Prueba Ford Mustang Bullitt, el coche que no esperas

El Ford Mustang Bullitt es un Ford. Quizá esta frase resulte evidente pero si lo ves y no conoces el modelo tendrías serias dudas. El motivo principal es que no pone Ford por ningún lado, algo realmente extraño en lo que debería ser la joya de la corona de esta marca. En los logos pone Mustang, o Bullitt, pero nunca Ford. En el interior tampoco, ni siquiera en el cuadro de mandos ves el logo del óvalo.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-2
Ford Mustang Bullitt 2019

De hecho apenas ves Mustang, todo en este coche es Bullitt. Incluyendo la placa que te recuerda que posees una edición limitada y numerada. Bueno, numerada sí, limitada -dice Ford- en el tiempo, pero sin delimitar cuanto. Tanto es así, que la producción de este coche, prevista solo durante el año 2019 ha sido prolongada para este 2020, pues el Bullitt ha sido un auténtico superventas.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-30
Edición numerada Bullitt

Recordemos que este coche fue presentado en 2018 para conmemorar el 50 aniversario del famoso Mustang GT 390 Fastback que Steve McQueen conducía por las calles de San Francisco en la ya clásica película Bullitt (que si no has visto deberías) de 1968. Vamos, que afortunadamente aún puedes comprar uno.

Mustang GT 390 protagonista de la película Bullitt

¿Qué coches «representativos» tiene Ford en el mercado ahora mismo para el amante de los deportivos de altas prestaciones? Pocas opciones encontramos, muy pocas. Tenemos los Fiesta ST, el Focus ST, que ambos han pasado por la redacción de 8000vueltas y podemos decirte que son grandes coches de diario y buenos deportivos para el disfrute, pero no dejan de ser vehículos relativamente asequibles, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista de las prestaciones y facilidad de conducción. Y por el momento tampoco tenemos las esperadas versiones RS en el mercado.

No se puede decir que en Ford no sepan hacer deportivos (Ford GT 2017)

En el otro extremo tendríamos el Ford GT, pero esto es algo anecdótico, porque solo se fabrican 250 unidades al año para todo el mundo y ¡ni siquiera lleva un V8 como el Mustang! Así que dentro de los coches accesibles, lo mejor de Ford ¿no debería lucir, orgulloso, su insignia en este coche? Debería, pero no lo ha hecho. Quizá buscando que el modelo resulte más especial. Y especial es. Mucho.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-28
Sin logos de Ford o Mustang en todo el coche

Si hablamos del diseño, el Mustang tiene ese inconfundible aspecto -y dimensiones- de coche americano: con un largo morro y un habitáculo retrasado, casi llegando a los 5 metros. En estas dimensiones podrían haber hecho sitio a 5 personas y un buen maletero pero su línea ha dictado que mejor serían 2+2 personas y un maletero contenido. No les culpamos, la estética manda, especialmente porque gran parte de los deportivos americanos han sido, durante muchísimos años, en su mayor parte estética.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-51

Bueno, estética de deportivo y un motor V8 de una cilindrada considerable. Para los americanos ese era el sumum del coche deportivo, mientras que para el cliente Europeo la percepción era que no podían presumir de mucho más porque sus prestaciones cuando había curvas de por medio dejaban bastante que desear.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-26

Con este convencimiento, basado más en tópicos y prejuicios, me sentaba al volante de este Mustang para probar, casi por primera vez, un coche americano moderno con aspiraciones deportivas. No tenía muchas expectativas pero no todos los días puedes tener un coche de prensa con un V8 y cambio manual, así que por supuesto no iba a decir que no a esta oportunidad de poner los mitos a prueba.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-18

Con sólo verlo me hago una idea de qué efecto provoca este coche en la calle: es grande, afilado, con una estética muy llamativa y una línea que no pasa desapercibida. Como comprobé durante los días siguientes, es un coche que gira cabezas a su paso; la gente le hace fotos y te saludan al pasar. Esto con un M2 o un Boxster no pasa, ni de broma. El Mustang, además de ser llamativo, digamos que «cae simpático».

