% con lo expuesto en el artículo, este tipo de vehiculos nada tiene que ver con un coche, para correr es lo mas efectivo que hay. Seguro que te lo has pasado como un enano.

  • BMW 325i, en busca de la perfección - 8000vueltas.com

    20 de febrero de 2012 a las 01:38

    [...] No es la primera vez que insistimos en ello: un coche de calle,  por muy duro que vaya, por muy deportivo que sea, lo más probable es que lo notes blando, perezoso y con poco carácter, especialmente si conduces con ruedas de calle. Que se lo pregunten a Delarosa después de probar un Norma. [...]

  • Barketero

    30 de mayo de 2012 a las 10:35

    Enhorabuena por el blog. No soy muy dado a remover éste tipo de webs, pero lo llevas muy bien. En cuanto al Norma, como ya le dije a Mr. Angel, cuando tengan una con el V8 para probar, que me avise. A lo mejor me animo.
    Un abrazo.

  • Carreras de karts amateur, una interesante escuela de conducción – 8000vueltas.com

    22 de febrero de 2013 a las 02:54

    [...] Entre todas las ideas que me habían pasado por la cabeza para 2013 no estaba, sin lugar a dudas, correr una carrera de karts de alquiler. Me gustan los coches, los coches con forma de coche, incluso los coches de competición a veces no me atraen demasiado. Para correr, muy bien, pero para absolutamente nada más: ni siquiera ser admirados. Si quieres correr no desguaces un coche: vete a un fórmula o una barqueta, irás más rápido gastándote mucho menos. [...]

Deja un comentario