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-13

El Bullitt apenas recibe un tratamiento estético respecto a su hermano el Mustang Fastback GT. Cierta cosmética en parrilla y capó, llantas específicas en 19″ y algunos detalles más que recuerdan enormemente al Bullitt de 1968. Siendo una edición especial viene hasta arriba de equipamiento y, esto ya me gusta más, declara 10cv más de potencia (460cv a 7.250 rpm en lugar de 450 a 7.000 rpm) y equipa pinzas de freno Brembo en color rojo.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-31
Pinzas Brembo en color rojo

Si queremos ir más allá podemos equiparlo con asientos Recaro (más deportivos) y suspensión regulable, aunque lo cierto es que los asientos que equipa de serie son cómodos, sujetan muy bien el cuerpo incluso yendo de curvas y la estética casa a la perfección con el diseño «retro» del coche.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-54
Asiento de serie, en opción también RECARO

Además de lo mencionado trae navegador, asientos y volante calefactados (y refrigerados en el caso de los asientos) y como ya hemos podido comprobar en los últimos Ford, una equipación tecnológica a la última, con decenas de sistemas de ayuda a la conducción. En definitiva, a igualdad de equipamiento hay unos 3.000€ de diferencia entre un Mustang GT y un Bullitt, que se anuncia desde 56.400 €.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-62

En nuestra opinión las diferencias respecto al Mustang GT son poco menos que testimoniales así que si te planteas comprar un GT bien equipado, merece la pena el Bullitt, porque es más exclusivo, más potente y más equipado, aunque solo lo puedes pedir en color negro o en este emotivo verde Highlands y, sorpresa, solo se ofrece con cambio manual de 6 velocidades.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-49
Verde Highlands

Otros pequeños cambios tienen que ver con los desarrollos de la transmisión, con una 5ª y 6ª más larga y una velocidad punta limitada electrónicamente a 263 km/h (en lugar de 250). Con dicha potencia y sin el limitador electrónico de velocidad hay constancia de unidades haciendo puntas por encima de 305 Km/h. Las cifras de aceleración no varían: 0-100 Km/h en 4,6 segundos.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-14

Pero para plantearnos la compra de este coche, lo primero es saber si merece la pena. Sin arrancarlo todavía descubro algunos detalles que me gustan: el tacto de los pedales (duro), la posición de conducción y, sobre todo, un pomo para el cambio de 6 marchas que llama mucho la atención. Blanco, liso y con el dibujo de las marchas ligeramente girado hacia el conductor. Es tan sutil que me quedé con la duda de si realmente era así o estaba torcido. De cualquier modo, me encantó el detalle.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-46
Cambio manual de 6 velocidades con SYNC (punta tacón automático)

Respecto al interior no esperaba un salpicadero así, sinceramente. Había imaginado en mi cabeza un interior espartano, con muchos plásticos y con una estética poco agraciada. Sin embargo, este interior me gusta: es moderno, acogedor y deportivo. Es cierto que a nivel materiales hay bastante plástico duro, pero eso son cosas que notas solo cuando pasas de coche a coche como hacemos nosotros y la verdad es que sin duda han dado un gran paso adelante respecto a anteriores generaciones.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-55
Buena posición de conducción y buen tacto de mandos

Antes de emprender la marcha quiero ver el corazón de este coche, de este concepto de coche: el motor. Su V8 no está adornado, ni siquiera maquillado, está muy a la vista, con todos sus accesorios y auxiliares al alcance de la mano. Casi parece que estemos viendo un coche de hace 30 años: el módulo del abs, los depósitos de líquidos, el filtro de aire cónico… todo a la vista. No es un motor especialmente bonito y está muy alejado de la tendencia de los coches europeos y japoneses, que esconden todo bajo grandes tapas de plástico (o algo de carbono si es un deportivo muy premium).

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-69
Vano motor: sin cosmética

Pulso el botón de arranque y aguanto la respiración. El propulsor cobra vida con un sonido alto, audible, visceral y que suena muy bien, como no podía ser de otra manera en un V8 de Detroit, Michigan. Lasheras ya me había dicho: «Este coche te va a gustar» algo que no sabía muy bien cómo encajar, pues no tenía -a priori- muchas (ni pocas) expectativas en un coche americano como el Mustang. Veremos qué tal.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-42
Escapes con válvula para cambiar el sonido en función del modo de conducción

En los primeros compases el coche gana puntos por minutos, pues el tacto de la caja de cambios es corto y duro. Hablando en plata, es un cambio «para hombres». La dirección es también dura pero no pesada y la suspensión me sorprende por un tarado bastante más firme de lo que me imaginaba para un GT americano. Desde luego está siendo toda una sorpresa.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-6

Por la calle, como ya os anticipé, es un espectáculo de coche. Entre el sonido claramente audible desde lejos (si seleccionamos los modos de conducción Sport o Race) y su agresivo diseño, hace que te salgan fans constantemente. Es un coche que gusta, y llama la atención. Quizá a nuestros políticos no les entusiasme tanto un V8 de 5 litros pero lo cierto es que a la gente de a pie le gustan los coches deportivos y, si son ruidosos, mejor.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-15

El coche gusta desde fuera, pero para que un coche nos guste a nosotros no vale con que sea pintón: tiene que sacarnos una sonrisa cuando llegan las curvas, así que nos fuimos a la sierra a ver con qué intención habían hecho este Mustang Bullitt.

Cuando dejamos la autovía y llegan las primeras curvas de verdad es cuando empieza el espectáculo. Bajamos dos marchas (el coche hace punta tacón de forma automática gracias al sistema SYNC) y pisamos el acelerador hasta el fondo. ¡Qué gustazo llevar un V8 de 5 litros! Es una maravilla poder acelerar y sentir la respuesta inmediata del motor, el sonido puro de un atmosférico, pero es que además, de nuevo el Mustang vuelve a sorprender.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-5

Inicialmente uno espera un motor típico americano: perezoso, con un corte de encendido en 6000 vueltas y aprovechable hasta las 5500 debido a su falta de oxígeno por su configuración de motor grande, carrera larga y válvulas pequeñas, que por otro lado es más que suficiente si tenemos en cuenta el par de locomotora que estos típicos V8 americanos desarrollan desde el ralentí.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-8

Sin embargo, nos encontramos con un motor ultra moderno, de inyección directa, 4 válvulas por cilindro y doble árbol de levas desarrollado por Ford Performance y denominado como «5.0 V8 Coyote» que hereda tecnología derivada de los coches de NASCAR y que es todo lo contrario a lo que tenías en la cabeza cuando lo arrancaste por primera vez.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-24
Detalles

Nada de cantidades ingentes de par desde 1000 vueltas, los 5 litros del V8 Coyote necesitan respirar arriba, cuanto más alto de vueltas, mejor. Un motor que se va hinchando a medida que la aguja avanza en el tacómetro y que da lo mejor de sí mismo entre 6000 y 7500 rpm, donde se sitúa el corte de encendido. Emparéjalo con una caja de cambios de desarrollos muy largos (pero que mueve con total soltura) y disfruta sintiendo cada pistonada del motor con sabor a libertad americana ¡Apoteósico!

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-43

Llegamos a la primera frenada (muy, muy rápido), y descubro que el tacto del equipo encargado de parar el coche es muy bueno. El pedal es duro y frena bien, aunque los primeros milímetros del recorrido no surten el efecto deseado. Es, tras pisar un poco más, cuando el Bullitt empieza a frenar satisfactoriamente. Un poco de «holgura» pero que no impacta demasiado en la conducción deportiva.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-32

Llegada la curva, metemos volante, la dirección es sorprendentemente precisa y comunicativa, más propia de un deportivo que de un GT de más de 1.800kg. Al principio salgo de las curvas pisando con mucha prudencia el acelerador, esperando quizá que los 5 litros de motor hagan que el coche pierda los papeles y los controles arruinen la curva, sin embargo veo que no actúan. Sigo subiendo el ritmo y, hasta que realmente no lo fuerzo, no veo que se active la lucecita de aviso. Me extraña, la verdad, así que quito los controles para ver si el coche sale igual de bien de las curvas con todo apagado.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-10

Ahí descubro que este coche tracciona muy bien y que el chasis es muy efectivo. La puesta a punto me parece realmente buena: me permite pasar las curvas con muy buena velocidad en el vértice y salir aprovechando la potencia del motor. Si trato de apurar más a la salida el coche comienza a sobrevirar pero de manera muy predecible y realmente no es necesario ir a ese ritmo para disfrutar del conjunto. También es cierto que la entrada a las curvas ha de hacerse un poco (muy poco) más lenta de lo deseable para no encontrar subviraje, pero no hay que olvidar que estamos llevando de tramo y al límite las casi 2 toneladas y 5 metros de este mastodonte que ha sido diseñado como un GT.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-59

Al volante es fácil olvidarse de estas cifras. En ningún momento pensarías que se trata de un coche tan grande y pesado, y lo cierto es que dadas las cifras de tamaño y peso es muy ágil en carretera. En ciudad es cierto que en algunos momentos es imposible no recordar sus dimensiones, como al aparcar o tratando de zigzaguear entre los coches, algo que pide en cuanto aprietas un poco el acelerador.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-48

Pero en carretera es otra historia, el Bullitt te mantiene una sonrisa constante. Frena, gira, acelera, frena, gira, acelera… Los frenos no se agotan ni cuando les buscas las cosquillas, pero es que tampoco es necesario ir arañando centésimas en cada curva: no hace falta para ir disfrutando. El sonido, el tacto del motor y la dirección, subir y bajar marchas con esta caja tan adictiva… es un coche que en Ford han hecho para disfrutar al volante. No me puede sorprender más, rompe con mis ideas preconcebidas, ¡y de qué manera!

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-17

Lo que más me sorprende es que me pregunto: «¿es un coche que podría tener?» Y la respuesta es: «Sin duda, sí». Es muy difícil encontrar algo tan divertido y rápido por este precio. Es un coche «puro»: ni turbos, ni cambios automáticos, ni conducción autónoma… es un coche que sabe a pasado pero con todas las comodidades actuales. Pantalla digital, diferentes modos de conducción, climatización y multimedia de muy buen nivel, buenos acabados… Que hay productos mejores nadie lo duda, pero no a este precio.

Plazas traseras abatibles para un 2+2

El problema es que cuando lo comparamos con coupés 2+2 de esta potencia nos encontramos con coches que prácticamente duplican su precio, como un BMW Serie 8 Coupé (desde 105.000 €), un Lexus LC (desde 120.000 €), un Mercedes E53 AMG Coupé (desde 110.000 €)…y que ni de lejos son tan divertidos. En estos tiempos de downsizing, coches de 150.000€ con motores 1.5 turbo y ridiculeces semejantes que te aíslan de la conducción y del disfrute, ¿de verdad han tenido que venir los americanos a enseñarnos como se hacen los coches deportivos?

La competencia, mejor pero al doble de precio

No es el más rápido, pero sí es muy divertido. No es el más sofisticado, pero te hace sonreír. No es el más efectivo, pero te permite CONDUCIR con los dos pies y las dos manos. ¿Acaso no va de esto cuando hablamos de coches así? Supongo que muchos estaréis pensando que esto que digo está muy bien, pero que es muy fácil poner un motor gordo con una caja «del siglo pasado» (por lo de que sea manual, obviamente) e ir gastando 20 litros a los 100. Pero hasta en eso lo han hecho bien, pues el consumo me ha parecido realmente contenido.

Cuadro digital con diferentes configuraciones

El oficial da un poco igual (con eso del WLTP no sé muy bien qué significa los 11,8 que declara) pero viajando a 150 Km/h el motor va a 2500 rpm y puedes hacer menos de 8 litros. Haciendo una escapada con 80 km de autovía a ritmo normal y 60 km de tramo más que alegres, el coche vuelve a casa marcando en el ordenador 14l/100. Algunos de los compactos deportivos que hemos probado últimamente consumen más. Me parece más que razonable y sin duda tiene que ver que las relaciones del cambio son muy largas (en tercera llega a 199 Km/h de marcador) y que tiene una sexta con un desarrollo teórico de 450 Km/h; pero igualmente se debe a que este Ford Mustang Bullitt, aparte de una estética con cierto aire retro, no tiene nada de antiguo.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-34

En el apartado de peros, alguno tiene, por supuesto. Me gustaría probar una unidad con los asientos deportivos y la suspensión regulable, seguramente la sensación al volante fuese más deportiva. Pero lo que sí haría (y esto es algo personal), sería ponerle otro escape a este coche. ¿Pero no había dicho que suena bien? Sí, es cierto, suena mucho y bien para ser un coche de 2020, pero no para llevar un V8 de 5 litros bajo el capó. Un coche así merece un escape que haga que tus vecinos te insulten cuando sales a darte una vuelta un fin de semana temprano.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-12

Si quisieras ser políticamente correcto no te habrías comprado un Mustang Bullitt. Ya que vas a vivir la vida por el lado salvaje, hazlo bien, haz un poco de ruido. Si no quieres despertar a los perritos del edificio puedes ponerle un escape conectable con válvula (como el que ya equipa) y sólo hacer ruido allá donde no molestes a nadie.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-60

No sabemos cuanto tiempo más vamos a poder conducir coches con un V8, un V10 o un V12 atmosférico, con la psicosis que hay ahora mismo es posible que estos pequeños placeres se nos priven en el futuro (espero que no). Si puedes y te cuadra un Ford Mustang entre lo que estás buscando, no dejes pasar la oportunidad de tener un Bullitt. No te arrepentirás.

Ford Mustang Bullit - 8000vueltas-9

Fotografías realizadas por Francisco Carvajal, toda la galería disponible en nuestro Flickr.

Artículos relacionados

17 comentarios en “Prueba Ford Mustang Bullitt, el coche que no esperas”

  • Roberto Merino

    9 de enero de 2020 a las 15:10

    Grandísimo artículo.

    Ni de lejos me imaginaba que este coche fuera así de bien. Efectivamente creo que todos los europeos tenemos la idea en la cabeza de que el coche americano es barato, grande, malo, tragón…a ver si la realidad es que estamos ante el Bueno, Bonito y Barato de los coches de más de 400 cv…hasta estéticamente tiene su puntito con esas llantas retro.

    De las fotos, no voy ni a comentarlo, os superáis cada día.

    Enhorabuena.

  • EDVTEC

    9 de enero de 2020 a las 15:50

    Me lo compraría ya mismo. Me encanta.

  • pabeni

    9 de enero de 2020 a las 17:36

    Lo que pasa es que los europeos tenemos muchos prejuicios y nos creemos superiores a los demás y no somos más que cuñaos. Tesla se está comiendo el mercado del coche eléctrico. Y ahora viene el bullit y gasta menos que un compacto gti europeo.

  • Jordi

    9 de enero de 2020 a las 23:24

    Buenos,

    El coche impressiona, si además va mejor de lo esperado en un coche americano, pues mejor que mejor, teniendo en cuenta el precio que tiene.

    El sonido de los últimos Mustang V8 me encanta, así que no me importaría comprar un trasto de estos para acelerar!

    Ciao

  • Abuelo

    10 de enero de 2020 a las 00:53

    Otro que se lo compraría ahora mismo leyendo vuestro artículo.
    Sois unos cabr*nes!!! Como podéis llegar tan directos a los sentidos de los amantes del motor?
    Jajajaj, impresionante coche, sin duda. Más después de lo.leido…y visto!!!

  • Staff

    Lasheras

    10 de enero de 2020 a las 10:50

    Personalmente, tras haber probado a bien a fondo el coche tanto en autovía como en puerto de montaña, no puedo estar más deacuerdo con mi colega @delarosa, no obstante me gustaría también aportar mi granito de arena a esta prueba.

    En efecto, yo también me he quedado con las ganas de probar el coche con la suspensión adaptativa, seguro que hace que el coche sea aún más polivalente, comportándose mejor tanto en tramos como en autovía, no obstante, el nivel general del coche me parece altísimo, especialmente si miramos el precio.

    En cuanto a la conducción, el coche va más cómodo llevándolo a un 95% de sus posibilidades (o a un 98%) que llevarlo al 100% o «sobreconduciendo», donde ya empieza a notarse un peso y unas suspensiones que no se encuentran tan cómodos. No obstante, el 99,9 % de los conductores jamás se acercarán ni siquiera a estas condiciones y de hacerlo, notaran que el coche se comporta más que correctamente. Especial mención a los controles, que cuando actúan lo hacen de forma tan suave que no parece que el coche esté ya en el límite.

    Respecto a los asientos y la estética general del coche, personalmente me encanta el diseño interior, aunque es cierto que hay bastante plástico, un poco más de «materiales nobles» (metal, cuero…) hubiera hecho un conjunto de 10.

    Sinceramente, un coche que todos los que lo hemos probado tendríamos en el garaje sin dudarlo, con suerte en unos años los tendremos a precios muy atractivos también para el mercado de segunda mano. Ojalá se vendan muchos.

  • Pit AMG

    10 de enero de 2020 a las 10:58

    Menuda sorpresa me habéis dado con este coche, la verdad es que ni de lejos era una opción que pudiera haber contemplado a primera vista, pero tras leer este artículo, se convierte en una alternativa real. Sin duda alguna.

    Lo que me pregunto es: ¿valoraría alguien que piensa gastar 50-60K euros en un 911 Turbo 996 o en un 997.2 Carrera S, ambos en esos precios (y con Kms y dueños a sus espaldas), la compra de esta opción, que es más rápida, muchísimo más moderna y por lo que decís, completisima a nivel general? Ojalá…

  • nachetetm

    10 de enero de 2020 a las 11:53

    No se si es un «recurso estilístico» o lo decís con total sinceridad, pero me sorprende que os sorprenda el motor. El «Coyote» lleva bastante tiempo dando mucho que hablar (y muy bien). Las versiones Shelby con cigüeñal plano suben más allá de las 8000 vueltas, suenan genial y tienen un prestigio eorme al otro lado del charco.

  • Luismi

    10 de enero de 2020 a las 14:28

    Es lo que pasa con los estereotipos, que al final puede venir alguien que hace que te la tengas que plegar. Cochazo para disfrutar en todo momento.
    Articulazo chicos. Queda muy claro lo que hace sentir al conducirse y dan ganas de ir a encargar uno ya mismo. Ya se puede encontrar de segunda mano y están al mismo precio que nuevos, aún teniendo km ya a la espalda. Sorprendente.
    Y fotones como de costumbre. Felicidades.

  • Autor Staff

    delarosa

    10 de enero de 2020 a las 15:05

    @Pit AMG

    Hay que tener en cuenta que son dos compras muy diferentes. Estás hablando de comprar un coche nuevo de 2019 con un coche con 10 años (997 Carrera S Mk2) y con un coche con 20 años (996 Turbo).

    En el primer caso estamos hablando de un coche para usar a diario durante años sin preocuparte ni por el mantenimiento pero enfrentándote a una fuerte depreciación (suavizada por su contenido precio respecto a los Porsche que mencionas). En el caso de cualquiera de los dos Porsches me parecen menos usables a diario, con un mantenimiento propio de vehículos de cierta edad (sobre todo el 996) y son coches que, nuevos, costaban 2 o 3 veces lo que cuesta este Mustang.

    Los Porsche tienen un tacto más deportivo pero el Mustang goza de todas las comodidades de un coche moderno, está mucho menos visto en nuestro país y su seguridad probablemente sea mucho mayo (además de que está menos en el ojo del huracán de las prohibiciones «ecológicas» que estamos sufriendo.

    Como respuesta corta te diría que no creo que alguien dude entre ambos modelos, pero -estética aparte- podría ser una comparativa razonable.

    @nachetetm

    No es lo mismo leerlo que probarlo, eso es lo que me ha pasado a mí ya que no había tenido oportunidad de probar ninguno, por eso me ha sorprendido. Es un grandísimo motor.

  • Deivid Torrepower

    10 de enero de 2020 a las 19:22

    Muy fan de la intervención de @pabeni «los europeos […] nos creemos superiores a los demás y no somos más que cuñaos». Razón no le falta.

    A mi me pasa que según voy cumpliendo años cada vez me gustan mas los coches yanquis. Con el ferviente odio que les tenía en mi adolescencia. Debe ser que con la edad a uno cada vez le van menos las complicaciones. O, mejor dicho, busca el mejor resultado con el esfuerzo mínimo. Tener un chasis decente y meterle un 5 litracos V8 con el que nunca te va a faltar fuerza me parece una de las soluciones mas eficientes jamás creada. ¿Qué necesidad hay de reducir dos o tres marchas, que luego tienes que engranar de nuevo, si con meter el zapato hasta el fondo tu V8 de par a raudales y una 3ª «para todo» consigues lo mismo? pues eso.

    Por no hablar del precio. Lo mismo por la mitad. Bueno vale, el pomo no puede ser de crsital de Swarovski. Quizás la iluminación interior policromática (puticlub) tampoco. Pero no se hasta qué punto entiendo, ni tan siquiera que se contemplen como opción, estos alardes en cualquier GT que se precie de serlo.

    He leído otros medios sobre este coche y parece que a todos les sorprende por lo mismo: esperan un torpe y gastón coche americano y se dan de bruces con algo plenamente capaz de hacer sombra a cualquier homónimo europeo por mucho menos precio.

    Sobre los coches europeos, creo que lo mejor es enemigo de lo bueno. Este Bullit es el claro ejemplo de ello. Chasis bien puesto a punto, el equipamiento y calidad a corde a un coche de esta talla y un motoraco sin complicaciones pero como Dios manda: 55.000 castañas. Solo. Y digo «sólo» porque no es mucho mas caro que un i30N, Focus o Megane como los que han pasado hace poco por aquí pero con el doble de caballos. Y carrocería coupé. Y todavía mas deportivo. Y… A lo que iba, cualquier rival suyo, a saber, un BMW 8, con multitud de opciones, motor turbo superdesarrollado, suspensiones afinadas a la micra con miles de horas de trabajo, con infinita lista de opcionales… pero el doble de precio.

    Lo bueno cuesta 55.000 y lo mejor 100.000. ¿Compensa pagar el doble por sólo un poco mas?

  • Indeciso

    11 de enero de 2020 a las 13:37

    Impresionante artículo, la verdad que no me esperaba las buenas críticas.
    Desde luego, tras haber leído estos párrafos, es un coche muy a tener en cuenta para comprar, cuando nunca lo había sido.
    Me parece un coche bonito, con historia, un V8 manual y bien de precio. Si además le sumas la buena acogida…
    Fotones también, pero eso no es novedad.

  • Borja

    12 de enero de 2020 a las 02:23

    8l/100km a 150km/h??? A esa velocidad no baja de 11l. El consumo de ese V8 es muy muy alto.
    Lo dice alguien que lo probó y descartó su compra por su consumo y sus incómodas plazas traseras. Y eso que en México cuesta casi la mitad que en España.

  • Trex0

    19 de enero de 2020 a las 22:58

    Los autos americanos siempre han estado para competir a cualquiera, con potencias desorbitadas, manejos menos pulidos, motores y suspensiones “arcaicos” pero fiables y de bajo mantenimiento, y siempre fue su aspecto llamativo, pero de unos años para acá mejoraron en todos los aspectos, y mucho más en el que peor les iba: calidad de marcha, materiales y diseños interiores. Ahora superan a europeos y japoneses en lo que recibes por el dinero. Hace falta que prueben un Shelby gt350, shelby son los verdaderos estandartes deportivos e Ford en especial el nuevo gt500

  • Nacho

    10 de febrero de 2020 a las 13:37

    ¿Dónde está esa carretera? Me han encantado las fotos y me gustaría mucho ir a conducir por esa zona. Gracias!

  • Nacho

    11 de febrero de 2020 a las 12:41

    @delarosa

    ¿Dónde está esa carretera? Me han encantado las fotos y me gustaría mucho ir a conducir por esa zona. Gracias!

  • Staff

    Lasheras

    14 de febrero de 2020 a las 11:54

    @Nacho, no podemos desvelarte cuál en particular, sin embargo, te diremos que todas las fotos se han hecho en la Sierra Norte de Madrid. No te será muy complicado encontrarlas si haces algo de búsqueda en Google sobre carreteras para hacer rutas por Madrid.

Deja un comentario